Imprimir
Inicio » Especiales  »

Transcripción de la entrevista de Cubadebate con los estudiantes de la UCI

| +

Entrevista realizada el 11 de febrero de 2008 por Cubadebate a estudiantes de la UCI, a raíz de la noticia de que Eliécer Avila estaba preso. F

Las dos horas del video del encuentro con Alarcón se puede descargar en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=63203

Rosa M. Elizalde.-  Mi nombre es Rosa Miriam Elizalde, soy editora del sitio en Internet Cubadebate, y esta mañana me llamó un amigo, quien había leído en la prensa española la noticia de que Eliécer Ávila Cicilia estaba preso.

Para empezar, me gustaría que Eliécer contara sus experiencias, qué es lo que ha pasado con su vida, dónde estaba él; si ha estado preso, de dónde ha venido unos minutos antes de entrar aquí a esta sala de la Universidad de Ciencias Informáticas, donde nos encontramos.

Eliécer Ávila.-  En primer lugar, (quiero) explicar que el hecho de que allí algunos estudiantes hayamos expuesto algunas cuestiones, algunas polémicas, donde, de cierto modo, nos miramos por dentro, revisamos nuestros conceptos, es para construir mejor el socialismo y no para destruirlo. Las cosas que hay que arreglar y las que haya que cambiar o las que haya que revisar lo haremos dentro de la Revolución.

Rosa M. Elizalde.-  Los cables están diciendo que el día 9, a las 8:00 de la mañana te fueron a buscar policías y te llevaron preso.  ¿Eso es verdad o es mentira?

Eliécer Ávila.-  Yo tenía una situación de salud, una inflamación en los cordales y me habían recomendado que debía operarme los dos cordales de abajo, y había viajado después de terminado el semestre sin ningún problema a mi localidad para ser atendido por la familia, para que me pudieran hacer allí algo más ligero para poder comer, y, bueno, poder operarme de los cordales.

En (medio de) ese proceso, yo había en la universidad, para cualquier novedad, que me informaran por teléfono, para uno siempre estar al tanto de lo que pasa.  Se me comunicó que se había desarrollado toda una campaña para tratar de ridiculizar las cuestiones que se habían expuesto en ese encuentro, todo el sentido de lo que allí se había expresado y que, bueno, se estaba usando mi nombre y mi imagen para sustentar todo lo que se estaba armando.

Logré comunicarme con el compañero César (Lage Codorníu, presidente de la FEU en la UCI), con la dirección de la FEU de la universidad y me comentaron que había previsto un viaje en que la compañera Nelly (Morera) iba a hacer un recorrido, iba a visitar la MiniUCI de Ciego de Ávila, y entonces decidimos que también sirviera para que me ayudaran a llegar acá a la universidad, de paso, como una vía más rápida, porque era mi interés estar lo más pronto posible aquí y poder desmentir cualquier situación de ese tipo; porque, bueno, el hecho de que no estuviera presente en la universidad, para los compañeros que no manejan la información realmente de salud, por qué no estaba aquí en la universidad, podía ser un tanto misterioso, y era importante definir eso.

Entonces, no fue en ningún momento un arresto, mi familia está totalmente tranquila, no hay ningún problema; muy contentos de allí partimos hacia acá, llegamos sin ningún rollo.

Rosa M. Elizalde.-  ¿Qué sentiste cuando te dieron la noticia, de pronto verte en prácticamente todas las televisoras del mundo y los cables internacionales?  ¿Qué pasó?

Eliécer Ávila.-  Había escuchado mucho el tema de la guerra mediática, todo ese tipo de cosas; pero a veces hasta que uno no lo siente en carne propia, de esta manera, no se da cuenta de la magnitud de qué cosa significa guerra mediática.

Realmente, cuando he podido leer y he podido ver la gran dimensión y la gran cantidad de artículos que se han publicado rápidamente, además, asociándolos a muchos temas del país, me he dado cuenta, realmente, de cuán eficaz y cuán rápida es esa maquinaria que tienen para tergiversarlo todo y lograr publicar una gran cantidad de información; que, por supuesto, uno a veces siente un poquito hasta de impotencia por querer explicarle a todo el mundo, a todo el país muy rápido, realmente, que prácticamente todo lo que están diciendo es una mentira total y que desvirtúa totalmente el sentido de lo que muchos allí opinamos y dijimos, y por eso le vemos tanta importancia a este momento y a esta oportunidad.

Nosotros estamos haciendo nuestra vida normal aquí en la universidad.  Ahora mismo estaba en el apartamento instalándome, para continuar con la vida de estudiante universitario muy normalmente.

Rosa M. Elizalde.-  Yo te pedí que trajeras el pulóver con la “@”, porque algunos medios especularon de que esa “@” significaba anarquismo, significaba rebeldía.  ¿Qué significa la arroba en ese pulóver?

Eliécer Ávila.-  Este pulóver que tiene una “@” y algo como un solecito en los costados y dice “UCI, Festival de Artistas Aficionados”.  Me lo gané en un intento de cantar en uno de estos festivales.

Rosa M. Elizalde.-  ¡Ah!, ¿porque cantas?

Eliécer Ávila.-  Sí, aquí en la UCI esto es normal.  En todos estos encuentros deportivos, científicos, culturales, casi siempre hay algún grado de identificación para alentar esa sana rivalidad entre las facultades, que le aporta mucho a la emoción de todos estos eventos y, bueno, queda un recuerdo muy lindo de ese momento, y, entonces, por casualidad traía ese pulóver puesto, no tiene ningún otro significado.

Segunda parte de la Entrevista.

César Lage Codorníu, Presidente de la FEU, en la UCI.-  El encuentro para la universidad de manera general fue bueno.  Nosotros pedimos el encuentro al Presidente de la Asamblea, sobre todo para prepararnos para las elecciones.  Queríamos que los estudiantes en su conjunto buscaran un poco de información sobre las elecciones, cómo se estructuraban, por qué se hacía una campaña, por qué otra y, bueno, por eso se dio.

En ese momento también se dieron -como aquí se vio- muchas preocupaciones que son naturales de los jóvenes, natural, incluso, más que de los jóvenes, del país, del intento constante que hacemos siempre por tener un país mejor, que para nada deja de ser válido; pero que tampoco tiene mucho que ver con lo que se ha informado.

Además, fue una oportunidad, porque también el hecho de reunirnos con el Presidente de la Asamblea Nacional no creo que tampoco sea algo muy común en muchos lugares, y también es una oportunidad que algunos…

Rosa M. Elizalde.-  En Cuba sí, en otros lugares yo no recuerdo que pase algo similar, francamente.

César Lage.-  Exacto.  Para nosotros sí es común solicitar que alguien venga de la dirección del país para tratar de ver con ellos nuestras preocupaciones, cómo queremos hacer las cosas, cómo se está estructurando aquello.

Para nosotros es una gran experiencia, y entonces eso es de las cosas que también demuestran que nada, que es natural lo que está pasando, que es simplemente una cosa común, que jóvenes al fin tenemos cosas que discutir y querer mejorar y que, además, lo hacemos de cara con la dirección del país, quien además estuvo dispuesta a escucharnos.

Rosa M. Elizalde.-  ¿Y cómo ha reaccionado el estudiantado de la UCI a raíz del conocimiento de todo este gran manipuleo mediático?

César Lage.-  La reacción de los estudiantes fue muy bueno.  Se hicieron algunos encuentros para reafirmar, sobre todo, que en cualquier caso la posición del estudiantado cubano es con la Revolución, para mejor; pero siempre con la Revolución.

Rosa M. Elizalde.-  Claro, y este video estaba de manera transparente en la red para que lo vieran todos los estudiantes, era una cosa interna.

César Lage.-  Sí, estaba en la red, y, bueno, además, todo lo que salió en otro lado, la universidad tiene acceso de alguna manera, hay una gran parte estudiando Internet y puede revisarlo.

También había pasado -por eso es que nosotros decidimos informar-, que en Internet está puesto el video en pedazos, ni siquiera está puesto completo.  Entonces, como están puestos pedazos del video, hay estudiantes de la UCI que no pudieron estar en el encuentro en el salón y, sin embargo, vieron un pedazo del video y no el video completo, y por eso fue que también nosotros decimos:  bueno, todo el mundo tiene que saber aquí exactamente la verdad nuestra, que es la verdad de lo que pasó en el encuentro.

Rosa M. Elizalde.-  Me gustaría que te presentes, de dónde tú eres y qué pasó contigo.

Rafael Alejandro Hernández.-  Mi nombre es Alejandro, soy de Baracoa, la primera villa fundada en Cuba, y soy estudiante de la UCI, de primer año.

Esta ha sido una experiencia única, porque nunca había sufrido en carne propia una manipulación tan criminal como esta, porque ha sido un crimen para nuestro país, y me hace sentir mal, porque yo soy un estudiante hijo de obreros, hijo de campesinos.  Soy un estudiante que en ningún país del mundo hubiese tenido la oportunidad que he tenido en Cuba.

Es una ofensa al pueblo cubano, no solo una ofensa a los estudiantes que hablamos ese día allí.

El ambiente familiar, el medio en el que conversamos con Alarcón fue bastante agradable, fue una conversación que -como decía el compañero César- no se puede sostener en ningún otro país con un alto representante del gobierno, como lo hacemos nosotros, para solucionar nuestros propios problemas, (no queríamos este) eco, como ha hecho eco esto, y de mala manera, tergiversándolo todo, internacionalmente.

Rosa M. Elizalde.-  Tú mismo hiciste una propuesta o un comentario sobre el voto unido.

Rafael Alejandro Hernández.-  “El estudiante Alejandro Hernández” -sale así en Internet- “se opone totalmente al voto unido de una forma enérgica, de una forma…, incluso, al Comandante en Jefe, porque es el máximo guía de esta condición, de esta forma de pensar, de esta ideología”…. (Quiero) decirles que el 20 de enero yo fui uno de los que votamos por todos.

Abel Meneses Abad.-  Las preocupaciones que tiene todo el país, todas las generaciones de cubanos son por hacer nuestro país mejor, o sea, con toda la idea sobre el mismo socialismo, mejorando muchísimas cosas.

Entonces, como profesor, preocupado, porque obviamente los que han hecho la manipulación lo primero que no piensan es en lo primero que pienso yo, que es en mis alumnos y todo el bienestar que uno trata de hacer para ellos. (…) Uno siempre se pone en el lugar de cuando uno fue estudiante y en qué era lo que uno no quería, el trabajo que uno no quería estar pasando.

En este momento estamos en exámenes, se está cerrando el semestre, muchos de ellos tienen pruebas, y todo este evento trae siempre aparejado más preocupaciones.

Yo soy un profesor joven, como hay en la universidad ya unos cuantos cientos de profesores muy jóvenes.  La UCI es un lugar donde hemos podido hacer realidad muchas cosas; cuando yo estaba estudiando en la CUJAE no había una perspectiva en el área tecnológica.  Cuba ha hecho un gran esfuerzo por salir del grupo de los tercermundistas y digamos que ha hecho muchísimas más cosas que los tercermundistas y que algunos primermundistas, y la UCI es un lugar ideal para hacer realidad muchas cosas que la Revolución ha tratado.

Yo me siento muy orgulloso de estos estudiantes que son idénticos a los míos, tienen muchísimas preocupaciones y siempre tratan de satisfacerlas haciendo cosas por su país, que es lo primero que se les ha pedido a los estudiantes de la UCI, a los profesores y a todo el que trabaja aquí.

Te voy a decir -no sé si valdría la pena comentarlo aquí-, en el tema de las elecciones donde, efectivamente, antes empezó todo esta historia, la UCI votó prácticamente el ciento por ciento, en las elecciones fue a votar el 99,99%; esos números nada más…

Rolando Pérez.-  Creo que el número exacto fue de 12 estudiantes, que por razones personales o de salud no pudieron presentarse, 12 estudiantes entre 10 000.

Rafael Alejandro Hernández.-  No estaban en la escuela.

Abel Meneses.-  Y por el voto unido, otro noventa y tanto por ciento.  No creo que haya un competidor en el mundo en porcentaje de unidad.

Rolando Pérez.-  Mi nombre es Rolando Pérez Rebollo y soy, por pura casualidad, del mismo pueblo que acá el compañero Eliécer.

Rosa M. Elizalde.-  ¿De Las Tunas?

Rolando Pérez.-  Sí.  Del mismo municipio, Puerto Padre.

Nos conocimos aquí en la UCI, porque hemos llegado a la enseñanza universitaria por vías diferentes; aquí fue que nos conocimos.  Así que si él es cabecilla, no puede decirse que es porque nos pusimos de acuerdo, porque no hubo nada de eso.

Yo sí he tenido la oportunidad de desayunarme toda la campaña desde sus inicios, ¿no?  El mismo martes me pasaron un correo y me dijeron:  “Mira, empezó a salir esto ya en Internet.”  En ese momento era, sobre todo, prensa escrita.

A mí me pasó algo parecido a lo que le pasó a Eliécer, que uno siempre ha escuchado hablar de la manipulación de que puede ser objeto cualquier cosa que se diga sobre nuestra Revolución, y, nada, ha fracasado totalmente, porque si alguna vez pude tener dudas de lo que eran capaces ellos de hacer por tal de contradecirnos y por tal de mentir sobre nuestra realidad, ya no me quedan dudas; porque ahí tienen a ese hombre, que no le ha pasado nada, está totalmente tranquilo, y, sin embargo, ya hay hasta blogs por ahí pidiendo su liberación y todas esas cosas.

Así que nada, lo que se buscaron fue que este cubano, que va a seguir pensando por luchar por una Revolución mejor y que no se va a conformar nunca con lo que tiene, porque, precisamente, eso es lo que nos pidió el Comandante en Jefe, al mismo tiempo, nunca va a dudar de su fe en la Revolución y en su proceso revolucionario, y va a luchar por ella al precio que sea necesario.

Ya te digo, en esto tengo confusión de sentimientos:  por un lado, indignación; y, por el otro, hasta, ya te digo, un poco de risa (a través de este medio ya estoy en Internet, ¿no?, pues bien: ¡Hola, mundo!) (Risas).

Al final uno siempre se imagina en un libro de historia que desea a veces, uno de pequeño, poder hacer algo por la patria, y, bueno, qué curioso, lo estoy haciendo hoy, lo estoy haciendo hoy por mi patria:  estoy saliendo adelante a esa campaña de mentiras inmensas que se han publicado.  Me dirijo a cualquiera que pueda ver este video:  Nosotros no hemos sido víctimas de ninguna presión.  Yo estaba…, bueno, incluso pueden observar la estampa que traigo, estaba desarrollando mis actividades productivas normalmente, fui llamado, me convocaron y, bueno, aquí estoy.

No tengo muchas dotes artísticas ni nada de eso, no me pude ganar el pulovercito con la “@”, y solo intentaron peinarme antes de venir aquí, pero imposible.

Así que nada, decirles que yo soy un joven cubano que se va a quedar aquí y que va a luchar por esto.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo “Juan Gualberto Gómez”. Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. En twitter: @elizalderosa