Imprimir
Inicio » Entretenimiento  »

Trampas y compromisos comerciales aparte, Día de las Madres

| 11

Suelo mirar con recelo ciertos días que por dictado de las modas y las costumbres entran a nuestras vidas y transcurren etiquetados con un propósito especial.

Aclaro que no me revelo del todo, porque creo lindo y justo reverenciar a los padres, los amigos, los amores, el medio ambiente, la lucha por la salud humana, los niños (y niñas…), y tantos otros motivos a los cuales se les dedica una jornada de celebración al año.

Mi incomodidad es por las trampas que inevitablemente acompañan jornadas como la de las Madres o los enamorados: algunos sufren porque, quizás mientras son buenos hijos o amadores, no son dados a escribir postales, o se atormentan frente a las vidrieras mientras intentan encontrar los obsequios adecuados. Los hay que, tal vez no habiéndose entregado del todo a sus madres, abuelas o tías entrañables en el callado y repetido paso de un día al otro, desatan toda una parafernalia de la fiesta y las mercancías en el rango de las 24 horas señaladas para homenajear.

Y habrá quienes, en vez de estar alegres, puede que se entristezcan o mezclen ambos estados anímicos, porque sienten estar acompañados de personas adorables al tiempo de recordar ausencias muy hondas.

Trampas y compromisos comerciales aparte, creo que la maternidad merece ser muy bien reverenciada. En ese estado de gracia incluyo  a las que han vivido la suerte casi milagrosa de traer un ser humano al mundo, pequeñito, blandito y casi traslúcido, que va creciendo a nuestra imagen y semejanza.

Y a las que acurrucan, protegen, enseñan a vivir, aunque no se trate de sus hijos, porque ya los suyos crecieron, o aunque sean catedrales sumergidas, como bautizó una poetiza nuestra a las mujeres que no tienen hijos biológicos.

En nuestra Isla, donde la población va envejeciendo, porque se alargan las esperanzas de vida y cada vez nacen menos niños, donde por cierto tenemos que alistarnos para saber tratar a esos otros bebés que son los ancianos, la maternidad es un acto de valentía que enfrenta todos los atolladeros de la cotidianidad.

Las madres coraje son creadoras y magas; inventan el tiempo y el espacio donde habiten esas criaturas insaciables que nunca se cansan, que son tiranuelas, que ensucian sin piedad, que no conocen el peligro ni entienden la palabra «no», que siempre quieren divertirse aunque una a veces ande arrastrándose del cansancio o no sepa qué hacer ni a dónde ir para complacerles.

A las madres, a todas las mujeres que se han embelesado escuchando palabras inocentes o mirando el borde de una oreja diminuta o la filigrana de unos deditos, quiero hacerles un regalo breve, de amor, acompañado de imágenes atrapadas hace horas por el amigo Kaloián en su natal Holguín, y que hablan por sí mismas.

Mi regalo son unas líneas tituladas «El primer olor de Adriana», escritas hace una década en medio de la fascinación, cuando llegó al mundo la primera de mis hijas:

Lo primero que tuve entre mis brazos para decir que era madre fue un pedacito de carne olorosa. Yo me hundía en su cabellera rotundamente inocente; le robaba un pedacito de olor que gastaba hasta que mis sentidos quedaban exhaustos, ebrios.

Después intentaba engañar lo efímero de esa esencia inigualable mirando las cosas conocidas del mundo, objetos tan familiares como una lámpara, una camilla de hospital, la luz turbia y discreta derramada por alguna ventana.

Mientras ejecutaba el simulacro de olvidar la deliciosa esencia, por dentro intentaba limpiar la memoria, sacaba cualquier vestigio de toda sensación olorosa, y otra vez, vacíos mis pulmones, fosas nasales y hasta mi hipófisis, iba a la carga sobre la piel y los pelitos de la niña. De nuevo me encontraba con la vida sin atenuantes. Me preguntaba cómo podía haber un olor que no se parecía al de ningún otro cuerpo de los conocidos por mí. Un olor que solo puede ser hablado, pero imperceptible para el universo (exceptúo a la madre de la criatura nacida).

El olor, perfecto, me retorció las memoria y la sensibilidad para siempre. Me hizo entender o intuir mejor ciertos misterios de la vida y la muerte. Era para mí la coronación de todas las cosas vivas sobre el mundo, y si tendría que corporizarlo lo convertiría en prados infinitos, acaso en un espacio intocable -solo hecho para soñar- que todavía estoy imaginando.

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian

Día de las Madres. Foto: Kaloian


Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marianela dijo:

    Kaloian:
    Nos recuerdas con tu obra una canción de Silvio Rodríguez que dice:
    “Te convido a creerme cuando digo futuro”
    Las fotos están geniales, POR FAVOR sigue compartiendo tu talento y tu mirada convertida en fotos, con todos y para el bien te todos.
    Te queremos, te admiramos y creemos en ti.
    Y por favor, regresa pronto a La Habana, que sabes que te estamos esperando.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Esas imagenes son maravillosas, nuestras mujeres: madres, hermanas, amigas, amantes, trabajadoras, jubiladas o lo que sean. Muchos recuerdan a nuestros martires y heroes en los actos políticos, buscando el secreto de la fortaleza de nuestro pueblo:
    ¿No estará en esas fotos?
    MUCHAS FELICIDADES PARA NUESTRAS MADRES Y PARA TODAS LAS MUJERES, QUE DÍA A DÍA, NOS RECUERDAN, COMO DIJERA MARTÍ AL HABLAR DE MARIANA, NUESTRO DEBER DE HOMBRE.

  • Julio C. Hernández dijo:

    Hola a todos y por supuesto…, ¡muchas felicidades a las madres de Cuba y del mundo!

    Una vez más he disfrutado de la sensibilidad de las fotos de Kaloián y del profundo texto de Alina. Me he percatado que ella es una madre muy buena –como todas las madres. Son muy hábiles en perdonar y por supuesto, son las primeras en sacrificarse por sus hijos y los demás. Dice ella que el día de las madres tiene sus trampas y su dolor, pero es capaz de superar, minimizar y «hace un aparte».

    «(…) las madres son amor, no razón; son sensibilidad exquisita y dolor inconsolable.» –José Martí.

    .
    Pero también «la trampa» encuentra muchos antónimos en este día especial. Son de esos días que tiene el gran crédito de ser un motivo más para reunir a la familia en muchos lugares, y de diferentes maneras. Esa reunión y acercamiento ha sido muy importante en todos las épocas, y en los momentos actuales «no ha pasado de moda». Y lo más importante…, el centro de esta reunión es «La madre». La modestia de todas ellas se resume en el sacrificio de darnos la posibilidad de existir

    «De la madre, más que del padre, viene el hijo (…)» –José Martí.

    .
    Cuando leía el texto me venían a la mente muchas cosas. Una de ellas es la manera con que una madre expresa sus ideas. «La madre todo lo perdona». Convierte en felicidad y confianza sus mensajes y siempre trata de ocultar el dolor y la tristeza. La ciencia de ser madre no puede ser de otra manera, y por eso somos capaces de percibir eso de formas diferentes.

    «Una madre, vestida de luto, le llena a su hijo las manos de jazmines» –José Martí.

    .
    Los hijos, por su parte, buscan en la madre el apoyo necesario. Son capaces de encontrar un espacio autorizado para transmitirles sus sentimientos de manera desinhibida, quizás en busca de ese útil consejo, o simplemente esa energía de vida, que sólo ella es capaz de ofrecer. En este sentido, existe un texto de Martí que lo he leído infinidad de veces, y cada vez que lo hago, me saca una profunda emoción, que pocas veces en nuestras vidas somos capaces de sentir. Este pensamiento lo escribió el Apóstol el 28 de agosto de 1870 en forma de dedicatoria, en un retrato que le envía a su madre mientras se encontraba en el Presidio. En el retrato se veía al joven Martí vestido con traje de presidiario con un grillete asido al pie. Él estaba en la Brigada 1, número 113. Indudablemente, la combinación de la imagen del retrato, la situación del hijo que sufría, lo profundo del texto, y… La madre en el centro de este contexto, es una cosa única en este mundo.

    «Mírame, madre, y por tu amor no llores:
    Si esclavo de mi edad y mis doctrinas,
    Tu mártir corazón llené de espinas,
    Piensa que nacen entre espinas flores.»

    Como se deben hacer dado cuenta, me he apoyado en textos de Martí para concertar este comentario.

    Una vez más «Felicitaciones a todas las madres»

  • Juan Castro dijo:

    Madres Cubanas:

    A falta de capacidad para escribir un verso o un poema.

    A todas las madres revolucionarias Cubanas les envío un beso en el día de las MADRES.

    Sinceramente.

    Juan Castro
    Mexicano.

  • Héctor Felipe Ortega dijo:

    francamente siento mucha alegría de leer esto.Parece que mi querida madre está a mi lado.Desde España he venido a mi patria chilena.He estado al lado de tantas madres,que han sufrido tanto por la perdida de sus hijos-as.Felicidades querido pueblo cubano

  • manologlez dijo:

    LAS MADRES CUBANAS,TAN BELLAS,TAN HERMOSAS,TAN INTELIGENTES,CON LA FINA VOCACION DE AMAR.LAS QUE CADA DIA SE LAS INGENIAN PARA HACERNOS LA VIDA UN POCO MAS FACIL.
    A TODAS LAS MADRES CUBANAS.FELICIDADES.

  • ALEX BARRIENTOS dijo:

    !Cuánta belleza y cuánta higalguía es estas madres cubanas! Pero no hubiera sido lo mismo si en estas imágenes no hubieran estado esas caritas alegres e inocentes de los niños; de sus hijos.

    Un trabajo formidable que ojalá se hiciera igual para cada día escogido para un tema específico porque nos acerca virtualmente al interior de cada ser y de cada profesión en especial; en esta fue la de ser MADRE, y es que toda la ternura de nuestros corazones en diminuto ante lo que realmente necesita y merecen nuestras madres y nuestras mujeres, a quienes es preciso hablar, al decir del Apóstol, de rodillas, en versos y con un ramo de flores en las manos.

    !Feliz Día Para Todas Las Madres Del Mundo Y En Especial Para Las Cubanas!

  • Jorge L Guerrero dijo:

    A mercedes 0sorio, dixis guerrrero, xiomara guerrero y a todas las mades cubanas FELICIDADES MAMA, QUE FOTOS TAN BELLAS, QUE MADRES TAN ESPECTACULARES SON LAS MADRES CUBANAS Y PARA LAS MADRES LATINOANERICANAS, UN FELIS DIA DE LA MADRES, kALOIAN, COMO SIEMPRE ERES UN ESPECTACULAR DEL LENTA, GRACIAS, MILES DE GRACIAS POR TANTA BELLEZA.

  • denis dijo:

    Nunca podre borrar de mi memoria, el dia que me di un golpe en el pomulo derecho de mi cara, y el unico angel divino de la tierra: mi madre me dijo: no llores te mandare a la escuela.- A los hijos del mundo a los sufridos y abneganos, les digo: Que medicina mas perfecta, me quito el dolor, dejo que la sangre ya no brotara; y una promesa de estudio se convirtio en el milagro mas grande que he visto hasta mis 46b años.- por eso en este dia terrible de comerciales perfectos en un mundo de humanos imperfectos, a las madres del mundo, aquellas sufridas y abnegadas les deseo eternamente la bendicion mas grande, entre la tierra y neptuno, entre la via lactea y el universo mas lejano; gracias nobles señoras por colaborar en el don de la vida, no nos dieron riqueza, pero nos dieron la riqueza mas grande del mundo: PENSAR, que somos iguales ante la ley y el mundo, un mundo que nos lanza a la periferia sabiendo que somos humanos, y un mundo que nos ignora sabiendo que somos mejores.
    madres del mundo.-este dia no existen los comerciale pagados, en nombre de la dignidad, hablan los hombres dignos, y que dios las bendiga:_ Siempre pa lante, han creado hombres de un futuro inmediato, de esos que no matan las balas, ni las falsas opiniones; sino de esos que crecen en la tristeza de la desigualdad social y la miseria.
    y a ti fidel: OTRA VEZ GRACIAS POR EXISTIR:_Tu eres el cristo latino, que piensa y habla en español y que lucha aun en su cama por defender la dignidad, y en este dia, mas la de aquellas que parieron los hijos mas nobles de los pueblos explotados que hoy buscan decididanente su liberacion.
    que dios prolongue tus dias sobre la tierra.-ERES EL PAPA LATINO:_Aquel que no existe en roma, en estados unidos, pero si en mi corazon.

  • Claudia dijo:

    Felicidades, aunque un poco tarde, a todas las madre cubanas

  • Yoandry dijo:

    Alina eres una persona especial, me gusta tu forma de amar la vida hacia la vista de una madre.
    Con mucho amor te deseo lo mejor de tu carrera y quede precente siempre en ti que una madre es la mejor esperanza del mundo.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alina Perera Robbio

Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también