Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Sombras nada más

| 8 |

Donald Trump en el Despacho Oval. Foto: Saul Loeb/ AFP.

Cada día –aun si uno hace el intento de evitarlo– Trump interrumpe todo, y cada intervención es más obscena y mentirosa que la anterior. Muchos aconsejan, incluyendo la gente del presidente, que no hay que tomar tan en serio los comentarios del mandatario. Pero ahora los mensajes se han vuelto tan ominosos que hasta observadores veteranos que no suelen gritar, están sonando la alarma. Muchos ven tinieblas que recuerdan los momentos más oscuros de la historia moderna.

En una serie de mítines políticos para apoyar a candidatos republicanos leales al régimen, Trump ha hecho lo de siempre: autoelogiarse –recién declaró que su presidencia es “la revolución más grande jamás realizada en este país”– burlarse de sus opositores, atacar a los inmigrantes, acusar a los medios de fake news y llamarlos “enemigos del pueblo”, pero ahora ha elevado el tono del ataque contra sus críticos y opositores al declarar que son parte de una “turba enfurecida” que está amenazando la “ley y orden”.

“La agenda demócrata es el socialismo y las fronteras abiertas”, declaró ante sus fanáticos la semana pasada en un mitin en Iowa. Agregó que, en el contexto de las elecciones intermedias, “no le das poder a una turba enfurecida de izquierda. En eso se han convertido los demócratas. Volverían tan rápido a nuestro país en Venezuela….” Una y otra vez afirmó que los demócratas se han vuelto “demasiado extremos y, francamente, demasiado peligrosos como para gobernar”. Afirmó que habían “enloquecido”.

En un artículo de opinión firmado por Trump publicado en USA Today afirmó que si los demócratas toman control del Congreso, eso “llevaría a Estados Unidos más cerca al socialismo peligrosamente” y que destruirá la prosperidad en este país.

“Demócratas socialísticos (sic) liberales es igual a una America comunística (sic). Patriotas no permiten que eso ocurra. Voten Trump 2020”, dice el lema de una camiseta de uno de los fanáticos en un mitin.

En un mitin en Misisipi, acusó que “demócratas radicales quieren destruir nuestras leyes… nuestras instituciones… demoler nuestra prosperidad en nombre del socialismo y probablemente peor”. Como siempre, en estos actos subrayó la amenaza de los inmigrantes, acusando que los demócratas desean volver a este país en “un santuario gigante para extranjeros criminales”, como el MS-13.

Laurence Tribe, profesor de leyes de la Universidad de Harvard, comentó vía tuit sobre estas declaraciones recientes: “tan peligroso que se ha mostrado en muchos contextos, él (Trump) ha dicho pocas veces algo tan alarmante como esto. Es retórica tomada directamente del libro de jugadas de fascistas y dictadores”.

Tal vez es por ello que la obra de filósofos/as como Hannah Arendt, que exploraron el totalitarismo y las funciones de propaganda en la época que surgieron Hitler, Mussolini y Franco, ha resucitado como lectura urgente y necesaria para estos tiempos.

Al aproximarse las elecciones intermedias, la retórica de Trump y su oposición suele ser resumida por los medios como expresión de un país dividido y polarizado. Pero vale recordar que Trump no ganó el voto popular y conquistó la Casa Blanca con el voto de apenas una cuarta parte de los ciudadanos con derecho a sufragar. Sólo un promedio de 40 por ciento aprueba su gestión en las encuestas. El Congreso controlado por los republicanos tiene un nivel de aprobación de 16 por ciento, según Gallup.

En el extranjero, según una encuesta reciente del Pew Center en 25 países, entre ellos los principales aliados de Estados Unidos, sólo 27 por ciento le tienen confianza a Trump; las calificaciones más bajas de todos son las registradas en México, donde únicamente 6 por ciento expresa confianza en el liderazgo de Trump.

Todo lo cual debe provocar la pregunta tanto para los de adentro de este país como para los gobiernos extranjeros, ¿hasta dónde se debe colaborar con un régimen como este antes de convertirse en cómplice? Es una pregunta que fue esencial la última vez que este tipo de tinieblas ensombrecieron al mundo.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ernesto dijo:

    El Trompetilla sabe lo que hace, aunque parezca de locos y sus expresiones rídiculas cuenten con que va a volver a ser elegido; quizás los democrátas cojan más asientos y los últimos 4 años se la pongan dificil. Pero les recuerdo que en los últimos 4 años de los presidentes americanos, son los más osados y cuando toman las decisiones históricas, hasta el mismo Obama dirigio a golpe de decretos presidenciales y empezó con el mameo con nostros y le quitó a la Ley de Ajuste Cubano hasta donde pudo.
    En fin, creo que debemos estar más atentos esos últimos cuatros años de Trompetilla, pues puede o mejor dicho continuará haciendo historia

  • Jorge Cisnero Enamorado dijo:

    Trump, las mentiras, el autoelogio, su filosofía del mejor, el raasismo y sus amenazas lo identifica como el más débil presidente que ha ocupado una silla presidencial.

  • Cavafy dijo:

    …DT es la expresión suprema de toda una incultura politica, de una total falta de sensibilidad de la sociedad norteamericana, tristemente es el hermano pueblo de EEUU la primera victima de tales politicas…un culto al tener por encima de todo…tiene muchos seguidores en EEUU, y les digo incluso acá…que hoy se expresan en Cubadebate , como Raiza, Lourdes y el falso Sachiel

  • Jose H dijo:

    Lo más osado que había sucedido en la historia presidencial de Usa , era la elección de alguien de una minoría hasta que sucedió lo de Trump, y ambas fueron el resultado de la molestia de una parte del electorado con la clase política en su momento
    Cuando este señor optó por la presidencia ya el pueblo norteamericano sabía bien quién era, cómo actuaba y pensaba
    Y una parte de los votantes lo eligió más como un voto castigo a esos de los partidos tradicionales que no resolvían casi nada, que escogió el republicano no significa nada , el realmente pertenece al partido de Trump
    Y este señor con su forma chocante y no políticamente correcta ahí está y ha cumplido mucho de lo que ha prometido guste o no,

  • Darío dijo:

    Miren si este señor es impredecible en lo que hace y dice que después de tantos incidentes de todo tipo con mujeres y hasta declaraciones acaba de nombrar a una teniente general por primera vez en la historia para dirigir el comando más importante del ejercito

  • Njulio dijo:

    Una buena carta que podrian sacar los democratas en la propaganda anti-republicana seria comparar a Trump con Hitler y proyectar el resultado del primero como el del segundo o sea…el desastre total para la nacion y el mundo.

    El Fifo siempre tuvo la razon: “vendra otro peor!” – dijo

    • Jabos dijo:

      Se escribirán horrores(también )dijo la Biblia!!!!!!

  • Hector dijo:

    Punto interesante NJulio, no me explico yo tampoco como entre los millones de demócratas ,qué hay de todo desde analfabetos hasta científicos ,catedráticos, políticos experimentados, millonarios, pobres, jueces y abogados a ninguno se le haya ocurrido esa genial idea para acabar con Trump
    Me imagino que será porque todavía no alcanza a donde dejo la varilla el Fuhrer
    Guerra mundial
    Invasion con muerte y destruccion de Europa
    20 millones de sovieticos muertos
    6 millones de judios de todas las edades exterminados
    60 millones más de otras nacionalidades
    Desvastacion social y económica
    Quizá por este pequeño detalle es que todavía no lo pueden comparar y vencerlo en elecciones

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también