Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump contra los médicos cubanos

| 14

Foto tomada de Hispan TV.

Los senadores cubanoestadounidenses Marco Rubio y Robert Menéndez despliegan nuevas siniestras aventuras contra su país de origen. Vividores perennes de la industria anticastrista, proponen leyes contra la cooperación médica cubana e impulsan, con fondos federales, una campaña para brindar una imagen falsa y grotesca de ella como vulgar trata de personas y productora de fondos para “engrosar las arcas del Estado”. Un objetivo importante que persiguen es intensificar la campaña en el seno de la ONU y en Europa para impedir la concesión del Premio Nobel a las brigadas médicas cubanas Henry Reeve, propuesta de cientos de personalidades e organizaciones sociales y humanitarias que cuenta ya con el apoyo de decenas de miles de firmas en el mundo, incluyendo Estados Unidos. El contexto político que hace posible y estimula estas acciones es el recrudecimiento del bloqueo a Cuba por el gobierno de Donald Trump a niveles de asfixia sin precedente.

Esa política se ha llevado a los extremos mas crueles durante la pandemia de la Covid-19 e incluye un grado insólito de persecución a la cooperación médica cubana en el mundo, descaradas presiones a muchos gobiernos para que prescindan de ella y la expulsión de Brasil, Bolivia y Ecuador de miles de trabajadores de la salud de la isla. Ello implicó un golpe considerable a la economía de Cuba, ya que que la exportación de servicios médicos constituye su primera fuente de ingresos. Pero, sobre todo, produjo un sensible y abrupto deterioro de la situación sanitaria de los tres países e hizo que sus frágiles sistemas de salud pública se debilitaran en grado sumo vísperas de la llegada a América Latina y el Caribe del nuevo coronavirus. El drástico agravamiento del cuadro sanitario y epidemiológico suramericano a consecuencia de la brutal política de Trump contra la asistencia médica cubana, su hostigamiento a la Organización Panamericana de la Salud, su actitud negacionista del virus y de la ciencia e incluso su recomendación de dudosos remedios para la enfermedad ha tenido tal relevancia que mereció un extenso artículo de The New York Times titulado “Donald Trump y Jair Bolsonaro debilitaron las defensas sanitarias de América Latina contra la Covid -19”. La nota del diario neoyorquino, que nadie en su sano juicio calificaría de amistoso con Cuba, realiza esta afirmación casi al inicio: “Trump y Bolsonaro expulsaron 10 000 médicos y enfermeros cubanos de diversas zonas empobrecidas de Brasil, Ecuador, Bolivia y El Salvador. Muchos se marcharon, sin ser reemplazados, solo meses antes de que llegara la pandemia”.

Más adelante continúa: “Luego, ambos líderes atacaron al organismo internacional más capacitado para combatir el virus, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), citando su participación en el programa médico cubano. Con la ayuda de Bolsonaro, Trump casi lleva a la bancarrota a la agencia al retener los fondos prometidos en el momento más álgido del brote, en una medida que no había sido revelada anteriormente”.

“El gobierno de Trump sigue presionando a otros países para que expulsen a los médicos cubanos. Durante este verano, una organización de Estados caribeños(se refiere a la CARICOM, de la que son miembros 15 Estados del Caribe y 5 territorios miembros asociados) condenó a la Casa Blanca por amenazar con poner en una “lista negra” a quienes se niegan a hacer eso”, añade. Conviene recordar que los sistemas de salud de esos Estados se han construido con una importante participación de Cuba, que, además, ha formado gran parte de su personal sanitario. Como parte importante de esas acciones, La Habana mantiene gratuitamente una potente brigada médica en Haití desde 1998, que ha sido decisiva en elevar los índices de salud del país protagonista de la primera revolución antiesclavista triunfante de la historia, en el auxilio a las víctimas de huracanes y del terremoto de 2010 y en el combate a la epidemia de cólera del mismo año. El personal médico y de enfermería cubano fue reforzado en esos Estados durante la pandemia como parte de las 52 brigadas que, procedentes de la mayor de las Antillas, han enfrentado al coronavirus en los últimos meses, con aproximadamente 3 mil miembros, en decenas de países de África, Asia, Europa, Medio Oriente y Oceanía.

Los trumpistas están furiosos con el reconocimiento internacional que han ganado la medicina y la biotecnología cubanas, aumentado con la experiencia de la covid-19, y rabian por el éxito obtenido por la isla en el enfrentamiento a la pandemia, con una de las más bajas tasas de infección y letalidad entre muchos países. No se diga en comparación con Estados Unidos, Brasil, Perú, Chile, Bolivia, Colombia y los países europeos.

Trump, pese al pataleo, saldrá de la Casa Blanca, pero se queda al frente de ese horror fascistoide que es el trumpismo. Y queda la mafia cubanoestadunidense, que aunque comulga ideológicamente con aquel, ahora corre a rendir pleitesía a Biden para salvar los millonarios fondos que les proporciona el presupuesto federal para luchar por la “democracia” en Cuba.

Twitter: @aguerraguerra

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Maria de aquí dijo:

    Este señor es UN GRAN ASNO CON GARRA QUE SE PUEDE ESPERAR DE EL MIREN LO QUE ESTA HACIENDO CON SU PROPIO PAIS

  • osmanydesdeijv dijo:

    Buen articulo, es un gran orgullo ser cubano de estos tiempos

  • guillermo ramirez dijo:

    El peligro para el porvenir inmediato y mediato de TODOS los pueblos,en especial nosotros, al sur del RIO Bravo,es ominoso, porque TRump ha promovido y deja en herencia ,esa division del pueblo norteamericano, SIMILAR a la que produjo la guerra Civil o de secesion de 1865. Por el voto casi un 50%...............lo cual se puede explicar, en parte, porque "los padres fundadores" al final fabricaron ese pensamiemto de "elegidos" para liderar al mundo,que luego seria nombrado "imperialismo"......

  • luxardo dijo:

    Imagino que el control eficiente del Coronavirus en cuba + los resultados de los tratamientos contra esa enfermedad + las posibilidades de crear una vacuna cubana debe dejarlos sin aliento jjjjj hasta perder el sueño

  • Julio Elías dijo:

    Buen artículo en el que se exponen las realidades de la agresión a la que estamos sometidos, ahora, en el campo de nuestros médicos y nuestro sistema de salud. Haría una acotación: Marco Rubio y su compinche Robert Menéndez de cubano no tienen nada. No son líderes, son capos mafiosos en un puro estilo delincuencial. El primero, cual una veleta, ahora se distancia un poco, no mucho por si acaso, de la política trumpiana. Nada, que de esa lacra se puede esperar cualquier cosa. No soportan la idea de que existamos muy a pesar de ellos. Saludos a usted. Saludos a Cubadebate. Cuídense.

  • Germán dijo:

    Excelente artículo, la política en marcos globalizados es un mal que afecta la humanidad , en especial la del gigante americano , nunca pence ver al presidente de un país en las bajezas y faltas de éticas tan grandes como este señor Trumb , gracias a la vida se ira pero cuanto daño dejara en la humanidad , en la materia gris de tantos seres humanos y saben algo lo que mas me duele es que muchos cubanos padecerán de
    ese mal.

  • Juana dijo:

    Que bueno que se reconozca que las misiones medicas cubanas son "altruistas" y no pensadas como entrada económica para Cuba, como quieren hacer creer los medios vendidos al imperio.

    • Zarathustra dijo:

      Así mismo. Cuba no cobra ni cobrará jamás ni un centavo por los servicios que prestan nuestros médicos en otros países del mundo. Lo hacemos porque nos nace y porque somos altruistas, desinteresados e internacionalistas. Y eso sin descuidar la calidad de la atención médica en nuestro país, que está entre las mejores del mundo. Mucho mejor que la de USA y todos los países capitalistas, donde si no tienes dinero te dejan morir.

  • Luis Manuel Nuñez Bravet dijo:

    EEUU,patalea pero no logra impedir que los médicos cubanos lleguen a una gran cantidad de países dando su esfuerzo y capacidad demostrada.La medicina cubana es la mejor del mundo a pesar del bloqueo,no importa llegaremos lejos,pero muy lejos quieran ellos o no.

  • Joel Almeyda Expósito dijo:

    Camaleónicos y asquerosos personajes se han adueñado de las facultades presidenciales para dirigir la política exterior de los EEUU con Cuba, claro, en los compromisos que establecen cada cual busca sus beneficios, la pandilla de politiqueros mal llamados "cubanoamericanos" el dinero abundante del Tío San para poder mantener sus lujos, y el presidente de turno los ahelados votos de la Florida, la historia continuará con actores diferentes, pero el mismo guión, pronto veremos a Biden pidiendo elecciones "libres y democráticas" en Cuba, la libertad para los "presos políticos" etc, etc

  • Dennys dijo:

    La gran industria de la mafia cubano americana para hacer dinero, por mucho que quieran y pataleen estos gusanos asalariados nuestros médicos brillan con luz propia, no importan los nubarrones, el mundo no es ciego y los han reconocido como guerreros por la vida.

  • Radiel Garcia dijo:

    Saludos.
    Este artículo esta muy real y verdadero, la guerra mediática contra nuestros PROFESIONALES DE LA SALUD, es diaria, en lugar de ocuparse de los problemas de salud que existen en los propios Estados Unidos, donde se mueren miles de personas diariamente.
    Recomiendo al Periodista, hablar de Profesionales de la Salud, pues las Brigadas estan compuestas por varios tipos de profesionales no solo de médicos.

  • Manuel dijo:

    No se por qué se empeñan en llamar a estos señores cubano-americanos. Son simplemente americanos y ya, porque ambos nacieron en los EE.UU. de padres emigrados mucho antes de 1959, así que ni modo de sentirse afectados en lo más mínimo por la Revolución, más bien todo lo contrario, porque han hecho su carrera política en los EE.UU. gracias a ella.
    Marco Rubio nació en Miami, Florida,​ y sus padres había emigrado en 1956. Robert «Bob» Menéndez nació en Nueva York en 1954 de padres de origen cubano emigrados en 1953 porque eran anti batistianos.
    Para ninguno de los dos Cuba es su país de origen.

  • Ileana Gómez Delgado dijo:

    Nos llena de orgullo, pertenecer a las brigadas de profesionales de la salud, llevando humanismo y solidaridad a los pobres olvidados del planeta Tierra, CUBA ES EJEMPLO Y FARO DE ESA PARTE NO MINORITARIA, LA PATRIA OS CONTEMPLA ORGULLOSA, VIVA CUBA, VIVA FIDEL NUESTRO ETERNO COMANDANTE Y GESTOR IMPERECEDERO DE ESAS IDEAS

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también