Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Los precios, oh, ¡los precios!

Por: María Elena Balán Sainz
| 54
Calle Obispo. Foto: ACN

Calle Obispo. Foto: ACN

En ofertas gastronómicas el cliente puede encontrar numerosas sorpresas y no crea que son todas buenas. ¡Qué va! Un recorrido por la populosa calle Obispo, en el Centro Histórico de La Habana, reservó a un grupo de amigos algunos desconciertos capaces de hacerles exclamar: los precios, oh, ¡los precios!

La Isla no cuenta con mecanismos para valorar ofertas. Y no digo cuerpo de inspectores porque en realidad su control se dirige solo a ciertos aspectos e igualmente en ocasiones conlleva a generar compra-venta de favores. Me refiero a encuestas entre clientes para determinar si realmente están satisfechos con el servicio.

Pues bien, estos abuelos que salieron a disfrutar de un paseo dieron de bruces con el cambio en el otrora restaurante La Luz, en la calle Obispo, donde degustaban un café a un peso cubano o un buen menú criollo en moneda nacional, y ahora el precio cambió a moneda libremente convertible.

Nadie cuestiona que deben abrirse nuevas instalaciones para recaudar divisas, pues el arribo de turistas resulta cada vez mayor, pero duele al bolsillo de quienes tienen menos recursos no contar ya con un servicio que antes estaba a su alcance.

Ni cortos ni perezosos, los abuelos siguieron su recorrido y alguien dijo que en Obispo y Aguacate había un sitio pequeño, muy acogedor que evocaba a esa diva española irrepetible, Lola Flores, porque el lugar se identifica como La bien pagá.

Ya algunas mujeres del grupo habían estado allí y hablaron del sandwich cubano y el batido de mamey más exquisito de toda La Habana, y luego de chequear las finanzas personales, algunos decidieron degustar esas delicias, cuyo precio, de acuerdo con las ofertas de los establecimientos por cuenta propia, estaban moderados.

Lo que no sabían que según quien atiende, así luego ajusta la cuenta a pagar. Porque la vez anterior fue un chico quien les sirvió y por cuatro personas no cobró ni 10 cuc y ahora una joven camarera por dos personas, consumiendo lo mismo, les dijo que eran 5.50 CUC, y a pesar de pedir explicación clara, fue tan difusa que no la entendieron y debieron abonar ese dinero.

Ya de regreso al ómnibus que los retornaría a sus casas, recorriendo a la inversa la calle Obispo se sumaron a una cola para comprar un recipiente de helado de cuatro litros, en moneda nacional, con sabor a vainilla, en el antiguo Tencent. Hubo quien sacó 66 pesos cubanos para pagar, pero el que expendía y cobraba aclaró que eran solamente 60 pesos.

Y ahí está la otra sorpresa, buena en este caso, porque con anterioridad, coincidentemente, pasaron por ese establecimiento y compraron el mismo helado, con sabor a coco, a 66 pesos. Algunos comentaron que sobrefacturan para que el turno de empleados tenga su “búsqueda”.

Un negocio en el campo de la actividad gastronómica debe ser interpretado como un proyecto competitivo, el cual permita maximizar la rentabilidad para su dueño, eso está bien, pero haciendo el mayor énfasis en la plena satisfacción del cliente y manteniendo una estabilidad en ofertas y precios.

No se trata solo de la publicidad atractiva para captar consumidores, igual resultan importantes el trato afable, cortés y la calidad del producto que responda a su valor, porque de ahí dependerá el prestigio ganado, que puede perderse por incompetencia y sobrefacturación de la cuenta por los dependientes en ese afán de su “búsqueda personal”.

(Tomado de ACN)

Se han publicado 54 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • gladiador dijo:

    Todo será historia cuando tengan una sola moneda!!

    • La verdad es dura dijo:

      JAJAJAJAJAJA

    • MERCATOR dijo:

      ¡NO LO CREO!

  • Jose R Oro dijo:

    ¡Tremendo articulo María Elena Balán Sainz! Interesante, valiente, golpeando al clavo en la cabeza. Y ese clavo es una especie de Hidra con muchas cabezas.
    Es necesario que haya oferta para el pueblo, como la hay para el Turismo. Vi en Varadero un lugar conocido como “Todo en uno” donde existen variedad de ofertas bastante asequible a la población. Debe ser construidos muchos lugares asi que aunque sean un poco caros, no sean inalcanzables para la familia cubana.
    Con respecto a la bola de helados de 60 pesos (o $2.40 de dólar) seria cara hasta en los EE.UU. (en una heladería modesta). Lo de los 66 pesos para la “búsqueda”, es uno de problemas internos que realmente afectan en su conjunto en una cuantia semejante al cruel y sanguinario Bloqueo, y mas dolorosa por ser “autoinfligido”. En Cuba no hay una corrupción como conocemos en otras regiones del mundo, pero tenemos una “vulgar corruptela”, que incomoda y desanima al pueblo de una manera bochornosa, vejatoria e intolerable. Quisiera las opiniones de los Cubadebatientes, a algunas de mi sugerencias, que sin ignorar las complejidades asociadas quiero expresar del forma simplificada y espontánea:
    1. Propongo no usar mas expresiones artificiosas o simuladas, como por ejemplo “desvió de recursos” entre otras, sino llamarlo robo, en castellano castizo y vernáculo, o a lo que refiera. Lenguaje directo, sin alegorías.
    2. No decir que los trabajadores necesitan una “búsqueda” y que con los inspectores se produjo una relación de “compra-venta”, sino que todo eso es ratería, rapiña y despojo, aprovechando las carencias de la sociedad, desde la bola de helado hasta los 10 pesos de los boteros.
    3. Hay que imponer una cultura de servicio, a todos por igual, aunque sea un turista rico o un cubano humilde (no digo pobre, porque los cubanos no somos pobres, pero eso es tema de otro análisis)
    4. Creo que es hora que es estado cubano ponga orden en quienes abusan del pueblo, empezando como es natural, por inspectores de “compra-venta” y otros de la misma ralea.
    No podemos levantar el criminal Bloqueo, eso es prerrogativa del Congreso de los EE.UU., pero estas acciones y otras muy importantes si las podemos hacer sin depender de nadie, de una forma sabia, pero rigurosa. No es aceptable que un 5% de inescrupulosos dañen la vida y siembren el desaliento del pueblo cubano trabajador.

    • Williamsf dijo:

      Marti dijo:
      “No se ha de permitir el embellecimiento del delito, porque es como convidar a cometerlo.”

      100 % de acuerdo con lo que escribes.

    • Ramón Francisco Bernal Chacón dijo:

      Es doloroso leer las realidades que suceden a diario en nuestro querido Caimán Verde. La lucha (robo a mano armada como en al lejano ya antiguo oeste norteamericano), compraventa de favores (corrupción) y no se cuantas cosas similares se producen a diario y están ahí molestando a la mayoría de nuestro pueblo trabajador y solidario. Opino que si estamos como estamos en lo referido a la corrupción, pues todo eso es corrupción, es porque a pesar de tener todos los mecanismos escritos para evitarlo se producen y proliferan como virus malignos. Detengámonos a meditar un poco acerca de esa joya de la literatura escrita por nuestro Comandante en Jefe que cada día está más vigente: me refiero al Concepto de Revolución. Escribo esto con dolor de un cubano que presta servicios como cooperante de la Educación superior Cubana en la hermana República de Angola. Acabemos de una vez y para siempre con todas esas formas de robar al pueblo trabajador.

    • Martinela dijo:

      Sr. Oro: usted tiene razón. Hay que llamar las cosas por su nombre. El robo es robo aquí y en la Conchinchina.

      Pero sucede que ese asunto de la doble moneda creada tal vez para separar una realidad interna, de otra externa, por haber sido mantenida en exceso, ha terminado trocándolo todo. Y hay quienes para no reconocerse como ladrones, prefieren utilizar términos que enmascaren lo que en realidad son.

      La otra verdad es que la gente lleva DEMASIADO TIEMPO recibiendo salarios y pensiones del país que fuimos cuando la libreta de abastecimientos garantizaba casi todo, y pagando precios del país diferente que somos, con una delgada protección a las garantías de alimentación y vestir.

      Quien no tenga quién le envíe remesas o no haya podido adquirir los recursos necesarios para montar una empresita; quien no tenga la edad y la salud para clasificar como trabajador en un sector emergente o de mesero o cuentapropiasta, está realmente en franca desventaja social. Y en el momento que estamos, es la mayoría la que está en desventaja.

      El divorcio entre el salario y los precios, la carestía de la vida ha crecido como un monstruo que ha deformado todo, incluso hasta la ética. No estoy justificando robos ni corrupción; todo lo contrario. ES UN PELIGROSÍSIMO MAL para nuestra sociedad que puede alejar toda posibilidad de prosperidad para el país y da aire a males mucho mayores, a inseguridad social. La tranquilidad ciudadana es un capital que Cuba no puede perder jamás.

      Hoy te sobrefacturan un par de zapatos en una tienda o un plato de comida para “rapiñar” unos pesos más que llevar al hogar, en una imagen que calificaría como el hombre lobo del propio hombre. Si no se toman medidas reales, mañana te atacarán para arrebatarle a cualquiera de los tuyos un bien con peligro para la vida.

      Y ese mal no se erradica solo con discursos, ni medidas represivas. Reclama además cambios profundos en la economía, la sociedad y la política; requiere de un enfoque sistémico que se ajuste a un verdadero clima de justicia y efectivo control social sin la excepcionalidad de sectores, donde no tengan cabida cotos de privilegios, salvo aquellos que emanen del esfuerzo y los resultados, del sudor y el talento, del aporte real a la sociedad y entren a satisfacer las necesidades por el mismo canal creado para los demás, porque solo desde el bolsillo propio, aún favorecido por el trabajo, se podrá tener noción real de la tragedia que se vive en el bolsillo ajeno.

      En un ambiente institucionalizado y transparente, será más factible practicar y respetar la ley y el orden; tendremos decisores más aterrizados y justos. A eso debemos ir con urgencia, porque si impulsada por la necesidad la familia cubana se hunde por pérdida de valores, también lo hará el país.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimada Martinela. Cuba va a triunfar, el socialismo próspero, sostenible y humano se va a imponer. Los problemas se van a ir superando, con trabajo, con esfuerzo y con inteligencia. Todas esas lacras que ambos mencionamos, le duelen en el alma a millones de cubanos dignos, y se triunfará sobre ellas. Cuba existirá por siempre, mas allá de nuestras vidas. Me emocionó mucho leer su notable escrito, honesto, sincero y patriótico en grado sumo. ¡Le envío un fraternal abrazo cubano!

      • Gladys dijo:

        Jose R Oro…. Es un excelente soñador…. No le ve manchas al Sol…. Uno que todo lo ve bien y cree hasta en lo que no ve

  • Miguel dijo:

    Eso es un enorme problema que tenemos. La calidad en el trato y los servicios es pésimo. Y hablo desde el occidente al oriente. Estuve en un hotel supuestamente 4 estrellas en Varadero, específicamente Bella Costa, y les digo que la falta de profesionalismo de los empleados y el descuido de cosas elementales estaban a la orden del día. Y eso que Varadero es un lugar priorizado y que lleva años en este mundo del turismo.

    • Pelotero90 dijo:

      QUE SUERTE LA DE USTED,YO NO TENGO NI PARA ESTAR MEDIA HORA EN UNO DE 1 ESTRELLA. PERO SI SUFRO A DIARIO DE LA INDISCIPLINA SOCIAL QUE EXISTE HOY EN NUESTRA SOCIEDAD

  • abc dijo:

    Los precios, oh, ¡los precios!
    esto mismo lo decimos los cubanos de a pie, aquellos que trabajamos para el estado en cualquier parte, digase, tiendas TRD, mercados agropecuarios, etecsa y sus ofertas, sistema de taxis cubanos, ofertas de hoteles para las vacaciones y asi una interminable lista
    el salario, oh ¡el salario!

  • luisito dijo:

    El único país que tiene precios destinados al turismo y otros al mercado nacional es Cuba. Es increíble que Lugares donde se cobre en moneda nacional ( porque el CUC no lo es?) sean sinónimos de mal atención mala calidad, etc,etc ,etc. Esto lo único que trae como consecuencias es que las diferencias sociales sean más claras y ni hablar de la famosa pirámide invertida. Donde para poder tomarse un mísera cerveza ( y no es que sea la gran cosa ) se necesita más que un salario porque sino es imposible.

    • Revenge dijo:

      Por el contrario: la mayoria de los paises tiene implementado sistemas para el cobro de determinados bienes y servicios que diferencian al residente del extranjero; por supuesto que beneficiando AL NACIONAL, y no al extranjero. Ejemplo: si un extranjero no residente desea adquirir un auto en X pais, debera pagarlo en menos plazos y con intereses mas elevados. Debido a que el extranjero puede en cualquier momento regresar a su pais de origen dejando los pagos en suspenso. Existen tarifas para el disfrute del turismo, son mas altas para el turista extranjero y mas asequibles para el nacional.

  • Marga dijo:

    Ah, eso explica por qué la misma cajita de helado en el mismo establecimiento (VARIEDADES de 23 y 10, Vedado)un día me costó 60 pesosy otro día 66!!! Y yo que pensaba que era por el sabor!!!

  • Perucho figueredo dijo:

    Los primeros q deben bajar los precios es el estado. Pagan un salario súper bajo, me paso el mes trabajando por 430 pesos 17 cuc y me mandan un SMS q si quiero recargar tengo q pagar 20 cuc, con que como y me visto?

  • Nico dijo:

    Se q no tiene nada q ver, pero si pueden escriban un articulo de lo q pasa con la gasolina. Nada hasta ahora en cubadebate.

  • Cubano dijo:

    Y qué me dicen de los lugares arrendados bajo la nueva estrategia económica, de la noche a la mañana cualquier cafeteria o restaurante arrendado duplica los precios, revene los productos – un refresco de lata psa de 10CUP a 15 CUP-, cuando se penso en ese macanismo para salvar la gastronomia se olvidaron del pueblo, el principal consumidor y que hoy es victima de esos precios que son de usura. Ni hablar de los precios en CUC en establecimientos del Estado o privados, sencillamente prohivitivos

  • Omar Pozo Crespo dijo:

    Hasta cuándo tendremos que esperar que el estado cubano acabe de meterse en este asunto que tanto agobia y deprime a los cubanos que cuentan con muy bajos ingresos? Hasta cuándo tener que tragar cómo a individuos inescrupulosos se les venden sacos de galletas, sorbetos, etc en los Mercados Ideales bajo el supuesto oferta-demanda? Y las mujeres y hombres que trabajan y tienen que pagar a esos perversos justamente en los portales de tales establecimientos? No se parece esto al acaparamiento? Cuidado que ya hemos visto cómo se pagan estas políticas.

    • Palma dijo:

      Las pesas nuevas digital que sustituyen las ladronas son en kilogramos
      la venta es en libra
      la calculadora dice una cifra y la vendedora pide por arriba 5- 10 -20 -30 pesos
      y el hijo del carpintero a pagar
      Hasta cuando
      O por qué no le piden que hagan declaración jurada y paguen impuesto. si ya es legal esa actividad tantos años robando. La gran mayoría de la población está acostumbrada la otra está cansada
      O son como las Iglesias no pagan impuesto hay un acuerdo a alto nivel

  • ctm dijo:

    No se a donde lleva el artículo. es pasar una y otra vez sobre lo mismo. todos sabemos que los precios en Cuba son una ruleta rusa, la atención al cliente esta entre mala y pésima. Los salarios no lo son pues no cumplen ni con los principios del socialismo. El problema de nunca acabar. Me gustaría saber cuanto ganan los que publican estos artículos que a pesar de estar coherentes no dicen nada nuevo ni aportan soluciones. Espero que estas publicaciones no se repitan. Cada vez nos parecemos más a las sociedades capitalistas que tanto criticamos, a través de películas y artículos periodísticos criticamos lo mismo

  • maf dijo:

    Haga un comentario …

    No se eliminan estas cuestiones porque la corrupción llega a niveles mucho mas altos que aquellos donde ésta se observa públicamente.

    En cuanto a los abuelos hay algo en que no estoy de acuerdo: ¿no consultaron la lista de precios antes de pedir? Esos y no otros son los precios que les podían cobrar.

  • Daniel dijo:

    Es muy bueno que salgan articulos como este. pero nada de lo que se expone es nuevo. la insensibilidad es generalizada. les cuento lo que me sucedio en Diciembre en mis vacaciones en Cuba. estando en la Habana por motivos de tramites siempre necesarios fui con mi familia al restaurante Casalta o algo asi, recuerden somos de provincial.Me llamo la atencion que a la una de la tarde no hubiese cola, pero para ser justo habia tenido buenas experiencias en ese lugar anteriormente.Nada esperamos sentados, nos atienden, solamente dos mesas con clients, la nuestra y otra al lado con una familia con tres ninos.primero pedimos los liquidos y se demoran in poquito pero llegan.Le comento a mi hermano que el sabor de la cerveza Heineken que pedi no era el mismo que estaba acostumbrado pero termine acceptando que quizas las que importan alla son diferentes, asi las cosas, nuestros vecinos de mesa reciben su pedido, aunque no era de nuestra incumbencia nos llamo la atencion la cantidad de comida que le trajeron mientras nosotros esperabamos la nuestra. Ellos los vecinos terminaron de comer alli se formo el “:sal pa fuera””.El padre de la familia comenzo a discutir con el camarero, el argumentaba que el pescado que le habian servido era de agua dulce ,no de mar y que el lo conocia por el tipo de espinas que tenia.Nada para terminar les cuento que senor les dijo que no pagaria la cuenta, solto su carne de identidad sobre la mesa y dijo que que llamaran a la policia.durante el discusion la esposa del senor le mostraba al supervisor el estado del arroz que supuestamente era blanco, pero tenia tantas semillas negras que se asemejaba mas a in congris. Llega nustro pedido, el bistec duro con sabor a no se que, las fritas pareceque las tiraron donde habian frito pescado, el arroz igual que nuestros vecinos, los camarones que pidio mi hija en realidad tenian buen sabor pero la cantidad ya saben muy reducidad.El vecino que de acuerdo a lo que el decia le habian pasado gato por liebre se fue sin pagar, y todos se quedaron calladitos, nunca llamaron la policia ni nada.estoy seguro que sobrepasaba los 50CUC la comida que le sirbieron.terminamos nuestra comida y pedimos la cuenta.La camarera nuestra se demora un rato y en ese periodo hago un calculo mental de cuento mas o menos debia pagar. Llego la cuenta y me parecia sin sentido, pero para ser honesto les digo que nunca reviso las cuentas, pero me llamo la atencion que mi calculo mental diferia mucho y se lo comento a mi hermano, el que cuenta hasta el ultimo centavo ademas de ser economico de una empresa lo revisa y me dice que me estan robando 17 CUC. No me queda otra que decircelo a la camera, cual ni se inmmuta y culpa la calculadora, mi hermano toma la calculadora suma y llega al monto que debo pagar. yo muy sorprendido pero mi hermano me pide tranquilidad, no vale la pena quejarse y que eso sucede en casi todos los lugares para no ser absoluto.Nada la camera ni se disculpo.Conclusiones: lo que no pago mi vecino de mesa me lo querian cobrar a mi: NUNCA MAS A ESE LUGAR. Disculpen las tildes no encuentro donde ponerlas.Saludos

  • Israel Sanchez dijo:

    A la Habana Vieja se le deberia cambiar el nombre por el de La Cueva de los Cuarenta Ladrones. En ese municipio turistico se concentran todos los delitos economicos habidos y por haber.hasta el agua del grifo la venden en botellas a 10 pesos. es realmente salvaje la ganancia que esos mercaderes hacen. De que sirve el pobre salario de un obrero?
    el peso cubano no tiene poder adquisitivo y la clase obrera estatal lo que recibe es un salario miserable.
    los bajos salarios mas los precios abusivos son algunos de los factores que hacen que la corrupcion se expandea como cancer fuera de control.
    Por suerte hay otras provincias del pais donde la gastronomia y el servio gastronomico en general son muy buenos. Visiten Holguin y Camaguey y veran que es asi.
    Nuestra capital se va conviertiendo poco a poco en una selva.
    Salvese quien pueda !! Parece ser que asi piensan muchos.

  • Maria dijo:

    estoy harta de lo mismo con lo mismo y ninguna solucion.

  • Palma dijo:

    Las pesas nuevas digital que sustituyen las ladronas son en kilogramos
    la venta es en libra
    la calculadora dice una cifra y la vendedora pide por arriba 5- 10 -20 -30 pesos
    y el hijo del carpintero a pagar
    Hasta cuando
    O por qué no le piden que hagan declaración jurada y paguen impuesto. si ya es legal esa actividad tantos años robando. La gran mayoría de la población está acostumbrada la otra está cansada
    O son como las Iglesias no pagan impuesto hay un acuerdo a alto nivel

  • Ramiro dijo:

    El problema es que Cuba quiere ser medio capitalista porque necesita divisas y medio comunista porque no quiere perder los avances sociales.
    Y en el medio, gestionando este equilibrio casi imposible, tenemos un gobierno que limita el emprendimiento y la iniciativa privada del cubano, por miedo a perder el control / poder.
    Esto trae como consecuencia que Cuba sea un país lleno de contradicciones y que los jóvenes con talento se larguen a probar suerte fuera, llevándose consigo todo el conocimiento aprendido el los centros de estudio cubanos, pagados con el sudor de los trabajadores cubanos.
    Como resultado tenemos que los trabajadores cubanos les están pagando la preparación y los estudios a los profesionales y futuros profesionales de Estados Unidos, Ecuador, Brasil, México, España, mientras Cuba se queda con abuelos que no se pueden permitir tomar una merienda en una cafetería.
    Es una pena pero es así, reconozco que han habido cambios positivos, pero no son suficientes.

  • Revenge dijo:

    Para mi el problema no son los precios; es su falta de correspondencia con los salarios. ‘Alguien’ determino, con un sentido de la logica y de la matematica que no tiene explicacion, que el trabajo realizado durante una semana, de un obrero que trabaja en la fabrica suchel, de un medico, o de un constructor, tiene el valor de un plato de comida con cerveza y postre. O de un ajustador. O de un paquete de leche de un kilogramo. Eso no tiene ni pies ni cabeza. Lo que esta subsidiando al pais no es la divisa que perciben esos establecimientos -de la cual, a causa de la ‘lucha’ de sus aguerridos empleados, llega muy poco al Estado- , sino de la plusvalia que se obtiene pagandoles salarios de miseria a cualquier trabajador. Por eso pasan estas cosas que describe el articulo.

  • jorrrrrrrrrr dijo:

    El estado tiene todas las condiciones y posibilidades para hacer que los establecimientos particulares y la infladera porque no hay otras palabras de precios y mala calidad y mal servicio se resuelva . pero no es a base de leyes ni de inspectores corruptos es a base de crear lugares donde se ofresca comida , sevicio de calidad y que sea pagable para aquellos que trabajamos y que desgraciadamente somos cubanos pues todos esos lugares de la habana vieja están hechos para turistas y con precios para turistas . no hay espacio para nosotros y la uniica y mejor manera es la competencia pero bien hecha . no hay manera que uno llegue a un lugarcito de estos de la habana y te quieran cobrar ocho cuc por unas masas de cerdo fritas y 2 cuc por una cerveza y cdo encuentras un lugar barato cono hay uno en obispo tapate porque la calidad y la cantidad es para salir directo para el hospital

  • jorrrrrrrrrr dijo:

    una sola moneda no va a resolver el daño ya hecho , la costumbre de tratar de robar y estafar al cliente , existen lugares que tienen hasta dos cartas o tres con diferentes precios .Cuando robar robar, maltratar y estafar se convierte en algo cotidiano ya esta todo perdido y este es el problema actual , lo mas triste es que hasta en los negocios particulares tienes que estar a cuatro ojos . a mi me paso en new George una paladar que esta en tercera y b en el vedado , no había manera que entendiera la cuenta y me estaban cobrando 10 cuc de mas . sin palabras

Se han publicado 54 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también