Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

El oyente del año 2016 en “Pasaje a lo desconocido” de Radio Rebelde

| 11

Quienes imaginen, que este artículo es un mero acto de complacencia ante una designación elogiosa, o un acto de vanidad ante un reconocimiento, les sugiero que no sigan leyendo, así no habrá disgustos. Quienes esperen algunas reflexiones y vivencias sobre la importancia de la comunicación interpersonal por diferentes vías y métodos; de la imperiosa necesidad de gestar la cultura del debate; de incentivar el oficio del pensar para crecer y hacer; entonces les invito a seguir leyendo, para que el intercambio ulterior nos pueda hacer un tilín mejores.

Hay dos modos fundamentales de generar conocimiento: entre pares científicos, que es el modo uno; y el transdisciplinar que es el llamado modo dos. No son modos que se contraponen, se complementan. Abundan los problemas que reclaman la participación activa de diferentes disciplinas, en la que no es inteligente desechar opiniones de personas supuestamente no calificadas. Una buena pregunta puede constituirse en una motivación para que los expertos reconocidos en el tema a debate tengan que sudar de lo lindo sus neuronas.

Es aceptado que la información en su sentido y alcance más amplio es la fuente del conocimiento. La información puede existir sin la presencia humana, pero el conocimiento no. El conocimiento vive en la persona humana que lo posee, la información puede reposar tranquilamente en un buen libro o en un excelente video como la mayoría de los expuestos en Pasaje a lo desconocido.

Las tecnologías de la información han propiciado el surgimiento del concepto “infoconocimiento”

Un primer planteo crucial al que nos enfrenta Internet es la discriminación entre información y conocimiento. Herbert Simon   ha señalado que el concepto de conocimiento, que hasta ahora se tomó como un sustantivo denotando posesión, gradualmente se está transformando en un verbo que denota acceso. Es cada vez menos importante qué se tiene en la cabeza para uso eventual, a veces en el futuro, y mucho más relevante a qué información se puede acceder cuando se quiera y saber qué hacer con ella.

La información puede ser transmitida como está; el conocimiento necesita ser construido como una red de conexiones significativas por un sujeto en una situación determinada.

La información requiere claridad; la construcción del conocimiento se favorece con la ambigüedad, la provisionalidad, el conflicto y la falta de certezas.

El programa televisivo “Pasaje a lo desconocido”, creado y conducido por Reinaldo Taladrid, ya lleva 19 años en la preferencia de los televidentes, aunque para asegurar su salud no deja de tener detractores. Desde el principio me afilié a esa obra, intentando apoyar desde mis diversos roles como gestor del conocimiento y las tecnologías.

Cuando surgió la variante extensiva del programa en Radio Rebelde, que ya cumplió 6 años de vida, me percaté de que constituiría un salto cuanti-cualitativo y así se lo dije a Taladrid. Desde el 2012 he venido participando con cierta asiduidad, aplicando la variante de enviarle a Taladrid algunas consideraciones vía correo electrónico, por si me resultase imposible comunicarme en tiempo real, ya fuese a las 7 de la noche o luego a las 12:15 del mediodía.

Me pareció excelente la denominación de accionistas principales para quienes llamaban para hacer preguntas, pedir ayuda o dar opiniones bien concordantes o divergentes.

Llegaba a casa cuando fui llamado por un colega de la producción del programa el pasado sábado 17 de diciembre, solicitándome que participara, en el que sería el último programa radiado del 2016. Le advertí que el tema que se trataba no era de mi dominio, pero me dijeron que se tratarían otros en que sí podría contribuir. Accedí, por mi compromiso profesional con Taladrid, destacado alumno de aquella Vocacional Lenin en la que fui profesor, y por la presencia de Oscar Álvarez Pomares, compañero de estudios en la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Habana, del quinquenio 1966-1971.

No sospechaba que Taladrid tenía previsto hacer público designarme como el oyente del año 2016. Si lo hubiera sabido me hubiera reusado de participar. En primer lugar por considerarme no merecedor de tal designación.

Los anteriores designados: Israel Rojas del grupo Buena Fe, y el invidente y sabio avileño Pablo León, habían dejado muy alto el listón.

Ahora no me queda otra alternativa que asumir con modestia y dignidad el reconocimiento y sobre todo el compromiso de honrar la designación en el venidero 2017.

De mi quehacer en los últimos años, guardo con gran cariño algunas participaciones, cuyas esencias ahora compartiré con los lectores.

El de la obsolescencia programada con el profesor Calviño, en que pudimos debatir sobre los aspectos tecnológicos, económicos, comerciales y hasta psicológicos de esa práctica que se ha hecho permanente en los tiempos que corren.

El del autismo y el papel de los medios audiovisuales; con los doctores Calixto Machado y Ovidia Rodríguez, en que intenté defender el uso inteligente y comedido de las computadoras en el desarrollo de la inteligencia y la creatividad de los niños desde edades tempranas.

El del eminente psiquiatra Dr. Ricardo González sobre las adicciones al alcohol, al tabaquismo y a otras drogas. Al comprobar que Taladrid había realizado un cálculo matemático no muy feliz, para evidenciar el gasto de un fumador empedernido, le envié un mensaje con una propuesta rigurosa y didáctica, él se lo envío al Dr. Ricardo, quien me pidió autorización para publicarla en un libro que estaba terminando, basado en la respuesta a cada una de las 100 preguntas que contendría. Así nació el proyecto de dicho libro que hoy circula en nuestras librerías. El libro se titula “Alcohol y otras drogas. Creencias populares vs verdades científica.

El del estrés y el manejo del tiempo con el destacado psicólogo Dr. Roca, en que lance la idea del tiempo “kairos” contrapuesto al conocido tiempo “kronos”

El del funcionamiento del cerebro y en particular de la memoria con los queridos científicos Roberto Corral en la televisión y en la parte radial con Nibaldo Hernández. Entonces escribí lo siguiente.

Sería interesante tratar sobre la efectividad de la memoria en dependencia del sentido participante: escuchar, ver, palpar, oler, saborear, y sus combinaciones. Hay un proceso de memorización de utilidad que paso a explicar. Recordar la clave de la tarjeta magnética para utilizar el cajero automático. En una ocasión tuve un lapsus-ojalá que no sea un aviso de que el alemán me está rondando-, y no fui capaz de recordar la clave de cuatro dígitos. Intentar cambiar de posiciones los números que estás seguro forman parte del cuarteto, o adivinar otros puede ser peligroso, ya que pasada la cantidad máxima permitida, el cajero se traga la tarjeta, y si es en un Banco aledaño pero que está cerrado se crea una verdadera tragedia. Pues bien, gestioné ese fallo de memoria, asocié los 4 dígitos con la figura geométrica que describe en el teclado. De esta manera no tengo que recordar el número de 4 cifras, basta con recorrer las cuatro teclas que reproduzca la figura y su posición relativa, grabada en mi memoria. Se olvida menos una figura que una cadena numérica.

Y la última participación que compartiré es la de diciembre del 2015, en que de manera inminente y sorpresiva Taladrid me llama para pedirme que fuese yo el invitado a compartir ese significativo programa. Consideré mi deber arriesgarme en reciprocidad al compañero que en varias ocasiones ha acudido a mi llamado para incursionar en otros pasajes a lo desconocido, o tal vez conocido pero con muchas opiniones controvertidas, que he tenido el honor de conducir desde los encuentros organizados por GECYT.

En este empeño, cosas como esta “mayéutica taladriana a lo desconocido”, además de instructiva resultan productivas.

Casi termino con una pregunta a Taladrid: ¿será oyente la palabra que mejor refleje lo que pretende designar? Tengo en mente las participaciones del avileño Pablo, y afirmo que ese hombre es mucho más que un oyente, es un discente, un docente, un genuino accionista principal.

No sé si sentirme horondo o preocupado por la designación; no sé si estoy a la altura de ella. Lo que sí sé que estimulará esta vocación incurable por promover el pensar con cabeza propia, estudiando con la mayor profundidad lo ya descubierto y escrito; de estimular el debate, para que al final cada cual saque sus propias conclusiones.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Papo dijo:

    Profesor: La Admiración y El Respeto a su Persona, me hace Crecer.
    Solo su humildad es comparable… …la que nos legó FIDEL.

    Por favor, acepte mi comentario y no me lo devuelva.

    Para el que lea: No es coba… …digo lo que pasa por mi pensamiento sin nombre… …¡por eso!

  • Yulaidi Dinza Cerse dijo:

    Siempre he estado de acuerdo con la frase honor a quien honor merece.Felicidades por ser el oyente del año 2016 de Pasaje a lo Desconocido de Radio Rebelde.El reconocimiento moral es muy importante, estoy segura que Néstor está más motivado para cuántos programas y temas vengan de Pasaje a lo Desconocido.La modestia, el desinterés, el altruismo, es a lo que nos llamó nuestro líder, son de las cosas que juramos de las ideas del concepto Revolución. Muchas felicidades y gracias por hacer muy ameno este programa junto a Reinaldo Taladrid.

  • Un Televidente dijo:

    Fui un ferviente televidente del programa en sus primeras emisiones y ahora lo veo si el tema que trata es de mi gusto y preferencia, fundamentalmente por ver el material audivisula. Los motivos que me han conducido a que pierda el interés inicial es que Taladrid a veces cae en un retórica de frases tan manidas como ^el dios Crono^ o las que utiliza cuando se refiere a la reportera de Cienfuegos, que llega a empalagar. Pero sobre todo, hay veces que para que el invitado responda alguna pregunta él hace una introducción muy larga, donde toca incluso varios aspectos que no tienen que ver con la idea que debe desarrollar el entrevistado y al final cuando dicho entrevistado comienza a desarrollar el tema, sencillamente lo interrumpe con otras cuestiones y no puede completar la idea que exponía. No obstante a ello admiro al peridista Taladrid en los temas de EU en la Mesa Redonda.

  • Tati dijo:

    Qué honor, Felicidades merecidas.
    Feliz 2017 Mucha Salud que inteligencia sobra. Nos vemos.

  • ibañez dijo:

    El programa de Taladrid es bueno, pero a veces los invitados a un tema piensan igual, creo que si por ejemplo tratan el tema de la producción de leche deben traer a un especialista que esté de acuerdo con el consumo de la leche y otro que no esté de acuerdo -que por cierto hay bastantes.

    Otro ejemplo es que he visto programas sobre la evolución, bing – bang y esas cosas pero nunca han invitado a un creacionista para que brinde sus argumentos y las personas tengan más elementos a la hora de sacar sus propias conclusiones

    Gracias a Taladrid y a su programa

    • Tati dijo:

      Hola, lo correcto es escribir Big bang, conocida como la gran explosión. Nunca escriba Bing Bang.

  • Nelly dijo:

    Felicidades a Nestor del Prado, muy merecido ese reconocimiento a usted y a todos los que lo reciban. Soy también fiel oyente del programa de Taladrid y admiro la sabia y amena conducción de su programa, espero ansiosa el domingo en la noche, aunque vivo en Camaguey y me es dificil participar en el programa de radio, solo lo escucho.

  • Tenesmo dijo:

    MARAVILLOSO!!! QUERIDO PROFESOR, LO ADMIRAMOS, LO QUEREMOS Y LOS FELICITAMOS!! USTED SIEMPRE NOS DA CONSEJOS MUY SABIOS Y DEMUESTRA UN CONOCIMIENTO ADMIRABLE DIGNO DE ENVIDIARLO SANAMENTE!!! LE AGRADECEMOS SU EXISTENCIA Y SUS MAGNIFICOS COMENTARIOS EN ESTAS PAGINAS, EN LA RADIO Y EN LA TELEVISION

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Le doy las gracias a quienes se han expresado de manera tan generosa para conmigo.
    Este reonocimiento es lo que me estimula a continuar intentando compartir mis conocimientos y también mis incertidumbres. En un día como hoy en que se cumplen 55 años de la epopeya de la alfabetización, todo se valora con mayor fuerza. Recuerdo perfectamente mis peripecias siendo un niño alfabetizando por las lomas de Firmeza.
    El comentario de Ibañez merece unas palabras que espero escribir en estos días.
    Gracias a todos y todas

    • Tenesmo dijo:

      Bueno, si es una “chicharroneria” como la que me publicaron si vale. Pero si es un comentario mas serio, pero que contradice, que critica (levemente el programa de Taladrid en este caso), aun si se expresa con todas las normas exigidas por el sitio, entonces no lo publican. Como espero no publiquen este. Pero ojala al menos se lo transmitan … Nada, que seguimos en lo mismo, a pesar de un articulo suyo en este mismo sitio que hablaba del debate en estos foros. De todas formas, lo felicito sinceramente por su entusiasmo aunque no este de acuerdo con unas cuantas de las cosas que ha publicado en este sitio a lo largo de todo este tiempo.

  • Veguero dijo:

    Muchas felicidades Néstor del Prado, se lo merece. Un abrazo.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también