Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

La asunción cipaya

| 30

Luis Lacalle Pou.

Entre todas las justificaciones para no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la ceremonia de asunción del mando presidencial de Luis Lacalle Pou, la ausencia de “democracia plena” es, de lejos, la más inconsistente. Las así llamadas “democracias plenas” son una rareza en el mundo y, de acuerdo a los que elaboran esos índices, en nuestro continente solo hay dos: Uruguay y Costa Rica.

Pero no hay que ahogarse en un charquito de argumentos ridículos porque todos sabemos que esto no tiene nada que ver con un ideal de democracia. Lacalle Pou no tiene ningún inconveniente en invitar a Jair Bolsonaro, que fue presidente gracias a la prisión amañada de Lula, y que a esta altura es evidente que no tiene nada de democrático y está más bien cerca del fascismo o del nazismo, el supremacismo racial, la misoginia y la homofobia.

Tampoco tiene problema en invitar al presidente chileno Sebastián Piñera, que hace tres meses que está reprimiendo al pueblo de Chile, con decenas de muertos, miles de detenidos políticos y cientos de personas que han perdido la vista a causa del accionar de las fuerzas represivas.

Tampoco incluyó en la decisión de no invitar a su asunción al Estado Plurinacional de Bolivia, cuando es indiscutible que hubo un golpe de Estado, incluso si antes hubiese habido un fraude electoral, que además no hubo, que nadie probó, que la OEA de Luis Almagro instaló como un hecho científico para convertirse en el hazmerreír de todos los expertos electorales del mundo que han estudiado el caso.

Una dictadura, además, que en los primeros diez días ordenó dos masacres, persiguió a sus opositores y hasta violó los salvoconductos que ella misma había extendido a jerarcas del gobierno anterior. No tiene inconvenientes en invitar a Honduras, cuyo gobierno -ese sí fraudulento- mata gente en las calles, ni a Haití, que ya es algo indescriptible, amén de silenciado por los grandes medios, o El Salvador, cuyo presidente acaba  de hacer entrar al ejército al Parlamento para forzar una resolución legislativa.

No tiene problema en invitar a Ecuador, que para sostener un paquetazo del FMI instaló un estado de sitio que terminó con una decena de muertos. No tiene drama en invitar a monarquías árabes que lapidan mujeres y cuelgan opositores, sultanatos, gobierno de partido único como el Chino, y hasta reyes, para después venir a hablar de la importancia de las “democracias plenas”.

De los tres países involucrados en la decisión de Lacalle Pou, el que resulta más irritante es Cuba. No es que la decisión no sea igualmente hostil y agraviante con Nicaragua o Venezuela, dos países bloqueados, sometidos a un guerra económica, propagandística y hasta militar permanente, dirigida por Estados Unidos, pero lo de Cuba roza la indignidad y conlleva la vergüenza de la ingratitud.

Es que es imposible pensar obviar que Cuba, que es un país económicamente muy pobre, con un territorio más pequeño que Uruguay, recontrabloqueado hace 60 años, al punto de que ahora Estados Unidos impide que ingrese petróleo y gas licuado para llenar las garrafas que utilizan los cubanos para cocinar, ha sido siempre solidario con Uruguay, incluso en momentos en que las relaciones diplomáticas estaban cortadas.

No puede ignorar Lacalle Pou las donaciones cubanas de vacunas antimeningocócicas desarrolladas por el Instituto Finlay en La Habana, que permitieron parar una epidemia de meningitis B en la ciudad de Santa Lucía en Canelones durante el gobierno de Jorge Batlle. Porque hay que destacar que Jorge Batlle rompió relaciones diplomáticas con Cuba unilateralmente y, aun así, Cuba, por su compromiso con la sociedad uruguaya, envió 1.200.000 dosis para vacunar a los 600.000 niños que requerían de la vacuna.

El avión llegó con las relaciones diplomáticas rotas por decisión directa de Fidel y Uruguay las tuvo que usar igual y así se paró una epidemia de una enfermedad gravísima y muchas veces mortal en los niños, como es el púrpura fulminante. No puede ignorar Lacalle Pou que más de 500 uruguayos y uruguayas humildes y mayoritariamente del interior se recibieron de médicos en la Escuela Latinoamericana de Medicina, otras decenas se recibieron de licenciados en Educación Física e incluso algunos en carreras de Ingeniería, todos becados por Cuba sin abonar un solo peso.

No puede ignorar que en Uruguay se aplicó el programa cubano “Yo sí puedo”, para alfabetizar adultos, que se implementó la Operación Milagro, por la que 90.000 uruguayos y uruguayas recuperaron la vista gratuitamente. Los primeros cientos o miles se operaron directamente en Cuba porque todavía no se había creado el Hospital de Ojos José Martí. No puede ignorar Lacalle Pou que más de 1.000 uruguayos han recibido prótesis desarrolladas por técnicos cubanos sin que les cueste un solo peso en virtud de los convenios existentes entre los dos países, que han permitido la masificación de estos programas, que antes eran simplemente inviables por sus costos. No puede ignorar todo esto.

Cuando decide no invitar a estos tres países comete un error diplomático grosero que, como advirtió el excanciller Rodolfo Nin, va a tener consecuencias. Pero, además, en el caso cubano incurre en una ordinariez, un acto moralmente repugnante, dándole la espalda a un pequeño país que ha colaborado generosamente con Uruguay muchísimo más que otros países inmensos, infinitamente más ricos y poderosos, estos sí invitados, con mandatarios con los que Lacalle Pou seguramente le gustaría codearse, pero que jamás han movido ni un dedo ante ninguna calamidad que haya sucedido acá.

Este gesto de Lacalle Pou, ostentoso además, por innecesario, dado que ninguno de los tres mandatarios aludidos habrá concurrido directamente, es solo un acto de cipayismo vergonzoso, propio de un colonizado con una clara vocación por inclinarse ante Estados Unidos y someterse a los lineamientos del Departamento de Estado. En una sola decisión personal ya demuestra una mínima estatura histórica. Hasta ahora, en el mundo, ningún inconsistente que se jacta de fuerza ante los débiles, pero es débil ante los fuertes, ha logrado nunca el cariño popular, ni el bronce ni la gloria. La cobardía es un actitud demarcatoria e insoslayable.

(Tomado de Caras y Caretas)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Palax dijo:

    Excelente artículo.

  • elbrujo dijo:

    Olvido estimago Leandro al "superdemocratco" gobierno de Colombia que en mes ymedi tiene mas de 35 lideres sociales e indigenas asesinados, a mas de uno por dia deste año que se inicia, al parecer bin sangriento en Colombia. pero alli
    ien Asuncion tendra una silla Duque, El verdugo, que le ofrece sin miramientos, Lacayo Pou. EXCELENTE SU ARTICULO.

  • René González Carro dijo:

    Magnífico el trabajo del periodista, solo apuntar que no se puede esperar nada mejor de una persona que desde que nació su madre le puso Luis LACAYO Pou.

  • JC dijo:

    Ni falta que hace.

  • Manuel dijo:

    Lo lleva incluido en su apellido: LACAYO. Con estos personajillos no vale la pena ni calentarse la cabeza... Allá él

  • Kronos dijo:

    Enseñanza de todo esto: se puede ser bueno, pero nunca ser bobo, el mundo esta lleno de ingratos.

    • Leandro dijo:

      "Haz el bien sin mirar a quién" dice un proverbio popular. "Patria es humanidad" decía Martí. Podrán haber ingratos en este mundo, pero no creo que sean los más y tender la mano al necesitado nunca será pecar de bobo. Bobo, tonto, mentecato es el ingrato, no el bondadoso.

  • Julito dijo:

    ...Chico, no lei bien, es LaCalle o LaCayo, bueno no importa a este en 4 años el pueblo lo bota pá Lacalle, los pueblos se equivocan, pero rectifican.
    Viva Cuba Libre, Carajo !!!!

  • Jorge Luis dijo:

    Vivimos en un mundo lleno de lame botas y pen..jos que se ponen de rodillas a servirles a sus amos.

  • aapc dijo:

    Ni nos molestamos ni perdemos el sueño por no ser invitado a la asunción de Lacalle Pou. Pero esta muy bien recordarle la moral, los principios y la ética del pueblo cubano y su gobierno. Somos un país pequeño con un corazón muy grande. Y si tenemos que ayudarlo ante cualquier situación lo volveríamos a hacer. ASÍ ES LA REVOLUCIÓN CUBANA Y SU PUEBLO.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Otro más que pretende, con una acción lacayuna, dividir a los pueblos de Nuestra América. Es lógico, tiene el apellido bien puesto. Solo sirve para lacayo del imperio, lo único que no se da cuenta que a él tambien, como Roma, EUA lo paga y desprecia. Esta es la premiere de la película, detrás vendrá el acoso a nuestros médicos, la ruptura de relaciones y al final, como hizo Macri, después de destrozar el pais y vendérselo al FMI, se irá a disfrutar sus millones al extranjero. Atrás quedará el poble pueblo uruguayo, crédulo y engañado por promesas qure Lacayo Pou por supuesto, no cumplirá. Lástima de gente, sentí simpatía por ellos, siempre me gustó la canción que interpretara el grupo Moncada, que termina... !Abajo los yanquis, que viva Fidel!

    • Jose R. Oro dijo:

      Estoy completamente de acuerdo con su comentario, estimado Juan Carlos Subiaut Suárez, Si Lacalle Pou no está de lleno en el campo fascista, esta avanzando a toda velocidad para ser miembro de esa entelequia de enemigos de los pueblos. Coincido con usted, una lástima, muchos jóvenes que no conocieron la dictadura militar, las torturas y asesinatos, se han dejado convencer por promesas, que como usted correctamente afirma, quedarán en el papel. Como Macri en Argentina, serán derrotados en las próximas elecciones.

  • RGT dijo:

    Tremendo personajillo, sin haber tenido el poder en la mano siquiera un día hace ofensas a sus hermanos de América. Despreciable político, en 6 años nadie recordará quién es Lacayo Por.

  • Steve dijo:

    Ademas...su padre ya fue presidente del uruguay...en esa epoca se robaron todo!!!.. Se fugaron los capitales...una crisis terrible...
    Si bien el frente cometió el error se no educar...a mi parecer...pq es claro que perdieron en eso...no se avisora nada bueno para uruguay...ya esperan la llegada del FMI...esos buitres de los que se enamoran los fascistas modernos...

  • Carlos Manuel Balan Carballo dijo:

    La calle más temprano que tarde será expulsado para la calle.

  • Maritza dijo:

    Muy bien el análisis y mejor aún el título Qué esperar de un cipayo? Nada dferente

  • Flora dijo:

    La calle pou es un cipayo burgués y subordinado a EEUU y demás regímenes antidemocraticos de América latina q se coma su asunción a cuba no le interesa ni la ofende con esa invitación.se le ve en su cara q es burgueson e imperialista por encima de su trajecito de último corte y moda se ve sus entrañas de desprecio hacia los más desposeídos y mi criterio es q es pueblo pobre no se equivocó en sus votos si no q hubo algo más q eso ....... la historia futura lo dirá y surgirán pronto nuevas protestas como en otros países.

  • El hijo de Tita dijo:

    Que se puede esperare de un LACAYO, el colmo de la ingratitud. Muy buen artículo.

  • Omar Gómez. Barquin dijo:

    La democracia plena de La calle es una total farsa. El mundo está lleno de cipayos y lacayos. Me preocupan los miles de cubanos que emigraron ese país en los gobiernos del Frente Amplio.

  • Ramber dijo:

    Cobardes lamebotas. La historia se hará cargos de traidores a sus pueblos como este personajillo

  • hpp dijo:

    Hay un problema,el pueblo lo llevo al poder .Siempre es la misma historia despues salen a las calles a protestar

    • Elsa Lanterna dijo:

      Que el pueblo eligio.ud sabe muy bien que si no se rejuntaran jamas Lacalle Pou jamas hubiese ganado 28% de los votos eso fue lo que consigio.vergueza deberia de tener y no poner esa cara de triufadorfue para sacar al fa y no por el pueblo.veremos como se llevan es estos 5 años

  • Osvaldon dijo:

    Nada más cierto!!

  • Olallo dijo:

    Un lacayo, un vasallo y un cipayo. Nuestro compromiso y colaboración es con el pueblo uruguayo, de nada tenemos que arrepentirnos. Nosotros somos pobres, pero mantenemos nuestra dignidad y orgullo latinoamericano.
    "De américa somos hijos y a ella nos debemos"
    Buen artículo, gracias.

  • miriamm dijo:

    Muy buen artículo. Ni falta que hace su invitación, así no parte de la coronación de un virus.

  • GURRY dijo:

    UN ARTICULO MUY BUENO Y SERIO.
    SERIA BUENO ,Q. ESTE TRABAJO SEA PUBLICADO EN CUALQUIER PERIODICO DE ESE PAIS .PARA Q. EL PUEBLO URUGUAYO LO TENGA EN CUENTA .UN PUEBLO MUY SOLIDARIO,ESE PUEBLO ESTOY SEGURO Q. ESTARIA DE ACUERDO DE Q. CUBA FUERA INVITADA.
    BUENO, Q. LACAYO DE TRUMP LE SIGA LAMIENDO LAS BOTAS,,LACAYO Y BABOSO.

  • yamir dijo:

    magnífico artículo. la bondad de la revolución cubana es enorme, y la mezquindad del nuevo gobierno de uruguay es también enorme.

  • jimaguayu dijo:

    Podemos hablar mucho de este individuo,y que se puede decir del pueblo Uruguayo o una parte importante de ese pueblo,que voto por el,como esta dividida la poblacion,hay mas ricos que pobres,es por eso el resultado en las urnas,se olvidaron de la dictadura yo creo que si,es un logro de al Sociedad de consumo que los pueblos olviden su historia,para poder llenarlos de vanalidades,quieren un capitalismo suave ,moderado,con ciertos veneficios y no dejar de soñar que un dia tendran mucho dinero,hay pobres que votaron por ese individuo,gracias a esos analfabetos funcionales logro el triunfo,eso esta pasando en toda America Latina.

  • Zarza dijo:

    Gracias hermano, lo q hacemos por cualquier ciudadano humilde y vilipendiado del mundo, no es para sacarselo en cara nadie.
    El nuevo J´del estado de Uruguay ha tomado una decision incoherente, ese mismo "pueblo" y correligionarios q lo llevaron al poder ya se encargaran de el y pasarle la cuentano tenemos duda alguna, porq en realidad con esta accion define por las claras de q lado esta, nunca para resolver y ayudar como Pdte de la Republica Otal del Uruguay a los verdaderos representantes del pueblo Uruguayo, sino a las clases ricas y mas pudientes del Uruguay y se alinea con la politica ideologica y economica actual del imperio yanki, America para los estadounidenses, q promueve eactual inquilino y mentiroso mayor del planeta D. Trump, trata de aislar a los q hoy en dia enarbolan las banderas del decoro y la dignidad en el continente, los pueblos de Nicaragua, Venezuela y nuestro caiman CUBA.
    Pero descuida hermano q el alba nuevamente llegara para todos, y ellos pasaran a donde siempre deben estar en el basurero de la historia.

  • informada dijo:

    Gracias al periodista por tan objetivo análisis, propio de ese blog. En cuanto al personaje....otra rata de cloaca, maquillada, pero babeante...Disfruté mucho los comentarios de foristas en la página original (pinchen Caras y Caretas)...Sencillamente lo retratan...con esa pose no va a confundir a nadie....pobrecitos los uruguayos! Les dejo con una de estas opiniones:
    Verguenza total!!
    Cual sera el castigo para este crimen politico, cometido por un idiota, eternamente «colocado»?

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leandro Grille

Leandro Grille

Cubano-uruguayo residente en Argentina. Periodista de Caras y Caretas.

Vea también