Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El derecho de nacionalizar

| 54

El Comandante en Jefe Fidel Castro firma la Ley de Reforma Agraria en la Comandancia de La Plata.

El premio Nobel de Economía Paul Krugman escribió en el New York Times que “ningún hombre es autosuficiente, aunque Trump lo sea más que la mayoría. Así que, para poder comprender la magnitud de sus metidas de pata en las decisiones sobre políticas, es necesario reconocer la extraordinaria calidad de las personas que lo rodean. Claro que cuando digo “extraordinaria”, en realidad quiero decir una calidad extraordinariamente baja. Lincoln tenía un equipo de rivales; Trump tiene un equipo de imbéciles”.

Eso es lo que estamos observando en los que formulan y ejecutan la política hacia Cuba que, además de irracional, es bastante desoladora, porque parece que son ataques frenéticos, fuera de control, como si la bilis acumulada durante tantos años por tantos fracasos los hiciera más rabiosos, aunque confieso que no se les puede negar el mérito por la eficacia para disfrazar la verdad ante la opinión pública. Son verdaderos doctores en ciencia en el arte de propagar mentiras.

Desde antes de llegar al poder y aprovechando la visión transaccional que tiene Trump, estos camajanes secuestraron la política hacia nuestra nación  y retomaron la agresión para destruir a la Revolución. Por eso, reactivan los procesos judiciales y las demandas del título III de la ley Helms-Burton, legislación que propugna con sus imposiciones de cómo tenemos que ser y como tenemos que hacer para reconvertirnos con total humillación en un enclave neocolonial .

Es la obtusa obsesión de infundir miedo a los inversionistas extranjeros para que desistan de invertir en la Isla, pero también a los cubanos de que habrá demandas judiciales y tendremos que devolverles todas las propiedades nacionalizadas o confiscadas desde el 1ro de enero de 1959 hayan sido o no de ciudadanos norteamericanos en ese momento, marcando claramente el interés de favorecer a los batistianos que encontraron refugio seguro en los Estados Unidos tras la huida del tirano Fulgencio Batista.

Nacionalización y expropiación

Con la entrega de los títulos de propiedad de la tierra, se cumplía una promesa del Moncada y una de las expectati-vas expresadas en el Congreso Campesino en Armas en Soledad de Mayarí Arriba. Foto: Granma.

En las normas del derecho internacional se contempla la potestad de los estados de ejercer el principio de la nacionalización para reivindicar bienes tanto de personas naturales como de personas extranjeras, siempre y cuando no se realice por motivos discriminatorios y se adjudique la correspondiente indemnización.

Así, por ejemplo, la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados, aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1974, dispone que “todo Estado tiene derecho a nacionalizar, expropiar o transferir la propiedad de bienes extranjeros, en cuyo caso, el Estado que adopte esas medidas deberá pagar una compensación apropiada, teniendo en cuenta sus leyes y reglamentos aplicables y todas las circunstancias que el Estado considere pertinente. En cualquier caso en que la competencia sea motivo de controversia, esta será resuelta conforme a la ley nacional del Estado que nacionaliza”.

El Gobierno Revolucionario cubano dictó en febrero  de 1959 la Ley Fundamental de la República donde se retomaron  los elementos cardinales de la Constitución de 1940, la cual proscribió el latifundio y estableció la expropiación forzosa por causa de utilidad pública e interés nacional (que no pudieron llevarse a cabo pues nunca en la seudorepública se hicieron las leyes complementarias para ejecutar ambas disposiciones).

Cuba nacionalizó las propiedades estadounidenses entre mayo de 1959  y octubre de 1960 como parte de los principios establecidos en su legislación a partir de la Ley de Reforma Agraria el 17 de mayo de 1959, que acabó con el latifundio, y otras medidas como la Ley 851 de 6 de julio de 1960, en la cual se establecieron también los mecanismos de indemnización.

La destacada y reconocida jurista Olga Mirada Bravo dejó antes de fallecer numerosos textos de conferencias impartidas  en organismos nacionales e internacionales, así como  libros sobre las nacionalizaciones y el bloqueo, puesto que  en 1992 durante  los primeros debates en la ONU de la resolución de denuncia del bloqueo, el gobierno estadounidense justificó la aplicación de esas medidas coercitivas y extraterritoriales contra nuestro país   al asegurar que era esencialmente una respuesta a la nacionalización de los bienes pertenecientes a los Estados Unidos

El 9 de julio de 1993 el representante permanente de Cuba ante la ONU entregó al Secretario General una carta y un extenso documento elaborado por un grupo de expertos a solicitud del Gobierno cubano, donde  se prueba claramente que el programa de coerción  económica determinó siempre  el interés de las autoridades norteamericanas de presionar   para imponer   el sistema político del agrado de Estados Unidos, mientras que nunca aceptaron ninguna de las propuestas presentadas por Cuba para indemnizar a los propietarios nacionalizados.

Las empresas petroleras estadounidenses informaron que no enviarían más petróleo a Cuba y prohibieron a sus refinerías en la Isla que procesaran el petróleo de otras fuentes.

También carece de todo fundamento el argumento esgrimido por EE.UU. de que la nacionalización efectuada por Cuba fue ilegal y discriminatoria, puesto que dicho proceso incluyó propiedades de nacionales de otros países. Excepto Estados Unidos, el resto de los países adoptó una posición respetuosa con relación a la decisión soberana de Cuba y establecieron negociaciones con las autoridades cubanas para la compensación a sus nacionales por las propiedades que estos tenían en la isla. De esta forma, se concluyeron acuerdos con Francia, Suiza, Gran Bretaña, Canadá,  España , entre otros, para efectuar las compensaciones, estableciendo plazos para su ejecución acordes a la práctica internacional en estos casos.

Otra aclaración importante que hizo la destacada jurista Olga Miranda deslinda el asunto de la confiscación de los ciudadanos de origen cubano al subrayar que independientemente del proceso de nacionalización, se efectuó la confiscación de los bienes malversados, mediante procedimientos establecidos en la ley, tanto por vía judicial como administrativa.

Tal era la magnitud del fraude y robo, que se creó el Ministerio de Recuperación de Bienes Malversados, para determinar en cada caso, mediante escrupuloso expediente, los bienes malversados producto de notorias operaciones fraudulentas e ilícitas, o legitimados adicionalmente por la fuga en masa de sus gestores, propietarios y cómplices, muchos de los cuales desde los meses finales de 1958 venían trasladando cuantiosas sumas a bancos norteamericanos, y casi todos creyeron que este era un proceso transitorio, pues Estados Unidos nunca permitiría una Cuba independiente y seguramente en cuestión de meses intervendría al país.  Puede encontrarse en la Gaceta Oficial de la República de aquellos años, la relación de personas naturales o jurídicas sancionadas.

Por supuesto, señaló la doctora Miranda, como la confiscación presupone un hecho punible, estos casos no llevan compensación alguna, de ahí su diferencia sustancial con la nacionalización, que no es una sanción y que conlleva la indemnización adecuada.

Ahora, para confundir y encubrirse, muchos de los pretendidos reclamantes de la Helms-Burton de origen cubano, fueron realmente confiscados y no nacionalizados, por lo que en Cuba no tuvieron ningún derecho a compensación.

Esta acción de la Helms-Burton, además de lo inmoral que resulta,  vulnera los limites establecidos por  el Derecho Internacional que no confiere derechos retroactivos a los ciudadanos por naturalización.

Con respecto al derecho a nacionalizar, es reconocido por no pocas personalidades e instituciones norteamericanas que Estados Unidos siempre actuó en el marco de la coerción. Desde el primer momento se negó a la aplicación de la fórmula compensadora propuesta por Cuba que era plenamente compatible con la práctica internacional. La soberbia hegemónica impidió a la administración Eisenhower aceptar la decisión cubana de igualdad soberana para indemnizar a los nacionalizados, no por la forma en que fue concebida, sino por el criterio de que sus nacionales no podían ser objeto de expropiaciones.

Por el contrario, asumió formas que convertirían después a esas reclamaciones en rehén de su política. Básicamente impuso a los afectados un modelo de solución que permitió al gobierno de EE.UU. asumir la negociación. El programa de reclamaciones que elaboró durante cerca de ocho años (1964-1972) las concentró en 5 911 casos de estadounidenses al momento de la nacionalización, aunque solamente una veintena de empresas tienen casi el 87 por ciento del monto reclamado.

Pese a ser agredida, Cuba siempre se manifestó por indemnizar

El gobierno norteamericano impidió la posibilidad de in-demnización al quitarle a Cuba la cuota azucarera para tratar de estrangularla. Foto Granma

El investigador cubano Alejandro Aguilar, titular del Instituto Nacional de Investigaciones Económicas, ha publicado diversos análisis sobre este tema que, sin dudas, se ha convertido en una cuestión de seguridad nacional para Cuba. A partir de las causas por las que los estadunidenses no recibieron la compensación por las propiedades nacionalizadas, él  se ha preguntado:: ¿Obedece  acaso a una falta de voluntad política de Cuba para ello?. ¿Pudo Cuba enfrentar económicamente la liquidación de las indemnizaciones y bajo qué condiciones? ¿Propició EE.UU. un clima adecuado para llevar a cabo las negociaciones y la indemnización? ¿Mantienen vigencia las reclamaciones estadounidenses después de casi seis décadas de bloqueo, agresiones diversas y una sistemática hostilidad?

En una enjundiosa argumentación, el doctor Aguilar señaló  que  La Ley de Reforma Agraria promulgada el 17 de mayo de 1959 estaba encaminada a potenciar la economía agropecuaria del país, eliminando la posesión improductiva de la tierra y, en particular, el latifundio, el cual estaba proscrito ya en la Constitución aprobada en 1940. Para ofrecer una idea: el  Censo Agrícola Nacional de 1946 había puesto de manifiesto esta situación cuando informaba que el 15 por ciento  de los propietarios disponían  casi del 50 por ciento de las fincas

En sus comentarios, el investigador enfatizó que la Ley también reconoció el derecho constitucional de indemnización y estableció el pago mediante Bonos de Reforma Agraria, redimibles en 20 años, con interés anual no mayor del 4,5 por ciento, para lo cual se incluirían los fondos en el presupuesto de cada año. Estableció, además, una excepción del impuesto sobre renta personal a aquéllos receptores de bonos que inviertan estos fondos. “Las condiciones de amortización de las indemnizaciones superaban con creces las que se establecieron por los propios Estados Unidos a los terratenientes en la reforma efectuada durante su ocupación del Japón”, subrayó.

Aguilar igualmente rememora que desde la promulgación de la Reforma Agraria, las autoridades cubanas informaron su disposición a examinar con el gobierno de EE.UU., en un plano de igualdad y de respeto mutuo, el tema de la indemnización a los nacionales estadounidenses, al propio tiempo que demandaba a ese gobierno que se abstuviera de tomar cualquier medida que pudiera interferir la marcha de las negociaciones.

Sin embargo, como acción  presionante  la administración norteamericana  solo aceptó que  esa expropiación llevara consigo el pago de una pronta, adecuada y efectiva compensación, algo verdaderamente irracional pues  conocían perfectamente que los personeros de la tiranía que usurpó el poder en Cuba desde 1952 con  su total  apoyo habían saqueado las arcas de la nación, robando y malversando más de 460 millones de dólares de las reservas monetarias internacionales del país y habían dejado un saldo de deuda pública de más de 1 300 millones de dólares.

Otro elemento importante que destaca el investigador es que a comienzos de junio de 1960  las empresas petroleras estadounidenses informaron que no enviarían más petróleo a Cuba y prohibieron a sus refinerías en la Isla que procesaran el petróleo de otras fuentes, no obstante que la Ley cubana de Minerales y Combustibles vigente desde el 9 de mayo de 1938 establecía la obligatoriedad de esas empresas de procesar el petróleo crudo que el Estado le suministrara.

No obstante esa agresión que pretendía paralizar al país como parte de la política de provocar la asfixia económica , en la  Ley # 851 de 1960 que autoriza la nacionalización de las empresas estadounidenses se consideró la compensación de los bienes afectados.

El Titular del Instituto Nacional de Investigaciones  Económicas recalcó que esa Ley nacionalizadora en artículo No. 5, estableció el pago por los bienes expropiados con bonos de la República, que se amortizarían en un plazo no menor de 30 años a partir de la fecha de expropiación y con un interés no menor del 2 por ciento, para lo cual se crearía el “Fondo para el Pago de Expropiaciones de Bienes y Empresas de Nacionales de los Estados Unidos de América”.

Para la amortización de dichos bonos y como garantía de los mismos, este Fondo creado por el Estado cubano se nutriría anualmente con el 25  por ciento de las divisas extranjeras que correspondan al exceso de las compras de azúcares que en cada año calendario realicen los Estados Unidos de Norteamérica sobre tres millones de toneladas largas españolas para su consumo interno y a un precio no menor de 5,75 centavos de dólar la libra inglesa (F.A.S).

Si el gobierno de Estados Unidos hubiese respaldado esta fórmula, además de proveer los fondos para la indemnización, hubiera resultado económicamente favorable al contribuyente estadounidense con precios probablemente menores a los que prevalecieron en el mercado interno,

Pero como expresión de sus despiadadas intenciones, lo que hizo el  gobierno de Estados Unidos fue dictar  la proclama presidencial 3355, del 6 de julio de 1960, cancelando  la cuota azucarera para lo que restaba del año 1960  y meses después canceló totalmente toda la cuota azucarera. Con ello, el Gobierno de Estados Unidos eliminó la capacidad de pago para indemnizar las nacionalizaciones a los ciudadanos norteamericanos.

Inaplicable y sin valor ni efecto jurídico alguno

En la Gaceta Oficial de la época están publicadas todas las medidas de nacionalización y de expropiación a los malversadores.

Cualquier análisis  objetivo a tenor de las normas del  Derechos Internacional concluirá que las expropiaciones decididas tuvieron por  motivación  dotar al pueblo cubano de un modo y calidad de vida dignos No hay violación alguna de tratado por parte del Gobierno de Cuba al momento de su decisión nacionalizadora ni  constituyeron represalia contra la política singular de un Estado o de un grupo de Estados, sino la determinación de crear condiciones primarias y necesarias para el desarrollo social, económico y político de la nación.

Por eso, la Ley 80, LEY DE REAFIRMACIÓN DE LA DIGNIDAD Y SOBERANÍA CUBANAS, además de declarar  ilícita la Ley “Helms-Burton”, inaplicable y sin valor ni efecto jurídico alguno, considera nula toda reclamación amparada en ella de persona natural o jurídica, cualquiera que fuere su ciudadanía o nacionalidad.

No obstante, establece que las indemnizaciones por las propiedades estadounidenses nacionalizadas en virtud de ese proceso legítimo, validado por las leyes cubanas y el Derecho Internacional,  podrán formar parte de un proceso negociador entre el Gobierno de los Estados Unidos de América y el Gobierno de la República de Cuba, sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo..
Y establece como principio jurídico que las reclamaciones de indemnización por la nacionalización de dichas propiedades deberán ser examinadas conjuntamente con las indemnizaciones a que el Estado y el pueblo cubanos tienen derecho, con motivo de los daños y perjuicios causados por el bloqueo y las agresiones de todo tipo, cuya responsabilidad corresponde al Gobierno de Estados Unidos.

De la misma manera, la Ley cubana determina que quedará excluida de futuras posibles negociaciones rcualquier persona natural o jurídica de los Estados Unidos de América que utilice los procedimientos y mecanismos de la Ley “Helms-Burton”, se acoja a éstos o trate de emplearlos en perjuicio de otros.

Las aberradas pretensiones de apoderarse  de Cuba vuelven a agudizar el conflicto y, una vez más, comenten el mismo error: subestimar la vocación patriótica e independista de los cubanos.

Se han publicado 54 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ismary dijo:

    Muy oportuno este artículo de Lázaro Barredo. Todo cuánto se pueda escribir sobre este tema es importante en el momento actual.

    • A.Damian dijo:

      Los mas llamativo son los niveles de produccion records alcanzados despues de la nacionalizacion y sobre todo ahora.

      • Víctor PN dijo:

        Y sobre todo el estado de los campos cultivados, centrales azucareros, producción agropecuaria e industrial, etc.

    • Frank Pupo dijo:

      Entonces, te quito los centrales y la tierra y quiero que me compres el azucar, para indemnisarte con tu dinero.
      Ummmmmm, Liborio te la comiste!
      Segun el anuario del 1958, en Cuba, el 84% de los medios de produccion (tierras, fabricas etc)pertenecia a nacionales, cubanos o decendientes nacidos en Cuba. Como se puede mejorar la vida de la tervera major economia de America, desarticulando su economia?
      Espero ansioso las respuestas!
      Un saludo!!
      Frank Pupo

      • Leo dijo:

        @frank por favor muestreme donde puedo ver eso que usted dice y que sea un medio confiable… gracias

      • Kronos dijo:

        Hombre la idea era buena, quien iba a saber que a la larga no iba a resultar. Lo que pasa es que todo es bueno idealmente, pero ese ideal hay que saberlo transformar y llevarlo a la practica, ahi es donde no hemos sabido nunca como hacerlo.

      • Liborio dijo:

        Por favor, su referencia bibliográfica de su dato… de lo contrario, inflar es muy fácil. Saludos de Liborio.

      • A.Damian dijo:

        Cuando me refiero a niveles records, quiero decir, los niveles mas bajos de produccion, esos tambien son records, sobre todo los de ahora.

      • Leandro dijo:

        ¡Tercera mayor economía de América! Supongo entonces que después de EE.UU. y Canadá estaba Cuba. Nada, que siempre hay posibilidades de sorprenderse de la ignorancia propia o de la ignorancia de otros. ¿Por qué el pueblo cubano apoyó de manera decidida desde sus inicios y sigue apoyando en aplastante mayoría la Revolución?.
        «Creo que no hay país en el mundo, incluyendo las regiones africanas, incluyendo cualquiera y todos los países bajo dominación colonial, donde la colonización económica, la humillación y la explotación fuera peor que en Cuba, en parte debido a las políticas de mi país durante el régimen de Batista.”
        «En 1953 la familia cubana tenía un ingreso de seis pesos a la semana. Del 15 al 20 por ciento de la fuerza de trabajo estaba crónicamente desempleada. Solo un tercio de las casas de la Isla tenían agua corriente y en los últimos años que precedieron a la Revolución de Castro este abismal nivel de vida bajó aún más al crecer la población, que no participaba del crecimiento económico. Solo a 90 millas estaban los Estados Unidos -su buen vecino- la nación más rica de la Tierra, con sus radios, sus periódicos y películas divulgando la historia de la riqueza material de los Estados Unidos y sus excedentes agrícolas. Pero en vez de extenderle una mano amiga al desesperado pueblo de Cuba, casi toda nuestra ayuda fue en forma de asistencia en armamentos, asistencia que no contribuyó al crecimiento económico para el bienestar del pueblo cubano… De una manera que antagonizaba al pueblo de Cuba usamos la influencia con el Gobierno para beneficiar los intereses y aumentar las utilidades de las compañías privadas norteamericanas que dominaban la economía de la Isla. Al principio de 1959 las empresas norteamericanas poseían cerca del 40 por ciento de las tierras azucareras, casi todas las fincas de ganado, el 90 por ciento de las minas y concesiones minerales, el 80 por ciento de los servicios y prácticamente toda la industria del petróleo y suministraba dos tercios de las importaciones de Cuba.”
        No fue Fidel Castro en la Historia me Absolverá, fuen Y.F. Kennedy quien dijo lo antes expuesto entre comillas.

      • Carlos Alejandro dijo:

        Muy buenos días para Frank Pupo el ANSIOSO. Señor Pupo Ansioso, sería muy oportuno que Usted revisara y estudiara un poco la historia, para que no cometa errores a la hora de opinar, y esa actitud anexionista y sumisa no caiga, -como le ha pasado a muchos- en una asonada hacia el puerto donde está atracado el Arca de Noé, y forme parte de sus pasajeros S2sss.

      • JRM dijo:

        Sabes cuanta azúcar ya nos debían.
        Nos exprimían hasta la saciedad.
        No se si eramos la tercera economía de América Latina. no lo dudo, Pagandolo con servilismo de los gobiernos de turno.
        No siempre esas cifras reflejan la riqueza de un país, los principales logros.
        Vivimos momentos MUY DIFÏCILES, pero nunca este país tuvo un desarrollo tan armónico que en tiempos de Revolución.

    • OBSERVADOR dijo:

      Así mismo como usted dice ¨Todo cuánto se pueda escribir¨…porque aquí hay tela por donde cortar cantidad.

    • roca dijo:

      Si solo que a Lázaro Barredo se le olvidó decir cómo le quitaron los negocios a gente trabajadora, que se partió el lomo para conseguir lo que tenía. Lo tengo bien cercano en mi familia, que fue expropiada de una casa y una tienda, en el corazón de la habana, dónde hoy Cimex vende sus productos. Ni era un delincuente, ni un bandido. Un emigrado español que trabajo como mulo para tener lo que pudo. Y un buen día llego a trabajar y la tienda estaba intervenida, la casa que tenía, se la quitó la reforma urbana porque en ese momento la alquilaba, pues vivía en casa de una hija. Y no le pagaron un medio. No siempre la historia es bien contada.

  • Gustavo Josué dijo:

    Cuba ha actuado de acuerdo a principio legales, sucede que los que siempre están fuera de la ley juzgan según proceden, una sola cuestión como observación al artículo: la SHELL, es una empresa de hidrocarburos anglo-neerlandesa, ni era, ni es norteamericana.

    • Francis dijo:

      No se comprende, por que tambien se «nacionalizo» a los nacionales dueÑos de negocio?, hablamos de mas del 80% eran Cubanos.

  • rolando dijo:

    para que recibir indemnizaciones si a Fidel lo vamos a arrollar com a Jacobo Arbens en Gautemala
    cuando suene un tiro todos van a correr
    esas deben haber sido la filosfia de los cavernicolas USA
    ya que no pudieron con la fuerza ahora van con la ley absurda aplaudidos x los siquitrillados y LOOSERS miameros y ex mercenarios
    no tienen legado ninguno
    A Trump le importa su releeccion piensa que todos los que estan en Miami le sirven para atacar a Cuba
    vuelven a calcular mal

  • Jorge dijo:

    Muy bueno el artículo, para que lo lean las generaciones nacidas después del 59 y conoscan las marañas del imperio, no tienen verguenza, escrúpulos y mucho menos razón para reclamar nada, ellos son los que tienen que indenizar a Cuba por el resto de su vida por sus crímines y abusos cometidos al pueblo de Cuba. Viva Cuba Libre y Soberana, socialista, internacionalista, viva Fidel, Viva Raúl, Viva Díaz Canel, viva el pueblo aguerrido de Cuba.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    El asunto es que el resto de los siete mil ciento y tantos millones de personas que poblamos este Mundo y no calificamos para ser AMERICANS, debemos acatar sin chistar las Leyes que rigen en los Estados Unidos de América, por mandato divino de… ¡los Americans!!!!.
    ¡Olvidémonos de la ONU y de los derechos de los demás!

  • Alicia dijo:

    Este me pareció un excelente artículo y, sobretodo, muy esclarecedor. Considero que el tema de las nacionalizaciones y las expropiaciones dede ser entendido claramente para poder comprender los sucesos que ocurrieron después. Es por ello que creo que esta información debe ser difundida por todos los medios de comunicación y en todos lo espacios. No es suficiente (como sucede ahora) hablar solamente de las consecuencias de la Ley Helms-Burton para el pueblo cubano, no, es preciso que se le explique al pueblo con pruebas suficientes el porqué de estos acontecimientos y más que apelar por un discurso determinado, se nos demuestre con evidencias, como lo ha hecho este artículo, la ilicitud e ilegitimidad de las leyes estadounidenses contra Cuba.

  • Palax dijo:

    Excelente artículo.

  • manolete dijo:

    Muy interesante el artículo aunque es preciso señalar que el origen del proceso de nacionalización se encuentra en el programa del Moncada, ya en la Historia me Absolvera, Fidel expone la recuperación de la riqueza nacional.
    La primera ley de nacionalización fue la Ley de Reforma Agraria , no debe olvidarse el principio de que la tierra es de quien la trabaja.

    • WhiteSnake++ dijo:

      no se puede recuperar algo que nunca te perteneció.

      • JRM dijo:

        hablría Fidel en nombre de los aborígenes. Porque hay algo de cierto en lo que usted dice, Con la guerra contra España no se resolvió el problema, lo Americans se hicieron cargo de robarselo todo antes que pudiera ser del verdadero dueño, casi 60 años le duró esa vida de placer, pero llego el Comandante y mando a parar..

    • Al Al dijo:

      Pero si en cuba no la trabaja nadie y los que la.trabajan tampoco son muy bien remunerados que digamos

      Saludos

      • JRM dijo:

        No se si otros aceptarán eso de que no trabaja nadie, pero a mi si no me sirve ese pantalón

  • Lissette Ftes dijo:

    Me en-can-tó,muy directo,las cosas por su nombre.
    Sus históricas y enfermizas pretensiones no nos toman de sorpresa y menos aún nos asustan. Una vez más diremos POR GUSTO, ni les toca ni les tocará.

  • Lillian dijo:

    La Resolución 1803 (XVII) de la Asamblea General, ONU de 14 de diciembre de 1962, Declara lo siguiente:

    . El derecho de los pueblos y de las naciones a la soberanía permanente sobre sus riquezas y recursos naturales debe ejercerse en interés del desarrollo nacional y del bienestar del pueblo del respectivo Estado.

    2. La exploración, el desarrollo y la disposición de tales recursos, así como la importación de capital extranjero para efectuarlos, deberán conformarse a las reglas y condiciones que esos pueblos y naciones libremente consideren necesarios o deseables para autorizar, limitar o prohibir dichas actividades.

    3. En los casos en que se otorgue la autorización, el capital introducido y sus incrementos se regirán por ella, por la ley nacional vigente y por el derecho internacional. Las utilidades que se obtengan deberán ser compartidas, en la proporción que se convenga libremente en cada caso, entre los inversionistas y el Estado que recibe la inversión, cuidando de no restringir por ningún motivo la soberanía de tal Estado sobre sus riquezas y recursos naturales.

    4. La nacionalización, la expropiación o la requisición deberán fundarse en razones o motivos de utilidad pública, de seguridad o de interés nacional, los cuales se reconocen como superiores al mero interés particular o privado, tanto nacional como extranjero. En estos casos se pagará al dueño la indemnización correspondiente, con arreglo a las normas en vigor en el Estado que adopte estas medidas en ejercicio de su soberanía y en conformidad con el derecho internacional. En cualquier caso en que la cuestión de la indemnización dé origen a un litigio, debe agotarse la jurisdicción nacional del Estado que adopte esas medidas. No obstante, por acuerdo entre Estados soberanos y otras partes interesadas, el litigio podrá dirimirse por arbitraje o arreglo judicial internacional.

    5. El ejercicio libre y provechoso de la soberanía de los pueblos y las naciones sobre sus recursos naturales debe fomentarse mediante el mutuo respeto entre los Estados basado en su igualdad soberana.

    6. La cooperación internacional en el desarrollo económico de los países en vías de desarrollo, ya sea que consista en inversión de capitales, públicos o privados, intercambio de bienes y servicios, asistencia técnica o intercambio de informaciones científicas, será de tal naturaleza que favorezca los intereses del desarrollo nacional independiente de esos países y se basará en el respeto de su soberanía sobre sus riquezas y recursos naturales.

    7. La violación de los derechos soberanos de los pueblos y naciones sobre sus riquezas y recursos naturales es contraria al espíritu y a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y entorpece el desarrollo de la cooperación internacional y la preservación de la paz.

    8. Los acuerdos sobre inversiones extranjeras libremente concertados por Estados soberanos o entre ellos deberán cumplirse de buena fe; los Estados y las organizaciones internacionales deberán respetar estricta y escrupulosamente la soberanía de los pueblos y naciones sobre sus riquezas y recursos naturales de conformidad con la Carta y los principios contenidos en la presente resolución.

    • Jose dijo:

      Las palabras claves son «riquezas y recursos NATURALES».

  • Mirna Pozo Velazquez dijo:

    Lillian más claro, ni el agua

  • José García Álvarez dijo:

    Son los Gringos ,los que quieren todo a la cañona,mal acostumbrados ,el egoismo los encierra de tal manera que viven a diario cometiendo las mas insólitas patrañas,violando el Derecho Internacional.Aún los golpes que les han propinado derrotas militares y políticas no le han abierto las entendederas para portarse de manera sivilizada en el mundo en que vivimos.

  • Javier Francisco dijo:

    Que buen trabajo. Casi a diario debato con cubanos de Florida que ignoran todo lo que esta trabajo refleja. Ellos solo repiten lo que le induce la prensa de Miami, Dicen que Cuba robó propiedades cuando en realidad siempre hubo la intención de negociar.

  • mary.hernánd. dijo:

    SALUDOS, EL PERIODISTA LÁZARO BARREDO SIEMPRE SACA DEBAJO DE LA MANGA ACTUALIDAD NOTICIOSA, PODRÍA COMENTAR YO MÁS ACERCA DEL TEMA QUE TRATA HOY, PERO SERÍA QUITAR BELLEZA A TODO LO QUE ÉL PUBLICA, ESTUDIA Y NOS ENSEÑA, LÁSTIMA NO LO TENGAMOS MÁS PRESENTE EN LOS MEDIOS,AL MENOS EN LA MESA EN UN MOMENTO TAN CRUCIAL DONDE EL OBJETIVO PRIMARIO ES QUITARNOS EL BLOQUEO DE ENCIMA, OTROS TAMBIÉN PUEDEN HACERLO, PERO LÁZARO SABE QUE DESDE EL PRINCIPIO DE TODO ÉL HA ESTADO PEGADO AL ESTUDIO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, LOS JÓVENES QUE VEN LA MESA APRENDERÍAN MUCHO CON ÉL PORQUE A TALADRID SÉ QUE LO SIGUEN, LÁZARO ES MENOS PUBLICITARIO, PERO OJO TIENE MUCHA INFORMACIÓNN DE TODO… Y SU INTELIGENCIA BIEN ACTIVADA NECESITAMOS MÁS DE ÉL ESTÁ SIENDO EGOISTA EN EL MEJOR SENTIDO, AYUDE A DESENTRAÑAR Y A QUITAR EL BLOQUEO PROFESOR LÁZARO, SALUD Y SUERTE.

    • Leo dijo:

      De acuerdo con usted a un 100%. Lo que no comprendo porque todo en mayúsculas, sabia usted que los bloques de texto en mayúsculas son sinónimo que usted está gritando? Fue su intención? Saludos

  • josé dijo:

    El 14% de las tierras cultivables del país están cubiertas de marabú.
    Salió en nuestra propia prensa!

    • roca dijo:

      Y es posible que esté número crezca. Se está sembrando marabú. El marabú es un rubro exportable, con la venta de carbón vegetal. Ya que no producimos alimento, por lo menos tener dinero para comprarlos.

    • ly dijo:

      Marabú que se esta exportando en forma de carbón, y a su vez el 40% de esas tierras ya preparadas se están dedicando a otros cultivos y ganadería siempre y cuando existan las condiciones y manos laboriosas.(es de recordar que el marabú crece donde otras plantas no, por el nivel de aridez del suelo)….lo que hace falta son manos fuertes y deseos de trabajar …

  • Prof. Dr. C. Alfredo Pita Hernández dijo:

    Buenas tardes:
    Este trabajo del compañero Barredo es muy esclarecedor e interesante. No coincido con su opinión sobre los adjetivos despectivos que aplica a Trump y a sus asesores. No creo que ningún imbécil o demente pueda llegar a los primeros planos de la política norteamericana en estos tiempos. Que no apoyan a los gobierno de izquierda y tratan de ponerle todo tipo de impedimento para derrotarlos, cierto. Que responden a los intereses de las grandes élites de poder económico y político, cierto. Pero de ahí a lo que dice Barredo va un tramo largo. No son incompetentes, tontos ni imbéciles.
    Aunque se conocía, es bueno recordarle a los jóvenes la diferencia entre confiscación de bienes malversados y la nacionalización. El primero no se indemniza, pero las nacionalizaciones si está regulado por leyes internacionales, que se deben indemnizar. Por las causas que hayan sido (ruptura de relaciones diplomáticas, supresión de la cuota azucarera, bloqueo económico más duradero en el mundo, agresiones piratas etc.) es cierto que nuestro País no ejecutó todo el proceso de indemnizaciones que debía realizar y ordenar cuando concluyó las nacionalizaciones. Eso puede ir a conversaciones entre los dos gobiernos y llegar a acuerdos. y creo que también hay que debatir las reclamaciones justas que hace nuestro Gobierno por los daños de tantos años de agresiones y bloqueo.
    Gracias. Pasen buena tarde

    • Stero dijo:

      Dr. Pita, la opinión es de Krugman, no de Barredo.

    • Compatriota dijo:

      Profesor: Con el respeto que Usted se merece, sin querer entrar en debate por lo insignificante, ante el tema importantísimo tratado en el articulo, la camarilla fascista de Trump está compuesta de una jauría de imbéciles, claro no en el sentido literal de la palabra con su significado lingüístico. En el sentido de la imbecilidad de sus actos, inducida por la soberbia, el desprecio y el odio. Creo, sin querer ni por asomo, que este fue el sentido de las expresiones del compañero Lázaro Barredo. Disculpe mi osadía, este es mi humilde criterio.

  • justo morales dijo:

    Seria bueno que el compañero Barredo mpviera el punto de mira un poquito explicara la ofensiova revolucionaria del 68 cuando se expropiaron todos los micronegocios y de donde mucho creemos vienen parte de los males economicos que nos asolan hoy

    • Compatriota dijo:

      Cada acción en el tiempo, aunque la juzguemos con una dosis razonable de equilibrio, nuestro juicio nunca será lo suficientemente justo. Viví esa época u fui testigo de los acontecimientos. Junto a pequeños negocios honestos y formas de propiedad privada que eran «el día a día de la supervivencia» existían otros que se sustentaban en el robo, el engaño y los desvíos en sus abastecimientos. Se estaba creando un caldo de cultivo negativo que estaba socavando las bases de lo que desde hacía 9 años se venía construyendo. La LCB alcanzaba su máxima expresión en el enfrentamiento a las bandas de alzados. Se realizaban movilizaciones masivas a las zafras del pueblo. Se vivía en la constante amenaza de agresión. Todo esto unido a que se estaba construyendo una sociedad distinta a todo lo conocido con anterioridad por gentes sin ninguna o poca experiencia, pues muchos con esos conocimientos emigraron. No me siento en condiciones de juzgar, si en condición de sacar experiencias. Errores, extremismos, malas decisiones, claro que hubo. Cuál sociedad no los ha tenido. Tampoco pienso que la raíz de todos los males esté en la ofensiva revolucionaria de 1968, al contrario, constituyó un paso más en la construcción de esta sociedad. Es necesario que se conozca más la historia de esos primeros 10-15 años de Revolución. Esclarecería muchas dudas a los que honestamente quieren entender. Muchas gracias.

  • Jorge el Leo dijo:

    Despues de tantos años, tantos daños: económicos, físicos, e intromisiones de todos los tipos y en todos los ambitos de la vida de nuestro pais, ahora reclaman propiedades en un pais ageno, son frescos y autosufientes insuficientes, cuando estuvieron colonizando y explotando a Cuba no se cansaron de robar nuestro sudor, nuestras riquezas y ahora reclaman los que no les pertenece. Aqui solo pueden encontrar en la actualidad un pueblo unido, solidario, trabajador, transformador(para bien), de una justicia social alta alcanzada, de valores humanistas, patrioticos, culturales diversos, de amor al prójimo como nos enseño nuestro Apostol y Fidel. Ahora tienen que entenderse con el relevo Revolucionario de nuestro Precidente Díaz Canel recien electo por nuestro pueblo.

  • Cadillac dijo:

    y las personascubanas que les fueron confiscados sus bienes y pequeñas empresas, y hablod e una carpinteria, zapateria, bodega…???????….

  • lulu dijo:

    Una pregunta, Habia necesidad de nacionalizarlo todo, absolutamente todo? y como se llama cuando eran nacionales los propietarios.

  • Corona dijo:

    Hubo nacionalización ó fue tan solo expropiación ??
    Llamémosle como queramos, lo que sí no es un secreto es que con esos procesos solo se consiguió un verdadero retroceso en nuestra economia.
    Los medios de producción en manos del pueblo…..larga historia ; resultados desastrosos.

    • JRM dijo:

      nuestra economía tuvo etapas de crecimiento hasta finales de los 80, después usted sabe lo que paso, de nuevo un crecimiento y ahora sabe lo que pasa.
      Indudablemente que la SOBERANía y la INDEPENDENCIA cuestan caro. En lo personal asumo ese riesgo, menos el de la dependencia y esclavitud a ¨un vecino tan poderoso¨.
      Y usted?

  • Julian dijo:

    No creo que se deba hacer un lazo que apriete a todos los que levantaron un capital en Cuba en esa época. Nadie se hizo cargo de regresarle un porciento de el capital que perdieron miles de personas. Recordemos los que hemos estudiado la verdadera historia de Cuba, que por aquel entonces éramos la joyita del Caribe. Teníamos los mejores carros y las mejores ropas. Había comida. Se que había pobreza. Pero cualquier guajiro como mis abuelos tenían una lata de gas de manteca con chicharrones y un patio de gallina para comer. Ahora no tenemos ni economía. Somos un país bloqueado desde afuera y desde adentro. Nadie te robaba en aquella época y ahora hasta un par de cutaras viejas te las roban si pueden. Los salarios no alcanzan para nadie y hay que vivir del invento. Yo amo mi patria pero ese amor no cambia mi realidad.

  • vanl dijo:

    Robar es más bonito, eso fue lo que hicieron , para después destruir todo lo que se robaron.

  • JRM dijo:

    Eso se le debe explicar a los jóvenes a través de la Reflexión y el debate en universiidades y otras escuelas. excelente explicación, esa es la Historia que debe darse en nuestras escuelas
    gracias Barredo

  • manolito1386 dijo:

    Un salu2 para todos, vamos a ver el asunto más profundo y no tan superficial, Estoy de acuerdo en la nacionalización pero había q resarcir a los expropiados, Cuba sola no nacionalizo lo hizo México en 1931 con Lazaro Cardenas, con una Reforma Agraria y la nacionalización petrolera, nacionalización de los Ferrocarriles entre otras , la novedad es que pagaron a los expropiados y tuvo también sus desacuerdos con los británicos, así que lo que pasa aquí no es algo ajeno….

  • Alejandro dijo:

    Muy abarcador análisis para que no quede duda alguna.

  • Raudel dijo:

    A quienes, contagiados viven de la enfermedad hepática ya diagnosticada por Barrdedo, de aquellos que contienen por más de 60 años sus purulentas vilis….no se olviden de un pequeño detalle, el gazapo comparativo….. de nuestro laboratorio nación, Puerto Rico que nunca ha nacionalizado, intervenido confiscado, enfrentado, nunca ha sido embargado…………y después de 60 años comparen que tenemos en ambos extremos del Caribe y solamente simplifiquen la ecuación. Lo que sobra es el Capitalismo Salvaje. El que no lo entienda con esa pequeña fórmula, está pidiendo a gritos que le arrojen mucho papel higiénico a la cara.

  • víctor dijo:

    Error: donde dice «Estableció, además, una excepción del impuesto sobre renta personal a aquéllos receptores de bonos que inviertan estos fondos. “ está escrito excepción donde, por elcontexto, debe decir excención
    Exención: privilegio, dispensa, franquicia, prerrogativa, facultad, exoneración, franqueza, exclusión
    Excepción: anomalía, irregularidad, anormalidad, desigualdad, monstruosidad, alteración, singularidad, particularidad
    trabajo excelente,muy claro y documentado… revelador… vale apoyarlo….!!!

  • HMC dijo:

    Muy buen trabajo, Cuba es para los cubanos humildes, la Revolución pudo cometer errores pero eramos humillados, saquiados y sin esperanzas, gracias FIDEL CASTRO RUZ, a Cuba revolucionaria la defenderemos a toda costa.

Se han publicado 54 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lázaro Barredo

Lázaro Barredo

Periodista cubano. Fue director del diario Granma y coator del libro «El Camaján». Ahora trabaja como periodista en la Revista Bohemia.

Vea también