Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

Producción de cemento LC3 en Cuba: El camino de la autarquía

| 51

El calcinador es el único componente nuevo que debe incorporarse a las plantas tradicionales para lograr la producción del cemento LC3. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

En pocos días Cuba se convertirá en el primer país del mundo en contar con una fábrica destinada únicamente a la producción de cemento de bajo carbono LC3, una formulación de cemento desarrollada de conjunto por el equipo del Dr.C José Fernando Martirena Hernández, director del Centro de Investigaciones y Desarrollo de Estructuras y Materiales (CIDEM) de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (UCLV) junto a la profesora Karen Scrivener, del Laboratorio de Materiales de Construcción de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne, Suiza (EPFL), Suiza.

Precisamente en áreas de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas está emplazada la planta experimental financiada por el proyecto “Hábitat 2” de la casa de altos estudios  y que a partir de su puesta en marcha en los próximos días producirá entre 6 y 8 toneladas diarias de cemento a razón de 250 Kg por hora, números que según el profesor Dr.C José Fernando Martirena Hernández son pequeños dentro de la industria del cemento, pero significativos para la diversificación de la experiencia en pos de la producción local.

El Dr.C José Fernando Martirena Hernández ha rectoreado a nivel mundial durante varios años la labor investigativa para la producción del cemento de bajo carbono LC3. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

La puesta en marcha de la fábrica acarrea una inyección directa a la producción local de materiales para la construcción destinados fundamentalmente al Programa de la Vivienda, pues el Estado cubano ha destinado recientemente un crédito de alrededor de 6 millones de euros para la adquisición de 20 plantas más que serán instaladas en diferentes zonas del país a muy corto y mediano plazo hasta el mes de abril de 2020 en dependencia de las áreas con disponibilidad de materias primas certificadas por la Empresa Geominera del Centro perteneciente al Ministerio de Energía y Minas.

Distribución de las plantas para la producción de cemento LC3 que serán instaladas en el país a muy corto y mediano plazo.

Entre lo que resta de 2019 y hasta el 2020, el país importará 10 plantas para la producción de cemento LC3 suministradas por la empresa portuguesa IPIAC-Nery, la que ya produce estas fábricas a gran escala para el continente africano y que según el profesor Martirena transferirá los planos de ingeniería de detalle a la la Empresa Sidero-Mecánica “Fabric Aguilar Noriega” (Planta Mecánica) de Villa Clara para la producción de estas plantas de cemento dentro del país, además de suministrar los accesorios que sean imposibles de fabricar o conseguir en Cuba.

LC3: de una carretilla de arcilla a un saco de cemento

El Dr.C José Fernando Martirena Hernández, director del Centro de Investigaciones y Desarrollo de Estructuras y Materiales (CIDEM) de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (UCLV) y uno de los principales estudiosos del cemento a nivel mundial asegura que el cemento de bajo carbono LC3 es una combinación de clinquer (cemento Portland) con arcilla calcinada y caliza; una formulación en la que se puede reducir el clinquer, principal componente que aporta el cemento en términos de consumo energético.

“Normalmente los cementos tradicionales mezclados pueden reducir el contenido de clinquer entre un 20 y un 25 %, en este caso con la combinación de arcilla calcinada y caliza podemos sustituir hasta un 50% del clinquer sin perder las propiedades del material, incluso, resiste más que los cementos puros, nuestros números nos dan que es un 15% más económico que los cementos tradicionales y lo más importante es que el cemento tiene una reducción de las emisiones de dióxido de carbono asociadas al proceso en el orden del 35%”.

Según Martirena esto significa que de implantarse a nivel mundial, el nivel de reducciones de emisión de dióxido de carbono que puede lograrse en la industria del cemento, que tiene un aporte actual del 8% de las emisiones globales, “es del 1%  o el equivalente a 600 millones de toneladas de esta sustancia anualmente”.

Sobre el proceso productivo, Martirena Hernández sostiene que esta tecnología automatizada y controlada por acceso remoto vía Internet, no necesita equipamiento diferente al que tiene la industria de cemento para poder ser producido, “para producir este cemento se necesita clinquer, que se produce en los hornos tradicionales de las plantas de cemento, arcilla calcinada, que se logra en un horno rotatorio calcinador que es el único equipo nuevo que hay que incorporar a la planta, luego se mezclan el clinquer, el yeso, la caliza y se muelen en un molino hasta que llegan a una finura de polvo igual que el cemento Portland que nosotros conocemos hoy”.

“Desde el punto de vista de la producción existen dos posibilidades, una, si pones clinquer en la formulación logras un cemento que reacciona al echarle agua y fragua, la desventaja que tiene ese enfoque es que el cemento puede almacenarse solo hasta tres meses, a partir de ahí comienza a hidratarse y endurecerse y tiene que ser desechado”.

Existe otra combinación que nosotros le llamamos el LC2, que es una formulación de arcilla calcinada, caliza y yeso que como no tiene clinquer no se hidrata , puede mojarse y ser almacenada durante uno o dos años y que cuando se combina con cemento Portland reacciona para formar el cemento LC3, esta es la última variante a la que nosotros estamos apostando".

"Con un saco de cemento LC2 que no tiene  clinquer puede duplicarse la cantidad de cemento Portland al combinarlo con un saco de cemento P35, o sea, que en la práctica esa adición mineral de cemento LC2 permite duplicar la disponibilidad de cemento Portland que tiene el país sin afectar la calidad de este producto”.

A la planta entra una arcilla de tipo caolinítica, pasa por el calcinador donde es calcinada a una temperatura de alrededor de 800 grados durante unos 15 minutos, luego pasa a un enfriador donde baja de 70 grados a 50 grados de temperatura y pasa al sistema de mezclado y homogenizado. Después se almacena en tres tolvas la caliza, el yeso y la arcilla calcinada con dosificadores que permiten regular la entrada de estos materiales al molino con tecnología de bolas donde la combinación se lleva a una finura de polvo captada por los ciclones que la conducen directo al ensacador.

Áreas certificadas por la Empresa Geominera del Centro con disponibilidad de arcilla utilizable en la producción de cemento LC3.

Martirena resume el proceso productivo de la siguiente forma: “por un lado entra una carretilla de arcilla y por el otro sale un saco de cemento envasado” y concluye que al ubicar plantas en casi todo el país a partir del estudio de la disponibilidad de las materias primas podríamos llegar a tener un aporte de 150 mil toneladas anuales de cemento al Programa de Producción Local de Materiales, “estaríamos hablando de la verdadera autarquía, porque a nivel de municipio se producen hoy bloques, áridos y otros recursos, pero el cemento tiene que ser producido en la grandes fábricas, con este programa vamos a incorporar un rubro más en la producción local que aumentará la independencia a nivel de municipio, garantizaríamos todo el consumo de cemento que demanda la producción local e incluso quedaría un excedente para ventas a la población”.

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rene Peña dijo:

    un saludo

  • Romy dijo:

    Esto es como el meollo del arroz con pollo,al final el cemento por las nubes,lejos del bolsillo del cubano de a pie ,viviendo cada año de experimentos,nuestra economía está metida o almacenada en un tubo de ensayo,sin tener reacción

  • Fernando dijo:

    El mayor de los éxitos. Es un proyecto muy interesante y que de confirmarse el éxito hasta ahora registrado redundará en un mayor beneficio a nivel general. Abrazos desde Uruguay.

  • Stero dijo:

    Ojalá ahora se piense en reactivar la planta de producción de elementos prefabricados de la Cujae. es una capacidad ya instalada que hay que mejorar, incluso, automatizar, pero capaz de producir en sus cuatro líneas de producción elementos prefabricados para un centenar de casas al año> No hay que buscar nada en otro lado, con el talento de la Cujae, las investigaciones desarrolladas ahí durante años y una pequeña inversión esta planta se puede echar a andar.

  • Markes dijo:

    Todo centralizado no prospera..... es una realidad ,0 vivir de experimentos

  • RDB dijo:

    Sólo espero que cada planta tenga un estudio de factibilidad donde se incluyan todos los aspectos que conforman los costos de producción de estas,no debe emplearse un centavo sin la total claridad del aspecto financiero ,debe revisarse ademas incorporar otras producciones a las plantas
    de cementos existentes.

  • MaStErUcLv dijo:

    Por favor alguien me pudiera decir porque no se puede montar una planta de produccion de cemento bajo en carbono en CIENFUEGOS??..........Aca se cuenta con suficiente Clinker (fabrica de cemento Karls Mars) existen yacimientos importantes de caliza y arcillas, el yeso no estoy seguro pero que de 4 componentes contemos con 3 es un buen average, y por lo visto en toda la distribucion por todo el pais nos quedamos matanzas y cienfuegos en el medio sin nada que aportar a nuestras provincias.........Aca existe disposicion y profesionales capaces de asumir tal reto.............salu2s

    • Jorge Luis HePeM dijo:

      Porque no depende de ustedes ni de sus capacidades. Quizás si pudieran agruparse fundar una cooperativa, conseguir el dinero e importarla a lo mejor la pudieran tener, pero eso no está permitido. Depende de que alguien con poder tenga la iniciativa de ponerla ahí.

  • Julian Jose Perez feliz dijo:

    Excelente innovación para ayudar el planeta,me interesa ponerme en contacto con el doctor José fernando por favor. Gracias

  • CUBANO EN CUBA dijo:

    En la provincia Matanzas, específicamente en Cárdenas, ciudad que va a la deriva, este tema es un desastre, y en todos los sentidos: El abasto, la venta y acompañado de la corrupción.
    Periodismo de investigación se hace necesario en esta localidad, pero urgente.

  • Ciudadano Kane dijo:

    Esto es impresionante.... Magnífico...un verdadero paso a la independencia y al desarrollo....les.escribo desde el futuro donde no encuentro cemento de ningun tipo... Ni ecológico...ni vegetariano ..ni radioactivo.. que pasó con las 10 plantas o la primera.... Ya dio frutos? Quien se los está comiendo?

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javiel Fernández Pérez

Estudiante de Cuarto Año de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas

Vea también