Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Pineros camino a Gerona, un día sin fallos en Espadero

| 38 |

Foto: Deny Extremera.

Sentada en el piso espera con resignación Norma Almaral. Su hijo tiene una enfermedad autoinmune que lo inhabilita. Hoy no pudo irse, no hubo fallos en todo el día. Hay más ancianos sentados en el piso, entre bultos y niños que corren, que piden agua… Pero en la caja o dispensador de agua -dicen- solo había agua caliente, y ya no hay…

Calor sí hay, pero no ventiladores. Pocos asientos. Es un sitio que parecería abandonado, si no fuera por la gente que lo llena y entre la que se ven muy pocos rostros amigables. Dicen que no ha habido casi fallos desde el miércoles.

El baño de los hombres tiene puesto candado. El de las mujeres es para mujeres, hombres, niños y niñas. Hay gente operada, hay gente que ha tenido fallecidos en la Isla de la Juventud y que debe ir a cuidar a ancianos enfermos… Hay gente como Georgina, mayor de 80 años, que acaba de darse radiaciones por una enfermedad “del interior”.

Rosa Sosa ha estado viniendo cuatro días seguidos con su hija y su nieta pequeña. No ha logrado despedirlas. El miércoles -cuentan- hubo dos fallos… El jueves 11, y luego se vendieron 8 capacidades para este viernes. Este viernes no.

Glenda Guevara viaja en un grupo de cuatro familiares de Pinar del Río y La Habana. Una de ellas es Marielkis, acaba de fallecer su madre y otro familiar en la Isla, y tiene su abuelita y una tía inválida allí. Le urge viajar para cuidarlas. Están desde el miércoles.

El miércoles hubo dos lanchas, el jueves una, hoy viernes una lancha viajó al Cayo (Cayo Largo) para el transporte de los trabajadores, y para los pasajeros solo hubo un catamarán, “la primera lancha” -explican-, que salió a la 1 p.m. Sin fallos.

Glenda ya se quedó una noche. Cuenta que de 5 p.m., cuando se van los empleados, a 8 p.m., cuando llega el o la custodio, el baño permanece cerrado con candado. A las 10 p.m. el custodio cierra una puerta, no corre aire, es más fuerte el calor. La cafetería cierra cuando termina la tarde.

Glenda tuvo otra experiencia, después de las 8 p.m. no hay nadie anotando en la lista de espera.

Les dijeron que este viernes estuvieran a las 11 a.m. pero la empleada salió pasado el mediodía y dijo que no había fallos (la primera lancha salió alrededor de la 1 p.m.), y que esperaran hasta las 3.30 p.m. o las 4 p.m. para darles nueva información. Eran las 4.15 p.m. cuando Glenda conversaba conmigo.

Hay más de diez niños, la mayoría pequeños, menores de cinco años. Uno duerme en el piso. Los pocos asientos están ocupados por personas mayores. Hay quienes llevan tres y hasta cuatro días en “esta batalla”, comienza a aflojar la solidaridad o simplemente fallan las fuerzas. Porque en la terminal de Espadero (al menos este viernes en la tarde, cuando la visitó Cubadebate) no hay ventiladores ni agua y la cafetería -se quejan algunos pasajeros- solo vende cigarros.

Glenda habla sin detenerse porque tal parece que nadie la ha escuchado. “Hay personas que llevan tres días aquí, no son de La Habana. ¿Qué bolsillo aguanta eso?”.

Foto: Deny Extremera.

Para Rubén Pascual, de La Habana, el problema es que “no le dan información al público. Son casi las cinco de la tarde y nadie sale a decir por qué el chequeo no se hizo. No hay una respuesta”.

Diosdado Lara, de la Isla, ha estado por dos días, “pero hay quien lleva cuatro ya. Yo estoy con mi esposa, que está enferma. Afortunadamente tengo un hermano en La Habana”.

Orlando Aldana, también de la Isla, ha estado más días, desde el martes, y, también afortunadamente, tiene familia en la capital. “Pero sí hay gente durmiendo aquí, niños durmiendo aquí”. ¿Dónde?, le pregunto. Y Aldana y Lara, a la vez, responden: “En el piso”.

“¿Dónde están las condiciones aquí. Las personas enfermas también duermen en el piso. No hay agua fría, no hay una buena merienda. Mira un niño ahí, mira otro allí, mira otro allí…”, sigue Aldana.

Pascual, el habanero, reconoce que “bueno, es que se están mudando” (a la terminal de la avenida 26).

Pero mudanza no implica que no haya agua ni alimentos en la cafetería -donde sí hay una empleada-, y que haya un solo baño y otro cerrado con candado, y que haya ancianos sentados en el piso porque no hay asientos, y que Espadero parezca una caldera en lugar del salón de espera de una instalación dedicada a atender a pasajeros -aun cuando sean de lista de espera- porque no hay un solo ventilador.

Varios coinciden, y yo con ellos: la mudanza requiere planificación, más aun cuando se está atendiendo a ciudadanos; preparar una facilidad temporal, o hacer el cambio de modo que no sean afectados los pasajeros, clientes, usuarios, viajeros… Personas. No hay limitación ni urgencia ni mudanza que justifique las condiciones en la terminal de Espadero.

Aldana va más lejos, luego de que Pascual alude a la mudanza. “Va y allí (en la terminal de 26) tienes más condiciones, y comida, de todo, pero si siguen las cosas igual no vas a viajar tampoco. ¿Para qué quiero condiciones?, lo que yo quiero es irme para mi casa. Yo estoy desde antier con el 112 y no he podido avanzar. Yo llevo años viajando. Yo sé que en la embarcación que viene de Cayo Largo hay más fallos, pero esos se quedan allá”.

-¿En Batabanó?, le pregunto.

-No, en la terminal. Eso se queda allá y no viene para acá.

Yolanda Silva, otra pinera, lo apoya.

Esa embarcación de trabajadores sale del cayo, pasa por Batabanó y sigue navegando hacia Nueva Gerona.

Foto: Deny extremera.

La de Aldana y Yolanda es una opinión que cada vez se escucha más en las colas, en los tumultos -en la Terminal de Ómnibus Nacionales y en la de Espadero- entre los pineros. Desde hace mucho se ha hecho muy difícil viajar. Alguien lo pone en tres palabras: “Es una agonía”, y repite: “Una agonía”.

Como Yolanda Silva había varios este viernes en Espadero. Vienen desde lejos. Llegó en la noche del jueves luego de salir en la mañana desde Las Tunas, donde pasó un mes por un problema de salud de un sobrino y para ayudar a su hermana.

“Cuando llegué aquí a las 8.15 de la noche estaba todo cerrado, no había nadie para anotar. Le pregunté a la que limpia los baños y al custodio y me dijo que los empleados se van temprano. ‘¿Cómo que se van temprano?’, pregunté. ‘¿No deben estar las 24 horas?´. Y entonces me dijeron que como se están mudando para 26 aquí no queda nadie. No había nadie de responsable, nadie que atendiera a uno, a un caso de auxilio. Para poder entrar al baño había que decirle a esa señora que nos lo abriera.

“Anoche dormimos aquí unos cuantos. Incluso una mujer que puso al niño a dormir en el piso porque no había dónde. Había dos o tres niños. Ya dijeron que a esa nevera no le van a echar más agua, porque la van a trasladar. Nos quedamos sin agua”.

Le pregunto cuál es la perspectiva y responde: “Tengo que quedarme otra noche aquí, porque yo sí no tengo a dónde ir”.

Les han dicho que este sábado sale una sola lancha.

“Y sale una extra, dijeron”, le comento a Yolanda. “Pero por qué mañana, por qué no la ponen hoy viernes, mira cómo está esto. Porque va a ser otra noche, mira toda esa gente, esos niños. No es fácil. Y la extra seguro la ponen por el mediodía, después de que salga la primera lancha. Y vamos a salir de aquí por lo menos a las cinco de la tarde, mañana. No es que vayamos a salir a las ocho de la mañana”, me dice ella.

Varios apoyan lo que dice: “El extra sale después del mediodía”. Y precisan que sale después del mediodía de Nueva Gerona, llega a Batabanó y “entre una cosa y otra” ellos arriban a la Isla alrededor de las 8 o 9 p.m.

“Que pongan el extra hoy, aunque sea un poco tarde, para amanecer en mi casa. Y no soy yo sola”, recalca Yolanda.

Foto: Deny Extremera.

Hay otro punto que señala Aldana. Como es común entre los cubanos, viajan con mucho equipaje, “pero mira, ese es el guardabolsos (una habitación sin puerta, y sin uso). Antes la gente guardaba los bultos y se iba a comer por ahí, pero hoy no te cuidan el equipaje y uno no puede salir por ahí con todo arriba”. Ha estado viniendo desde el martes, “y no había ventiladores aquí, solo un televisor”, dice, y Yolanda precisa: “Y se lo llevaron hoy”.

“La lista de espera no tiene barco -reconoce Yolanda-, pero pueden poner un extra. Supón que haya poca gente en lista de espera en la Isla, pero mira cuánta gente hay aquí. Y nosotros dependemos de eso, porque no podemos irnos por carretera. Nosotros estamos obligados a esperar”.

Esperar. ¿Cuándo está plenamente justificado esperar? ¿Cuándo es estrictamente objetiva, material, logística, la razón de la espera, y cuándo es consecuencia de decisiones impersonales tomadas desde un buró en una oficina climatizada, demasiado alejada de sitios casi infernales como era Espadero este viernes 5 de abril de 2019?

Son pasajeros, sean de lista de espera o no. Esta vez no hablamos de números, de pasajeros transportados, de planes cumplidos o cumplidos a un tanto por ciento; hablamos de personas, de historias de vida, de viajeros que, como pudo constatar Cubadebate mientras muchos hablaban y prácticamente se desahogaban, se sienten indefensos y maltratados.

Me viene a la mente una frase del presidente Díaz-Canel a raíz del tornado que golpeó a La Habana en enero: “Hay que acortar los tiempos de la recuperación y tener mucha sensibilidad en el trato hacia los damnificados”. Sensibilidad. Hace falta sensibilidad y eso atañe a una cadena que va, en este caso, desde empleados y directivos de una terminal hasta funcionarios y decisores en las empresas involucradas, los niveles superiores del sector de transporte y los niveles de gobierno que deben buscar soluciones.

Es sabido que no estamos en los ochenta, ni siquiera en los noventa, cuando viajaban varios cometas en ambas direcciones y se cruzaban incluso en la travesía, cuando los vuelos diarios eran más, y más estables.

También es sabido que es una travesía que depende mucho de las condiciones meteorológicas, cuando hay tormentas o huracanes, cuando en el golfo de Batabanó ocurre el fenómeno de la surgencia, en el que se retira el mar y se hace poco seguro, imposible, el atraque, debido a la combinación del viento del norte y la marea astronómica baja.

Otro problema es cuando hay vientos fuertes del sur y marea astronómica alta. Igual se hace poco segura la navegación en el golfo.

Son imponderables, condiciones objetivas… Nadie las niega. Pero cuando Yolanda me dice que a veces se sienten tratados como “indeseables” -lo dijo, y es una opinión válida porque es la opinión de una cubana como todos los demás- lo objetivo se desdibuja y uno empieza a pensar, cuando menos, en la insensibilidad.

Hace un año, en un reportaje de abril de 2018, Juventud Rebelde publicaba que “la dirección de (la empresa) Viajeros en Isla de la Juventud reconoce las pésimas condiciones en la Terminal de Ómnibus Nacionales para la atención a los pineros”.

Un viajero “padeció durante cinco días las penurias de una lista de espera en Espadero”. Ese viajero contaba que “el lugar es muy pequeño, los baños no tienen agua y la cafetería cierra a las cinco de la tarde. Eso nos pone a merced de los altos precios de los cuentapropistas. Algo bueno, al menos, es que ahora hay guardabolsos y vimos que están reparando la instalación”.

Este viernes, y los días anteriores, como testimonian quienes hablaron con Cubadebate, la situación fue peor.

Pongo en boca de un periodista del Victoria, el periódico de la Isla de la Juventud, la percepción de esa “circunstancia del agua por todas partes” que se hace más maldita y vívida en el caso de los pineros.

“No es mentira, hay cosas que solo ocurren a los pineros. Somos una isla dentro de otra isla que tiene muchos pies y estamos bien cargados hacia el sur. Nuestros viajes son los más largos: salir de aquí; y luego entrar allá, a la carretera que nos lleve hasta los extremos. Por eso a veces llegamos tarde a la hora de un turno médico, un evento, una  fiesta, un homenaje, un pasaje del tren, o al durísimo instante de despedir a nuestros muertos.

“Viajamos con algún temor. Tomar un avión es algo que siempre nos conmueve; esos ‘baches’ por allá arriba nos regalan un viento que sube suave desde el estómago; todos subimos las escalerillas aparentemente tranquilos pero tratando de que antes de chupar el primer caramelo se oiga la voz de, ‘en breves minutos aterrizaremos al aeropuerto…’.

“Si partimos en el Catamarán y de pronto este pierde velocidad, y luego una voz anuncia: ‘Estamos presentando problemas con uno de los motores, los mecánicos trabajan para, etc., etc…’, entonces usted dice: ‘¡Se me va la guagua de Guantánamo! ¡Ay mi madre!’”.

Son casi las 5 p.m. de este viernes en la terminal de Espadero y aún esperan muchos con rostros de pocos amigos, sudados, acalorados, que finalmente se sepa si la lancha (el catamarán) del Cayo que llega a Batabanó tiene fallos. Tienen que esperar, no hay otra alternativa. Los pineros no tienen otra.

Hay quienes cuentan haber llamado a autoridades del municipio donde está la terminal, y de la Isla, sin haber tenido respuesta.

Rodolfo, habanero, dice bien alto: “Aquí hay personas a las que solo les queda el dinero del pasaje”.

A las 4.55 p.m. una empleada pide silencio: “No hubo fallos para esta embarcación”, anuncia. Es atronador el ruido de las quejas en Espadero.

Muy pronto anuncian una lancha extra para este sábado. Se está gestionando la venta. No saben por el momento cuántas capacidades habrá.

Luego llega otra noticia: esa lancha extra será vendida en pleno para la lista de espera. Aun así, algunos desconfían. Son embarcaciones de más de 200 asientos, con capacidades vendidas con mucho tiempo de antelación. Aldana y otros desconfían, ¿es posible que no haya un solo fallo? “Espera a mañana”, me dicen en la acera del otro lado de la calle.

Glenda y sus familiares, Yolanda, Diosdado y Aldana, los varios niños y ancianos -ojalá que todos- podrán finalmente llegar a Nueva Gerona. Y estarán aliviados, seguramente felices. Y muy cansados. Pero va siendo tiempo de que otros, y ellos mismos, no sigan viviendo esta experiencia. Que no sean golpes de efecto, “que se resuelva el problema de base”, me dice alguien de los que está en la acera cuando muchos comienzan a retirarse, otra vez.

Pineros. Su viaje es más largo, a veces llegan tarde a donde van, a veces viajan con temor… A veces hay surgencia y otras hay tormenta. Mal tiempo, turbulencia. A veces se rompe un catamarán. No hay por qué hacerles más difícil el viaje.

Foto: Deny Extremera.

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Teobaldo dijo:

    Un verdadero desastre, que falta de respeto al pueblo. ¿Como es posible que sucedan estas cosas que afectan a las personas y tal parece que están en un área de refugiados de esas que existen en muchos paises y que criticamos a diario por nuestros medios mirando la mayoria de las veces hacia el exterior y no somos capaces de resolver esta problemática en nuestro pais? Vemos la cantidad de veces que se reune el Consejo de ministros y el Presidente Diaz-Canel reitera el llamado a la sensibilidad de los cuadros con los problemas que afectan al pueblo. ESTE ES UN EJEMPLO DONDE EL PRESIDENTE DEBE SACUDIR LA MATA DESDE BIEN ARRIBA HASTA EL TRONCO.
    A LOS PERIODISTAS LOS EXHORTO A QUE SIGAN EL EJEMPLO DE ESTE REPORTERO Y METANSE MÁS EN LOS PROBLEMAS QUE PADECE EL PUEBLO POR LAS MALAS GESTIONES DE LOS INSENSIBLES Y DENUNCIEN PUBLICAMENTE LOS CASOS PARA EXIGIR RESPUESTAS CONTUNDENTES.

  • Luison dijo:

    Buen Artículo, muy crítico en todos los aspectos por lo que se debe de atender en un 100 % el tema de los viajes a la Isla, espero que las palabras y comentarios fuertes lleguen a encontrar soluciones definitivas.

  • diana dijo:

    Gracias a Cubadebate, por fin un medio que se digna a visibilizar la desgracia que se vive en Espadero. Y les digo más, no es por la mudanza, hace AÑOSSSSSS que irse para Espadero es irse para el Infierno.
    Ese abuso tiene que parar!!!

  • Gato dijo:

    Muy buena la vicita de cubadebate a una terminal que en ves de ser terminal es un infierno porque nunca hay nada ni en la cafeteria, el baño da asco,los trabajadores sin informacion,un maltrato tremendo, sin agua,pero para los que viajan por lista de espera nunca hay pasaje pero para los que pueden pagar un pasaje en 10 cuc enseguida aparece dicho pasaje en mi mas humilde opinion es que deberian sacar a toda esa lacra de trabajadores que tiene la empresa de viajeros desde el director haste los que limpian porque todos son una banda de descarados y deberian por parte del gobierno darles mas atencion a los viajeros y poner todos los barcos que a dispocision estan para nuestro pueblo que tanto se merece la buena atencion

  • @adrian_camaguey dijo:

    Esto solo demuestra la falta de sensibilidad de muchos cuadros en todas las instancias relacionadas con este tema. Este es el periodismo que más falta nos hace. Y más falta nos hace la sensibilidad.

    • L dijo:

      la has clavao colega.

    • XXX dijo:

      Eso lo que demuestra es que no hay una administración seria, que no pasa nada aún cuando TODOS saben lo que pasa.
      El titular dice «un día sin fallos» pero esa es la realidad de cada día para los viajeros de Gerona. Y eso es lo que respecta al transporte en barco, pero de aviones no se habla porque en avión la lista de espera todos saben que no existe, que en el aeropuerto los fallos solo se venden por la izquierda, qué pinero se anota en lista de espera del aeropuerto? sólo un suicida que no quiere viajar. Porque quien necesita irse va al aeropuerto y paga en cuc (y no a Cubana de Aviación, sino a las aves de rapiña, montón de gordos con sortijas y cadenas de oro y uñas acrílicas que trabajan allí y se creen ministros).
      Yo dormí una vez 4 noches en Espadero, hoy vivo en La Habana pero voy allí cuando necesito viajar y siempre veo el mismo panorama, he visto trabajadoras allí humillar impune y públicamente a las personas y discutir de tú a tú con el público, he visto sobornar, he visto la gente afuera sentada en el piso bajo el sol porque se llevaron la carpa, he visto gente llorando porque ya no tienen más dinero que el del pasaje y hay que comer, he visto a los vecinos lucrar porque se aprovechan de la falta de condiciones del lugar. En algunas viviendas cercanas ya es evidente la mejora económica gracias a lo que han sacado a los viajeros de la Isla.
      Por favor, que pase algo, basta de indolencia!

  • Raúl Ruiz Pimentel dijo:

    Deprimente lo que se plantea en el artículo sobre el transporte en Isla de la Juventud.Creo que el gobierno central debe resolver esta situación a como dé lugar.Y el gobierno de la isla de acuerdo a la nueva constitución exigir y dar apoyo total,si se puede,esta demostrado que cuando se quiere,se hacen maravillas.Que los medios de comunicación locales le brinden cobertura total al desempeño de esta tarea.

    • Pinero dijo:

      Nadie se acuerda de la Isla, somos un mundo aparte.

  • EL DANY dijo:

    lo mismo de siempre …. noticias pero no hay respuestas

  • LOI dijo:

    Muy crítico este artículo, nada más hay que observar las fotos para ver las condiciones en la que está esta terminal, la mudanza no justifica este estado, personalmente viajé desde allí hacia Gerona en diciembre pasado y estaba en las mismas condiciones por lo que presumo que es un problema de tiempo la desatención que tiene esta terminal y son mis conclusiones, y es mi derecho denunciarlo, es una muestra de como se violan los mas sencillos derechos de protección al consumidor donde no existe una respuesta de las autoridades responsable, que espero que la halla, simplemente es una muestra de abandono, porque en un pasado esta terminal funcionaba bien y las condiciones, a pesar de que no eran de excelencia, eran buenas y me llevé una amarga sorpresa al ver esto en diciembre pasado luego de varios a;os sin acudir a esta instalación.

  • omar dijo:

    Y pregunto, de quien es la culpa. Dejemos de buscarla fuera del país, y busquemola dentro, casi todo tiene que ver con falta de gestión y Sensibilidad Humana. Eso es lo que debería ver el ministro de transporte, porque casi todas las terminales del país están en iguales condiciones. Los que viajamos somos las víctimas de todo lo malo.

  • Jorge R 09 dijo:

    Me parecía estar mirando la película «Lista de espera». Nada, el problema se soluciona adquiriendo más katamaranes y dándole el mantenimiento debido a los que existen. Creo que Rusia y China, que son importantes aliados nuestros, los fabrican de buena calidad. Esto es una inversión que debe hacer el Estado cubano pero tiene tantas cosas a las que debe responder que quizas no alcancen los recursos. Y si se dejara operar, de conjunto con las embarcaciones cubanas, a una empresa extranjera aunque cobrara un poco más ?. La solución no va a ser inmediata pero se le pueden buscar paliativos y espero mejoren las condiciones en la terminal de 26 y Zoológico.

  • labala dijo:

    triste muy triste,donde esta la sensibilidad de los directivos de tramsporte, seguro que ellos no necesitan el katamaran para viajar

  • Armando dijo:

    Muy bueno el reportaje. Esos son los periodista comprometidos y la prensa comprometida. Periodista de a pie. Desgraciadamente no existen cuadros de a pie. De seguro los dirigentes del transporte no dan ni botella en sus autos con la gasolina del pueblo. Nadie en el mitrans con todas sus raras estructuras que separan funciones estatales con empresariales se habia dado cuenta de eso que pasa en espadero, y que esta pasando en cuanto lugar da servicio y atencion al cubano. Si se quiere ver maltrato vaya a la oficina del carne de identidad o de la licencia de conduccion, ahi si llego y paro. Por suerte nuestro presidente esta haciendo el llamado a la sencibilidad con los tremendos problemas que tiene la poblacion. Pero le falta mano dura, queremos verle un dia molesto dar palo a los dirigentes incapaces e insencibles. Por suerte Nueva Gerona retorna a su antigua terminal de 26, esperemos mejoren las cosas alli pues en ese lugar tambien se hizo un reportaje similar sobre el mal servicio cuando era de via azul.

  • Roberto Realista dijo:

    Esa es la prenza que un pueblo como el nuestro necesita crítica y autocrítica, no parcializada, desastrozo lo que pasa en muchos lugares por mala gestión de los recursos del pueblo, xq en este país el dueño es el pueblo, admirable artículo Cubadebate, saludos.

  • joseisla dijo:

    Gracias DENY. Los pineros, los que sufrimos en carne propia lo señalado por usted en ese trabajo periodístico le agredecemos su claridad y valor. Espero que los responsables de dar respuestas sean eficientes y se ecuentre solución definitiva, no por unos meses como comunmente pasa. GRACIAS. Somos pineros, somos Cuba.

  • Sergio dijo:

    Buen articulo pero donde esta la cara de los responsables esa es la que tiene que salir en los reportajes de nuestra prensa para ver si de una vez por todas sienten vergüenza

  • alida dijo:

    Es impresionante todo lo que ocurre en ese lugar y como cuentan los que sufren la amarga experiencia personas operadas ,niños,fallecimientos una gama de sentimientos mezclados y sentirte en la incertidumbre atrapado y sin salidas se debian de tomar nuevas formas de evitar la aglomeracion de personas deseando llegar a su destino porque no tienen otra manera de hacerlo muy importante tu trabajo periodista que recomiendo que dentro de un tiempo vuelva y muestre como todo para ver si algun dia alguien toma partido en el asunto y dejan a los pineros respirar seguros cuando viajen de su islita bella.

  • ciprendes dijo:

    Felicidades al autor, muy bueno en articulo, al fin alguien que mira por los pineros y se preocupa por las condiciones infrahumanas a las que estan sometidos en esta lista de espera, sin ser escuchados ni atendidos, ojala y este articulo tenga impacto en nuestros dirigentes y en los encargados directamente de este establecimiento.

  • Oshun dijo:

    Es una falta de respeto!! Parece ser que a nadie le importa lo que pasan los viajeros en espadero. No hay fallos si vas por las vías establecidas, pero ofrece unos dólares que enseguida aparece la capacidad. Yo me pregunto ¿Dónde está la sensibilidad de los trabajadores? Es muy triste ver como nos maltratados unos a los otros que bueno que en Cubadebate salga este tema al aire.

  • Nor1 dijo:

    Excelente articulo. Es un retrato hablado de lo que vivimos los pineros por décadas (incluso en los 80s con 4 viajes de cometas diario, dos barcos y 3 vuelos). Para mi es como el problema de la falta de calidad del pan, los fósforos, la masa ganadera, en fin todo lo que nunca tiene solución. Ahora van, le dan atención 3 días a la lista de espera y después la vida sigue igual. Esto ha provocado que la tasa de migración a la isla sea negativa. Vivir aquí es complicado cuando se piensa en viajar. Gracias.

  • Berta dijo:

    Desde aquí hago llegar mi felicitación al periodista que ha hecho éste magnífico reporte in situ. Artículos como éste son los que necesitamos más; que se diga expresamente lo que ocurre continua y diariamente en terminales, tiendas, parques públicos, en las salas de espera de hospital. Hay que reportar in situ, desde la realidad del cubano de a pie. Muy agradecida por éste trabajo.

  • Michel Vega Fuenzalida dijo:

    MUY BIEN por el periodista, MUY BIEN por la editorial que permitió publicar este artículo. Eso es una prensa comprometida con su realidad. ¿Lo de Espadero? In sæcula sæculorum ha sido así, cuando pase a 26, seguirá igual, solamente un poco de colorete al mismo problema. No puedo ser optimista, soy de la Isla y lo he visto. Es un lugar donde el que trabaje allí, puede obtener más que su salario, con solamente hacer lo la circunstancia le ofrece, me explico: «recibo la llamada de los fallos, hay 2 personas que me dan $5 CUC por cada pasaje que venda y listo, me voy a casa con más del 50% del salario de 1 mes, con solo vender los fallos». ¿Lo ven? ¿Quién le pone el cascabel al gato? Vivimos en un país con muchos recursos escasos, y esto aflora la corrupción. Gracias Cubadebate. Muchas gracias por publicar lo que le sucede al territorio que ocupa el 2% del territorio cubano, por cosas como estás y otras más, nosotros aquí nos referimos a eso sucede en Cuba.

    • Jorge R 09 dijo:

      Eso del soborno por debajo de la manga se pudiera resolver poniendo una línea de más confort,cubana o extranjera, para los que puedan pagar más. Así quedarían más pasajes ordinarios libres de la corrupción.

  • el belo dijo:

    Donde quieras que te víras hay ineficiencia estafa corrupción .vamos a tener que clonar al presidente para que pueda estar en todos lados y sacudirse fuerte pero bien fuerte ojala me publiquen y lean esto todas las personas que le sirva el sayo

  • WALTER dijo:

    BUEN REPORTAJE DE LOS POCOS QUE DEJAN CLARO EL MALTRATO CONSTANTE A NUESTRO PUEBLO EN MUCHOS SECTORES Y ESTE ES ESENCIAL ESPEREMOS EL CONSEJO DE MINISTROS LO DEBATA EN SU REUNION Y DE

  • José A. Mora D. dijo:

    ¡Qué infierno!
    ¡Qué bochornoso!
    ¡Qué triste!
    Soy santiaguero y siento orgullo de decir, que ahí lo único que hace falta es vergüenza y sensibilidad. Ahí hace falta un Lázaro Expósito.

  • Alejandro Chang Hernández dijo:

    Muy buen artículo. Este es el periodismo que yo admiro, el que no se calla, el que no tiene miedo a las consecuencias de defender un ideal y atacar lo mal hecho. La Isla siempre ha sido uno de los lugares más olvidados de nuestro país, parece que debidoa los km de agua la gente se desentiende de esa parte tan hermosa e importante de nuestra patria. !BASTA YA DE INEPTITUD DE TODOS LOS IMPLICADOS! Alguien que haga algo, por favor.

  • Yane dijo:

    Al fin se toca este tema de manera seria y crítica. Esto es una falta de respeto!!! Niños, ancianos sin tener donde sentarse, sin agua. Los directivos de este lugar seguro llenándose los bolsillos. Hace falta que hagan algo urgente. Viví en la Isla muchos años y es una odisea entrar y salir de allí. Tantas personas pasando trabajo por alguien que no hace bien su trabajo.

  • ERITO dijo:

    De qué se asombran? eso pasa en el noventa por ciento de las terminales municipales y provinciales, ya se experimenta como algo normal, incluso, para los gobiernos municipales y provinciales, ah, y el nacional lo sabe???

  • Eloisa dijo:

    Buen comentario, gracias a este periodista y también exhorto a otros que tomen este camino de denunciar nuestros propios problemas, esas personas allí en esa terminal parecen animales, hay personas enfermas, niños, que falta de respeto, y así criticamos otras cosas de otros países, tenemos que revisarnos muy bien por dentro y rersolver las cosas que realmente nos hace mucha falta a nosostros los cubanos.

  • Cuco Martínez dijo:

    Quizás éstas impresionantes noticias impacten a quienes no viajan habitualmente en nuestro país, yo desde el 1992 estoy viajando a la Isla de la Juventud y parte de Cuba, por naviera (lanchas), por cubana (avión), ómnibus y por trenes, no hay como explicar ni justificar, ni siquiera abordar este tema por parte de los responsables, pienso que es imposible creer que alguno de los que han tenido que ver con este tema hayan estado en el lugar de los viajeros, y por tanto nunca sabrán que se siente ni como funciona, es algo como que no hay manera de hacerlo mejor, es como una meta inalcanzable, tanto como el marabú. Si Cubadebate hace una campaña sobre este tema, te darían años de historias inéditas, de aventuras insospechadas, a la altura de Julio Verne.
    Solo agradecer al periodista que hizo tal trabajo y además el valor de publicarlo. Algo más, aunque el mal de muchos es consuelo de tontos, hay que decir que en toda Cuba el panorama es bastante parecido, vamos a ver ahora cuando salgan de circulación los camiones de pasajeros, esperemos que alguien encuentre alguna solución a tiempo. Mis respetos a todos.

  • Yordano Torres dijo:

    Buenas tardes antes de todo al periodista q se digno a publicar un anuncio como este q tiene mucho del cual hablar.Pero son las misma preguntas q se hace cada ciudadano diario,sin darle respuesta de cualquier soluciòn a los problemas.Y despues nos tienen como municipio especial,eso creo q quedo en la historia.

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Deny Extremera San Martín

Deny Extremera San Martín

Periodista de Cubadebate. Ha trabajado en Radio Reloj, Casa de las Américas y otras instituciones y proyectos periodísticos.

Vea también