Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

La biblioteca incompleta

En este artículo: biblioteca, Estados Unidos, Iraq
| 3
El jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, y los ex mandatarios estadunidenses George W. Bush, Bill Clinton, George Bush y Jimmy Carter, durante la inauguración de la Biblioteca Presidencial George W. Bush, la semana pasada en Dallas. Foto: AP.

El jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, y los ex mandatarios estadunidenses George W. Bush, Bill Clinton, George Bush y Jimmy Carter, durante la inauguración de la Biblioteca Presidencial George W. Bush, la semana pasada en Dallas. Foto: AP.

Hace unos días, un quinteto presidencial se reunió en Texas para celebrar la inauguración de una biblioteca con el nombre de uno de ellos, y con ello, rehabilitar a uno de los peores presidentes, según la opinión pública, de la era poco, Bush y su gente llevaron al país al precipicio del caos económico. Eso con el costo de millones de desempleados y el incremento de la población con hambre, sin casa y sin acceso a servicios de salud. La lista de consecuencias es extensa. Pero también fue parte de una política económica que se ha extendido con Obama, quien, en los hechos, ha resultado en uno de los traslados de riqueza de las mayorías al 1 por ciento más rico y más dramático de la historia contemporánea. La desigualdad económica desde los años de Bush hasta ahora se ha vuelto la más aguda desde justo antes de que estalló la Gran Depresión.

Nada de esto se mencionó en el gran festejo, lo cual lleva a preguntar qué hay dentro de esa biblioteca, o más bien, qué no hay.

Por ejemplo, seguro no está la carta abierta que le envió un veterano de guerra de Iraq llamado Tomas Young el mes pasado al celebrarse el décimo aniversario de esa guerra. “En todo los niveles –moral, estratégico, militar y económico– Iraq fue un fracaso… Y fueron ustedes, Sr. Bush y Sr. Cheney, quienes iniciaron esta guerra. Son ustedes quienes deberían de pagar las consecuencias”, escribió en lo que llamó La última carta, porque Young ha tomado la decisión de suicidarse en las próximas semanas porque ya no aguanta el dolor y deterioro físico de su existencia después de quedar paralizado en esa guerra.

Young escribe que enviaba esta carta a Bush y Cheney no porque pienso que entienden las terribles consecuencias humanas y morales de sus mentiras, manipulación y sed por riqueza y poder. Escribo esta carta porque, antes de mi propia muerte, quiero dejar claro que yo, y cientos de miles de mis compañeros veteranos, con millones de compañeros ciudadanos, y cientos de millones más en Iraq y Oriente Medio, sabemos plenamente quiénes son ustedes y qué han hecho. Ustedes podrán evadir la justicia, pero a nuestros ojos cada uno es culpable de crímenes de guerra severos, de pillaje, y de asesinato, incluyendo el de miles de jóvenes estadunidenses, mis compañeros veteranos cuyo futuro usted robo. (Consultar la carta completa AQUÍ).

Seguro tampoco están en esa biblioteca los detalles de uno de los mayores fraudes en la historia mundial, donde los principales bancos, aseguradoras y casas de inversión engañaron y manipularon a tal grado de avaricia que lograron detonar una crisis gigantesca que puso en riesgo la viabilidad económica del país. Fueron rescatados por el estado, con el tesoro del pueblo, para poco después regresar a una prosperidad récord hoy día.

Y ahora sigue la fiesta para los afortunados: durante los dos primeros años de la recuperación económica, el valor neto de los hogares del 7 por ciento más rico del país se incrementó aproximadamente 28 por ciento; para el restante 93 por ciento se desplomó 4 por ciento, según un análisis difundido la semana pasada por el Centro de Investigación Pew. Con ello se incrementó la desigualdad: el 7 por ciento más rico ahora concentra 63 por ciento de la riqueza de los hogares; dos años antes tenía 56 por ciento.

Bush afirmó en la celebración que las generaciones futuras se enterarán de que nos mantuvimos fieles a nuestras convicciones.

Tanto las guerras como la política financiera y económica han sido un gran negocio para unos cuantos. Todo esto producto de un consenso entre las cúpulas políticas y económicas a lo largo de esta última década.

John LeCarre, el gran escritor británico, ha sido un crítico de la creciente interrelación entre las cúpulas políticas y económicas, señalando con alarma hasta la cada vez mayor privatización de las operaciones bélicas y de inteligencia del Estado. Comentó recientemente al New York Times que Mussolini dijo que la definición del fascismo era cuando uno no podía colocar un papel de cigarro entre el poder empresarial y el poder gubernamental.

Pero nada de esto está en esa biblioteca, y menos que Bush continúa ocupando el segundo lugar de los presidentes más desaprobados por la opinión pública en la era moderna, a pesar de este tipo de ceremonias y otros esfuerzos para intentar rehabilitar a quien formaba parte de lo que Gore Vidal llamaba la junta Cheney/Bush (en ese orden).

Tal vez se debería de abrir una biblioteca sólo con lo que no está en esa.

(Tomado de La Jornada)

 

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pepoxido dijo:

    Papa BUSH fue piloto de combate en la II Guerra Mundial, despues fue alto dirigente de la CIA y hasta su Jefe , fue el Vice de Ronald Reagan el hijo predilecto de los Chicago Boys los padres fundadores del caos neoliberal, con ese curriculum sin incluir los crimenes de guerra a los pueblos invadidos directamente como Viet Nam y Cuba, gobiernos gorilas de America Latina Pinochet, Rios Mont, Zomoza, La junta argentina y otros goriloides de todo el mundo: Su Hijo Walker BUSH es la tapa al pomo con su GUERRA CONTRA EL TERRORISMO que ha sido el fiasco de todas las guerras y quizas la última del imperio al paso que va, con una economía en terapia intesiva un dolar cada vez menos competitivo, y sus más esforzados aliados cada vez más ocupados en acostarse sin golpearse mucho de la caida que no acaba de encontrar el fondo , raro una caida a un abismo sin fondo asi esta la crisis del capital y la guerra contra el terrorismo cayendo a un abismo sin fondo,sin futuro pausiblemente positivo o esperanza de hacerlo positivo, con un mundo cada vez más multipolar y la locomotora convertida en una CHISPA o una CIGUEÑA – ambos para los que no conocen son vehiculos muy ligeros del ferrocarril- ante el empuje de los BRICS como nuevas potencias nada que el hombre es posible que halla leido alguna VANITY FAIR para ver las fotos de las modelos , pues ni el WALL STREE JOURNAL lee , y le han puesto el nombrecito de el a una biblioteca , si los libros que posee son como la calidad humana del portador del nombre valla seria la única vez que estaria de acuerdo en quemarlos .

  • Pepoxido dijo:

    disensen el error ortografico de valla donde debe ir vaya

  • lolita dijo:

    parecen unos muñecones

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también