Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La derecha reescribe la historia latinoamericana

Por: Emir Sader
En este artículo: Argentina, Neoliberalismo, Política
| 17

Cuando no se puede borrar la historia, hay que tratar de reescribirla, dándole un sentido radicalmente opuesto al que tuvo en la realidad. Eso intenta la derecha latinoamericana con respecto a los gobiernos progresistas de este siglo en el continente.

Después de la euforia con la propuesta neoliberal, que resolvería todos los problemas de nuestros países, reduciendo el Estado a su proporción mínima, promoviendo el dinamismo del mercado, vino la depresión por el agotamiento prematuro del modelo. No hay cómo poner en duda el éxito de los gobiernos antineoliberales, entonces hay que borrar ese tramo de la historia, descalificar a sus personajes y hacer como si no hubieran existido. Es necesario para que la historia (o, mejor, el fin de la historia) siga su curso, para que el pensamiento único trate de imponer de nuevo sus verdades incuestionables y que el Consenso de Washington refuerce su carácter consensual.

Es necesario para que los gobiernos puedan aplicar los mismos esquemas fracasados, varios años después, como si nada hubiera pasado, poniendo la culpa de su nuevo fracaso en los gobiernos anteriores, que solo sirvieron para eso, para desviar a la economía del buen camino.

La historia ya había terminado. Solo quedaba la insistencia de algunos líderes para intentar reabrirla, buscando caminos imposibles, a contracorriente. Buscando distribuir el ingreso cuando de lo que se trata el neoliberalismo es de concentrarla. Expandiendo el mercado interno de consumo popular, cuando de lo que se trata es de reducirlo. Afirmando políticas externas soberanas, cuando de lo que se trata es de ser subordinados. Recuperar el rol activo del Estado, cuando de lo que se trata es de disminuirlo a su dimensión mínima.

Total, lo que ha pasado en este siglo en varios países del América latina ha sido simplemente un mal entendido, un paréntesis de equívocos en el camino inexorable de la economía global. De lo que se trata, entonces, no es solamente de retomar el buen camino, sino también de eliminar a todos los indicios de esos intentos antineoliberales, para que nadie más sea llamado a engaño y busque contradecir el Consenso de Washington y violar el pensamiento único.

No ha pasado nada en la Venezuela de Hugo Chávez. Fue tan solamente el uso exorbitante del precio alto del petróleo para enriquecer a funcionarios de gobierno y ganar aliados externos a cambio de petróleo.

No ha pasado nada en Brasil, salvo el despilfarro de recursos públicos para distribuir renta a contramano de la búsqueda de competitividad. No ha pasado nada en Argentina, salvo algo similar a lo de Brasil. Bolivia sería la misma en la época de Sánchez de Losada y en la época de Evo, salvo la propaganda gubernamental. Ecuador sigue siendo el mismo de siempre, a pesar del gobierno de Rafael Correa.

No se discute el carácter de esos gobiernos, no se los compara con otros, porque la discusión sería muy incómoda. Se trata entonces de descalificar a los líderes que han comandado esos gobiernos. Todos populistas, irresponsables con el equilibrio de las cuentas públicas, corruptos. Basta con eso para borrar a sus gobiernos, a sus políticas sociales re distributivas, al prestigio de sus políticas externas soberanas, del apoyo popular que han tenido. No se trata de un debate histórico, político, económico, social, de ideas, sino simplemente de encargar al Poder Judicial, a la policía, a los medios, de destruir sus reputaciones, acumulando sospechas, aunque nunca comprobadas.

Lula, Cristina, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Pepe Mujica, son descalificados, se intenta destrozar sus imágenes en los pueblos de sus países, para esconder que esos pueblos son víctimas del consenso neoliberal y de las derechas latinoamericanas, que no logran construir alternativas de gobierno que no sean el retorno al modelo fracasado en América latina y en todo el mundo.

Entonces hay que reescribir la historia, borrar períodos, líderes y gobiernos, para retomar la idea de que no habría alternativa a sus caminos accidentados, que han producido las peores catástrofes en cuanto país han gobernado.

 

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cam dijo:

    las personas son inteligentes. pero los pueblos son absolutamente estúpidos. la única manera de combatir esto es con datos estadísticos. en vez de echarle la culpa a un fulano o un sistema. es explicar hasta el cansancio porqué tiene la culpa. con número y gráficas. nada puede rebatir eso. si tu sistema es mejor porque los numeros lo dicen. va a ser mejor siempre. sin importar quien cuente la historia. esta es la campaña que tiene que hacer la izquierda. y el resto tiene que callarse.

    • Pioneer dijo:

      Ud tiene toda la razón , estadisticas por delante , indice de pobreza extrema, y de pobreza absoluta , indice de satisfacción de la población, indice de proyectos personales realizados, indice de salud, cantidad con calidad de la educación , estabilidad economica, indice de Gini, seguridad social, pensiones, oportunidades con esos datos en la mano quien es quien y lo demas demagogia y chovinismo.

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Aclarame algo, CAM, para completar tu perfil sicológico:

      En esa afirmación tuya (de la cual discrepo totalmente) de que “los pueblos son absolutamente estupidos”;
      1- ¿Incluyes también al pueblo cubano y a sus aliados, o sólo a los pueblos que elijen presidentes que no sean de izquierda?
      2- ¿Consideras que la “estupidez absoluta” tiene carácter continuado, como cuando los argentinos elijieron a Macri o tiene sus momentos de lucidez como cuando los mismos argentinos eligieron Cristina?

      Gracias por tus esclarecedoras respuestas.

      • Leandro dijo:

        Coincido con Ud. y agrego que en mi criterio una de las mayores estupideces es considerar que los pueblos son estúpidos, es el desprecio absoluto a los pueblos.
        No dudo de la importancia de los datos, pero los poderoso medios de difusión solo divulgan los datos que les conviene a los poderosos, que se presentan también en la manera que conviene a los poderosos. Habría que divulgar también en esos poderosos medios, las millonarias sumas destinadas a desestabilizar a los gobiernos progresistas y los daños que causan a eso gobiernos las acciones deliberadas para ahogarlos.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Reescribir la historia ha producido las peores catástrofes.
    Traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=31443

  • camino correcto. dijo:

    Pero esa derecha está ahí porque el pueblo la eligió.

    • Enrique.B dijo:

      La derecha esta ahí porque el pueblo es ignorante y porque los engañan.

      • camino correcto. dijo:

        Enrrique B que mal criterio tiene usted de nuestros hermanos latinoamericanos, usted cree que puede existir un pueblo completo engañado o ignorante, apretaste…

  • Enrique.B dijo:

    Completamente en lo cierto, tratan de borrar la historia como si nunca hubiese ocurrido, pero uno no se pude rendir no importa lo que ocurra, ya que solo hace falta que los buenos no hagan nada para los malos vencer.

  • El buril dijo:

    El punto es otro. La historia no se puede reescribir. El pasado tampoco. Es una máxima y por ahí vamos. No divaguemos pues perdemos el verdadero camino. Saludos.

    • Enrique.B dijo:

      Ya Estados Unidos ha reescrito la historia, en los documentales, películas y demás ponen que los que ganaron a los Nazis en la Segunda Guerra Mundial fueron ellos y que la Unión Soviética no hizo nada más que defenderse o no hizo nada y eso es solo en el caso de que la mencionen.

      • El buril dijo:

        Enrique B: Búscate un buen detector de mentiras, un buen detector de basura, y encuentra los buenos y serios autores, encuentra los buenos y serio documentales realizados por gente seria y comprometida con la verdad y el futuro de la humanidad, busca los buenos y serios periodistas, busca que vas a encontrar pues por suerte siempre los ha habido y siempre los habrá es parte del destino del hombre en la tierra.

  • Luis dijo:

    La historia siempre la han escrito y reescrito los vencedores, sin importar de que bando sean, esa es la realidad.

  • Adrián Cam dijo:

    Quién piense que los pueblos son ignorantes o que la historia es irrescribible, está obviando que la derecha controla absolutamente las industrias culturales y de comunicación. Que el poderoso caballero compra medios, realizadores y periodistas…y asesina o hace caer a quiénes tienen un atisbo de oposición.
    Esa es la verdad. Todo ese poderío es usado minuto a minuto contra quiénes les adversan, aunque no sean ni socialistas (como la Rusia de Putin).
    Y a todo contribuye la histórica división de la izquierda latinoamericana, siempre tan presta a descalificar a sus iguales, antes que hacer frente común para enfrentar a la derecha.

    • Sergio dijo:

      Esa división está DADA por la ARROGANCIA y la PREPOTENCIA de los miembros,,,, de esa izquierda. Lo que digo es porque lo he vivido, nadie me lo ha contado.

      Tiene usted mucha razón.

      Saludos,

  • Maritza dijo:

    Los pueblos tiene que recibir educación, tienen que aprender a pensar, a razonar, hay que luchar contra la desmemoria, solo así dejarán de ser manipulados y vilipendiados. Los líderes tienen que comprender que esto es crucial, además construir consenso, no ceder en principios, dialogar mucho con las masas y enseñarlas a luchar unidas por sus derechos.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Lo planteado por el artículo es una realidad, pero creo que no nos ayuda como izquierda concentrarnos tanto en esa idea, en ese solo ángulo, al igual que hace el imperialismo, nosotros también abusamos de ese enfoque, y culpamos a otros de nuestros propios fracasos y errores, ese tipo de mirada no nos deja ver las verdaderas cusas de nuestros errores. La mayoría de los partidos y líderes progresistas que desarrollaron destacados procesos sociales, primero para alcanzar el gobierno, y después, desde el gobierno, donde aplicaron innumerables beneficios para el pueblo, perdieron y se dejaron arrebatar lo logrado en gran medida por sus propios errores, lo cual ha desmontado la continuidad de esos movimientos populares. Creo que lo más importante y beneficioso para la izquierda latino americana es profundizar en las causas de sus propios errores, la historia ha demostrado que en el actual contexto la izquierda puede alcanzar el poder del gobierno de un pais latino americano, eso es posible, donde quedan dudas es en la capacidad de la izquierda latino americana ya en el poder, y desde ese poder, reinventarse y fortalecerse asegurando así la continuidad. El imperialismo hoy ante el poder evidente de las masas dirigidas por la izquierda, ha sabido aprovechar mucho nuestros propios errores, magnificándolos para destruirnos.
    En mi apreciación el único político latino americano en la historia de este continente, que ha logrado desde el poder, saber usar su poder y su autoridad para sumar a todas las fuerzas progresistas del continente, llámense guerrillero, religiosos, políticos, fue Fidel Castro, Fidel interpreto el momento revolucionario de latino américa de forma magistral, y supo unir esa fuerza a partir del ejemplo de Cuba, uniendo la diferencia, algo muy complejo, que exige mucha sabiduría y liderazgo, algo parecido hizo Mandela para unir Sudáfrica. Pocos desde el poder hacen ese milagro.
    Al alcanzar el poder, como cualquier proceso de dirección, la izquierda en el poder requiere del asesoramiento, y control de su propio partido y de la ciencia, no solo de sus funciones, sino también del desarrollo de sus emociones, aun con una ética y moral alta, muchas veces son gobernados por la vanidad, el ego, la avaricia que el propio poder procrea, fraccionado así la unidad. Abraham Lincoln decía, “casi todos podemos soportar la adversidad, pero si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder”.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emir Sader

Emir Sader

Sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Vea también