Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Política social: “Mais Médicos”, más salud

| 14

Tras los reclamos por salud en las manifestaciones de junio de 2013, Dilma anunció que contrataría médicos extranjeros. 50 millones de brasileros se beneficiaron con el Programa “Mais Médicos”. La respuesta corporativa.

Por Santiago Gómez – Desde Porto Alegre

Programa Mas MédicosMejorar la salud fue una de las principales demandas que se escucharon durante las manifestaciones de junio de 2013 en Brasil. La mayoría de la población se atiende a través del sistema público, el Sistema Único de Salud (SUS), el cual no es único sino que convive con el sistema privado y lo que quedó del sistema mutual, al que solo acceden los trabajadores estatales y jubilados. El SUS es una referencia sanitaria internacional, y la creación del mismo fue producto de años de lucha, que posibilitaron incorporar la salud como un derecho en la reforma Constitucional de 1988. Antes del SUS la población se encontraba a la intemperie. La Presidenta Dilma Rousseff respondió a los reclamos de la población creando el Programa Mais Médicos. Para ello Brasil realizó un convenio con la Organización Panamericana de la Salud, que contrató profesionales extranjeros, la mayoría de ellos cubanos. Los consejos profesionales de medicina llevaron adelante una campaña para poner en duda la capacidad de los profesionales y la veracidad de los títulos habilitantes, por lo que fue el Ministerio de Salud quien reconoció los títulos.

Como informamos en APU, Dilma salió por izquierda ante las manifestaciones y levantó los reclamos de la sociedad. A la semana de iniciadas las manifestaciones, convocó una reunión con todos los gobernadores en la que expuso cinco puntos que consideraba necesario para mejorar el país, dos de los cuales fueron: el llamado a una Asamblea Constituyente para llevar adelante una Reforma Política, y la contratación de médicos extranjeros para garantizar el derecho a la salud. Según el último levantamiento del Conselho Federal de Medicina (CFM) hecho en 2012, Brasil tiene 388.015 médicos, cerca de 1,8 cada mil habitantes. Argentina tiene 3,2, España y Portugal 4 e Inglaterra 2,7. Según ese informe solo el 8% de los profesionales brasileros están en municipios con hasta 50 mil habitantes y municipios de ese tamaño representan casi el 90% de las ciudades del país. La población, quienes gobiernan y trabajan en salud, saben de la dificultad de conseguir profesionales para los lugares alejados de las grandes ciudades, de difícil acceso o tan solo zonas pobres.

Para intentar resolver ese problema, en el año 2011 el gobierno de Dilma creó el Programa de Valorización de los Profesionales de Atención Básica (PROVAB), una iniciativa para llevar médicos recién recibos al interior del país, con un salario de 8 mil reales (32 mil pesos al oficial). La demanda de los municipios ante la iniciativa fue de 13 mil médicos. Sólo 4.392 médicos se inscribieron y 3.800 firmaron contrato, lo que significa un 29% de las bacantes disponibles. Tras las manifestaciones Dilma retomó un proyecto muy valiente y anunció “cuando no haya disponibilidad de médicos brasileros, contrataremos profesionales extranjeros para trabajar exclusivamente en el Sistema Único de Salud. En este último aspecto, sé que vamos a enfrentar un buen debate democrático. De entrada, me gustaría decirle a la clase médica brasilera que no se trata, ni de cerca, de una hostilidad o falta de respeto a nuestros profesionales. Se trata de una acción de emergencia, localizada, teniendo en cuenta la gran dificultad que estamos atravesando para encontrar médicos en número suficiente y con disposición para trabajar en las áreas más remotas del país o en las zonas más pobres de nuestras grandes ciudades. Siempre ofreceremos a los médicos brasileros las vacantes a ser cubiertas. Solo después llamaremos a médicos extranjeros. Pero es preciso que quede claro que la salud de los ciudadanos debe prevalecer sobre cualquier otro interés”.

La corpo médica

Los consejos profesionales de medicina pusieron el grito en los medios, junto con unos cuantos billetes, tras el anuncio de la Presidenta y comenzaron una feroz campaña de desprestigio de los profesionales, ya que casi el 80% de los contratados son cubanos. De los 14 mil médicos que forman parte del programa, sólo 1.500 son brasileros. Día y noche, en diarios, radio y televisión, la prensa atacaba el programa poniendo en duda las capacidades de los profesionales cubanos, cuando no atacaron con el macartismo más rancio, como sucedió con la revista Veja, la Noticias brasilera, que colocó en tapa a una de las médicas cubanas señalándola como “la comisaria política del régimen”.

Con la ejecución del Programa, la campaña mediática terminó. Sólo fue necesario que los médicos cubanos comenzaran a trabajar. La población, los trabajadores, los intendentes y gobernadores que se habían opuesto al programa, cayeron a sus pies. El programa benefició a más de 50 millones de brasileros, muchos de los cuales no tenían acceso alguno a la salud. El simple hecho de que los médicos cumplieran su jornada laboral, lo que cualquiera sabe que es muy difícil de conseguir de los doctores en el sistema público, consiguió que el número de atenciones se duplicaran en municipios que ya contaban con profesionales. Quien se ha atendido en el sistema público sabe de lo que estamos hablando: pocos turnos porque el médico o la doctora se quieren ir temprano para atender en el sector privado.

La mejor prensa es el pueblo

La llegada de los médicos cubanos posibilitó a la población conocer otra calidad de atención. Más humana. La población se sorprende de que los médicos cubanos no se sientan escritorio por medio, sino al lado del paciente. Sorprende el tiempo que los profesionales destinan a las personas para escucharlas, que no saturen con medicación, que citen a los pacientes al otro día para control y no que el turno sea para dentro de unos meses.

Con el Programa Mais Médicos el gobierno de Dilma Rousseff llegó a los más necesitados y con atención de calidad. Los intendentes que no se inscribieron para recibir médicos se arrepienten y quienes cuentan con los profesionales extranjeros piden recibir más. El modo de contratación es el siguiente: el Estado nacional paga 10 mil reales por profesional a la Organización Panamericana de la Salud, que es quien paga a los profesionales, y los municipios son responsables de garantizarles casa y comida. La Presidenta ya anunció para su próximo mandato el “Mais Especialidades”, para el que contratará no sólo médicos generalistas sino profesionales de otras disciplinas. Donde no había accedo a la salud en el país, hoy hay. Donde la calidad de la misma merecía ser mejorada, lo fue. Y la Presidenta demostró que a la corporación médica se la puede confrontar y vencer, que el pueblo acompaña cuando de lo que se trata es de mejorarle la vida a las personas.

(Tomado de Agencia Paco Urondo, Argentina)

cubadebate-suscripcion-sms

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ariam dijo:

    mi mama es una de esas medicos que esta en brasil ayudando a la salud de ese pueblo ella grande como todos los medicos que estan alli salvando personas.

  • Olivia Manchego dijo:

    Felicidades y gracias simbolicas,Ariam en nombre de mi pueblo Ecuatoriano que tiene también la ayuda necesaria de esos verdaderos héroes que son los médicos cubanos.

  • ROLANDO CABRERA dijo:

    ROLANDO CABRERA DICE: ES INCREIBLE EL EGOISMO PROFESIONAL DE ESOS MEDICOS Y ASOCIACIONES MEDICAS BRASILEÑAS DE CREERSE SUPERIORES A OTROS MEDICOS EXTRANJEROS, FUNDAMENTALMENTE LOS CUBANOS, NO HAN ESCUCHADO LO QUE HA DICHO EL TREMENDO PRESIDENTE URUGUAYO: NADIE ES MEJOR QUE NADIE. FUE MUY INTELIGENTE LA PRESIDENTA DILMA DE OFRECER LAS VACANTES DE MEDICOS, EN PRIMER LUGAR A LOS NATIVOS, QUE COMO ERA DE ESPERARSE NO DIERON EL PASO AL FRENTE Y LOS CUBANOS ESTÁN DONDE ELLOS NO QUISIERON IR A EJERCER SU PROFESIÓN DE CURAR Y SALVAR VIDAS DE NATIVOS Y SEGURO ESTOY QUE DONDE ESTÉN LOS CUBANOS LABORANDO LOS NATIVOS LO AGRADECERAN Y SE DARAN CUENTA DE LA DIFERENCIA EN EL TRATO HUMANO CON EL PACIENTE. FELICITACIONES A DILMA POR SU CONTINUACIÓN EN EL CARGO Y AL PERSONAL DE LA SALUD QUE ALLÍ LABORA.

    • el loco de monte carlos dijo:

      Tu sabes que pasa.Rolando que ellos no se creen superiores, lo que tienen es miedo porque saben que en su mayoria los medicos cubanos son mejores, esto lo digo sin chovinismo, lo he presenciado, en los municipios del nordeste los medicos brasileros ni tocan al paciente, les mandan pruebas y ya, nuestros medicos han revolucionado aca la atencion medica primaria, por eso les tienen ojeriza no porque les quiten los puestos que ellos no quieren, sino porque les han restado prestigio.

  • Dra:Mariurgis Ayala Ramirez dijo:

    En mi opinión, el Projeto Mais Médicos para o Brasil ha sido todo un exito, fundamentalmente por lo que dice el compañero Rolando Cabrera, cada día marcamos la diferencia, sólo con cariño y una sonrisa, llegando hasta el diagnóstico de cada caso y ayudando a todos hasta donde nos sea posible.La gran mayoría de la población atendida por nosotros estaba muy carente de atención médica y sin
    recursos económicos para pagar consultas privadas. El
    Programa es un éxito indiscutible y más aún la actuación de los medicos cubanos. Un abrazo desde Rio de Janeiro.
    Programa es indiscutible y por supuesto

  • Dra:Mariurgis Ayala Ramirez dijo:

    Escribí desde mi teléfono, disculpen el error.

  • GAM dijo:

    Compañera Dilma: Es el momento de pensar en una ELAM BRASILEÑA para preparar los médicos del futuro para Brasil y otros países de América y el resto del mundo, porque lo importante no es el título, sino la entrega a la causa de los seres humanos en cualesquiera circunstancias. Ese es el secreto de los médicos cubanos en Guatemala, Venezuela, Bolivia, Haití, África, etc, en lugares y condiciones difíciles, 1 en lucha contra el ébola ! Ud. y Lula están en condiciones de lograrlo.

  • Fabiana dijo:

    Compañera DILMA Y PUEBLO BRASILEÑO ESTE ES EL MOMENTO DE DAR EL PASO AL FRENTE POR UN PAIS HERMANO,LOS MEDICOS CUBANOS SIEMPRE PRESENTES EN LA BATALLA POR LA SALUD DE UN PUEBLO COMO BRASIL,CADA DIA QUE PASA SE MARCAN UN CAMINO,UN DESTINO EN OFRECER UN PASO ADELANTE PARA AYUDAR A SALVAR VIDAS EN AQUEL LUGAR ALEJADO ,INTRINCADO DONDE SE ENCUENTRA EL PACIENTE Y POR SUS CONDICIONES NO PUEDE LLEGAR DONDE ESTA EL MEDICO Y PAGARLE POR SU SERVICIO,,POR ESO AHI ESTAN LAS BATAS BLANCAS CUBANAS PARA LLEGAR A ELLOS Y CUANDO TERMINE CON SU DIAGNOSTICO FINAL DE LA ENFERMEDAD TRATADA QUE ESE PACIENTE ESTE SATISFECHO DEL TRATO RECIBIDO POR EL EJERCITO DE CUBANOS QUE SE ENCUENTRAN EN SU PAIS DILMA PRESIDENTA UNA VEZ MAS PARA AYUDAR A SU PAIS ,A SU PUEBLO QUE LE DEMOSTRO UNA VEZ MAS QUE CONFIA EN USTED.EL PUEBLO BRASILEÑO LES AGRADESE A ESTOS MEDICOS POR LA ATENCION CON CALIDAD QUE SE LES PRESTA.SALUDOS SE DESPIDE UNA CUBANA MAS DEL EJERCITO DE LAS BATAS BLANCAS.

  • Bruno dijo:

    Muchas gracias pueblo cubano! Es la verdadeira revolucion.

  • BARBRA dijo:

    BUENOS DIAS, QUSERAMOS SABER ACA EN VENEZUELA CUANDO ES EL PROXIMO LLAMADO PARA MAIS MEDICOS.. GRACIAS}

  • kenia perez neyra dijo:

    estoy orgullosa de ser integrante de este programa gracias por las veracidad es de sus comentarios y lo que voy estar segura que no defraudaremos la solidaridad altruismo y humanidad que nos caracteriza a los médicos cubanos y buena opción de la elam me ofrezco a enseñar

  • Fer dijo:

    Hola,
    Quiero mandar un saludo enorme al grupo de médicos cubanos que entregan su vida y trabajan con ardua dedicación en pro de los pacientes. Muchas felicidades!!! pues son un ejemplo a seguir.
    Asimismo me gustaría saber si alguno de ustedes, tiene información precisa sobre cuando es la siguiente convocatoria del Programa Mais Medicos, pues ya que soy médico y me gustaría participar en él. Soy de México.
    Muchas gracias

    Muchas gracias.

  • Juan Carlos Bufali dijo:

    Hola, en pocos días mas cumplo 25 años en mi profesión de la que me siento orgulloso. Les cuento algo que todos sabemos pero que nunca esta de mas recordarlo. Desde el primer día de clases en la cátedra de anatomía del hospital nacional de clínicas, y hasta el ultimo día en la universidad aprendí la conformación general del ser humano junto a otra infinidad de cosas que hacen a nuestra profesión, con el correr de los años seguí aprendiendo de docentes y compañeros de trabajo, de todos, médicos, enfermeras,choferes etc. Incluso de mis pacientes y sigo haciéndolo. Trabaje muchos años en la patagonia, en comunidades aborígenes, en Córdoba, en Misiones. Asistí araucanos, italianos, turcos, japoneses, rusos y polacos, blancos y negros. y nunca me di cuenta ni note alguna diferencia entre ellos. Sera que soy tan mal profesional? o mis profesores no me formaron adecuadamente? y se olvidaron de enseñarme estas diferencias que no logro identificar. Bueno lo que si en encontré en nuestro mundillo fueron algunos mal llamados colegas(muy pocos gracias a Dios) en los que siempre primo la economía ante todo. Ellos se manejan en autos lujosos y se mueven en un ámbito diferente, gozan de gran prestigio y privilegian a ciertos pacientes y no precisamente por la patología que los aqueja les da un poco de repulsión tocar a los pobres y encima GRATIS. Realmente que pena dan en su pobre riqueza. Creo que a ese rango pertenecen los que critican en Brasil a los médicos extranjeros, sobre todo a los cubanos que dan permanente muestra de la calidad y calidez humana conque asisten a la población, eso les da miedo, no poder competir con ellos, no logran entender que un MEDICO sea justamente eso, MEDICO, ni rico ni pobre, ni brasileño ni extranjero sencillamente MEDICO. Salud colegas cubanos ojala algún día pueda trabajar con ustedes y para usted señora presidenta Dilma adelante creo que la suya es la senda correcta. A todos un abrazo enorme Dr. Juan Carlos Bufali

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también