Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Lo que el Imperio quiere en Brasil

| 16 |


La inhabilitación electoral de Luiz Inácio Lula da Silva es el capítulo final (aunque no concluido) de la sucia campaña política contra la izquierda brasileña, iniciada con el espurio proceso parlamentario-mediático-judicial que sacó de la presidencia a Dilma Rousseff.

La sesión del Tribunal Superior Electoral, que saca casi definitivamente a Lula de la contienda electoral, ocurrió en la misma fecha en que dos años atrás se consumó el golpe contra Dilma. ¿Premeditación y alevosía?

Como entonces, la maniobra se ha basado en interesados supuestos y responsabilidades prefabricadas. “No hay justicia para quien quisiera disentir del coro de las élites” ha definido al respecto el periodista brasileño Fernando Brito en un artículo en el diario digital Brasil 247.

Se quiere impedir a toda costa un nuevo gobierno popular en el gigante sudamericano, que sea obstáculo para las pretensiones de dominación del imperio estadounidense y los objetivos de apropiación de la riqueza por parte de la oligarquía local.

“Ahora le impiden a Lula ser candidato presidencial porque saben que ganaría ampliamente las elecciones de octubre. En Brasil los medios de comunicación, en coordinación con el Poder Judicial, también han arrasado con el Estado de Derecho”, escribió, por su parte, en su cuenta de Twitter la expresidenta argentina Cristina Fernández.

¿Dónde está la mano de Washington?

La historia pudiera ser larga; pero fijemos elementos de análisis de los tiempos más cercanos. Pocas veces se recuerdan las revelaciones de Edward Snowden sobre las actividades de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que desnudaron, entre otras cosas, un vasto programa de espionaje sobre Brasil.

Según el periodista estadounidense Glenn Greenwald, en varios artículos que escribió sobre el tema para el diario brasileño O Globo en julio de 2013, Brasil era el mayor objetivo del programa de espionaje electrónico de la NSA en América Latina, que recogía información de miles de millones de mensajes electrónicos y llamadas telefónicas que pasaban por Brasil.

En los documentos revelados se incluía la pregunta “Brasil ¿aliado, enemigo o problema?” y se mostraba la preocupación de Washington por el impacto que el crecimiento económico de Brasil tendría en el escenario político internacional.

La agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos tenía pinchados cuatro teléfonos del despacho de Dilma e interceptó las llamadas telefónicas, los correos electrónicos y los mensajes de texto de la mandataria; además de controlar las comunicaciones de su asesor personal y su secretaria. Hasta el avión presidencial estaba controlado. Pocos líderes extranjeros estaban bajo tan amplio escrutinio por el imperio.

El espionaje estadounidense también siguió todas las comunicaciones de al menos 29 miembros del gobierno brasileño, incluído el jefe de la Casa de Gobierno Antonio Palocci, quien después sería una de las estrellas de las delaciones premiadas por la justicia brasileña. ¿Vendrían de entonces las revelaciones que lo llevaron a claudicar?

También se espió todas las comunicaciones de la empresa estatal brasileña Petrobras, que había sido potenciada durante los gobiernos de Lula y Dilma. El expresidente de la compañía, Antonio Menezes, alertaba por entonces del “riesgo significativo” que significaban para la libre competencia y para Petrobras que sus desarrollos y métodos fueran conocidos en otros países, pues serían como una “carta marcada” en el estratégico tablero internacional del petróleo.

Pero, ¿más allá del espionaje económico no saldrían de estos husmeos los elementos claves que después utilizaría la justicia para desatar el proceso que llega hasta la inhabilitación de Lula y que comenzó precisamente un año después de las revelaciones de Snowden con una amplia investigación contra Petrobras y sus contratos? ¿Acaso no le interesaba a Estados Unidos y sus petroleras el desmantelamiento de la poderosa Petrobras y de la política petrolera soberana que habían impulsado los gobiernos del PT?

El uso del poder judicial, ya se sabe, es el mecanismo favorito de Washington en estos momentos para atacar a los líderes de izquierda en nuestra región. Así lo han aplicado contra Dilma, Cristina, Correa, Lugo. Ante los fracasos para imponer sus peones por la via de los votos, Estados Unidos acude a otras mecanismos para lograr sus objetivos.

Ello no ha sido fruto de la casualidad, sino de una pensada estrategia de penetración en los estamentos judiciales de la región, bajo el manto supuesto del enfrentamiento a la corrupción. En los últimos años, el Departamento de Justicia de EE.UU, en articulación con universidades, fundaciones y ONG de ese país, ha desarrollado un plan de formación de cuadros judiciales latinoamericanos a través de becas, seminarios, talleres y otros eventos.

Un cable clasificado de la diplomacia estadounidense en el año 2009, obtenido por Snowden y revelado por Wikileaks, hace valoraciones sobre una Conferencia Regional desarrollada ese año en Rio de Janeiro para entrenar fuerzas policiales y judiciales en los delitos de Financiamiento ilícito. En el informe se dice: “la investigación y penalización de casos de lavado de dinero, incluída la cooperación entre países, confiscación de bienes, métodos para extraer pruebas, negociación de delaciones…” y apunta más adelante: “el sector judicial brasileño está muy interesado en luchar contra el terrorismo, pero necesita herramientas y entrenamiento para utilizar la fuerza eficazmente (…) los jueces especializados dirigirán los casos de corrupción más significativos que impliquen a individuos de jerarquía”.

Uno de los mejores alumnos de aquel Seminario fue el actual juez de primera instancia de Curitiba, Sergio Moro, el paladín de la persecusión implacable contra Lula. Moro es fruto directo del plan de formación imperial: graduado de un curso sobre corrupción transnacional en Harvard, participante en eventos organizados por el Departamento de Justicia estadounidense y viajero frecuente al norteño país.

“Moro fue adiestrado en el Departamento de Estado. Viaja permanentemente a EE.UU. Moro sabe cómo ganarse la aprobación de washington”, dijo en una entrevista el reconocido diplomático brasileño Samuel Pinhero Guimaraes.

Significativo es que si bien la investigación sobre Petrobas y Odebrecht comenzó en el Estado de Curitiba, con su saga de delaciones premiadas, fue el Departamento de Justicia de EE.UU el que reveló las claves de las operaciones ilícitas de Odebrecht en Brasil y otros 9 países latinoamericanos, y quien impuso una multa al gigante empresarial brasileño por 3.5 mil millones de dólares. ¿Por qué interviene decisivamente Estados Unidos en un caso que ventila la justicia brasileña?

La ganancia

La Base Espacial de Alcantara en la mira de EE.UU

La arremetida concertada de los medios, el estamento judicial, la oligarquía y el imperio contra Lula y su fuerza política, aunque tiene un significativo costo social, le rinde jugososo frutos a sus promotores.

Para Washington y sus aliados se han abierto puertas imposibles de franquear con un gobierno de Lula. Así han logrado poner a punto un acuerdo por al menos 16 años para tener presencia estadounidense en la Base aerospacial de Alcántara, de donde habían salido en 2003, durante el primer gobierno de Lula, por razones de soberanía. Ese fue el objetivo más importante que llevaba el general Mattis, el jefe del Pentágono, durante su reciente visita a Brasil.

La base de Alcántara, donde opera la Agencia Espacial Brasileña, es la única infrastructura de lanzamientos de cohetes espaciales bajo el control de un país soberano de América del Sur. Especialistas consideran que el sitio tiene enormes ventajas para los lanzamientos espaciales por su cercanía a la línea ecuatorial, donde la velocidad de rotación de la tierra es mayor y se logran hacer más eficientes los despegues, con menor uso de combustible y mayor capacidad de carga.

Pero otros destacan que el verdadero objetivo estadounidense es militar, por la posibilidad de tener efectivos en un espacio ideal para las operaciones político-militares en América del Sur y África, dada la ubicación de Alcántara en el Nordeste brasileño, frente al África Occidental. Sería además un enclave estratégico para sus disputas frente a Rusia y China.

Para el exministro de Asuntos Estratégicos de Brasil (2009-2010), Samuel Pinheiro Guimaraes Neto “el principal objetivo estadounidense es tener una base militar en territorio brasileño en el cual ejerzan su sobernía, fuera del alcance de las leyes y de la vigilancia de las autoridades brasileñas, inclusive militares, y dónde puedan desarrollar todo tipo de actividad militar”. En su consideración, la utilización de Alcántara por parte de EE.UU es el “caso más flagrante de cesión de soberanía de la historia del Brasil”

Notable es también que en el 2017, por vez primera en la historia, tuvieron lugar en la Amazonia unas operaciones militares conjuntas entre Estados Unidos, Brasil, Perú y Colombia; en una región rica en recursos, biodiversidad y agua, cuyo control es apetecido por Washington.

Para la reconocida investigadora mexicana Ana Esther Ceceña, el desarrollo de ejercicios como los AmazonLog2017 posibilita “colocar pertrechos de guerra que faciliten incursiones territoriales discrretas, operaciones de respuesta rápida, ambas contemplando la intervención de fuerzas especiales -ya sean estadounidenses, de cueroos locales o privadas-, o también para permitir operativos masivos mucho más visibles o escandalosos, producto de supuestos peligros humanitarios muy probablemente en Venezuela”.

La principal empresa brasileña de defensa, Embraer, cerró un acuerdo en abril de 2017 con la estadounidense Rockwell Collins en el área aeroespacial y el Comando de Ingeniería, Desarrollo e Investigación del Ejército de EEUU abrió una oficina en Sao Paulo, para profundizar en las relaciones de investigación e innovación de tecnologías de defensa.

Al asalto militar estadounidense en Brasil, se suma el de las grandes firmas norteñas. El pasado mes de julio se concretó la compra por Boeing del 80% de la reconocida división de aeronaves civiles de distancias medias de Embraer.

La empresa brasileña, que produce aviones comerciales, militares y ejecutivos desde 1969 y fue el primer exportador de Brasil entre 1991 y 2001, es el tercer constructor aeronáutico del mundo y una especie de identidad nacional, por lo que hubo mayoritarias manifestaciones de indignación en Brasil por la transacción.

“El escándalo es porque se trata de una empresa símbolo de la capacidad tecnológica brasileña, algo como Petrobras, pero, en este caso, una industria mucho más sofisticada”, valoró el analista Mario Osava.

La Embraer, junto con la canadiense Bombardier, es el segundo mayor fabricante de aviones regionales de 100 asientos, un sector en el que la Boeing no operaba y por eso tiene interés en el mercado de aviones regionales, que crece con más velocidad y en el que debe competir con empresas recién llegadas como la rusa United Aircraft, la japonesa Mitsubishi y la china Comec.

El avión más pequeño de Boeing, el 737-700 –con más de 140 asientos–, “no consigue aprovechar el crecimiento de la demanda entre compañías aéreas de bajo costo ni el incremento del número de aeropuertos menores que no reciben aviones de gran tamaño”, señaló recientemente el diario empresarial Valor.

Como señalaba por esos días en nuestra Mesa Redonda la expresidenta Dilma Rousseff, es entregar a un competidor uno de los más preciados activos y un ícono industrial de Brasil

La enorme reserva petrolera del Presal, la mayor del mundo -preservada por los gobiernos petistas para su explotación por Petrobas -, ha sido abierta por el gobierno de Temer a la inversión extranjera. Fue uno de los primeros pasos tras el Golpe de Estado contra Dilma. La decisión busca quitarle funciones importantes a la estatal Petrobras y eliminarla como principal operadora de la cuenca del Presal para que las grandes compañías transnacionales puedan ahora manejar los recursos naturales de ese país.

Un récord de 16 firmas petroleras, incluidas compañías como Royal Dutch Shell Plc, las estadounidenses Chevron Corp y Exxon Mobil Corp, la noruega Statoil y la francesa Total SA se registraron para la subasta en junio pasado de bloques en alta mar, donde el equivalente de miles de millones de barriles de crudo están atrapados bajo una gruesa capa de sal debajo del fondo del océano.

Temer ha anunciado además grandes privatizaciones en 34 sectores estratégicos del país, en una acelerada carrera de restauración neoliberal, aplaudida por la perversa oligarquía local y los poderes transnacionales. En negociaciones o ya vendidas se listan 57 empresas pública, aeropuertos y puertos.

“El golpe ha alejado a Brasil de su rumbo. Están vendiendo el patrimonio público [con privatizaciones], han decretado el fin de los derechos de los trabajadores [las reformas laborales y de pensiones de Temer] y han cortado las inversiones en salud y educación en los próximos 20 años [al reformar la Constitución para imponer un techo de gasto]. Todo eso de manera descarada. Para eliminar los efectos nefastos de este golpe, tenemos que ir a las urnas”, declaró hace unos días Dilma al diario español El País.

“Cuando no tengan nada que vender, van a vender el alma al diablo”, dijo Lula hace unos meses al diario brasileño O Globo ¿Se puede entender por qué el exlíder sindical y abanderado del PT no puede regresar el poder en Brasil?

 

Fuentes consultadas

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Andy CIGB dijo:

    Muy buen artículo. Esto que está sucediendo en Brasil es un guión Hollywodense plagado de clichés políticos. Rastros de mentiras que llevan a un final predecible, ya no hay moral ni vergüenza política, ya no hay justicia en el mundo, ya no hay democracia alguna: !LOS CENTROS DE PODER LAS USAN A SU ANTOJO Y CUANDO NO LES CONVIENE LA MANDAN A LA MIERDA!
    Tiene que existir algún mecanismo que permita al pueblo del Brasil rescatar la democracia y hacer valer su criterio. Duele el alma cuando se observa tal debacle, tal injusticia. A caso esta Farsa Made in Hollywood no tendrá un final feliz? Ese es el único cliché que acogería con beneplácito.
    Vamos Brasil!

    • MSc. Ing. Edilberto L Valdés Ríos dijo:

      Para Andy:
      Socio, la felicidad resulta expresión manifiesta del estado interior, estado de nuestras almas que genera regocijo, profundo beneplácito. Hay un problema, no se manifiesta igual en individuos tan diferentes como los que formamos parte de la especie humana. En Brasil no existe guión alguno, existe corrupción de todas las partes, esa corrupción ha existido desde hace muchos, muchísimos años, se incrementa a un ritmo vertiginoso. Existe además algo que cuestionas, HAY DEMOCRACIA. Se levantan los sindicatos, protestan, hacen huelgas, reclaman incansablemente sus derechos. La corrupción se combate, ahora con una fuerza mucho mayor que en el pasado cuando solo se hacía justicia con los pobres, y toda una élite de ladrones aprovechaba para ir acumulando riquezas a costa de un aparato corrupto hasta los huesos.

  • José García Álvarez dijo:

    Mas claro ni el agua,de Brasil quedara solamente el nombre como algo insignificante ,los Brasileños pasaran ser algo secundario como tristes ciudadanos sin autonomia ,sin soberanía,porque todo sera made en USA .Pudiera desirce que Brasil esta intervenido ya por la “solapada y silenciosa” maquinaria subversiva del águila Imperial.Sus objetivos sobre Lula y el futuro del Gigante Suramericano han sido pasados por el friltro del espionaje Yanqui de una manera violatoria de su soberania como pocos.Lógico los intereses del Imperio es someter a Brasil a una semicolonia Yanqui. A pesar de tan gigante escalada sobre la soberania Brasileña tengamos fé en que su pueblo junto al PT, pueda quitarse el yugo colonial ya casi impiesto.

  • María fernanda dijo:

    Con profundo dolor veo lo que está sucediendo en Brasil ,América Latina y el mundo.A la vez me abruma pensamientos que sorprenden cada vez más.He leído y veo con frecuencia nuestra mesa redonda,veo la CNN,TNT,RT,tele sur,me encantan los analisis de Cristina Escobar (que por cierto,no la he visto mas)en fin trato de estar informada y sacar mis propias conclusiones.Ahora bien ,todos sabemos que lo que quiere el imperio,todos estuvimos al tanto de las revelaciones de Edward Snowden.Todo se sabe hoy en día .Lo que no se sabe es QUE NO HIZO LA IZQUIERDA,cuando eliminaron a Aldo Moro en Italia,cuando Monje traicionó a Tania y a Ernesto(che)ya lo vimos en Chile en el 73 con Savador,la izquierda no estaba unida.Dinde está la izquierda que se a dejado arrancarse en Argentina el misterio de cultura,medio ambiente,se deja poner una base naval en la Patagonia, el pueblo está literalmente podido como vaticinó su ex presidenta Cristina y no hay actualmente marchas en las calles por ella.Que pasa en Colombia cuando matan a un dirigente campesino.Que pasa en “el Círculo Social Cristino Naranjo”,que es del MININ,cuando venden el pollo crudo a 10 cpu,todo cuanto quiera?Donde están los militantes es decir la izquierda?abrazando la corrupción, durmiendo con el neoliberalismo. Y no se trata de que hay muchos cubanos que nos abrazaremos para morir por la patria.Se trata de que esos que nos van a llamar también nos respondan sin risitas para ablandarnos y lejos del machete.No se tarden en publicar ,si lo hacen ,quiero ver respuestas.

    • Sergio dijo:

      Gracias MARIA FERNANDA, esta es la otra parte del cuento que nunca se cuenta, que se sabe, pero se quiere ocultar.

      Y es como dices. La izquierda duerme con el CAVIAR en la BOCA,,, donde están José Genoino?, José Dirceu, miembro Fundador del PT?, Delubio Saores?, Joao Paulo Cunha?, ,,,, PRESOS por Corrupción. Evidentemente ello no son los ÙNICOS (en Brasil casi todos los partidos tienen corruptos presos y denuncias sobre algunos de sus miembros) n , claro está, pero cuando ocurren hechos como estos, la desmoralizaciónn de la izquierda, que siempre EMITE un supuesto discurso contrario al de la derecha, es MAYOR.

      Esperemos que los APRENDIZAJES queden para la posteridad,

      Saludos,

      PD: Debe ser por esto que se supo que, a raíz de la denuncia contra LULA en el 2015, quiso poner a LULA como Jefe de la CASA CIVIL, así obtenía la INMUNIDAD PARLAMENTARIA, y no hubiese podido ser juzgado en la primera instancia de justicia por el Juez MORO.

    • Guillermo Tell dijo:

      María Fernanda, la felicito, espectacular su comentario

    • MSc. Ing. Edilberto L Valdés Ríos dijo:

      Mis felicitaciones Maria Fernanda y Sergio, han dado en el clavo. Ni hablar de la corrupción en Brasil porque abarca a todos, absolutamente todos los partidos, todas las corrientes y tendencias. Muy interesante lo acotado por el forista Sergio :

      Cito: cuando ocurren hechos como estos, la desmoralizaciónn de la izquierda, que siempre EMITE un supuesto discurso contrario al de la derecha, es MAYOR.
      Específicamente en el caso de Brasil. Señores, allí no hay pueblo alguno en las calles apoyando a la izquierda, ni a Lula, ni mucho menos a los tantos y tantos petistas corruptos. Eso no existe, sí existen algunos pagados por los sindicatos, traídos desde los campos para protestar, para armar sus grupitos, nada más.

  • Jose R Oro dijo:

    Fundamental articulo del gran periodista y pensador cubano Randy Alonso Falcon, que apoyo al 100%. Solo quiero enfatizar en el hecho que Brasil es el eslabon que enlaza a America Latina con el bloque BRICS. Un profundo enlace y cooperacion entre ambos es la peor pesadilla en la cabeza de DT y de muchos miembros del establishment estadunidense (e incluso de sus aliados)

  • sachiel dijo:

    Brasil-Argentina-Ecuador-Etc… Las masas populares llamadas comunmente “pueblo”, asisten a su propia ruina, por su marcado egoismo cultural y no prever más allá. ¿Serán necesarias nuevas revoluciones no ya tan pacificas y no tan por la via de las urnas?

    Vivir para ver, pero dice el dicho: ” se mató, como Chacumbele, el sólito se dio guiso…”

  • Rafael Cantero P. dijo:

    El Moro de Trevis, Carlos Marx, dejó mediante estudios científicos que el mismo capitalismo cava su tumba, ya pasamos por la etapa del desmerengamiento del Campo Socialista, luego aparecieron los movimientos progresistas en A. Latina y Rusia volvió a coger su rumbo; esto es parte de la lucha de clases, cuando la clase burguesa busca variantes (el Capitalismo se levanta como el Ave Fénix) para no dejar de existir, pero llegará el momento en que desaparezca, si no desaparece el mundo antes, o sea surgirán nuevos líderes, porque los que están haciendo estos no tienen respuestas para los múltiples problemas del capitalismo; sin embargo me pregunto ¿qué carajo está haciendo el pueblo brasileño que le debe tanto a Lula?

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Rafael Cantero P.

      Parece que el pueblo brasileño está muy entretenido viendo cómo la derecha deja por un momento de cavar su propia tumba para dedicarse un rato a cavar la tumba de la izquierda.

  • Armander dijo:

    Brazil va por el camino de la Argentina de Menen, que dicen incluso que vendieron hasta parques. A este paso quizás terminen vendiendo hasta personas. Como extrano a aquellos MLNs y guerrilleros latinoamericanos cuyos últimos reductos van al desarme bajo las alertas de una guerra avisada que sí está matando soldados

  • Sembrando Conciencia dijo:

    La falta de conciencia, que por supuesto es un resultado de la sociedad de consumo, donde las personas se preocupan solo por los que los afecta directamente y no piensan en su país, en los demás que padecen miseria y más miserias, donde muchos sueñan el sueño americano, donde no se piensa en el medioambiente, en fin no hay sociedad perfecta porque los seres humanos son imperfectos, de ahí que los socialistas, los líderes de izquierda deben ser casi perfectos, porque el enemigo de la izquierda es muy poderoso y sucio y escarba hasta donde no hay para hacer lo que hicieron con Dilma, Lula, Correa y Cristiña, es un complot donde hay mucho dinero que todo lo compra. el pueblo desgraciadamente a veces por falta de conciencia e información, se deja engañar por los medios que son burgueses. Los líderes son vilmente asesinados o apresados, porque no existe una justicia real y por supuesto todo orquestado desde el imperio, monstruoso enemigo de la humanidad, que se burla del cambio climático, que apoya a Israel y a los terroristas que siguen desangrando a Siria y a cualquier país que no quiera ser su lacayo.
    En fin estamos muy jodidos si los pueblos que sufren no son capaces de defender a sus líderes y permiten que se venda su patrimonio y sus riquezas para que los ricos sean mas ricos y ellos más pobres, ellos tienen que salir a las calles a luchar.

  • perico dijo:

    Excelente artículo…muy bueno..felicidades Randy…solo agregar:

    – Según ex Fiscal de Brasil Marcelo Miller 15 dias antes de comenzar Lava Jato viajó al Departamento de Justicia en EEUU junto al Fiscal general del 2015, Rodrigo Janot, para debatir de conjunto el desarrollo de la Operación Lava Jato.

    – Marcelo MIller en comisión del Senado brasileño divulgó ademas que funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos participaron ilegalmente en los interrogatorios de los detenidos de Lava Jato en Brasil..

    comparto con ustedes este magnifico articulo de una revista brasileña:

    “Lula es la joya de la corona del Plan Atlanta”
    2018, POR ANDRE BARROCAL

    El proceso del líder del PT sigue el guión de una trama conservadora escrita en EEUU en 2012, dice un testigo ocular, un político de la República Dominicana.

    A finales de 2012, Manolo Pichardo, político de la República Dominicana, participó en una siniestra reunión en la suite de un hotel en Atlanta, Estados Unidos. Algunos ex presidentes latinoamericanos de centro o derecha discutieron cómo barrer a sus adversarios progresistas del mapa. Al final, decía uno de los presentes, Luis Alberto Lacalle, ex mandatario uruguayo, “no podemos ganar a esos comunistas por la vía electoral”.

    La presencia de Pichardo allí era extraña : sólo había ido a Atlanta gracias a la invitación de un ex presidente amigo, Vinicio Cerezo, de Guatemala. El actual comandante de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina (Copppal), Pichardo pertenece al Partido de la Liberación Dominicana, de izquierda.

    El fundador del PLD, Juan Bosch, era amigo del cubano Fidel Castro y llegó al poder en los años 1960 por otra sigla que creó, el PRD. Siete meses después, era depuesto por un golpe militar patrocinado por EEUU y (sorpresa!) apoyado después por Brasil, en el primer acto de política exterior de la dictadura militar instalada en 1964.

    Las repúblicas bananeras vuelven a América Latina

    Ganador de las últimas cuatro elecciones, el PLD llevó al pequeño país de 10 millones de personas a la cima del crecimiento económico en las Américas en 2017, según los poco sospechosos Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial.

    ¿Será que habría un “Plan Atlanta”, nombre que Pichardo escuchó en aquella suite de hotel en 2012, con lo cual el PLD debería preocuparse? “Si lo hay, no lo conozco”, dice. ¿Y qué “plan” es ese, después de todo? Desmoralizar a líderes progresistas a través de los medios con acusaciones de corrupción, incluso a familiares, y ataques a su comportamiento privado. Después, convertir los escándalos en procesos judiciales que terminen con la carrera de la clase.

    La estrategia parece exitosa, a juzgar por el destino de Fernando Lugo en Paraguay en 2012 y de Rousseff por aquí en 2016, además de las dificultades de Cristina Kirchner en Argentina, de Rafael Correa en Ecuador y, por supuesto, de Lula.

    El derrocamiento del petista sería la “joya de la corona”, algo que está cerca de suceder dado su inminente juicio en segunda instancia. En una entrevista a CartaCapital, Pichardo explica por qué y nos explica más sobre esta trama conservadora.

    ¿El juicio contra el ex presidente Lula es parte del “Plan Atlanta”?

    Manolo Pichardo: Claro que sí. Toda la persecución que desencadenaron contra él es parte de la artimaña que busca descalificarlo para que no regrese a la Presidencia de Brasil y retome la aplicación de políticas públicas que favorecen a la mayoría. Esto en razón de que las oligarquías brasileñas y de la región no conciben que las riquezas generadas sean distribuidas con mayores niveles de justicia.

    Es que no se dan cuenta de que en un proceso de distribución democrática de la renta, el consumo aumenta y ellos tienen más posibilidades de hacer negocios. Y no se dan cuenta porque están acostumbrados a acumular riqueza basada en la explotación de las grandes mayorías.

    ¿Por qué Lula sería la “joya de la corona” del “Plan”?

    Brasil es la mayor economía de América Latina y se ha convertido en una de las mayores del mundo.Es el mayor país de la región en tamaño y población. Esto, obviamente, le dio el peso político que le permitió influenciar al resto de los países latinoamericanos, algo que, sin duda, aumentó durante la Presidencia de Lula, quien, al sacar a más de 40 millones de personas de la pobreza e incorporar a 16millones al mercado de trabajo se ha convertido en una referencia obligatoria. Esto hace de él, de acuerdo con los intereses de los sectores conservadores, un ejemplo indeseable.

    ¿Qué otros líderes progresistas latinoamericanos sufren los efectos del “plan”?

    La última víctima ha sido Jorge Glas (vicepresidente de Ecuador recién condenado por corrupción y alejado del cargo), producto de una variante del “Plan” que parece haber sido perfeccionada y estilizada en la medida en que las personas percibieron lo que estaba pasando y han dado respuestas para rechazar el método inicial.

    Dilma fue un ejemplo exitoso de ese plan. El presidente Lugo también, no sólo por el golpe parlamentario que lo sacó del poder, sino por la decisión del tribunal que lo descalificó de inscribirse para una nueva candidatura.

    Podríamos decir que en el caso del ex vicepresidente (de Uruguay que renunció en septiembre) Raúl Sendic, la mano del “plan” podría haber estado allí, tal vez con la intención de desestabilizar al gobierno del Frente Amplio. No tengo pruebas, pero tantos casos parecen responder a un patrón similar.

    ¿Cuáles son las fuerzas políticas detrás del “plan”? ¿Hay económicas también?

    Las fuerzas políticas que operan en la red de esta conspiración son las que tradicionalmente sirvieron de apoyo a grupos conservadores vinculados a fuerzas extranjeras que tienen expresión en gobiernos y multinacionales. Son fuerzas de nuestra región que operaron como peones de intereses extraños a los nuestros, a los latinoamericanos.

    ¿Crees en la participación de Estados Unidos en la maniobra? ¿Por qué?

    Las oligarquías de América Latina no mueven un dedo sin autorización o dirección de EEUU. Este país, desde que emergió como potencia, desbancó a las fuerzas europeas y transformó la región en su jardín. Pero eso estaba cambiando a medida que partidos progresistas comenzaron a asumir gobiernos y pararon la política de expropiación que los conquistadores europeos inauguraron después de 1493.

    No era aceptable para los estadounidenses tal nivel de independencia política y económica. Y no lo era, ya que sus negocios obscenos deben responder a los intereses de los gobiernos de la región y sus pueblos. La revisión de contratos de empresas de petróleo y minería es un claro ejemplo del giro de los gobiernos de partidos progresistas a los negocios en la región, entonces EEUU tuvo que conspirar para volver a la expropiación.

    Usted apuntó algunas variantes del “plan” en su reciente libro La izquierda democrática en América Latina. ¿Cuales són?

    En algunas artes marciales, se enseña a derrotar al enemigo con sus propias fuerzas. Creo que una de las variantes del “plan” se basó en esta técnica. Decidieron asumir el poder con la victoria electoral del progresismo, recurriendo al reclutamiento de militantes de esas fuerzas. El reciente proceso electoral en Ecuador parece confirmar esta variante, que ya había sido expresada en la elección del secretario general de la OEA (Luis Almagro), llevado al cargo por los gobiernos progresistas, pues había sido ministro (uruguayo) de las Relaciones Exteriores de Pepe Mujica, y tras asumir su puesto declaró guerra a las fuerzas progresistas de la región.

    Temer, el presidente de facto brasileño, llegó a la vicepresidencia en un binomio liderado por Dilma y el PT. Él fue cooptado para liderar la conspiración que sacó a la mandataria del poder. La división puede ser otra de estas variables. Creo que debemos prestar atención al caso de Argentina y a su última elección, que el peronismo ha perdido.

    ¿Cómo lo explica?

    Participaron dos candidatos del peronismo, Daniel Scioli, que venció en la primera vuelta con el 36%, y Sergio Massa, que tuvo un 21%, votos suficientes para el triunfo del peronismo. La división causó la derrota. Me pregunto si esta fue sólo el producto de las luchas internas del peronismo o si una mano extraña del “Plan Atlanta” tuvo que ver con eso.

    No sé, pero sin parecer paranoico, no excluyo nada. Tal vez deberíamos esperar los documentos desclasificados de la CIA en unos 50 años para resolver esta cuestión. Ahora, lo que creo es que debemos prestar atención a una posible variante del “plan” sobre la base de la división de fuerzas progresistas.

    ¿Qué podrían haber hecho en su defensa o como reacción las víctimas del “plan”? ¿Por qué el “plan” parece victorioso?

    Siento que las fuerzas progresistas están desarticuladas, a pesar de los esfuerzos de Copppal y del Foro de São Paulo para definir políticas comunes que nos lleven a enfrentar con éxito los desafíos y amenazas que vivimos y nos amenazan. Muchas cosas podrían haber sido hechas para enfrentar el “plan” a partir de las particularidades de cada país.

    ¿Qué deben hacer los gobiernos progresistas progresistas para no ser víctimas de este tipo de acción?

    Primero, estar atentos, nunca desprevenidos. En segundo lugar, no perder el contacto con el pueblo, porque si usted permanece en contacto en el día a día, a la hora de la amenaza y en la llamada al apoyo popular, hay respuesta. No hay una fórmula para enfrentar el plan, cada situación determina la respuesta.

    ¿Usted trató del “Plan Atlanta” en un artículo de periódico en marzo de 2016. Después de eso, hubo alguna consecuencia de su relato?

    Al principio, ninguno, hasta que los hechos llamaron la atención a la historia. Entonces empecé a sentir interés en lo que sucedió aquel día en Atlanta. Lo lamentable es que, sabiendo lo que estaba siendo tratado allí desde el momento en que sucedió, nada fue hecho.

    Pienso que se podría haber articulado una estrategia de desmonte del Plan. Había tiempo. Ahora, sufrimos fuertes golpes para la institucionalidad democrática en la región. Es una pena. Pero yo confío en que nuestros pueblos no permanecerán tranquilos ante el desmantelamiento de sus conquistas y la posible vuelta de la pérdida de nuestra soberanía.

    Fuente : Carta Capital

  • Pancho Calama dijo:

    Las minorías que los dueños del capital en Nuestra América, juegan al lado del Imperio, Eso no es novedad ,siempre han actuado al lado de la traición solo de ese modo podrán recibir las migajas que le arrojan con desprecio las transnacionales. Sugiero acudir a lo que nos señala nuestra cultura ,en este caso les enviamos de regalo a todos los patriotas la dirección de este portal ,escúchenlo y úsenlo. http://www.nerudacantogeneral.cl

  • eduardo m garcia dijo:

    solo los ignorantes no se daran de cuenta la realidad de lo que sucede en BRAZIL para impedir que LULA sea candidato a las precidenciales ya que es amplio favorito para ganar e impedir que alla otra CUBA en suramerica

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Randy Alonso Falcón

Randy Alonso Falcón

Periodista cubano, Director del portal web Cubadebate y del programa de la Televisión Cubana “Mesa Redonda”. Cursa el Doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad de La Habana. Correo: editor@cubadebate.cu En Twitter: @RandyAlonsoFalc

Vea también