Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Lo que se está ocultando en el debate sobre la pandemia

| 41

Hace unos días hubo una reunión telemática de varios expertos, miembros de la International Association of Health Policy, procedentes de varios países y continentes para analizar la respuesta de los países en diferentes continentes a la pandemia actual de coronavirus. Eran profesionales procedentes de varias disciplinas, desde epidemiólogos y otros expertos en salud pública a economistas, politólogos y profesionales de otras ciencias sociales. La reunión, organizada por la revista International Journal of Health Services, tenía como propósito compartir información y conocimientos con un objetivo común: ayudar a las organizaciones internacionales y nacionales a resolver la enorme crisis social creada por la pandemia. De la reunión se extrajeron varias conclusiones que detallo a continuación.

  • La expansión de la pandemia era predecible y así se había alertado.

En primer lugar, se repasaron varios estudios realizados durante los últimos años (el último en 2018) que habían predicho que tal pandemia ocurriría, habiéndose alertado que el mundo no estaba preparado para ello a no ser que se tomaran medidas urgentes para paliar sus efectos negativos. Tales alertas no solo no se atendieron e ignoraron, sino que muchos Estados a los dos lados del Atlántico Norte aplicaron políticas públicas que han deteriorado la infraestructura de servicios (a base de recortes de gasto público y privatizaciones), así como otras políticas públicas desreguladoras de mercados laborales que han disminuido la protección social de amplios sectores de la población, afectando primordialmente a las clases populares de tales países. La evidencia científica, ampliamente publicada en revistas académicas, ha puesto de manifiesto el enorme impacto negativo que tales políticas han tenido en la disponibilidad y calidad de los servicios sanitarios y sociales (con notables reducciones del número de camas hospitalarias y del número de médicos -por ejemplo, en Italia y España desde 2008-). Otros estudios han mostrado también el impacto de las reformas laborales neoliberales, que han deteriorado la calidad de vida de amplios sectores de las clases populares en estos y en muchos otros países (siendo el caso más conocido la reducción de la esperanza de vida entre amplios sectores de la clase trabajadora de EE.UU., resultado del incremento de las enfermedades conocidas como diseases of despair, enfermedades de la desesperación, tales como suicidios, alcoholismo, drogadicción y violencia interpersonal). Estas políticas (consistentes, como ya he indiciado, en recortes del gasto público social y reformas del mercado de trabajo que incrementaron la precariedad) fueron ampliamente aplicadas en muchos países y estimuladas por organismos internacionales (el FMI, el Banco Mundial, el Banco Central Europeo, entre otros), dejando sin protección a amplios sectores de la población y debilitando el sistema de protección social, pieza clave en la respuesta a la pandemia en tales países. Los enormes déficits de camas, de médicos y enfermeras, de mascarillas, de ventiladores y un largo etcétera se han hecho patentes en cada uno de estos países, donde la austeridad tuvo mayor impacto (de nuevo, como en Italia y en España, y ahora EE.UU.). Y déficits similares aparecen en los servicios sociales de atención a las personas mayores y a las personas dependientes, especialmente agudos en estos momentos de la pandemia.

  • Se sabían, y se continúan sabiendo, las causas de la pandemia y cómo responder a ella. Y se sabía y se sabe que hay en el mundo los recursos para controlarla y vencerla.

La segunda observación que hicieron los expertos es que la causa de la pandemia era predecible, así como el modo de responder a ella. Y lo que también se sabía y se sabe es que hay recursos para contenerla y resolverla. Había un amplio acuerdo en que el mayor problema que existiría no sería la falta de recursos, sino las enormes desigualdades en la disponibilidad de estos recursos. No sería, pues, un problema económico, sino político. No había (y no ha habido) voluntad política para anular las condiciones que han causado la pandemia. Como ocurre con otro gran problema social existente también a nivel mundial –el cambio climático–, las causas son conocidas y los recursos para resolverlo existen, pero lo que no existe es la voluntad política de los Estados y de las agencias internacionales que los Estados hegemónicos dominan para eliminar las causas de tales crisis, lo cual lleva a la discusión de quiénes controlan dichos Estados y dichas agencias y organismos internacionales. El tema político es, por lo tanto, clave. Hay que preguntarse: ¿qué fuerzas económicas y financieras dominan los Estados? Y lo que hemos estado viendo es que las políticas económicas y sociales promovidas por la gran mayoría de tales Estados han sido aquellas políticas que representaban los intereses minoritarios de grupos económicos y financieros que antepusieron sus beneficios particulares al bien común. La evidencia empírica que apoya esta tesis es abrumadora.

Y un punto central de esta ideología neoliberal ha sido disminuir las intervenciones del Estado que favorezcan el bien común, hecho responsable del enorme descenso de la calidad de vida y bienestar de las poblaciones, contribuyendo con ello a crear la enorme crisis climática, por un lado, y a la pandemia, por el otro. De ahí la necesidad que han tenido las fuerzas políticas que secundan dicha ideología de negar e incluso ocultar la existencia de esas crisis. La administración Trump y sus aliados a nivel internacional son la versión más extrema de esta sensibilidad política (bastante extendida entre las derechas españolas, incluyendo las catalanas, sean estas secesionistas o no). A los dos lados del Atlántico Norte ha habido una gran derechización de la cultura e instituciones políticas, causa y consecuencia a la vez de la enorme desigualdad y del deterioro de las instituciones democráticas, lo que explica que nuestros países estén hoy en una situación muy vulnerable frente a la pandemia. Repito que Italia y España, en Europa, y EE.UU. en América del Norte, están en una situación que les ha hecho muy vulnerables a la propagación de la enfermedad COVID-19. De nuevo, hay una relación directa en esta parte del mundo entre desigualdad, calidad democrática, protección social y crisis sociales. En aquellos países del capitalismo desarrollado donde hay mayores desigualdades de clase, hay menor protección social (y mayores desigualdades de género), así como una menor atención a los problemas medioambientales y, ahora, una mayor dimensión de los efectos negativos de la pandemia.

  • El bien común sobre el beneficio privado: la importancia del Estado.

Ni que decir tiene que la pandemia es un fenómeno mundial que requiere una respuesta también mundial. Otra observación de los expertos fue que se requería una colaboración entre los Estados, de manera que estos compartieran recursos y conocimientos para, en base a un proyecto común, desarrollar organismos internacionales que prioricen el bienestar de las poblaciones sobre cualquier otro objetivo. Continuar utilizando instituciones internacionales que priorizan exclusivamente intereses específicos, financieros o comerciales es desaconsejable, pues han jugado un papel clave en la configuración de la situación actual. Hay que desarrollar organizaciones alternativas o realizar cambios profundos en las actuales. Ahora bien, los expertos subrayaron que la importancia de la internacionalización de la respuesta no significaba debilitar el rol de los Estados en la resolución del problema creado por la pandemia. El grupo de expertos fue muy crítico con una percepción muy generalizada hoy en centros académicos y mediáticos influyentes de que los Estados están perdiendo poder y no pueden atender a problemas como las pandemias, actitud también presente en círculos progresistas tal y como muestran autores como Negri y compañía, que gozan de tener grandes cajas de resonancia en los medios.

El error de este posicionamiento queda reflejado en el hecho de que los países (sean grandes o pequeños) que han podido controlar la epidemia han sido aquellos donde el Estado ha ofrecido un liderazgo, priorizando las intervenciones públicas sobre las privadas (y supeditando las segundas a las primeras), enfrentándose, en caso de que fuese necesario, con grandes lobbies económicos y financieros que anteponían intereses particulares a los generales. Tal experiencia internacional muestra que aquellos Estados que han tenido un rol más activo y han liderado contundentemente la respuesta a la pandemia han sido más exitosos que aquellos (como EE.UU.) en los que el Estado está teniendo un rol más pasivo. Y un componente fundamental de este liderazgo ha sido no solo la adopción de medidas de distanciamiento social (necesarias, pero insuficientes), sino también su enfrentamiento con intereses particulares (repito, de lobbies financieros y económicos) que han estado ejerciendo una gran influencia en la vida política y mediática de tales países a fin de garantizar el bien común, por encima de los beneficios de unas minorías.

  • Hay que intervenir empresas privadas

En este sentido, es profundamente erróneo intentar resolver la gran escasez de material de protección para los profesionales del sector sanitario a base primordialmente y/o exclusivamente de la compra de tales productos en el mercado nacional o internacional. La realidad es que nos encontramos ante una escasez internacional de estos productos debido a su gran demanda, escasez que precisamente beneficia a sus productores, que aumentan los precios, aprovechándose de una situación excepcional. En una situación de guerra (y estamos en una de estas situaciones), el Estado hace lo que debe hacer para conseguir los materiales que necesita para armarse, confiscando y nacionalizando industrias si ello es necesario. Es digno de aplauso que algunos empresarios en España hayan ofrecido voluntariamente cubrir tales déficits cambiando incluso sus líneas de producción, tal y como aplaude Antón Costas en su artículo La pandemia como oportunidad, publicado en El Periódico el 13 de marzo. Pero tales medidas voluntarias son dramáticamente insuficientes. España tiene una industria textil muy desarrollada, y no hay falta de material para hacer mascarillas. Se tiene que obligar a las empresas a que las hagan, y pronto, solo por poner un ejemplo.

Ni que decir tiene que habría una gran oposición a esta línea de actuación por parte de las instituciones financiero-económicas que ejercen un enorme dominio sobre los Estados. Pero la experiencia muestra que tales medidas intervencionistas serían enormemente populares, si se mostrara que se realizan en defensa del bien común, que debe anteponerse al bien particular. En este sentido, la creciente impopularidad de Trump está basada precisamente en que es percibido como un mero instrumento de aquellos intereses, sin atreverse o tener la voluntad de ejercer el liderazgo que el país necesita.

  • El futuro que nos espera: la barbarie o el bien común.

No hay duda de que el futuro será distinto: cambiará el mundo. Y la tolerancia hacia las coordenadas de poder existentes se desvanecerá. Estamos siendo testigos del fin del neoliberalismo, fruto de la urgencia de cambio. La pandemia está mostrando la necesidad de cambiar profundamente las correlaciones de fuerzas dentro los Estados, a fin de eliminar la excesiva influencia de unos intereses particulares que obstaculizan alcanzar el bien común. Ello requiere un cambio en cada Estado y también en la manera en cómo estos Estados se relacionan entre sí; se hace necesario cambiar la orientación de la globalización actual, basada en el control del llamado mercado por parte de unas pocas manos, reconociendo la interdependencia entre los países y la necesidad una respuesta colectiva basada en el conocimiento científico, la voluntad popular y el bien común. De ahí que los adversarios de estos cambios sean los mismos factores que crearon la crisis climática y la pandemia: el neoliberalismo, promotor de los intereses de una minoría, y el nacionalismo populista, que antepone sistemáticamente los intereses particulares a los del conjunto. La gravedad del problema actual requiere unos cambios más sustanciales en el ordenamiento económico y político de las sociedades en las que vivimos de los que ahora se están considerando. La evidencia de ello es abrumadora. Así de claro.

(Tomado de Público)

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy buen e interesante articulo. Por supuesto que esta claro que los recursos para enfrentar la pandemia existen, pero que estan mal dirigidos. De los mas de 700 mil millones de dólares usados (o mal gastados) en los Estados Unidos como presupuesto militar, un recorte del 10% - 20% hubiera ayudado dramaticamente a reducir la posibilidad de la pandemia. Ahora acusan a China para desviar la atencion

  • Otro Alejandro dijo:

    Excelente artículo, digno de leer varias veces y de analizarlo detalladamente, lastima que todos los pueblos del mundo este tan ciego para no ver la manipulación mediática que existe, el ser humano de hoy no piensa, actúa y nada más y este articulo podría despertar a muchos, lastima que no llegue a todos, muestra de ello es la poca participación en el foro.

    • m&m dijo:

      Una cosa si es segura, después de esto habrán cambios mundiales, algunos ya se pueden inferir.

  • Jose valdes dijo:

    Sin duda estamos enfrentando los q toros teníamos la 3ra guerra mundial , lo que es todo el mundo contra un sólo enemigo , muy poderoso , invisible y muy letal , en esta guerra no importa ni clases sociales ni raza , puede caer cualquiera y al el mundo no se apura en ponerse de acuerdo y hacer una gran cualiccion , 6si los poderosos q tienen mucho recurso dejan a un lado el egoísmo desmedido y su opulencia para poner sus recursos en función de la lucha contra este enemigo q es el coronaviro más temprano q tarde lo van a lamentar.

    • Leandro dijo:

      Pienso que más poderoso, invisible y letal que el SARS Cov-2 es el neoliberalismo que se oculta tras él. Algún que otro poderoso podrá dejar de lado el egoísmo, pero esa no ha de ser la regla; los poderoso no entregan el poder, hay que arrebatárselo. El neoliberalismo y el capitalismo en general por naturaleza generan egoísmo lo que impide la plena cooperación internacional para enfrentar la pandemia. Cierto que algún que otro poderoso puede ser víctima de la COVID-19, pero los más serán los pobres de este mundo y de ellos saldrá la fuerza que propicie un nuevo orden económico internacional justo y equitativo capaz de aunar esfuerzos para enfrentar exitosamente los desafíos que nos imponen a la humanidad los tiempos.

  • EL PADRINO dijo:

    Todo este articulo esta muy bien pero si no se toman medidas drasticas en el pais vamos por el mismo camino y por favor no dejen salir ni entrar a mas nadie del pais es la mejor medida.

  • sergio dijo:

    Donde queda la religión como parte sea política o como realmente debe ser de Fe.

  • Orlando Haza Medina dijo:

    Lo peor no es los q mienten sini la gente ignorante que les cree

    • Emiliano Manresa Porto dijo:

      Excelente comentario. los cubanos, que educados e instruidos por Marti y Fidel estamos convencidos de las posibilidades del mejoramiento humano, continuaremos haciendo todo cuanto podamos por UN MUNDO MEJOR. Todo cuanto hemos hecho, hacemos y seguiremos haciendo sera para eso

      • Walber dijo:

        Dime de que presumes y te dire de que careces

  • Memoria Cubana dijo:

    Y todavía hay quien dice que ese coronavirus no fue fabricado en un laboratorio. Las patentes existen sobre ese virus hasta de “experimentos controlados”.
    No no hay peor ciego que el que no quiere ver.
    ¡Busquen, busquen, y no esperen a que desclasifiquen documentos dentro de 50 años de que estamos viviendo UNA GUERRA BACTERIOLÓGICA!

  • Eme dijo:

    Muy buen artículo y coincido con los q opinan q lo peor es que la manipulación mediática no deja que esto se vea por muchos. Nosotros tenemos q seguir actuando como estamos haciendo por eso me siento cada día más orgulloso de ser cubano y confío en mi gobierno aunque algunos opinen en contra de algunas medidas como la de no traer a los cubanos q están en el exterior. Ellos también tienen derechos a ser salvados aquí.

  • Marty dijo:

    Buen artículo para el momento que vive la humanidad. Un comentario: las causas
    son estructurales y del sistema imperialista. No se puede globalizar el comercio y privatizar la salud. Sólo el Socialismo con su humanismo solidario puede enfrentar las consecuencias de esa contradicción .

  • Wuillian dijo:

    Creo que Etecsa deberia enviar mensajes de mas utililida para el pueblo k paga precios muy alto. Ejemplo cuando se emite una conferencia de prensa o una nueva noticia sobre el coronavirus. Y no estar repitiendo lo mismo que todos sabemos.

  • Kmi dijo:

    No me cabe dudas, de la esencia del problema. La crisis del capitalismo se expresa en varias contradicciones que apuntan al fin del neoliberalismo.
    Hay un poder oculto y es la fuerza del bien, que aunque demore, siempre llega.
    Falta hace, que no llegue tarde. Porque solo hay dos alternativas: vencer a la pandemia o morir de ella.
    Sin dudas las actuales circunstancias apuntan hacia un cambio.
    Con lo que sucede y sus consecuencias, queda demostrado el fin de una era.

  • Alberto Ramirez dijo:

    MUY buen día CUBADEBATE. Muy acertado este artículo HOY.Lástima no se publicara mucho antes, pero eso no es culpa de nuestros periodistas, son cosas que a diario ocurren en el Primer Mundo, que a la larga afecta al resto de los ¨pobres de esta Tierra¨. Parafraseando a Marx, ¨del Capitalismo solo escoger lo mejor... que por cierto no tiene muchas buenas aristas por donde cortar, pero muy buen trabajo periodistico y al respecto me pregunto: si Cuba tiene muy buenos observadores de la situación Internacional, acaso no se previó, una vez comenzada la Endemia en la populosa ciudad china de Wusanh, que esta virosis por su acelerado crecimiento y expansión pronto arribaría a nuestro pequeño país enfrascado en una supervivencia solo paliada en parte por Prestación de Servicios y un Turismo pujante y ascendente que solíamos tener antes de esta etapa de crisis global de la llamada Industria sin humo?. Creo que las máximas autoridades del país debían pensar en ello. Las medidas tomadas ahora- cierre de fronteras- , de haberlo hecho en su momento, aunque a un elevado costo de NO INGRESOS en divisas, nos hubieran salvado de tener 57 personas infectadas y mil y tantas otras en cuarentena, voluntaria u obligatoria con un TRIPLE O MÁS de COSTOS, por los recurso invertidos incluido el tratar pacientes en ESTADO CRITICO o GRAVES en Unidades de Cuidados Intensivos que cuestan miles de USD y no solo eso sino el colapso de la economía de la Industria por el mantenerse en casa, Ahora se incluye la paralización del transporte y el cierre de entidades de servicios y algunas de producción y escuelas. No soy Epidemiólogo, pero sugiero a nuestros máximos dirigentes tener uno o un grupo de Especialistas que puedan ser capaces de medir estas situaciones con gran tiempo de antemano y el grado de afectación a la economía pero sobre todo a la población, aún en el supuesto que cese ese Bloqueo Criminal que lacera el alma de cualquier ciudadano de cualquier país con un mínimo de dignidad, vergüenza y humanismo. No es hora de buscar CABEZAS de TURCO, pues esta Pandemia ha sorprendido también a ricos y grandes países del Planeta pero menos preparados que nuestra PEQUEÑA-GIGANTE islita del Caribe, Bloqueada pero jamás vencida. Esto es solo una reflexion más y una amarga enseñanza que desafortunadamente nos lega esta Pandemia del Corona Virus

  • Sigo la lógica dijo:

    Sr no es el momento de artículos anti sistema, libertades individuales y pro mas gobierno que al final son los que nos han llevado a esta crisis, por favor, gracias cubadebate.

    • m&m dijo:

      Ya, según usted, q siga el sistema q lo q vale es el $ y no las personas, que cada cual haga lo q le de la gana se muera y o mate a otros, y q los gobiernos q tienen la capacidad y voluntad organizativa y de recursos no muevan un dedo. Eso quiere usted

      Se le ve el ejemplo de ultraindividualismo, antisolidaridad u egousmo

  • Nistal dijo:

    Hablan mal de los cubanos porque tenemos "TALENTO QUE IMPRESIONA y BIEN QUE SE NOS CODICIA" , Viva CUBA, Vivan los CUBANOS, SOMOS CUBA, SOMOS CONTINUIDAD, a CUIDARNOS y VENCEREMOS

  • Franklin Pimentel Torres dijo:

    Excelente análisis hecho por expertos y analistas entendidos en la materia que abordan

  • perez dijo:

    Si esa pandemia es salida de los Estados Unidos claro q a ellos le combien ya que de esa manera salen de los abuelitos y por culpa del virus chino como ellos dicen

    que clase de tipo

  • Reval dijo:

    Buen comentario. He aqui evidenciada las diferencias entre el Capitalismo y el Socialismo. Esta pandemia a los ojos de las masas pondrà la balanza a funcionar, entendiendo de una vez , que las politicas neoliberales no son los mejor y humano de este mundo, y que en sus promotores prima mas la economia de unos pocos, que la vida de las multitudes.

  • Carlos dijo:

    Camarada Presidente de la Republica de Cuba, Miguel Diaz Canel Bermudez, esta situacion que estamos viviendo por la pandemia Covid-19 no se habia vivdo ni en los peores momentos de la crisis de octubre de 1962, entonces conociamos de donde venia el peligro y el pais se preparo para lo peor, incluso para sobrevivir a una invasion yanqui. En la situacion actual el enemigo es insible y se esconde dentro de nosotros mismos. Cuando el pais vivio la epidemia del dengue nos enfocamos en el agente trasmisor y le declaramos una guerra total, ahora no podemos identificar como enemigos a nuestros propios conciudados o incluso familiares, por lo que se precisa de una cuarentena social mas abarcadora como una medida anticrisis. Nuestro Estado tiene planes para situaciones excepcionales los que debian ser aplicados, dejando en los centros de trabajo solamente los imprescondibles que garanticen la continuidad de la produccion y los servicos basicos. Existen centros de trabajo que a pesar de sus indicaciones continuan llenos de trabajadores y que en la situacion actual debian estar cerrados o con el minimo indispensable. Estoy pensando en dependencias administrativas de las administraciones locales, de organizaciones politicas y de masas, que pudieran cumplir sus funciones si se posponen informaciones a rendir con un minimo de trabajadores. Esto nos serviria para probar en tiempos de paz lo que esta deseñado para tiempos de guerra. ¡Declaremos la guerra al coronavirus!.

  • Silvia vera Shelton dijo:

    Hacemos un llamado a toda la población a cumplir todas las medidas indicadas por nuestra dirección del país, es la única forma de controlar la expansión de la pandemia.
    Somos responsables de garantizar su cumplimiento para lograr parar el contagio.

  • Otro cubano mas dijo:

    Estamos tardando en cerrar completamente la frontera por lo menos para las personas y dejar abierto para el comercio ,hay rumores de que algunas personas viajan a cuba uyendo de la pandemia incluso de países con infección grave ,al entrar al país enfermos no se pueden desatender ,y hay que gastar recursos y personal ,no sería mejor cerrar y concentrarse en lo que tenemos dentro.

  • Pedro pantonja chavez dijo:

    Hola no hay que ser político. médico ni mucho menos un super analista para entender el egoísmo. la estupidez y la ignorancia de comprender que estamos en el mismo barco y que si se hunde nos vamos todos. Alejandro el grande habló del tiempo. que se puede hacer más dinero pero no más tiempo. este que se necesita para pensar como evitar el naufragio de nuestro barco. que es nuestra vida. todos sabemos que cuando nos marchamos no nos llevamos nada. solo dejamos el legado de lo único que pudimos hacer. esta pandemia no tiene un enemigo en común. todos estamos en la misma oferta de su menú. cuando una persona vive un determinado tiempo de su vida luego se olvida de los que vienen después. ahí en donde se encuentran algunos de los que han sido privilegiados por la fortuna. pero no entienden que no existe riqueza que puede calmar el dolor de la pérdida de un ser querido ojalá no sea demasiado tarde

  • al tanto dijo:

    Bueno, bueno el artículo... de esto se habla hace añooooossss y solo encontramos que todos viran las caras cuando de cambiar de politica se trata, todavía en Europa con su rancio hábito de se los espejos y trajines de EEUU pasa, pero en Sur américa se vuelve contradictorio y es que la potencia de la influencia de los medios y redes sociales obre la población es tal que una y otra vez votan al revés en las elecciones, aplauden a los que después los estrangularán, les quitarán las pocas victorias de las anémicas izquierdas de la región, que retroceso del neoliberalismo, ni que niño muerto, de estos hechos luctuosos va a salir una derecha sin absolutamente ninguna careta, que dirá que quién es el guapo que le quita su poder...los Bolsonaro siguen gobernando, no olvidemos y NADIE los quita.
    Por tanto por allá en Europa saldr´na articulos mil, por acá en Nuestar América formarán más
    soldados y policias...así de simple...Ruben nos alertaba y casi exigia la
    2carga para matar bribones"...si leyeron bien, para matar bribones, porque sino se acaba la especie humana...pobrecitos los nietecitos de todos.

  • Pacha Sanchez dijo:

    Para poder hacer los cambios sugeridos en el artículo,sería necesario un cambio más radical en los sistemas políticos de los estados pero vía pacífica, que privilegio o de prioridad al bienestar común. No hay de otra...

  • Lancero dijo:

    Un articulo muy esclarecedor.Lamentablenente muchisima gente no le interesa conocer nada de esto pues para ellos la ignorancia es una gran virtud.

  • Odalis Sire Socarras dijo:

    Saber más sobre el virus

  • Josue fernandez arbolaez dijo:

    Es muy sierto la ambición de las grande potencia, en especial estados unidos de América, el FMI y otros factores están destruyendo el planeta despilfarrar lo recurso naturale. Gracias.

  • Armando caceres dijo:

    El mecanismo de reducir la poblacion mundial, la negativa a invertir economicamente en ciudadanos por medio de un presupuesto, la negligencia, necedad y sordera, a no escuchar las peticiones del pueblo y a no atender las necesidades del mundo a la sobrevivencia: son algunos factores causantes de experimentar armas bacteriologicas indiscriminadamente. Por lo tanto, mas orden.Gracias.

  • Naturaleza dijo:

    Hace poco leí aquí en Cubadebate sobre un grupo de multimillonarios reunidos con científicos para analizar en caso de alguna catástrofe, en qué lugar del planeta se padrían ellos guarecer, además de estar acumulando agua y alimentos para ellos, sin importarles ni un comino el resto de la humanidad.
    Con esta pandemia del Covid-19 se demuestra una vez más que el capitalismo no es la solución para los problemas de la humanidad. Los gobernantes de los Estados Unidos junto a las principales potencias económicas han demostrado una vez más que son incapaces de dar verdaderas soluciones, ahora se empeñan en tirar tiros por elevación e inventar pretextos para una guerra ya sea con Venezuela o Iran u otro país más débil, y distraer a la humanidad del problema que a todos nos atañe ahora que es luchar contra esta pandemia.
    Ellos se han quitado la careta y ya tienen el rostro descubierto con el verdadero dehumanizado, fascista y sin un ápice de sentimiento hacia la humanidad.
    No tienen la capacidad ni la infraestructura médica para manejar esta pandemia mundial, tal pareciera que de verdad quieren la muerte de la mayoría de nosotros, cómo van a funcionar sus economías si la gente está enferma, quiénes les van a ir a trabajar? los robots?. Sus incapacidades y ceguera no los dejan ver nada más que guerras y destrozar a los pueblos.
    CUBA, la Isla de la Luz, de la solidaridad, del humanismo, tiene concebido un programa para casos de catástrofes, tiene profesionales capaces de organizar y combatir la pandemia, la HUMANIDAD nos necesita, hacia ella iremos sin pestañar. Duele saber de tantas muertes inútiles, la VOLUNTAD DE LOS PUEBLOS TIENE QUE LEVANTARSE EN LA LUCHA CONTRA LA HEGEMONÍA DE LOS RICOS. ¡UNIOS CONTRA EL CAPITALISMO!

  • Youssef Mohamed dijo:

    Aun ese gran rosario no abona en nada pues las potencias mundiales solo estan probando a las poblaciones del planeta para ver si estan sumergidas y claro que lo estan y todo por no investigar una realidad sigue siendo la población mundial carne de cañón ante toda política esparsida por las potencias mundiales

  • Midiala dijo:

    Si el mundo cierra sinérgicamente ;se acaba la pandemia ,no hacemos nada con que un país esprima sus recursos y su reservas y después vuelva a infectarse y así cíclicamente.

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vicenç Navarro

Vicenç Navarro

Vea también