Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Encuentro entre generaciones de la FEU en su aniversario 98

| 20 |

 

La FEU llega a sus 98 años camino a su centenario, sin olvidar su historia, con los pies en el presente y mirando al futuro.

Al día siguiente del arribo al 98 aniversario de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), en el Salón de los Mártires se realizó un emotivo y enriquecedor encuentro entre dirigentes de la organización, de varias generaciones.

La iniciativa fue del secretariado de la FEU de la Universidad de La Habana, encabezado por su joven presidenta y estudiante de Derecho, Karla Santana.

Intentaré compartir con los lectores de Cubadebate lo allí sucedido, pidiendo de antemano perdón por cualquier omisión o imprecisión, y en espera de los comentarios de los allí presentes. Sobre todo de los que hablaron, para subsanar omisiones, y de los dirigentes de hoy para que den sus opiniones.

El encuentro comenzó con una parada de homenaje a Julio Antonio Mella, en el complejo escultórico que perpetúa su memora frente a la escalinata universitaria.

Mariana, la vicepresidenta de la FEU de la UH, agradeció a los invitados su presencia y realizó una linda explicación del significado del encuentro que comenzaba precisamente en el sitial del fundador de la FEU.

Por los invitados habló el Dr. Héctor Terry, destacado dirigente estudiantil, compañero de José Antonio Echeverría y héroe de Playa Girón. Terry, con su iluminado y encendido verbo, nos emocionó a todos, expresando de manera clara la importancia de la actual generación de la FEU en la lucha por la continuidad histórica de la Revolución cubana.

En la foto, de izquierda a derecha: Marcos Portal, José Fernández de Cosío, Rigoberto Carvajal, Héctor Terry, Lázaro Mora, Julio Teja, Felipe Cárdenas, Alberto Céspedes, Víctor Dreke, Juan Vela y Néstor del Prado. Foto: Cortesía de la FEU de la UH.

Nos trasladamos al Salón de los Mártires, símbolo de la lucha estudiantil universitaria, que se encuentra en proceso de remozamiento y actualización.

Allí se incorporaron el presidente nacional de la FEU. José Ángel Fernández Castañeda, y Karla Santana, que regresaba del Aula Magna, del acto en que se rindió homenaje a la extraordinaria bailarina y revolucionaria consecuente Alicia Alonso, en ocasión del centenario de su natalicio.

Karla explicó la importancia que le conceden al encuentro con los combatientes universitarios y expresidentes de la FEU, para conocer sus experiencias y consideraciones sobre la continuidad de la lucha revolucionaria.

El primero en hablar fue Marcos Portal, quien fuera organizador de la UJC-FEU y posteriormente primer secretario del Comité Universitario de la UJC de la Universidad de La Habana en el periodo de 1968 a 1974.

Marcos habló de la importancia histórica del Salón de los Mártires, explicando los acontecimientos gestados o realizados en aquel pequeño gran local.

Además, habló del papel de la FEU de todos los tiempos.

Compartió sus experiencias y vivencias con Fidel, en la ciencia de la dirección que es la ciencia del ejemplo. Marcos les entregó a los muchachos de la FEU un importante documento que espero sea estudiado por ellos.

El siguiente compañero en intervenir fui yo, para seguir en contexto temporal, ya que en una buena parte compartí la dirección estudiantil y juvenil con Marcos.

Les regalé a los muchachos de la FEU, dos ecuaciones matemáticas:

Edad = K*dictar consejos / osadía

Fortaleza de la FEU= K*Unidad estudiantil/ Pasividad

Espero que la mayoría logre interpretarla, yo la expliqué allí.

Les hablé de la importancia de la preservación de los documentos históricos de la FEU, y les pedí que trabajen en el archivo histórico de la organización, que presiento abandonado.

Les dije que algunos tenemos reparos en entregar documentos importantes, por el temor de que se pierdan.

Le pedí a Karla permiso para darle la tarea de actualizar la lista de los más de 50 presidentes de la FEU que ha tenido la Universidad de La Habana desde 1959.

Les dije que en mis indagaciones hemos sido 52, entre electos y por sustitución.

De los 52, me faltan por identificar nueve.

De los 43 identificados:

-Fallecidos (5)

-Hombres (35), mujeres (8)

Les propuse pensar en cómo medir la fortaleza de la FEU, les planteé algunos indicadores:

1 Participación en tribunas abiertas convocadas por la FEU

2 Participación en marchas o peregrinaciones a sitios sagrados de la FEU y de la patria

3 Cantidad de estudiantes como miembros activos de la FEU

4 Votación directa y secreta de los principales dirigentes de la FEU

5 Que las brigadas de la FEU funcionen como su eslabón principal

6 Debate abierto con los estudiantes

7 Participación de la FEU en tareas sociales cruciales

8 Participación de la FEU en tareas económicas importantes

9 Participación de la FEU en organizaciones y eventos internacionales

Algunos de esos indicadores tienen más peso que otros.

Terminé confesando que desde el 2006 escribo una carta abierta para el centenario de la FEU en 2022.

La primera versión de la carta la escribí en diciembre de 2006; la segunda en diciembre de 2010; la tercera en diciembre de 2012; la cuarta en diciembre de 2017, y la quinta correspondería al 2022, año del centenario de la FEU. Espero que la vida me regale la oportunidad de leerla en la brigada de la FEU que decida la dirección de la FEU de entonces.

El tercero en hablar fue Juan Vela, que también formó parte de los dirigentes de la FEU después del triunfo de la Revolución. Vela fue vicepresidente y luego presidente de la FEU de la Universidad de La Habana en 1966-1968. También fue durante varios años rector de  la UH.

Vela abordó varios asuntos esenciales, y en particular resaltó la importancia del papel de la FEU como representante de los estudiantes, defendiendo sus intereses y así garantizar que sean parte viva de la Federación.

El cuarto compañero en hablar fue Héctor Terry, quien recordó cómo había conocido a José Antonio, siendo él un estudiante del Instituto de La Habana que quería participar en la lucha estudiantil, y que sin titubear José Antonio le respondió que ya formaba parte de esa lucha.

Les dijo que la FEU estuvo presente en la batalla de Girón, que en ç2021 cumplirá 60 años. Terry les aseguró a los dirigentes de la FEU de hoy que están realizando una lucha tan valiosa como la de su generación, al participar decididamente en la batalla frente a la COVID-19.

El quinto en intervenir fue el doctor Felipe Cárdenas, nacido en hogar sin carencias, lo cual no le impidió ganar conciencia de las injusticias sociales. Con una carga humanista convincente, les habló a los jóvenes dirigentes de la FEU.

El sexto fue el doctor Alberto Céspedes, médico del cuerpo, del alma y de la sociedad, que también narró vivencias y dio luz para el quehacer futuro de la FEU.

El séptimo fue el doctor Julio Teja, quien relató una anécdota, para mí desconocida, de la citación que le hizo José Antonio para explicarle la importancia de que ganara las elecciones en la Escuela de Medicina, y de la responsabilidad que eso entrañaba.

También explicó las tareas dadas por otro miembro de la FEU, convertido en 1959 en líder de la Revolución cubana: Fidel Castro Ruz.

Y finalmente Lázaro Mora, con voz enronquecida, pero con vitalidad envidiable, les habló del papel de la FEU en la lucha ideológica, tanto en el ámbito nacional como internacional.

El presidente nacional de la FEU, quien tomaba notas de las intervenciones, dijo profundas y coherentes palabras, expresando que cuando Karla le habló del encuentro cambió su plan y decidió estar presente.

Enfatizó la importancia de la brigada como célula principal de la FEU y la necesidad de que sea cada vez más innovadora. También habló de la organización del archivo histórico de la FEU; del homenaje a la FEU en el 60 aniversario de la batalla de Girón y del papel de la organización en la batalla contra la COVID-19.

Karla Santana realizó una excelente conclusión del encuentro, demostrando dominio del escenario político social y económico de nuestra nación, comprometiéndose a aplicar las sugerencias realizadas y mantener la práctica de los encuentros con las generaciones precedentes. Esa muchachita está en segundo año de su carrera; le queda mucho que andar activa en la FEU.

Nos entregaron un diploma que todos guardaremos como algo muy preciado.

Finalmente se realizó la presentación del libro Con un himno en la garganta.

El Dr. C. Baujin, director de la Editorial de la Universidad de La Habana y compilador del libro junto a la destacada editora Mercy Ruiz, realizó una presentación de lujo, en la que dejó claro que los estudiantes de Medicina sentenciados, que fueron mucho más que ocho, eran jóvenes comprometidos con la libertad de Cuba. Les recomiendo que lo lean y analicen.

En nombre de los veteranos, les damos las gracias por hacer que sigamos sintiéndonos útiles para las nuevas generaciones de la FEU, organización indispensable de la Revolución cubana.

Con un himno en la garganta, un libro que recomiendo a los jóvenes leer y analizar. Foto: Cortesía del autor.

No puedo dejar de mencionar una triste noticia que ese día conocí. Me refiero a la reciente muerte del líder estudiantil, y compañero leal de José Antonio, el destacado ingeniero Luis Blanca. En otro momento habrá que decirle a las nuevas generaciones quién fue ese héroe cubano, con el que tuve la dicha de compartir en la etapa en que fue un científico y dirigente activo del desarrollo de la industria electrónica cubana.

Al cierre de la jornada, fuimos a depositar una ofrenda floral ante el busto de José  Antonio que fue inaugurado recientemente en la remozada Facultad de Física, antes Escuela de Ingeniería de la Universidad de La Habana.

¡Viva la FEU, en camino a su centenario!

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • la palmera dijo:

    Ya esperaba su articulo por el Aniversario de la FEU, son muy emotivas las intervenciones de la generacion historica de la organizacion, cuidense mucho, les deseo mucha salud para el 2021 y muchos exitos a los nuevos dirigentes de la FEU.

  • osmani dijo:

    Emotivos recuerdos de esa emblemática federación, felicidades a todos los que la han enaltecido por casi un siglo de incesante batallar.

  • Anay dijo:

    Sigan adelante la JUVENTUD es la continuidad de la Revolucion.

  • Mercedes Cruz Romero dijo:

    Muy importante que los jóvenes de hoy compartan con los que ayer lo dieron todo por nuestra Revolución y hoy siguen combatiendo, eso es continuidad. FELICIDADES a todos por esta iniciativa

  • Elier Ramírez dijo:

    Gracias Nestor por tan excelente resumen de ese importante encuentro de varias generaciones de dirigentes de la FEU, esa organización que ha marcado de manera especial la vida de nosotros.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Hola amigo, gracias por tu mensaje. Ya tenemos casi completa la lista de presidentes de la FEU UH desde 1959.
      Quién fue tu sucesor como presidente?
      El actual presidente de la FEU en la facultad de Filosofía Historia y Sociología ha tomado muy en serio esa tarea que les propuse.
      Feliz año nuevo para ti y tu familia.

      • elier dijo:

        Nestor, fue Gladis Gutiérrez Bugallo, tengo que buscar pues teníamos la lista completa de todos los presidentes hasta nuestra etapa, abrazos

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Cuanta riqueza profesor, cuanto capital humano para convertir estos encuentros y diálogos entre diferentes generaciones, en conversaciones cruciales de un impacto determinante, no solo en lo que significa en placer y calidad para las personas que disfrutan y participan en ellas, un privilegio. Un ejercicio que pudiera ser masivo, de forma regular, que abarque a todos los estudiantes, se trata de un encuentro que debiéramos estandarizar profesor, una vía para una conversación diferente, una CONVERSACION CRUCIAL para producir significativos cambios en la forma de pensar de ese auditorio de alumnos, además de esa interacción emocional que significa un intercambio con líderes de otras épocas, fortaleciendo los sentimientos positivos e inyectando vitalidad. El ser humano profesor necesita obligatoriamente de referentes, sin ellos navegaría sin brújula. La gestión de personas y su influencia tanto sobre grupos y organizaciones sociales como en la sociedad en general viene evolucionado científicamente en el mundo de forma brutal desde finales del siglo XX y corrobora cada día más esa dependencia nuestra a esos referentes, si no se los aportamos a los jóvenes de forma ordenada y científica, ellos por su cuenta siempre los buscaran, es su naturaleza.
    Ese tipo de intercambio, ampliándolo a otros actores, despojados de formalidades, que permita trasladar en primera persona ese inmenso caudal de conocimientos, conceptos, tácticas, técnicas y experiencias forjados por esos hombres, como “sabios de la tribu”, no podemos desperdiciarlas o dejarlas solo para un fecha conmemorativa, se trata de un valioso activo, un capital que debemos emplear más y mejor. Con conversaciones cruciales, más que una conferencia magistral, con un lenguaje sencillo y directo con su carga emocional, relatando memorias íntimas, atípicas que le dan el don de la exclusividad.
    Un auditorio universitario profesor por ejemplo, donde germinan los potenciales líderes de nuestro país, donde todo vale en materia de aprendizaje, sin necesidad de tener un preciso objetivo didáctico planificado, porque, lo verdaderamente didáctico esta en esa acción; una conversación crucial.
    Las universidades son incubadoras de líderes, una tesis que desmonta ese gran mito del liderazgo; que para poder liderar debes estar a cargo. Porque todo líder en cualquier edad está familiarizado con la sensación de no estar al mando, es algo normal, la falta de autoridad paraliza a los líderes, creyendo que deben esperar estar a cargo para poder liderar. Un freno mental que crea uno de los mayores mitos de liderazgo; debes estar a cargo a fin de liderar. Una conversación crucial de este tipo, con sabios profesor, ayudaría a romper ese tipo barreras imaginarias. Los grandes líderes no creen en ello, conducen con o sin la autoridad, la clave para ellos es conducir, no pararse. Porque cada camino de liderazgo se forja en la intersección de autoridad e influencia, aprender a cultivar la influencia sin autoridad es un elemento fundamental para adelantarnos ante las exigencias que demanda nuestro desarrollo. Un proceso propio de los estudiantes universitarios. Organizar y estandarizar esas conversaciones con protagonistas de otras generaciones, potencian al máximo la psicología del lenguaje, una forma de convencer que solo saben hacer los sabios.

  • Carmen dijo:

    Si Omar Fdez no hubiese fallecido el año pasado, quizás la anécdota de la FEU en la escuela de medicina no se hubiese hecho. Omar no sólo fue un presidente digno de la escuela de medicina, sino q estuvo en la Sierra y bajo con grados de capitán, fue Ministro del gobierno revolucionario, como presidente FEU viajo con el Che y sus cenizas hoy abonan el jardín de lo q fuera la escuela de medicina desde donde tantas veces salió a combatir al tirano. Hay anécdotas q si existieron no se cuentan. NESTOR, no dejes morir la historia de la FEU

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Hola Carmen, gracias por tu mensaje. Tuve la dicha de compartir con el querido Omar Fernández en un encuentro en la escalinata, hace pocos años. Se mantenía lúcido. Quedamos en encontrarnos para conversar sobre el libro Ernesto Che Guevara. Matemática y Electrónica, pero desdichadamente no pudimos vernos.
      Somos muchos los encargados de no dejar morír la historia de la FEU.

  • Eva dijo:

    Enriquecedora experiencia para las nuevas generaciones. Gracias profesor por trasladarnos sus vivencias de este encuentro. La FEU de Mella se me tiene viva y dispuesta a mejorar y fortalecer su trabajo con los jóvenes estudiantes de hoy.

  • Manuel Calviño dijo:

    La Universidad de hoy requiere, como imprescindible, del impulso creativo e innovador de los estudiantes. Las nuevas ideas, los nuevos caminos, están allí. Y eso demanda mayor participación y compromiso... mucho más del ya logrado en estos 98 años.
    Gracias a las clases del amigo matemático, copio su formula y recreo la mía:
    PC (participación y compromiso) = K* autonomia+responsabilidad/mandonismo+falta de consulta
    Mi Presidente (Nestor fue mi Presidente de la FEU cuando ambos éramos estudiantes) nos regala este texto necesario y batallador.
    La FEU es algo demasiado importante para la Universidad como para dejar inactiva la fuerza arrolladora, la espontaneidad, la inteligencia colectiva de la gran masa estudiantil.
    El estudiante que sigo siendo, sigue también en la batalla!

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Mi buen amigo Manolo, ojalá yo fuera como alumno tuyo en la Psicología, la quinta parte de lo que tú eres alumno mío en la Matemática. La fórmula tuya tiene excelentes variables seleccionadas, bien utilizadas la relación directa e inversamente proporcional. Solo te faltaron los paréntesis para que no haya confusión alguna.
      PC (participación y compromiso) = K* (autonomia+responsabilidad)/(mandonismo+falta de consulta)
      Seguimos siendo estudiantes de espíritu y del mandato de la Ciencia. Quien deja de estudiar, por mucho que sepa, su conocimiento comenzará a decrecer.
      Gracias por tu comentario. Al parecer te va mejor con el correo Nauta Hogar.

  • Aníbal del Prado dijo:

    Un encuentro muy emotivo. Gracias Néstor, por compartir esta experiencia

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Cuanta riqueza profesor, cuanto capital humano para convertir estos encuentros y diálogos entre diferentes generaciones, en conversaciones cruciales de un impacto determinante, no solo en lo que significa en placer y calidad para las personas que disfrutan y participan en ellas, un privilegio. Un ejercicio que pudiera ser masivo, de forma regular, que abarque a todos los estudiantes, se trata de un encuentro que debiéramos estandarizar profesor, una vía para una conversación diferente, una CONVERSACION CRUCIAL para producir significativos cambios en la forma de pensar de ese auditorio de alumnos, además de esa interacción emocional que significa un intercambio con líderes de otras épocas, fortaleciendo los sentimientos positivos e inyectando vitalidad. El ser humano profesor necesita obligatoriamente de referentes, sin ellos navegaría sin brújula. La gestión de personas y su influencia tanto sobre grupos y organizaciones sociales como en la sociedad en general se viene evolucionado científicamente en el mundo de forma brutal desde finales del siglo XX y corrobora cada día más esa dependencia nuestra a esos referentes, si no se los aportamos a los jóvenes de forma ordenada y científica, ellos por su cuenta siempre los buscaran, esta en su naturaleza.
    Ese tipo de intercambio, ampliándolo a otros actores, despojados de formalidades, que permita trasladar en primera persona ese inmenso caudal de conocimientos, conceptos, tácticas, técnicas y experiencias forjados por esos hombres, como “sabios de la tribu”, no podemos desperdiciarlas o dejarlas solo para un fecha conmemorativa, se trata de un valioso activo, un capital que debemos emplear más y mejor. Con conversaciones cruciales, más que una conferencia magistral, con un lenguaje sencillo y directo con su carga emocional, relatando memorias íntimas, atípicas que le dan el don de la exclusividad.
    Un auditorio universitario profesor por ejemplo, donde germinan los potenciales líderes de nuestro país, donde todo vale en materia de aprendizaje, sin necesidad de tener un preciso objetivo didáctico planificado, porque, lo verdaderamente didáctico esta en esa acción; una conversación crucial.
    Las universidades son incubadoras de líderes, una tesis que desmonta ese gran mito del liderazgo; que para poder liderar debes estar a cargo. Porque todo líder en cualquier edad está familiarizado con la sensación de no estar al mando, es algo normal, la falta de autoridad paraliza a los líderes, creyendo que deben esperar estar a cargo para poder liderar. Un freno mental que crea uno de los mayores mitos de liderazgo; debes estar a cargo a fin de liderar. Una conversación crucial de este tipo, con sabios profesor, ayudaría a romper ese tipo barreras imaginarias. Los grandes líderes no creen en ello, conducen con o sin la autoridad, la clave para ellos es conducir, no pararse. Porque cada camino de liderazgo se forja en la intersección de autoridad e influencia, aprender a cultivar la influencia sin autoridad es un elemento fundamental para adelantarnos ante las exigencias que demanda nuestro desarrollo. Un proceso propio de los estudiantes universitarios. Organizar y estandarizar esas conversaciones con protagonistas de otras generaciones, potencian al máximo la psicología del lenguaje, una forma de convencer que solo saben hacer los sabios..

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Mi estimado amigo HECTOR Y EL HERMANO, gracias por esta profunda y oportuna reflexión. Como supondrás allí se habló mucho más de lo que escribí. Vislumbramos a jóvenes inteligentes y deseosos de conocer la historia contada por sus protagonistas. Bien se dice que la historia la escriben los que no estuvieron y la hacen los que ya no están. Y lo más interesante es los nexos que allí se crearon, intercambios de enlaces en plataformas de la Redes Sociales Digitales, tareas asignadas de ambas partes, preguntas por responder en otro momento. Soy un convencido de la importancia de estos encuentros, y como bien dices desprovistos de formalismos y de fechas, conmemorativas, no porque no sea válido conmemorarlas, sino porque serían un número muy reducido. Nuestro amigo común Rodolfo Faloh, te manda un abrazo.
      No dejes de leer el cierre en mi columna Para Pensar el próximo lunes 28.
      Ya veo que la demora en que se publicara tu respuesta, provocó que lo enviaras varias veces y aparece repetido. Así suena más fuerte.
      Feliz año nuevo.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Cuanta riqueza profesor, cuanto capital humano para convertir estos encuentros y diálogos entre diferentes generaciones, en conversaciones cruciales de un impacto determinante, no solo en lo que significa en placer y calidad para las personas que disfrutan y participan en ellas, un privilegio. Un ejercicio que pudiera ser masivo, de forma regular, que abarque a todos los estudiantes, se trata de un encuentro que debiéramos estandarizar profesor, una vía para una conversación diferente, una CONVERSACION CRUCIAL para producir significativos cambios en la forma de pensar de ese auditorio de alumnos, además de esa interacción emocional que significa un intercambio con líderes de otras épocas, fortaleciendo los sentimientos positivos e inyectando vitalidad. El ser humano profesor necesita obligatoriamente de referentes, sin ellos navegaría sin brújula. La gestión de personas y su influencia tanto sobre grupos y organizaciones sociales como en la sociedad en general evoluciona científicamente en el mundo de forma brutal desde finales del siglo XX y corrobora cada día más esa dependencia nuestra a esos referentes, si no se los aportamos a los jóvenes de forma ordenada y científica, ellos por su cuenta siempre los buscaran, está en su naturaleza.
    Ese tipo de intercambio, ampliándolo a otros actores, despojados de formalidades, que permita trasladar en primera persona ese inmenso caudal de conocimientos, conceptos, tácticas, técnicas y experiencias forjados por esos hombres, como “sabios de la tribu”, no podemos desperdiciarlas o dejarlas solo para un fecha conmemorativa, se trata de un valioso activo, un capital que debemos emplear más y mejor. Con conversaciones cruciales, más que una conferencia magistral, con un lenguaje sencillo y directo con su carga emocional, relatando memorias íntimas, atípicas que le dan el don de la exclusividad.
    Un auditorio universitario profesor por ejemplo, donde germinan los potenciales líderes de nuestro país, donde todo vale en materia de aprendizaje, sin necesidad de tener un preciso objetivo didáctico planificado, porque, lo verdaderamente didáctico esta en esa acción; una conversación crucial.
    Las universidades son incubadoras de líderes, una tesis que desmonta ese gran mito del liderazgo; que para poder liderar debes estar a cargo. Porque todo líder en cualquier edad está familiarizado con la sensación de no estar al mando, es algo normal, la falta de autoridad paraliza a los líderes, creyendo que deben esperar estar a cargo para poder liderar. Un freno mental que crea uno de los mayores mitos de liderazgo; debes estar a cargo a fin de liderar. Una conversación crucial de este tipo, con sabios profesor, ayudaría a romper ese tipo barreras imaginarias. Los grandes líderes no creen en ello, conducen con o sin la autoridad, la clave para ellos es conducir, no pararse. Porque cada camino de liderazgo se forja en la intersección de autoridad e influencia, aprender a cultivar la influencia sin autoridad es un elemento fundamental para adelantarnos ante las exigencias que demanda nuestro desarrollo. Un proceso propio de los estudiantes universitarios. Organizar y estandarizar esas conversaciones con protagonistas de otras generaciones, potencian al máximo la psicología del lenguaje, una forma de convencer que solo saben hacer los sabios...

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    De nuevo lo envio.Cuanta riqueza profesor, cuanto capital humano para convertir estos encuentros y diálogos entre diferentes generaciones, en conversaciones cruciales de un impacto determinante, no solo en lo que significa en placer y calidad para las personas que disfrutan y participan en ellas, un privilegio. Un ejercicio que pudiera ser masivo, de forma regular, que abarque a todos los estudiantes, se trata de un encuentro que debiéramos estandarizar profesor, una vía para una conversación diferente, una CONVERSACION CRUCIAL para producir significativos cambios en la forma de pensar de ese auditorio de alumnos, además de esa interacción emocional que significa un intercambio con líderes de otras épocas, fortaleciendo los sentimientos positivos e inyectando vitalidad. El ser humano profesor necesita obligatoriamente de referentes, sin ellos navegaría sin brújula. La gestión de personas y su influencia tanto sobre grupos y organizaciones sociales como en la sociedad en general evoluciona científicamente en el mundo de forma brutal desde finales del siglo XX y corrobora cada día más esa dependencia nuestra a esos referentes, si no se los aportamos a los jóvenes de forma ordenada y científica, ellos por su cuenta siempre los buscaran, está en su naturaleza.
    Ese tipo de intercambio, ampliándolo a otros actores, despojados de formalidades, que permita trasladar en primera persona ese inmenso caudal de conocimientos, conceptos, tácticas, técnicas y experiencias forjados por esos hombres, como “sabios de la tribu”, no podemos desperdiciarlas o dejarlas solo para un fecha conmemorativa, se trata de un valioso activo, un capital que debemos emplear más y mejor. Con conversaciones cruciales, más que una conferencia magistral, con un lenguaje sencillo y directo con su carga emocional, relatando memorias íntimas, atípicas que le dan el don de la exclusividad.
    Un auditorio universitario profesor por ejemplo, donde germinan los potenciales líderes de nuestro país, donde todo vale en materia de aprendizaje, sin necesidad de tener un preciso objetivo didáctico planificado, porque, lo verdaderamente didáctico esta en esa acción; una conversación crucial.
    Las universidades son incubadoras de líderes, una tesis que desmonta ese gran mito del liderazgo; que para poder liderar debes estar a cargo. Porque todo líder en cualquier edad está familiarizado con la sensación de no estar al mando, es algo normal, la falta de autoridad paraliza a los líderes, creyendo que deben esperar estar a cargo para poder liderar. Un freno mental que crea uno de los mayores mitos de liderazgo; debes estar a cargo a fin de liderar. Una conversación crucial de este tipo, con sabios profesor, ayudaría a romper ese tipo barreras imaginarias. Los grandes líderes no creen en ello, conducen con o sin la autoridad, la clave para ellos es conducir, no pararse. Porque cada camino de liderazgo se forja en la intersección de autoridad e influencia, aprender a cultivar la influencia sin autoridad es un elemento fundamental para adelantarnos ante las exigencias que demanda nuestro desarrollo. Un proceso propio de los estudiantes universitarios. Organizar y estandarizar esas conversaciones con protagonistas de otras generaciones, potencian al máximo la psicología del lenguaje, una forma de convencer que solo saben hacer los sabios.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Lo envío de nuevo. Cuanta riqueza profesor, cuanto capital humano para convertir estos encuentros y diálogos entre diferentes generaciones, en conversaciones cruciales de un impacto determinante, no solo en lo que significa en placer y calidad para las personas que disfrutan y participan en ellas, un privilegio. Un ejercicio que pudiera ser masivo, de forma regular, que abarque a todos los estudiantes, se trata de un encuentro que debiéramos estandarizar profesor, una vía para una conversación diferente, una CONVERSACION CRUCIAL para producir significativos cambios en la forma de pensar de ese auditorio de alumnos, además de esa interacción emocional que significa un intercambio con líderes de otras épocas, fortaleciendo los sentimientos positivos e inyectando vitalidad. El ser humano profesor necesita obligatoriamente de referentes, sin ellos navegaría sin brújula. La gestión de personas y su influencia tanto sobre grupos y organizaciones sociales como en la sociedad en general evoluciona científicamente en el mundo de forma brutal desde finales del siglo XX y corrobora cada día más esa dependencia nuestra a esos referentes, si no se los aportamos a los jóvenes de forma ordenada y científica, ellos por su cuenta siempre los buscaran, está en su naturaleza.
    Ese tipo de intercambio, ampliándolo a otros actores, despojados de formalidades, que permita trasladar en primera persona ese inmenso caudal de conocimientos, conceptos, tácticas, técnicas y experiencias forjados por esos hombres, como “sabios de la tribu”, no podemos desperdiciarlas o dejarlas solo para un fecha conmemorativa, se trata de un valioso activo, un capital que debemos emplear más y mejor. Con conversaciones cruciales, más que una conferencia magistral, con un lenguaje sencillo y directo con su carga emocional, relatando memorias íntimas, atípicas que le dan el don de la exclusividad.
    Un auditorio universitario profesor por ejemplo, donde germinan los potenciales líderes de nuestro país, donde todo vale en materia de aprendizaje, sin necesidad de tener un preciso objetivo didáctico planificado, porque, lo verdaderamente didáctico esta en esa acción; una conversación crucial.
    Las universidades son incubadoras de líderes, una tesis que desmonta ese gran mito del liderazgo; que para poder liderar debes estar a cargo. Porque todo líder en cualquier edad está familiarizado con la sensación de no estar al mando, es algo normal, la falta de autoridad paraliza a los líderes, creyendo que deben esperar estar a cargo para poder liderar. Un freno mental que crea uno de los mayores mitos de liderazgo; debes estar a cargo a fin de liderar. Una conversación crucial de este tipo, con sabios profesor, ayudaría a romper ese tipo barreras imaginarias. Los grandes líderes no creen en ello, conducen con o sin la autoridad, la clave para ellos es conducir, no pararse. Porque cada camino de liderazgo se forja en la intersección de autoridad e influencia, aprender a cultivar la influencia sin autoridad es un elemento fundamental para adelantarnos ante las exigencias que demanda nuestro desarrollo. Un proceso propio de los estudiantes universitarios. Organizar y estandarizar esas conversaciones con protagonistas de otras generaciones, potencian al máximo la psicología del lenguaje, una forma de convencer que solo saben hacer los sabios...

  • Jose R Oro dijo:

    Este articulo del destacado ditrigente estudiantes, intelectual y politico cubano Prof. Nestor del Prado Arza es de una enorme importancia en este momento que vive nuestro pais. No puede escribir mas porque estoy de viaje, solo recordar el enorme merito del aytor que es la meoria viva del FEU, desde los 1970's haswta la fecha. Formidable!!

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también