Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Avenida de Brasil a lo cubano

| 147

Por Ramón Brizuela Roque.

El doctor Juan baja de la guagua con la criatura en brazos rumbo a la clínica.Al llamado universal de ¡un médico…un médico!, una popular avenida de Río de Janeiro fue cerrada a los vehículos por la población, para dar tiempo al doctor Juan Carlos García Álvarez, uno de los 11 429 cubanos que están de misión en Brasil, para que plantara cara a la situación, aventurarse fuera del predio de su clínica sin saber a qué urgencia se enfrentaría.

La voz de la conciencia se activó, se olvidaron las costumbres y sin pensar que no siempre son iguales a Pinar del Río, asumió una encomiable actitud, que cualquier galeno criollo asumiría, sin valorar posibles riesgos.

Luego la prensa local, los sitios de Internet y la población se congratulaban por haber tenido los servicios de aquel hombre –suerte que todo salió bien- y ahora rememoramos para los lectores de Guerrillero, una de las formas en las que se escribe la gloria en cualquier rincón del mundo.

Allá, bien al sur

Hace dos años que este especialista en Medicina General Integral presta servicios en la clínica Epitacio Suárez Reis. Allá, bien al sur, y alejado de su colectivo del Policlínico Hermanos Cruz, Juan Carlos convive con la gente humilde del municipio Río de Janeiro, en el Estado del mismo nombre.

A casi un kilómetro, su esposa Miriam Belkis Martínez Pérez, especialista MGI desempeña igual labor, pero en la clínica Manuel Fernández.

Ahora, ambos de vacaciones, para disfrutar con la familia y especialmente con su hija Claudia María, de 20 años y estudiante de logofoniatría en la universidad pedagógica, tuvieron unos minutos para una escapada y revelar la inédita historia del parto en una guagua.

Nadie mejor para un relato, que el propio protagonista, por eso los dejamos con Juan Carlos:

“Estábamos en Río de Janeiro en nuestras labores diarias. La clínica cierra siempre sobre las seis de la tarde, pero aquel día, como a las cinco y treinta, se presentó una situación inesperada; el problema era en un autobús y pedían con urgencia a un médico.

“Avisamos que trajeran la persona para la clínica, pero era imposible, el tiempo escaseaba. Cuando salgo a la avenida, cordones de personas habían cortado el tráfico a ambos lados para contener a los vehículos.

“Entro al autobús y la paciente estaba acostada en el asiento final, ¡estaba pariendo!, el bebé ya salía. Me estaba enfrentando a una situación compleja: comencé las labores y los curiosos mirando alrededor, hacían fotos y filmaban con celulares.

“En breve tiempo conocimos que tenía 18 años, pero jamás en su embarazo había visto a un médico, por lo tanto no había documentación, ni exámenes, incluso ella creía que tenía 38 semanas, pero no estaba segura.

“Las condiciones eran inadecuadas para hacer un parto, faltaba la higiene y lo peor, el instrumental. La clínica nuestra es solo para consultas, tipo consultorios familiares, no teníamos pinzas ni tijeras quirúrgicas apropiadas, entonces usamos lo que habitualmente tenemos, un set de sutura.

“Junto a mí estaba el gerente de mi centro y dos enfermeras, esperamos el tiempo indicado para que expulsara la placenta, la recogimos en una riñonera (cartera), porque era necesaria la constancia para enviarla junto con el bebé al hospital que se hiciera cargo… y ahí empezaron nuevos problemas.

“Los trasladamos a la clínica, yo me llevé al bebé y los colegas a la muchacha. Luego ningún servicio de ambulancias quería hacerse cargo, ella al parecer no estaba protegida por seguro médico, ni otro documento que la amparara.

“Al fin, a las siete de la noche, logramos que nos auxiliara una ambulancia del cuerpo de bomberos, pero con condiciones muy ajenas a lo que necesitábamos para trasladarla a un neonato al centro hospitalario”.

Cómo en las películas

Como sucede en las películas tuvieron un final feliz, la joven dijo que le pondría al niño por nombre Juan Carlos, algo imposible de verificar, jamás la volvieron a ver, notaron que era muy humilde, sin recursos de ningún tipo, y ni siquiera de la zona.

El revuelo fue grande, la televisión se hizo eco, una página digital de la zona lo amplificó para conocimientos del mundo y lo más importante era el mensaje popular: “necesitamos médicos como los cubanos”.

Y existen razones, los galenos criollos enfrentan cualquier tipo de situación, a los de allí sus normas no les permite hacer ningún proceder fuera de una institución de salud y menos que sea ajeno a su especialidad. “Realmente, tampoco están preparados para eso, dice Juan Carlos, por ejemplo, procedimientos sencillos para nosotros y que estamos acostumbrados, como una sutura o la extracción de un cuerpo extraño ocular, no lo pueden hacer.

“Nosotros trabajamos dos médicos cubanos y tres brasileños, las relaciones son muy buenas, aunque sus costumbres son diferentes y eso nos obliga a adaptarnos al sistema de salud de ellos, pero aun así hacemos más.

“Allí lo peor es la violencia, es mucha, el lugar es peligroso, con riesgo real. Incluso no tenemos Cuerpo de Guardia, pero en ocasiones tenemos que atender urgencias de personas baleadas”.

Junto a la enfermera muestra al niño.

Junto a la enfermera muestra al niño.

Pasados los sustos entregan el bebé a la joven mamá.

Pasados los sustos entregan el bebé a la joven mamá.

(Tomado de Guerrillero)

Se han publicado 147 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry dijo:

    Bonita historia la de Juan Carlos, lo felicito por tan humana labor. Asi son nuestros medicos.Ejemplos como ese los hay en cada consultorio, policlinico,hospitales, etc, en donde quiera que haya un medico cubano.

    • ELIECER LEÓN PÉREZ dijo:

      HISTORIA COTIDIANA, EN MIS 20 ANOS DE EXPERIENCIA EN CUBA HE REALIZADO PARTOS HASTA EN LOS CAMPOS Y NUNCA ME HAN SACADO POR CUBADEBATE.

      • Linet dijo:

        Qué comentario tan “fuera de lugar”. Debería sentir orgullo de la actitud de este médico colega y compatriota suyo pues hay una gran diferencia que hace notoria la publicación de la historia. Ud ha realizado los partos (felicitaciones y nuestro agradecimiento) en lugares donde el peligro no acecha, donde sabe que que tanto el o la bebé que traiga al mundo, como la madre, tendrá un PAMI que se ocupe de ell@s. Ese Dr trajo al mundo a un bebé en un lugar donde la violencia es extremadamente alta, donde la señora no tenía documentos que la identificaran (es decir, legalmente la mujer ni existe), donde la “obligación” (por así llamarlo) diaria del Dr se resume a consultas, pero su grandeza y su preparación y su convicción lo llevaron más allá. En resumen, aún con las dificultades materiales que podamos tener, las labores de parto que usted realiza son más fáciles en su entorno, que la hazaña que realizan diariamente nuestros médicos (en sus entornos actuales), ya sean en Brasil, Venezuela, Ecuador, Belice, Argelia…etc. Debería mostrar un poco más de respeto y amor por y para los suyos.

      • Ramón Brizuela Roque dijo:

        Felicidades Linet por su respuesta al médico desafortunidado que nunca salió en un periódico, a pesar de haberse jugado la vida en afanosa tarea, de paso lo reconocemos y felicitamos por esas acciones, lo único es que a nadie s ele ocurrió comentarle a un periodista de sus hazañas. En el caso del doctor Juan Carlos no fue él quien acudiò a la prensa, que lógicamente no tenia porque saber de su acciionar en Brasil, fueron personas ligadas a los servicios médicos que se enteraron. Le confieso que entrevistarlo fue una dificil tarea, porque su modestia no concebía que su acto merecía ser reflejado publicamente, hasta que lo convencí.
        Y aclaro más, no tenemos idea de como llegó a Cubadebate, porque el propòsito inicial fue su periodico provincial Guerrillero, aunque parece que el hecho es trascendental porque en Rio de Janeiro tambpen se hicieron eco. Hasta este momento hay 122 comentarios, de ellos 121 favorables. Como autor de ese trabajo me alegro mucho del éxito de ese humilde médico, porque la ùnica riqueza que posee es su familia, su dignidad y los conocimientos muy bien aprendidos y mejor aplicados. Ramón Brizuela Roque

      • Con criterio propio dijo:

        Estimado Eliécer, qué pena que con su comentario haya querido reducir el valor de la historia contada, porque usted ha hecho lo mismo, EN CUBA, 20 veces y no ha salido por CUBADEBATE. Pero ha estado usted en otro país? Acaso no leyó que no están las condiciones creadas para esa actuación cubana de hacerlo y que por suerte saliera bien y no hubiese otras consecuencias? Qué pena que hasta en lo interno hay detractores de sus compañeros, a los que felicito hoy 3 de diciembre, incluso a usted por el Día de la Medicina Latinoamericana. Evite la envidia que lacera su propia imagen.

      • katrina dijo:

        Es que acaso has hecho tu trabajo para que te saquen por Cubadebate ó te den publicidad?. Nuestro pueblo conoce que los médicos cubanos hacen su trabajo en condiciones difíciles, que son consagrados, que día a día se enfrentan a situaciones complejas tanto en la ciudad como en el campo, que se han ganado un lugar cimero aquí y en otras partes del mundo por esa consagración que los caracteriza y que este hecho que se comenta corrobora la actitud intachable de éstos sin que lo hagan pensando en obtener ningún reconocimiento especial individual ni publicidad alguna. Hoy, Día de la Medicina Latinoamericana llegue a todo el personal médico y paramédico que labora tanto dentro y fuera de nuestro país una felicitación especial por poner bien en alto el nombre de CUBA y luchar por llevar a los seres humanos lo mas preciado que
        es la salud.

      • william dijo:

        soy medico cubano y les digo a todos los cuales se asombran ante este hecho q es normal en la practica de la medicina cubana desbordar coraje, amor y entrega tal y como fue explicada el los hechos anteriormente expuestos, digan lo q digan algunos incrédulos así somos los galenos cubanos mil bendiciones a todos

  • romelia pino dijo:

    JUAN CARLOS!, QUÉ MARAVILLOSO EJEMPLO DE HUMANIDAD, QUE ORGULLO PARA TODO EL SE SIENTA CUBANO, FORMADO EN LA REVOLUCIÓN CUBANA QUE NOS HIZO PERSONAS. LA SANGRE Y EL SUDOR DERRAMADOS NO HA SIDO EN VANO, LEER ESTA NOTICIA UN 30 DE NOVIEMBRE ES TODO UN SÍMBOLO.

  • Nengue dijo:

    No hay muxo mas q decir….aplausos y mas aplausos y el agradecimiento eterno por la heroica tarea q realizan!!!!

  • Manuel López Rodríguez dijo:

    ¡VIVA CUBA Y LATINOAMÉRICA ENTERA!!!!!

  • Reginaldo Ustariz Arze dijo:

    La actitud de éste médico es normal para todo médico en cualquier parte del mundo que tenga conciencia de lo que es la profesión, del verdadero apostolado de la medicina, , absolutamente sin fronteras pues la salud y la vida son derechos humanos universales y no nacionales.
    Además; esto no hace un médico brasileño porque está deshumanizado en un 90 a 99 %, solo cura por dinero y, hay médicos que no saben enfrentar una emergencia como esta, que debe saber todo médico, pues para recibir el título de médico ha pasado por el servicio de Obstetricia.
    Soy médico, una ocasión un médico quien trabajaba junto con migo en un centro médico del estado, cuando le conté mi aflicción por que enviaban al consultório un número excesivo de pacientes que no permitía una buena atención comentó: “Dales una receta de R$ 100.00 (la sexta parte del salario básico) y así no vuelve más. El médico brasileño en su gran mayoría además de ser un semianalfabeto en culturta general, solo lee medicina y nada más, y lee medicina de sue specialidad. Trabajar gratis? nunca!. No conoce ni la Biblia y menos aún lo que es Socialismo ni que decir de Marxismo, desconoce “el amor al prójimo” Pero conoce muchísimo “el amor al dinero”.
    Todvía, es digno de mención que de todos los médicos que han venido a ayudar a Brasil en el servicio público gratuito, solo dos han abandonado sus funciones y se han ido a los estados Unidos, esto significa en cifras que del total de medicos que están en Brasil, solo 0.24 % han abandonado su misión y se han ido a los Estados Unidos. “Feliz viaje para estos gusanos”
    Felicitaciones al colega y si lee éste mi comentario, le pediría enviarme su email. Soy escritor y me gustaría mucho entrevistarlo
    Dr. Reginaldo Ustariz: reginaldoustariz@gmail.com

    • Eduardo dijo:

      Quiero añadir que la medicina docente cubana tiene personalidad propia y fuerte. Un joven graduado de medicina aquí le da “tubo, raya y salida” a cualquiera de los que producen las más cacareadas universidades del mundo. Desde el inicio están viendo pacientes y aprenden en primer término a perder el asombro ante los males con que se topan. Pero sobre todo, salen dotados de esa ética que mucho tiene de cubana, sí señor. No fue casual que la mismísima Margaret Chang viniera directo aquí a pedir ayuda para combatir el ébola. Vivo orgulloso de mis médicos. Y mis dos hijas lo son, carajo.

      • Papo dijo:

        ¡¡¡ Coño !!! Que Regocijo en el Alma.
        Se siente el orgullo de haber nacido cubano.
        La esencia de Martí, de Fidel: resumida en una Revolución.
        Se pueden cometer todos los errores del mundo (Por Ver) … …pero ESTO y MUCHOS otros casos…
        …ES LA DIGNIDAD HUMANA que echó a andar La Revolución con los representativos de La Salud De CUBA.
        GRACIAS CUBANOS, que limpian toda mancha que puedan crear otros…
        GRACIAS CUBA.
        GRACIAS FIDEL… …LA HISTORIA SIGUE ABSOLVIÉNDOTE !!!!!!!!!!!!!!!
        …Y TE ABSOLVERÁ ETERNAMENTE !!!!!!!!!!!!!!!!
        JUNTO A TODOS TUS COMPAÑEROS !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
        …..La Luz De Los CINCO… Es Solo Un Reflejo……

    • jesus dijo:

      La gran diferencia entre un médico cubano y un médico de un país donde los servicios de salud son cobrados reside en que el médico cubano estudió soñando en curar y nunca soñó en ser rico ó ganar mucho dinero atendiendo a pacientes y enfermos.
      El médico cubano es hijo de obreros, campesinos, intelectuales, lleva la humildad y el amor al ser humano en el corazón.
      Ya el médico de un país donde los servicios de salud son cobrados generalmente proviene de familias de la élite, familias de la clase alta, que tuvieron que pagar mucho dinero para estudiar medicina. Cuando eran estudiantes soñaban (en su mayoría) en ganar dinero y no necesariamente en curar. Tienen el ejemplo de algún pariente, familiar ó amigo que tiene un consultorio médico particular y que gana dinero encima de las enfermedades del prójimo.
      Mientras el médico cubano trata al ser humano como un paciente, un ser que padece de un dolor o de alguna enfermedad y necesita curarse (y el médico se siente realizado con la cura del que padece) el médico formado en otro sistema social trata al ser humano como una mercancía, un cliente donde le interesa mucho más el bolsillo del que padece que su cura.
      Otro punto importante es el efecto de la industria farmacéutica en esos países que tiene que sobrevivir en un mercado de competencia salvaje. Ellas sobreviven vendiendo sus medicamentos y para venderlos compran a los médicos. Les llevan muestras de medicamentos a los médicos y les pagan para que estos le hagan propaganda a sus medicamentos. No interesa si ese medicamento que produce la multinacional de la industria farmacéutica es menos efectivo que otro ó tiene muchos más efectos colaterales. Lo que importa es que se venda y para ello utilizan a los médicos que se prestan para eso.
      Los médicos, incluso sabiendo que otros medicamentos son mejores, recomiendan y recetan los medicamentos de la indústria farmacéutica “que ellos representan por debajo de la mesa”
      A cambio de eso les pagan viajes a congresos en el exterior, vacaciones en otros países junto a sus familiares, les hacen regalos.
      Actualmente la competencia entre los fabricantes de medicamentos es tan feroz que los médicos se encuentran en ventaja para decidir hacer propaganda por X o Y medicamento exigiendo a cambio regalías.

      Eso es culpa del sistema capitalista – creador de una mafia de batas blancas. El médico que está para curar humanos pierde su esencia humana. Y la ética médica?

      Basta asistir de nuevo el filme “Un acto de coraje” de Denizel Washington.

      Qué bueno que Juan Carlos nació en el otro sistema!!!!!

  • cas dijo:

    ! viva Cuba ! , saludos cas.

  • OSCAR DIAZ PI dijo:

    ESA ES LA DIFERENCIA , EL AMOR A LA PROFESION , LAS HABILIDADES PRACTICAS UNIOS AL CONOCIMIENTO.
    Y LO MAS IMPORTANTE , ES PENSAR QUE DONDE QUIERAS QUE TE ENCUENTRES ERES CUBANOOO Y ESO NADA NI NADIE LO CAMBIA.

    GRACIAS JUNA CARLOS , MUCHAS GRACIAS

  • Sonia dijo:

    Emocionante testimonio

  • Roberto Dominico Torres dijo:

    Es lo humano que es nuestra gente y las enseñanza que han adquirido nuestros galenos en nuestra patria socialista. Estoy convencido de que si Juan Carlos no hubiese sido médico tampoco la hubiese dejado desamparada y le prestara la ayuda necesaria. Así es el CUBANO donde quiera que se encuentre.
    Felicidades Juan Carlos, has puesto una véz más en alto la solidaridad de tu gente y de tu tierra cubana, en especial a la medicina.

  • josepedro dijo:

    Por esto CUBA es una potencia médica mundial por su CAPITAL HUMANO dedicado al más valioso DERECHO HUMANO la SALUD sin importar nacionalida, grupo étnico, proyección religiosa, política, sexual o cualquier otra diversidad presente en cualquier SER HUMANO.
    Gracias Juan Carlos por encumbrar la medicina cubana con la atención de los humildes en el gigante brasileño.

  • Leandro A sanchez Garcia dijo:

    Gracias CUBANO esa es la actitud que se espera de nosotros. La humanidad siempre lo agradecera, hemos sido criados y formados para que no salga de nosotros otra accion que no sea la de servir al projimo, a la Humanidad esos son los valores que no quieren reconocer, que han salido de la REVOLUCION CUBANA

  • Rey Oliva dijo:

    Esos son los galenos cubanos, los médicos formados por la revolución, donde el amor con amor se paga.

    • Eduardo dijo:

      Rey Oliva: Hagamos una salvedad en interés de no parecer chovinistas ni por asomo. No son sólo los cubanos sino todos los formados en Cuba y ya los hay hasta norteamericanos que su fe los ha llevado a Harlem y más lugares con alta criminalidad. Un saludo a Luther Castillo, el hondureño por nacimiento y cubano por condición, que es todo un personaje en la Mosquitia. No sé si serán ellos el modelo de hombre nuevo del que hablaba el Che. Pero afirmo que sí son los médicos nuevos, dueños de muchas patrias o de una sola: la humanidad.

  • Roberto dijo:

    Muchas FELICIDADES para ese compatriota, y también para todos los demás que están en cualquier parte del mundo cumpliendo con su misión, que como mismo lo hizo Juan Carlos, lo puden hacer cualquiera de ellos que están allá y acá también, pero una vez más se demuestra la adnegación y valentía de nuestros galenos, quienes sino, los médicos cubanos a la vanguardia de la salud del mundo; es una lástima no haber sabido más de esa niña, sabe Dios, como comúnmente decimos nosotros, si este bien o le pueda estar dando la alimentación adecuada a ese pequeño guerrero, que batalló para venir a conocer lo que es la vida, una vez más FELICIDADES Juan Carlos y gracias por seguir poniendo en alto, como todos los otros galenos cubanos en el mundo, el nombre de nuestra patria.

  • EddySS dijo:

    Esa es la ética médica cubana y orgullo de nuestra nación. Congratulaciones por su generosa y desprendida ayuda, más que médica, por enseñar a los demás a pensar, que la única regla que necesita el cuerpo humano es ser saludable; las ideas que lleve su portador, las costumbres de una sociedad, ni las leyes que intentan dar sentido a la convivencia, no tienen que entrar a jugar cuando de salvar una vida se trata: este es a mi juicio el primer y más sagrado derecho humano, el derecho a una vida saludable.

  • RUDCAM dijo:

    Hechos como este deberian quedar gravados en la memoria de muchas personas, hoy mas que nunca.No hay nada comparable con la calidad humana de nuestros profesionales. Un fuerte abrazo para usted y cada uno de nuestros profesionales de la salud que dan parte de si por hacer este mundo mucho mejor. Gracias.

  • Irai dijo:

    Hoals, asi de GRANDE somos lo cubanos, gracias x estar donde quiera para ayudar, sdos

  • extreme dijo:

    Esos si es un héroe, vivan los médicos cubanos.

  • extreme dijo:

    Eso si es un héroe, vivan los médicos cubanos.

  • EL-TRANSPORTADOR dijo:

    Un gran aplauso para todos los médicos cubanos

  • Reyinier dijo:

    Felicidadez

Se han publicado 147 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también