Imprimir
Inicio » Especiales, Medios  »

Diana Rosa Schlachter Piñón: Amante por genética y amor a la ciencia en la TV

| 29 |

Diana Rosa Schlachter Piñón. Foto cortesía de la entrevistada.

Entrevistar a Diana Rosa Schlachter Piñón, se me convirtió en un reto.  Mi amiga y colega Iramis Alonso me dio su correo: todos me rebotaban. Hasta que la contacté por FB y ella me escribió un mensaje.

Entonces empezó otro empeño: insistir para que me respondiera las preguntas. No me arrepiento. Valió la pena porque esta muchacha, graduada de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana, en 2008, tiene una linda historia que contar.

Directora y guionista de varias secciones y programas: A ciencia cierta (Noticiero Juvenil),  Mente Abierta (Buenos Días), Espiral (NTV Cierre), Expediciones (NTV Fin de semana) y más recientemente, Ábaco y La Fórmula de la vida (Canal Caribe), Máster en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología, Universidad de La Habana, desde el propio primer año de la carrera se inició en la tv…con la ciencia:

¿Es un asunto genético tu acercamiento a la ciencia?

“¡Sí! ¡La responsabilidad es de los genes! O al menos, es una manera muy buena de explicar por qué soy una enamorada de la ciencia. Ciertamente, de niña tuve la influencia de mis padres. Una influencia silenciosa. Mi mamá es bioquímica, una académica apasionada por la investigación. Así que los laboratorios y los experimentos me resultaron siempre muy familiares. A mi padre, muchas personas lo recuerdan por La Otra Geografía y porque desde todos los medios de prensa en los que trabajó fue un gran defensor de los temas científico-tecnológicos. Es un periodista científico por convicción, leal, seguro de la urgencia de promover la cultura científica.

“Tuve además, el impulso enorme de mi abuela materna que estimuló en mí los deseos de investigar, de aprender siempre. Pero en realidad, podía haber escogido cualquier carrera: ser artista o cosmonauta. Mi familia me hubiera apoyado igual. Sin embargo, ¡el periodismo y la ciencia estaban en los genes!”

¿Por qué en la televisión?

“Cuando era muy joven me veía como escritora y pensé al inicio que mi camino en el periodismo tendría que ver con esa vocación. En primer año de la carrera, un buen amigo de curso, Carlos Maristany, me llevó al Sistema Informativo. Él colaboraba con el Noticiero Juvenil y estaba coordinando un reportaje sobre el espacio de aventuras en la televisión. De repente vi cómo nacía una historia que, junto al texto escrito, articulaba su mensaje con imágenes, música, efectos. Para mí fue un descubrimiento… y llegué para quedarme. Le debo mucho a la reconocida periodista Irma Cáceres, que confía en los jóvenes y en la necesidad de abrirles espacio en los medios. También mi gratitud va siempre para aquel colectivo del Juvenil.

“¡Y hasta la casualidad hizo su parte para que yo me dedicara a la ciencia! Al poco tiempo de integrar ese colectivo, Beatriz Parra, la colega que tenía a su cargo la sección “A ciencia cierta” tuvo que cumplir otros compromisos profesionales y entonces, me dieron la oportunidad de seguir ese espacio.

“Ya han pasado 15 años y confieso que me encanta contar la ciencia con las posibilidades del audiovisual. Creo que los recursos de la televisión –bien utilizados- nos ayudan a comprender mejor temas complejos, pero que en definitiva son necesarios como parte de la cultura de una persona de este siglo, tan marcado por el desarrollo de la ciencia y la tecnología, con todos los riesgos y las oportunidades que eso significa”.

¿Es muy largo el proceso de preparación para temas tan difíciles que haces ver corrientes?

“Es un proceso constante. Primero, tengo mucho que agradecer a la Maestría en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología porque transformó mi manera de pensar. En ocasiones, los temas científico-tecnológicos están en el imaginario colectivo sólo como asuntos curiosos y hasta raros. Esa percepción hace que en ocasiones, los trabajos que aparecen en los medios de comunicación – y hablo aquí también del escenario internacional- pongan énfasis en la parte “sensacionalista” de la ciencia por decirlo de alguna forma y entonces, se corre el riesgo de perder de vista a la ciencia y la tecnología como procesos sociales, o sea, marcados por los valores culturales, políticos y económicos de un contexto determinado.

“Es un trabajo de mucha investigación y trabajo con las fuentes, de buscar puntos de vista diferentes y analizarlos de manera crítica. Tengo que llegar a entender lo mejor posible cada tema para después comunicarlo de manera atractiva pero rigurosa, desde la polémica siempre que se pueda, mostrando también los puntos de vista encontrados, la incertidumbre que hay muchas veces detrás de las investigaciones, y una postura cautelosa ante los descubrimientos para evitar el sensacionalismo y crear falsas expectativas sobre un suceso científico. ¡Todo en menos de tres minutos!

“Además, resulta fundamental para mí no imponer los criterios, sino compartirlos. Claro que en cada trabajo defiendo un punto de vista, pero eso no significa tronchar el pensamiento de los demás ni desdeñarlo. Al contrario, me gusta motivar un análisis propio en cada televidente. Soy consciente de que la verdad no está de un solo lado. Es mucho más enriquecedor el diálogo y activar la inteligencia colectiva”.

¿Fue Ábaco un sueño cumplido?

“Ábaco es… un sueño en pausa. Pudimos hacer 11 capítulos que abordaron desde las ciencias naturales y exactas, hasta las ciencias sociales. Fue un espacio para probar formas de decir desenfadas pero rigurosas. En cada guión buscábamos desmontar un estereotipo, ofrecer miradas múltiples a un mismo fenómeno, por ejemplo, cuando en el programa sobre cambio climático analizamos la posición de los negacionistas que están en contra de este fenómeno. También buscamos siempre hacer una crítica constructiva, por ejemplo en el programa dedicado a la Arqueología debatimos sobre la necesidad de crear en Cuba una carrera que permita tener la formación necesaria para dedicarse a esa especialidad; y en el que hablamos sobre la Matemática intentamos mostrar cómo las maneras memorísticas y repetitivas de enseñar hacen que por lo general, las personas sientan cierta aversión por una materia que es bellísima, útil… ¡y hasta divertida!

“Ese fue precisamente otro propósito del programa: entretener. Y es que la ciencia y la tecnología pueden abordarse con seriedad desde el humor inteligente –aquí contamos con el apoyo del Proyecto Delta, de la Universidad de La Habana-, a través de historias de vida porque quienes hacen ciencia pueden ser también personas muy interesantes y empáticas; o con el acercamiento a lugares impresionantes pero menos conocidos, como el Museo de las Telecomunicaciones, en la Habana Vieja.

“En este empeño de mostrar todo lo novedoso  y polémico del universo científico-tecnológico quiero resaltar el apoyo del joven periodista Adiel Guevara, con un talento particular para encontrar aristas llamativas de un tema, y del editor Daniel Contreras, una persona imprescindible en el equipo, por su sensibilidad para dejar en cada programa la impronta de una estética moderna en el tratamiento de la imagen y el sonido, para crear infografías (un recurso tan útil en pantalla), en resumen para darle a cada emisión la vitalidad y frescura audiovisual que merece y necesita la ciencia.

“Ábaco me enseñó muchísimo y espero hacerlo de nuevo, pero para eso es necesario organizar un equipo estable, formado por personas con vocación hacia el periodismo científico y por camarógrafos, sonidistas, luminotécnicos… comprometidos con el espacio. La televisión – y esto es algo que me encanta- es una creación colectiva, por eso resulta imprescindible que todas las inteligencias estén motivadas a involucrarse en un proceso que tiene tanto de arte.

“Es imprescindible también conseguir un apoyo logístico, porque con recursos muy escasos o deficientes, los programas terminan por ser poco sostenibles en el tiempo.

“Ábaco es un sueño que no pierdo la esperanza de retomar más temprano que tarde”.

¿Por qué La fórmula de la vida?

“La fórmula… fue una serie dedicada alertar sobre la situación de los recursos hídricos en Cuba y también a nivel internacional. En cada programa logramos ir a las locaciones específicas (Acueducto de Albear, provincia de Camagüey, desalinizadora de Guanabo…)  y encontrar in situ, las historias de vida que ayudaron a articular los guiones, con la intención de que resultaran más atractivos y cercanos para el público.

“Así, tuvimos la oportunidad de tratar temas diversos: guerras por el agua, historia de los acueductos, labor de los observadores voluntarios de lluvia, cosecha tradicional de agua de lluvia, por qué se conoce a Vietnam como el país del agua, perspectivas y retos de los procesos de desalinización…pero independientemente del eje de cada capítulo, la esencia era sensibilizar a las personas sobre la necesidad de preservar ese recurso.

“Como parte de la presentación del programa teníamos una especie de spot que resumía nuestro punto de vista sobre la importancia del agua como (…) fuerza motriz de la naturaleza, el kilómetro cero de las civilizaciones…indispensable para más de siete mil millones de personas y para ecosistemas diversos…insustituible, vital.”

Últimamente tienes más espacio en el Noticiero Estelar ¿es coyuntural por asuntos que tratas o una política actual del sistema informativo?

“Al espacio del comentario en el Estelar llegué a partir de una coyuntura concreta. En medio del proceso de informatización de la sociedad cubana surgió la necesidad de hablar sobre el punto en que estaba Cuba en materia de acceso a las TICS y además, resultaba oportuno llamar la atención sobre la necesidad de asumir una postura crítica frente a la información disponible en la red de redes. Debo agradecer a Ovidio Cabrera, director general del Sistema Informativo, ese pie forzado.

“Después de esta experiencia le hablé a Héctor Martínez, al frente del Noticiero Estelar, sobre la posibilidad de sistematizar un espacio semanal dedicado a la ciencia y la tecnología. Me abrió las puertas y yo le agradezco ese voto de confianza. Iniciamos entonces con el tema de la “postverdad y otras mentiras piadosas”, un comentario dedicado a las fake news sobre ciencia  que aparecen en las redes sociales y medios digitales.

“En este contexto retomé la idea de hacer el Observatorio Científico en el Estelar Dominical, como una sección flexible (variadas maneras de presentación y tratamiento de los temas), dinámica, con un fuerte componente visual. Tuve el apoyo de profesionales como Lázaro Manuel Alonso (periodista y director de los Noticieros del Fin de Semana), Georgina Aguiar (directora de televisión) y también de nuestro grupo operativo, en especial del camarógrafo René García. Entre todos, intentamos probar códigos de comunicación contemporáneos, y en ese experimento seguimos cada domingo, porque la televisión es mi laboratorio.

Presentación de “Observatorio”. Foto: Cortesía de la entrevista.

“La visualidad del Observatorio está nuevamente a cargo de Daniel Contreras y casi siempre se nos hace de madrugada tratando de darle el mejor acabado posible a ese espacio, desde el punto de vista audiovisual. Es un trabajo duro pero lo disfrutamos muchísimo. La verdad es que me cuesta pensar en un producto para la televisión sin la riqueza de ese vínculo armónico entre el poder de las imágenes y la intencionalidad de la banda sonora. La realización me apasiona.

“Lo más importante de ambas experiencias ha sido la interacción con el público. A través del correo electrónico, las redes sociales o en la calle, las personas nos dejan saber que la temática científica, tecnológica y medioambiental sí les resulta interesante y necesaria. Ese respaldo ayuda a darle un voto de confianza a las secciones sobre ciencia en horario estelar”.

Parte del equipo de “Observatorio”. Foto cortesía de la entrevistada.

Dime en que estás pensando para mañana

“Tengo muchas deudas. Como le comenté, me encantaría hacer un segundo paquete de programas de Ábaco. También quisiera impulsar el proyecto del Noticiero Científico, un sueño que heredé de los periodistas científicos que me antecedieron pero que ha sido difícil concretar. No obstante, ahora por ejemplo, la Academia de Ciencias de Cuba trabaja para  potenciar ese proyecto. Es un espacio necesario y me encantará formar parte del equipo que lo  lleve adelante.

“También pienso hacer el doctorado en un futuro muy cercano. Los periodistas, si bien nos definimos muchas veces como profesionales de la práctica, del terreno, debemos estar vinculados a la academia o a algún espacio de superación. Por la experiencia de la Maestría sé que el contacto con la teoría transforma la praxis en un escenario más útil y fructífero.

“Y algo muy importante: quiero ser madre. A los 32 años, uno va pensando en construir su familia. El periodismo, como toda profesión que uno ama, se adueña de nuestro tiempo. Siempre hay un proyecto, algo que no puede esperar, la mejor cobertura, el programa que soñaste hacer. Pero un alto se impone –aunque cueste trabajo- porque sin familia y amigos, de nada vale todo lo demás”.

Entre tú y yo ¿no le temes al desarrollo a grandes y rápidos pasos de la “inteligencia” artificial? ¿No se saldrá de la mano del homo sapiens?

“Esa es la imagen tradicional que nos llega de la ciencia ficción. De cualquier forma, estamos ante un tema controvertido y para muchos, el mayor reto tecnológico de la historia.

“En efecto, algunos enfoques muestran que la idea de la inteligencia artificial es una amenaza. Hablamos de máquinas capaces de tomar el control y rediseñarse a sí mismas para acabar con la especie humana.

“Pero existen otras posiciones. Hace poco tuve la oportunidad de entrevistar a Hiroshi Ishiguro, el famoso científico nipón creador de robots humanoides. Él, desde su experiencia en Japón, tiene una visión muy favorable y considera que se trata de una  tecnología que van a ayudar al ser humano. Incluso, mencionó el caso de personas con necesidades específicas, como los autistas o los ancianos con demencia que pueden beneficiarse de la interacción  robot inteligente-ser humano.

“Ante esta dualidad, ¿se trata de prohibir o de estimular el desarrollo de la inteligencia artificial? Tal vez lo más importante en este escenario sea pensar, desde la ética, sobre la importancia de acompañar como sociedad (global) estas investigaciones: conocer su alcance, los progresos y  las incertidumbres del proceso.

“Necesitamos estar informados y ser conscientes de que la participación social en las decisiones tecnológicas es una urgencia de nuestro tiempo. En este camino el periodismo científico tiene muchísimo que aportar”.

Lo que no te haya preguntado y desees decir.

“Le cuento una vivencia: hace poco, un grupo de estudiantes llegó al Sistema Informativo para hacer sus prácticas. Tuve la oportunidad de intercambiar con ellos unos minutos y les pregunté cuántos querían dedicarse al periodismo científico. Ninguno levantó la mano.

“El futuro de esta especialidad en nuestros medios es un asunto preocupante. Aunque ya existe en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana una asignatura optativa que imparte la colega Iramis Alonso, para motivar a los jóvenes a comunicar la ciencia y la tecnología, la realidad demuestra que muy pocos eligen ese camino.

“¿Por qué? Creo que la respuesta tiene que ver con muchos factores. Primero, en pocos medios los jóvenes encuentran un colectivo articulado de profesionales que se dedican a esa especialidad y que pueden, no sólo enseñarles, sino también defender la presencia sistemática y rigurosa de esos temas en la agenda informativa. Pienso además, que sobrevive la percepción de que tratar la ciencia es difícil, aburrido y que se trata de una especialidad con pocas oportunidades para el desarrollo profesional en nuestro contexto.

“Hoy el periodismo científico en Cuba camina en solitario y sobrevive, muchas veces, por la voluntad y el esfuerzo de profesionales individuales. Tenemos que proponernos cambiar esta realidad porque hoy es imposible entender el mundo sin ciencia; porque la ciencia y la tecnología son vitales para el pleno desarrollo cultural en el siglo XXI”.

(Tomado de TVcubana)

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Esta es una excelente entrevista de Paquita Armas, con su característico profesionalismo y creatividad. Diana Rosa Schlachter Piñón es una magnífica entrevistada. Las dos intelectuales cubanas hacen de la entrevista una Inteligente y agradable lectura. Divulgar y promover la Ciencia cubana es un imperativo de la época, una necesidad de la sociedad. ¡Muchas felicidades!

  • Andres Ochoa dijo:

    Típico en la prensa y los medios nacionales, que las amigas (os) se hagan entrevistas y hasta programas. Su papá era un gran investigador, pero a Dianita le faltan años de dedicación aun, con todo su respeto y sin quitarle mérito. ? Cuantos investigadores hay en Cuba en las estaciones experimentales de caña de azúcar, por ejemplo, que nunca se les ha levantado una entrevista? En la conservación de los manglares, de los recursos acuíferos, etc. No tengo que ver nada con esa rama científica, soy mecánico, pero así veo el asunto.

    • Paquita dijo:

      Andrés:
      Nunca he hablado personalmente con Diana Rosa y hace años publiqué una nota sobre su padre con La otra geografía. Escribo sobre el audiovisual, no acerca de la ciencia. Por supuesto que he entrevistado y ( he criticado) a amigos y amigas que se dedican a crear con imágenes y sonidos. Si Usted me conoce esta muy lejos de la verdad de cómo me comporto, y si no me conoce, no entiendo el comentario. De todas formas muchas gracias por leerme: esa es la razón (el debate) por la que amo a Cubadebate

    • Diana Rosa Schlachter dijo:

      Estimado Andrés:
      Agradezco mucho su comentario y en especial, el criterio que tiene sobre mi padre. Toda la razón: él es un gran investigador, una persona curiosa, que intenta buscar siempre las aristas menos exploradas de la ciencia y la tecnología y la forma de contarlas para que despierten interés en las audiencias. Esa es su pasión.
      Coincido con usted en la necesidad de que los investigadores cubanos y el acontecer científico nacional aparezcan con mayor frecuencia en nuestros medios. Es un reto enorme que tenemos, aunque en los últimos tiempos, en el caso de la televisión hemos ganado espacios como la sección “Con Ciencia”, de la colega Kristell Aspillaga, en la Revista Buenos Días. Excelentes trabajos de Mundo Latino dedicados a la temática ambiental aparecen ya con frecuencia semanal en este informativo matutino y también, expertos cubanos llegan al estudio del Sistema Informativo para compartir el análisis de sus investigaciones más importantes o de fenómenos de actualidad.
      En particular sobre la conservación de los manglares, le comento que este año en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana se defendió una tesis de licenciatura que tuvo como resultado webserie documental Hijos del Monte, producida por de Mundo Latino; una obra con excelente factura que muestra el lado más humano del Proyecto Manglar Vivo y su impacto en comunidades costeras de las provincias de Artemisa y Mayabeque, amenazadas por los efectos del cambio climático. Algunos capítulos se han publicado en Con Ciencia, pero sería oportuno transmitir toda la serie. Estoy segura de que podrá verla en pantalla muy pronto.
      Sobre los recursos hídricos, Canal Caribe publicó en 2017, el programa “La fórmula de la vida” (transmitido por Cubavisión en las vacaciones de ese año) y en la revista “Ábaco” se abordaron temas como el control biológico en la agricultura y los entrevistados fueron especialistas cubanos. Pudiéramos mencionar además, otras experiencias valiosas: el programa “Carpeta CT”, de la periodista Ismary Barcia (Cienfuegos), la serie “Hábitat”, “Antena” de Mara Roque…
      Todos estos empeños deben multiplicarse. La ciencia, la tecnología y el medioambiente necesitan más espacios de calidad en pantalla y profesionales con la vocación y capacidad de tratar esos temas con rigor y de manera atractiva, pero no es un propósito sencillo. Esto requiere -como usted dice- de mucho estudio y dedicación, de la experiencia que aporta el contacto con las fuentes, con otros colegas y con el público. Por eso le agradezco de nuevo su comentario, porque me ayudará a poner la mirada en posibles vacíos informativos y a buscar nuevos caminos para hacer periodismo científico. Toda sugerencia será bienvenida.

      • sachiel dijo:

        Con permiso de Alexis… !Diana , un besotote grandototote, de quien te vió de pequeña seguir los pasos de tu padre, y no se equivocó este cubano simple, eres especial, sigue asi !!!!

  • Danier Ernesto González dijo:

    Le pone; comunica muy bien. Diana es admirable.

  • Pedro dijo:

    Pues ojala se logre el proyecto del NTCientifico , fijate el Cultural que bien ha calado en el pueblo y que bien concebido esta . Muchas felicidades por los resultados del trabajo y ojala sigas cosechando exitos , ojala tambien que tengas tu familia y para lo ultimo no digo ojala porque tu belleza de mujer es natural .

  • Taran dijo:

    Muy bueno todo lo que hace, la ciencia debe ser mas propocionada como unica via al desarrollo y al bienestar, se conoce mas a Spiderman que a nuestros cientificos. Ni una telenovela mas, y todo ese presupuesto por favor desenlo a esta muchacha para que trabaje, gracias familia Slachter.

  • Marlen dijo:

    Hola, muy buena oportunidad para dejar mi opinión sobre esta periodista, primero que nada muy inteligente, muy dulce, para nada agresiva ni prepotente como otros/as que vemos en el televisión. Trata temas importantísimos de una manera exquisita y entendible. Me gustaría desearle contínuos éxitos en su profesión por el bien de ella y de todos los que nos gusta aprender. Saludos, Marlen

    • Jose R Oro dijo:

      Concuerdo completamente con usted, estimada Marlen. Como dijera nuestro Apostol “Honrar, honra”

  • Ernesto dijo:

    Hola Diana
    Tu padre, un gran comunicador, en aquel programa “La otra geografia” que yo nunca me perdía mostraba detalles muy curiosos sobre la geografía en general, y era una forma muy amena de conocer sobre dicha materia, y se aprendían aspectos que al menos yo nunca he olvidado. Resultaba una forma amistosa y agradable de aprender sobre ciencias. Tal vez el método empleado por él, muy personal, podría emplearse en otras ramas del saber y así mostrar programas televisivos que puedan contribuir a generar un acercamiento de los jóvenes hacia diferentes campos de la ciencia.
    Muchos éxitos para tí.

  • Carlos del Vedado dijo:

    Estimada Paquita
    Soy un lector que se caracteriza por el respeto ante todo a la hora de opinar, basado en lo anterior, no concuerdo con la opinion del forista Andres Ochoa, no creo que el favoritismo para nada prime en su obra.
    Por otro lado la entrevista me parece muy buena y coincido con Marlen y el Profesor Jose R Oro al 100%
    Quisiera aprovechando la ocasion, repetirle un pedido que ya le hice en su articulo sobre la novela
    http://www.cubadebate.cu/opinion/2018/06/27/al-fin-se-va-el-mar-televisivo/#.W28rUtyJLIU
    y es que comentara sobre los seriales que pone Multivision, que en mi modesto criterio son lo mejor en su tipo que pone la TV cubana, en especifico los actuales Chicago Fire y Chicago PD, el primero de ellos desde su capitulo 1 primera temporada, es una verdadera clase de valores, etica, disciplina, conflictos humanos tratados con una exquisita forma y ambos muestran sin ningun adorno , la realidad ( virtudes y defectos) de esa gran ciudad norteamericana, por cierto, sacudida en los ultimos dias por una ola de violencia trmenda, muy bien reflejada en Chicago PD. Pienso que espacios de esta calidad, deben ser mayormente promocionados y merecen mencion en la critica seria de un pais como el nuestro, que lucha constantemente por elevar la cultura de su pueblo.
    Gracias por publicarme y le deseo salud y exitos

  • Carlos del Vedado dijo:

    Estimada Paquita
    Soy un lector que se caracteriza por el respeto ante todo a la hora de opinar, basado en lo anterior, no concuerdo con la opinion del forista Andres Ochoa, no creo que el favoritismo para nada prime en su obra.
    Por otro lado la entrevista me parece muy buena y coincido con Marlen y el Profesor Jose R Oro al 100%
    Quisiera aprovechando la ocasion, repetirle un pedido que ya le hice en su articulo sobre la novela
    http://www.cubadebate.cu/opinion/2018/06/27/al-fin-se-va-el-mar-televisivo/#.W28rUtyJLIU
    y es que comentara sobre los seriales que pone Multivision, que en mi modesto criterio son lo mejor en su tipo que pone la TV cubana, en especifico los actuales Chicago Fire y Chicago PD, el primero de ellos desde su capitulo 1 primera temporada, es una verdadera clase de valores, etica, disciplina, conflictos humanos tratados con una exquisita forma y ambos muestran sin ningun adorno , la realidad ( virtudes y defectos) de esa gran ciudad norteamericana, por cierto, sacudida en los ultimos dias por una ola de violencia tremenda, muy bien reflejada en Chicago PD. Pienso que espacios de esta calidad, deben ser mayormente promocionados y merecen mencion en la critica seria de un pais como el nuestro, que lucha constantemente por elevar la cultura de su pueblo.
    Gracias por publicarme y le deseo salud y exitos. ,,,,,,,,,,,,,,,,,

  • Sindulfo dijo:

    Es que, como dice el refrán: “lo que se hereda NO se hurta”

  • Hector dijo:

    Muy muybuen articulo. Saludos.

  • Carlos del Vedado dijo:

    DIsculpen la publicacion del comentario repetido, no me salia el primero , me daba un error de server que nunca habia visto y lo repeti con unas comillas. GRACIAS UNA VEZ MAS

  • Omar Fernandez dijo:

    Pues con todo el respeto para la entrevistadora, una verdadera artista, a mi Diana Rosa me parece una(o) de tantas hijas(os) de papa, como los herederos(as) de otros tantos apellidos ilustres. Sus comentarios en TV, segun mi modestisimo entender, a veces me parecen aburridos, reiterativos y demasiado extensos. Pero bueno, para gustos… Eso si, concuerdo con la opinion acerca de la orfandad del periodismo cientifico en Cuba; sin entrar en detalles, soy uno de los que alguna vez intento hacer ese tipo de periodismo en una emisora radial y la desidia y el desinteres de los funcionarios que no funcionan, dejo morir por inanicion cada una de mis iniciativas. Y perdonen la ausencia de acentos, escribo en un teclado donde no los he encontrado aun.

    • Diana Rosa Schlachter dijo:

      Estimado Omar:
      Gracias por compartir su opinión. La crítica es siempre necesaria y bienvenida. Por lo que cuenta, me aventuro a pensar que coincidiría conmigo en el hecho de que el comentario de ciencia –absolutamente perfectible- es un espacio de debemos preservar y al que es necesario sumar otros profesionales con puntos de vista y maneras de contar distintas a las que puedo proponer. Sería muy enriquecedor para todos.
      Estoy segura de que por su experiencia y por el interés que tuvo en hacer periodismo científico puede compartir ideas muy valiosas para mejorar estos trabajos. Quedo a su disposición. Será un gusto intercambiar con usted.

      • Eduardo Ortega dijo:

        DR, me ha gustados su espíritu receptivo y el garbo que ha mostrado al contestar al compañero Omar Fernández. Como él nos recuerda, para gusto se han hecho los colores… En este caso como en muchos, siempre hay algo que aprender, siempre es posible mejorar la actuación que se tenga en cualquier actividad. Nadie ni nada es perfecto. Lo importante es saber analizar de manera autocrítica las cosas. No creo que Omar diga lo que dice por estar dolido ni por despecho. Cada cual tiene sus puntos de vista. Quizás entre todos se pueda lograr que el periodismo científico tenga más presencia y cuerpo en nuestros medios. Hasta ahora me vienen a la mente en el tema, la propia entrevistada y Orfilio Peláez quien ya tiene años de experiencia y acumula un excelente trabajo.
        Ah! Y para los que piensan que digo lo que he dicho por amistad, a Diana Rosa no la conozco personalmente. Lo que como ha recordado antes, de Martí, el compañero José R. Oro, “Honrar, honra”.
        SALUDOS!

  • Eduardo Ortega dijo:

    Muy buen artículo; un poco largo. Pudo haberse publicado en dos entregas.
    El caso de la entrevistada es un ejemplo del papel de la familia en la educación.
    Aunque no se mencionan sus nombres, sí quiero decir que los padres son dos personas ejemplares en sus actividades profesionales. La Dra. Dolores Piñon (bioquímica) que ha consagrado su vida al estudio de la caña de azúcar y Alexis Schlachter (periodista) que hizo aportes en sus programas de Geografía en la TV y en sus enjundiosos artículos en Granma.
    Más que los genes pienso que en la formación de esta buena conductora y periodista ha influido el ejemplo de sus padres. Demuestra el papel la familia en la formación del individuo.
    Muy bueno que se divulgue el trabajo de la gente que tiene que ver con el desarrollo de las ciencias en Cuba.
    SALUDOS!

  • Carlos dijo:

    El espacio ganado por Diana debe defenderse y expandirse, en el año 1960 dijo “Cuba tiene que ser un país de hombres de ciencia”, y hoy gran parte de los recursos con que cuenta el pais vienen de ese sector; sin embargo, para los medio de comunicación son este es un área olvidada, todos los diarios tienen una página dedicada a la cultura y a los deportes, sin embargo Granma, tiene solo una dedicada a la ciencia los sábados (Orfilio Peláez), la excepción es Juventud Rebelde dedicada una al tema TIC (Yurisander Guevara) y otra a la ciencia (Iris Oropesa).

    Semanalmente,en la televisión ocurre los mismo, diariamente existe una sección de cultura y deportes en los noticieros, además de un noticiero deportivo y cultural (que se repite a las 8:30 PM), pero de las ciencias nada.

    Y para completar, la revista Juventud Técnica con una tirada mínima.

    ¿Es raro entonces que los jóvenes no se sientan motivados por la ciencia? pero acudan en trópeles con el fin de aparecer en las pantallas hablando de fútbol o de música.

    Ojala este espacio logrado por Diana Rosa, y al que viste de largo, se convierta en un noticiero científico diario,de seguro la comunidad científica y académica la apoyara.

    Buena suerte.

  • Aníbal Sánchez Numa dijo:

    Para los que amamos la ciencia es un verdadero placer que haya un especio en el noticiero para tratar asuntos científicos, y la verdad, la periodista lo hace de forma muy amena. Sí, es cierto que mucha gente ve a la ciencia como algo difícil y aburrido, creo que está dado también porque no se acercan a temas científicos en la infancia, tendremos que trabajar más con ese empeño. En mi modesta opinión “Pasaje a lo desconocido” es de los mejores programas que tenemos en Cuba desde hace ya 20 años, acercando la ciencia a la población de una manera realmente entretenida e interesante. Ojalá, ojalá que se materialice lo del Noticiero Científico, el Cultural tiene una excelente realización y trabajan en él personas con mucho talento, realmente da gusto verlo.

    • Diana Rosa Schlachter dijo:

      ¡Gracias, Aníbal, por sus buenos deseos para el proyecto del Noticiero Científico! Coincido con usted: urge pensar en las mejores maneras de enseñar la ciencia desde la infancia. De eso depende, en buena medida, romper (o no) con estereotipos y miradas que en ocasiones nos alejan de la ciencia y la tecnología como aristas fundamentales de nuestra cultura.

  • Andy García Díaz @Dancuba dijo:

    Me siento muy orgulloso de encontrar este artículo que resalta la excelente trayectoría profesional que ha tenido esta periodista. Dedicada en cuerpo y alma al periodismo científico, Diana Rosa Schlachter Piñón ha defenido con profundo entusiasmo y dedicación la investigación científica desde todos sus círculos de acción y tocando incluso los temas más polémicos o difíciles de comunicar. Muchas felicidades por su labor y espero que en breve; podamos seguir trabajando #ConSentidoDigital.

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Pues yo aplaudo el trajajo que realiza la periodista DRSP,los temas muy interesantes,que han hecho que en mi caso personal ya los espere.
    No creo que sea un espaldarazo este articulo de Paquita,porque en realidad no lo necesita.Hay personas que brillan por luz propia,como es el caso de la joven y talentosa periodista de la ciencia.
    Y por último,me huele a dolor y despecho el comentario de Omar Fernández.
    Porque veo muy légitimo que los padres traten de ayudar a sus hijos en sus empeños.
    Cuantos hijos han seguido los pasos de sus padres y han triunfado y estoy seguro que fué por su talento y no por el apellido.Ejemplos sobran : Desde Gustavo Kourí hasta Amaury Pérez.
    Omar insista en su proyecto a lo mejor hasta la mismísima Diana Rosa le puede ayudar.

    • Omar Fernandez dijo:

      Ante todo, eterno agradecimiento a quienes de manera harto respetuosa han expuesto sus criterios sobre mi comentario, comenzando por Diana Rosa, por supuesto. Esa constructiva actitud me obliga a responderles. A la compañera Diana Rosa le aseguro que, por experiencia propia y debido a la velocidad con que se vive en los tiempos de hoy, no es aconsejable un comentario sobre temas un tanto escabrosos para la mayoria que rebase los tres o cuatro minutos, por muy interesante que nos parezca a nosotros. Debemos siempre intentar ponernos en el lugar del otro -en este caso el televidente- para que no se sienta abrumado. Y buscar mecanismos que resulten interesantes y graficos; no es lo mismo decir que un nanometro es la no se cuanta parte de un milimetro, a decir que un nanometro es lo que crece el pelo de la barba entre una afeitada y otra, como lei en un articulo. Y al compañero que me impulsa a continuar mis empeños, que decirle, hasta Alonso Quijano se canso de ser Don Quijote.

  • Voldemort dijo:

    Muy bien por Diana Rosa, que siga superandose hasta llegar a la excelencia, a los que consideran los temas de ciencia como aburridos, les sugiero que busquen en la web la revista española Muy interesante. Felicidades Diana Rosa.

  • Agua por todas partes dijo:

    Y que bella es, me encanta su Nórdica mandíbula..

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también