Alina Perera Robbio

Artículos de Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

Detalles  »

| 9

Desde el muro del Malecón se han visto crepúsculos inolvidables. Y desde él se han lanzado flores y preguntas a las aguas; se han vivido abrazos; se han tejido sueños; y se han susurrado promesas. El muro pardo no dejará de sostener los ímpetus de familias enteras, de enamorados, de amigos, de pescadores... Así será hasta el final de los tiempos.

Detalles  »

| 14

El rostro del Che atrapado en los instantes terribles del entierro de nuestras víctimas cobradas por la explosión del buque francés La Coubre, en marzo de 1960, se acentúa definitivamente en la trascendencia. El Che, escapado de toda medida, fórmula o mediocridad, salta desde su presente al nuestro como evidencia de que la impronta de un revolucionario tan hondo seguirá siendo, por mucho tiempo, clave que nos obligue a buscar en el futuro.

Detalles  »

| 1

En estos días en que La Habana ha sido escenario predilecto de los amantes del séptimo arte, se han visto todo tipo de colas. Estas se han dado a veces a modo de estrechas ristras; y otras, como nubes densas. Y esa diversidad no ha impedido que cada quien conozca de sobra quién va delante del que va delante de él. Agentes del orden, taquilleras, porteros y transeúntes ajenos a la batalla, miran atónitos el oleaje encrespado del cual emergían manos abiertas, cabellos desordenados, bolsos, papeles y pañuelos.

Detalles  »

| +

¿Cómo no había visto antes esa imagen? Es Julio Antonio Mella en el año 1928, acostado sobre la hierba, con los ojos cerrados, con el torso desnudo y un brazo delicadamente extendido hacia delante. Para contemplar la estampa aludida, habrá que tener como destino el Pabellón Cuba de la Rampa habanera, y transitar por un túnel rojo donde habita una exposición fotográfica en homenaje a Mella y a Tina Modotti, la mujer que acompañó al joven en sus últimos meses de existencia »

Detalles  »

| 11

"¿Cómo anda la Cosa?", pregunta el cubano y así obra un suceso que se repite infinidad de veces en este país de los saludos, del beso fácil, y del todo quererse saber. La respuesta probable será una expresión que sale disparada entre la sonrisa y el guiño de ojo: "Aquí... en la luchita". Esta última frase, a pesar de su brevedad, encierra la elección de seguir adelante con todas las armas e imaginación disponibles en el día a día.

Detalles  »

| 11

La memoria nuestra atesora aquellos días que llegaron tras la caída del Muro de Berlín. Horas de apagones, de muy poco combustible, que hicieron de la bicicleta un objeto salvador sobre el cual se montaron obreros, estudiantes, cirujanos y científicos para llegar a sus puertos acostumbrados. La bicicleta se consagró como callado icono de la perseverancia y la lucha por la vida. Si alguien lo dudara, que pregunte a los caminos: sobre ellos andará alguna bicicleta sosteniendo los cariños, prisas o deleites de quienes pueblan un país marcado infinitos itinerarios, urgencias y horizontes.

Detalles  »

| 5

La gente de esta Isla acostumbra mirar de frente; mirar limpio mientras busca la mirada del otro. Aquí muchos hablan con los ojos: aprueban o desaprueban con un simple movimiento de párpados o arqueo de cejas; o despejan interrogantes con simples intercambios de vista; o se beben situaciones con un simple golpe de ojo. Ciertamente aquí las miradas, como dice un cantautor nuestro, son el más perfecto modo de decirlo todo, todo, aunque no se haya dicho una palabra.

Detalles  »

| 4

Consumido por sus sueños, esos mismos que le mantienen en pie, El Quijote de Puerto Padre, en la oriental provincia Las Tunas, se deja bañar por el mar anchuroso desde una pose que parece recordarnos su célebre definición: "sé quién soy...". Es como si atendiera a algo que no podemos ver, y que lo obsesiona. Quizás está contando el tiempo disponible para seguir deshaciendo todo género de agravios y ser premiado por el valor de su brazo.

Opinión  »

| 3
Esta Habana abierta a todas las esperanzas

La Habana real está al final de los pasillos estrechos que son gargantas de vecindarios densamente poblados. O en ciertos patios centrales donde se tejen diálogos llenos de imaginación y alboroto; historias exageradas como las que hacía aquel cuentero Juan Candela, personaje inolvidable de nuestro gran cuentista Onelio Jorge Cardoso.

Detalles  »

| 4

Hay un sinnúmero de guiños, de insinuaciones y señales que están ahí, físicamente al alcance de todos los viajeros de La Habana, y que sin embargo permanecen invisibles —como piezas de un rompecabezas a la espera de otras para develar la gran combinación— hasta que la sutileza de un cazador de secretos como Liborio Noval los pone al descubierto.

Opinión  »

| 1

Como tantas veces hemos cantado con Omara, nosotros perseguimos que —a pesar de toda adversidad y encrucijadas que nos niegan el agua y la sal— lo que nos quede por vivir sea en sonrisas. Ignorar nuestras profundas intenciones sería de una miopía lamentable.

Detalles  »

| 4

La Plaza de San Francisco de Asís y su Basílica, en el corazón de La Habana Vieja, es uno de entornos de más intensa vida cultural en Cuba. Este mes, la Basílica muestra desde una exposición de lujo de la pintora Belkis Ayón, hasta Festivales de música y conciertos de cámara para los públicos más exigentes. Nuevamente las fotos de Liborio Noval se adentran "en el misterio como manto invisible que nos protege de la desmemoria". Y en todo su esplendor, reina en la noche habanera nuestra Basílica.

Destacadas