Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Octubre de 1962: ¿Acaso fue Fidel Castro quien puso al mundo al borde del holocausto mundial?

| 47
Fidel Castro comparece por CMBF-Televisión Revolución en respuesta al discurso del Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, relacionado con la situación de los misiles soviéticos existentes en territorio cubano, 23 de octubre de 1962. Foto: Archivo de Cubadebate/ Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel Castro comparece por CMBF-Televisión Revolución en respuesta al discurso del Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, relacionado con la situación de los misiles soviéticos existentes en territorio cubano, 23 de octubre de 1962. Foto: Archivo de Cubadebate/ Fidel Soldado de las Ideas.

Todavía se observa en cierta literatura los enfoques que, al exponer e interpretar la llamada Crisis de Octubre, señalan a Cuba como la máxima responsable de poner al mundo al borde del holocausto mundial. Ello también responde a la manera errada en que se manejó la crisis, en especial por la dirección soviética, siendo Cuba la más desfavorecida tanto en su imagen internacional como en la solución a que llegaron Kennedy y el premier soviético Nikita Jruschov.

La manera en que Jruschov actuó al producirse la crisis, cuando sin contar con la dirección cubana negoció con Kennedy la salida de los cohetes nucleares de la Isla, y peor aún, de manera subrepticia negoció esa salida a cambio de la retirada de los misiles nucleares estadounidenses ubicados en Turquía e Italia, dejan mucho que desear sobre las verdaderas o fundamentales motivaciones que tuvo Jruschov a la hora de proponer a los cubanos la instalación de los cohetes en Cuba. ¿Qué tenían que ver los cohetes de Turquía e Italia con la defensa de Cuba? ¿Por qué no exigió se devolviera a la Mayor de las Antillas el usurpado territorio de la Base Naval de Guantánamo, se eliminara el bloqueo económico u otros aspectos que sí se ajustaban a los intereses de la Isla?

A pesar de que en las concepciones defensivas ya elaboradas para entonces por parte de la máxima dirección cubana, los misiles nucleares no estaban comprendidos, y de la conciencia de los líderes cubanos de que su presencia en el territorio insular podía afectar el prestigio de la Revolución, se aceptó la instalación de los cohetes, a partir de que se cumplía con un principio ineludible de apoyo internacionalista con el Campo Socialista y la URSS en particular, sobre cuya amistad no existía la menor duda, porque la había demostrado muchas veces. Se trataba entonces de que si la URSS había estado siempre dispuesta a ayudar a Cuba en los momentos más críticos, no se podían esgrimir intereses nacionales estrechos, cuando los que estaban en juego eran los intereses del Campo Socialista como un todo y por supuesto, vistos en un sentido más estratégico, los de la capacidad para defender a Cuba también.

Mucho se perdió en el terreno moral, político y diplomático cuando los soviéticos decidieron que la instalación de los cohetes nucleares en Cuba se hiciera de manera secreta, y solo hacerla pública cuando fuera un hecho consumado, al que Estados Unidos supuestamente tendría que resignarse. El líder de la Revolución Cubana defendió en todo momento que la operación se hiciera pública bajo el respaldo del derecho internacional, pues no había nada ilegal en ello. Aunque mantuvo el criterio de que los soviéticos eran los que debían tomar la decisión final, por consideración a su gran experiencia internacional y militar. (1)

La famosa y tantas veces manipulada carta de Fidel a Jruschov escrita entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de octubre (traducida y enviada al líder soviético desde la embajada de la URSS en La Habana), ha sido uno de los documentos más utilizados para ubicar al líder de la Revolución como un «irresponsable» y hasta un «loco», que puso en riesgo la existencia humana en la faz de la tierra.

Hay que decir que si para Estados Unidos la crisis había comenzado en octubre de 1962, Cuba vivía una crisis que amenazaba su supervivencia como nación independiente y soberana desde enero de 1959, enfrentada a las más disímiles formas de agresión del gobierno de Estados Unidos, incluyendo la invasión mercenaria de Playa Girón en abril de 1961. La «Operación Magosta», la más amplia operación de guerra encubierta, elaborada e implementada por Estados Unidos contra otro país, aprobada por el presidente Kennedy en noviembre de 1961, debía concluir con la invasión directa de las fuerzas armadas estadounidenses en la Isla, precisamente en octubre de 1962.

La carta enviada por Fidel a Jruschov no proponía dar el primer golpe nuclear preventivo, sino que, en caso de producirse la invasión a Cuba —la variante menos probable—, no vacilara la URRS en responder con armas nucleares, evitando cometer los mismos errores de la Segunda Guerra Mundial (2), pues la invasión significaba que ya Estados Unidos se había decidido a iniciar la guerra termonuclear lanzando el primer golpe nuclear contra el país soviético. Es de destacar que si Fidel hubiera dominado el estado real de la correlación de fuerzas nucleares, con una ventaja aplastante para el lado norteamericano, esta misiva jamás se hubiera producido, pues significaba incitar al líder soviético al suicidio de su pueblo.

Fragmentos de las cartas intercambiadas por ambos líderes en esos días de tensión, muchas veces citadas inconexamente, ilustran de manera fehaciente la verdad histórica:

Mensaje de Fidel a Jruschov, el 26 de octubre:

Hay dos variantes posibles: la primera y más probable es el ataque aéreo contra determinados objetivos con el fin limitado de destruirlos; la segunda, menos probable, aunque posible, es la invasión. Entiendo que la realización de esta variante exigiría gran cantidad de fuerzas y es además la forma más repulsiva de agresión, lo que puede inhibirlos.

(…) Si tiene lugar la segunda variante y los imperialistas invaden a Cuba con el fin de ocuparla, el peligro que tal política agresiva entraña para la humanidad es tan grande que después de ese hecho la Unión Soviética no debe permitir jamás las circunstancias en las cuales los imperialistas pudieran descargar contra ella el primer golpe nuclear.

Le digo esto porque creo que la agresividad de los imperialistas se hace sumamente peligrosa y si ellos llegan a realizar un hecho tan brutal y violador de la Ley y la moral universal, como invadir a Cuba, ese sería el momento de eliminar para siempre semejante peligro, en acto de la más legítima defensa, por dura y terrible que fuese la solución, porque no habría otra. (3)

Jruschov a Fidel el 30 de octubre:

En su cable del 27 de octubre Ud. nos propuso que fuéramos primeros en asestar el golpe nuclear contra el territorio del enemigo. Usted, desde luego, comprende a qué llevaría esto. Esto no sería un simple golpe, sino el inicio de la guerra termonuclear.

Querido compañero Fidel Castro, considero esta proposición suya como incorrecta, aunque comprendo su motivo.

Fidel a Jruschov el 31 de octubre:

No ignoraba cuando las escribí que las palabras contenidas en mi carta podrían ser mal interpretadas por usted y así ha ocurrido, tal vez porque no las leyó detenidamente, tal vez por la traducción, tal vez porque quise decir demasiado en pocas líneas. Sin embargo, no vacilé en hacerlo. ¿Cree usted compañero Jruschov que pensábamos egoístamente en nosotros, en nuestro pueblo generoso dispuesto a inmolarse, y no por cierto de modo inconsciente, sino plenamente seguro del riesgo que corría?
(…)
Nosotros sabíamos, no presuma usted que lo ignorábamos, que habríamos de ser exterminados, como insinúa en su carta, caso de estallar la guerra termonuclear. Sin embargo, no por eso le pedimos que retirara los proyectiles, no por eso le pedimos que cediera. ¿Cree acaso que deseábamos esa guerra? ¿Pero cómo evitarla si la invasión llega a producirse? Se trataba precisamente de que este hecho era posible, de que el imperialismo bloqueaba toda solución y sus exigencias eran desde nuestro punto de vista imposibles de aceptar por la URSS y por Cuba.
(…)
Yo entiendo que una vez desatada la agresión no debe concederse a los agresores el privilegio de decidir, además, cuándo se ha de usar el arma nuclear. El poder destructivo de esta arma es tan grande y tal la velocidad de los medios de transporte, que el agresor puede contar a su favor con una ventaja inicial considerable.
Yo no sugerí a usted, compañero Jruschov, que la URSS fuese agresora, porque eso sería algo más que incorrecto, sería inmoral e indigno de mi parte; sino, que desde el instante en que el imperialismo atacara a Cuba y en Cuba a fuerzas armadas de la URSS destinadas a ayudar a nuestra defensa en caso de ataque exterior, y se convirtieran los imperialistas por ese hecho en agresores contra Cuba y contra la URSS, se le respondiera con un golpe aniquilador.
(…)
No le sugerí a usted, compañero Jruschov, que en medio de la crisis la URSS atacara, que tal parece desprenderse de lo que me dice en su carta, sino que después del ataque imperialista, la URSS actuara sin vacilaciones y no cometiera jamás el error de permitir circunstancias de que los enemigos descargasen sobre ella el primer golpe nuclear. Y en ese sentido, compañero Jruschov, mantengo mi punto de vista porque entiendo que era una apreciación real y justa de una situación determinada. Usted puede convencerme de que estoy equivocado, pero no puede decirme que estoy equivocado sin convencerme.
(5)

Esta carta también ha sido utilizada para sostener la versión de que a los soviéticos, ante las «propuestas irracionales» del líder cubano, no les quedó más remedio que negociar con Estados Unidos de espaldas a la dirección de la Isla. Este aserto no tiene fundamento, en tanto la decisión soviética de hacer proposiciones a los norteamericanos sin tener en cuenta las opiniones de Cuba, habían sido tomadas en Moscú desde el día 25 de octubre, cuando la carta de Fidel no había sido concebida.

Un testimonio de extraordinaria valía para demostrar la falsedad de los criterios que señalan que Fidel incitó a Jruschov a dar el primer golpe nuclear preventivo contra el territorio estadounidense es el de Alenxander I. Alexéiev, quien se desempeñaba en octubre de 1962 como embajador de Moscú en La Habana y a quien el Jefe de la Revolución le dictara el controvertido mensaje:

La noche del 26 para el 27 de octubre Fidel Castro visitó nuestra embajada y dictó el texto de una carta para que se le hiciera llegar a N.S. Jruschov. En la misma se abordaba cuán tensa se había tornado la situación y la posibilidad de un ataque estadounidense (invasión o bombardeos)a Cuba en las próximas24—72 horas. Fidel alertaba a Jruschov sobre la perversidad de los americanos y lo convocaba a tomar todas las contramedidas imprescindibles, aunque en honor a la verdad, sin llegar a concretarlas. Estando todavía Fidel en la embajada, envié un breve cifrado en el que informaba sobre la posibilidad del ataque a Cuba. Unas horas antes nuestros militares habían cursado un telegrama a Moscú en los mismos términos preocupantes. La carta de Fidel salió para Moscú más tarde, una vez que se tradujo al ruso, y no fue hasta la mañana del 28 que llegó a manos de la dirección soviética, cuando ya había sido adoptada la decisión sobre la retirada de los proyectiles. Se sabe también que lo que llegó por víatelefónicadel Ministerio de Asuntos Exteriores de la URSSa la secretaría de Jruschov no fue el texto íntegro del mensaje,sino un resumen, motivo por el cual se pudieron producir imprecisiones.

Este mensaje generó serias incomprensiones, ya que N.S Jruschov en una de sus cartas reconvino a Fidel por haberle supuestamente sugerido que asestara un golpe nuclear preventivo contra el enemigo. La carta de Fidel fue dada a conocer por la prensa cubana y de ella no se infiere semejante conclusión.

Fidel admite que el malentendido se debe a inexactitud de la traducción o a que yo no lo haya interpretado a él correctamente. Quisiera hacer constar con absoluta responsabilidad que la culpa no es nuestra. La traducción de la carta que dictó fue hecha por otros funcionarios de la embajada que conocían bien el español y el texto publicado por Granma es idéntico al de nuestra traducción. Por lo que se puede concluir que los reproches de Jruschov carecen de fundamento. En el mensaje no se hacen semejantes afirmaciones. Todo puede haberse debido al extraordinario estrés al que estaba sometida la dirección soviética y al involuntario deseo de justificar la peliaguda decisión de retirar los proyectiles sin el consentimiento de la dirección cubana.

Reitero que Fidel entonces no instó a que asestáramos un golpe nuclear preventivo, sino que se limitó a alertar que los estadounidenses, conocedores de nuestro apego al principio de no ser los primeros en usar las armas nucleares, podían emprender cualquier aventura, incluido un golpe nuclear. Por lo demás, el bombardeo de los objetivos nucleares soviéticos hubiese sido de por sí equivalente a un golpe nuclear. A mi juicio, Fidel no estaba pensando en un golpe nuclear preventivo, sino en la necesidad de advertirles a los americanos que nuestro respeto al principio de no ser los primeros en utilizar las armas nucleares, no debía ser tomado como una garantía que los preservaría de la represalia. El reproche de Jruschov a Fidel es además improcedente, porque la operación que habíamos emprendido al trasladar los proyectiles a Cuba perseguía el objetivo de intimidar a los americanos, disuadirlos de emprender acciones militares, no de emplear los cohetes.(6)

A pesar de transcurridos 55 años de aquellos acontecimientos, aun se intenta tergiversar la historia. Lo cierto es que, como dijera Ernesto Che Guevara en su célebre carta de despedida, al referirse al papel desempeñado por el Comandante en Jefe durante la crisis: «Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días». Solo la posición firme de la dirección cubana, al negarse a cualquier tipo de inspección en el territorio cubano, al plantear los Cinco Puntos e impedir en todo momento que se le presionara, fue lo que salvó el prestigio moral y político de la Revolución en aquella coyuntura, y que la isla no terminara siendo vista como un simple peón de los soviéticos. Esto fue así, a pesar de que la URSS tomó decisiones inconsultas con la parte cubana que trajeron como consecuencia que la Isla fuese la menos beneficiada con los resultados de la crisis.

Además de la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo, continuaron los planes de sabotaje y magnicidio contra los principales líderes de la Revolución, el bloqueo económico, la subversión, los ataques piratas, el apoyo al bandidismo y el resto de los componentes de la política agresiva de Estados Unidos contra Cuba. Es decir, Estados Unidos siguió invadiendo a Cuba en menor escala, prácticamente día por día, y esto se debió a que los problemas de fondo que habían provocado la crisis no fueron resueltos. Aunque la crisis de octubre de 1962 ha sido la de mayor peligrosidad en la historia de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, muchas otras crisis afectarían las relaciones bilaterales durante décadas.

Notas
(1) Tomás Diez Acosta, Octubre de 1962, A un paso del Holocausto, Editora Política, La Habana, (Segunda Edición), p.100.
(2) El 22 de junio de 1941 se produjo el ataque sorpresivo nazifascista a la URSS. El gobierno soviético poseía informaciones de inteligencia de que dicho ataque se ejecutaría y las consideró de carácter provocativo. Debido a ello, no tomó todas las medidas recomendadas para tal caso, con lo cual permitió al enemigo asestarle un potente golpe y el mantenimiento de la iniciativa estratégica durante los primeros meses de la contienda bélica. Información tomada de Tomás Diez Acosta, Octubre de 1962: A un paso del Holocausto, Editora Política, La Habana, 2008, p.179.
(3) Ignacio Ramonet, Cien Horas con Fidel. Conversaciones con Ignacio Ramonet (tercera edición), Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2006, pp.315—316.
(4) Ibídem, p.319.
(5) Ibídem, pp. 320—321
(6) Citado por Antolín Bárcena Luis, El intercambio de mensajes entre Fidel Castro y N.S. Jruschov durante la Crisis de Octubre. Apuntes de un traductor a 50 años de los hechos, pp.7—8.
Los Cinco Puntos planteados fueron: 1-Cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presiones comerciales y económicas que ejercen los Estados Unidos en todas las partes del mundo contra Cuba.2-Cese de todas las actividades subversivas, lanzamientos y desembarcos de armas y explosivos por aire y mar, organización de invasiones mercenarias, infiltración de espías y sabotajes, acciones todas que se llevan a cabo desde el territorio de los Estados Unidos y de algunos países cómplices.3-Cese de los ataques piratas que se llevan a cabo desde bases existentes en los Estados Unidos y en Puerto Rico.4-Cese de todas las violaciones del espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos.5-Retirada de la base naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por los Estados Unidos.

(La versión original de este texto fue publicada en la Revista Contexto Latinoamericano, Vol 2, Año 1, Segunda Temporada, Jul-Dic 2017, Ocean Sur.)

Se han publicado 47 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arturo Ramos dijo:

    Jruschov no le llegaba a la rodilla del Comandante, desafortunadamente sobre todo para los cubanos, porque un Jruschov a la altura de las circunstancias hubiera logrado quitar el criminal bloqueo que desde ya habían implementado los gringos contra Cuba.

    • El buril dijo:

      Arturo Ramos: Ó hubieramos ido a la guerra, a la nuclear, te imaginas?, comprendes la magnitud del asunto?

    • OBSERVADOR dijo:

      Desafortunadamente?????….mire, gracias al Presidente soviético hoy estamos vivos y en Cuba no hubo otra Hiroshima y Nagasaki porque los yanquis simplemente iban a pulverizar nuestra isla.

      • Manuel Mercado dijo:

        El comentario del observador es como el adagio de la Avestruz, que metio la cabeza en la arena y dejo su trasero al aire, es de una ignorancia tal que no nos explicamos como aun puede escribir un comentario en este sitio llegando a la conclusiones que el esgrime.

        Bueno en todas partes hay cobardes y vacilantes, no se les puede pedir mas.

      • OBSERVADOR dijo:

        Manuel Mercado:
        Los ignorantes son aquellos que esgrimen ofensas cuando le faltan razones y conocimientos, si estudiaras mas ofenderías menos y hablaras por ti y no en nombre de otros al decir ¨no nos explicamos como aun puede escribir un comentario en este sitio¨, que tu no te expliques algo no significa que los demás no se lo expliquen y hasta donde yo se, este es un sitio para escribir opiniones, claro que si, en todas partes hay cobardes, vacilantes y gente como tu.

    • vox (ppCARLITOS) dijo:

      Menos mal que tenemos a El buril y a el OBSERVADOR con los que concuerdo. Disculpe Arturo Ramos pero no todos pensamos igual.

      • sachiel dijo:

        Exacto. Ustedes tienes su bando, y del otro lado estamos nosotros. Si sus eminencias analizan el diferendo Corea-EUA de hoy, veran que en 1962 Jruschon podia haberle dado una galleta sin manos a Kennedy, y no hubiera pasado nada de eso que temen el Buril y Observador, a menos que lo de la pelicula de los X Men sea real y yo esté en un universo paralelo ahora.

        Me parece, que una Revolución muy joven todavia, un socialismo-comunismo sovietico recien acabado de pasar de una etapa a otra, y un Presidente yanki tan o más influenciado que Trump en ese momento, nunca se hubieran puesto de acuerdo por separado, pero siempre en la sombra hay diplomaticos y agentes de inteligencia para evitar que eso suceda.

        El apocalipsis y la distopia del mundo se han anunciado mucho, pero para que suceda, sólo falta que un loco apriete el boton nuclear, y que otros locos ejecuten… siempre hay cuerdos que se opondrán en cualesquiera de los pasos de un conflicto a escala planetaria actual.

      • Amaya dijo:

        Desde el principio que Fidel les propuso hacer publico el acuerdo como un derecho sobrerano de defendernos, Jruschov se acobardo y nunca tuvo lo que siempre le sobró a Fidel, Arturo, sachiel, Manuel Mercado, Rafael Cantero le han dicho en la cara a ustedes, a ti El buril, OBSERVADOR y el otros vox PP CARLITO lo que inobjetablemente son COBARDES, IGNORANTES Y REACCIONARIOS, por suerte en Cuba somos inmensa mayoría los que tenemos la ideología revolucionaria

      • El buril dijo:

        Amaya: Debieras estar contenta por saber que hay por lo menos tres personas ó foristas que han comentado sus opiniones y criterios y no concuerdan contigo, esa es la realidad y así debe ser por naturaleza. Si usted está tan segura de su criterio y de su “verdad” no debiera estar ofendiendo a foristas que participan aquí en esta plataforma que Cubadebate nos permite, para sin ofender a nadie emitir nuestros criterios, los de todos, no los suyos solamente.

      • Preocupao dijo:

        Oiga Amaya, pero qué manía de increpar e insultar a los que no comparten su criterio… por favor un poco de civismo, un poco nada más. Yo quisiera verlo a usted como estratega y estadista.
        Supongamos que se hiciera una declaración conjunta soviético-cubana en la época anunciando: El mes que viene se van a enviar 150 misiles nucleares para sr emplazados en Cuba. ¿De verdad cree que los norteamericanos irían a quedarse con los brazos cruzados? ¿Con la marina y aviación más fuertes del mundo, y además en sus propias narices? El hecho de que se implantara el bloqueo naval, y que a partir de ahí ningún buque soviético se atreviera a cruzar la línea trazada por la US Navy, y que incluso lanzaran cargas de profundidad obligando a emerger a submarinos soviéticos ¿no le dice nada?
        Una cosa es el plano moral y otro el práctico. Desde el punto de vista moral, lo correcto sería haber hecho ese anuncio, pero eso haría fracasar la operación incluso antes de iniciarla. En ese sentido, y visto desde el punto de vista práctico, Jruschov estaba claro, e hizo lo más inteligente, aunque no fuese lo más limpio, o moral, o caballeresco, o lo que sea.

      • Luís Guillermo dijo:

        Gracias Observador…. Lo colocaste en su justo lugar…. Muchos consideran que en el sitio se debe escribir lo que “ellos” desean leer.
        Así se le debe responder a aquellos que su ego supera el tamaño de la galaxia y su chovinismo es casi una burla a lo que defienden.
        De nuevo, gracias….

      • Arturo Ramos dijo:

        Luis Guillermo, sus palabras están divorciadas con la realidad. Los cubanos revolucionarios hemos puesto de rodillas al imperio desde 1959. Eso es un hecho irrebatible. También le metimos las cajas a los sudafricanos y otros ejercitos títeres pitiyankis (UNITA…). En las tribunas internacionales se nos respeta por corajudos y gente de moral y principios. No es cuestión de egos como Ud dice. Son los hechos mi socio.
        Hay que desmayar al que se pase de rosca. Sobran los argumentos para cortarle la baba a los mareaos…
        Bienvenidos los criterios divergentes, pero a Dios lo que le toca, y al Cesar lo que le toca. Si tengo que ponerme en cuatro puntos para evitar la ecatombe nuclear no me pongo. ¿OK? Eso es cuestión de criterios, de moral, de principios.

      • OBSERVADOR dijo:

        Amaya, para usted y para los otros ¨valientes¨ ofensivos desde detrás de un ordenador, el fanatismo lleva a la gente a hacer planteamientos sin sentido común además de ofender a los demás, ni usted ni sus colegas de ofensas tienen la capacidad de comprender lo que hubiera sucedido si la crisis de los misiles no hubiera terminado por la decisión soviética de entrar en un acuerdo con los yanquis, la palabrería ideológica no vale frente a un ataque nuclear, quien no quiera creerlo que no lo crea, los que mas tenían que perder en aquellos momentos era el pueblo cubano, ni los soviéticos ni USA, al pueblo cubano era al que iban a aniquilar en solo horas si a alguien se le hubiera ocurrido disparar un solo misil contra los EE. UU., si usted no ha visto nunca las imágenes después de las bombas de Hiroshima y Nagazaki, mírelas y cuando las vea recuerde mi pregunta, así usted y la gente como usted hubieran preferido ver a Cuba y a nuestro pueblo?, porque si su respuesta es si, vaya a un psiquiatra, es mas, yo quisiera poder observar solo por un momento cual es su reacción solo ante el sonido de una ráfaga sorpresiva de un fusil automático, para poder apreciar su valentía, le guste a usted o no, la mejor decisión para todos fue la retirada de los cohetes instalados en Cuba, los soviéticos no contaron con Cuba para llegar a un acuerdo con los yanquis porque la misma URSS se percató de que si un cohete de aquellos era disparado contra territorio de USA, ellos tomarían esa acción como una agresión soviética y entonces hubiera comenzado la tercera y mas catastrófica guerra mundial, todo lo otro que usted diga incluyendo sus ofensas se llama fanatismo, ignorancia, inmadurez política, falta de análisis, poca capacidad para percibir la realidad e intolerancia hacia las opiniones diferentes o lo que es lo mismo: totalitarismo, no siga ofendiendo solo por ofender para que no haga mas el ridículo.

  • Rafael Cantero P dijo:

    El artículo está muy explícito, pero no se puede creer en toda la literatura que se escribe y edita; por ejemplo la literatura occidental dice que la derrota de la Alemania Nazi fue un logro de EE. UU y los aliados, ¿cuál es la verdad?, si la URSS no se mete directamente (perdió 27 millones de ciudadanos), Hitler ocupa hasta Inglaterra.

    • robertin dijo:

      Rafael, la interpretación de la historia está, muy a menudo, viciada por las ideologías. Cada bando la interpreta a su manera… la Segunda Guerra Mundial fue un evento muy complejo, que involucró decenas de paises duarante varios años. Decir que este o aquel pais fue el que ganó esa guerra me parece una afirmación cuando menos simplista.

      • Manuel Mercado dijo:

        Robertin tus opiniones se respetan pero no se comparten, las ideologias como tu las llamas tienen significado, conceptos y definiciones diferentes, la del capitalismo es la busqueda de ganancias a cualquier precio aun el de la muerte de miles de millones de seres humanos, esa es la historia del capitalismo a nivel mundial, espero que no tengamos que ponerte ejemplos, pues entonces tengo que pensar que tu comentario fue superficial y falso, la del marxismo es y siempre sera despojar a los pueblos del yugo capitalista y entregarles el poder para su total y verdadera liberacion, independencia y soberania de los territorios donde exista una verdadera revolucion, en la cual se muere cuando es real, objetiva y verdadera.

        Con relacion a quien gano la guerra, ese no es el aspecto mas importante en esta discusion de principios e ideas, lo que si es innegable que la URSS y sus 27 millones de muertos por las hordas nazis, la destruccion de una gran parte de su terrotorio y la acertada politica de Stalin en este periodo, dio a la humanidad la oportunidad de salvarse del facismo a nivel mundial, pues todos sabemos con exactitud como el Imperio jugo sus cartas hasta el final al lado del facismo para tratar de debilitar primero y destruir despues la URSS, no te olvides del chantaje nuclear de Hiroshima y Nagasaky unica vez en que el tenebroso artefacto nuclear fue utilizado y lo mas importante lo fue POR EL IMPERIO DEL NORTE REVUELTO Y BRUTAL.

      • pedro dijo:

        Tiene usted toda la razon, lo simpliista y viciado esta en su opinion; simplimente hay que mirar el mapa de Europa y Asia y analizar los hechos y no las palabras.
        Mire la cantidad de territorio liberada por los sovieticos que estaba en manos alemanas, analice la cantidad de tiempo que el Ejercito Rojo estuvo combatiendo y mire cuando se abrio el segundo Frente por los E.U., cuando ya casi que los alemanes estaban derrotados. Cuando el 08 de mayo Alemania claudica y firma el pacto de rendicion, quien fue quien derroto a todo un Ejercito aleman en Checoslovaquia con tremendas unidades militares, que eran toda una fuerza (los yanquis no pusieron ni un pie) y alrededor de 500 000 soldados rusos pereciron luego de la Victoria (ni un solo soldado norteamericano, lo unico que hicieron fue bombardear la fabrica de buses y camiones checas para quitarse un futuro competidor en el mercado europeo, cosa que los rusos criticaron fuertemente, ya que no tenia ningun sentido militar dicho bombardeo).
        Ademas quien fue quien luego le propino una derrota al Ejercito japones en la Indochina, sino fue el Ejercito Rojo y cuando ya Japon iba a claudicar, los E.U. lanzan las famosas bombas para atemorizar y mostrarles a los rusos el arma que poseian.
        Estudie LOS HECHOS PRIMERO Y DESPUES OPINE.

      • Andrés dijo:

        Robertin, ciertamente los eventos históricos como la segunda guerra mundial son complejos. Las interpretaciones y perspectivas varían a menudo al ritmo del prisma ideológico con que se mire. Sin embargo, la historia no es sólo la interpretación de los historiadores, cualesquiera que sea su arista ideologica. Existe la evidencia documental, la cual puede ser interpretada pero no tergiversada o negada.

        En este sentido, no es simplista afirmar que fueron los soviéticos los que más contribuyeron a la derrota del nazismo en Europa. Esto es un hecho que la evidencia no permite rebatir. A menos que queramos ignorarla deliberadamente o relativizarla al punto de la irrelevancia.

      • Rafael Cantero P dijo:

        Estimo que las respuestas dadas al forista robertin aquí publicadas son bastantes sólidas, sin embargo debo responder a su comentario ?de dónde este Sr. sacó que nosotros expresamos que la URSS había ganado la II GM?, sin embargo la prensa occidental no se cansa de pregonar que el Bloque Occidental con EE.UU al frente ganó esta destructiva contienda bélica; ¿eso no es una opinión ideológicamente parcializada?. Otros dos foristas: El buril y OBSERVADOR dan por hecho que el Cmdte propuso un ataque nuclear, apoyando la opinión de esta misma prensa, en esa época el Cmdte tenía 36 años, de ellos tres al frente de Cuba, por supuesto la experiencia no era la que alcanzó posteriormente que lo convirtió en lo que es : no sólo un ícono, sino alguien a cuyo pensamiento e ideas debemos remitirnos; sin embargo ¿era una realidad o no que los EE.UU tenían entre sus planes agredir a Cuba?, ¿por qué debemos quedarnos con las manos cruzadas ante estas agresiones de los yanquis?. Por último el conflicto se produjo por la necedad de los soviéticos (la Historia está llena de burradas de los soviéticos), creáme lo dice alguien que vivió allí cinco años, labró allí su futuro y quiere a ese país (pero la Historia no se puede cambiar) de traer los cohetes de forma secreta.

      • OBSERVADOR dijo:

        Rafael Cantero, en que parte de mis comentarios yo he mencionado al Comandante y he hablado de lo que el propuso o no??, me puedes explicar??…en tu caso eso se llama ¨chismoseo político¨ una de las cosas que tannnnnnto daño le ha hecho a nuestra sociedad.

  • Avileño.cu dijo:

    Cuba no fue el culpable, lo que si es verdad es que la URSS nos traiciono en el final.

    • Juan Gonzalez dijo:

      Avileño por que la URSS traicionó? Porque se llevaron los misiles nucleares o porque no iniciaron un ataque nuclear preventivo a los Estados Unidos?

      • sachiel dijo:

        Algo les faltó a algunos dirigentes rusos en ese momento, Juan Gonzalez, no sé si tino, si coraje, o pantalones…

  • Juan Gonzalez dijo:

    Interesante artículo, aquí está la parte de la carta que fué mal interpretada…

    En este momento quiero hacerle partícipe de mi opinión personal.

    Si el segundo escenario es implementado y los imperialistas invaden a Cuba con el objetivo de ocuparla, el peligro que esa política agresiva representa para la humanidad es tan grande que tras tener lugar ese hecho la Unión Soviética no debe nunca permitir circunstancia alguna en que los imperialistas puedan ser los primeros en lanzar un ataque nuclear contra ella.

    Le manifiesto lo anterior porque yo creo que la agresividad de los imperialistas es extremadamente peligrosa y que si ellos de hecho llevan a cabo el acto brutal de invadir a Cuba en violación de la ley y la moral internacional, ese sería el momento para eliminar tal peligro de una vez y para siempre a través de un acto de legítima defensa, y aunque se trataría de una solución dura y terrible no hay otra alternativa.

    • sachiel dijo:

      Juan Gonzalez: “… no sugerí a usted, compañero Jruschov, que la URSS fuese agresora, porque eso sería algo más que incorrecto, sería inmoral e indigno de mi parte; sino, que desde el instante en que el imperialismo atacara a Cuba y en Cuba a fuerzas armadas de la URSS destinadas a ayudar a nuestra defensa en caso de ataque exterior, y se convirtieran los imperialistas por ese hecho en agresores contra Cuba y contra la URSS, se le respondiera con un golpe aniquilador….” ¿usted duda que la agresión norteamericana a Cuba no contemplaba el uso del arma nuclear contra las FAR y el Contingente sovietico?

      Si eso no significa usar el primer golpe por los norteños…. los sovieticos tenian todo el derecho entonces de contraatacar cuanta base americana pudieran, y si, se hubiera formado la debacle, y quizas hoy seriamos libres o seriamos martires todos, pero otro mundo posible seria quizas.

      • Juan Gonzalez dijo:

        Pero tu realmente crees que los Estados Unidos teniendo a la Florida a solo 90 millas de Cuba hubieran cometido la estupidez de un ataque nuclear a Cuba? Cuando con armamento convencional hubiesen logrado lo mismo? Si se hubiera formado la debacle no estaríamos tu y yo aquí analizando este artículo en Cubadebate o tu no sabes de Hiroshima y Nagasaki o el desastre nuclear de Chernobyl. A los rusos no le faltaron pantalones, no, ellos recibieron como beneficio el compromiso de no agresión a Cuba por parte de EE UU y la retirada de misiles nucleares americanos en Turquia e Italia que amenazaban a los rusos. Los rusos fueron sabios, no cobardes.

  • Rafael dijo:

    Cuba .siempre firme .con los buenos.cubanos

  • dariel dijo:

    creo q tanto la URSS como USA tuvieron la mayor responsabilidad

    • visorcubano dijo:

      Aún hoy hay sobrevivientes de la última conflagración mundial en la ex URSS, dividida por la única razón que no pudieron arrebatarles los fascistas germanos, la unidad del pueblo soviético. Leo criterios sobre este tema en Cubadebate, que no parecen ser de personas cultivadas en la ética y el valor de defender la verdad, sino de utilizarla para desinformar y crear patrones de duda entre las nuevas generaciones disatntes de esos acontecimientos. Hablan de ideología, cuando desconocen que la actitud de negar la verdad es una posición ideológica. Los gobiernos y el “stablichmen” yanqui, jamás se han involucrado en guerra alguna por nadie, ellos sólo tienen intereses, eso sí, manipulan los valores patrióticos de su pueblo para lograr sus objetivos, como ocurrió no sólo en la 2da, sino también en la 1ra y sin ir más lejos en Irak, Libia y Siria. Es por eso que cuando observo a un cubanoen en 2017,nacido y educado en la Isla de la solidaridad, intentar de forma sarcática igualar el papel de la URSS con los EEUU en la 2da Guerra Mundial, en vez de risa lo que provoca es tristeza, debido al irrespeto contra todo un pueblo que se inmoló por la humanidad. Esos no son ni serán martianos y por tanto no son cubanos.

  • Jose R Oro dijo:

    Este es un importante artículo, que me gusta y quiero tratar de comentarlo con la mayor objetividad que me sea posible, sobre todo en algunos puntos que creo debatibles. La respuesta a la pregunta del título es cierta y para mí fuera de discusión. Fidel Castro no puso al mundo al borde del holocausto (a mi juicio sobra la palabra “mundial” en el encabezamiento, culpable de pleonasmo), ni remotamente. Más bien, su firmeza salvo al mundo y a Cuba. El documento es explicito e irrefutable, no deja espacio para dudas.
    La Crisis de Octubre además de ser el momento más álgido de la Guerra Fría, que tuvo a la humanidad al filo de la desaparición, fue un evento al que se arribó como consecuencia de la inminente amenaza de agresión directa de los EE.UU. contra Cuba (Mangosta, no Magosta), de la propuesta de Nikita S. Jruschov de instalar misiles armados con cabezas nucleares en nuestro territorio (aceptada muy renuentemente por la dirección de la Revolución, como parte del deber internacionalista de Cuba con el Campo Socialista), y después un grupo de errores y grandes oportunidades desperdiciadas por la dirección soviética amplia y correctamente detallados en el artículo del historiador Elier Ramírez Cañedo, gran especialista en este tema.
    Afirma el autor que “Todavía se observa en cierta literatura los enfoques que, al exponer e interpretar la llamada Crisis de Octubre, señalan a Cuba como la máxima responsable de poner al mundo al borde del holocausto mundial”. No comparto la opinión que esto sea tan generalizado como se afirma, y no se ofrecen citas de donde se han producido tales afirmaciones en documentos originales o trabajos históricamente serios, que son muchos. Los enemigos de Cuba han comentado la correspondencia del Comandante en Jefe Fidel Castro con Nikita S. Jruschov (que todo lo contrario, demuestran su profunda visión estratégica, brillante), muy bien presentados en el texto y otros aspectos, algunos de ellos fantasiosos, como de que el Comandante en Jefe personalmente ordenó el derribo del U-2 en la región oriental de Cuba. etc., pero en general no creo haya una tendencia en los trabajos que tratan la Crisis de una manera responsable, a inculparlo.
    Nikita Serguievich Jruschov, era un político con una considerable cultura y experiencia político/militar. Su aspecto exterior y maneras no manifestaban la profunda sagacidad y perspicacia que este líder poseía, solo limitadas por una característica irresolución que lo acompañó en los momentos dramáticos de su vida, entre ellos la batalla de Kiev en 1941 (quizás la peor derrota de las fuerzas soviéticas durante la Gran Guerra Patria), donde no tuvo el coraje de decirle a Stalin de la necesidad de abandonar la entonces capital de la Ucrania Soviética, o de “regalarle” Crimea (¿?) a esa república soviética en 1954 (aquellos polvos trajeron estos lodos) y por supuesto la Crisis de Octubre. El pueblo cubano le endosó una frase lapidaria “Nikita mariquita, lo que se da no se quita”. Por supuesto todos tenemos el derecho a equivocarnos, pero abusar de tal derecho nos excluye de ser estadistas sobrios y exitosos.
    La principal motivación de N.S. Jruschov, fue a mi juicio económico, bastante natural en su pensamiento con una gran (pero tal vez confusa) influencia bujarinista. N.S. Jruschov ponderaba que la URSS no podía alcanzar una paridad militar con los EE.UU. (y mucho menos con todo Occidente), y al mismo tiempo desarrollar como él quería, las industrias de bienes de consumo, para elevar el nivel material de vida del pueblo soviético, sin lo cual la sociedad soviética se volvería vulnerable. Quizás tenía razón, pero no es tema que tratamos. (Continuará)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa) La solución que N.S. Jruschov produjo para ese conundrum de cañones versus mantequilla, fue la “Operación Anadir” muy riesgosa y aventurera, llevar los misiles a Cuba, proteger la Revolución Cubana (que sin dudas el amaba) y con un gran poder de disuasión nuclear a 90 millas de los EE.UU, alcanzar una capacidad de “desanimar” una agresión imperialista a Cuba o al campo socialista asimétricamente (a nadie le interesa la diferencia entre morir 5 veces o 40 veces). Y por supuesto dedicar los ingentes recursos, que de otra manera se usarían en alcanzar simétricamente la paridad militar, a acrecentar de manera acelerada el nivel de vida del pueblo y en general el desarrollo económico de la sociedad soviética. La “Operacion Anadir” fue alquimia, Piedra filosofal, Opus magnum, Panacea universal de la alta política, que naturalmente, no funcionó
    Creo que el artículo plantea los temas de una manera clara, vale la pena leerlo. Muchas felicidades al autor por su fina, diafana expresión de la historia. Hay otros temas no tocados (el enfoque del trabajo es claro, es acerca de Fidel Castro Ruz y su excelsa actuación como estadista), que tienen mucha importancia e interés, como el espionaje de un alto oficial soviético que ayudó a los vuelos de los U-2 a ser más certeros, y una cuestión que no está tratada en ningún lugar, si hubo escape de información desde Cuba a la CIA por enemigos de la Revolución en posiciones relevantes dentro del Gobierno Revolucionario.
    No me gusta demasiado que las citas se limiten a documentos que soportan la posición del autor, aunque en un artículo tan breve es imposible citar innúmeras fuentes. Algunos documentos adicionales a los muy buenos mencionados, que creo son interesantes para el tema de la Crisis de Octubre, ocurrida hace ya 55 años, serian cientos, pero ahí va una docena:
    1. Allison, Graham; Zelikow, Philip (1999). Essence of Decision, Explaining the Cuban Missile Crisis. New York: Addison Wesley Longman. ISBN 0-321-01349-2.
    2. Beschloss, Michael R. The Crisis Years: Kennedy and Khrushchev, 1960-1963 (1991)
    3. Barrett, David M. and Max Holland (2012). Blind Over Cuba: The Photo Gap and the Missile Crisis. College Station, TX: Texas A&M University Press, 2012.
    4. Chayes, Abram (1974). The Cuban Missile Crisis. International crises and the role of law. London: Oxford University Press. ISBN 978-0-19-825320-4.
    5. Fursenko, Aleksandr; Naftali, Timothy J. (1998). One Hell of a Gamble: Khrushchev, Castro, and Kennedy, 1958–1964. New York: Norton. ISBN 978-0-393-31790-9.
    6. Fursenko, Aleksandr (2006). “Night Session of the Presidium of the Central Committee, 22–23 October 1962”. Naval War College Review. 59 (3).
    7. George, Alice L. (2003). Awaiting Armageddon: How Americans Faced the Cuban Missile Crisis. Chapel Hill: University of North Carolina Press. ISBN 978-0-8078-2828-1.
    8. Gibson, David R. (2012). Talk at the Brink: Deliberation and Decision during the Cuban Missile Crisis. Princeton, NJ: Princeton University Press. ISBN 978-0-691-15131-1.
    9. Jones, Milo; Silberzahn, Philppe (2013). Constructing Cassandra, Reframing Intelligence Failure at the CIA, 1947–2001. Stanford University Press. ISBN 978-0804793360.
    10. Khrushchev, Sergei (October 2002). “How My Father And President Kennedy Saved The World”. American Heritage. 53 (5).
    11. Khruschev, Nikita. “Khruschev Remembers” 947.084/0924 . Bantam editions (1971)
    12. Trahair, Richard C. S.; Miller, Robert L. (2009). Encyclopedia of Cold War Espionage, Spies, and Secret Operations. New York: Enigma Books. ISBN 978-1-929631-75-9

  • Preocupao dijo:

    La URSS no manejó la crisis de manera errada, la URSS manejó la crisis según su conveniencia. A ellos lo que les preocupaba eran los misiles en Turquía. El propio Alexéiev, a quien se cita, afirma: “porque la operación que habíamos emprendido al trasladar los proyectiles a Cuba perseguía el objetivo de intimidar a los americanos, disuadirlos de emprender acciones militares, no de emplear los cohetes.”
    O sea, desde un principio la idea era: ¿Me pusiste coheticos en Turquía? Pues te pongo coheticos en Cuba. Toma de tu propia medicina.
    Me imagino la felicidad en Moscú cuando afloró sin comerla ni beberla para ellos un gobierno comunista en las barbas de Estados Unidos. Me imagino a Jruschov y a los muchachos del KGB y GRU imaginando cómo devolverles los favores hechos desde Turquía, Irán, Paquistán, Noruega… al mejor estilo del general Resóplez cuando soñaba cómo torturar a Elpidio Valdés en el episodio en que este último había sido capturado.

    • Jose R Oro dijo:

      Muchos saludos, estimado Preocupao. Lo que usted dice es parte del tema, pero no todo. Nikita S. Jruschov y Rodion Ya. Malinovski (quien después se distanció del fracaso en sus publicaciones militares), trataron de matar varios pajaros de una pedrada, defender la Revolucion Cubana era uno de ellos. Entre los misiles (cohetes decíamos entonces) que fueron a Cuba además de los de alcance medio e intermedio, los habían también de corto alcance (Luna 9M21) que tenían un alcance inferior a los 70 km, que tenían instaladas cabezas nucleares, y eran sobre todo antidesembarco o para atacar agrupaciones de navios enemigos tratando de desembarcar. Estos misiles Luna no alcanzaban el territorio de los EE.UU., eran solo para la defensa de Cuba. Comenta Anastas I. Mikoyan (uno de los grandes amigos de Cuba), en sus memorias que Nikita y el discutieron la posibilidad de dejar algunas (Mikoyan específicamente menciona 6) de esas armas nucleares tácticas en Cuba, pero consideraron la idea impracticable.

      • Preocupao dijo:

        Estimado Oro:
        En principio pretedí centrarme en el hecho sobre el manejo de la crisis que en mi opinión no fue errada, sino consistente con los intereses de la URSS. Que pudieran haber obtenido más de los norteamericanos? Tal vez, pero eso habría dificultado las negociaciones y la obtención de un resultado. Sin embargo, a la hora cero, los bolos reculaban más que los norteamericanos, sobre todo en aquel momento, en que eran ostensiblemente más débiles que los yanquis. ¿Se imaginan que Jruschov echara mano de los 5 Puntos para exigir su cumplimiento, y junto con ello demandar la retirada de los cohetes norteamericanos de Turquía e Italia? Todavía estuviesen discutiendo. Es que la misma retirada de los cohetes de Turquía hubo que disfrazarla, y hacerla meses después, para hacerlo pasar como algo no relacionado con la crisis. Después de todo, esas armas ya estaban medio obsoletas y ya se barajaba su desmantelamiento. De cara a la opinión pública, los norteamericanos salieron ampliamente ganadores, y los soviéticos como los aventureros que no pudieron sostener la pulseada.
        Tiene usted razón, junto con las armas nucleares vino toda una parafernalia para proteger ese contingente. No solo los cohetes Luna, sino también los FKR, los bombarderos ligeros Il 28 con bombas nucleares de aviación, los Mig 21, que en aquel momento eran toda una novedad y el último grito de la técnica de caza, regimientos de defensa antiaérea, con los Dvina, que fueron los que derribaron el U 2 en Banes, y que aportaron los primeros radares en el país. Todo ello era indispensable para la protección del contingente, y cumplían en suelo cubano la misma función que cumplía el ejército soviético en su tierra.

      • Jose R Oro dijo:

        Correcto, estimado Preocupao, toda esa parafernalia que usted correctamente y con precisión describe, muestra que Anadir también tenia la intención de defender a Cuba, lo que de hecho se logró, se evito una invasión imperialista contra Cuba directa, brutal y masiva que venía en breve y que hubiera sido francamente catastrófica, devastadora y una inmensa tragedia para nuestro pueblo que hubiera luchado hasta el último ciudadano. ¿Cuál hubiera sido el costo en vidas? Imposible decirlo con exactitud, solo quiero comentar, que en los EE.UU. calculaban que los desembarcados tendrían decenas de miles de bajas en las primeras 72 horas de la invasión, a pesar de su completa hegemonía aérea, naval y militar en general.
        Su comentario sobre los misiles de Turquía e Italia (Júpiter?, no me acuerdo bien) es totalmente correcto, esos misiles estaban planeados a ser retirados antes de la Crisis, pero los soviéticos no lo sabían entonces, y ese es un punto importante.
        Algunos documentos que me parecen de interés, por ser fuentes originales
        http://nsarchive2.gwu.edu//nsa/cuba_mis_cri/620908%20Memorandum%20from%20Malinovsky.pdf
        http://nsarchive2.gwu.edu//nsa/cuba_mis_cri/621024%20Aspectos%20importantes.pdf
        http://nsarchive2.gwu.edu//nsa/cuba_mis_cri/621027%20CC%20CPSU%20Instructions%20to%20Pliyev.pdf
        http://nsarchive2.gwu.edu//nsa/cuba_mis_cri/19621020cia.pdf
        Un fuerte abrazo cubano para usted.

  • arey dijo:

    Quiero recordad que en la negociación con Kennedy, Jruschov le arrancó la promesa de no invadir militarmente a Cuba….Casi nada

    • Amaya dijo:

      Si Arey, como bien dices promesa nada mas, nunca dejaron de planificar como destruir la revolución los HP yanquis, FIDEL FUE EL QUE MAS BRILLO, los demás vacilaron

      • arey dijo:

        Amalia, la promesa que Jhrushov le arrancó a Kennedy de no invadir militarmente a Cuba se cumplió a rajatablas: Estados Unidos no invadió nunca militarmente a Cuba. Nuevamente digo:…casi nada

      • Preocupao dijo:

        Arey, el que no haya habido una invasión a Cuba yo no se lo achacaría a la susodicha promesa. En mi opinión, y sobre todo en este tema y en aquel momento, esa promesa valía menos que un pepino.
        Yo se lo atribuiría a la preparación y dedicación y recursos empleados en Cuba para su defensa. A la creación de unas fuerzas armadas desproporcionadas para nuestro tamaño si tomamos como referencia los ejércitos del resto del continente, pero indispensables por el tamaño del enemigo. A la inapreciable ayuda prestada por los soviéticos, que armaron, prepararon, asesoraron y financiaron a nuestras FAR. Recuérdese que se llevaron las armas nucleares, pero el resto del armamento lo dejaron aquí para Cuba.

  • Revenge dijo:

    Me parece que cuando Fidel escribio esta carta, estaba en el fragor de la amenza, preparando lo que podia ser su segunda contienda militar; esta vez, no con el ejercito de nuestro pequeño pais, sino contra todo el poder militar de lo que ya era una superpotencia. Era tambien un hombre joven, naturalmente exaltado y apasionado, que percibia que la historia podia estarle asignando un papel aun mas relevante que el de lider de su nacion. Creo que tampoco era el experto en politica global en que se convirtio despues, y tengo la conviccion de que este suceso fue otra razon que alimento su posterior obsesion con estar bien informado, para que nada lo cogiera desprevenido. Jruschov, por su parte, creo que nunca habia considerado en serio la posibilidad de un ataque nuclear sobre USA – no lo culpo por eso- pero aparentemente le dio a entender algo muy distinto a Fidel. En honor a la verdad, creo que los animos se caldearon y todas las partes accionaron y hablaron de mas; siendo la solucion a la que se llego, en mi opinion, la mejor para la paz mundial y la supervivencia de los pueblos.

    • El buril dijo:

      Revenge: Aprecio mucho su comentario. En otras palbras, concordamos totalmente.

  • alexander dijo:

    Creo que los acontecimientos de aquella época (1959 – 1962) fueron bastante complejos como para sacar conclusiones de quien fue culpable y quien no. Se daban circunstancias muy específicas, como la naciente revolución en las narices de los EUA. Cambios en la URSS que añadieron fuego en vez de aplacar las cosas que terminaron en la disolución de este país y el campo socialista.
    Si hay que decir que Jruschov se equivocó al negociar con los EUA a espaldas de Cuba. Fíjense que no es lo mismo tomar la decisión comunicándolo antes a tu aliado a que este se entere por una emisora de radio. Sobretodo cuando este aliado te brindó su apoyo para instalar los misiles. Por otra parte, estoy convencido de que no lograríamos todo lo que se planteó pero una parte de nuestras exigencias, de hoy en día todavía, se hubiera logrado.
    Con respecto a la guerra nuclear, recuerden que sin saberlo en esos días un soldado salvó la situación. Tambien hay declaraciones de la desesperación del lado estadounidense por resolver la situación sin llegar a la guerra

  • Reyda Gonzalez Ramirez dijo:

    Que orgullo ver jovenes como este peridista, eso nos da tranquilidad, Felicidades por tan buen articulo, sigue asi….. eso lo merece Cuba, Fidel, tu Patria, la mia.

  • joloro dijo:

    Un artículo interesante.Las situaciones vividas años atrás fueron muy complejas y cada circunstancia tiene sus rasgos propios,sus consecuencias e interpretaciones.Creo que la dirección sovietica fue vacilante pero muy pragmática y resultó objetiva.Jugar a tirarse coheticos,es cierto lo hubiese resuelto todo…..desapereciendo a la humanidad.El papel de Fidel,incuestionable,un líder defendiendo su pueblo y sus ideales,arriesgado es cierto,peligroso también,pero firme y muy sincero.Kennedy y Jruschov ,jugaron su rol,desde sus posiciones.Ellos tenian los poderes militares,nosotros el poder de la moral,ellos inteligentemente no lo usaron y nosotros mantuvimos el nuestro y al final,se salio de esa terrible crisis,que tuo una influencia mundial..

  • Luis dijo:

    A mi entender lo mas importante fue que prevaleciera el sentido comun y se llegara a un entendimineto que fue mejor para todos, de lo contrario, ninguno de nosotros estuviera comentando ahora aqui.

  • Radical dijo:

    Interesante artículo y comentarios. Creo q todo se ha planetado aki por buenos críticos, sólo quiero agregar algo. Las consecuencias de este evento las pagó alguien en específico: “JFK” y sake ud. las demás conclusiones.

  • Juan Antonio Hernández Caraballo dijo:

    Homenaje a Fidel
    El homenaje a Fidel
    Es un hecho permanente
    Pues llevó alta su frente
    Y anduvo a todo tropel,
    Ha sido el patriota aquel
    Que nunca estuvo cansado,
    Y sus valores llevado
    Con su honor y valentía,
    Patriotismo, y su valía
    A todo el mundo ha llegado.
    !! SÍ!!, Hay que rendirle honor
    A quien luchó diariamente
    Con una estrella en la frente
    Y el alma llena de amor,
    Hombre sabio, redentor,
    Que hizo la gran hazaña
    De subir a la montaña
    Con sacrificio bondad
    Y bajar la libertad
    Cual agua, que a un pueblo baña.
    Fidel fue de los profetas
    Que vio de lejos al futuro
    Predijo los tiempos duros
    Y puso todas las metas,
    Para todo hizo recetas
    En discurso orientador,
    Ayudó al trabajador,
    Y con valor y civismo
    Combatió al imperialismo
    Como buen libertador.

Se han publicado 47 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elier Ramírez Cañedo

Elier Ramírez Cañedo

Académico cubano. Doctor en Ciencias Históricas. Coautor del libro “De la confrontación a los intentos de normalización. La política de los Estados Unidos hacia Cuba”. En Twitter: @islainsumisa

Vea también