Imprimir
Inicio » Opinión, Historia  »

El Faure que conocí y del que mucho aprendí

| 19

Comandante del Ejército Rebelde Faure Chomón Mediavilla. Foto: ACN.

Cuando murió Julio García Olivera, escribí un artículo a su memoria; en aquella ocasión, dije que le había pedido respetuoso permiso a su esposa Rosa y al Comandante Faure. Ahora me pregunté a quién pedirle permiso, y al no encontrar respuesta, me dije: le pido permiso a todos los que valoran la importancia histórica del Comandante del Ejército Rebelde Faure Chomón Mediavilla.

He organizado este artículo en tres momentos: una casualidad histórica en mi infancia; mi etapa estudiantil universitaria; y mis encuentros posteriores con Faure.

I

Al triunfo de la Revolución, se publicó un álbum con los nombres de 100 comandantes del Ejército Rebelde, para que se recolectaran y se pegaran las fotos de cada uno de ellos. Recuerdo que me faltaban dos fotos: la de Víctor Bordón y la de Faure Chomón. Obtuve la de Bordón, y solo me faltaba la de Faure, hasta que al fin la obtuve, al cambiarla por una pelota de poli nueva que me habían regalado.

Desde entonces se me grabó su nombre y pensé que algún día tendría el honor de estrechar su mano. Lamentablemente perdí dicho álbum. Tal vez algunos de mis contemporáneos lo recuerden. Una vez caminando por la Plaza de Armas del Centro Histórico de La Habana vi a un vendedor de libros antiguos que tenía ese valioso documento, pero el precio era prohibitivo para mi bolsillo. Ojalá alguien lo tenga y me permita fotografiarlo.

II

En marzo de 1971 fui electo presidente de la FEU de la Universidad de la Habana, y en mayo de la FEU de Cuba; y pude realizar el sueño de estrecharle la mano al comandante Faure.

Le solicité un encuentro cuando él era Ministro de Transporte. Le dije a su jefe de despacho que tenía interés de tratar dos asuntos con él; no me preguntaron cuáles eran y me citaron para un día en la mañana. Faure tenía fama de ser una persona de temperamento recio, muy estricto y de pocas palabras.

Me recibió en su despacho, y antes de entrar en los dos temas le conté la anécdota de su foto, y me dijo que él nunca tuvo ese álbum.

Pasé a tratar el primer asunto, que consistía en que se comprometiera con la FEU a escribir un artículo para la revista Alma Máter que tendría una edición especial en ocasión de su 50 aniversario. Le expliqué que ya tenía la respuesta positiva de Sarah Pascual-compañera de Mella-, de Ladislao González Carvajal, de Raúl Roa, de José Rebellón, de Jaime Crombet y de Julio Castro Palomino.

Me dijo, ya tienes a personas muy importantes, mi artículo no será indispensable. Yo que estaba afilado en la historia de la FEU, le dije que su artículo era de gran importancia para conocer la etapa gloriosa  comandada por José Antonio, por Fructuoso y por él mismo.

Al fin se comprometió a escribir y cumplió. Yo les ruego a los colegas de la Revista Alma Máter buscar esa edición especial y publicar lo escrito entonces por Faure. Sería un buen homenaje a su memoria y una contribución a la preparación patriótica de las nuevas generaciones.

El otro asunto que traté fue pedirle ayuda para adquirir un automóvil, ya que la FEU no tenía ninguno. Me dio una lección de ética al responderme, que él no tenía autoridad para entregar o venderle un auto a la FEU; me sugirió que  hablara con el Rector o con la dirección nacional de la UJC, que ellos debían dar solución a esa necesidad de la FEU. Al despedirse me dijo: “pero no dejen de seguir trabajando duro y bien, aunque anden a pie”.

Cuando nos preparábamos para el V CLAE (Congreso Latinoamericano de Estudiantes), que se realizaría en Chile, en mayo de 1973, lo llamé para pedirle una cita y conversar sobre tan importante evento. Entonces él estaba al frente de una región especial Amancio Rodríguez de la provincia de Oriente.

Me dijo que estaban en plena zafra y que no podía viajar a La Habana, que fuera yo hasta allá. Me recibió en el tráiler en que trabajaba; conversamos más de tres horas, me habló de la zafra y me hizo muchas preguntas sobre el V CLAE. Me dio algunas sugerencias, de las que ahora citaré dos que fueron de gran utilidad.

No pierdan el carácter antiimperialista de la OCLAE, seguramente algunas organizaciones estudiantiles tratarán de que se omita en sus estatutos.

Y la segunda: preserven la Unidad del movimiento estudiantil latinoamericano, discutan sin prejuicios ni sectarismos, seguramente se encontrarán con diferentes tendencias políticas en las federaciones estudiantiles participantes.

Al despedirse me dijo: Tal vez yo hubiera podido darme un salto a La Habana, pero preferí que vinieras para que la FEU no olvide que en los campos de Cuba se hace revolución para que haya estudios y becas universitarias gratis.

Así era Faure, un educador consecuente. Me invitó esa noche a participar en la velada en homenaje al Cucalambé, fue algo inolvidable para mí.

Al regresar del Congreso lo llamé y le rendí cuenta de los resultados y le agradecí por sus sugerencias.

III

Fueron muchas las veces, que por invitación de la FEU de Cuba o de la UJC Nacional, pude compartir con Faure espacios cercanos. Voy a contar tres de ellas.

A finales del pasado siglo, coincidimos en un Panel organizado por la FEU en ocasión de una jornada 13 de Marzo. La actividad se desarrolló en el antiguo Palacio Presidencial. También estuvo como panelista la querida doctora María Dolores Ortiz. Faure tuvo una emotiva e instructiva participación.

Recuerdo que dedicó una parte significativa de sus palabras a hablar del combatiente Ramón Pando Ferrer y esclarecer algunas dudas históricas. Yo hablé en mi etapa en la presidencia de la FEU y conté algunas anécdotas sobre Faure y Julio García Olivera.

En la década de los años 90, la UJC tuvo la tradición de invitar a anteriores dirigentes para rememorar tiempos pasados y propiciar el emotivo encuentro entre diferentes generaciones. Entre los que recuerdo están el de la Granjita La Rosita, el de EXPOCUBA, los de las recogidas de papá, que a muchos nos dejaban con dolores musculares durante varios días por la falta de ejercicios físicos. En algunos de esos encuentros estuvo Faure.

El que ahora narro se realizó en dos partes, la primera fue una reunión en el teatro Mella en que el Secretario Nacional de la UJC de entonces nos hizo una interesante explicación de la situación actual y las proyecciones de la UJC; la segunda fue una actividad recreativa en el Círculo Social José Antonio Echeverría.

Como yo nunca he sido buen bailador, me refugié en una especie de salón de protocolo y Faure me invitó a sentarme en la mesa en que él estaba. Recuerdo que había otros dos héroes del Directorio Revolucionario 13 de Marzo.

Conversamos bastante, rememoramos hitos importantes como la inauguración de la casa natal de José Antonio como Museo, en la que hablamos el inolvidable Juan  Nuiry y yo. Me preguntó sobre el desarrollo de  la informática en Cuba, ya que en aquella etapa yo dirigía el Centro Nacional de Superación y Adiestramiento de Informática CENSAI, y ya a ellos se les hacía necesario aprender a trabajar con las computadoras.

Finalmente viene un recuerdo muy emotivo. En el 2005, en el marco de un Consejo Nacional de la FEU, fui invitado como expresidente de la FEU de Cuba a pronunciar unas palabras, en la  inauguración de dicho Consejo. La actividad  se realizó en el Aula Magna de la Escuela de Medicina Victoria de Girón.

En primera fila entre los invitados de honor estaba Faure, con quien pude compartir en una pequeña reunión que se organizó al finalizar el acto, con  algunos de los invitados en la oficina del Director.

Al preguntarle por su salud, me dijo que estaba bastante bien y que había sido sometido a una cirugía menor por una lesión en la nariz, pero que todo había salido bien. Me recordó que eso era insignificante comparado con las intervenciones quirúrgicas a que yo había sido sometido en 1988.

Para esa fecha ya Faure llevaba algún tiempo trabajando como asesor en la Asamblea Nacional del Poder Popular, sobre lo que escribió recientemente el querido y respetado revolucionario Ricardo Alarcón de Quesada. Aunque Faure era muy sensible ante los problemas de salud de sus compañeros.

Faure fue un acompañante y educador destacado de las sucesivas generaciones de la FEU; estoy seguro que varios de los expresidentes que me sucedieron podrían compartir sus vivencias y recuerdos. Ah, también mi amigo el doctor Juan Vela, que fue presidente de la FEU antes que yo.

En el momento en que terminaba de escribir este artículo, supe que nuestro Primer Secretario del PCC, Raúl Castro y otros altos dirigentes participaron en las honras fúnebres de Faure.

Faure estará por siempre en la memoria viva de los estudiantes, de los jóvenes y de los cubanos que no lo olvidaremos jamás.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Formidable articulo del Prof. Nestor del Prado Arza,. Me emociona mucho leer como el autor trasmite momentos estelares de su vida, de compartir y aprender de Fidel, Faure, Rebellón, Garcia Olivera, Julio Castro Palomino. Vale la pena leerlo muchas veces, porque son articulos de historia viva, donde uno se siente participando en los hechos. Además evidencia el profundo respeto y relación del autor, con los principios básicos y el ideario de nuestro pais.

  • la palmera dijo:

    Lindo articulo, con mucho sentimiento y respeto para el Comandante Faure. Honor a quien Honor Merece.

  • Ana Cristina dijo:

    Interesante artículo que es parte de la Historia de nuestro proceso revolucionario, yo a usted lo sigo en todos sus artículos, gracias por traernos a Faure Chomon en su sentido más intimo.Nosotros lo pudimos ver varias veces aquí en Nuevitas, pero nunca pudimos compartir con él. Le reitero las gracias.

  • Joel Lachataignerais Popa dijo:

    FAURE CHOMON MEDIAVILLA UN HOMBRE DE FUERZA MORAL MARTIANA Y FIDELISTA. Tuve oportunidad de relacionarme con Faure Chomon Mediavilla durante los heroicos momentos en que bajo la direccion de Fidel, el pais enterovera un campo de batalla economica y el desplegaba con presteza decisiva su accionar en el territorio Las Tunas-Amancio-Puerto Padre, devenido provincia de Las Tunas despues de 1976.
    Desde mis funciones en el Puesto de Mando del PCC y la Agricultura en "El Yarey", Jiguani, fui testigo de su actuar de apoyo, seguimiento y creacion que desplegaba como Primer Secretario del Partido, demostrado en su energica fotma de dirigir, controlar, organizar el trabajo paracresponder con etica y claridad a los reclamos de aquella colosal batalla economica, que aunque culmino en un desliz erratico al no poderse hacer los diez millones de toneladas de azucar, si dejaron la enseñanza de que lacrevolucion podria contar con hombres firmes y decididos como el.
    Su serenidad y seridad unidos a un caracter propio ejercio en los subordinados el respeto y la enseñanza para manejar el cubanismo de cada uno de quienes pudieron estar cerca: contribullo mucho al desempeño economico cultural y politico de Las Tunas.
    Desde las tradicionales jornadas Cucalambeanas con la presencia de cultores de la estatura de El Indio Nabori, el versatil influjo det tetatro desde las manos y el talento de Blanquita Becerra, la denominacion de Las Tunas como Capital de la Escultura Cubana; la creacion de la Enseñanza Universitaria, la avenidas identitarias de la Capital de Las Tunas desde Camaguey y Holguin, el inicio de las contrucciones del Complejo Hospitalario con sus escuelas medica y de enfermeria, al eblematico "Hotel LasTunas" y el periodico provincial 26, dan señas de la energia del manatiense, comandante Faure Chomon Mediavilla.
    Sereno y firme su ductilidad de principios estara siempre en el corazon de Cuba ayudandonos a pensar como el pais que defendio con las armas, la diplomacia y el sentido comun de ser rebelde hasta su ultimo aliento.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Estimado Joel gracias por su excelente complemento a mi breve escrito. Como supondrá dejé de decir muchas cosas que usted ha dicho. Faure merece un homenaje especial de los tuneros. Sobre el Puesto de Mando del Yarey le diré que allí trabajó mi padre el Ingeniero Néstor del Prado.
      Un abrazo para usted

  • Dra. Adelayda Fernandez dijo:

    Estimado Nestor, Cuba le agradece por sus palabras, porque para hablar de sus buenos hijos solo a ella a de pedirsele permiso: Ud. lo tiene!
    Conoci a Faure, era todo modestia, no viviò de su historia, que la tuvo! Lucha estudiantir al lado de gigantes, Palacio, exilio, expedidiòn, desembarco, Escambray y todo lo demàs.
    Pero falta algo y tal vez Nestor, ud. tenga el valor de hacer: Escribir la biografìa de Faure! Se animarà ud, me pregunto, pienso que si.
    Gracias Nestor!

  • Anibal del Prado dijo:

    Muy interesante y emotivo tu articulo sobre Faure, un abrazo

  • sachiel dijo:

    Como dije anteriorermente, Faure fue y es de los imprescindibles reales, es, porque su ejemplo y consecuencias perduraran.

    Hoy venmos como los protagonistas de 6 decadas de Revolución van feneciendo por el inevitable tiempo fisico, y me llama la atención como hay personas, jovenes y no tan jovenes, que dicen: "...no se quien es ese..". Mi respuesta a tales dichos, se la pueden imaginar, porque si hay algo nefasto, es que se olvide la Historia y a sus protagonistas, sobre todos a estos como Faure Chomon. Por suerte, hay quienes no olvidan y rescatan para la posteridad de todos nosotros.

  • dr orlando gutierrez boza dijo:

    Estimado Nestor,,,muy sentido homenaje a quien yo llamo el COMANDANTE DE LA REBELDIA ESTUDIANTIL,,,sus luchas junto a Jose Antonio,la clandestinidad,,EL HEROICO ASALTO A PALACIO,la expedicion del scapade ,su desembarco en nuevitas el 8 de febrero de 1958,la apertura del frente guerrillero en el escambray,su lucha por la unidad con las tropas comandadas por nuestro che,la liberacion de tierras villareñas,SU I LUCHA POR LA UNIDAD REVOLUCIONARIA,poniendo su combativa organizacion a disposicion de LA CAUSA SUPREMA,su participacion en la construccion de nuestro sistema de justicia social nos hace a los que tuvimos en nuestra etapa estudiantil la influencia decisiva de la gloriosa FEU,ser un admirador del comandante FAURE y rendirle homenaje LUCHANDO POR TODO LO QUE NOS UNA Y CONTRA TODO LO QUE NOS DIVIDA,,,HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE DE LA REBELDIA ESTUDIANTIL
    RECUERDO ESE ARTICULO DE ALMA MATER ,,,GRACIAS HERMANO NESTOR POR ESTE ARTICULO,,,

  • Raul dijo:

    Querido Nestor: Excelente articulo, me encanto leerlo,creo que es necesario abundar por las personas indicadas, el papel del Comandante Faure en la unidad de las fuerzas revolucionarias al triunfo de la revolucion, las generaciones jovenes deben saber mas sobre ese vital asunto. Como siempre esperando tus articulos. Un abrazo Raulito

  • Marta O. Carreras Rivery dijo:

    Gracias, profesor Nestor, por compartir sus recuerdos.

    Faure era ese vecino del barrio que uno sabía grande en la historia y sencillo en la vida.

    La modestia es en muchas ocasiones una virtud de doble filo: alumbra a los cercanos, pero somete al olvido. El tiempo es implacable y las urgencias del día a día provocan demasiada miopía histórica.

    Hay que rescatar para las generaciones que nos siguen, los ejemplos trascendentes de aquellos jóvenes, que a la edad de nuestros hijos hoy, hicieron patria en las aulas universitarias y en las calles, en una época de terror cuando un joven podía aparecer muerto y mutilado en cualquier esquina. Faure fue de ellos en la ciudad y en la montaña.

    Comencé a aquilatar su grandeza siendo ya adulta, cuando la experiencia de vivir, me permitió ir identificando y sumando a la historia aprendida en aulas, las características de una época y los entresijos humanos que la habitaban, y la humildad y el patriotismo como herramientas imprescindibles para la construcción de la unidad como salvación y garantía de la patria, más allá del triunfo de una contienda.

    Las leyendas son incalcanzables; pero historia con la materia humana que las envuelve, las hacen cercanas y posibles en todas las épocas, porque cada una tiene sus propias alarmas y desafíos, y sus propias historias que hacer y contar.

    En la sencillez está la grandeza. Faure fue uno de los grandes.

    Toca a los historiadores -que muchos hay graduados en nuestro país-, la urgencia del rescate de la memoria patria con una generación que no siempre ocupó líneas en la plana de una prensa ni en libros de historia, pero sí en este bregar de resistencia e inteligencia patria que nos ha llevado hasta aquí a pesar de todas las amenazas y agresiones, y que por razones biológicas, no nos acompañarán mucho tiempo más. Se lo deben a ellos, a nosotros y a nuestros hijos y sus hijos.

  • Rodo dijo:

    Como dice cada semana el profesor Manuel Calviño, "Vale la Pena", leer anécdotas y pasajes de nuestra historia del destacado profesor Nestor del Prado, que tuvo el privilegio, la dedicación y la sabiduría de dirigir la FEU en un período de efervescencia política e ideológica en su recinto.

    Una vez más nos sorprende con su participación y acción directa con lideres históricos de nuestro país, con historias directas y en primera persona, no con historias contadas por 3ros, o sea con vivencias propias, gracias profesor, continué con estos trabajo que siempre serán muy bienvenidos.

  • Marco Chomón Montaña dijo:

    Muchas gracias Dr del Prado Arza por esta semblanza de quien nos referimos afectuosamente como el tío Faure. Muy a menudo parece que su historiografía concluyese con el asalto al palacio presidencial, como si no hubiese hecho nada más en sus 90 años de vida recién concluidos. Es bueno y justo que quien conoció sus contribuciones posteriores, desde el rigor y la contención, lo recuerde.

    • Samuel Delgado dijo:

      Marco Chomòn, mucha verdad en sus palabras, por ello hace falta escribir su biografia. Cuba la necesita.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Luego de leer algunos comentarios comparto con ustedes estas palabras.
    Le agradezco a la Dra. Adelayda por sus generosos criterios; y sobre el reto que me plantea respecto a escribir una biografía de Faure, le digo que tengo también la percepción de que está por escribir una que esté a la altura de su vida y su obra. No soy historiador y respeto esa profesión. Lo que sí puedo prometer es que haré todo lo que esté a mi alcance para que se escriba. Me encantaría que esa tarea la asumiera un equipo de estudiante de Historia de una de nuestras universidades, bajo la tutoría de algún profesor que tome la tarea con deseo. Así aportan y aprenden. También agradezco el excelente comentario de Marta O. Carreras Riverí por sus atinadas valoraciones, lo mismo para el compañero Orlando Gutierrez Boza, para Raulito, la palmera, Ana Cristina, Anibal, Sachiel y Rodo. En el caso de Marco, supongo que sea hijo de Floreal, hermano de Faure que también tuvo un destacado rol en la lucha revolucionaria. Con Floreal conversé varias veces, la última hace muchos años en que estuve en Rumania donde él era el embajador cubano.
    Yo pude haber escrito algo sobre la gesta del 13 de marzo, pero preferí hablar de facetas menos divulgadas.
    Concuerdo con Orlando al calificar a Faure como comandante de la rebeldía estudiantil.
    Gracias a todos.

  • Marga dijo:

    Profesor, gracias por acercarnos cada día a hechos y figuras relevantes de nuestra Historia, a los cuales usted ha tenido el privilegio de asistir y conocer. Y a propósito, ¿ha pensado en recoger toda esta rica experiencia que ha sido su vida en una especie de Memorias o algo parecido? No deje que esas vivencias se pierdan, son una fuente muy valiosa para las presentes y futuras generaciones, serían lecciones de nuestra Historia desde el punto de vista de la experiencia directa y anecdótica de alguien que las vivió, y todos lo agradeceríamos.

  • la palmera dijo:

    Nestor, usted emociona muy rapidamente al lector. Seria interesante que lo invitaran a la television por la celebracion del 97 Aniversario de la FEU, para que explique sobre su Historia y sus dirigentes a nuestros jovenes. Tengo la seguridad que tambien es muy querido y respetado por sus compañeros de la FEU.

  • Pero Paneque Ruiz dijo:

    Emocionante artículo profesor. Tuve la pasibilidad de buenas relaciones de trabajo con el compñero Faure aquí en sus visitas a Camagüey, dándole cobertura periodística, y es como Ud narra, siempre hay una enseñanza en los encuentros con él, le agradaba mi compañía y la del colega Enrique Atienzar Rivero, del Adelante, quien obtuvo de Faure testimonios muy interesantes sobre la expedición que entró por Nuevitas con armas para abrir el frente rebelde del Directorio en El Escambray. Por cierto de ese frente me dijo en más de una ocasión que en El Pedrero en realidad no hubo pacto, que el verdadero y único pacto fue entre Fidel y José Antonio en Méjico, que él y el Che lo que hicieron fue unirse para cumplir con la Carta de Méjico, algo de suma importancia esa unión, pero Faure la minimizaba, lom1ue habla de su sencillez. Otra de las vivencias con Faure fue en un recorrido hasta el obelisco erigido en el lugar donde asesinaron a Sabino Pupo, y allí, acompañado por Julio Cesar García, en ese entonces primer secretario del Partido en Camagüey, nos relató de como José Antonio descubrió las grandezas de ese campesino y su decir, lo que motivó que ellos en la FEU estudiaran las arengas y manuscritos de Sabino Pupo por su preclaras proyecciones de justicia y futuro,coincidentes con las de ellos y de Fidel, por supuesto, de esas vivencias compartió sus experiencias a resaltar en nuestra labor como periodista, a partir derlprotagonismode nuestros campesinos hoy en día. Un primero de diciembre, también por Camagüey y en la histórica plaza de San juan de Dios, nos llamó la atención a Onelio Castillo Corderí, actual director nacional de Radio, y a mi, porque no lo habíamos felicitado en el Día del locutor, profesión de la cual se enorgullecía haber ejercido en una emisora por la calle Prado, con carnet acreditativo incluso, pero que tuvo que dejar para pasar al clandestinaje y dedicarse las tareas revolucionarias. Siempre he admirado en Faure su fidelidad a Fidel y a Raúl y su admiración por el Che.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Estimado compañero Paneque, agradezco su escrito que como siempre supuse surgirian otros como el suyo que harían crecer al que humildemente compartí. De Faure Chomón queda mucho por decir.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también