Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

La Teleinformática a favor del consumidor

| 51

La protección al consumidor es un tema que preocupa a los cubanos. Foto: MINCIN.

La venta de un producto o de un servicio, o la consumación de un trámite ciudadano, suele ser la milla final o la hora de la verdad, de un proceso que se gestó mucho antes y que requiere ser tratado sistémicamente.

Este artículo nació al ver el documental en el programa de la Mesa Redonda del sábado 22 de septiembre; y antes la comparecencia en la Revista Buenos Días de funcionarias de la actividad comercial para explicar el acuerdo de la ministra de Comercio Interior (MINCIN) sobre regulación de la venta a un conjunto de productos seleccionados.

Es un mal generalizado en la vida socio-económica del país, buscar soluciones parciales o parches a problemas que deben ser considerados en su carácter sistémico, en lo que abordar un componente aisladamente, no proporciona la solución consistente y estable que todos deseamos.

Cuando se anunció la regulación de la venta de 48 productos seleccionado mediante acuerdo o norma jurídica de la ministra del MINCIN, lo que se resaltó y llegó a la mente de la gran mayoría era el tope cuantitativo para vender a una misma persona esos productos.

Ya saben que desde hace algún tiempo vengo abogando por aplicar la teoría de sistema; el pensamiento creativo la Matemática y la Teleinformática en la solución de problemas acuciantes de nuestra sociedad.

Me sentí muy feliz al escuchar las explicaciones sobre la ya citada regulación de la venta de productos básicos no normados en la libreta de abastecimiento.

Es cierto que solo la producción que cubra con calidad y de manera estable las necesidades de la población, será antídoto del acaparamiento, que se hace para enfrentar el desabastecimiento potencial o para jugar al malvado que busca beneficiarse dañando a los demás.

Pero mientras la oferta no satisfaga la demanda real y culta, será necesario aplicar medidas que contribuyan al mejor desenvolvimiento posible de las ventas y las compras.

Lo más fácil y seguramente menos efectivo es ponerle una cota superior de venta a cada producto; lo más complicado pero efectivo si se diseña y aplica consecuentemente es generar un grupo de medidas integradas, de manera inteligente, organizada; apoyada por la experiencia y por las técnicas matemáticas, informáticas, económicas y comerciales científicamente validadas.

Esas medidas integradas deben partir del estudio o investigación de la demanda de esos productos con un alcance socio-territorial. Debe seguir la planificación cuantitativa y temporal de la producción, con un eficaz encadenamiento productivo-desde el financiamiento y compra de insumos, materias primas, partes y piezas de equipos, fabricación, almacenamiento hasta la distribución a los puntos de venta-.

Considero muy adecuadas las medidas explicadas en cuanto a la asignación de pautas de distribución en correspondencia con la ubicación, la capacidad y las estadísticas históricas de las ventas.

También lo es la descentralización de la decisión al gerente o administrador del tope o cota superior a vender de cada producto.

Igualmente relevante el establecimiento de un sistema de reaprovisionamiento de los productos, de manera que no se originen baches en las existencias para la venta -aquí la Matemática y la Tele-Informática se convierten en aliadas importantes. No basta con buenas computadoras es necesario aplicar las técnicas de inventarios; buenos programas computacionales y la gestión de datos en RED.

Todo lo anterior crea las condiciones mínimas para que la persona que vende el producto esté respaldada y pueda jugar adecuadamente su rol.

Siempre surgen los escépticos que antes soluciones innovadoras le buscan con lupas las deficiencias y dejan de reconocer lo positivo que está a simple vista.

Cuando se anunció por CIMEX la aplicación “Dónde hay” me sentí contento, y en varias ocasiones la he utilizado con buenos resultados, comprando en el establecimiento más cercano el producto que buscaba. Es cierto que no todos tienen la posibilidad de acudir a esta aplicación teleinformática, pero cada vez serán más los que la tengan.

Es verdad que cuando la oferta no cubre la demanda de manera consistente, surgen los inventos para burlar lo establecido. Ya los cubanos han aprendido a correr por tercera como se dice en el argot beisbolístico. Se ponen más de una vez en la cola; o utilizan y gratifican a otras personas para comprar la cantidad topada; o van de gira por varias tiendas, para acaparar y …

En cuanto al documental considero que estuvo bien logrado, aunque en algunas entrevistas el audio tuvo dificultades. Fue muy buena la selección de los científicos entrevistados-Esteban Morales y Juan Triana-, así como el periodista Ariel Terrero; quienes hicieron reflexiones profundas y aterrizadas.

La persona que está detrás de un mostrador juega un rol muy importante y puede convertirse en toda una personalidad en su oficio. Para ello debe tener conocimientos y habilidades en su puesto de trabajo; debe ser muy asertiva-siempre intentando complacer al cliente-, mantener la ética del vendedor; mantener la calma frente a clientes que se comportan como personas mal educadas; en fin ser un artista de la venta.

Afortunadamente conozco a vendedores jóvenes que son artistas y científicos de la venta, que realizan con elegancia y eficacia su trabajo; que le sugieren al cliente, que dominan las propiedades de los productos que están a la venta, que devuelven lo correcto correctamente, que se esmeran en el tratamiento de los ancianos; que saludan al principio y al final del contacto con el cliente. Por lo general detrás de un vendedor así, hay un gerente o administrador que lo educa, que le exige, que lo estimula, que le demuestra cómo mejorar.

Desgraciadamente no son mayoría, pero preferí hablar de lo bueno y no de lo malo que muchos de ellos hacen.

No sé cómo es el sistema de pago a los que están detrás del mostrador, si cobran un salario fijo o que tienen una parte del salario móvil en función de los resultados de la entidad en que laboran.

No siempre se trata de un dependiente detrás de un mostrador, a veces se trata de un funcionario o trabajador detrás de un buró, con el deber de facilitar los trámites que necesita un ciudadano; pero que en muchas ocasiones está entrenado en complicar las cosas, en dar a entender que si “lo ayudas te ayuda”. Mi respeto a quienes no caen en ese proceder insano.

Muchos locales en que se trabaja en los trámites ciudadanos tienen una situación constructiva deplorable; el mobiliario está para darle baja; los servicios sanitarios están en mal estado o no existen; no se garantiza almuerzo a los trabajadores. Si se hace una inspección rigurosa de seguridad y salud del trabajo podría dar como resultado que se dictaminara el cierre del local y los servicios asociados.

Una solución alternativa sería el desarrollo de los trámites asistidos por la teleinformática; es decir la implantación de un portal del ciudadano que además de informar y orientar pueda iniciar y culminar satisfactoriamente algunos trámites.

Sobre este importante tema de los trámites ciudadanos dedicaremos próximamente un ejercicio de pensamiento creativo en la columna Para Pensar… de Cubadebate.

Espero que los “cubadebatientes” hagan llegar sus comentarios respetuosos, atinados, sinceros y pletóricos de buenas intenciones.

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alexis dijo:

    Excelente comentario, todo está escrito y normado, solo depende su cumplimiento de la buena voluntad y la sensibilidad de dependientes, gerentes y demás en nuestras unidades comerciales y que entiendan que somos su razón de ser, nos maltratamos entre nosotros mismos, los cubanos, porqué hay derechos que tienen los extranjeros y no nosotros?, todos somos iguales ante la ley?

    • Pepe dijo:

      El Socialismo tambien esta escrito y…?? No podemos dejar las cosas a la buena voluntad, a la conciencia, ?? la disciplina se impone

  • José Angel García dijo:

    Lo preocupante es que a cada limitación queda el espacio a la corrupción, lo que no sale por el mostrador sale por la trastienda, lo que escasea se limita para todos pero se “guarda” para algunos, realmente lo que no es liberado debe ser normado, no puede haber productos en el medio, que definitivamente no se puede controlar, por la “libreta” cuantos le dieron a cada quien. Definitivamente estas medidas aparentemente resuelven el problema, pero se crean otros para el que hace cola y se le ponen potenciales posibilidades a quienen venden para extorsionar o para fomentar el “sociolismo”. Se que el nucleo del articulo se destina a otro punto, pero este es el problema de base. Hay algo que no me explico, en la situacion financiera que tiene el pais, que impide un abastecimiento pleno del mercado, como es que se adquieren productos que no son necesarios basicamente en nuestro mercado por las proporciones de la demanda o cuya relación calidad precio no los hace atractivos, cuando esos recursos pueden destinanse a otros, por ejemplo: Hongos en conserva; los anaqueles de algunos mercados estan llenos de latas de cosas extrañas para los cubanos y no hay pollo. Esos productos definitvamente va a rebaja o a merma

  • José Angel García dijo:

    Lo preocupante es que a cada limitación o prohibición que se dispone queda el espacio a la corrupción, lo que no sale por el mostrador sale por la trastienda, lo que escasea se limita para todos pero se “guarda” para algunos, realmente lo que no es liberado debe ser normado, no puede haber productos en el medio, que definitivamente no se puede controlar, por la “libreta” cuantos le dieron a cada quien. Definitivamente estas medidas aparentemente resuelven el problema, pero se crean otros para el que hace cola y se le ponen potenciales posibilidades a quienes venden para extorsionar o para fomentar el “sociolismo”. Sé que el núcleo del artículo se destina a otro punto, pero este es el problema de base. Hay algo que no me explico, en la situación financiera que tiene el país, que impide un abastecimiento pleno del mercado, como es que se adquieren productos que no son necesarios básicamente en nuestro mercado por las proporciones de la demanda o cuya relación calidad precio no los hace atractivos, cuando esos recursos pueden destinarse a otros, por ejemplo: Hongos en conserva; los anaqueles de algunos mercados están llenos de latas de cosas extrañas para los cubanos y no hay pollo. Esos productos definitivamente van a rebaja o a merma.

    • María A. dijo:

      Hay otra María escribiendo en este espacio,en el pasado acertijando,sobre la frase de Eistein ud preguntó si Rolando y yo nos pusimos de acuerdo,pero no, ni conozco a Rolando,así que casualmente coincidimos en los criterios.Para evitar esa coincidencia empezaré a identificarme por María A.( mi apellido es Alonso)
      Coicido en que lo que está fallando es el organizado sistema de balance entre: la existencia –la demanda – la compra necesaria. Un amigo que trabajó hace años en las tiendas recaudadoras como gerente de una de ellas, me decía que eso funcionaba como un reloj en la suya, semanalmente se hacía el balance y se tiraba contra la demanda (que nadie para conocerla mejor que sus dependientes que reciben diariamente la indagación del público), entonces se hacían los pedidos. Lo que generalmente pasaba, es que fallaba la respuesta de los suministradores y la compra no satisfacía la demanda, en tanto le llegaban productos al almacén que habría que preguntarse en qué estaba pensando el que los adquirió.
      Coincido plenamente con el profesor, en que falta mucho de análisis a este tema, porque con el financiamiento que tenemos, podríamos hacer mucho más en la satisfacción al cliente, si de verdad y a conciencia, estuviéramos dispuestos a emplearlo mejor, es que hasta podemos quitar la conciencia ( si no fuera porque nunca está de más) , porque es una mera y elemental regla del mercado estar al tanto de la demanda.
      Hay días en que me entristezco y opino que los gerentes se mantienen indiferentes a estos problemas porque ¿acaso no se reúnen con los directivos nacionales de estas cadenas?¿Nadie ha razonado que a ese sistema le falta sobre todo ciencia y organización?.No podemos darnos el lujo de ser tan irresponsables como para que existan ejemplos como estos: llenar las tiendas de codos de media de 45, cuando se reconoce la demanda que hay de los de 90,que se necesitan prácticamente para todas las redes hidráulicas que se instalan en una vivienda o como pasarnos la vida cacareando que este es un país envejecido y que una persona mayor no encuentre una saya, un pantalón, un par de zapatos, cómodos y adecuados a su edad en estos establecimientos o que se conozca que a fin de año muchas personas quieren pintar su vivienda para esperar el nuevo año con otra imagen y ni en los centros espirituales en esa fecha ud encuentre un galón de pintura.
      En cuanto al buen trato al consumidor, indiscutiblemente pasa por el ¨buen ojo¨ del gerente y su equipo de dirección para seguirlo, educarlo y garantizarlo ,ahí no hay de otra.

  • joseantonio dijo:

    Como jurista, lo que más me preocupa es que el denominado “acuerdo” no es una norma jurídica, al no serlo, tampoco ha sido publicado en la Gaceta Oficial, por lo que no es de conocimiento público. Como se trata de un acuerdo, solo obliga a los miembros del órgano colegiado que lo aprobó, el resto de las personas, puede desentenderse de este olímpica y criollamente, como ha pasado muchas veces. Racionar y limitar no es la solución del problema. Es muy fácil evadir el “acuerdo”, pues se pueden fraccionar las ventas en varios vales, con lo que los acaparadores (agiotistas y especuladores), en contubernio con quienes tienen que cumplir el “acuerdo”, pueden seguir campeando por sus respetos, tal vez con algo más de trabajo para todos ellos, pero con similares o mayores beneficios individuales. Nada amigos, mientras no haya productos suficientes y estables para satisfacer las demandas, los consumidores normales seguiremos “tras las huellas” de “donde hay” las mercancías que necesitemos y “cuando una mujer” me pida “de tarde en casa” que le compre aceite, perfume y pintura de uñas y papel sanitario, de responderé que no “vale la pena” seguirles la pista, pues “la dosis exacta” resulta imposible de comprar.
    Espero que sea publicable, con perdón de los televidentes.

  • Maria dijo:

    Despues de la parafernalia de artículos sobre las “manzanas de la discordia” de la Puntilla es el primer artículo que leo que tiene un razonamiento obejtivo, con limitar las ventas de productos despues que alguien con poder mediático diera una denuncia me parece pueril, las causas son más profundas y complejas, bravo por Usted por abordar este tama, un saludo

  • Rolando dijo:

    A raíz del artículo del comercio electrónico comenté que el POS, no puede convertirse en un derecho vulnerado, a reclamar por los clientes, sino un servicio más que con gusto ofrezcan los comercios. A mí ni me va ni me viene la rebaja que me hacen, pues cuando tengo que soltar los ahorros, ya mi mente está conectada con el precio original del producto. Mi ventaja está en no tener que andar con dinero en la calle, y de seguro, si me endulzan y me dan todas las garantías de seguridad, utilizo el servicio. Ahora, llaman la atención “cubanadas” como la de no tener que poner la clave para autorizar el descuento y que no me muestren en la caja los descargos con el monto a pagar, como se hace en el mundo entero. Además, demorar el servicio por la inspección del carnet de identidad, el llenado de datos en un libro de registro y la firma de un comprobante que, a fin de cuentas, tiene que ser mío. Y me pregunto ¿por qué hacerlo difícil si ese vino no es nuestro, ni vino agrio?

    Aproveché para sugerir:
    Si se quiere que la gente sea estimulada a pagar con la tarjeta magnética, denle la bonificación a la entidad para estimular a los trabajadores y ellos solos les venderán las ventajas a los clientes. Si quieren que no conecten teléfonos en las terminales, hagan las conexiones directas, sellen las cajas y, ante cualquier violación, suspendan la bonificación a la entidad. Ellos crearán su propio sistema de vigilancia. Si se quiere mejorar el servicio, hagan que los dependientes ganen “sólo” un porciento de cada producto que pasan por la caja, da igual si se usa POS o no. Así se acaban los productos por fuera y se reducen los multados, las plantillas infladas en las tiendas (con 3 en un mostrador), el mostrador vacío sin atención con un dependiente al lado y se olvidan de las propinas. El que está pal cuento y el invento se va solito y se queda el que de verdad quiere vivir de su trabajo y ese, va a enamorar al cliente y no va a querer cerrar por fumigación, por inventario o por invento. Y si como colofón, me ponen un sistemita sencillo de evaluación de la satisfacción el cliente (votación electrónica de buena, regular y mala ante el actuar de cada empleado), como el que he visto en algunos bancos del más allá (como suelo decir) … El número de votaciones tiene que ser menor o igual que el número de operaciones registradas (para que no haya invento). Al mismo tiempo, menos votaciones entre el número de operaciones, pues perjudicial para el empleado. De seguro endulzarán más todavía al cliente para que vote favorablemente y si accidentalmente se rompe el aparatico, el mismo arregla si tiene que hacerlo.

    Así usamos la teleinformática y el cliente ejerce el gobierno electrónico. Créanme, la gente, más que ganar dinero o tener comodidades, prefiere no perderlas. Y si son significativas, el estímulo es mayor aún. Esta es la motivación de la “burocracia” de la que hablaba en mi comentario al artículo de “Hablar y Escuchar”. ¡Usémosla de manera positiva!

    • Rolando dijo:

      Con respecto a los servicios mediante la teleinformática, constituye una de las aristas del gobierno electrónico y, en un comentario en ese anterior artículo que perfectamente se aviene a este, me hice eco de algo que dijo Calviño en un programa sobre el cambio de mentalidad, que dice más o menos así: “Cuando pretendes hacer un cambio, tienes que tener en cuenta que esto implica cambiar, al menos 5 o 6 cosas más a tu alrededor”. Y aproveche para dejar una dinámica de ficción, pero que, a decir de las vivencias de muchos, es perfectamente posible. Y, aunque nadie me respondió, la comparto aquí.

      Debido al gobierno electrónico, mi centro, que sólo usaba las computadoras para llevar la contabilidad y hacer informes, de pronto tiene que tener una página web, publicar contenidos, ofrecer servicios online y retroalimentar a los usuarios. Como no hay personal nuevo para ello, se recibe un adiestramiento, pero la gente se percata de que esto implica más trabajo, hay que seguir haciendo las cosas de antes y siguen cobrando lo mismo. Por lo tanto, no se preocupa mucho por aprender. A fin de cuentas, no hay más nadie que lo haga y el puesto está garantizado.
      Se hace una inversión y se compran máquinas nuevas con las prestaciones necesarias, se contratan los servicios para el diseño de la página web, se transforma una plaza para un administrador de red y a los 3 meses, se rompen 2 de las 5 máquinas porque, aunque se les garantizó un local, pasados de los KWh asignados, las máquinas no podían tener climatización todo el tiempo necesario. A los 6 meses, se rompe el Split del servidor y otra máquina más, por fallos en el fluido eléctrico. La empresa eléctrica, como Poncio Pilatos, el Split no hay como sustituirlo y las máquinas, selladas, se mandan al taller “autorizado”, del que nunca viraron. Entonces a los 7 meses de iniciado todo, se muere el servidor. Bastante aguantó. Y lo peor, se nos acabó el gobierno electrónico antes de empezar y todavía no se paga el crédito con el que se adquirió la tecnología.
      ¿Me ayudan a encontrar al responsable por el incumplimiento de la tarea?

    • Rolando dijo:

      En mi labor diaria me he percatado y convencido, además, de que no basta con dotar de tecnología de punta y preparar a la gente para usarla una y otra vez, con el ánimo de ofrecer un mejor servicio o realizar una labor más eficiente. La gente tiene que querer dar más de sí, de lo contrario no se logra nada.

      En otro ejemplo que no sé por qué no me lo publicaron, respondía a alguien que daba una disertación de lo que ha hecho correos de cuba y las visitas internacionales a la página web, etc., etc. Y es que el problema no está en que las entidades tengan o no las páginas web para hacerlo, porque se queda en la superficie del Gobierno electrónico. El problema está en los cimientos, como bien explicó otro forista. La gente tiene que pagar 2 CUC la hora para conectarse a una página donde alguien que no ve y, por tanto, no sabe si siente o no, supuestamente le va a resolver problemas que cara a cara nadie les ha resuelto, o va a aceptar y utilizar criterios que, luego de planteados cara a cara, nunca han tenido cabida. Además, lo tienen que hacer con una infraestructura y sobre plataformas que aún no ofrecen un servicio ni medianamente aceptable a pesar de los esfuerzos. La gente espera soluciones duraderas y sostenibles, no parches y más experimentos. Esto se parece al juguete nuevo que entretiene al niño que llora, pero al final no le calma el llanto.

  • Dayana dijo:

    Gracias profesor por artículos como este, estoy de acuerdo con sus comentarios.
    Sólo agregar que al igual que usted, pienso que el salario de los dependientes debe estar estimulado por la cantidad de servicios que brinda, esto ayudaría a mejorar la calidad. Actualmente se les paga lo mismo a los dependientes “malos” que no se molestan por atender a los clientes o lo hacen de mala gana, que a los “buenos” que son artistas de la venta como usted los califica, porque son pocos pero sí existen…

  • Víctor Angel Fernández dijo:

    Estimado Néstor: Como bien sabes soy un gran defensor de tu tesis sobre Informatización PARA la sociedad. Mientras eso no se comprenda (al menos yo no veo que esté en proceso de comprensión de acuerdo con lo que se ha hecho público) nuestro camino hacia la implementación real de los “procesos informáticos de bien público” no se harán realidad.
    Lo demás, en relación con el comercio, esas medidas se parecen demasiado a querer curar un cancer con curitas. Son demasiados agujeros en el colador para poder recoger agua.

  • jpuentes dijo:

    El asunto, del que está “detrás del mostrador”, es de actitud, pero es un problema, además, sistemico. Muchas veces por lo bajos salarios no se consigue la persona idonea. Y se contrata a cualquiera que quiera matar el tiempo y si tiene cierta “búsqueda” es mejor. Hay que tener en cuenta el sistema de contrataciones en los establecimientos publicos y estatales. Persiste paternalismo y falta de rigor. Antiguamente se hacian, tests, entrevistas. Ahora, es: presenta tu curriculum y ya veremos… En el mundo empresarial se puede hacer entrevistas y pruebas tecnicas hasta por telefono, pero ni eso se hace. Después pasa los meses de prueba y de forma automatica, sin hacer ningún analisis, pasa a trabajador fijo. De ahí en adelante, ya queda blindado para cualquier posible despido. Profesor, la administración de recursos humanos no está jugando su papel, se ha distorsionado y sus politicas en muchas instituciones no son bien atendidas en el tiempo. Yo conozco de varios lugares estatales de servicios que el rigor y la profesionalidad son de excelencia, incluso mas allá del dinero, los puedo mencionar para que lo visiten: 1 y 12 de la EGREM, 7ma y 32, de CIMEX, Hotel Turquesa del MINTUR, entre otros. Porque el que quiere trabajar en algun lugar, pienso que haya indagado sobre el pago para atenerse a ello. Lo demás queda por la administración y los jefes, la exigencia y la administración de la motivación y la aptitud personal de cada uno de los empleados. En cuanto al portal del ciudadano, espero que los que estén “detrás del mostrador”, se encuentren motivados e informados para lograr una actualización de ese servicio diaria y permanentemente. De lo contrario el servicio no será bueno. Contrátese bien y usese todas las tecnicas disponibles para el ejercicio de este rol en el sistema empresarial y de servicios cubanos. Administrese correctamente los Recursos Humanos. Hoy no es así, desafortunadamente…..

  • Arnaldo G. Lorenzo dijo:

    Trabajar por contingencias es una mala costumbre que ha echado raíces en nuestro país, eso hace que se la pasen poniendo parches y remiendos. Es como el que se fracturó el dedo y se quiere curar tomando calmantes para el dolor, es más o menos así. Es verdad que son muchos los problemas a enfrentar, pero esa manera de trabajar distanciado de la planificación no logra nunca buenos resultados.

    Las regulaciones de tope cuantitativo a la compra de productos en nuestro medio, pasa inevitablemente por el factor humano y por tanto es susceptible de ser vulnerado porque, como usted bien dice, los buenos dependientes no son mayoría.

    La solución pudiera darla la tele-informática. Si todos los registros estuvieran interconectados y el pago con tarjeta electrónica no fuera una odisea, las cosas se facilitaban un poco. Si las bases de datos del registro de identidad, cuentas bancarias y tarjetas de débito o crédito, los pagos a la ONAT y muchos otros como las compras realizadas, estuvieran disponibles y cada uno brindara información a un sistema integrado eso pudiera hacerse de una manera realmente efectiva. El sistema sabría automáticamente la cantidad de jabones que ha comprado Arnaldo, en cualquier tienda del país, y ponerle una cota. Pero también permitiría aplicar la matemática y los análisis estadísticos, puede saber la cantidad de pollo que compro regularmente o de detergente o de cualquier otro producto y las cotas o los límites máximos permitidos pueden ser personalizados. Y otra cosa, no dependen del vendedor, es la máquina la que pone el freno. Pero aquí las cosas están a medias en ese aspecto. Eso que le digo no lo he sacado de ninguna obra de Orwell, es real en muchos países y se usa para muchos propósitos.

    Le pondré un ejemplo personal: Por razones familiares desde hace casi 7 años trabajo por cuenta propia. Soy ingeniero electrónico y me dedico a la reparación de equipos, principalmente computadoras de escritorio y portátiles. En todos esos años cuando he prestado servicio a alguna entidad estatal o cooperativa, el pago se ha hecho mediante cheques. Lo curioso es que cada vez que voy a cobrar un cheque el cajero debe anotar todos mis datos personales, mi número de identidad, mis nombres y apellidos, dirección, etc, porque el sistema no es capaz de memorizarlos ni está conectado con otros registros que pueden brindar esa información de manera instantánea y más fiable. Tienen computadoras modernas y sistemas informáticos nuevos en el banco pero allí, en su pedacito. Si vas a la ONAT tienen una computadora en cada buro y un sistema que funciona bien pero allí, en su pedacito. Vas a una tienda de TRD o CIMEX tienen todas las cajas conectadas a un servidor, escáneres y tecnología, pero allí en su pedacito.

    La informatización es algo más que computadoras nuevas y conexión a internet, hay que aprender a usarlas y sacarles el máximo provecho. Hay muchas funciones para las que el hombre es maleable y ha tenido que ser sustituido por la tecnología, porque la máquina no tiene intereses ni amigos ni socios ni es sobornable y a la larga sale más barata que todo un equipo de inspectores, fiscalizadores y controladores que, por demás, también son humanos y maleables.

    Espero que este debate se produzca en Para Pensar, con los buenos pensadores que hay allí estoy seguro que la tormenta de ideas va a superar la categoría 5.

    Saludos…

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy buen análisis del destacado científico, educador y político cubano Prof. Néstor del Prado Arza. Es muy sincero y claro, lo comparto por entero. Mi único comentario es en: “Es cierto que solo la producción que cubra con calidad y de manera estable las necesidades de la población, será antídoto del acaparamiento, que se hace para enfrentar el desabastecimiento potencial o para jugar al malvado que busca beneficiarse dañando a los demás.
    Pero mientras la oferta no satisfaga la demanda real y culta, será necesario aplicar medidas que contribuyan al mejor desenvolvimiento posible de las ventas y las compras”
    Con lo que estoy también de acuerdo, mi salvedad es que hasta ahora en muchas décadas se ha dirigido el esfuerzo más a hacer justicia, que a producir, y estas medidas se convierten en otra edición más de lo que el autor señala: “Es un mal generalizado en la vida socio-económica del país, buscar soluciones parciales o parches a problemas que deben ser considerados en su carácter sistémico, en lo que abordar un componente aisladamente, no proporciona la solución consistente y estable que todos deseamos”. Para ello hay que producir más, y mientras concuerdo por completo que hay que organizar la distribución de lo deficitario de una forma seria y que no abra espacios a los malandrines; con la mayor sinceridad no observo un real, intenso accionar para aumentar la producción de alimentos, de materiales de construcción, etc. y eso hay que hacerlo, es necesario. Ni siquiera de lograr que lo producido llegue a los consumidores y así vemos que se pudrieron 15 millones de libras de mangos en Bayate, Guantánamo hace un año, no 15,000 manzanas absurdamente importadas y peor aun vendidas, sino 15 millones de libras de mangos dentro de la Isla, dos mil veces más. Nunca lei quienes fueran los responsables de Acopio que fueran responsabilizados por la pudricion, los de La Puntilla, si los lei. La centralización no ayuda, es muy proclive de burocracia y de generar más excusas que soluciones. Y de tomar medidas cuando se produce un escandalo, “acordandose de Santa Barabara cuando truena”
    Muy de acuerdo con el inteligente y profundo documento del gran Prof. Néstor del Prado Arza, así es como hay que ir a la búsqueda de soluciones reales.
    Si quiero recalcar que si el país requiere de 10 unidades de malangas y producimos solo 5 unidades, es muy pero muy importante que estas 5 unidades se distribuyan con toda justicia y sensato valor, es necesario. Sin embargo no es suficiente, van a seguir faltando varias unidades de malangas, que hay que producir primero para poderlas distribuir despues de una forma socialmente justa.
    Articulos como el que leemos hoy del Prof. del Prado,nos indican el camino de la sinceridad y la accion para resolver lo problemas que perjudican el crecimiento y perfeccionamiento de la sociedad socialista en Cuba. Muchas felicidades!

    • Eduardo Ortega dijo:

      Es un verdadero privilegio para nosotros poder leer artículos como el del Prof Néstor y leer tan buenos comentarios como los aquí expuestos. La inmensa mayoría con mucho valor, con mucho compromiso para el bienestar de nuestra nación.
      Voy a comentar el del compañero y amigo (con su permiso) José R Oro, siempre tan certero y tan revolucionario en sus análisis.
      Dice Oro: “…hay que producir más, y mientras concuerdo por completo que hay que organizar la distribución de lo deficitario de una forma seria y que no abra espacios a los malandrines; con la mayor sinceridad no observo un real, intenso accionar para aumentar la producción de alimentos, de materiales de construcción, etc. y eso hay que hacerlo, es necesario.” Yo tampoco observo ese accionar necesario. No lo observo. En nuestro país lamentablemente, a pesar de toda la intensa labor de nuestro Presidente y que está poniendo al Cjo de Ministros a interactuar en vivo y en directo con los problemas, la cantidad de dificultades va en ascenso. Los precios de los productos de primera necesidad van en aumento.
      Pienso que es muy importante que los Ministerios todos pongan a funcionar de verdad a al ciencia y la técnica, a los miles y miles de especialistas que hay, los que como el propio Oro y otros como Héctor y el Hermano dan sus opiniones de soluciones, todas con pensamientos válidos aunque no siempre iguales; donde tenemos tantas mentes brillantes como las de Néstor del Prado. Lo que hay que hacer es hacerles caso. Es ya momento para que en Cuba se respiren aires más frescos en lo que al abastecimiento de productos de primera necesidad para la población.
      Es duro mi criterio, pero es el que tengo y es mejor decirlo a no callar.
      SALUDOS!

      • Jose R. Oro dijo:

        Estimado Eduardo Ortega. Muy de acuerdo con usted, hay que poner enfasis en la produccion y por supuesto en el control y la justa distribucion. Este es un articulo tremendamente importante del prof. Nestor del Prado y muy buenos, excepcionales comentarios

    • acv dijo:

      Sobre el comentario del profesor muy interesante sobre el suyo le diré que coincido, siempre digo que para buscar solución hay que indagar en los porque y al final saldrá la causa real, y en nuestro caso, que es la Cuba de hoy, sale sobre la crisis social que existe, se podrían poner un sistema cualquiera que a nivel internacional ya existen y no nos tocaría inventar, pero esto resuelve el problema de por si, si el que debe atender esta desmotivado, y el que debe atender a este sitio esta desmotivado, quien dará solución, para mi la solución es social, su problema de los mangos es sencillo asi ocurre en casi todo de la agricultura, creo y opino que Cuba es el país de las Maravillas, donde planificamos no lo que necesitamos y ojala se conozca que se necesita, donde existen siento de instituciones de investigación y decimos que debemos investigar y lo mas importante pagamos con un salario que sabemos que no alcanza y lo decimos, pero que hacemos para que tenga valor y valor de uso, por eso creo muy sinceramente, y pido sus disculpas de antemano, que todo esto queda en espera de la costumbre, como en espera de que nos acostumbremos a que no suceda nada, entonces pregunto porque,

  • Andrews dijo:

    El 80% de esos problemas se resuelven con el dichoso “Post” que nadie quiere usar, pues desde alli se controla toda la venta, cantidad, precio, codigo del vendedor, fecha de la venta y lugar. lo que entonces genera un informe instantaneo de hacia donde debe ir el balance de suministros de un x producto, y su localizacion, la eficiencia de tal o mas cual vendedor, los importes y cantidades vendidas, etc, etc. Por eso el ya famoso “Post”, no le convienea nadie que presta un servicio o tramite pagado, porque acorrala el desorden y la corrupccion. Esa deberia ser una tarea de la Contarloria General de la Republica y no de Fincimex o el Banco, esa inversion en equipos y targetas, se paga sola con las millones de operaciones fielemnte registradas, pero nos gusta navegar en el invento y el desoden. gracias.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Saludos profesor, coincido con sus puntos de vistas y aprovecho su artículo para reflexionar y aportar otro ángulo del asunto. Aunque la solución fundamental para una oferta adecuada muchos suponen que transita por los niveles de producción, me atrevo afirmar en contra corriente, que eso es tan así, mucho más creer que este por si solo hará el milagro del buen servicio que necesita nuestra población, los niveles de producción están asociados a los precios, no a la calidad del servicio como tal, aunque las limitantes actuales hacen que todo eso se confunda, pero necesitamos separar dentro del paquete de soluciones como bien usted plantea, cada uno con su papel dentro de ese sistema, ese fenómeno es dialectico como lo es todo en la vida, lo conforman un conjunto de variables en un orden prioridad, no siempre la prioridad es la más comentada, no es la que vemos a simple vista, lamentablemente la falta generalizada esta en nuestros directivos en no apoyarse en la ciencia al abordar las soluciones de estos problemas, estoy seguro que cualquier medida es siempre correcta en su intención, como lo son las tecnologías, pero al no abordarlos como un conjunto, teniendo en cuenta el orden de prioridad, teoría del punto crítico, es precisamente la causa por la que no se salta a un escalón superior, hay que ir a la ciencia obligatoriamente, sigue siendo una práctica preocupante, algo repetitivo desconocer los estudios de la ciencia. Esa y otras medidas transitorias se pueden aplicar en un sistema, pero después de abordar las soluciones más importantes. Argumentare la idea concentrado en lo que considero la variable clave a resolver en los servicios en nuestro país hoy, con prioridad incluso antes que los niveles de producción, aunque todo debe moverse como una nube de puntos al unísono, un paquete, pero para ayudar al análisis lo separare y me concentrare en ese solo.
    Los servicios, la prestación de servicios en el mundo ha sido un asunto muy estudiado por la ciencia, también en Cuba en años anteriores, las grandes empresas inmersas en esa competencia por el mercado han invertido mucho en esos estudios, acumulan mucha experiencia, nosotros acumulamos conocimientos y experiencia pero no se aplica, solo tenemos que analizar el conocimiento acumulado. La clave del servicio, la prioridad incluso antes que los niveles de producción, está en el ser humano que lo presta, los servicios son de gente joven, los servicios está demostrado por la ciencia y la experiencia es un empleo solo apto únicamente para jóvenes, la prestación de servicios mejora, se transforma de inmediato cuando se refresca esa pieza del sistema, está demostrado que es imposible buscar un sistema de pago, o de motivaciones adecuado para personas adultas o viejas en esa prestación de servicios, que sea capaz de generar una fuerte y nueva motivación en ese tipo de persona, se acumulan en ellos demasiados perjuicios y deformaciones, mañas, propio de la actividad, los desconocedores en gestión de servicios emplean al mismo personal, años por año en esa actividad, ese es nuestro principal problema, no se aplica la regla de oro de la organización del trabajo y los salarios en el socialismo, LA IDONEIDAD. Somos posiblemente el único país del mundo donde la prestación de servicios, bien en tiendas, cafeterías o restaurantes administrados por el Estado, es desarrollado por personas viejas, la muestra más clara es nuestro aeropuerto internacional, los encargados del servicio en gastronomía todos son viejos, muy viejos, eso llama la atención al visitante, el servicio es lento, están desconcentrados, una característica de las personas viejas y cansadas en esa dinámica, contrariamente al mismo servicio que se presta en otro país. Por suerte en es aeropuerto el servicio de la aduana exhibe otra imagen, todos son jóvenes, muchachas bellas, muy jóvenes y hermosas, en eso la aduana es puntera, renueva y refresca contantemente ese personal, la gatroindustria estatal no, todo lo contrario. Si los directivos se apoyaran más en las ciencias sociales para la toma de decisiones, el servicio en general en el país mejoraría notablemente, con los mismos niveles de producción actuales. Por ejemplo, para ilustrar más la idea, las navieras en el mundo contratan a marineros en nuestro país, esa naviera sabe, basada en estudios científicos, que un marino después de los seis meses en el mar, debe ser remplazado, no importa que el barco este en Alemania, ellos contratan un vuelo de avión y los regresan al país al cumplirse exactamente los seis meses, siendo reemplazados por otra nueva tripulación, porque conocen que después de los seis meses en ese función merma notablemente el rendimiento de esa persona, extrañan a su familia, surgen conflictos laborales y personales y más…………………., la empresa gana renovado ese personal para mantener alto el rendimiento y las motivaciones, pero nosotros no nos apoyamos en la ciencia para esa toma de decisión, no la tenemos en cuenta, por ejemplo cuando mandamos una brigada médica por dos años otro país, ahí no consideramos los cambios y procesos que se producen en las motivaciones en esas personas en esas condiciones, planificamos administrativamente la tarea y desconocemos la ciencia en esa toma de decisión.
    Necesitamos apoyarnos en las ciencias sociales y abordar como proyectos integrales cada problemática del país, las soluciones operativas, empíricas, aisladas que implican a la población hoy nos hacen más daño, hay que rectificar. La idoneidad como regla de oro para desarrollar los servicios, valido para todo, incluso para la propia ciencia, es una prioridad, que el movimiento obrero y los directivos deben rescatar, sin ella es complejo, quizás imposible perfeccionar nuestro socialismo

    • Sindulfo dijo:

      La idoneidad, un tema como para hacer una tesis. Hace unos días conversando con una amiga que quiero mucho hablábamos de ese mismo tema. Si ahora una empresa X busca a un carpintero le pedirá una serie de documentos a los candidatos, autobiografías donde dice que fue a las escuelas al campo y salió destacado en la secundaria, avales donde dice que es buen cederista y va al trabajo voluntario, pero ningún aval de un maestro carpintero o de alguien que lo recomiende como buen carpintero, tampoco las pruebas de aptitud en carpintería. Entonces contratan al hombre como carpintero y se le joroban 8 clavos de cada 10, pero no importa, lo mandamos a un curso de capacitación a la escuela de carpintería y mientras tanto le pagamos como carpintero. Si al final no sirve como carpintero, lo ponemos de custodio.

      Lo de las personas viejas en los centros gastronómicos estatales tiene una explicación, si no conoce ese mundo lo invito a que indague cómo funciona eso por detrás de la cancha, es bien interesante y en algunos casos lamentable.

    • jpuentes dijo:

      Ya lo hablé en mi comentario anterior. La idoneidad. Las politicas de idoneidad en muchas entidades estatales, sí funcionan. Es por eso que yo creo que el problema, como usted dice, está en los jefes, en los que dirigen. Por mi casa hay una tiendecita de barrio de TRD, cuya tienda tiene todo lo que tiene un supermercado, desde electrodomesticos, calzado, alimentos y bebidas, piezas de respuestos y aseo, incluyendo productos que por el lugar que está enclavado no son de alta demanda, pero esa tienda ha logrado que así sea. Es una mujer, la administradora. Idoneidad + motivación, es para mí la clave. En una antigua entrevista que guardo como una reliquia en mis archivos, entre Bill Gates y Steve Job, un participante del auditorio le pregunta al segundo cual es la clave para hacer de una empresa exitosa y este le responde que sin duda, es asegurarte de rodearte de gente con talento. En la biografía filmica del afamado empresario hay una anecdota, que algunos pudieran catalogar de odiosa, en cuanto a su aptitud: viene un aspirante con un super-curriculum, con cuello y corbata y Jobs le dice horrores, porque el aspirante le dice que tiene familia y que necesita el dinero. Pero lo que Jobs necesitaba era un tipo brillante, pero a la vez motivado y obsesionado por la profesión. La vida le dió la razón. Lastima de morir tan joven, porque hubiera logrado una segunda revolución en la industria. Hay que tener vocación para servir y hay que tener talento para servir bien. Y servir allí donde hace falta que la gente sean servidos, justo en el momento. En mis vacaciones, en un desayuno, le dije a la persona que me estaba atendiendo: “así mismo y ya…”, me refería a un huevo frito. Y María, la buena y atenta María me dijo: “así y ya no, es como usted lo quiera”. Excelente lección para un hombre, como yo, tan maltratado en los servicios cotidianos.

    • Rolando dijo:

      Héctor y Hermano, me resulta interesante su propuesta científica. No tengo todos los elementos pero me informaré al respecto. No obstante, la aplicación práctica de lo que plantean, le otorga cierto fundamento. En lo particular, no me gusta hablar en términos de viejos y jóvenes, como malos o buenos para una actividad específica. Ahora, de idóneos y no idóneos, con mis dos manos. Este principio básico en la gestión de los recursos humanos, de seguro no es ajeno a nosotros los cubanos, sólo que está limitado por otro principio dialéctico. El servicio solo puede brindarse, si tienes quien lo brinde.
      Si la oferta de trabajo es atractiva y tienes una bolsa de empleo esperando para ubicarse, escoges al más idóneo, incluso puedes incluir requisitos basados en las ciencias sociales, específicos para la gestión en determinados sectores de mercado. Pero cuando no la tienes, tus opciones se limitan a:
      1- Hacer atractiva tu oferta de empleo (competir)
      2- Rentar tus medios para que otro lo gestione adecuadamente
      3- Brindar un servicio mediocre o,
      4- No brindar el servicio y dedicarte a otra cosa
      Cada cual justifica sus chícharos mientras lo dejen, sobre todo si junto a los chícharos se le pegan garbanzos, lentejas y hasta etc. Lo triste es que son los granos de Liborio, los paga Liborio, y el que no los disfruta es Liborio.

    • Enano dijo:

      No estoy de acuerdo en eso de que la edad marca algo en la idoneidad y tampoco que la idoneidad sea algo que pueda ser “palpable” , las grandes empresas del mundo google, microsoft , Facebook , Nestlé y muchas otras hacen pruebas sofisticadisimas para la seleccion de sus empleados base y aun asi se nutre de ejecutivos básicamente de un historial ya creado en la empresa, improvisan muy poco, los clubes de fútbol son otra muestra, y en nuestro país tengo el mejor de los ejemplos, vean las mejores y más exitosas paladares, no tienen reinas de belleza jóvenes trabajando es más los que se guían por esta práctica la rotación de los trabajadores es brutal y la especialización y profesionalización es baja , una que disfruto mucho cuando viajo de la habana a Varadero es “El Litoral matancero” no es que sus sirvientes sean de la tercera edad, tampoco se trata de eso pero ninguna son inexperimentadas rebosantes jovencitas todos son profesionales de una edad media con un tratamiento al cliente de primera clase con arte y conocimiento de la gastronomía y del trato el cliente, esta es la fórmula tener al mejor y para tenerlo quitarse primero los complejos y despues garantizar la libertad individual necesaria para que el balance del mercado conduzca el necesario despeje de quien es y quien no es idóneo, nadie puede decir desde una mesa si eres o no idóneo para una actividad ahora si despues que trabajas en un mostrador se vende un 50% más y las ganancias netas suben un 10 % cuando tu estas ese es el idóneo lo demás es demagogia , el único parámetro que mide la idoneidad es el éxito.

  • Anibal del Prado dijo:

    Saludos Nestor: Dejame decirte ante todo, que estoy de acuerdo 100% con tus propuestas para lograr poner la teleinformatica en funcion de nosotros, los consumidores, pero para lograr esto hace falta, por una parte, mucha voluntad politica y ademas, medidas concretas que eviten las malas acciones de todos aquellos que, desde su puesto, logren ponerle “palos en las ruedas” a estos intentos. En este mismo Cubadebate estaba leyendo el articulo referido al POS “Intenciones POS puestas”, ahi se ve claramente todos los problemas que enfrenta el pais para llevar a cabo esta practica de poder hacer las compras con la tarjeta magnetica, todo lo que ha sido ampliamente comentado por – una vez mas, nosotros, los consumidores (y dolientes) – En ese articulo hay propuestas interesantes, desde penalizar a la entidad que, teniendo el POS no lo utilice a proposito, buscando satisfacer mezquinos intereses de empleados y por ahi para arriba hasta quien sabe donde, hasta bonificar a los empleados en la entidad donde se haga el cobro mediante POS. Claro, que para lograr esto, hay que buscar la manera que menos burocratica sea, por ejemplo, me maravilla oir decir que hay que presentar el carne de identidad, anotarlo a mano y cosas por el estilo de retrogadas. Nosotros ehmso viajado y hemos podido ver como en los paises casi todo el mundo paga con tarjeta y el proceso fluye y no se traba y lo mas que se hace es firmar en una pantallita con un lapiz especial, nadie presenta una identificacion, que por otra parte, en casi ningun lugar te piden identificacion, salvo para tramites ma simportantes, pero comprar en un supermercado??? Jamas!!! Gracias por tu articulo y tu aporte

    • Jose R. Oro dijo:

      Muy estimado Anibal. Excelente tu comentario, como siempre. Un fuerte abrazo, hermano!

      • Anibal del Prado dijo:

        Otro para ti y para Mary, amigo Oro

  • Eduardo Ortega dijo:

    LO REENVIO PORQUE PARECE QUE NO LES LLEGÓ EL ORIGINAL. HUBO FALLOS EN EL ENVÍO
    Excelente artículo, como siempre, como siempre, del Profesor Néstor del Prado.
    El tema relevante. La venta de productos al público debe ser un arte, pero también puede y debe ser una ciencia. Lo que hace falta es que los actores del sistema estén constituidos por artistas y por personas que quieren aplicar los conocimientos de la ciencia y la técnica, como muy bien señala el Profesor.
    Voy a poner un ejemplo de la vida real en este tema, un ejemplo muy positivo que existe a pesar de que las condiciones no están creadas.
    Ayer tuve necesidad de comprar una bomba de agua. Me fui al Mercado de San Lázaro e Infanta. En la ferretería, además de lo que yo buscaba, estaban vendiendo ventiladores, muy codiciados por todos. La cola fue larga, lo que me permitió ver el desempeño del compañero vendedor. Todo un caballero. Por una conversación con alguien que lo fue a ver mientras trabajaba, a quien atendió sin descuidar su trabajo, parece que tiene entre sus pasatiempos la carrera de maratón o algo así. Lo digo para identificar un poco más al compañero porque no alcancé a conocer su nombre. De su firma en la garantía del objeto, no puedo descifrar su nombre.
    A todos nos atendió con suma amabilidad. A todos les daba un trato respetuoso e incluso afectuoso; explicaba el funcionamiento del equipo y más allá, dando consejos para la explotación del equipo. Una compañera delante de mí compró una “cajita” para el TV y le dio muchas explicaciones. Hacía muchos años que no veía a un vendedor tan amable, respetuoso y de tan buen trabajo. No paró la venta ante situaciones difíciles, como un cliente que se percató al pagar que no tenía el dinero completo; él no perdió la compostura. Los ventiladores los probaba cuidadosamente y le pedía al cliente que lo revisara bien, sobre todo el aspa. En fin algo excelente y reconfortante, a pesar de tener que probar los equipos, hacer un papeleo no sencillo, cobrar, etc.
    Aprovecho para felicitar a ese trabajador anónimo de San Lázaro e Infanta y apoyar totalmente las palabras del compañero Profesor del Prado.
    Lamento no haber visto el documental que comenta el Profesor. Me hubiera gustado ver las opiniones de Esteban y de Triana sobre el tema.
    SALUDOS!

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Eduardo Ortega, que buen comentario. Hay que tratar bien a las personas, acabar con el eufemismo de “usuarios”, y reinstaurar la plabra clientes, que deben ser atendidos con esmero. En el marco de las dificultades economicas que el pais vive, el buen trato es obligatorio, el no hacerlo, es adicionar insultos a los agravios. Me gusto mucho su representacion de ese distinguido cubano que respeta a los demas y a si mismo

  • Alejandro dijo:

    Profesor Néstor del Prado, lo felicito por tan elocuente artículo con el cual está ubicando al hombre con su época al decir del Maestro. Me ha demostrado UD su versatilidad en beneficio del mejoramiento humano, lo tengo en un pedestal junto con el amigo ORO, sin caer en idolatría verdaderamente de ustedes se aprende siempre. Ojalá los tengamos por bastante tiempo junto a nosotros. Ahora hace falta que se manifieste la voluntad humana para aplicar con certidumbre toda la tecnología en beneficio de todos y con buenos fines sin limitaciones ni oponentes. GRACIAS PROFESOR DEL PRADO POR SU SABIDURÍA AL SERVICIO DE LA SOCIEDAD.

    • Jose R. Oro dijo:

      Un fuerte abrazo, estimado Alejandro!

  • Pioneer dijo:

    Corriendo el riesgo de ser incomprendido me aventuro nuevamente a participar respetuosamente ( he sido atacado irrespetuosamente y sin derecho a réplica) .

    Donde esta a mi entender las limitaciones funcionales de la ingeniería social o programación de una sociedad , imaginemos un sistema orwelliano con objetivos y métodos angelicales, que se pueda obtener toda la información al momento y se tuviera forma de procesar esta y además el sistema de respuesta para cada necesidad, imaginemos un país como Cuba donde todos los hogares fueran inteligentes y cada persona tuviese un traje inteligente con una plataforma futurista de transportación de todo lo que deba ser transportado desde electrones hasta máquinas de 1000 toneladas, teniendo esta Cuba cabría hacerse varias pregunta, la primera, funcionaria? Le llegarian las necesidades a cada individuo, la respuesta es no y la causa es sencilla las necesidades interpuestas de lo entes se bloquean entre ellas, o sea que aun así habría que establecer PRIORIDADES y por lo tanto habrán insatisfacciones y desenlaces no deseados de estas insatisfacciones o sea estaríamos en el mismo sitio espiritual solo que con expectativas superiores y por supuesto una sociedad más “organizada” o sea por ahí no van los tiros jugando a ser dios conseguimos casi las mismas diferencias que las que quisimos erradicar solo cambiaron de forma de dimensión estructural pero no apreciativa.

    Vamos ahora a la economía, sería pagable un país como este?, la respuesta es sencilla si y no , si, si se deja que cada cual haga lo que más le gusta hacer y para lo cual está mejor preparado, que muchas veces no es ni lo que él cree para sí mismo, sino que por la misma selección de prueba y error personal le dio más dividendos, por las condicionantes del entorno y las posibilidades que se le presentaron, no , si por el contrario, asignamos tareas según un “superdotado” en una estructura superior con incluso toda la información, le asigne, a cada individuo, porque en principio siempre habrá un “yo” que el superdotado no logrará incluso entender, aunque lo “palpe”, que puede entorpecer la función asignada , por lo tanto no se producirá lo suficiente y por lo tanto no se podrá dar soluciones eficientes a cada demanda, aunque sepamos incluso donde es que esta cada una de ellas y contemos milimétricamente con los medios para hacerla llegar, tropezaremos con la máxima( “nada podremos ofrecer, que antes no tengamos, produzcamos, obtengamos”).

    Tengamos por obvio que hay miles de análisis más que se pueden hacer y miles de preguntas que se pueden hacer y contestar pero el comentario no puede ser una tesis de grado.

    Fuera ya de mi país orwelliano automatizado y medido hasta la “médula” y entrando en la realidad más cotidiana y menos confusa, sabiendo que esta ingeniería que nos devolvería al mismo sitio pero con diferente óptica; Tenemos que la única información de la necesidad es el precio, el precio esa cosa tan burda es lo único que transmite entre los entes de una sociedad la información de que “valor” tiene un bien o un ente y cuan “necesario” es.
    Por lo tanto este factor (el precio) que está escrito en cada una de las cosas que nos rodea (implícito o no) es lo que mueve a un actor a desearlo, producirlo, deshacerse de él vendiéndolo regalandolo o botandolo y esa información cambia por cada uno de los millones de acontecimientos que ocurren en el mundo incluso los que no sabemos ni imaginamos y mucho más por los millones de acontecimientos que rodean en cada milisegundo a cada “objeto” , por eso es que es tan difícil hacer ingeniería económica para predecir y mucho menos ingenieria social para “aliviar”.

    Ese “monstruo” que es la sociedad y lo que llamamos economía, que no es más que el resumen de las necesidades y su “valor” y el medio de cómo se satisfacen esas necesidades, es imposible de llevar desde niveles altos de la sociedad , es imprescindible que cada ente por separado con independencia pueda tomar decisiones con sus capacidades para resolviendo necesidades pueda resolver las suyas propias y de ello surja un contrato más o menos temporal y organizado.

    La división del problema “necesidad general” en millones de “necesidades pequeñas” con millones de soluciones cercanas con la mayor cantidad de información posible por la cercanía y por la capacidad de entender el medio que aporte el ente ejecutor es la única manera de garantizar que cada ente tenga la mayor cantidad de necesidad resuelta y no hay otra vía.

    Cuando tratamos de concentrar las decisiones y maximizamos el tamaño de la necesidad sube exponencialmente el desconocimiento sobre la cualidad de esta y se minimiza escandalosamente la efectividad de las respuestas.

    Ojalá me hay hecho entender.
    Un saludo.

    • Rolando dijo:

      No te sientas mal, hiciste tu mayor esfuerzo y eso también vale

    • Rolando dijo:

      No te sientas mal, tu hiciste tu mayor esfuerzo y eso también vale

  • GAlonso dijo:

    Muy interesante. Apoyo el uso de la Telemática para la solución de este gran problema de control-ventas-derechos del consumidor.
    Considero revisar y emplear el término Telemática, en lugar de TeleInformática.
    Telemática es la materia que relaciona las telecomunicaciones aplicada a la informática. Se imparte en las facultades de ciencias técnicas de las universidades y existen departamentos, maestrías y doctorados en esa materia.
    Los apoyo…

    Saludos

  • Ernesto dijo:

    Los artículos del profe siempre son muy reflexivos, ajustados y necesarios no hay uno que no sobreàse los 50 comentarios increíble nada que la gestión del conocimiento es una nueva línea investigativa muy necesaria, todo en esta vida parte del conocimiento real que tengas de las cosas y sus antecedentes. Lamento decirle profe que los cajeros y dependientes tiene un salario fijo; y lo más triste es que muy pocas adminstraciones están enfocadas en lograr la satisfacción del cliente no realizan encuestas, los estudios de mercados muy malos y las compras para que decir, es cierto que en ocasiones vemos cada productos en las tiendas que no se mueven y se vuelve occioso la ciencia de la logistica en Cuba está muy mal en una ocasión me dijeron que el 40 % del PIB de Cuba está en almacenes XD que ineficiencia, esa misma persona me expuso el ejemplo de Japon solo almacenan un 5 % que organización y planificación ya sé que no están bloquedos y hasta etc. Pero lo cierto es que hace falta organización y conciencia que lo que salgamos a comprar afuera debe ser lo que necesita el pueblo y lo qe existe la posibilidad de producirlo en Cuba pues nada hay que hacerlo aquí, porque diablos importamos detergente y no compramos la materia prima para que Suchel lo haga esto es un simple ejemplo.
    Hay que recuperar la disciplina cientifica, tecnologica, industrial, laboral y todas las demás para seguir hacia adelante.
    Gracias profe, por presionar la neuronas de nuestros foristas.

  • elaine pujol dijo:

    porque razon quitan al pueblo las ventajas que se les ofrecen y que son tan valoradas por personas que tienen pocos recursos,el plan amigo nos ayuda mucho a mantenernos en contacto con nuestros familiares y amigos y no entiendo como es posible que quiten este servicio que ha sido de tanta ayuda para el pueblo en general, voy a escribir de esto en todos los medios posibles hasta que sea oida por alguien, el servicio ya estaba limitado a un cambio al mes con eso era mas que suficiente para mantenerlo sin afectarse la empresa.

    • frankl dijo:

      Correcto, un justo reclamo este del plan amigos!!! Busca sobre lo que es la tarifa plana.

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también