Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Heladería Coppelia, la Catedral de los sabores se renueva (+Fotos)

Por: Iviani Padín Geroy, Mercedes Muñoz Fernández, Abel Rojas Barallobre
En este artículo: Coppelia, Helados, Reparación
| 46

Los trabajadores de la ECAL-2 acometen labores constructivas para la revitalización de la Heladería Coppelia. Foto: Talia González/Facebook.

Al helado se le atribuyen propiedades casi místicas. Varios estudios reseñan que su consumo regular —sin exageraciones—, mejora la salud y reduce el riesgo de algunas enfermedades, al aportar proteínas, calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio y vitaminas A, B2 y B6.

Las sustancias que contiene este rico alimento producen ciertos efectos de bienestar en el organismo debido a su carga energética y a su acción antiestrés, y puede que sean las causantes de la preferencia por este postre.

Uno de sus fieles seguidores es Manuel Benavidez, capitalino de 68 años, quien visita con frecuencia la populosa heladería Coppelia —situada en 23 y L, en el Vedado capitalino—, y lamenta la ausencia de chocolate, así como ciertas ineficiencias en el servicio y la calidad del helado.

Patricia Roche, de 21 años, se queja del horario de cierre  —10:00 a.m a 9:15 p.m— del centro, pues esta es una excelente opción para disfrutar de la vida nocturna de La Habana junto a su grupo de amigos. “Debería mantenerse, al menos, hasta las 12:00 a.m.”, comentó.

“El Coppelia, a pesar de ser una de las instituciones preferidas por los cubanos, en los últimos tiempos no tenía el esplendor que mostró en sus comienzos. Para quienes lo visitamos, el espacio conocido como la Catedral del helado necesita mayor atención de la prestada en los últimos años”, destacó Josefina Argüelles, una octogenaria.

Precisamente, en abril último, tanto la heladería Coppelia, como la fábrica de helados del mismo nombre cerraron sus servicios. Entonces, se explicó: “El objetivo es hacer mejoras tecnológicas, perfeccionar los procesos de elaboración, y crear las condiciones para la producción definitiva y estable del helado Coppelia”.

“Aprovechándose esta parada también se realizarán acciones de mejoras y mantenimiento en la heladería, que permitirán un mejor servicio a la población y el rescate de ofertas que siempre caracterizaron este emblemático sitio de la capital”, detallaba una nota publicada en nuestros medios.

¿Cómo marcha todo ese proceso? ¿Conlleva la reapertura  una mejora del servicio? ¿Qué de nuevo podrán disfrutar en la céntrica Heladería de 23 y L quienes la visiten? Tras esas y otras interrogantes anduvo en días recientes Juventud Rebelde, pues se trata de un proyecto creado por iniciativa de Fidel, en el cual tuvo una participación especial Celia Sánchez Manduley.

Renovación desde la base
El equipamiento necesario para la elaboración de la mezcla en la UEB Helados Coppelia es completamente nuevo. Foto: Abel Rojas Barallobre

El equipamiento necesario para la elaboración de la mezcla en la UEB Helados Coppelia es completamente nuevo. Foto: Abel Rojas Barallobre/Juventud Rebelde.

Uno de los pilares en la elaboración de este rico alimento, es la unidad empresarial de base Helados Coppelia, perteneciente a la Empresa de Complejos Lácteos de la Habana.

Ana Mercedes Herrera Rubier, directora de dicha institución, explicó que la obra abarca, desde las oficinas hasta las áreas productivas. “El equipamiento necesario para la elaboración de la mezcla es completamente nuevo: los tanques, el pasteurizador y el homogenizador”.

Asimismo, destacó los cambios significativos que se perciben en el local de llenado, donde se reaniman las tuberías, se reparan las carretillas para la trasportación y se instalaron recientemente tres congeladoras.

Por el momento, la capacidad productiva —10 000 galones diarios— no aumentará, pero sí la calidad en la elaboración del helado. “La manipulación será mínima y eso contribuirá a la inocuidad del producto. Además, esta nueva maquinaria posibilitará mayor agilidad en el proceso”, anunció.

Herrera Rubier resaltó que la mayor parte del equipamiento mencionado fue hecho por la Empresa de Construcciones Metálicas y Eléctricas (Comelec). “Esa cooperación ha permitido sustituir importaciones y disminuir el monto total de la inversión, lo que constituye un ahorro significativo para el país”.

Los trabajadores también se verán beneficiados con mejores condiciones laborales, debido a la renovación de las taquillas y espacios sanitarios, así como la construcción de un salón didáctico donde los visitantes podrán conocer el funcionamiento de la fábrica.

“Cerca de la mitad de la producción de un día se destina a surtir a L y 23, aproximadamente 4 000 galones de helado o 1 500 cubos. También abastecemos a otros organismos y entidades”, afirmó.

A este centro se le suministrará solamente helado Coppelia, en sustitución del Varadero que se ofrecía antes. “Por tanto, estaremos abasteciendo a la principal heladería de la capital con un producto de mayor calidad”, señaló.

Un total de 15 sabores serán distribuidos por la Unidad Empresarial de Base luego de su puesta en marcha. Según Herrera Rubier, las condiciones ya están creadas, pues cuenta con la materia prima y con la toda la plantilla de personal cubierta.

Todavía faltan algunos detalles por terminar en la fábrica. Pero, la heladería del Vedado capitalino se reinaugurará cuando esté lista. Los trabajadores elaborarán en otra de las unidades de la Empresa la cantidad de helado Coppelia necesaria para que L y 23 arranque. Aunque la aspiración es que ambas obras concluyan al unísono, puntualizó.

El oportuno cambio de imagen

Mantenimiento en la fábrica de Helados Coppelia, en el reparto Capdevila, en el municipio habanero de Boyeros. Foto: Abel Rojas Barallobre/Juventud Rebelde.

Como ya se precisó, las puertas del Coppelia también cerraron al público en la última semana de abril. Desde esa fecha comenzó una vorágine constructiva que pretende devolver el brillo de antaño a este lugar. Así lo explicó a nuestro equipo de prensa el ingeniero Domingo Álvarez Trujillo, director técnico del Grupo Empresarial Constructor de la Administración Local (ECAL-2).

Además, refirió que desde principios de mayo la brigada trabaja en todas las aéreas de la institución y también en las zonas aledañas. “Nosotros nos hemos encargado de la albañilería, plomería, electricidad, hidráulica, enchape y acabado de la obra, concentrándonos principalmente en la remodelación de la torre, las canchas y en los tres salones de venta de helado: A, B y C”.

Según explicó, se realiza una rehabilitación completa con enchape de mármol de los tres baños —dos de mujeres y uno de hombres—, la construcción desde cero de dos quioscos de mampostería en la calle K para la venta de helado en barquillo —uno en divisa y otro en moneda nacional—, y la remodelación de la parte socio-administrativa.

Igualmente, expresó, se rescataron dos establecimientos de venta en divisa que se conocen como Cuatro Joyas. Estos espacios se ubican en la parte alta y están destinados fundamentalmente a brindar un mejor servicio y confort a los visitantes.

“Contarán con un diseño novedoso que incluye cristales transparentes para ofrecer una vista panorámica de todo el movimiento y la vida característica de esta céntrica intercepción de la ciudad”, acotó Álvarez Trujillo.

Para la renovación se ha pensado especialmente en las áreas verdes, donde se ubicarán nuevas luminarias del sistema LED y una pantalla de cuatro por tres metros. La intención es recrear un ambiente donde confluyan las últimas tendencias de diseño en cuanto a tecnología y el arbolado que distingue a este emblemático sitio.

“En poco más de un mes hemos logrado una transformación profunda, con especial énfasis en las terminaciones y detalles de la obra, labor en la que intervienen con igual rigor otras empresas del país”, puntualizó.

Entre ellas, destacan la Unión Eléctrica de Cuba (UNE) y la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (Etecsa), las que realizan obras en las calle aledañas para eliminar o reparar el cableado aéreo, brindando así mayor seguridad y belleza al entorno.

Nelson León Salvador, jefe de contingente de la UNE, explicó que se está construyendo una red soterrada para dar servicio a los diferentes clientes de la zona. De esta forma, se podrán retirar los postes y las líneas aéreas.

Por su parte, Alberto Pérez Martínez, uno de los linieros de Telemática de Etecsa, expuso las principales acciones que se realizan en las arterias cercanas al Coppelia. “Estamos enderezando los postes, estirando las líneas y dando mantenimiento general”, precisó.

De las renovaciones realizadas destaca, además, el rescate del sistema de elevadores para la transportación de helado a la torre. “Para ello se pondrá en marcha uno y se prevé la pronta rehabilitación del otro, cuando se obtengan las piezas necesarias” señaló Amaury Martínez Tamayo, director de la Heladería Coppelia.

Asimismo, se pusieron puertas y compresores nuevos a las cámaras de refrigeración que lo necesitaban, y destacó la construcción de una antecámara a la más grande. “Tal inversión era necesaria para mejorar su eficiencia y evitar que el helado se afecte por la entrada de aire caliente al ser abierta”.

La remodelación de esta populosa heladería no aumentará su capacidad, pero sí mejorará las condiciones de sus áreas, entre las que se incluyen las canchas exteriores que ahora contarán con carpas más grandes. “Antes, esta área se mojaba y había que trasladar las mesas en dependencia de la dirección de la lluvia, por las carpas no cubrían el espacio dispuesto”, detalló.

Según Martínez Tamayo, aunque la obra se encuentra avanzada, aún no puede definirse una fecha para la inauguración. “El compromiso inicial fue entregar la obra el pasado día 4 de junio. Pero, su cumplimiento fue imposible dada la envergadura de las acciones que se acometen”.

La entrega de la obra se retrasó fundamentalmente por la falta de electricidad ocasionada por los arreglos en la red y la construcción de la red soterrada. Además, el engranaje y la planificación han presentado algunas deficiencias, en gran medida por la cantidad de trabajos a realizar en un corto período de tiempo.

El martes último la obra se encontraba aproximadamente a un 97 por ciento de terminación, y de continuar el ritmo constructivo podría reinaugurarse este fin de semana, con mejor visualidad y confort.

¿…Y el servicio?


En los últimos diez años, el Coppelia —fundado el 4 de junio de 1966—, ha recibido varias restauraciones y mantenimientos. Sin embargo, a decir de los capitalinos que lo vieron nacer, nunca ha regresado al esplendor que alcanzó en sus primeras décadas de existencia.

Leonel Pérez Hernández, jefe de Aseguramiento, explicó que entre las insatisfacciones más comunes está el tema de las colas, “esas largas filas que se hacen y son propias del Coppelia desde su inauguración, según tengo entendido”.

Diariamente a 23 y L lo visitan como promedio 8 000 personas y alrededor de  12 000 en período vacacional. Los picos de horario son el de almuerzo, de 12:00 a 3:00 p.m., y a partir de las 7:00 p.m.

En el mismo corazón del Vedado capitalino, la heladería se convierte en un sitio de fácil acceso, fundamentalmente para el personal de las instituciones cercanas, como ministerios, hospitales, la Universidad de La Habana y otros centros docentes.

En ocasiones, dijo, hemos recibido quejas por el sabor insípido de algunos helados, y lo analizamos de manera oportuna con la fábrica. Se trata fundamentalmente de los helados de frutas que se elaboran a partir de productos sintéticos.

“El chocolate es un producto líder. No está presente en todo momento, porque se agota con facilidad y es mayor la demanda que la oferta. Es el sabor más codiciado por el cliente y lo    recibimos como promedio dos o tres veces a la semana, en dependencia de la disponibilidad de materia prima que tenga la fábrica”, destacó.

La plantilla de personal se encuentra totalmente cubierta. Sin embargo, la demora del servicio también genera ciertas insatisfacciones. “Contamos con 45 minutos para atender al cliente después que pasan a las   áreas, una vez sentados y con su vaso de agua. No siempre se cumple este tiempo, generalmente es menos, aunque se han dado casos de demora debido a los salones muy llenos”, precisó el directivo.

“Regularmente ofrecemos cinco tipos de dulces pero hemos tenido dificultades con el suministro debido a la insuficiente cantidad de harina en las empresas que nos abastecen”, señaló.

Todos los productos que se ofertan son subsidiados, por lo que tienen precios de un peso en moneda nacional o menos. Se trabaja, además, con la boleadora número tres, la más grande. A partir de la reinauguración, 23 y L recibirá alrededor de 15 sabores de helado Coppelia, lo que no significa que en el día se ofrezcan todos a la vez. “Por la capacidad de nuestra nevera-sodera podemos ofertar como máximo seis sabores”, subrayó Pérez Hernández.

El objetivo fundamental de nuestra intervención, insistió, es que el público perciba un cambio, pero no solo desde el punto de vista material, sino también en la calidad del servicio. Para ello, en el contexto de las acciones constructivas, se impartió un curso de recalificación a los trabajadores del centro y se estudia la posibilidad de extender el horario de cierre.

Eso nos hace pensar que, además de una visualidad moderna y acogedora, cobran gran valor la cortesía en el trato al cliente, la disminución del tiempo de espera —cumpliendo con la norma—, y la calidad de las especialidades que se oferten, para devolverle a la catedral del helado la magnificencia que todos esperamos.

Mantenimiento de la Heladería Coppelia, ubicada en La Habana, Cuba. Foto: Abel Rojas Barallobre/Juventud Rebelde.

Mantenimiento de la Heladería Coppelia, ubicada en La Habana, Cuba. Foto: Abel Rojas Barallobre/Juventud Rebelde.

Acomenten labores de albañilería, plomería, electricidad, hidráulica para la renovación de Coppelia. Foto: Abel Rojas Barallobre/Juventud Rebelde.

La renovación incluye las áreas verdes. Foto: Abel Rojas Barallobre/Juventud Rebelde.

(Tomado de Juventud Rebede)

Se han publicado 46 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • el journalist dijo:

    Las autoras de este articulo deberian repensar el titulo del trabajo periodístico pq las personas que hemos transitado por la heladeria coopelia conocemos que en este centro no abundan tal variedad de sabores de las que hablan.Ojalá y este gran esfuerzo que está haciendo el pais repercuta en mejor calidad de los servicios y no pase como en la mayoria de las instalaciones gastronómicos que solo funcionan bien la primera semana de reinagurada.

    • carlosvaradero dijo:

      el journalist:
      Estamos en cuba amigo, ese es un mal que se ha hecho crónico, todo funciona bien el primer mes, luego todo se relaja porque empieza el descontrol y con este la corrupción y todo lo que conlleva:
      El mal servicio, los precios alterados, la mala y poca variedad de los helados.
      Ah...no me cree?
      Ya en otro momento, más adelante estaremos hablando de lo mismo, sino....vivir para ver.

  • OMG dijo:

    La boleadora podrá ser la número 3, pero los dependientes se encargan de cambiar el número, qué destreza en la muñeca la de esos compañeros.

    • Sonia dijo:

      ...Y por favor escojan bien al personal....podrían uniformarlos, enseñarles como se trata al cliente, y que no lleven consigo sus celulares al trabajo por favor, sino el servicio se hace lento, muy lento...y querrán estar conectados mientras los clientes en la mesa esperan ser atendidos.
      Tendrán agua fría?
      Espero que si.

  • Men dijo:

    6 sabores????, y pensar que se ofertaban 25, en una cantidad de ofertas y variantes que no hay memoria para recordarlas, deben trabajar en esto,,,,,,,,,,

    • olga.martinez dijo:

      Realmente es así, recuerdo que siendo niña existían sabores que jamás han vuelto a a parecer, y pienso que si plantean que es por problemas de neveras, debían analizar también el tema , no entiendo que después de 40 años estemos en peores condiciones para lograr que esta histórica Heladería pueda aumentar su gama de sabores.

  • FUTURO dijo:

    "Contamos con 45 minutos para atender al cliente después que pasan a las áreas, una vez sentados y con su vaso de agua" En serio??? 45 minutos para que atiendan al "cliente". Eso es inconcebible. No es problema del "cliente" que los salones estén llenos o no, eso es un problema administrativo que deben resolver. Y ni hablar del trato que no siempre es ni regular...

  • lolo dijo:

    Todos los productos que se ofertan son subsidiados, por lo que tienen precios de un peso en moneda nacional o menos....No creo que sea tan asi como lo dicen, porque el que vale 5 pesos donde lo dejan, el tocinillo del cielo.. Ademas siempre es lo mismo con la planificacion, con tanto trabajo que habia que hacer, se quedaron cortos de tiempo...lo mismo con lo mismo

  • Ernesto dijo:

    ¡Por La Habana, lo mas grande!, así deberían pensar, una vez reinugurado este emblemático centro de servicios, tanto los visitantes como el personal trabajador de dicha heladería, para que perdure en el tiempo tanto el inmueble en sí, como la calidad del servicio y del propio helado

    ¿Y con relación a la ética y el sentido de pertenencia de los trabajadores?. ¿Se ha pensado que hacer para evitar o al menos frenar la venta "por la izquierda" de tan demandado producto?.

    De todos modos, no podemos estar menos que contentos lo habaneros y nuestros visitantes por la reinauguración de COPPELIA y desde ahora le deseo al centro y al colectivo laboral del mismo mis mejores deseos y éxitos en su desempeño.

  • Sara Santacruz V. dijo:

    Es muy chévere que rescaten al Coppelia. Lo más importante es que la fórmula sea exclusiva y que garanticce la calidad del producto a partir de los ingredientes naturales. He visitado la Habana 4 veces y eran notorio los problemas de servicio, disminución de la oferta de sabores, etc Lo de las colas es lo de menos; aún automatizando la entrega del helado eso no es posible y espero qur no se pierda la entrega de persona a persona. Felicitaciones y ojalá pueda saborear los helados en una quinta visita. Viva Cuba

    • Intrépido dijo:

      Cuando lei la parte en que se ofreceran tales servicios en divisa y otros en moneda nacional se me quitaron las ganas de continuar leyendo, les digo la verdad, no sé que esta pasando por la mente de los que deciden que aun con la necesidad que hay de ir eliminando la dualidad monetaria; siempre que salen noticias de nuevos servicios y adaptados a lso tiempos por venir, AUN se mencione la alternativa de precios y servicios en ambas monedas, realmente no se, la verdad..
      Por otra parte si se sabe que el sabor que el 95 % prefiere antes que todo es el chocolate, pues PRIORICEN importar invertir cosechar lo que sea por este sabor !!! es tan dificil COMPLACER la pReferencia de la mayoria?? Es tan dificil pensar en estas cosas un poco mas de lo que realmente se hace??
      ..y el horario tambien defiendo que deberia ser hasta las 11 al menos, para una ciudad que no duerme cerrar temprano NO CABE !!

  • @adrian_camaguey dijo:

    Buen reportaje: También es cierto que Coppelia presta servicios en una ciudad de 2 millones de habitantes y una zona donde la población flotante puede fácilmente alcanzar 300 000 personas por día...serían necesarios varios coppelias en La Habana..
    De todas formas, con la nueva inauguración, debería lucharse por más eficiencia y eliminar el trapicheo..

  • ana dijo:

    y bueno cuando comienza

  • humano dijo:

    Quisiera ver la "terminación" de la obra.

    Saludos.

  • FLY dijo:

    Las últimas veces que fui a Coppelia la calidad del Helado era pésima. Una fórmula ultra dulce que no me permitía comerme una ensalada completa de lo que repugnaba. En el himalaya, o la Word, el helado no es tan malo ni las bolas tan pequeñas, así que no entiendo nada de donde ha estado saliendo el helado de Coppelia durante este tiempo. Las noticias sobre lo que se hace en coppelia llena portadas todos los años, lo que no mejora es el servicio. En las últimas colas, siendo la cola no tan grande tuve que esperar 2 horas para después estar sentado dentro 15 mins (tampoco da para más). No compensa, ni tiene justificación la demora, a no ser que se quiera dilatar el servicio para disminuir el consumo real y generar excedente de helado que luego quede reflejado como "vendido" a la población. En ese tiempo pude estudiar en el terreno a un "extractor" profesional. Llegaba con una mochila vacía hacía una seña al custodio y seguía, salía al rato con la mochila llena con algo que tenía forma de tina de helado. Luego se marchaba en su motico parqueada afuera. Durante el tiempo que dura la cola va y viene varias veces, ahora con la reparación y el esperado aumento de calidad del helado puede que cuando vaya ya lo vea en un almendrón.
    Por cierto siempre se ha mantenido la diferencia entre la tablilla y la realidad, afuera 5 sabores y dentro 2, aunque sea al mediodía, no cerca de la hora del cierre.
    Quizás un viaje en el tiempo permita esclarecer como se las arreglaban antes (con aquella tecnología antigua) para ofrecer 20 sabores y además gran variedad de formatos.
    En fin no solo el helado puede endulzarnos la vida, una sonrisa, una mesa que no esté pegajosa, una espera moderada, un uniforme limpio, unos platos y cubiertos higiénicos pueden hacer maravillas que resalten la calidad del helado.
    Ojalá los capitalinos podamos vivir esta experiencia nos lo merecemos, aunque al menos yo, no tenga mucha confianza en verlo.

  • imilsis dijo:

    Gran lugar, varias generaciones han disfrutado de sus ´´multiples´´ sabores, pero nadie ha estado fuera de la mano del mal trato que en no muy pocas ocasiones, el personal de esta´´catedra del sabor´´ nos han dado a probar, muchos sabemos que trabajar con el publico es complicado, pero eso no te obliga a esperar ( a parte de investigar que sabores y dulces hay realmente en oferta) que juntos vengan tambien la mala forma y los malas contestas, como le paso en una ocasion a mi madre, salia del trabajo y como todo habanero realizo la cola, bajo un sol tremendo, leyo y re-leyo la tablilla ( la cual nunca esta actualizada) y ya con su plan realizado, entro y se sento en una mesa ( la misma tan pegajosa y sucia que daba asco) y al realizar el pedido, le informaron que ese sabor ya se habia acabado, pero casualmente en el bloque de enfrente, estaban sirviendo este sabor y ella pregunta que por que en eso bloque no lo habia y en el otro si, pues la ´´amable dependiente´´ le dijo que si queria ese sabor que saliera, volviera hacer la cola del otro bloque haber su alcanzaba, pero que a ella (la dependiente) se le habia terminado y que si iba a pedir que pidiera otro sabor que ella estaba muy ocupada.
    Cuando uno escucha estas historias, en serio no dan ni deseo de comer nada frio y menos de Coppelia. Mi sugerencia es, cambien la fachada, pero cambien las formas y la manera de tratar al cliente.

  • mivale dijo:

    Visité Coppelia desde su inauguración cdo los árboles eran arbolitos y en estas fotos veo pocos árboles, en otros artículos leí q se retiró parte del arbolado pq estaba enfermo y me pregunto cómo vamos a pasar el tiempo de la cola ? de pie y a pleno sol?...me encanta pensar q ha sido restaurado como una buena opción para los niños y jóvenes en especial..pero para mí, ya va a ser difícil.
    ,

  • JMM dijo:

    Destinar solo la mitad de la producción diaria a la emblemática heladería, no pareciera ser suficiente teniendo en cuenta la alta demanda, fundamentalmente en el Verano. Esperemos que los tiempos en que el helado se acababa antes del cierre diario de la instalación, y la precaria oferta de 2-3 sabores a lo sumo, quede atrás en el pasado.
    Por mera curiosidad, donde más se expenderá el legendario y exquisito helado Coppelia luego de su reaparición publica? Gracias a Cubadebate.

  • WOW !!! dijo:

    Yo no sé si soy yo... pero siempre que voy al Coppelia el único sabor que hay es "naranja piña"... que a mí en lo personal me encanta... pero bueno... una variedad no le hace mal a nadie.

  • Adelante dijo:

    Comenzaron la reparación en pleno verano, debido al cambio climático, que abra sus puertas en invierno, para el turismo.

  • Lyuba D. Ramirez dijo:

    Ademas de la calidad del helado y surtido de sabores necesitamos calidad en los servicios que es respeto al pueblo y exigencia por parte de los cuadros contra el inescrupuloso negocio que existe de arriba a abajo.

  • capitalinadeapie dijo:

    Cro: Leonel Pérez Hernández, jefe de Aseguramiento, con respecto a su criterio “esas largas filas que se hacen y son propias del Coppelia desde su inauguración, tiene entendido mal, en los años 70 y 80 del siglo 20, usted en Coppelia apenas hacía cola, usted iba al cine, salía a las 8:00 pm y se tomaba el helado sin problema. Fue en los años 90 con el período Especial y la degradación moral que el servicio comenzó en picada, hasta llegar a donde está hoy, que es la peor Heladería de la Habana, usted va a 12 y Calzada, la Word, el Himalaya y se toma un helado de mediana calidad y las bolas grandes, no la estafa de Coppelia.
    Solo una cosa, quien vigila a los jefes de áreas, pues muchas veces las colas se originan por que las mesas están vacías y los dependientes (a); están resolviéndoles a los mochileros
    Muchas veces después de hacer dos horas de cola, se da cuenta que el local está vacío, bien porque esperan a que se desocupe completo para pasar la cola, o bien porque no hay empleados que atiendan las mesas
    Si cumplen los preceptos expresados por el Presidente de procesos productivos y de servicios, menos complejo y más control, tal vez la cosa mejore de lo contrario no tengo ninguna esperanza.
    Para alguien es un secreto la cantidad de tinas de helado que sacan los dependientes a los revendedores diariamente??? o que estos para entrar y salir tienen que tocar al custodio, así como el que no quiere hacer cola!!
    Si no se cambia la forma de trabajo, aunque nunca he sido pesimista, no tengo ninguna esperanza en ver un Coppelia renovado, eficiente y que luche por lograr categorías del excelencia como necesitamos nosotros los pobladores. Es mi opinión, gracias, buenas tardes y buen fin de semana

  • r@f@ dijo:

    El cambio de imágen es importante, eso atrae clientes, pero el servicio de excelencia es más importante aún, hace que que el cliente repita, y ese es el talón de Aquiles de la gastronomía cubana. Todo empieza bien pero con el decursar de los dias aparecen malformaciones, y estas, lamentablemente, son congénitas.

  • tomasito dijo:

    Muy importante y amplia la publicación, pero aún de leer y al pasar y palpar el cambio, siento la profunda inseguridad que el servicio no mejorará mucho, sentir que todo es fachada, pero la realidad interna es caótica, sentir que pides una ensalada de 5bolas y realmente estás consumiendo 2 bolas y media por el arte mágico de los soberos, la educación de los dependientes ni tocar el tema da verguenza, soy de las personas que cuando me brindan un buen servicio con calidad, dejo propina, pero ahí, ni modo, al contrario, a veces tenia que hasta contar el vuelto, las cucharas de mala calidad con facilidad para romperse y virarse, el helado echo agua y derretido, entre otros horrores, echan a perder el trabajo bonito, arduo, y sacrificado que se ha venido haciendo con regularidad en esta instalación...Favor de realmente inspeccionar sin sobornar ni compromenterse, es momento de cambiar las opiniones de la Catedral del helado en Cuba..Saludos!!!

  • Guillermo dijo:

    Se hace necesario repensar en formulas que permitan que las entidades estatales de gastronomia brinden un servicio de excelencia.Yo radico en Ciego de Avila y fui con mi familia a Santiago de Cuba, alguien nos dijo de un Coppelia llamado El jardin de las Enramadas, mi familia y yo creiamos que era en divisa pues tenia una limpieza inusual, variedad de sabores y combinaciones, los trabajadores con uniformes caracteristicos de una heladeria, trato afable, agua fria y un servicio tan veloz como la velocidad de la luz, entonces en este maravilloso lugar sucede algo que debe generalizarse, ponerse como referencia en todo el pais pues me parece que unico en Cuba

  • Carlos Manuel dijo:

    Es evidente que en caso de que Coppelia abra con una calidad aceptable esto no va a durar dos meses. Muy pronto volverá a ser el mismo desastre que ha sido desde hace decenas de años.

    El estado no puede dedicarse a vender helados. Es absurdo, es una fuente de corrupción y se malgastan recursos y capital humano. No sería mejor que el estado se concentrara en los sectores realmente decisivos para la economía cubana?

    Cuál restaurant estatal vale la pena? Cuál inversión estatal en este sector dura más de un par de meses? Por qué seguimos repitiendo los.mismos errores que cuestan dinero? Hasta cuándo vamos a insistir en este sinsentido?

    El Coppelia tiene un solo mérito, es barato. Esto no es para nada suficiente

  • Latino dijo:

    Al mes comienzan a vender los mejores sabores por tinas en mochilas por la izquierda y nadie los ve. Tampoco salen a la venta. Eso lo sabe todo el que algún día fue al Cooppelia y.... No pasa nada.
    Lo mismo pasa con el número de bolas de helados que te deben servir en cada ensalada, casi siempre te falta una y... No pasa nada.
    El estado hace un gran esfuerzo y a los 15 días todo comienza a perderse y no aparece en los inspectores y los que cobran por poner orden y disciplina.
    Más de lo mismo.
    Veremos!

  • rogiro dijo:

    45 minutos para poner helado y dulce en un plato?, 2 productos que ya están elaborados? eso puedo entenderlo en un restaurante a la carta, pero en Coppelia? Espero se detengan a analizar esto.
    Ah, ojalá que en esta "nueva era" se rescate el sabor del Helado Coppelia que conocí en mi niñez, los últimos tiempos fueron de agua con azúcar y algún saborizante,

  • R PONS dijo:

    BT: PORQUE NO HABRIR DE 09:30 AM HASTA LAS 12:00 AM EN ESTA ETAPA DE VERANO QUE UNA PARTE DEL PUEBLO SE ENCUENTRA DE VACACIONES Y CON ESTA REINAGURACION MUCHOS QUERRAN PROBAR NUEVOS SABORES Y SERA OTRA OPCION PARA VISITAR SIN APURO EN ESTOS CALUROSOS MESES, A PARTIR DEL 15 DE SEPTIEMBRE PODRIA CERRAR A LAS 10:00 PM, EN HORARIO NORMAL Y NO A LAS 9:15 PM, ES UNA MEDIDA QUE SE PUEDE VALORAR, ADEMAS SI SE COMERCIALIZAN 4000 GALONES DIARIOS PARA 12000 CLIENTES EN LA ETAPA DE VERANO EL PERCAPITA ES DE 1 GALON PARA 3 PERSONAS POR LO QUE QUIZAS NO HABRA TODOS LOS SABORES PERO LA OFERTA DEBE DE ESTAR POR LOS 5 O 6 SABORES PERMANENTEMENTE, AGILIZAR EL SERVICIO ES UN RETO PARA SUS TRABAJADORES, HAY QUE DISMINUIR EL TIEMPO DE 45 MINUTOS, ASI SE DISMINUYE LAS 2 HORAS DE COLA EN EL EXTERIOR..... GRACIAS

  • cesar dijo:

    No hace mucho sobre las 6 de la tarde entré a Coppelia. La dependienta de la cancha que me tocó exclamó al ver al nuevo grupo de clientes: De P... asere la gente no ve telenovela en este país? Que C... es esto? No era una muchacha joven, era una mujer madura. Luego se demoró alrededor de media hora en tomarnos el pedido. En los últimos tiempos me sorprende el trapicheo descarado de los trabajadores, frente a ti revenden las tinas de los sabores que no hay para el publico. Dan un aspecto desagradable de mafia heladera. El agua siempre está caliente y del tamaño de las bolas ni hablar. Solo tiene forma semiesférica la ración de arriba. Por no decir que los sabores anunciados nunca existen, del maltrato de los custodios, vulgares, chabacanos, que te tratan como si fueras un antisocial. Duele que se destinen recursos en situaciones en que el país adolece de tanto, y no se habla de la disciplina laboral imprescindible que debe acompañar este proceso. Que pena que el trabajo periodistico no diga también que pasará en el orden humano de esta entidad. Que pasará con los camareros groseros y mal vestidos de coppelia? Seguirá permitiendose que vociferen improperios delante de los clientes? Que pasará con los soderos descarados que nos roban en nuestras propias caras? Algún día disminuirán las colas? Ay me amada Coppelia!!!!

  • MARIO ALBERTO dijo:

    Pregunta: Se habla de una entrega diaria de 15 000 cubos de helado a Coppelia. ¿Cuántos litros tiene cada cubo? ¿Cuántas bolas hay en un litro de helado?

  • Alay dijo:

    El cambio de imagen promete ojalá que el servicio baya aparejado...

  • FABAT dijo:

    Si a todas las obras constructivas que se acomrten en la ciudad se le prestara la misma atención que al coppelia que diferente sería la cosa.
    A diario lo visitan los dirigentes.

  • PP dijo:

    Lo más importante es la calidad del servivio, que está muy lejos de las aspiraciones del pueblo. De nada vale dejar como nueva a la heladería, si se siguen despachando medias bolas, en franco desafío a la Geometría (como en todo el país, es una epidemia de robo al consumidor), si a los dos días de reabierta solo exisnten dos sabores (como en todo el país también) y si el personal sigue con mala cara y pocas ganas de hacer bien las cosas (también un mal generalizado en nuestras heladerías)

Se han publicado 46 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iviani Padín Geroy

Periodista de Juventud Rebelde

Mercedes Muñoz Fernández

Periodista de Juventud Rebelde

Abel Rojas Barallobre

Fotorreportero de Juventud Rebelde

Vea también