Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Resumen del Festival de Cine este fin de semana: “Red Avispa” y “Agosto” (+ Cartelera)

| 7 |

Ya se han estrenado varios filmes y las filas este sábado y domingo para ver Red Avispa en el Yara doblaban 23 y M. Foto: Póster Red Avispa.

Desde el jueves pasado se respira en La Habana otro ambiente. El 41 del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano está en los cines de la capital y los cubanos lo saben. Ya se han estrenado varios filmes y las filas este sábado y domingo para ver Red Avispa en el Yara doblaban 23 y M. Sobre esta y la película cubana, Agosto, les hablamos a continuación.

  • Descargue diario 9 del Festival con cartelera aquí

La Red Avispa: Los soldados resistieron

La Red Avispa no es la película de Los Cinco. Tampoco es un filme cubano ( Francia, Brasil, España y Bélgica ) aunque la historia sea sobre cubanos infiltrados en la red de organizaciones terroristas del gobierno de los Estados Unidos para acabar con la Isla.

Tuve su premier este sábado, en el cine Yara, dentro de las actividades del Festival de Cine de La Habana. Hay que decirlo, fue y es una película perseguida por el público.

Inspirada en el libro Los últimos soldados de la guerra fría (Fernado Morais), el director del filme, Olivier Assayas, usando como hilo conductor el personaje del piloto René Gonzalez- interpretado de manera acertada por Edgar Ramírez-, más allá de los rasgos físicos que pudieran alejarnos un poco del René real, nos cuenta detalladamente cómo varios desertores cubanos fueron emigrando hacia Miami con la misión de iniciar una red de espionaje que pusieran en descubierto atentados violentos y terroristas promovidos por Luis Posada Carriles y otras organizaciones que respondían a los intereses de la mafia anticubana.

Vayamos por parte. La Red Avispa no nos cuenta toda la historia. Se concentra más en los antecedentes, y deja sobre el tapiz las consecuencias del hecho, y uno se queda con ganas de ver qué paso tras la injusta condena y el encarcelamiento de los agentes, cómo lo sufrieron, cómo lo enfrentaron, cómo lo manipularon; todo eso queda pendiente.

Eso sí, Wasp Network, acierta en el sentido dramático y cronológico de cómo sucedieron los hechos. Nos desmenuza, cómo fueron llegando cada uno de los desertores, cuáles eran sus objetivos, que posiciones ocuparían al arribar al vecino del Norte. Pero, por momentos, llegan a ser innecesarias las explicaciones, sobre todo para un público que conoce de lo que se habla.

Tiene también un elenco actoral con sobrado potencial y una sólida carrera en el cine. La exitosa Penélope Cruz- a mi entender la mejor actuación del filme- con la intepretación de Olga Salanueva, esposa de René;  Edgar Ramírez, Gael García Bernal, encarnando a Gerardo, Wagner Moura, con el personaje de Juan Pablo Roque y su esposa, asumida por Ana de Armas.

La Red Avispa deja abierta la convocatoria para que desde Cuba se cuente, con otros punto de vista, la historia de los Cinco. Foto: Fotograma Red Avispa.

Otro valor del largometraje es la reconstrucción de los atentados terroristas en instalaciones turísticas, que convence por su verosimilitud, además de que pone en juicio los rostros más conocidos del exilio contrarevolucionario.

La película, como el libro, deja claro, quiénes son los agredidos y quiénes son los agresores, a pesar de que un incio la personaje de René se “manipule” y se presente como un oportunista al servicio de los Estados Unidos. Pero esta tesis, en el desarrollo del filme, se va desmontando.

Con un carácter documental, y como apoyo al discurso que defiende el largo de 123 minutos, aparecen breven intervenciones de los presidentes en aquel entonces de Cuba y Estados Unidos: Fidel Castro y Clinton, los que a consideración de muchos críticos, tienden a politizar el filme.

Su director supo, desde su intención, que era necesario recurrir a estas palabras, Assayas es efectivo cuando se mezcla política y arte, aunque esto sea tema de viejos debates.

Esta propuesta reveladora, motivo de comentarios por cineastas y público, sigue siendo una de los buenas opciones para ver en este Festival de Cine de La Habana.

La Red Avispa deja abierta la convocatoria para que desde Cuba se cuente, con otros puntos de vista, la historia de los Cinco, que fue, sin duda, una batalla difícil y resistente, un batalla del pueblo. Y eso merece, necesariamente, ser contado.

Aquel Agosto del ’94

El realizador cubano Armando Capó Ramos llega al Festival de Cine de La Habana con su primer largometraje Agosto, el cual concursa en la categoría de Opera Prima. Foto: Fotograma Agosto.

Una Gibara vieja, ausente, detenida en el tiempo. Adolescentes que se descubren entre sí, que comparten sus miedos y dolores, sus alegrías y penas, sus misterios. El polvo y lo viejo de un lugar que por momentos es poético, pero llega a ser, a instantes, perturbador.

La gente que se va, la gente que no se despide. El padre que deja a su hijo. Las ruinas, las balsas, la incertidumbre. Los abrazos que Carlos no le dio a su amiga. Es agosto del ‘94. Cuba sufre, resiste. Las consignas, un malecón desnudo.

El realizador cubano Armando Capó Ramos llega al Festival de Cine de La Habana con su primer largometraje Agosto, el cual concursa en la categoría de Opera Prima. Después de una sólida carrera en el documental, se arriesga con esta propuesta, que tiene impregnada las vivencias y desvelos del cineasta en su pueblo natal Gibara.

El cine, y el audiovisual en sentido general, se han encargado de contarnos la historia de lo que fue y representó para Cuba la Crisis de los Balseros, el Periodo Especial, los años ´90. Unos más certeros que otros, claro está. Volver sobre el tema de emigración de los cubanos hacia los Estados Unidos, y sobre esa época de carencias, es todo un reto si se quiere brindar una perspectiva novedosa.

Capó, puede decirse, lo logra con una sensiblidad particular. Carlos (Damián González), su protagonista, ayuda a que Agosto sea una propuesta que te responda muchas cosas, pero, a la misma vez,  te deje preguntas, y eso, junto al cuidado trabajo fotográfico y lo simbólico del guion, constituyen algunos aciertos del filme.

“Cuando uno mira para atrás no está tan seguro de cómo surge la idea, porque es algo que se va asentando con el paso del tiempo. Yo salía de mi casa, en agosto del 94, tenía 14 años, eran vacaciones. Como dice Glenda, una de las jóvenes actrices, ´me aprobaron en la Escuela de Arte´, y tenía que irme a vivir a Holguín. Era el fin del cuidado de la familia. Irte a estudiar en medio de todas las condiciones del ´94 a otra ciudad fue duro, significa asumir una cierta independecncia que hasta ese momento tus padres te han protegido.

Ocurre la Crisis de los Balseros. Cerca de mi casa hay una playita. Me acuerdo de las balsas que pasaban por el pueblo y seguían para Caletones, que era la playa donde era más sencillo salir porque llegabas más fácil a la corriente.  Esas despedidas eran muy intensas porque después  empezabas a oler, a entender la cercanía de la muerte, la intensidad de los emociones. Eran cosas de las que uno no está consciente exactamente y con 14 años menos”, cuenta el realizador.

Agosto tiene mucho de Armando y de miles de cubanos que sufrieron y vivieron aquella época: “Pensé que iba a ser pintor, lo que estudié fue eso en la Escuela de Arte en Holguín, pero al final terminé haciendo cine, y siempre fue un tema en el que se unía a los dos cosas. No solamente  por lo que representa como hecho traumático para el país, sino por el periodo de cambio que uno tiene en la vida. El guionista es de Guanabo, Abel Arcos,  y había vivido cosas parecidas, desde ahí surgió la idea y fue creciendo”.

Trabajar con niños casi siempre es un ejercicio de aprendizaje, aunque para muchos represente un gran reto. Sobre ello narra el cineasta: “Lo más sencillo fue el trabajo con los actores, en el hecho de que los niños son absolutamente transparentes y como ves no son tan niños, sino adolescentes. Desde el mismo momento en que logras establecer un vínculo y hay una amistad y un compromiso, resulta absolutamente fácil y entonces tú dejas de sentirlo como una dificultad.

También, cuando tienes un proceso de casting tan largo,  ya vas conociendo cuáles son sus puntos fuertes, cómo apretar tal lugar, en qué se parecen a los personajes, el casting de alguna forma te ayuda a eso. Entonces desde todo ese proceso, ya tienes una idea de qué parte sacar de ellos. En el caso Damián, el personaje se parece mucho a él”.

Difícil para esta cinta cubana, en coproducción con Costa Rica y Francia, fue el tiempo. “Una película que para financiarla empieza en el 2011, terminas grabándola en el ´17 y se estrena en el 2019, te habla de lo complicado que es cuando no hay un fondo nuestro país al cual puedas acudir. Si no tienes dinero desde Cuba es muy difícil armar una coproducción. Lo más complicado termina siendo todos esos tiempos en los cuales te toca ir de un fondo a otro, reuniendo pequeños apoyos e ir creciendo de esa manera.

Aunque Agosto se recrea en Gibara, la locaciones reales donde se grabaron fueron en Santa Fe y Cojímar. “Por problemas logísticos no pudimos ir a Gibara, fue duro, como tan duro son todas las películas, es decir tuvimos más de veinte llamadas. Hay que agradecerle mucho a la gente de Cojímar y Santa Fe, los que al final fueron parte de la peli, desde ser extras, figurantes, prestarnos sus casas”.

Gracias a la compañía distribuidora m-appeal, esta propuesta ha viajado Toronto, San Sebastián, y por Festivales como Chicago, San Louis y otros.

“La experiencia con el público es maravillosa. La gente te suele preguntar mucho por Cuba, el público se conecta con la parte humana de la peli y nos va muy bien, en ese sentido”.

Ahora llega a los cines del circuito de 23 dentro de esta fiesta cinematográfica:

“El Festival de Cine de La Habana, es el festival natural de la peli, el público para el cual tú siempre has soñado, de esa gente que hace colas en lo cine, a pesar de lo que sea, para ver películas. Es el público que te importa, son tus amigos, tus vecinos, son los que hablan con tus padres y nada es más importante que eso, porque es tu público natural, como es nuestro interés de que la película se vea en Cuba, porque si no es para ello, después, para quién”, confiesa Armando.

Capó es un defensor del cine de autor, sobre cómo ve este panorama en la Isla refleja: “Lamentamentablemente una de las cuestiones que siempre sucede es que cuesta mucho trabajo hacer más dos o otres películas en Cuba. Echo mucho de menos a directores como Carlos Quintela, Patricia Ramos, Heidi Hassan, Pavel Giroud, y cuando digo esto es porque no están acá ahora y creo tienen una obra muy interesante que no han logrado en Cuba la ocasión propicia para seguir produciendo.

“Es interesante lo que pasa con la relación al cine independiente, al Registro del Creador. Para mí, lo importante es que haya producción, pero para eso tiene que haber un fondo. Debe existir la diversidad, el cine de autor, pero también el cine de público, aunque para mí, es cine en sentido general,  el cine cubano es todo y todas estas propuestas tienes que seguir creciendo y verse.

Yo creo que hay recuperar la distribución en Cuba y  lograr no que la gente vaya a la sala, sino entender cómo la sala tiene que retribuir el dinero al fondo y tiene que ser un mecanismo para que permita seguir financiéndose”.

Después de Agosto, ya trabaja en El regresado, un proyecto de largometraje de ficción que produce Rosa María Rodríguez. “Estoy intentando convencer a directores cubanos que nunca hayan hecho un largo, a colaborar juntos,  pero eso es una cosa que va más lento”. Por lo pronto tiene tiempo de ir al cine,  viajar al verano del '94 y disfrutar de esta propuesta que en 82 minutos logra decir más allá de las acciones de sus personajes, de su puesta en pantalla.

Sí, “el cine tiene que servirte para algo, porque si no, para qué lo estás haciendo. Uno habla de lo que sabe, de lo que mueve, de lo que llega”, apunta Armando Capó y nos queda más que claro.

En video, trailer de Agosto

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ORL dijo:

    No entiendo que quieren decir con La Red Avispa no es la película de Los Cinco, pero luego se habla de de Olga Salanueva, esposa de René; y de Gerardo. Quieren decir que no interpretan a los cinco, es decir solo a dos de ellos??
    Saludos

  • Catalina dijo:

    No he visto la película, pero sí leí el comentario, como siempre, tan acertado de Rolando Pérez Betancourt y todo parece indicar mucha palidez en torno a los verdaderos hechos.Qué lástima, de todas formas es un regalo para los cinco, y para Cuba, amén de la embestida de la lacra miamense en contra de ésta.

  • m&m dijo:

    pues, Alberto, que se haga la segunda parte, de la detencion o juicio a la liberacion
    o l apelicula fuera de 3 horas

  • Samuel Castillo Menéndez dijo:

    Me ha gustado mucho el festival de cine. La mejor película para mi fue Red de Avispas ya que fue basada en hechos reales. Casi todos en el cine nos reímos cuando vimos a el actor de Tras la Huella
    (ahora no recuerdo su nombre) haciendo el papel de un gran contrarevolucionario ya que siempre es un revolucionario en la serie policiaca. Muchas felicitaciones a todos los colaboradores que hicieron realidad este filme y este festival.

  • LGR dijo:

    Muy interesante este festival aunque considero que en la television deberian proyectar mas de estos filmes del festival.

  • Andrews dijo:

    La pelicula "Red Avispa" si es buena, no es un "tabaco" historico, es una obra de ficcion comercializable, algo importantisimo en estos tiempos para llegar a las masas mundiales, no es solo para el publico cubano, sino que busca dar a conocer sucesos historicos de forma entretenida. Aquellos verdaderamente interesados buscaran mas informacion otros simplemente recoradaran lo esencial en un mundo donde se realizan mas de 100 mil peliculas anualmente. Hoy la verdad pasa por muchos canales de comunicaion para que perdure en el tiempo y las generaciones. Ya es un exito.

  • informada dijo:

    ORL: esta no es la película de los 5 porque no cuenta toda la historia, algo realmente difícil por su extensión y tantas personas involucradas; solo una parte de ella, sobre lo escrito en el libro Los últimos soldados de la guerra fría, de Fernando Morais. Existe otro libro: Lo que hay del otro lado del mar: La verdadera historia de los cinco cubanos, del canadiense Stephen Kimber, en mi opinión, más completo y del que creo se está intentando hacer una serie.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jorge Suñol Robles

Jorge Suñol Robles

Gestor de Redes Sociales en Cubadebate. Licenciado en Periodismo de la Universidad de Holguín en 2018. Contacto: jorge@cubadebate.cu En twitter: @jsrobles94

Vea también