Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Al fin de la batalla

| 78
Fidel en la Sierra Maestra.

Fidel en la Sierra Maestra.

“Se nos fue Fidel, ¿qué vamos a hacer sin él?”, me escribe Graciela Ramírez, la entrañable amiga argentina española que conocí en Madrid en 1992, a la cabeza de un grupo de exiliados latinoamericanos que arroparon a los cubanos en la Cumbre Iberoamericana de aquel año de euforias neoliberales en América Latina, cuando éramos la nave a contracorriente, vilipendiada y escarnecida en medios de todo el mundo.

“Tenemos que hacer lo que él nos dijo: mantener la Revolución”, le respondo, recordando un documental de la televisión canadiense que hemos visto hace poco juntas. “Fidel Castro: el hombre detrás del mito” muestra, por vez primera, imágenes del líder de la Revolución en el momento en que firma la Proclama del 31 de julio de 2006, haciendo dejación de sus cargos, desde una cama hospitalaria. Sus manos, cruzadas por sueros, ponen el papel ante la cámara. En el rostro se advierten señales inequívocas de convalecencia. Al parecer, nota dolor en las miradas que testimonian el acto y advierte que lo importante es que la Revolución no se pierda.

Roberto Chile, que filmó la escena, la estrenó ante un nutrido grupo de colegas hace pocas semanas y la reacción colectiva de entonces se parece bastante a la de estas horas de orfandad repentina: sobrecogimiento, lágrimas silenciosas, pero también admiración, orgullo, promesa. La Revolución no va a perderse.

Marcelo, un amigo uruguayo, que llegó adolescente a Cuba, junto a su padre tupamaro, llora desconsoladamente en la pequeña sala de su apartamento del Vedado y su esposa, que no sabe cómo aliviar esa congoja en un hombre que recién está saliendo de una batalla victoriosa contra el cáncer, me lo pone al teléfono. Entre sollozos él me dice exactamente lo mismo que Paquita Armas, la periodista que escribió enseguida una nota, pura lágrima, por el “hombre más grande del siglo XX”.

Desde Santa Clara, a donde recién llegaba para dar una conferencia, Mariela Castro me habla “con el pecho encogido” por la pena. Le duele físicamente la pérdida y la angustia doblemente por la conmoción que advirtió en su padre al trasmitir la noticia. Nos damos el pésame mutuamente.

Así ha pasado en toda la madrugada sin sueño, con los compañeros y amigos, el primero Atilio Borón, el politólogo argentino de visita en Cuba que nos llamó para preguntar y terminó siendo el que nos dio la dura noticia. Roberto y yo nos abrazamos, sin lágrimas. No era la primera vez de sentir que el dolor puede enmudecernos y hasta dejarnos sin el alivio del llanto. O quizás fuera la certeza de que una vida larga y excepcionalmente fértil como la de Fidel, sólo cabe celebrarla, cantando a la suerte de haber sido sus compatriotas y sus contemporáneos. Aunque hay que decir que ataca también una suerte de rabia silenciosa, esa de “no poder nada contra la muerte” como el Hombre del Poema de Vallejo.

Eso es, Vallejo, La Masa (*). Están por venir “todos los hombres de la tierra”. Es un decir, porque no caben en tan breve archipiélago todos los quisieran venir, pero estarán, incluso estando lejos, todos los que en el mundo conocieron y admiran la hazaña de aquel ser de sueños infinitos, que logró hacerlos realidad en vida, por milagro de voluntad y fe supremas. Y apenas mañana, cuando su cuerpo sea solo cenizas, ya lo sentiremos, levantándose y renaciendo, como Martí, en sus ideas y en la Masa. Por los siglos de los siglos. Amén.

(*) LA MASA

César Vallejo

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: “¡No mueras, te amo tanto!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos repitiéronle:
“¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando “¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: “¡Quédate hermano!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos lo hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazo al primer hombre; echóse a andar…

Se han publicado 78 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ariel dijo:

    Gracias, Arleen. Dentro de la tristeza inevitable que me embarga, tus palabras y La Masa son lo mejor que he leído hoy; vienen a darme consuelo como el abrazo amigo que ahora, lamentablemente muy lejos de nuestra Cuba, me es tan necesario.

  • Romeu Gomes miranda dijo:

    Fidel fez a minha geração de jovens brasileiros sonhar que um novo mundo é possível. E embalados pelo seu exemplo, lutamos. Perdemos a luta mas não perdemos o sonho.
    Adios, comandante!!!!

  • Osmany Morejón García dijo:

    Con sobrecogimiento y lágrimas silenciosas, compartimos los Miembros del Consejo de la Administración Municipal de Bahía Honda en la provincia de Artemisa la sorprendente y repentina pérdida física del Comandante en Jefe Fidel, uniéndonos mutuamente al compartido dolor de todos los cubanos, trasmitimos nuestras condolencia a Raúl e hijos del líder revolucionario de sueños hechos realidad y reafirmamos la sostenibilidad de la revolución, “HASTA SIEMPRE COMANDANTE”, “HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE” usted vivirá en nuestros corazones.

  • Javier dijo:

    Alma gemela: En este momento podemos repetir la propia frase de Fidel durante el despido de las víctimas del crimen de Barbados. “No podemos decir que el dolor se comparte, el dolor se multiplica”. Y, efectivamente, Fidel echará a andar en todos los que lo amamos y nos identificamos con sus ideas y convicciones. Definitivamente, las próximas jornadas van a ser de dolor, pero la hora de llorarlo terminará, y comenzará la de seguir su ejemplo con más ahinco y más energía que nunca.

  • vilma gutierrez labrada dijo:

    gran tristeza tenemos hoy todos los cubanos ,pero su ejemplo estara siempre en nuestros corazones .hasta la victoria siempre comandante

  • Yunelkis Chaveco dijo:

    Quiero compartir con todos el dolor tan grande que invade mi corazón, corazón que siempre poseerá los ideales y los principios de muestro COMANDANTE FIDEL. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  • Reynaldo Feijoo dijo:

    Hoy siento mucho más orgullo de haber sido su compatriota, de militar en el glorioso Partido Comunista de Cuba, que él dirigió, de que Fidel fuera y siga siendo mi, nuestro, Comandante en Jefe, de haber compartido y modestamente contribuido a la consolidación del proceso revolucionario, de haber sido su contemporáneo, de haberme educado en sus ideas, de haber resistido y vencido junto a él las amenazas y ataques del imperialismo. En estas duras batallas que nos restan por delante contaremos con su vida y su ejemplo. Cada cubano se volverá su propio comandante en jefe y en cualquier trinchera defenderá su legado y su obra. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE.

  • orledo dijo:

    NO, NO,NO, NO ME DIGAN QUE FIDEL A MUERTO, MI PADRE, EL PADRE DE TANTOS Y TANTOS CUBANOS Y DEL MUNDO, NO ME MIENTAN, EL NO A MUERTO, LA HISTORIA NO MUERE, LAS IDEAS, NO MUEREN, LA REVOLUCIÓN NO MUERE, SOLO CAMBIAN DE FORMA, DE LUGAR Y MI PADRE SOLO SE A IDO A UN LUGAR MAS ALTO DONDE SU VISTA LLEGA MAS LEJOS, DONDE DESDE ALLÍ PODRÁ VER NO SOLO A CUBA SINO AL MUNDO, ESE MUNDO DONDE ASTA LOS QUE MAS ANEABAN ESTE MOMENTO, LO RESPETABAN, PORQUE AUNQUE CON LAGRIMAS EN LOS OJOS HOY SE QUE NO A MUERTO, COMO NO MUEREN LOS DIOSES, COMO NO MUERE LA VIDA, COMO NO MUERE JOSÉ MARTI, COMO NO MUERE CHAVES, SOLO QUE EL DECIDIÓ UNIRSE A ESE GRAN GRUPO DE HOMBRES Y MUJERES QUE DESDE OTRO LADO NOS GUÍAN Y DIGO QUE EL LO DECIDIÓ, PORQUE AUNQUE MUCHOS LO DESEARON Y OTROS TANTOS LO INTENTARON, FUE ASÍ, SOLO CUANDO EL QUISO…….NO DIGO MÁS… PRO AHÍ NOS VEMOS COMANDANTE, EN CUALQUIER CALLE O RINCÓN MÁS INHÓSPITO DE CUBA O DEL MUNDO… NOS VEMOS….

  • Baby dijo:

    Gracias, Arleen.

  • María Isabel Landaburo Castrillón dijo:

    No recuerdo cuando tomé conciencia de que Fidel existía, solo sé que desde hace 58 años él es parte de nuestra familia y lo extrañaremos todos los días como a todos nuestros mayores.

  • María Isabel Landaburo Castrillón dijo:

    Los maestros cubanos continuaremos haciéndote presente en los niños y jóvenes para que vivas siempre, por toda la obra que nos has dejado de pensamiento y de vida

  • Ide dijo:

    Es hoy, es ahora, fue este 25 de noviembre pero será Fidel por siempre. Los jóvnes, los revolucionarios solo podemos homenajeralo siendo un Fidel en cada puesto de trabajo que es nuestra trinchera de combate.

  • Manuel Alomá Herrera dijo:

    Ante este duro golpe por la pérdida física del Líder Histórico de nuestra Revolución, solo cabe estudiar mas sus ideas, principios y convicciones, ponerlas en práctica cotidianamente. Como nos exortó, seremos cada cubano revolucionario y dígno, donde quiera que estemos, nuestro propio Comandante en Jefe.
    La Revolución y la Patria que él forjó bajo el ideario martiano: ¡NO SE LA ENTREGAMOS A NADIE!
    ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE!

  • orledo dijo:

    NO, NO,NO, NO ME DIGAN QUE FIDEL A MUERTO, MI PADRE, EL PADRE DE TANTOS Y TANTOS CUBANOS Y DEL MUNDO, NO ME MIENTAN, EL NO A MUERTO, LA HISTORIA NO MUERE, LAS IDEAS, NO MUEREN, LA REVOLUCIÓN NO MUERE, SOLO CAMBIAN DE FORMA, DE LUGAR Y MI PADRE SOLO SE A IDO A UN LUGAR MAS ALTO DONDE SU VISTA LLEGA MAS LEJOS, DONDE DESDE ALLÍ PODRÁ VER NO SOLO A CUBA SINO AL MUNDO, ESE MUNDO DONDE ASTA LOS QUE MAS ANEABAN ESTE FELIZ MOMENTO, LO RESPETABAN, FELIZ PORQUE AUNQUE CON LAGRIMAS EN LOS OJOS HOY SE QUE NO A MUERTO COMO NO MUEREN LOS DIOSES GRIEGOS, COMO NO MUERE LA VIDA, COMO NO MUERE JOSÉ MARTI,COMO NO MUERE CHAVES, SOLO QUE EL DECIDIÓ UNIRSE A ESE GRAN GRUPO DE HOMBRES Y MUJERES QUE DESDE OTRO LADO NOS GUÍAN Y DIGO QUE EL LO DECIDIÓ PORQUE AUNQUE MUCHOS LO DESEARON Y OTROS TANTOS LO INTENTARON, FUE ASÍ SOLO CUANDO EL QUISO…….NO DIGO MÁS… PRO AHÍ NOS VEMOS COMANDANTE, EN CUALQUIER CALLE O RINCÓN MÁS INHÓSPITO DE CUBA O DEL MUNDO, NOS VEMOS….

  • Rachel Arencibia dijo:

    Me llamo Rachel. Soy una joven revolucionaria nacida a finales de los 90. Tenóí la costumbre de escribirle cartas al Comandante. Me reconfortaba pensar que tenía el privilegio de escribirle al hombre más genuino de este siglo. Tengo la dicha de vivir en este tiempo, el suyo y el tuyo. He vivido para verlo. Es cierto que no conocí a Martí o a Maceo, o más para acá a Camilo o al Che, pero tuve la suerte de descubrir a Fidel. No es casualidad que hoy lo extrañe más que de costumbre. Pero atentos, ahora haremos lo que tanto nos dijo, seguir adelante atendiendo a la historia y sus antecedentes. Viva Fidel.

  • Encapuchado dijo:

    Querida Arlen en la madrugada sono mi celular para darme la terrible noticia de la muerte del mas grande de los hombre de cuba, latinoamerica y para mi del mundo me entraña un terrible dolor , con rabia con no se que cosa mas , se fue el caballo , el grande, HASTA SIEMPRE COMANDANTE ! PATRIA O MUERTE , VENCEREMOS

  • Silvia Odriozola Guitart dijo:

    Con profundo dolor escuchamos hoy las palabras de nuestro presidente anunciando la desaparación física del líder histórico de la Revolución más grande que ha vivido América Latina. Mas no le decimos adiós al eterno joven rebelde, sino AQUÍ ESTAMOS!!!!! para continuar tu legado, para seguir siendo faro de las ideas más justas de la humanidad, para mantener la bandera de la dignidad, la solidaridad, la valentía, la lealtad, la soberanía, la independencia. GRACIAS COMANDANTE, por vivir plenamente luchando por los humildes, esos, los más desfavorecidos en este mundo desigual, que no te defraudaremos. FIDEL, que en francés significa “fiel”, fiel a tu pueblo, a tus ideales, a tus seguidores, al socialismo, a la humanidad… QUE VIVA POR SIEMPRE TU EJEMPLO!!!!!

  • Dulce dijo:

    La noticia duele, y dolerá por mucho tiempo, ahora solo nos queda honrar a ese gigante de todos los tiempos. Hasta Siempre Comandante!!!

  • gladys regina dijo:

    Todos hemos perdido algun familiar alguna vez y todos,tambien moriremos una vez,sin embargo no nos adaptamos a la idea que,de pronto no veamos mas a ese alguien que aparentemente nos abandona porque se queda ahi,cerca de nosotros.Esa es la esperanza que he tenido al ver descender un feretro y pienso que,luego de nutrirse de los jugos de la Tierra,nos volvera a buscar para seguirnos acompañando.Es ilusion.
    He vivido toda mi vida ligada al nombre de Fidel,naci solo a tres meses de que llegara en el Granma y luego asustaba a los soldados batistianos porque les decia que “venia Fidel con los mau mau”,o sea,los rebeldes.Ellos se reian ,pensaba que los mayores me mandaban.Asi que el cien por ciento de mi vida lo he pasado escuchando ese nombre que ha llevado por noventa ese hombre previsor,por eso y para que no sufrieramos mas de lo que ha lo hacemos,se alejo un poco de los medios,durante los ultimos años,pero su presencia siempre se hizo evidente,sus reflexiones,y algunas noticias que de vez en cuando nos daban de su vida en casa,los visitantes que amablemente recibio,(algunos que no quisieron tener ese honor o al menos esa experiencia de estrechar su mano larga y suave),en fin…que hacer ante la muerte?,..solo resignarnos a que esta por ahi,acechando.Y como digo siempre:no podemos retener a nuestros seres queridos a costa de su sufrimiento,por mucho que nos duela admitirlo:FIdel tambien es humano y nunca hablare de el en tiempo pasado porque siempre ha sido futuro.

  • Hugo Wilkins Mendez dijo:

    Eran las 5.30 de la mañana y me conecto a internet y veo que mi hija mi cubanos más chiquita ha tratado de comunicarse conmigo. Pensé en una desgracia familiar o algo por el estilo. La noticia era demasiado dolorosa para estar lejos de mi Cuba tan querida.
    Llore como si perdiera a alguien muy cercano. Y si, tan cercano que con su acción y pensamiento contribuyo a creer aún más en la justicia y el valor de la lucha.
    Ese Comandante que demostró que era posible hacer una Revolución con los humildes y para los humildes.
    Ahora, más que nunca a defenderla, a seguirla modelando junto a mis hermanos para que siga siendo un faro para los revolucionarios.
    Hasta la Victoria Siempre, Comandante.

Se han publicado 78 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana “Mesa Redonda”, que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro “El Camaján”.

Vea también