Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Fidel Castro, eterno héroe de los desheredados

| 19
Fidel y Raúl en la Asamblea Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Fidel y Raúl en la Asamblea Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Personaje controvertido en Occidente, donde es fuertemente criticado, Fidel Castro es admirado en cambio por los pueblos de América Latina y del Tercer Mundo, que lo consideran un símbolo de la resistencia a la opresión y un defensor de la aspiración de los países del Sur a la independencia, a la soberanía y a la autodeterminación. Rebelde mítico que entró en vida en el Panteón de los grandes libertadores del continente americano, el antiguo guerrillero de la Sierra Maestra ha visto su prestigio superar fronteras continentales para convertirse en el arquetipo del antiimperialismo del siglo XX y el vector de un mensaje universal de emancipación.

Los medios occidentales, por sus crispaciones ideológicas y una condescendencia obvia hacia los pueblos del Sur, no han logrado entender la importancia histórica de Fidel Castro para Cuba, América Latina y el Tercer Mundo. Desde José Martí, el héroe nacional cubano, ningún otro personaje ha simbolizado con tanta fuerza las aspiraciones del pueblo cubano a la soberanía nacional, a la independencia económica y a la justicia social.

Fidel Castro es un símbolo de orgullo, de dignidad, de resistencia y de lealtad a los principios y su prestigio ha superado las fronteras de su tierra natal para irradiar el mundo. El líder histórico de la Revolución Cubana tomó las armas a favor de los oprimidos y reivindicó sus derechos a una vida decente. Procedente de una de las familias más adineradas del país, renunció a todos sus privilegios de clase para defender a los sin voces, abandonados a su suerte e ignorados por los pudientes.

Fidel Castro dispone de una legitimidad histórica. Armas en mano luchó contra la sangrienta dictadura de Fulgencio Batista durante el ataque al cuartel Moncada en 1953 y durante la insurrección en la Sierra Maestra de diciembre de 1956 a diciembre de 1958. Triunfó contra un régimen militar brutal dotado de un impresionante poder de fuego y apoyado por Estados Unidos. En un contexto de hostilidad extrema ha realizado el sueño de José Martí de una Cuba independiente y soberana y ha guiado a su pueblo en el camino de la emancipación plena y definitiva oponiendo una resistencia a toda prueba frente a las pretensiones hegemónicas de Washington.

Fidel Castro también dispone de una legitimidad constitucional. Cada uno tiene derecho a pensar lo que quiera sobre el sistema electoral cubano pero fue elegido, cada cinco años, de 1976 a 2006. Antes de esa fecha sólo era primer ministro y no presidente de la República. En efecto, contrariamente a una idea preconcebida, Cuba ha tenido a no menos de cuatro presidentes de la República desde 1959: Manuel Urrutia de enero de 1959 a julio de 1959, Osvaldo Dorticós de julio de 1959 a 1975, Fidel Castro de 1976 a 2006 y Raúl Castro desde 2006, cuyo gobierno terminará en 2018 tras la reforma constitucional que limita el número de mandatos a dos.

Ningún dirigente puede permanecer a la cabeza de un país durante treinta años, en un contexto de guerra larvada con Estados Unidos, sin un apoyo mayoritario del pueblo. Obviamente, como en toda sociedad, existen insatisfechos, críticos y decepcionados. La Revolución Cubana, obra de mujeres y hombres, es por definición imperfecta y jamás ha tenido la pretensión de erigirse en ejemplo. Pero la inmensa mayoría de los cubanos tiene mucho respeto hacia Fidel Castro y jamás ha puesto en tela de juicio sus nobles intenciones. Estados Unidos siempre se ha mostrado muy lúcido al respecto. Así, el 6 de abril de 1960, Lester D. Mallory, subsecretario adjunto de Estado para los Asuntos Interamericanos, recordó en un memorándum a Roy Rubottom Jr., entonces subsecretario de Estado para los Asuntos Interamericanos, el prestigio del líder cubano: “La mayoría de los cubanos apoya a Castro. No hay oposición política eficaz […]. El único medio posible para aniquilar el apoyo interno [al gobierno] es provocar el desencanto y el desaliento por la insatisfacción económica y la penuria”. Washington siguió ese consejo y dio prueba de una hostilidad encarnizada contra los cubanos imponiendo sanciones económicas sumamente severas que duran hasta hoy. Pero la empresa no ha sido coronada de éxito. En efecto, cerca de medio siglo después, la popularidad de Fidel Castro sigue viva. Es lo que ha podido constatar Jonathan D. Farrar, entonces jefe de la diplomacia estadounidense en La Habana quien no ha dejado de enfatizar “la admiración personal significativa para Fidel” por parte de los cubanos, recordando que “sería un error subestimar […] el apoyo del cual dispone el gobierno, particularmente entre las comunidades populares y los estudiantes”.

Tres facetas caracterizan al personaje de Fidel Castro. En primer lugar es el arquitecto de la soberanía nacional que ha realizado el sueño del Apóstol y Héroe Nacional José Martí de una Cuba independiente y ha devuelto su dignidad al pueblo de la Isla. Después es el reformador social que se ha ubicado al lado de los humildes y los humillados creando una de las sociedades menos injustas del Tercer Mundo. Finalmente es el internacionalista que ha tendido una mano generosa a los pueblos necesitados y que ha ubicado la solidaridad y la integración en el centro de la política exterior de Cuba.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dudmila dijo:

    Nunca llegamos a pensar que este trite día llegaría, simpre lo creimos inmortal, con mucha tristeza recibi la noticia y las lagrimas brotaron, por tanto dolor, se fué, El Padre de todos los Cubanos!!!! #HastaSiempreComandante!!!

  • betsy dijo:

    FIDEL, NO HAS MUERTO; ESTAS EN CADA CUBANO QUE MANTENGA TU LEGADO INTACTO, ESTAS EN NUESTROS CORAZONES: TU ERES PATRIA, ERES PUEBLO, ERES CUBA. HASTA SIEMPRE COMANDANTE. PATRIA O MUERTE. VENCEREMOS.

  • Marcos Daniel dijo:

    Fidel Castro es un Simbolo del pueblo cubano, de la solidaridad, de la resistencia, de la lucha por la unidad de America Latina y del Mundo.
    nuestro Comandante en Jefe fallecio pero sus Ideas se mantendra viva en nuestro pueblo y en nuestra Juventud.
    Viva eternamente en nuestro pueblo Querido Comandante en Jefe Fidel.
    Hasta la Victoria Siempre, Comandante Ordene.

  • Anamari Sánchez dijo:

    Es cierto nunca pensamos en este día, estoy segura de la tristeza de todos los cubanos y del resto del mundo, porque tu querido Fidel eras y seguirás siendo admirado por todos, es infinito nuestro dolor, pero puedo afirmar que nunca serás olvidado, vives y vivirás por siempre entre nosotros, Comandante en Jefe ordene.
    Hasta la victoria siempre!

  • Lidia VR dijo:

    Que tristeza este amanecer de sabado, algo esperado pero no aceptado. Su legado vivirá en todas las generaciones futuras, tenemos esa tarea.

  • Eduardo dijo:

    Cierto

  • Dianne dijo:

    No se como expresar mi tristeza no me imaginaba que esto pudiera suceder lo creia inmortal, uno de los mas grande. Siempre estarás en mi corazón. Hasta la Victoria Siempre mi Comandante

  • Juan Tomás dijo:

    Ha muerto físicamente Nuestro Comandante Invicto y nuestro padre, ahora tenemos que se rmerecedores de su legado, día a día, ser más productivos, más educadores de las nuevas generaciones, demostrar que su ejemplo, sus enseñanzas y su ideario estan más vigentes en cada cubano digno y revolucionario.

  • yo dijo:

    No puedo decir adiós a mi comandate, cuando más un hasta siempre, me invade una gran tristeza y mis lágrimas no paran cuando me hablan de el, quizás muchos no lo entiendan y quizás, yo no lo sepa explicar, pero él lo es todo para los cubanos que aman una Cuba libre, soberana, con aciertos y errores, pero feliz, alegre, humanitaria, todo lo que soy, tiene su mano, tiene su obra, el me formó, me educó, me dio la vida que tengo y que no cambio por nada en este mundo, para mi no se fue un líder, para mi se fue mi padre, quizás así me entiendan los que ven llorar en silencio la pérdida de mi fidel

  • LUIS FELIPE dijo:

    TODOS LOS CUBANOS TE LLEVAMOS EN MUESTROS CORAZONES HASTA SIEMPRE COMANDANTE

  • juan liacoplo dijo:

    Que te llore Cuba comandante, pero que sepan que en el alma de todos los desposeidos del mundo dejas una brasa que encendera la revolucion.

  • carlos dijo:

    https://www.youtube.com/watch?v=bGQWU4UsUeA

    • José Lozano dijo:

      Gracias Carlos, hermoso regalo en este momento de tristeza. Y cantado por Silvio Rodríguez genial.

  • René Chirino dijo:

    Fidel. Eres el faro, nosotros el barco que toca puerto seguro, el de la revolución con los pobres de la tierra.

  • jacques-françois bonaldi dijo:

    “Procedente de una de las familias más adineradas del país, renunció a todos sus privilegios de clase”

    La familia de Fidel no era parte, ni remotamente, de las familias más adineradas del país. Su padre era rico en relación con el entorno directo de Birán, pero no se podía comparar con los azucareros cubanos y otros del resto del país. Basta ver los palacios de la 5a Avenida para darse cuenta de dónde estaban los verdaderos ricos. Fidel precisó en varias entrevistas que, por suerte, su familia no era de la burguesía y no existía en ella actitudes ni costumbres ni riquezas de burguesía, ya que su padre era un campesino pobre de Galicia establecido en Cuba. Es decir, la familia de Fidel no era de la “clase” de los ricos.Si no hubiese sido así, dijo, es decir si su familia hubiese tenido antiguas tradiciones burguesas, a lo mejor, no hubiese sido revolucionario…

  • PIKI dijo:

    Todos los cubanos te llevamos en el corazon por siempre, Comandante del pueblo HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  • Alexis de la Torre Mayedo dijo:

    estoy de acuerdo con lo que dice Salim Lamrani porque Fidel es un eterno heroe de la Revolucion cubana. Y aunque no este fisicamente siempre vivira en nuestros corazones

  • Elba Salazar Cuba dijo:

    Excelente artículo, esos valores de cubania y de identidad, junto a los de antimperialismo deben distinguir al pueblo cubano, se acercan nuevos desafios, solo unidos, como él nos enseñó, saldremos adelante en la construccion de una sociedad cada vez mas justa, para mi Fidel es presente, hija de familia humilde hoy soy una profesional, gracias a la revolución que lideró, no importaba si estaba o no en la presidencia de Cuba , solo saber que estaba con nosotros era suficiente, ahora desde la inmortalidad seguirá siendo el angel de los cubanos.

  • Magda Pérez Lagura dijo:

    Cuando desperté en la mañana del 26 de noviembre la noticia me dejó atónita, la primera reacción fue la de incredulidad, pero la certeza fue tan rápida que me embargó un dolor indescriptible, al principio creí que nadie podía sentirse tan terriblemente mal como yo, pero cuando abrí mi puerta y encontré a mis vecinos consternados, con lagrimas en los ojos, comprendí que el dolor de haberte perdido físicamente Comandante es un dolor que se comparte entre todos los cubanos, incluso los que a veces andan de “orilla” o a la “sombra” para no esforzarse mucho, que por suerte son los menos, también manifestaban tu pérdida. Mi hija Alejandra con solo 8 años (lleva su nombre en honor a nuestro Comandante), cuando despertó escribió este mensajito a su papá, “ Papá hoy es un día muy triste, ha muerto Fidel” y ella no escuchó nunca ninguno de sus discursos, ni lo vio brillar fuera de este país, ni estuvo en ninguna tribuna; cuando nació ya Fidel se había retirado de sus funciones públicas, solo escuchaba sus reflexiones o lo veía aparecer en algunos momentos escasos minutos en la televisión, pero Fidel siempre ha estado entre nosotras, forma parte de nuestra familia y lo ha querido a través de mi. A pesar de no haberle conocido personalmente y de haberlo visto una sola vez a cientos de metros en el entierro de los restos del Guerrillero Heroico en Santa Clara cuando me acababa de graduar de profesora de Historia, crecí bajo su influencia positiva, sus valores, sus anhelos, sus sueños, sus predicciones y me convencía que ser revolucionario es la mejor cualidad que puede tener un ser humano, es esa la convicción con al que educo a mi hija para que pueda ser una mejor persona, para que comparta lo que tiene y no lo que le sobra, para que sienta como propia cualquier injusticia y para que la mentira sea su peor enemiga, ese es el mejor homenaje que puedo hacerle, no renunciar a mi ideas jamás y hacer de mi hija una continuadora de ellas. Mi mayor anhelo siempre fue conocerlo y decirle cuánto significaba para nosotros, a pesar no haberlo conseguido creo que no hizo falta, se fue sabiendo cuanto significaba para su pueblo, cuanto nos había enseñado y cuanto nos había dado, esa es una satisfacción muy grande pero no es mayor que el de saberse cubano porque Cuba desde 1959 quiere decir FIDEL y FIDEL es dignidad, perseverancia, honestidad, fidelidad en lo que se cree, también es paz, es amor, desde ayer están los días tristes, lluviosos, cosa casi improbable en noviembre y es que hasta la naturaleza esta conmovida con su muerte, pero a donde quiera que vaya su espíritu tendrá una nueva guerra la injusticia y habrá un triunfo para los valores que hará un mundo mejor, porque para FIDEL no hay nada imposible ni siquiera cuando ya no está físicamente entre nosotros.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Salim Lamrani

Salim Lamrani

Profesor, escritor y periodista francés, imparte cursos en la Universidad París Descartes y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Ha publicado, entre otros, Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos (Hondarriaba: Editorial Hiru, 2008). Su nuevo libro se titula Cuba. Ce que les médias ne vous diront jamais (París: Editions Estrella, 2009) con un prólogo de Nelson Mandela.

Vea también