Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

A diez años del terremoto de Haití, el cólera: Superado, pero no olvidado

| 3 |

Haití tras el terremoto del 12 de enero de 2010. Foto: Archivo

A las 16:53:09 hora local del martes 12 de enero, cuando  la tierra de esta nación se sacudió en un terremoto de siete grados en la escala de Richter que devastó el oeste del país, principalmente la capital, Puerto Príncipe, comenzaría para Haití una batalla sin par.

No solo para poder enterrar sus muertos, que solo veintiún días después superaban los 200 mil sin contar los cientos de víctimas que permanecían todavía atrapadas bajo los escombros ni a las que los familiares habían dado sepultura del modo que encontraron en medio del desastre.

Devastador terremoto en Haití; miles las víctimas (+ Fotos y Video)

Porque de la mano de la debacle del sismo, llegaba un enemigo no menos mortal: el cólera. A las 316 mil personas que fallecieron a causa del terremoto, las 350 mil que quedaron heridas, y los más de 1,5 millones de personas que perdieron su hogar, Haití sumaría, con el brote de cólera que comenzó en octubre del propio año 2010, alrededor de 820 mil casos y unas 9 792 muertes por esta enfermedad. Podría decirse que en ese año el país caribeño vivió una de las catástrofes humanitarias más graves de la historia.

Hacer del cólera un recuerdo del pasado

Una década ha pasado desde entonces y “gracias al arduo trabajo que han realizado el gobierno y el pueblo de Haití, en asociación con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otros organismos, no se ha registrado ningún caso confirmado de cólera desde fines de enero del 2019”.

“Ahora que el país está a punto de cumplir un año sin cólera, la enfermedad puede haber desaparecido, pero ciertamente no ha pasado al olvido. Este es el momento de actuar para garantizar que el cólera en Haití siga siendo un recuerdo lejano”, expresó en un comunicado este 12 de enero la Doctora Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La directora de la OPS recordó que el cólera es una enfermedad de la inequidad, puesto que los casos y las muertes se concentran de manera desproporcionada entre las personas más pobres y vulnerables, que no tienen acceso a servicios de agua potable y saneamiento. “Mientras persistan enfermedades como el cólera, claramente no lograremos la meta de la salud universal ni avanzaremos en el eje central de la Agenda para el Desarrollo Sostenible de que nadie se quede atrás”, dijo.

Médico cubano trata a unos pacientes afectados de cólera en un hospital de L'Estere, Haití.- Foto: REUTERS

Enfatizó Etienne en que la muerte por cólera se puede prevenir con las herramientas que tenemos hoy día. “Se han establecido centros de atención primaria de salud en todo Haití con personal capacitado que puede tratar los casos y salvar vidas por medio de la rehidratación y la atención adecuadas. También mecanismos de vigilancia para detectar y responder a posibles brotes. Además, hay una vacuna disponible, y la OPS/OMS puede movilizar lotes de la reserva mundial”, explicó en el comunicado.

Sin embargo, para garantizar que el cólera siga siendo un recuerdo lejano, debemos acelerar la inversión en los servicios de agua potable y saneamiento adecuado, destacó la directora de OPS.

Lo cierto es que a pesar del progreso alcanzado, Haití sigue estando rezagado con respecto al resto de América Latina y el Caribe en este sentido: Más de un tercio de la población (35%) carece de servicios básicos de agua potable y dos tercios (65%) tienen servicios de saneamiento limitados o inexistentes.

Haití luego del terremoto de 2010. Foto: Archivo.

“Estas cifras se encuentran muy por debajo de los promedios regionales de 3% y 13%, respectivamente. Además, implican que, aunque el cólera por ahora esté bajo control, debemos responder colectivamente y permanecer alertas y listos para mantener esta situación y verificar su eliminación”, dijo Etienne.

“Hemos llegado a este punto gracias a los enormes avances alcanzados, pero el proceso de documentar y verificar la eliminación requiere al menos dos años más. Debemos continuar nuestra labor con Haití, y con otros organismos y asociados, para asegurarnos de que estos esfuerzos concertados se traduzcan en salud y bienestar para todos a largo plazo”, reiteró la directora de OPS.

Médicos cubanos en Haití: una historia de más de dos décadas

Doctora cubana en Haití. Foto: Roberto Suárez/Juventud Rebelde.

Si hay un país que ha tenido a Cuba, desde hace mucho, es Haití. Justo en el año 1998, ante el desastre que produjo el huracán “George” en esta nación, el gobierno cubano ofreció de inmediato ayuda humanitaria. El primer contingente de 100 médicos cubanos fue enviado el 4 de diciembre de 1998.

Solo cinco meses más tarde, Cuba abría las puertas de la Escuela Latinoamericana de Medicina, también para jóvenes de este país, cuyo primer grupo de becarios estuvo conformado por 132 estudiantes.

Este gesto se complementó luego con la inauguración de la Facultad de Ciencias Médicas de Haití el 10 de noviembre de 2001, un hecho solidario que incluyó programas de estudios avanzados, para dicha formación, así como un grupo de profesores cubanos.

Abril del año 2005 marcaría el inicio del Programa de Operación Milagro en Haití. El 4 de septiembre de este año viajaron a la Mayor de las Antillas los primeros pacientes haitianos para recibir tratamiento. Se crearon tres posiciones quirúrgicas: la primera de ellas en Gonaïves, departamento Artibonite (HCRQ Raboteaux), otra en el HCRQ de la Renaissance en Puerto Príncipe y otra itinerante, que dio servicios en varios departamentos.

Operación Milagro en Haití. Foto: IPS

Cuando el 12 de enero de 2010 el terremoto destruía buena parte del país, los 331 colaboradores cubanos de la salud que ya estaban en esta tierra, se mantuvieron prestando asistencia médica y 81 de ellos lo hicieron desde las primeras horas que siguieron al desastre.

Médicos cubanos en Haití, lidiando con la desperación y el caos (+ Video)

A este grupo de colaboradores se les unió, solo 22 horas después del sismo, la avanzada de la Brigada “Henry Reeve”, Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias. Todos ellos fueron protagonistas en esta doble batalla: el desastre y el cólera.

Una mujer con su hijita en uno de los centros de salud atendidos por médicos cubanos en Haití para atender a los enfermos. Foto: Archivo.

“Fue el 15 de octubre de 2010 cuando se reportaron los primeros casos sospechosos de cólera. La coordinación de la brigada médica reportó la situación al Ministerio de Salud Pública y Población de Haití y Cuba. De inmediato se habilitaron 67 unidades de salud para la atención a los casos de cólera, 44 unidades de tratamiento del cólera (UTC) y 23 centros de tratamiento del cólera (CTC), se formaron 50 grupos de pesquisa activa para la búsqueda de casos con cólera”, reseña el sitio web de la brigada médica cubana en esta nación.

Brigada Médica cubana Henry Reeve reduce casos de cólera y paludismo en Haití

La ayuda, en una tierra que  parecería destinada a los desastres, no cesó. El 8 de octubre de 2016 llegaría un contingente de 38 colaboradores cubanos pertenecientes a la Brigada “Henry Reeve”, para brindar atención médica luego del paso del devastador Huracán Matthew. Allí estuvieron dos meses y 9 días y regresaron a Cuba solo después de haber contenido el cólera y haber salvado cientos de vidas en la zona sur del país.

Elogia la ONU labor de médicos cubanos contra el cólera en Haití

De acuerdo con el sitio, actualmente existen un total de 549 cooperantes, distribuidos por los 10 departamentos del país caribeño. Desde el año 1998 hasta el 31 de marzo de 2019, los médicos cubanos habían atendido 30 millones 934 mil 793 haitianos, de los cuales 12 millones 349 mil 696 fueron vistos en el terreno.

Médico cubano en Haití. Foto: Roberto Suárez/Juventud Rebelde.

Los principales indicadores asistenciales dan cuenta en este periodo de 594 mil 716 intervenciones quirúrgicas, de las cuales 206 mil 101 fueron de cirugía mayor. Se han realizado o asistido a 180 mil 956 partos, de ellos 18 mil 598 por cesáreas y se le ha devuelto o mejorado la visión a 72 mil 237 pacientes a través del programa de la Operación Milagro.

Veinte años de solidaridad con Haití

Nuestros médicos han salvado más de 321 mil 830 vidas haitianas, miles del cólera y muchas más de la epidemia de carecer de un servicio esencial como es la salud.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alexander Vargas Ricardo dijo:

    Angeles que combaten el dolor ,las enfermedades en condiciones extremas en las que otros profecionales del mundo no acuden.son ejemplo de solidaridad ,altruismo,sencibilidad humana,eso caracteriza a nuestros galenos.Basta mencionar Haiti,pakistan ,El Congo y comprenderas lo que son nuestros medicos,medicos del alma,profecionales de alta categoria.felicidades hermanos ,llegue el reconocimiento de todo un pueblo y el mundo que los admira y respeta.

  • neo dijo:

    El pueblo haitiano siempre está muy agradecido por cuba en las calles expresan que para ellos primero Dios y luego los cubanos. La brigada médica cubana en Haití tiene un alto nivel de organización y siempre están en los lugares más difíciles.

  • Antonio Rafael dijo:

    Al pueblo haitiano y a la Colaboración Cubana dedico estas memorias.

    Cubano soy.
    Soy del punto cubano.
    De la raza de mis negros.
    Del Ashe de mis hermanos.
    A esta tierra de historias,
    arribé con el deber,
    de seguir siendo cubano.
    De cumplir y de vencer.
    Tierra de religiones,
    de magias, de caridad.
    Una tierra de hijos puros
    Fruto de esta humanidad.
    Guiadopor las ideas,
    Por el amor a ayudar
    Por la fuerza de las almas
    Siempre pude yo triunfar.
    Arribe a puerto seguro
    al acabar mi misión.
    Siempre firme, honesto y puro.
    Hijo de esta nación.
    Agradezco a mi madre Cuba.
    A quienes confiaron en mí.
    A FIDEL, RAUL. A la Vida.
    Que un milagro hizo en mí.

    Lic. Antonio Rafael Pavón Escalona

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lisandra Fariñas Acosta

Lisandra Fariñas Acosta

Periodista de Cubadebate. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2011). Trabajó en el Periódico Granma (2011-2019). En Twitter: @LisyFA

Vea también