Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Cuba, prendida del alma

En este artículo: Cuba, Nación, Patria, Símbolos Patrios
| 59

bandera-cubana-615x405

"Cuánta vida preciosa,
cuántas generaciones;
qué juventud, deseosa
como tú, se perdió."
Pablo Milanés

Dedicado a la Dra. Graziella Pogolotti

La educación cívica es la piedra fundamental sobre la cual ha de edificarse el sentimiento nacional si bien este es para nosotros lo que definió el Apóstol José Martí en palabras inolvidables como “Patria es humanidad”. Estuvo presente como firme declaración de principios en el manifiesto de Carlos Manuel de Céspedes leído ante los alzados el 10 de octubre de 1868 en su ingenio Damajagua: "Cuba aspira a ser una nación grande y civilizada, para tender un brazo amigo y un corazón fraternal a todos los demás pueblos."

Hemos sido testigos excepcionales de cómo esta apasionante exhortación se ha cumplido dondequiera que un maestro cubano enseñe sentimientos y letras; en cualquier latitud del mundo en que un médico nuestro salve una vida en peligro o ayude a dar a luz un niño lo cual ha de ser siempre un acontecimiento esperanzador; dondequiera que un soldado de la patria haya contribuido a consolidar una independencia sin reclamar a cambio ni un grano de arena.

Recuerdo cómo aprendimos a cantar el himno en los actos escolares, cómo observábamos con candorosa devoción el paso de la bandera de la estrella solitaria para ser colocada junto al busto de Martí y el orgullo de recibir como premio a la aplicación, a la puntualidad y la consagración a los deberes, el más bello de todos los diplomas: el beso de la Patria.

No muy tarde comprendimos que el país era un territorio singularmente bello con árboles y criaturas diferentes a las que existían en otros parajes. Las islas del archipiélago que habitamos las fuimos reconociendo en las lecciones de Geografía, y en las de Historia nos fue poseyendo la noción de Patria al escuchar los apasionados versos de José María Heredia, quien como le sucedió a José Martí "...acaso despertó en mi alma, como en la de los cubanos todos, la pasión inextinguible por la libertad...". Y de la Literatura se nos prendió en el alma ese doloroso sentimiento de Gertrudis Gómez de Avellaneda al partir de su tierra natal:

¡Hermosa Cuba! tu brillante cielo,
la noche cubre con su opaco velo
como cubre el dolor mi triste frente(...)
¡Adiós, patria feliz!, ¡Edén querido!
Doquier que el hado en su furor me impela
tu dulce nombre halagará mi oído(...)

La nación fue el anhelo de nuestros antepasados cuando éramos un apéndice colonial de España y soñaban febriles legisladores criollos con una República fundada sobre los cimientos de un estado de derecho que José Martí concibió “con todos y para el bien de todos”. Y ese concepto de totalidad no es mecánicamente abarcador, más bien percibe su esencia como un concentrado de valores de los que se alcanza, a lo largo de la vida, conciencia plena.

En medio de una nebulosa de aspiraciones, de reveses y fracasadas expectativas se elaboraron los planes para que los cubanos encontraran su propio camino en el seno de identidades disímiles, quiere decir, insertarnos en la América unida desde la diversidad, tal y como la idearon los precursores.

Al crear el himno nacional para los que debían transformarse de conspiradores en libertadores, Pedro Figueredo tomó los acordes de La Marsellesa e introdujo en sus magníficos registros los destellos de la melodía que en días de inolvidable gloria se convertiría en el Himno Nacional de Cuba. Al escucharlo el ejército mambí detenía los ímpetus de la marcha y ganaban inspiración para la carga temeraria frente a un adversario tenaz y valeroso.

De ese debate nacería la legitimidad de nuestro ser nacional. Sólo a las Fuerzas Armadas les estuvo y está permitido saludar al himno con la cabeza cubierta porque en sus distintivos y atributos está bordado el Escudo de Armas de la República.

Al interpretarse La Bayamesa nos ponemos de pie. Se interrumpe el paso en cualquier circunstancia cuando sus acordes colman el espacio y adquiere la mayor dimensión en el instante de saludar al alba o al poniente del sol, el acto de izar o arriar la bandera.

He aquí los valores. Esta es la piedra fundamental a la que me refería. Sobre arena movediza lo que construyamos se derrumbará. El culto ha de ser perpetuo y si al final del largo camino se tambalea o vacila la convicción, sobre lo alto de un reducto los manes de tantas víctimas inmoladas levantarán sobre el paisaje incomparable de Cuba, nuestra bandera.

Eusebio Leal Spengler
Historiador de la Ciudad de La Habana

Guardar

Se han publicado 59 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mi bandera en fotos dijo:

    Propongo habilitar un sitio fotográfico y cada cual envíe la fota instantánea de nuestra bandera, en todas las formas y lugares, sería interesante en este intercambio la IMAGEN de nuestra hermosa bandera de la estrella solitaria.

  • Jolubaro dijo:

    Yo pienso que los que plantean su desacuerdo con la venta de la bandera no están analizando bien las cosas. La mayoría de las personas quiere tener una bandera, pero para que eso suceda tiene que comercializarce, nadie, ni si quiera el estado, puede darse el lujo de hacerlas para regalarlas. Vender banderas digamos que es el mal necesario que se le permite a unos pocos para que millones de cubanos y extranjeros podamos tenerla. Por otra parte me parece injusto e ilógico que el estado pueda venderlas(bien caras por cierto) mientras que los artesanos no. Eso es abuso de poder ¿Es que no han pensado en eso? ¿Y qué decir de que la imagen de la bandera no puede formar parte de diseños de ropas, bolsos, etc, que tan orgullosamente alguien pueda usar? Después nos quejamos de que la habana está llena de símbolos foráneos. Le estamos haciendo el trabajo demasiado fácil a aquellos que pretenden mostrarnos como un país que prefiere vestir símbolos foráneos que los nuestros. Acaben de entender que quien se viste con una bandera cubana pudiendo comprarse cualquier otra ropa lleva sobre sí y dentro de sí una carga enoooooorme de patriotismo. Es su manera de mostrar orgullo por su bandera, si no, de qué otra manera se explica que haga algo así. Y esa es la finalidad, que mostremos nuestro orgullo por nuestra bandera y nuestra patria para reforzar nuestra identidad. No sigan arguyendo que si la ley esto o la ley lo otro, las leyes las crean y la modifican los hombres y es hora de actualizar ese reglamento que no está en ninguna constitución sino en el Reglamento de la Ley de los simbolos nacionales. Que viva nuestra bandera!!!! y que todo cubano pueda mostrar su orgullo por ella no sólo saludándola allá tan lejos en lo alto de un asta sino pegada a su pecho, en un lindo pullover. Que se vendan banderas para que todos podamos tenerla a precios asequibles!!!!!!!!

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Sencillamente brillante, Maestro. No se concibe esperar menos de usted.

    Sólo hay una frase que no logro entender completamente; Cuando usted se refiere al sublime principio martiano: "Con todos y para el bien de todos", y dice que ese concepto de totalidad no es mecánicamente abarcador, me deja en la duda de si eso es una interpretación personal ó académica, o si el propio Apóstol dejó algunas aclaraciones respecto a alguna forma de selectividad incluída en la palabra "todos" empleada por él.

    Saludos respetuosos de un gran admirador.

  • Antonio dijo:

    Venerable maestro Eusebio Leal, muchas gracias por su presencia y reflexiones.
    Y me dirijo a los otros, quién debe vigilar por todo lo que se ha ido deteriorando?
    No es acaso la Revolución y el Partido quien dirige la politica educacional de la Nación?
    Quién tiene que poner orden y restablecer lo que tanto se critica?
    Esto es un debate de toda la sociedad, que pasa por institucionalizar/ establecer lo que se quiere. ¿Harán falta un Congreso y unos Lineamientos para esto?

  • jorge Luis Martínez Alejandres dijo:

    Gracias Eusebio una vez más por tus intervenciones o escritos relacioandos con las Historia de Cuba, hemos estado preocupado por este tiempo sobre el estado de sus salud, que bueno que ya esta mejor,te queremos todos los cubanos y en especial los jóvenes del siglo XXI que nos recuerda lo importante que es el cuidado de la nación cubano.
    Un abrazo fraternal.

  • Dorita Águila Morejón dijo:

    Es realmente bochornoso cómo se han violado los símbolos patrios en todos los sentidos.Tan baja moral y carencia de sentimientos patrios padecen tanto quienes los ultrajan como quienes no combates tales hechos.Unido a todo esto la vulgaridad,las malas palabras y obscenidades tanto en un género como en otro.Ya no se saluda con la mano derecha,ahora es darle un beso a cualquiera sin el repeto que se merece.La Educación Cívica sí es muy necesaria en estos tiempos en que vivimos en los cuales no se miden distancias entre los seres humanos y todos somos cataloados de la misma manera.Esto tiene que analizarse por las autoridades correspondientes pues se ha ido resquebrajando ese respeto sagrado por nuestros símbolos patrios y esa educación que debe y tiene que nacer en la cuna,en el hogar.Solamente analizar que por nuestra bandera murieron aferrados a ella tantos y tantos héroes y mártires de nuestra nación,considero que todos estos símbolos que representa a nuestra Cuba,deben sentirse sagrados y atesorarlos en la urna del alma donde guardamos con recelo todo lo valioso de nuestras vidas,Para Eusebio Leal mi más alto reconocimiento por llamar a capítulo a la conciencia de todo un pueblo.¡Mil gracias a Ud. Eusebio Leal Spengler por vuestra voluntad para convocarnos a todos a honrar nuestra tierra como se merece.Con todo respeto y consideración,Dorita.

  • Taran dijo:

    Yo me pregunto, si a veces en los tres noticieros del dia en la television vemos tres veces el mismo reportaje, por que en el de las 8 no se comienza o termina todos los dias leyendo un escrito de este CUBANO, para que la mayor cantidad de personas lo oyeran, todos son una clase de historia y cubania, yo lo hiciera aunque tuviera que quitar el parte meteorologico, gracias.

  • DJ Yankiel dijo:

    GRACIAS, ASI CON MAYUSCULAS,el doctor eusebio como ya nos tiene acostumbrados con sus precisas y contundentes reflexiones,la verdad,este señor se merece el respeto de todos los cubanos,y por demas todos leer detenidamente sus articulos,soy DJ,trabajo en discotecas y espacios publicos,en estos momentos en un hotel,y en todo este tipo de lugares vemos a diario lo que nos dice el dctor leal

  • Eusebio Castillo Marcial dijo:

    Muy bueno y necesario esta articulo; a la hora buena, a la de siempre: Somos una nación, un pueblo cuajado de valores, buenos y grandes valores, los valores que portamos y que llevamos en el centro de nuestro pecho, donde late la vida, no abundan en toda parte. Estos valores tienen sus orígenes, su génesis desde el nacimiento de nuestra nacionalidad, en los 20 años de resistencia de Guama y nuestros indigentes, En la rebelión de 1812 de Aponte, en la del mambí, el revberde,el internacionalista, en nuestra caña, tabaco y Ron; en nuestra cultura....En nuestro próceres, nuestros intelectuales, en nuestro pueblo. Nuestros niños, jóvenes, hombres y mujeres. Nuestros símbolos patrio que se fraguaron en el combate y se pintaron de sangre con todo el heroísmo, la valentía, la sencillez y el honor que no caracteriza. Solo tenemos que cultivarlo cada día, cada hora, cada segundo. Ser curto para ser libre: sentencio. y continuó: Yo quiero que la ley primera de la república sea, el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre....Patria es humanidad...Amor con amor se paga. Gracia mi Cuba amada, Gracias mi patria, mi pueblo, mi gente.

  • la fina dijo:

    Al fin alguien se pronuncio por algo que requeria de un rotundo BASTA¡¡¡¡¡.considero que nuestros simbolos patrios no son para ser comercializados ,ellos representan toda nuestra historia y han presenciado los momentos mas trascendetales de la vida de nuestra patra desde los campos de batalla de nuestros mambises hasta las marchas por causas justas dentro y fuera de la patria por eso una vez mas gracias doctor por su oprtuna reflexion.Gracias

  • Natacha Santiago dijo:

    LOS VALORES QUE APRENDÍ DE NIÑA CON MARTÍ Y MI HERMANA BAJO UNA MATA DE MANGOS Y ME PERMITEN RECONOCER LOS VALORES DEL CUBANO

    A los Cinco 18 años despuès de la injusta y arbitraria detención cuando sin armas defendían la Patria

    ,Queridos muchachos
    Cuando conocí de su caso de inmediato me involucré por voluntad propia, como deber insoslayable, al combate apasionado por su libertad, con todos los recursos a mi alcance, hasta lograr su consumación, como afortunadamente hicieran otros. Segura estaba de la materialización del vaticinio de Fidel.
    Las razones, muchas, podrían resumirse en una frase que las justifica: el sentido de mi vida.
    Pocos años después recibí un duro golpe que no me apartó del camino elegido.
    Ayer, a pesar de la tormenta veraniega que nos acompaña cada tarde, quise coincidir nuevamente con Ustedes, esta vez en el ICAP, para en silencio conmemorar los 18 años del aciago día de vuestro arresto que por su crueldad exaltó su dignidad en la resistencia y sacrificio por nosotros. Ese es el motivo que en este instante justifica la presente y que ciertamente el pudor no me permitiría expresarles verbalmente.
    Les ratifico la continuidad del compromiso con Uds. y nuestra bella causa hasta el fin de los tiempos. Gracias por el ejemplo, ayuda a vivir aún en las peores circunstancias.
    Les quiero por siempre. Sepan que a pesar de las adversidades a muchos nos hace feliz y nos enaltece la certeza y la seguridad de saber de la existencia de seres como Uds.
    Continuamos en combate por 90 razones y más
    Besos
    Natacha

  • Natacha Santiago dijo:

    LOS VALORES PRESENTES EN LOS CINCO

    Cuando conocimos su caso de inmediato nos involucramos por voluntad propia, como deber insoslayable, al combate apasionado por su libertad, con todos los recursos a nuestro alcance, hasta lograr su consumación, como afortunadamente hicieran otros. Seguros estabamos de la materialización del vaticinio de Fidel. ESOS SON VALORES DEL CUBANO
    Las razones, muchas, podrían resumirse en una frase que las justifica: el sentido de nuestras vidas.
    Ayer se cumplieron 18 años del aciago día del arresto que por su crueldad exaltó su dignidad en la resistencia y sacrificio por nosotros. ESOS SON VALORES DEL CUBANO
    Ese es el motivo que en este instante justifica la presente y que ciertamente su modestia y pudor no permitiría expresarles verbalmente.
    Les ratifico la continuidad del compromiso con Uds. y nuestra bella causa hasta el fin de los tiempos. Gracias por el ejemplo, ayuda a vivir aún en las peores circunstancias.
    Sepan que a pesar de las adversidades a muchos nos hace feliz y nos enaltece la certeza y la seguridad de saber de la existencia de seres como Uds.
    Continuamos en combate por 90 razones y más
    ESOS SON VALORES DEL CUBANO

  • Marta Carreras dijo:

    He leído los 40 comentarios publicados que anteceden al momento que escribo. En todos hay una parte de la verdad, incluso aunque no coincidan en algunos aspectos con este texto tan profundamente patriótico y necesario del Dr. Leal. Lo más importante es el factor común que subyace en ellos: la preocupación porque la banalidad y los criterios economicistas que andan de moda-entendiendo por esto último la exacerbación del afán por vender y obtener las ganancias a toda costa-, lleven a desvirtuar en el alma cubana, el orgullo que ha de habitar a todo buen cubano, por serlo y representarlo en cualquier versión que sea. Y eso es un tema que hay que debatir, que hay que llevar a la casa y al aula, a los medios, al imaginario público, porque pasa por la cultura del ser, por el saber y por ende, por el proceder. No sería la primera vez en la historia cubana que una joven bella y patriota vistiera con la enseña nacional para orgullo y compromiso de ella y placer de quienes la contemplen; lo que resulta lacerante -al menos para mí, que soy de otra generación diferente a la del Doctor Leal- la grosería y la vulgaridad disfrazada de cubanía. Eso sí que no.

  • ROGES dijo:

    un buen comentario en ¨Revista Universal´´ en Boletines de Orestes y el articulo ¨´Guatemala ¨publicado en Mexico Complementan y enriquecen

  • Giordan R dijo:

    Magnífico y bello. Como debería ser todo lo publicado.

  • jcesar dijo:

    !Es que cuando tu ves la bandera cubana, estallan del silencio mil palabras que rompen un nudo en la garganta, y te quedas sin decir todo el amor y la memoria!

  • hectorpacheco dijo:

    Dr. Leal, fiel como su apellido a nuestra cubanía y defensor plena de esta, usted está ya en nuestra memoria historíca como hijo ilustre y como cubano grande.

  • rober sorzano guerra dijo:

    SALUDOS quien podria desirme cual es el correo electronico de eusebio leal

  • CREADOR184 dijo:

    Saludos nuevamente como les desia necesito el e mail de Eusebio Leal

  • Roque dijo:

    Yo recuerdo cuando mi madre me recogia en el circulo infantil que estaba ubicado en la Rampa, casi llegando a malecon, a veces eran las 6 de la tarde y nos sorprendian arriando una enorme bandera del edificio del comercio exterior. Yo me paraba en firme y saludaba la bandera. Tenia solo 5 años.

  • Creador 184 dijo:

    Saludos reiterados en verdad instructivo todas las publicaciones de eusebio de echo me gustaria escrivirle sobre algunos temas que considero interesante y me gustaria escuchar su opinion el problema es la direccion de correo electronico si alguien o el mismo me pueden ayudar con esta.

  • Niurma Irene Chamizo Arango dijo:

    Es de gran gentileza dedicar sus palabras a la DrC. Graziella Pogolotti, admirable mujer intelectual que es capaz de regalarnos semanalmente interesantes reflexiones sobre nuestra sociedad por dos de nuestros más prestigiosos medios de prensa. Son de las escritoras que nunca dejo de leer y referir, siempre que tengo oportunidad.
    Y es que conozco que ese don le viene de casta, pues su padre Marcelo Pogolotti, fue uno de los más excelsos representantes de la intelectualidad del arte y la literatura de nuestra República, según creo, aún poco estudiado y es verdaderamente admirable todo lo que hizo por preservar la identidad de nuestra cultura.
    Finalmente le diré que la existencia de personas como, Marcelo, Graziella y Usted entre otros muchos de la misma estirpe, van sedimentando nuestra historia y eso nos hace más fuertes . Mucha salud para usted.

  • estudiante dijo:

    Reflexiones como esta nos obligan a pensar en nuestra carencia de valores y exhortan el sentimiento cubano, principio y fin de nuestra conducta, dondequiera que estemos

  • tite pinar dijo:

    Dr soy hijo de una maestra normalista que ejercio siempre en una escuela rural viviamos en Guane Pinar del Rio y ella tenia su escuela a unos kilometros del pueblo, yo fui su alumno hasta tercer grado, cuantos recuerdos me trae este comentario,el culto a la bandera ,el Beso de la Patria, el cuadro de Marti con su mano en el pecho y enmarcado en madera de cedro, el acto civico de los viernes,y aquella repeticon incansable de los valores patrios simplemente enseñandos a ser patriotas.Aun con 93 años y su mente algo perdida en el tiempo lloraba al oir el himno nacionjal.Eso Dr hay que defenderlo hasta la muerte para poder seguir teniendo PATRIA

  • Dino dijo:

    Emotivo, muy emotivo. Esto es una clase de civismo y respeto a Cuba. Muchas gracias a personas como Leal y Graziella Pogolotti por existir y representarnos a todos los cubanos que aman su país, que es dedir sus raices, su historia y el deseo de luchar por un futuro sostenible y digno.

  • Ana Gloria Bao Riera dijo:

    Cuba la Patria mas hermosa del mundo.

Se han publicado 59 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eusebio Leal

Eusebio Leal

Escritor y ensayista cubano. Historiador de La Habana..

Vea también