Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

El regalo de los dragones celestiales (+ Fotos)

| 8 |

Las casi dos mil islas de origen kárstico de la bahía de Ha Long son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/ Cubadebate.

En la costa norte de Vietnam, exactamente en el Golfo de Tonkin, descubrimos uno de los parajes naturales más impresionantes  del planeta. Ni la fina neblina que circundaba esa mañana, ni la timidez del sol, impidió apreciar el conjunto de islotes emergentes de piedras calizas sobre las aguas de la conocida Bahía de Ha Long (o Halong).

Solo unos minutos bastaron para adentrarnos en el corazón del laberinto de piedras, a bordo de la pequeña barcaza. El agua azul turquesa era el reflejo de las diminutas colinas a veces tupidas por una frondosa vegetación.

La ensenada catalogada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco está integrada por casi dos mil islas de origen kárstico, la cuales se diseminan por mil 500 hectáreas de una belleza que trasciende lo mitológico.

Una de las diversas leyendas sobre el origen de este lugar reza que fue creado por la acción de un dragón que, con su poder divino, hizo surgir las numerosas ínsulas que conforman la bahía, con el fin de poder defender la antigua costa vietnamita de los invasores que atacaban en barco desde el mar. Argumento que justificaría el nombre de la bahía, que se traduce como Bahía del Dragón Descendente.

Mitología e historia siempre han ido de la mano en este singular entorno, nos dicen animados los guías de esta travesía que por conocida para ellos no deja de impresionarlos.

A tres horas y media en coche de Hanoi, capital del país, Ha Long ha sido elegida la primera de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo contemporáneo. Convertido en un consolidado reclamo turístico, en la actualidad existen diferentes navieras que recorren los puntos de mayor interés del archipiélago.

En el epicentro del conjunto patrimonial se encuentra Sung Sot, la cueva de las sorpresas. Considerada el corazón de Ha Long, esta gruta fue descubierta en 1901 por dos investigadores franceses y habilitada a mediados de los años 90 para su visita.

Su interior es todo un ejemplo de cómo la erosión se convierte en un caprichoso cincel que esculpe la naturaleza, dando como resultado ese onírico universo donde es fácil imaginarse a los dragones enviados por Jade para aniquilar la flota china. También la secundan historias de amor y curiosas piruetas al azar.

Desde la gruta hay un fantástico mirador donde se contempla la estampa más famosa de la bahía: numerosos juncos chinos fondeando al refugio de pequeños islotes bajo un cielo de caprichosos cúmulos originados por la humedad y el calor de la bahía.

En fotos, este paraje natural

El beso del gallo y la gallina. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

El modo más práctico para moverse a través de este maravilloso laberinto de piedra y agua es a bordo de uno de los muchos barcos que surcan la bahía. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

En el centro geográfico del conjunto patrimonial se encuentra Sung Sot, la cueva de las sorpresas. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Al interior de uno de los sistemas cavernarios de la bahía. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Durante la travesía en barco se pueden divisar y visitar algunas de las cerca de 700 islas que componen la parte central de la bahía. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Muchas de estas islas no están habitadas y en ellas se puede disfrutar de paisajes de vegetación natural que poco o nada han cambiado con el paso de los años. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Es, simplemente, un ecosistema único con una gran biodiversidad. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Para conocer esta maravilla natural la mejor opción es navegar entre sus islas e islotes en las embarcaciones típicas de la zona, que mantienen la esencia de los barcos de la antigua Indochina que en otra época surcaban las tranquilas aguas de esta parte del Mar de China. Foto: Oscar Figueredo Reinaldo/Cubadebate.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose Luis Mejias Llorca dijo:

    Estuve en ese lugar en el año 1985 es impresionante la bahia y sus paisajes son sin igual les comentamos en aquel tiempo que si se cogia como turismo iba a dar que hablar y aqui esta coservada igual. Felicidades al heroico pueblo Vietnamita

  • dcb dijo:

    En la caverna de Sung Tot, o caverna de las sorpresas, hay una estalactica que por su forma, recuerda el rostro de perfil de Fidel. Y realmente tiene parecido. Los vietnamitas rapidamente se la muestran con orgullo a los visitantes.
    Ha long bay es un lugar impresionante, algo así como el Valle de Viñales pero en el mar. Pude bañarme en el mar ahí. El agua es muy calida, y hay corrientes muy intensas en los cambios de marea.
    hay personas que viven en casas flotantes. Hacen toda su vida ahí.
    En el lugar se consumen mucho los moluscos (sea food) y los vendedores de perlas cultivadas venden sus prendas a precios muy competitivos.
    Hay un show de delfines espectacular en un delfinario cercano.
    Todo ello se vive acompañado tambien de la extraordinaria amistad del pueblo vietnamita, muy agradecidos de Cuba.
    El articulo del periodista me trajo buenos recuerdos. De ese lugar se puede escribir un libro.

  • Carlos Manuel Martínez dijo:

    Impresionante paisaje, Mejias Llorca, estábamos en Gia Lam, visitamos el lugar juntos con el grupo de la AMS, mi teléfono 5285 1205.

  • Cubayor dijo:

    Estuve en 2014 en este lugar solo se puede definir como supremo

  • VICTOR KOZASKI dijo:

    QUE BELLEZA DE NATURALEZA , INCREIBLE

  • Víctor dijo:

    Nuestro maestro del cine documental Santiago Alvarez realizó un maravilloso documental sobre este lugar que recoge magistralmente las bellezas naturales que posee. En el centenario de su natalicio lo recordamos también a través de esta crónica del joven Oscarito..

  • Oliva dijo:

    Me gusta mucho el articulo,soy muy apasionada con la naturaleza ,bello lugar !!!!

  • nestor dijo:

    Simplemente impresionante y maravilloso

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Coordinador Editorial de Cubadebate. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda. Contacto: oscar@cubadebate.cu En Twitter: @OscarFigueredoR

Vea también