Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

¿He perdido la esperanza estando en Guantánamo?

| 6

Me llamo Shaker. También se me conoce como Sawad Al-Madany porque nací en la ciudad santa de Medina. Por favor, ¿puedes recordar estos nombres por mí? Porque yo ya casi no puedo.

Aquí me llaman 239. De hecho, yo me llamo a mí mismo 239. Es tan raro ser testigo de cómo mi nombre se escapa de mí. No puedo hacer nada al respecto.

Me pregunto cuánto tiempo tardaremos los que estamos aquí en Guantánamo en desaparecer de la memoria del mundo.

No he perdido la esperanza. No, ¡no lo he hecho! ¿O sí? No estoy seguro. Pero todavía estoy escribiendo: ¿no es esto una señal de esperanza?

Sí, hemos perdido años de nuestras vidas aquí – y algunos (tres veces más de los que han sido condenados) han muerto.

Hemos perdido la cordura, nuestra salud, nuestra humanidad y nuestra dignidad. Sí, parece que lo hemos perdido todo.

Pero creo que estamos descubriendo poco a poco la esperanza y, con esperanza, reubicaremos nuestras vidas y todo lo que es importante.

Mientras tanto, nuestros verdugos lo están perdiendo todo y, mientras más pierden, más nos atormentan. No puedo describir lo que están haciendo. El mundo debe darse prisa en obligar al Gobierno de EEUU a resolver este dilema antes de que sea demasiado tarde. Las velas no pueden arder para siempre.

Shaker transmitió este artículo a su abogado, Clive Stafford Smith, en una llamada telefónica no clasificada.

(Tomado de Rebelión)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • granito de arena dijo:

    La esperanza es lo único que alienta la continuidad de la vida cuando se está en esas condiciones. Cuando esta se pierde, con ella se va la vida. Los prisioneros en Guantánamo un día saldrán para contar lo vivido y hundir más todavía en el lodo a sus victimarios. Precisamente, porque se sienten hundidos se ensañan con la humanidad; es el proceder de la fiera herida.

  • ROLANDO dijo:

    Es el colmo de la hipocresia del gobierno norteamericano, paladines de la libertad y los derechos humanos, ni siquiera Obama ha podido cerrar la ignominiosa prision Guantanamo,pero no solo mantienen esa base y esa prision ilegal en suelo cubano, sino que se dan el lujo de torturar y violar todos los derechos de esas personas que encierran allí, es asombroso observar como este mundo avanza tecnologicamente y se atrasa humanamente, es verdaderamente algo espeluznante. Con que moral este gobierno puede erigirse en juez de los demas paises en virtud de que divino poder ocurren estos abusos.

  • Juan Puente dijo:

    Abajo los asesinos del mundo, los que a bases de infamia mienten a los pueblos, los que no tienen libertad de epresion, los que viven millonarios y sus pueblos muertos de hambre, por favor acabemos con esas lacra que utilizan la demagogia para oprimir a los hombres

  • Yan Carlos dijo:

    La esperansa jamas debemos perderla animo amigos y amigas que estan en esas circunstancias, algun dia se hara juicio a esos asesinos de la vida, algun dia esos pagaran por su cobardia de quitarle los sueños a tantos de las manos

  • Rodrigo dijo:

    Barack Obama,premio Nobel de la paz (inmerecido,a todas luces) no ha tenido la valentía de oponerse a los guerreristas que co-gobiernan con él para cerrar la ignominosa cárcel de Guantánamo,añadiendo esto a otras actitudes,como los asesinatos indiscriminados con drones en el Medio Oriente,lo que hará que sea recordado como un presidente hipócrita,sumiso a los más oscuros intereses de la industria militar y cuidado si no,como un presidente genocida.

  • ClasicHATER dijo:

    verguenza sieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también