Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

¿A Bayamo en coche?

Por: Osviel Castro Medel
En este artículo: Bayamo, Cuba, Granma, Tradición, Transporte
| 30 |

¿A Bayamo en coche? Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Eran las 6:10 de la mañana cuando la encontramos, escoba y recogedor en mano, con un mar de sudores en la frente. “Me levanto cada día a las 3:30 de la madrugada, porque vivo a cinco kilómetros de aquí y tengo que empezar a barrer antes de que la gente se levante”, expresó soltando un suspiro.

Sonia Hernández Viamontes forma parte de la legión de barrenderos que trata de mantener acicalada la ciudad de Bayamo, célebre en Cuba por su limpieza. Sin embargo, desde hace algunos años Sonia y sus compañeros de labor han encontrado en las arterias de la urbe un escollo demasiado difícil: el aumento de los depósitos fecales y urinarios de caballos, originado por el crecimiento de los coches en tan emblemático lugar de la nación.

“Antes había menos excremento en las calles, pero hoy cualquiera puede encontrarse varios montones a la hora de comenzar a barrer. Hay cocheros muy desconsiderados que botan el estiércol con toda intención en el medio de la vía”, nos dijo Nulvis Saborit, otra barrendera que dialogó con el periódico de la juventud cubana.

Esas expresiones, emitidas en la calle Ocho del reparto Roberto Reyes, tienen conexión con las de su compañera Yanieska Ramírez Matos, quien relató, mientras barría en la avenida Granma, en el reparto Jesús Menéndez, que en varios momentos ha visto a conductores de carruajes pateando los sacos en los que caen las deposiciones de los animales. “Una vez le reclamé a uno porque lo hizo delante de mis ojos y me contestó que a mí me pagaban por limpiar la calle. Fue una falta de respeto muy grande”, comentó.

Dayana Cedeño Rodríguez, quien lleva cinco años en este duro oficio, explicó que “varias veces, generalmente por las noches y madrugadas, hay coches que se desvían de las rutas establecidas y ensucian” zonas que otrora no conocían de excrementos y orines.

En una esquina de la avenida Felino Figueredo, Mirles Viquiñón Morales remató: “Nos desgastamos barriendo y recogiendo para que otros nos echen a perder el trabajo. Eso decepciona”.

Tales quejas preocupan, sobre todo porque desdibujan la notoriedad alcanzada por la llamada Ciudad de los Coches, llevada a un famoso son cantado por “Tiburón” Morales y cuyo autor es Adalberto Álvarez: “Yo quiero ir a Bayamo montando…”.

Sin embargo, no solo los encargados del saneamiento tienen inquietudes vinculadas con ese medio de transporte, imprescindible en un territorio en el que se mueven, según cálculos aproximados de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) del municipio, unos 45 mil usuarios por día mediante estos “carros sin humo”.

Relinchos por los pesebres

En 2017, había en Bayamo casi 800 caballos (no se permite usar hembras) empleados para tirar de “carruajes públicos. Foto: Osviel Castro Medel/ Juventud Rebelde

En 2017 circulaban por Bayamo más de 320 “cativanas” — como se les llama en esta porción de Cuba a los vehículos de tracción animal que tienen forma rectangular y usan bancos laterales— y cerca de 230 coches. A este número se suman otros 200 medios —de ambos tipos— que transitaban ilegalmente por la ciudad. Es decir, había casi 800 caballos (no se permite usar hembras) empleados para tirar de “carruajes públicos”.

Para Manuel Calzada Deyundé, presidente del Gobierno en Bayamo, uno de los grandes problemas que origina tal población ecuestre radica en la búsqueda de sitios de descanso para los animales.

“Existen cuatro pesebres en zonas periféricas de la ciudad, y sabemos que son insuficientes; lo que provoca que muchos caballos duerman en el patio de las casas. En ese sentido, una de las proyecciones es crecer en la cifra de establos colectivos, a pesar de que hay personas que se resisten a mover a los equinos de sus viviendas”, refirió.

Ese criterio fue remarcado por Luis Alfonso Guerra Cordero, jefe del Departamento de Higiene Comunal del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología, quien reconoció que “no faltan los que llevan a dormir los caballos a los cuartos de sus hogares, como si fueran mascotas, algo que puede generar enfermedades. En las heces del caballo habitan parásitos y bacterias, como la que genera el tétanos (Clostridium tetani). Es una suerte que nuestra población esté inmunizada contra esa enfermedad”.

Guerra Cordero expuso que para mejorar esta “coexistencia social” con los corceles deben coincidir varios factores estatales, que van desde las autoridades gubernamentales, Servicios Comunales, las entidades encargadas del control veterinario hasta las personas dedicadas a la inspección.

“No es una tarea fácil porque en Bayamo, digamos, nuestra institución solo tiene siete inspectores, con múltiples tareas. Entonces en muchas ocasiones no pueden enfocarse exclusivamente en vertimientos fecales, pero sí aplican multas cuando ven el problema”, especificó.

También pueden penar a los infractores las 23 parejas de inspectores de la DIS, tal como arguyó Faustino Blanco Álvarez, jefe de grupo de esa entidad en la capital provincial de Granma, aunque reveló que “ellos también se dedican a controlar más de 20 actividades vinculadas con diferentes esferas de la vida social”.

“En los primeros seis meses de 2017 aplicamos cerca de 300 multas, por distintas causas: muchos cocheros que no poseían el doble saco para recoger los desechos, por circular sin la documentación requerida, andar sin rótulo identificativo, arrojar estiércol a la vía pública, por pesebre en mal estado técnico, el colector mal colocado, entre otras contravenciones”, puntualizó.

Asimismo tienen la potestad de multar a los transgresores los llamados “azules”, como nos detalló Dionis Cabrera Ferrales, jefe de grupo que atiende el Departamento Automotor de la DIS, un núcleo integrado por seis personas muy competentes.

¿Un polvo “asesino”?

El coche-limusina. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate/ Archivo

Es una mujer pulcra, nombrada María Isabel Ayala y trabaja vendiendo alimentos ligeros en la citada calle Ocho. Ella lava una y otra vez las vasijas, las tapa con paños… limpia repetidamente el mostrador.

Sin embargo, ese afán del detalle también es golpeado, de manera indirecta, por los caballos que ahora circulan por Bayamo. Sucede que, cuando las heces fecales de los equinos se secan con el sol, producen un polvillo que, suspendido en el aire, puede llegar a los alimentos o, peor aún, a los ojos, bocas y narices de los seres humanos.

“Las personas siempre compran algo porque ven el esmero y la decencia, pero no debo negar que cuando surge ese polvo resulta complejo trabajar para los clientes”, reconoció.

El de María es apenas un caso. Estremece saber que, en las cercanías de una de las rutas más transitadas por los coches, desde la piquera del hospital Carlos Manuel de Céspedes, hasta la calle Milanés, funcionan ¡52! establecimientos privados o estatales que venden alimentos, desde carne y viandas hasta pizzas o refrescos.

Incluso muy cerca de la terminal de ferrocarriles de Bayamo opera la piquera más concurrida de la ciudad; esta queda bien próxima a la denominada “candonga”, en la que venden disímiles productos gastronómicos.

A estas alturas, cuando a muchos les parece normal tal proximidad, se antoja difícil resolver el “choque”, pero, como observó el Presidente del Gobierno en el municipio, hay que ir pensando en variantes para que la comida no se exponga a gérmenes.

Al respecto Luis Alfonso Guerra manifestó que, por fortuna, las carnes y viandas pasan por el proceso de cocción y eso elimina los peligros, algo que no puede aplicarse a los alimentos ligeros.

¿Se debe desviar el trayecto de los coches? La respuesta probable es no. Porque los puntos de expendio surgieron después de la ruta tradicional de los carruajes.

No obstante, hay otros conflictos ligados al referido polvo, que no se pueden soslayar en estas líneas.

Omar Moreno Suárez, vecino de la calle Osvaldo Herrera, y Ariel Palacios Gutiérrez expresaron que en ocasiones deben cerrar puertas y ventanas todo el día porque las partículas de las heces entran a la sala o a los cuartos.

Moreno aboga por el cumplimiento de medidas de circulación establecidas para los coches. “Aunque nuestra calle es de doble sentido, para estos vehículos es de un solo sentido; sin embargo, se viola sistemáticamente lo estipulado, algo que hemos planteado en numerosas rendiciones de cuenta y no ha sido resuelto”.

Claro, hay otros asuntos que van más allá de polvos y lamentos.

Explosión contra los coches

Foto: Osviel Castro Medel/ Juventud Rebelde

¿Cuándo los coches pulularon en Bayamo? Al contrario de lo que piensan muchos, estos se convirtieron en transporte público en el siglo XX, pues antes eran exclusivos del transporte de las familias adineradas.

Así lo explicó el historiador de la ciudad, Ludín Fonseca García, quien acotó que aún después del triunfo revolucionario y de la famosa canción de Adalberto Álvarez, circulaban por la urbe decenas de estos vehículos, no cientos.

“La explosión vino a raíz del período especial. El oficio se mercantilizó y empezaron a perderse ciertos hábitos. Antes el cochero se distinguía por su prestancia al vestir, sus modales y la manera impecable en que mantenía el coche; lamentablemente la tradición empezó a deteriorarse. Además, llegaron las cativanas, que tergiversaron la estética habitual del coche”, remarcó Fonseca.

Mientras, Samuel Calzada Deyundé subrayó que el coche “debe seguir siendo un símbolo de Bayamo”; por eso “hemos estudiado varias medidas como la pintura de algunos carruajes, la colocación en la parte trasera de estos del escudo de la ciudad y la selección, cada 5 de noviembre (Día de la fundación de la villa), del mejor cochero, atendiendo a su disciplina, trato a los clientes, su ética y estética”.

No ha de obviarse que contra ese emblema de la Ciudad Monumento conspiran otros fantasmas. A uno de esos se refirió Lorenzo Naranjo Rojas, presidente de la Asociación de Cocheros de Bayamo, fundada el 12 de enero de 1959:

“Muchas personas de otras provincias, como Matanzas, han venido a comprar coches, han ofrecido un buen precio y se los han llevado. Así han disminuido los coches y crecido las cativanas, que reportan más ganancias económicas porque les caben diez y hasta 12 personas, casi el doble que a los primeros”.

Por cierto, la Asociación radica en un lugar lúgubre, con condiciones precarias, las cuales desdicen del importante gremio. Sus afiliados tendrán que galopar con urgencia para darle mejor forma.

Tienen la palabra los cocheros

“Hay un grupo de cocheros indisciplinados, es cierto, pero casi todos cumplimos nuestras obligaciones; de lo contrario la ciudad fuera un caos”. De este modo reflexionó Julio César Pompa Matamoros, a quien JR entrevistó en la piquera aledaña a la terminal de trenes.

Esa opinión fue respaldada por otros “camaradas”, consultados por nuestro diario. Geovanis Pérez Pérez, por ejemplo, planteó que sería incapaz de verter de manera intencional los desechos animales, aunque es imposible evitar que caigan a la vía.

Todos hablaron de los innumerables trabajos que ha de sortear un cochero. En esa cuerda, José Martínez contó que debe pagar por día 80 pesos de hierba, además de 200 de patente e igual cantidad al mes por el corral, sumados a una lata de miel a la semana, que cuesta 110 pesos.

“Antes, por la Asociación, nos vendían una lata de miel a siete pesos, pero ahora tenemos que comprarlo todo, desde una herradura, un clavo hasta cualquier arreglo y todo cuesta demasiado caro”, advirtió Carlos Castillo Rodríguez.

Otros, como Pedro Zamora Pantoja, hicieron notar que los cocheros “somos constantemente chequeados, no solo por la policía, sino también por los compañeros de registro pecuario, los azules, los de higiene…”.

Sin trote final

Ningún control será suficiente mientras existan problemas y conflictos. Uno de los desafíos de Bayamo es que sigue creciendo y necesitaría, en hipótesis, una mayor cifra de cocheros, algo que complicaría el panorama, pues los caballos existentes hoy expulsan en su conjunto casi una tonelada de estiércol diariamente, como calculó Luis Alfonso Guerra.

A eso debemos sumar los residuos de la yerba que no se comen los animales. Parte de esos desechos va a parar a montes aledaños, pero también a “escondites” cercanos a la ciudad.

¿Qué pasará mañana si sigue aumentando la masa equina? Algunos proponen una reducción de los coches; mas tal acción traería desempleo para cientos de personas. Además, solo sería posible concretarla con una crecida de ómnibus y de otros medios de transporte alternativos.

De cualquier manera, las autoridades no deben permitir que decenas de coches se sigan desbocando. Eso significa atajar al máximo las indisciplinas, atender a los cocheros y sus demandas, emplear los medios para seguir analizando el problema, pensar en todas las alternativas posibles… continuar haciendo por la gente que llamamos de a pie.

Pare cochero

Samuel Calzada, presidente del Gobierno en Bayamo, sentenció que la política con los cocheros que trabajan (irregularmente), sobre todo por las noches, no consiste en arremeter contra ellos con “todos los hierros”, sino propiciar, con advertencias, que se incorporen a la legalidad. Eso ha disminuido el número de “ilícitos”, aunque, cuando hay violaciones reiteradas, se ha decretado el decomiso del coche y del caballo.

Este funcionario, como muchos bayameses, está preocupado por varias indisciplinas que cometen algunos en la vía, como llevarse la señal de Pare, invadir la senda contraria cuando circula una motocicleta o una bicicleta, maltratar a los caballos, ingerir bebidas alcohólicas o demoras en el tributo a la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

“Hemos pensado en la posibilidad de uniformarlos. Tenemos que mejorar las vías por donde transitan y señalizarlas, ser sistemáticos con este tipo de transporte”, dijo.

Por otro lado Ángel Rubén Pérez, subdirector de Servicios Comunales, enumeró varias gestiones que se han concretado en la ciudad para tratar de evitar la congestión en los sacos de los cocheros. Una de estas es la colocación de grandes cajas en algunas de las rutas de los conductores de carruajes.

Claro, como avisó él, “por mucho que hagan nuestros trabajadores en las calles e implementen medidas, no se logra mucho si no se toma conciencia colectiva sobre un problema que golpea a todos”.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pjnodal dijo:

    Vengan a Cárdenas……. UFFFF!!!!

    • Arturo Benítez dijo:

      De los coches en Bayamo:
      1. En algún momento fue una tradición bonita, ahora son un monumento a la mediocridad (en su gran mayoría están construidos con un tremendo mal gusto).
      2. Son un símbolo de subdesarrollo; afean el ornato. Por varios aspectos, no solo por su construcción tan primitiva (cada vez son menos los “clásico”, predominan las “catibanas”, sino también porque en el mundo solo se usan estos con fines recreativos y turísticos, que NO ES EL CASO DE BAYAMO. Pueden existir múltiples formas alternativas ya disponibles para el traslado de personas (como las guaguas Diana y los motociclos amarillos).
      3. Los cocheros no tienen ningún tipo de reparo en maltratar a los pobres caballos en cualquier momento y lugar, de hecho, lo hacen incluso bajo múltiples miradas.
      4. Higiene. Solo hay que recorrer las calles por las que estos pasan para ver la cantidad de excrementos de equinos que de manera inescrupulosa dejan caer los cocheros. Y dentro de esto algo muy interesante: en la calle Línea, por donde circulan muchos coches y catibanas, hay múltiples vendedores de carne de cerdo y otros productos cárnicos. Por qué se permite esto?

      • Cadillac dijo:

        de acuerdo al 100% contigo

    • pepe dijo:

      pjnodal, Cuando estaba leyendo este artículo pensé en lo mismo. Vengan a Cárdenas!!! que Bayamo de que?…. Cárdenas es el verdadero Oeste del siglo XXI !!!

    • Bromista dijo:

      Me exprimido el cerebro y no acabo de definir de que parte de Bayamo es la primera foto del articulo si alguien sabe que me diga por favor

      • ney dijo:

        Hasta yo Bromista que soy bayamés de pura cepa jjjjjjjjj.

      • Ir@l2 dijo:

        jajaja ni yo jejeje

  • EL TITÁN DE BRONCE dijo:

    YA ESO NO TIENE REMEDIO…..LOS COCHEROS (NO TODOS) SE APROVECHAN DE DETERMINADAS FECHAS PARA ALTERAR LOS PRECIOS DEL PASAJE, MALTRATAN A LAS PERSONAS….CONDUCEN BORRACHOS, MALTRATAN A LOS ANIMALES…..EN FIN……HAY QUE PONERLE DISCIPLINA A ESE VIEJO SÍMBOLO DE LA CIUDAD MONUMENTO.

  • ctm dijo:

    Eso es en Cárdenas? Hasta las calles coinciden

  • Tom Rojo dijo:

    El estado cubano debería eliminar estos coches.Las heces de los caballos se pasan días en el suelo.

  • jorge Fernandez dijo:

    En la ciudad de holguin es la misma historia pienso q se debe disminuir la cantidad de coches porq sobran se les fue la mano con estas licencias.

  • Cadillac dijo:

    dense una vuelta por aca por Yaguajay, donde parquean los coches, hay un mal olor terrible a orine de este caballo y la calle por donde circulan es pura…m…de caballo por las tardes.

  • Sakura91 dijo:

    Bueno, sobre lo del polvo de las heces, un Doctor del hospital Amalia (creo sigue trabajando alli) acá en Camaguey, publicó hace unos años en el periodico Adelante, el riesgo al que se exponen los ciudadanos todos los días cuando hay un vientecito leve…y esas heces secas, recuerdo que me impresionó cantidad, al igual que me impresiona que haya quien duerma en el cuarto con los caballos!!!!. Quizas no haya tantos como en Bayamo, ni las mismas causas y condiciones, pero lo que más me saca del paso, son las varias veces que he visto a los cocheros MALTRATAR, por no decir “Moler a golpes” a los pobres caballos, realmente deberían quitarle la licencia,pues en ocasiones les pegan como si estuvieran dandole palos al cemento…y por mucho que la gente les diga cosas, no pasa nada…
    Una pregunta (no hay peor pregunta que la que no se hace), y perdonen mi falta de conocimiento en este sentido, pero por qué no permiten a las yeguas”? se debe a su etapa cuando entran en “celo”?!

    • Tunero dijo:

      En efecto, las yeguas están prohibidas por esa misma razón: la etapa de celo. Bien se podrían utilizar solamente yeguas, pero tener a ambos sexos podría inducir accidentes y descontrol sobre los animales (en este caso el macho que no obedece a su dueño y le cae atrás a la hembra). Pregunta si quieres abordar el tema a cocheros que iniciaron su trabajo en el período especial para que veas.

  • Bruce dijo:

    Los coches de caballos deberían ser para cargas o para fuera de la ciudad, al menos las cativanas. Que faciliten la manera de importar o armar motos eléctricas o de combustibles con este mismo propósito. Hagan piqueras de motos en vez de caballos estamos en pleno siglo 21.

  • PLOMALO dijo:

    ¿Y SANTA CLARA QUÉ?
    ESTO SI ES OTRO CUENTO Y HAY QUE VIVR CON EL

  • ReneKings dijo:

    Soy Bayamés y esa Inquietud la tengo desde hace un tiempo, es una pena que antes siendo un símbolo hoy es un serio problema, considero que las autoridades son las máximas responsables de la Organización y el funcionamiento de este tipo de transporte, hace un tiempo la población se incomodó por el precio( Cada recorrido un peso Mn) hoy son dos pesos en los tramos establecidos, se convenció al pueblo amén de todas las dificultades que sufrían los propietarios con los pagos de patentes aseguramiento de comida y demás… todo eso ahora lo sufre el pueblo. Me refiero además a la calidad constructiva y a la mala imagen que presentan las llamadas “Cativanas” que muchas no presentan condiciones técnicas y por la gran diversidad en su diseño, esto es un tema de bochorno para una Ciudad que ante el pais y el Mundo lo pintamos como símbolo, hoy es un desastre!!! Debiera existir un patrón que que no se perdiera la Linea de lo tradicional , de lo autentico, que debieran ser un poco más ligero es verdad, que solo caben 5 pasajero es verdad, pero no abusar de los animales. Cuando se montan hasta 12 personas en una “Cativana Rustica” (Incluyendo al Conductor) eso es abusivo por eso se ven a diario caballos caídos al suelo cuando tratan de continuar marcha en los pares o esquinas o al recoger otros pasajeros. Particularmente veo como algo INSÓLITO las Vendutas a lo largo de estos recorridos autorizados carnes , alimentos ligeros, hortalizas todos contaminados como bién se alerta en la crónica por polvillo de excretas y el Orine de los caballos, es algo que debemos reflexionar. Se que es un tema complejo pero no difícil de resolver¿?

  • El Otro dijo:

    Es una pena que se haya llegado a este punto, soy bayamés y visito la ciudad todos los años, me hospedo en la casa de mi familia, justo al costado de la Asamblea Provincial del Poder Popular, una de las calles por donde circulan los coches y catibanas, las quejas de mi familia son diarias, se vive a puertas cerradas, el polvo de las heces secas es dañino y el mal olor (mas bien pestilencia) es insoportable
    Eliminar los coches seria botar el sofá por la ventana, pero deberán pensar en cambiar la situación, en principio tendrán que buscar una ruta alternativa, por otra parte, ya es hora de que comiencen a eliminar las catibanas (son carretones) y para nada tienen que ver con la tradición, en principio se tendría que construir una vía periférica que uniera el barrio de Siboney con el Reparto Jesús Menéndez, entrar por el barrio de Ciro Redondo atravesar El barrio Camilo Cienfuegos para acercar a los usuarios a la terminal de ferrocarril y buscar nuevamente la vía periférica (seria con la orientación de la calle Figueredo) para la circulación de las catibanas, esto alarga el recorrido y seguramente los conductores o catibaneros, o carretoneros, (porque cocheros no son), incrementaran el precio del pasaje, lo que causará muchos conflictos, se sabe, aunque no esta dicho, que el gremio de cocheros es un tanto conflictivo, se sabe, de múltiples reuniones con las autoridades para hacer valer sus “derechos”, y ¿son realmente sus derechos? ¿Y la salud y el bienestar de cientos de familias aceptadas?
    Con lo que se promueve en la TV por estos días un premio de diseño, las autoridades de cultura bayamesas no podrán convocar a diseñadores profesionales (los improvisados solo crean otro problema) a crear un coche mas cómodo (recuérdese que en los asientos aprietan a tres personas donde solo hay lugar para dos) mas cercano a lo tradicional
    Es hora de enfrentar el problema, no basta con inaugurar una nueva florería, reabrir el Luanda. sin dar solución a este y otros problemas que necesariamente surgen.

  • Ernesto dijo:

    Ahhh, la desidia que nos corroe y carcome en todo el quehacer cotidiano en nuestro país. Por eso suceden estas y otras muchas violaciones de índole social en cualquier rincón de nuestra isla.

    ¿Existe algún Reglamento para el servicio que prestan estos cuentapropistas?

    ¿Ellos tienen que someterse a lsa pruebas teórica y práctica del Código del Tránsito?

    ¿Alguien responde en el Gobierno por el chequeo inicial de, tanto sanitario como técnico y de seguridad del caballo y del ccche o cativana o como se le llame’

    Podrían surgirme otras muchas preguntas que de darse respuesta se regularía el uso de este medio de transporte público en cualquier parte de Cuba y se evitaría tantas quejas justas de la población.

    Acabemos de ser proactivos aquellos que deben velar por los servicios sociales y no reactivos, que es a lo que estamos tan mal acostumbrados.

  • Jorge dijo:

    En Holguín es lo mismo, los vecinos plantean el problema del excremento pulverizado que hay que respirar o tragarse si vives o transitas por una de esas vías y no aparece solución. Hay que invertir en carros pipas que laven las calles, existen, aunque seguramente son caros. Pero se debe tomar la decisión: o los caballos o la salud del pueblo.

  • Ing. Alvaro Ramos Fereira dijo:

    Hay que ver a muchos de esos cocheros y lo que hacen a los animales para darse uno cuenta que son mas animales que los propios caballos.

    En Cuba hace falta urgente una ley que proteja a los animales

  • RESPETO dijo:

    Estoy de acuerdo con el articulo en parte, porque es verdad que es una irresponsabilidad por parte de los cocheros sin generalizar por estoy seguro que no todos votan las heces para la calle, y en todo los demas escrito en el articulo, acaso alguien le pregunto a los cocheros porque tienen los caballos en los cuartos de las casas? bien yo se los voy a decir, porque tienen miedo a que se los roben ese es un asunto sin solucion los cuales los ciudadanos saben pero prefieren no hablar. En mi pueblo se robaron recientemente 15 de un solo golpe y a mi abuelo hace 6 años le robaron 8 solamente a el ese mismo dia se robaron 12. saben cuantos han aparecido? ninguno y porque no cojen al ladron? y quien le pone el cascabel al gato? disculpen pero esa es la realidad. saludos

  • RBA dijo:

    ATENCION PELIGRO: Muchos son los problemas de los coches, cocheros, cativaneros, caballos, rutas, precios, y condiciones constructivas de ese medio de transporte y los que montamos diariamente en ellos los conocemos mucho mejor de “aquellos” que los ven de pasada.
    1.- Improvisaciones constructivas que dan horror al entorno por feas, sucias y que han llegado a partirce por la mitad salidno el caballo con media cativana o coche y dejado lesionados a sus pasajeros en la otra mitad, varios en calle Linea y Mártires ¿quieren venir a preguntar?.
    2.- Cocheros (cativaneros) cuya velocidad de tren bala es superior al tren Bayamo-Mabay lo que ha hecho que a la casa de Estrella Linea y Martires se metan mas de dos caballos hasta la sala.
    3.- No se cuantos accidentes con muertos incluídos por impacto del tren contra este tipo de trasporte, uno frente a mi, horrible.
    4.- Ningún cochero se detiene en el pare de Linea y Figueredo, te tiran el caballo encima y ellos miran para el otro lado, tiene un carro bien grande para que ellos paren, NINGUN POLICIA EN ESE LUGAR POR AÑOS.
    5.- Pozos de orine y abundante orine de caballos en las paradas principales, Ferrocarril y Parque del Amor, regado ademas como aguacero diario en toda la calle por donde no puedes pasar, (en tiempos en la mañana unos carros bombas de agua “valdeaban” esos lugares, ya NO.
    6.- En la mencionada “Candonga” del ferrocarril, SI SE VENDE COMIDA COCINADA O PRE-COCINADA TODO AL DESCUBIERTO y todo allí está expuesto al “veneno” del polvillo de las eses de caballo, maxime si tenemos en cuenta que el viento sopla desde la calle hacía la comida.
    7.- Algunos cocheros llevan ropas sucias, vocabulario vulgar y ofensivo, incluso hacía otros idem que le pasan por el lado.
    8.- Muchos no tienen números y los que vamos dentro escuchamosa otros que pasan por su lado, “oye en tal calle y mas cual calle hay buitres” y entonces comienza un tourt indeseado para evitar a autoridad que esta en esas calles, te retrasas en llegar y te dejan donde no es.
    9.- No entran al hospital, por lo que si vas o sales cn las piernas enyesadas (amen) debes ir saltando mas de 400 metros.
    10.- En tiempos de fiestas o sábados y domingos, puedes ver las mejores películas de carreras de oeste desde calle Linea y Elevados, hasta el Hospital Infantil, gana el que no pare en todo el recorrido y la fiesta la hacen junto al cochero ye embriagdo los que van dentro con abundantes botellas de ron, cajas de música y algunas “niñas” a pululu.
    11.- Cuando algún grupo de extranjeros, busca al famoso coche de la canción, buscan los originales, entonces la disputa por que los pasajeros de “afuera” monten en el “mio” gravemente penoso, horroroso, vergonzoso.
    12.- El precio los fines de semanas, carnavales o fiestas (por acá se dan bastante), compite con los de Cubana de Aviación o “vete a pie”
    Duele ver las escenas descriptas y a las cuatro PM de hoy mismo me voy en uno, NO SON TODOS PERO SI BASTANTE, para que las autoridades pertinentes TOMEN LAS MEDIDAS.
    Es muy bonito lo otro que ocurre, algunas quiceañeras celebran su edad con una gira por la ciudad en coches engalados, cocheros bien vestidos y formales y otros coches con las conga y a fiestar.
    Creo que es hora de sanear los coches de Bayamo,YA.
    11.-

  • RESPETO dijo:

    Totalmente de acuerdo con usted Ing. Alvaro Ramos Fereira.

  • gabrieldr dijo:

    La culpa la tiene el caballo … hay que sindicalizar a los caballos … los caballos tienen que aprender a hacer sus necesidades en el lugar y momento indicado … hay discriminación con el caballo, porque mientras ellos trabajan duro las yeguas pasean y se acuestan con sus dueños … no publicaron las opiniones de los caballos … creo que debemos sustituir los caballos por camellos que defecan cada 3 días … hay que crear puntos para comprar la KK de caballo como abono para que vean cómo se elimina el problema … el hombre debe tirar del coche o cativan o equivan … hay que castrar a los caballos para que tengan más fuerza y carguen más gente … hay que sustituir los caballos por burros o mulas, al menos la gente aprenderá a tener paciencia con los animales … hay que suministrar a los cocheros aromatizante barato para que se la echen a la caca de sus caballos … la dieta del caballo debe ser mitad hierba mitad guayaba … Estamos sobredimensionando el problema, hay “caballo” encerrado detrás de todo esto. ¿ Las heces del caballo hacen más daño que la de los perros, las moscas, las palomas, cuervos, gatos, ratones, los caracoles africanos, las de los humanos en La Habana ?; además de la basura sin recoger por días, el vertimiento de aguas albañales, la contaminación de los automóviles e industria. Creo que hay muchos problemas más perentorios que nos tienen lleno de m…da y precisamente … no es de Caballo, quizá de cobayos.

    • Sakura91 dijo:

      WDF?!?!?

  • Euclides dijo:

    Malos olores, orine, polvillo?. Y que de mi famosa “Barca de Oro” en Santiago de Cuba?. Creo que, en mayor o menor grado, sucede en cada rincón poblado de Cuba donde el transporte es limitado.. Buen artículo, recoge la mayor parte de las aristas de este gran problema. Ahora las autoridades, lidereada por los gobierno provinciales deberán buscar soluciones. Y por cierto, cuándo nuestro sistema contará con una Ley de Protección Animal para que controlen los abusos de los animales de dos patas que pululan por doquier?. Cuba debe ser uno de los pocos, sino es el único, que no cuente con este tipo de ley. Parlamento, pronúnciense.

  • Euclides dijo:

    Malos olores, orine, polvillo…?. Me recuerda a mi famosa “Barca de Oro” en Santiago de Cuba?. Creo que, en mayor o menor grado, sucede en cada rincón poblado de Cuba donde el transporte es limitado.. Buen artículo, recoge la mayor parte de las aristas de este gran problema. Ahora las autoridades, lidereada por los gobierno provinciales deberán buscar soluciones. Y por cierto, cuándo nuestro sistema contará con una Ley de Protección Animal para que controlen los abusos de los animales de dos patas que pululan por doquier?. Cuba debe ser uno de los pocos, sino es el único país, que no cuente con este tipo de ley. Parlamento, pronúnciense.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también