Imprimir
Inicio » Especiales  »

Sigamos fortaleciendo las banderas de justicia en el continente.

| +

nicolas-maduro-oeaIntervención del Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, durante la 39ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, San Pedro Sula, Honduras 03 junio 2009

Muchas Gracias,

Estimada cancillera Patricia Rodas

Presidente Zelaya

Presidente Daniel Ortega

Queridos y queridas cancilleres.

Hemos escuchado con mucha atención, y creo que millones en el continente están escuchando con mucha intención, a través de muchos medios de comunicación, entre ellos Telesur que se encuentra transmitiendo en vivo y directo y podemos sentir, y hemos recibido el sentir de felicidad de nuestros compatriotas, de nuestros hermanos, no solamente en Venezuela sino compatriotas de todo el continente, que sienten como lo decía el comandante Daniel Ortega en este acto de hoy una reivindicación a Cuba, a su pueblo, al comandante Fidel Castro y a la dirección histórica de la revolución cubana.

Nuestros pueblos han pasado por una larga travesía, algunos de nuestros países estamos entrando a la etapa de la era bicentenaria de la guerra de independencia, efectivamente los años 1809 y 1810 la segunda década del siglo XIX, marcaron la historia de buena parte de los pueblos representados aquí.

Los libertadores del continente, los líderes y los pueblos libertadores de aquella hora tuvieron que ir a la guerra para conquistar el derecho a la vida, a la dignidad, a la existencia, a la identidad para conquistar el derecho a hacer y construir futuro; y efectivamente cada uno de nuestros pueblos tiene fechas que lo marca. Recientemente el 25 de mayo el pueblo de Bolivia y el pueblo de Argentina conmemoraron los doscientos años del grito de Chuquisaca conocido así; el 10 de agosto nuestros hermanos de Ecuador conmemoran también el grito de Quito; el próximo año el 19 abril de 2010 conmemoraremos los doscientos años de la primera junta de gobierno que se instaló en Caracas y que construyó la primera constitución independiente de nuestra República.

Fue un siglo XIX complejo que tuvo quizás como gran balance la conquista de la independencia política y la existencia de nuestras identidades, quizás sin ese siglo no fuéramos hoy Honduras, Venezuela, Ecuador, Cuba y hacemos referencia a esto porque tenemos que decir que el siglo XX fue distinto.

Como decía el comandante Daniel Ortega hay muchas cosas del siglo XX todavía en pleno desarrollo, vivas; pero hoy tomando una decisión histórica para reivindicar a Cuba tenemos que recordar que el triunfo de la revolución cubana cortó en dos la historia del siglo XX Latinoamericano – Caribeño, del siglo XX de este hemisferio.

Fue Cuba y su victoriosa revolución la que inició el camino de acuerdo a la visión de los patriotas revolucionarios de Venezuela y de buena parte de esta continente, inició el camino para lo que algunos llamaron una segunda independencia y como recuerda siempre el comandante Hugo Chávez, inició el camino, en la segunda mitad del siglo XX para la verdadera independencia.

Antes de Cuba y después de Cuba esta organización fue cómplice de los métodos que se utilizaron para detener el cambio social y la lucha por la justicia en nuestro continente, sólo ponemos un ejemplo entre muchos. Ejemplo dramático el de nuestros hermanos de Guatemala, nadie puede olvidar ese hermoso intento que a través de coronel Jacobo Árbenz inició el pueblo de Guatemala de forma democrática, pacífica para iniciar una reforma agraria, para iniciar pequeños programas de educación , de salud, de reivindicación de los pobres.

Nadie puede olvidar lo que sucedió en el año 1954, antes del año 1959, fueron acusados de comunistas de querer romper la unidad hemisférica y fue en Caracas, en la reunión ministerial que se realizó en ese año en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela donde se le puso el ejecútese a la invasión criminal contra el pueblo de Guatemala.

50 años después, queridos compatriotas, cancilleres, presidentes, luego de conocer todos los documentos desclasificados, estimado Thomas Shannon de los órganos de los Estados Unidos, Pentágono, CIA, Casa Blanca etcétera sale un comunicado del Departamento de Estado diciendo que cometieron un pequeño error, que Jacobo Árbenz no era comunista.

Luego a Cuba se le trató de someter de la misma manera: guerra interna, sabotaje a la producción, terrorismo, invasión en playa Girón, se intentó aislar a Cuba y con el bloqueo criminal económico, someterla por el hambre, por la necesidad.

Luego de Cuba también pudiéramos contar historias y testimonios vivos de nuestra América, por ejemplo el caso chileno, el caso del presidente mártir, del héroe de América Salvador Allende y pudiéramos hacer una larga historia de lo que hemos vivido y dónde está Cuba después de 47 años de la decisión de enero de 1962.

Hoy podemos decir que Cuba está de pie, firme, digna como nunca antes. Un pueblo culto, un pueblo lleno de valores, de dignidad, un pueblo que supo resistir y vencer el acoso, el asedio de un imperio que trató de someterla por la fuerza, por eso esta decisión que nosotros celebramos desde el Alba y de América Latina, es una decisión que reivindica la dignidad de un pueblo hoy más martiano que nunca, hoy más libre que nunca. En nombre del gobierno del Comandante Hugo Chávez, nosotros queremos compartir la alegría y la felicitación mutua.

Ha planteado el Comandante Daniel Ortega un punto que consideramos importante, este es el foro hemisférico en donde nuestros pueblos mestizos de América Latina y el Caribe nos encontramos con Canadá y los Estados Unidos; este foro tiene una historia, tiene una estructura; nosotros creemos que esta estructura debe ser sometida a una profunda crítica y a una refundación a fondo para ponerla en sintonía con los procesos de cambios que ha vivido nuestro continente, pero además creemos, saludamos los gestos positivos del gobierno de los Estados Unidos.

Es cierto, que ahora es posible darles una mano y una sonrisa a los representantes de los Estados Unidos, es cierto que es posible conversar de manera amena y respetuosa, pero en nombre de nuestra historia tenemos que decir que no es suficiente.

Algunos dicen que pedimos lo imposible, no creemos que sea tiempo de pedir menos que lo imposible, que se instale un nuevo tipo de relación entre las élites que dirigen y gobiernan a los Estados Unidos y nuestros pueblos, que se desmantelen todos los mecanismos de conspiración, de acecho contra nuestros pueblos. ¿Es mucho pedir que se levante el bloqueo contra nuestra hermana República de Cuba?

Saludamos las medidas que se han tomado para regularizar relaciones, pero no es suficiente queridos compatriotas, compañeros, colegas, presidentes. A Cuba se le persigue todavía en cada transacción en lo económico, cada cuenta que abre en el mundo. ¿Quien soportaría eso con su país, que se le persiga cada medicina que se quiera comprar para salvar vida de niños cubanos? ¿Quien soportaría eso en este hemisferio con su país? y lo tenemos al frente, así que los felicitamos y compartimos la alegría, pero es tiempo de avanzar hacia un nuevo tipo de relación, respetuosa, amable, de diálogo de comunicación lo hemos dicho si nos respetan respetamos.

En esta sala de trabajo hay que decir, que fue un trabajo cordial, estuvo la secretaria de Estado, Hillary Clinton y fue posible conversar, dialogar de manera respetuosa, atenta; bueno utilicemos esos avances que se han logrado en esta reunión para plantearnos reestablecer la justicia en nuestro continente y el próximo paso tiene que ser el levantamiento, el cesé inmediato del bloqueo económico comercial contra nuestra hermana República de Cuba, nosotros hemos compartido un esfuerzo, nuestro gobierno del Presidente Hugo Chávez ha compartido un esfuerzo y reconoce en esta asamblea un espíritu de diálogo y un deseo de avanzar.

Decía uno de los grandes libertadores de Suramérica José Gervasio Artigas “No esperemos nada sino de nosotros mismos “ y nosotros en coro decimos con él a nuestros hermanos del caribe, con los cuales compartimos estas horas de intensas conversaciones, a nuestros hermanos de Suramérica, a nuestros hermanos de Centroamérica no esperemos nada sino de nosotros mismos. Sigamos fortaleciendo las banderas de justicia en el continente y celebremos la decisión que aquí se ha tomado como punto de partida para una nueva etapa para este foro hemisférico.

Muchas Gracias

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nicolás Maduro Moros

Nicolás Maduro Moros

Político y sindicalista venezolano. Es el Presidente de su país.

Vea también