Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Auschwitz, Hiroshima… Sin respiro

| 21
Jack Fuchs

Jack Fuchs es escritor y pedagogo. Sobreviviente de Auschwitz. Vive en Argentina.

Por Jack Fuchs *

En agosto de 1945 yo me encontraba en el hospital de Baviera, recuperándome de los años del ghetto y de las marcas de Auschwitz. Habían pasado tres meses solamente del fin de la guerra en Europa. Allí fue donde me enteré del bombardeo de Hiroshima y Nagasaki. En ese momento el mundo todavía estaba haciendo el horroroso balance de lo ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy, transcurridos ya 67 años, vuelvo a pensar los hechos y me digo, con gran dolor, que el balance de estos años es también espantoso. Los conflictos entre naciones y las guerras civiles que se vienen sucediendo alrededor del mundo no dan respiro alguno.

Hasta hoy en día se sigue discutiendo si realmente fue necesario arrojar las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki. Lo mismo ocurre con el bombardeo de Dresde en febrero del ’45, donde murió casi la misma cantidad de personas que en Hiroshima. En Varsovia, en 1944, en vísperas de la caída del nazismo, hubo una fallida insurrección que le costó la vida a la mayoría de sus habitantes -más de 200.000 personas-, además de la destrucción de toda la ciudad. El fracaso fue estrepitoso, pero una serie de maniobras, compromisos y responsabilidades políticas del frente aliado por un lado y de las fuerzas soviéticas por otro dejó en el olvido este episodio sangriento. Los medios y los especialistas no le dieron jamás ninguna relevancia histórica. Este evento no desató cuestionamientos.

El campo de concentración de los nazis en Dachau. Collage

El campo de concentración de los nazis en Dachau. Collage

Es interesante cómo algunos hechos provocan reacciones y otros no. Hiroshima no puede ser aislada de la catástrofe general, de la destrucción provocada durante los seis años que duró la Segunda Guerra Mundial. Entiendo que para las actuales generaciones es imposible imaginarse tanto Auschwitz como Hiroshima y de allí surge la necesidad de concentrar todo el horror en esos dos nombres: Auschwitz e Hiroshima.

Muchos escritores e historiadores han llamado al siglo veinte un siglo bestial. Creo que ha sido un siglo humano, como lo es este siglo veintiuno. Humano por la simple razón de que somos nosotros los responsables de esta imposibilidad de convivir, de la necesidad de destruirnos los unos a los otros, justificando nuestros crímenes con ideologías que nos permiten soportarlos. Cuando éstas no nos dejan tranquilizarnos inventamos otras. De la misma manera que inventamos enemigos, algunas veces internos y otras externos.

Las justificaciones nunca faltan, forman parte del mecanismo que parece tranquilizarnos de alguna manera frente a nuestra propia incoherencia y autodestrucción.

En algunas oportunidades se culpa de los males al dinero y por lo tanto se debe eliminar el dinero. Se culpa a una raza, es necesario entonces eliminarla. Se culpa a las religiones, éstas deben ser perseguidas. Y así la lista puede ser interminable. Pero en este modo de culpar se oculta, se encubre, lo que está por detrás de las guerras. Lo que en general no se ve, quizá porque es mucho más escandaloso admitirlo, es que en el fondo no se trata ni del petróleo ni del dominio político militar, sino de la necesidad humana de matar.

Nadie interroga frontalmente, a esta altura, la frecuencia con que entre los hombres se hace presente una fuerza que los conduce al crimen masivo de la guerra. Es difícil aceptar que los hombres quieren matar por matar. La lucha por los bienes, los conflictos territoriales y las ideologías son construcciones, excusas que en la superficie ocultan el sentido primario de la guerra: dar una forma lógica y racional a una voluntad oscura e inconfesable.

Desde 1945, la bomba nuclear que produjo un rechazo unánime no volvió a usarse. Ninguna ciudad volvió a sufrir sus efectos devastadores. Reconozco que puede parecer ingenuo, pero suelo preguntarme a veces si el genocidio brutal de los armenios entre 1915 y 1923 habría impactado del mismo modo en que lo hizo Hiroshima, si el crimen de masas, la liquidación de judíos, por el hecho de ser judíos, hubiera tenido alguna mayor resistencia. Reconozco que yo no puedo ser objetivo, no puedo aislar una catástrofe de otra. Dejo ese trabajo difícil a los analistas, historiadores y filósofos que pueden tomar distancia y estudiar estos fenómenos. Yo, de alguna manera, formé parte de ello.

Por último, me animo a decir que el siglo veintiuno, más allá de las diferencias que puedan encontrarse con el anterior, parece estar orientado por la misma fuerza destructiva.

* Escritor, pedagogo. Sobreviviente de Auschwitz.

(Tomado de Página 12, Argentina)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Anónimo dijo:

    No concuerdo con el autor en 2 cuestiones. Me temo que este siglo pudiera ser mucho más brutal y no porque crea (para nada) en la necesidad de matar del hombre, sino en su necesidad de mandar, de tener PODER (dinero, petróleo, etc.) y llegar a obtenerlo por las vías que sean. Si para ello es necesario argumentar que hay una raza o religión superior, pues también se hace, cualquier engaño es válido. Ese fin SIEMPRE justifica los medios. Para lograrlo es imprescindible matar muchas veces y se enseña y entrena a otros hombres, no los que detentarán el poder, sino a los que luchan para que lo puedan obtener y luego lo mantienen para que aquéllos que si lo disfrutarán. Los primeros exponen sus vidas, los segundos solo su dinero. Ese es el verdadero valor del dinero para los que luchan por el poder, comprarlo, al precio que sea. Para ello luchan por el “Nuevo Orden Mundial” (da igual como le llamemos), en gran medida ya impuesto a nuestro mundo. En este orden los gobiernos no importan, no cuentan, solo las corporaciones. Y el principal brazo armado de las corporaciones: los ejércitos de EEUU, Gran Bretaña, Alemania, la OTAN… actualmente los dueños del poder.
    El otro motivo para una mayor brutalidad es que la tecnología, mientras no sea controlada por los pueblos, sino por los poderosos, será aplicada para beneficiar a los poderosos, hacerlos más poderosos y en contra de los primeros y su sofisticación hace que la capacidad destructiva y para esquilmarnos sea mucho mayor que en el siglo anterior.
    Para los “de a pie” el valor del dinero es satisfacer las necesidades. Su importancia radica en que según la cantidad, así se podrán satisfacer éstas mejor o peor. Comprendo que el autor busque/requiera mecanismos para asimilar, explicarse y sobreponerse a lo que vivió y sufrió. Ni siquiera puedo imaginar la violencia a que fue sometido a pesar de artículos, libros y películas que intentan mostrárnoslo. No es raro que a la violencia se responda con violencia. Pero en un mundo en que los principales medios estén en manos de los propios pueblos, en que estén resueltas las necesidades básicas de la mayoría: alimentación, techo, educación, salud pública, etc., esperemos que el hombre (al menos en su inmensa mayoría) deje de tener instintos criminales y no dañe a sus semejantes por gusto, por necesidad, por desesperación o por órdenes de otros hombres.
    UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE (aunque parezca un sueño). Si TODOS nos unimos en un FRENTE ÚNICO en contra de los poderosos, como ya han hecho ellos, podremos vencer. Si ellos tienen todo lo material a su favor, nosotros somos la MAYORIA y debemos abrir bien los ojos, entender lo que está sucediendo y recuperar lo que es nuestro para repartirlo de manera que todos podamos tener vidas más decorosas. Algunos triunfos vamos teniendo y hay que salvaguardarlos, a todo coste, de los poderosos (que nunca cejaran en su empeño por recuperar lo que pierdan) y de los que sueñan con ser poderosos y por tanto se identifican con ellos, pudiendo llegar a ser peores para con sus semejantes que los propios poderosos.
    ¡Vivan los pueblos “nuestro” americanos! ¡Vivan la CELAC, la ALBA y UNASUR!

  • vicente dijo:

    Y seguiran haciendo la guerra, porque esta ha sido la forma en que las grandes potencias se han enriquecido y lo seguiran haciendo a base de pretesto y más pretestos, el Maine en Cuba, los kuwaities y las armas de exterminio en Irak, Bin laden en Afganistan, los “asesinatos de civiles” en Libia, Siria, el programa nuclear en Korea del Norte e Iran etc, etc , etc. Definitivamente Obama quiere reelegirse y el Imperio hacerse dueño del continente africano y de todas sus riquezas. Es necesario rodear con mucho poder a Rusia. A ninguno de ellos les interesa los millones de hambrientos de esta tierra a pesar de que se produce el doble de lo que pueden alimentarlo, ni los niños que mueren día a día por falta de atención médica y las minimas condiciones de vida para un ser humano. El destino de este mundo lo tienen los poderosos, lo que no se dan cuenta de que el daño que le hagan hoy, mañana será para ellos mismos.

  • Moro dijo:

    Comparto con usted el criterio de que este siglo está también orientado aunque de una forma mas discreta o disfrasada a la destrucción. Pero creo que ya nunca mas se repetirán hechos y crímenes de la embergadura de los del pasado siglo, fue demasiado brutal. En estos 67 años la humanidad ha cambiado mucho y se ha desarrollado a gran velocidad, solo queda esperar que eliminemos las armas de destrucción masivas que son hoy el mayor peligro. Saludos

  • Sorin Markov dijo:

    Este es uno de los mejores articulo que e leído en mi vida, el señor Jack Fuchs conoce a la perfección como es la naturaleza humana concuerdo totalmente con todo lo que a dicho, en el fondo la definición buenos y malos no existe ya que ambos son igual de viles, ambiciosos y destructivos pero también esta en la naturaleza humana separar por bandos a las personas sin conocer que uno puede ser igual o peor a aquel que lo categorizan como ´´Malo´´.

  • JORGE dijo:

    QUE TAL PEARL HARBOR…..ERA NECESARIO ?????

  • JORGE dijo:

    Y PEARL HARBOR???

  • Angel dijo:

    Comparto su preocupación y aunque no viví esa tragedia si siento el peligro real de sufrirla.

    No creo que el hombre venga destinado a matarse entre sí.

    Ni la conquista de propiedades o dinero, ni ideologías satánicas, ni discriminación de razas tuvieran sentido si no se sustentaran en los rasgos más oscuros de la psiquis humana y que a nivel genético todos poseemos: ambición, egoísmo, desidia y toda una lista de nefastos sentimientos que arrastramos en el saco de las miserias humanas. Renunciar a ellas es dejar de ser humanos.

    Las mayor degradación humana ocurre cuando las miserias humanas encuentran y forman cause en ideologías, sistemas políticos, económicos, científicos o sociales. Basta un empujoncito y somos bestias.

    Superar todas nuestras miserias parece imposible, las veo cada día tanto en mi como en los demás. La veo en las guerras, en la desesperación de los que hacen cualquier cosa por dinero o solo por subsistir. En el disfrute morboso de un sangriento filme.

    Si tuviéramos tiempo deberíamos concentrar lo mejor de nosotros en una ideología (de antemano imperfecta) por encima de todas las diferencias, que encause la formación de un hombre capaz de superar sus miserias con la razón de la inteligencia y el amor.

    Pero la desgracia, si no la estás sufriendo está por tocarte la puerta.

    En la última era el mundo ha sido pasto del Capital que ajustando su ideología a las ambiciones reales de una minoría y ficticias de la mayoría, tiene a la especie humana en peligro de extinción.

    El problema es nuestro, la su solución también.

  • TIRRY 86 dijo:

    ABAJO EL FACISMO!

  • G. Bruno dijo:

    Muy bueno y acertado el comentario de Anonimo.

    No creo que el hombre haya sido programado por el proceso evolutivo de seleccion natural para matar a los de su propia especie, aunque la supervivencia del grupo en cuestion lo haya empujado a ello por la necesidad de eliminar, ocasionalmente, a miembros competitivos ajenos.

    No puede ignorarse el hecho de que el mundo moderno es muchisimo mas complicado y con ello las relaciones humanas, que el que existia en los albores de la humanidad. No es necesario ser un experto en sicologia ni antropologia para concluir que la tendencia a colaborar entre individuos ha sido y es mucho mas poderosa que el simple impulso de matar por matar.
    Si la tendencia a autodestruirse predominara, la especie humana hubiera desaparecido hace decenas de miles de años y es obvio que hoy no estariamos aqui comentando sobre ello.

    No solamente un hombre mejor es posible, sino que es absolutamente necesario y para ello es indispensable comenzar con la educacion.
    Creo que fue Pascal quien dijo: “Dadme cuatro niños de corta edad y hare de ellos un santo, un ladron, un matematico y un holgazan.”

    Desde que el primer hombre robo un pedazo de carne a otro o tomo su mujer ha existido la violencia y las rivalidades, pero tambien la compasion y la ayuda a los mas debiles.
    Todo este largo proceso, inconciente individualmente, es el metodo que tiene la naturaleza para asegurar la supervivencia de la especie.

  • Rafael dijo:

    La raza humano por sí sola a lo largo de los siglos ha procurado su desarrollo vertical paro de suguro estoy al paso que vamos y con las ideologías planteadas por el autor presente en estos tiempos no estamos destinados si no que por nuestros propios medios volveremos por la mínimo a la era de piedra como dijo Einstein no sé con que armas se llevara a cabo la tercera guerra mundial pero lo que sí sé es que la cuarta será con palos y piedras y como reflejo un cantante cubano en una de sus canciones que Dios baje pronto.

  • Max dijo:

    Comparto con usted sus puntos de vista expuestos.
    Ciertamente uno puede vivir muchos años e incluso pasar por la vida sin conocer muchísimos eventos trágicos de nuestra historia humana. Digo esto porque desconocía ese episodio de Varsovia que usted narra; así me imagino cuantos otros podre desconocer. Como bien usted lo plantea “Es interesante cómo algunos hechos provocan reacciones y otros no” Y por supuesto que estas reacciones siempre serán parciales, quiero decir de un bando o de otro, o sea, sería la reacción de los buenos o de los malos según el punto de vista de cada bando. Pero como bien expresa:”Los medios y los especialistas no le dieron jamás ninguna relevancia histórica. Este evento no desató cuestionamientos.“
    Así sucede fatalmente y es triste porque a diario somos sometidos a la manipulación de los poderes, que efectivamente no son ni buenos ni malos y si acaso más bien vendrían a ser terribles.
    Se podrían mencionar miles de eventos o sucesos que demuestran bien este proceder; por ahí andan todavía victimas del fascismo como los que usted representa, pero también están los de Hiroshima y Nagasaki, otros de la guerra de Yugoslavia a finales del siglo XX, aquellas victimas latinoamericanas y de todo el mundo que sufrieron los horrores de la Operación Cóndor; o tantas otras víctimas de las guerras de Vietnam, La Malvinas, Iraq y Afganistán; y aquellos que sufrieron y sufren la discriminación racial en Estados Unidos o Sudáfrica, las victimas que perecieron en los atentados del avión de cubana en 1976 en Barbados o las de Oklahoma y las Torres Gemelas; y las victimas que todavía hoy padecen las arbitrariedades en las cárceles ilegales del mundo, como en Guantánamo; y todos los que han sido asesinados en México o Colombia, pero también en Egipto, Yemen, Libia y Siria; o los ciudadanos que más recientemente han padecido la represión en las calles de Chile, Estados Unidos, Reino Unido, España, Grecia y Francia. Hasta podría mencionarse el hecho de que un gobierno “civilizado” y “democrático” amenace con invadir una representación diplomática extranjera.
    “Las justificaciones nunca faltan…”
    Sin dudas, este siglo seguirá siendo más de lo mismo: los poderosos, tanto “los buenos” como “los malos”, seguirán actuando mas en función de sus intereses que en los de todos, y para ello ejercerán todo su poder, el cual puede muchas veces expresarse o manifestarse de la manera más oscura del egoísmo humano.
    Gracias por su artículo, cuanta falta tenemos de un periodismo así, y sin censura de ningún tipo.

  • derovir dijo:

    es posible si un mundo mejor sin guerra sin muerte. no auschwits, dachau,sobibor,treblinka..palestina………..

  • Enrique Martínez dijo:

    Los seres humanos son complejos, y no siempre actúan de forma racional, a pesar de que nos autocalificamos de “Sabios” (homo sapiens). Pero no creo que la maldad sea innata en el hombre; puede ser propenso a la violencia, que forma parte de la naturaleza, de la cual es hijo. Pero la maldad y la propensión a ejercer esa violencia de forma irracional, incluso criminal, es producto de la acción de determinados intereses, de la educación que recibe; de ideas que se le inducen a los hombres por la sociedad donde viven. La justificación de hechos como Hiroshima, Nagasaki, Jatyn, Pearl Harbour (para satisfacer al bueno de Jorge),la Torres Gemelas, la Operación Tormenta del Desierto y otras muchas (sean quienes hayan sido los que las realizaron) es imposible; pero si tienen causas, muchas oscuras, pero la mayoría relacionadas con la ambición y la lucha por el poder. Cuando el hombre sea realmente sabio, y comprenda que lo realmente humano es compartir entre todos este hermos planeta, y preservarlo para nuestros descendientes, podrán eliminarse totalmente tales crímenes contra la humanidad.

  • Voz popilar dijo:

    Jorge, no compare Pearl Harbor con los bombardeos a los civiles de las ciudades. Los japoneses atacaron en esa ocasión una instalación militar. Los bombardeos sobre Dresde, Hiroshima y Nagasaki fueron sobre las ciudades.

  • Mijail dijo:

    ESPEREMOS ENTONCES DE QUE ALGUN DIA LOS EMPRESARIOS Y LOS CIENTIFICOS CONVIERTAN LAS ARMAS NUCLEARES EN PRODUCTOS UTILES PARA EL SER HUMANO, ADEMAS DE EVITAR GASTAR ENORMES CANTIDADES DE DINERO EN ESA ESTUPIDES, QUE SI REALMENTE INVIRTIERAN EL DINERO EN EL DESARROLLO HUMANO A LARGO PLAZO.

    CAMBIAR LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES COMO LA ONU ES NECESARIO PARA SOLUCIONAR EL DILEMA DE LAS ARMAS NUCLEARES.

    EE.UU ES EL DUEÑO DE LA ONU Y ES POR ESO QUE SE SIENTE LIBRE DE HACER LO QUE LE DAD EN GANA.
    ASI ESTA EL MUNDO HOY MAÑANA SABRESMO UN POQUITO MAS, SINO ES QUE AL CINICO EMPERADOR DE LA CASA BLANCA SE LE OCURRA JUGAR DE NUEVO CON ARMAS NUCLEARES.

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Desde que el mundo es mundo,las guerras han existido,en el pasado siglo se satanizo al comunismo,quedo demostrado que no era el comunismo una gran razon,ya que hoy continuan las guerras y con el mismo autor principal,el imperio gringo,en estos primeros años de este siglo el feo de la pelicula es el TERRORISMO y como todos conocemos ese autor,ahora los sataniza,sin embargo mantienen nexos con Al qaeda,PARA OPERACIONES ENCUBIERTA y quien pregunta por los suceso del puerto imperial,???que quieres chico??? que simpre sean ellos los que atacan,un dia les toca olfatear la sangre con polvora,para que vean lo que duele eso,ademas se lo merecian y mas tambien.

  • Leo Krom dijo:

    Pearl Harbor fue durante la guerra una base aeronaval norteamericana, armada hasta los dientes. Los bombardeos a Dresde, Hiroshima y Nagasaki fue contra ciudades prácticamente indefensas, donde murieron asesinados centenares de miles de hombres, mujeres y niños inocentes. Existe una pequeña gran diferencia, me parece.

  • G. Bruno dijo:

    Una de las siete variables que figura en la famosa ecuacion de Drake, simbolizada por “L”, representa el tiempo que una civilizacion inteligente, tecnologicamente avanzada y comunicativa permanece como tal y con posibilidades de ser detectada por nuestros radio telescopios.

    Su valor puede ser de millones de años hasta hasta unos pocos cientos. Este ultimo factor representa la autodestruccion, subita o paulatina, por su misma tecnologia, destruccion de su medio ambiente o armamentos.
    Ojala que seamos capaces de recapacitar, haciendo a un lado nuestros mas oscuros instintos, antes de que sea demasido tarde y no incurramos en el error de quien sabe cuantas otras en el universo.

  • Bruno dijo:

    Una de las siete variables que figura en la famosa ecuación de Drake, simbolizada por “L”, representa el tiempo que una civilización inteligente, tecnológicamente avanzada y comunicativa permanece como tal y con posibilidades de ser detectada por nuestros radio telescopios.

    Su valor puede ser de millones de años hasta hasta unos pocos cientos. Este ultimo factor representa la autodestrucción, súbita o paulatina, por su misma tecnología, destrucción de su medio ambiente o armamentos.
    Ojala que seamos capaces de recapacitar, haciendo a un lado nuestros más oscuros instintos, antes de que sea demasiado tarde y no incurramos en el error de quien sabe cuantas otras en el universo.

  • gladys vazquez dijo:

    8..22.p.m. Reito Loque Eqrivi.AGOSTO./6.Y.9.En Este Mismo Espasio.Cuando La TRISTESA.SUPERA.A LA TRISTESA.SE NUBLAN LOS SENTIDOS.Y EL ALMA JIME.,PAZ ETERNA A LOS MUERTOS.,

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también