Imprimir
Inicio » Especiales  »

Fuera la ocupación marroquí

En este artículo: España, Marruecos, Sahara Occidental
| 1

DECLARACIÓN DE CORRIENTE ROJA ANTE LA ÚLTIMA BRUTAL AGRESIÓN AL PUEBLO SAHARAHUI EN EL AAIÚN POR PARTE DEL REGIMEN MARROQUÍ

La escalada de violencia que se ha desencadenado contra la población saharaui por parte del régimen alauita de Marruecos, cuyos ciudadanos son considerados aún súbditos, es un episodio más de la violencia del capitalismo en confrontación directa contra los pueblos y su libertad. La simultaneidad de conflictos de este género a la que estamos asistiendo en nuestros días (Saharauis, Palestinos, Afganos, Iraquíes, Mapuches, etc.) es un elemento de análisis fundamental para desenmascarar la política de un sistema opresor que ejerce su dominio violento sobre el planeta.

En una estrategia que viene de tan lejos como la 2ª guerra mundial, el imperialismo norteamericano, que ya tenía planes sobre la zona, apoya la anexión del Sáhara Occidental por el reino de Marruecos, que se realiza en un momento de total desconcierto en la potencia colonizadora en la que moría un régimen dictatorial y nacía una democracia heredera del mismo y sumisa a los designios imperiales. La dejación y abandono por parte del Estado español ante la invasión marroquí de la antigua colonia aún nos avergüenza a todos. La simpatía popular que tan extensamente suscita la causa saharaui entre la población del Estado español intenta paliar aquel bochorno. Al mismo tiempo pone en evidencia la disonancia del sentimiento popular con las cobardes políticas de complacencia que tanto hacia el imperio como hacia el régimen alauita llevan a cabo nuestros gobernantes.

El pueblo saharaui, que nunca ha aceptado el robo que se hizo de su tierra, a la sumisión prefirió el exilio en medio de un desierto riguroso donde la comunidad internacional lo tiene confinado desde hace ya tres décadas;  y  los que quedaron en su territorio siguen ejerciendo la resistencia ante la invasión colonial. Esta es la resistencia que ha estallado estos días y que se activó con un reclamo de mejoras sociales de vivienda y trabajo para la población saharaui.  Ante las alarmas de genocidio que se disparan, la llamada Comunidad internacional se limita a pedir a las partes contención. Como si se tratara de partes iguales; como si no hubiera una formidable y mortífera maquinaria guerrera de un lado y, del otro, únicamente el corazón herido de un pueblo desarmado que resiste, pero con toda la legitimidad para recurrir a todas las formas de lucha, incluida la lucha armada, para su liberación. El gobierno de Marruecos ya está calificando esta resistencia de terrorismo. Mientras, casa por casa, colonos armados por el ejército marroquí, como esos cuerpos paramilitares que todos conocemos,  ya están a la caza del ‘subversivo’.

Corriente Roja, siempre sensible al sufrimiento del pueblo saharaui, agravado estos días, manifiesta su solidaridad y reconoce el valor de su lucha contra la invasión de un Estado totalitario irrespetuoso con los derechos humanos y las libertades democráticas,  y  denuncia y reprueba la complicidad de nuestro gobierno, vinculada a los intereses del capitalismo español en Marruecos (de los que ha sido embajador en repetidas ocasiones el último apologeta del terrorismo de Estado, el expresidente X); intereses también de un país imperialista en la medida en que mantiene las colonias de Ceuta y Melilla; esta situación determina sus relaciones con Marruecos y a ellas supedita su posición sobre el Sahara. Denuncia y reprueba asimismo la dejación de nuestro gobierno de su responsabilidad en manos de organismos internacionales que, como la ONU, no están representando a los pueblos y  cuyas actuaciones ya hace tiempo sabemos a qué intereses sirven. Señalamos al mismo tiempo como responsable de la situación que sufre el pueblo saharaui a la corona española.  Siendo jefe de Estado, el rey entregó en 1975 el control de la zona a un régimen sanguinario al que considera “monarquía hermana”.

Corriente roja ha participado en las movilizaciones de repulsa ante el brutal ataque al campamento del Aaiún y hace un llamamiento a participar en todas las movilizaciones previstas para los próximos días.

Por el derecho a la autodeterminación de los pueblos: Sahara libertad

Fuera la ocupación marroquí

No a la complicidad del gobierno español

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Oswald J. dijo:

    Lo cierto es que occidente se a quedado medio mudo ante Marruecos,hipócritas,solo tienen intereses y mas interese,los derechos humanos son para conveniencia de ellos(los caballeros de cuello blanco)cuando les conviene.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también