Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Un médico de la familia fundador, todavía ahí, y querido por todos

| 39
medico familia

Martín Antonio Rodríguez Pons. Foto: Néstor del Prado.

El programa del médico de la familia liderado por Fidel, tiene una historia digna de reconocer, aunque en algunos territorios se haya deteriorado más allá de lo presentido. En este artículo voy a compartir con ustedes un privilegio de mi barrio, contar con el médico que comenzó muy joven en 1984, y que todavía se mantiene en el mismo consultorio. Su nombre Martín Antonio Rodríguez Pons. Es un médico excelente, conocedor de su oficio, paciente con los pacientes, sabe escuchar y siempre dispuesto a buscar la mejor solución. ¿Cuántos casos habrá como el del doctor Martín?

En esta ocasión mi artículo será más breve que de costumbre, pero tendrá una carga humana muy alta, recuerdos veraces muy lejanos, otros no tanto, y el agradecimiento a Fidel por haber concebido e impulsado un programa de salud que no deberíamos perder.

En mi natal pueblo de Palma Soriano, tuve la dicha de contar con un médico de familia, todavía no había triunfado la Revolución. Su nombre Miguel de los Reyes Gavilán, cuando aquello su ejercicio era principalmente  privado, pero efectivamente era medico de muchas familias. Nunca supe de un caso en que el Dr. Gavilán rechazara la atención a un enfermo por falta de dinero.

En no pocas ocasiones, siendo un niño, fui testigo de un obrero del entonces Central Palma tocando la puerta de mi casa desesperado, para que mi padre le firmara un anticipo de pago y poder comprar las medicinas que un hijo esperaba con urgencia para combatir una enfermedad importante. Yo tendría 8 años, y no entendía por qué aquello sucedía, si estaba en juego la vida de un niño como yo. Mi padre me decía que se trataba de una injusticia social. Cuando no le era posible firmar un anticipo de pago vi a mi padre sacar dinero de su bolsillo.

Qué gratificante recompensa. En el año 1969 la salud pública cubana curó a mi padre de un cáncer de laringe, no perdió la voz, gracias a un costoso tratamiento y la sabiduría del Dr. Cueva; sin costarle ni un centavo. Así  pudo seguir siendo útil como ingeniero agrónomo especializado en caña de azúcar por 18 años más, primero en la  provincia de Oriente y luego en la de Santiago de Cuba.

Cuando Fidel explicó al pueblo el programa del médico de la familia, lo entendí muy bien, ya que pude disfrutar de uno, pero ahora ya no tendría que mediar pago, ni solicitud de anticipo de pago, ni el gesto solidario de un buen cubano  para que mi hijo de 8 años recibiera una esmerada atención médica.

Le pedí permiso al Dr. Martín para hablar de él en este artículo. Yo creo que él aprendió muy bien la lección del eminente médico cubano, el científico y gastroenterólogo Dr. Llanios, cuando le decía a sus alumnos que el mejor instrumento del médico no era ni el efimo, ni el estetoscopio ni la linterna; que  era la silla en que el paciente se sentaba para contar sus dolencias, sus temores, sus dudas, sus angustias y sus esperanzas. Martín siempre escucha a cada paciente, sentado en la silla, sin apuro ni apremio, sin insinuaciones para reconocimiento ni mucho menos retribución material.

Hace algunos meses la dirección del policlínico planteó mover a Martín para otra zona, no se hizo esperar la movilización del vecindario que se atiende en su consultorio, para pedir que lo dejasen ahí. Tuve la ocasión de preguntarle qué haría y me respondió que no se podía negar a la decisión que definitivamente tomase la dirección. Afortunadamente la decisión fue que se mantuviera en su consultorio fundacional.

No es mi intención restar valor ni mérito a los miles que comenzaron como médico de familia y hoy están en otros puestos de trabajo, en Cuba o cumpliendo misión en otros países.

No quiero pasar por alto el papel de las enfermeras de la familia, sin ellas o ellos el médico no podría completar su obra.

Es posible que este artículo suscite la crítica de muchos sobre los problemas de diversa índole que hoy sufre el programa original, pero si es crítica constructiva bienvenida sea.

No tengo dudas en la justicia de rendir honor a un médico que se ha consagrado de  manera ejemplar al cuidado de la salud de mujeres embrazadas, de niños, de adultos y de muy adultos en su zona de residencia.

Gracias doctor y amigo Martín.

Ojalá que este humilde trabajo sirva para reconocer a los médicos que ostenten ese precioso galardón de fundador en activo del programa del médico y la enfermera de la familia creado por nuestro querido Fidel.

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Daima Cardoso Valdés dijo:

    Es bueno saber que el médico que inició el programa en ese consultorio aún se mantiene, después de más de 20 años de fundado. Yo recuerdo con mucho cariño a quien inició en el mío el Doctor José Cortés Ruiz- Calderón- Pepe- y a la enfermera Emilia Cuní, que sí se jubiló ahí hace unos años. Hay experiencias lindas del Médico de la familia, pero necesita ser rescatada su esencia fundamental.

  • miguel dijo:

    Pero en la foto se ve una Doctora. Un articulo dedicado al Dr j Martin y no aparece .

  • Maikel dijo:

    Es bueno ver personas haciendo un trabajo duro en diversas zonas de este país, procurando mejorar la salud de muchas personas. Pero cuando no se cumple con servicios colaterales que ayudan a la higiene del pueblo tales como la recogida de basura, puede traer como consecuencia serios problemas sanitarios que tanto luchamos por resolver. En el municipio Centro Habana, por ejemplo, puede notarse como la recogida de escombros (además basura en proceso de descomposición) tiene una frecuencia de recogida muy baja (una vez por semana). Razón por la cual las esquinas tienen lomas de basura pestilente proliferando vectores de enfermedades. Me preocupa si la causa es la disminución de la cuota de combustible, pues de ser así no tiene sentido revertir las causas gastando más combustible (fumigación) y dinero procurando combatir epidemias que podrían evitarse.
    Realmente hay un componente de indisciplina social que hace de esto un tema muy amplio.

  • del 1 al 9 sin 0 dijo:

    me gustan sus artículos, nestor,y yo quisiera por aqui felicitar al grupo de medicos y enfermeros de la sala de cardiologia del hospital provincial arnaldo milian castro de villa clara que atendio a mi padre de 96 anos ,fueron muy profesionales y amables siempre que preguntaba me explicaban de una manera muy gentil sin mala cara ,ojala leyeran cubadebate y que pudiera llegarles mis agradecimientos ,mi padre se llama Miguel pena águila

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    El artículo invita a reflexionar. El punto de vista del autor es exclusivamente desde óptica del paciente agradecido y muy motivado, que por suerte somos la gran mayoría de la población cubana privilegiada y beneficiada por esta iniciativa de Fidel. Recuerdo cuando Fidel en una ocasión explico sobre esta idea del médico de la familia, uso la expresión: el médico de la familia es el brujo de la comunidad, Fidel con esta idea, estoy seguro, intento dar mucho más de lo que hemos logrado, por eso profesor aprovecho su comentario para en tres ideas dar mi punto de vista:
    -El médico de la familia debe ser un paso, un escalón, no un fin, no la meta en la trayectoria profesional de un medico. El cambio debe estar en el proyecto de desarrollo de ese medico, debe estar en sus aspiraciones usar esa tarea de médico de la familia para abrir una puerta en su campo profesional, al igual la comunidad debe beneficiarse constantemente por el cambio, logrando con él un nuevo enfoque de su misma problemática de salud.
    -El médico de la familia debe ser una tarea para un joven profesional como una maestría obligatoria que motive y asegure el estudio científico de forma sistemática de las personas en la comunidad y sus tendencias en todos los ángulos que puedan incidir sobre la salud física y espiritual, teniendo la posibilidad de vaticinar y adelantares a problemáticas que hoy no lo son. Actualmente se muere cada 18 segundos una persona en el mundo por diabetes, eso solo es posible erradicarlo con un sistema parecido al del médico de la familia que actúe sistemáticamente en todas las direcciones, de forma preventiva.
    – El disponer de la vivienda del médico de la familia en la comunidad es beneficioso, en ocasiones puede ser una limitante para estos cambios, pero considero que el médico sea o no de la familia deba tener como reconocimiento social a su labor la posibilidad de la vivienda en cualquier lugar o actividad que desarrolle en la salud.

  • Mariamat dijo:

    Gracias Nestor una vez más también tuve mi médico de familia en mi Sagua de Tánamo el Dr. Giraldo Jimenez Riverí, no eran muchos los Dres. Gavilán y Jimenez, que en la Decada del 80 y bajo el pensamiento de Fidel surgieron miles como ellos que merecen nuestro reconocimiento.
    El Dr. Martín que es al que te refieres y que también es mi médico es sin lugar a dudas el Méico de Familia que Fidel ideó, su dedicación, su calidad humana, su destreza como profesional lo ha hecho merecedor de que todos quieran tener un Dr. Martín., se merece este artículo y muchos más, siempre con su bata blanca, su estescopio y un consultorio 24 horas porque siempre está presente. Felicidades colega bien merecido este reconocimiento.
    Dra. María Matilde Serrano

  • Corona dijo:

    Ay, estimado Nestor, usted no puede imaginar cuanto sufre un Médico de la Familia. Recuerden lo que dijo Fidel: “… No hay trabajo más esclavo que el del médico de la família…..“. Si vives en el área de salud donde trabajas, podrás escuchar los toques en tu puerta constantemente, pueden ser las 10:00 PM ó las 3:00 de la madrugada, las enfermedades no tienen fechas ni horas. Cuando otros están durmiendo, el médico, muchas veces, está despierto y trabajando. Al otro dia tiene que ir a trabajar normalmente, no importa si durmió solo 3 horas ó si no durmió la noche anterior. Y si ese dia te corresponde guardia en el policlínico, entonces serán dos dias sin dormir.
    Pero lo peor de todo no es el trabajo, es la cantidad de papeles y orientaciones burocráticas con los cuales se ha ido llenando al Médico de la Familia. A veces el médico tiene que dedicarle más tempo a los papeles que a la propia consulta. Súmale a eso que el médico tiene que resolver sus problemas personales y familiares como otro ciudadano cualquiera.
    Mis felicitaciones al Dr. Martín, si es su amigo personal pregúnte a él si lo que he planteado es ó no cierto.
    Felicidades a usted por el atículo, que por cierto, no son muchos los que aparecen relacionados con el tema en nuestra prensa.

    • Arelys Gavilán Aguirre dijo:

      No concuerdo contigo, la Dra. Geisy del Rpto Bahía, una vez que necesité de ella porque mi abuela se habia puesto mal y a las 10: 00 pm y sola en la casa con su niño en ese entonces de 4 años de edad, bucó quien se quedar con el niño y fue a ver a mi abuela. JAMAS VOY A OLVIDAR ESTO, como tampoco puedo olvidar a la Dra. Martica y la enfermera Mariela (Edf 42 Rpto Bahía) en el año 1999, su amor entrega y preocupación SIEMPRE y a cualquier hora. Ejemplos tengo muchos y mas recientemente a la Dra Niurka. Dra y amiga. Es una suerte contar con personas como ellos, es una pena que no sean todos.

  • je07 dijo:

    Saludos. Encantador artículo, lástima que no tenga la foto del abnegado médico. El programa del médico de la familia nadie lo dude es la piedra angular del desarrollo de la medicina y es donde se deben resolver del 80 al 90% de los problemas de salud, donde se debe condudir al paciente de manera organizada al resto de la atenciones. Hoy por hoy a pesar de muchos avances notables por el éxito de varios programas, entre los cuales cito al PAMI como el principal, hay otros que por varias razones no se llevan como son, existen muchos pacientes con enfermedades que se pueden considerar pandemias mundiales, como la HTA y la DM, que no se diagnostican a tiempo y no se controlan bien, llegando a la atención secundaria muchas veces en estadios avanzados produciendo grandes costos a nuestro sistema de salud, el cual todos sabemos no deja desamparado a nadie.
    Creo que se deben trazar estrategias que estimulen la permanencia del mismo médico en su consultorio, estrategias que deben pasar por mayor remuneración, mejores condiciones de vida y de trabajo, así como de un mayor control y exigencia por parte de los que controlan, ese dúo medico(a)-enfermero(a) tiene que ser un clan, una piña como se dice, y en un entorno favorable el trabajo mejora mucho. Hay que reducir la burocracia que existen en la APS y que desvía la atención del médico hacia otras cosas.
    No lo duden problemas existen muchos y serios en la APS, y ojalá algún día ver a un médico de familia permanecer por mucho tiempo en su consultorio sea una regla y no una excepción; pero así y todo hemos logrado mucho, y en muchos países de nuestra misma región es un sueño tener un médico cerca. Nunca debemos perder este logro de la medicina y si perfeccionarlo e ir al fondo de los problemas que existen en este programa, muchos subjetivos y otros no, invertir de manera EFICIENTE en esta medicina es ahorro a largo plazo.
    gracias a Cubadebate

  • EL SILENCIO. dijo:

    El programa del médico de la familia es uno de los programas mas profundo que la revolución ha llevado a cabo, pero triste es ver como se deteriora, como triste es ver todo lo que ha hecho Fidel se ha ido acabando, hasta los cuadros que formó,,al parecer muchos de los que lo acompañaron a lo largo del camino, no les gustaba lo que hacía pero no había como decirlo, faltaba lo mas elemental el coraje de enfrentarse al hombre más grande que ha dado Cuba después de Martí..Vivan las ideas del apóstol practicadas muy bien por su discípulo Fidel..

  • REFLEXIVO dijo:

    Lamentablemente, muchos han olvidado el por qué son médicos y el por qué de la cración del programa del Médico de la Familia por Fidel (¿Qué no creó Fidel?). No es ese solo, hay algunos por ahí, por desgracia, no muchos. Los médicos y especialistas que, no sé si debo decir: despreciando el hecho de que este pueblo y la Revolución son los que han permitido que sean médicos y que además, tengan hasta dos títulos de especialistas y olímpicamente, abandonan una misión (para mi son desertores, porque para todos los cubanos, hay una sola Misión, la Misión Cubana, muy grande), o sencillamente, se acogen a una ley migratoria, sin haberle servido al pueblo que los formó, que los atendió desde que sus padres los concibieron, porque es desde ahí, desde entonces, cuando nada les costó y que hasta se les paga a los estudiantes para que cubran sus gastos mínimos. ¿De dónde sale esa voluntad de creación de esta sociedad? Sale del trabajo de Fidel, del Ché, de Raúl, de la Revolución, pero los padres no han sabido transmitirles ese “background” en muchos casos, los hay que sí, pero no son los más. Solo piensan en ganar más, en el “paraíso prometido”, el “país de las oportunidades para todos”. Claro, la oportunidad de que uno esté en un cine, en un parque, una escuela o una iglesia y entre alguien armado y mate a todo el que pueda. Esa también es “una oportunidad”. ¿Qué podemos hacer para que ese éxodo, ese abandono se detengan? Bueno, ir a la raíz, porque durante la formación del futuro adulto, es cuando hay que preparar esas mentes, sin la indiferencia con la que se han estado formando. La familia y la escuela y la sociedad son los que tienen que formar a ese futuro adulto, desde que nacen. No puede haber negligencia, abandono y pensar: Bueno, la Escuela, bueno, La Familia. Buen artículo y muy oportuno, pero no debe quedar ahí.

    • je07 dijo:

      REFLEXIVO estoy de acuerdo con su comentario en parte, es verdad que irse de una mision y dejar embarcada la cosa no es correcto. Pero cuando leo su comentario como que da la idea que todo es culpa de una mala formación de la familia y de educación, o sea que entonces la mayoría de los que salen son unos “traidores”, que palabrita más fea. Hay que ir como usted dice a la raíz del asunto o más bien a las raíces, y ese es un tema bien complejo. Antes de emitir un criterio me gusta oír a las personas, ver que piensan y después porque hacen las cosas, son muchos factores los que influyen en esa migración, las políticas de USA para propiciar eso tienen su parte importante, pero tambien hay otras. Es muy fácil decir fulano desertó y es un traidor y avasallarlo; pero hay que ir a las causas, las verdaderas; estoy seguro que muchos de los que se han ido lo han hecho motivados por ilusiones y sueños que no han podido cumplir, y dan un paso y después es irreversible, y no por ser unos anticubanos ni mucho menos. Saludos

  • Cabrera dijo:

    Muy bonito e interesante su articulo, quisieramos que asi mismo se hiciera con el contingente Pitty Fajardo fundado por Fidel en esa misma fecha y que tantos problemoas se resolvieron en las montañas sobre todo disminuir la mortalidad infantil y materna casi a cero por citar un ejemplo,la que suscribe fue protagonista en el tercer Frente Oriental. gracias

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Una aclaración que ojalá sirva para aclarar. Como ya saben los foristas que me hacen el honor de leer mis publicaciones y concordar, complementar, precisar, disentir,…, yo no soy periodista; soy un matemático por formación, profesor por vocación, humanista por convicción y aficionado a la comunicación social por pasión.
    La foto fue seleccionada por la redacción de Cubadebate, les confieso que estuve tentado en enviar una del Dr. Martín, pero no quise seguir invadiendo su privacidad, ya que tendría que pedirle nuevamente permiso, ahora para fotografiarlo.
    Cuando vi el artículo publicado me sucedió algo parecido a lo que Miguel, pero como no era un artículo periodístico, y mi intención era que en el Dr. Martín se viesen reflejados todos y todas, entonces comprendí que no estaba mal seleccionada la foto. El detalle de que se tratara de una mujer le dio ese carácter representativo, si hubiese sido seleccionado un hombre, entonces sí que hubiese sido fuente de confusión, a no ser que fuese el mismísimo Dr. Martín. Me pareció excelente que el paciente fuese un niño acompañado por seguramente su padre.
    Al no tener los datos de los que aparecen en la foto, ella sirve para homenajearlos a todos y todas.
    Como es habitual, HECTOR Y EL HERMANO nos regala importantes reflexiones que enriquecen el intercambio de opiniones. Tal vez más adelante, si el debate crece, me anime a escribir un nuevo comentario más apegado a lo racional que a lo emocional, abordando otras aristas que ya algunos foristas han tocado, como el caso de Maikel.
    Recuerden que yo defiendo la idea de que los artículos no rebasen las 2000 palabras, lo ideal es menos de 1300 palabras; y como también defiendo la idea de que los articulistas debemos participar en el debate, siempre habrá oportunidad para ampliar, responder, aceptar, discrepar, enseñar y aprender.

    • Rebeca dijo:

      Honrar, honra.

      Gracias Néstor, por honrar a Martín; merecidísimo si además es el Martín del Casino Deportivo . Si es el mismo, falta mucho por decir de él . ¿ Invadiría su privacidad publicar su foto y lugar donde trabaja?

      Abuela de Mariana

      • Néstor del Prado Arza dijo:

        Hola Rebeca, ya pude despejar la incógnita. María Eugenia y Roberto me explicaron quién era la abuela de Mariana. Aprovecho para felicitarla, no sé si ingresa en el maravilloso Club de abuelos felices o ya pertenecía al mismo. A Alejandrito lo conozco desde recién nacido y a la mamá de Mariana hace poco tiempo, pero es como si fuese mucho, es una excelente joven. Ustedes han convertido al Dr. Martín en un médico de familia intermunicipalista.

  • JORGE dijo:

    CREO QUE SON PERSONAS , CON UN GRADO MUY ALTO RESPONSABILIDAD Y PROFECIONALISMO

  • Raysa Lucía dijo:

    Perdón, el comentario anterior es para Así me lo contó el rubio; no sé por qué, se cambió de página.
    Mis reconocimientos a los médicos y enfermeras de la familia y al Dr. Del Prado por sus atinados artículos.

  • Pioneer dijo:

    Ni por asomo soy especialista en el tema pero voy a enunciar tres o cuatro ideas que me perecen conspiram contra el buem desembolvimiento de este sistema .

    -Un cosnsultorio medico de familia ( previsto por Fidel para 120 Familias , hoy rozan las 500 ) tiene un cumulo de trabajo burocratico de registro y de trabajo social que bien pudiera ser realizado por un personal calificado en esa materia y en ausencia de informatización del sistema este trabajo fuera hecho por uno o dos trabajadores sociales segun el caso.

    -Un medico de familia tiene que especializarce en MGI lo que significa medicina preventiva y de acompañamiento de enfermedades cronicas y de su rehabilitación , tarea arto dificil si tiene que hacer guardias medicas en servicios de urgencia para lo cual no esta formado pero que desvian su atención en dos sentidos uno en el tiempo que tiene que dedicar a realizar esta funcion y otra el tiempo que tiene que dedicar a estudiar un tema que no es parte de sus especialidad sino otra y bien dificil como la Emergencia Medica para lo cual debiera haber todo una red creada de especialistas y socorristas que garantizarian esta tarea con mucha mas calidad y sin interferencia en el trabajo preventivo del MGI.
    -La especialidad MGI no debio ser nunca obligatoria , como especialidad al fin tiene estudiantes que les gusta y estudiantes que no , colocarla como paso previo para otras especialidades contribuyó en su momento a desetabilizar la especialidad en si, porque encontrabas quien no le gustaba y tenia que hacerla y lo colocaban en un consultorio por supuesto que su trabajo era pésimo pero ademas su fustración profesional se la transmitia a los que si les gustaba y esto demeritaba el propio accionar en una especialidad médica que es una como otra cualquiera y yo diria que en muchos casos mas digna .
    -El tema de que el medico viva dentro de la comunidad no es buena idea , porque porfesional al fin, primero es humano y necesita de tiempo para si , para atender su familia , estudiar , desestrezarce , ser una persona normal y viviendo dentro de la población que atiende esto no es posible pues los horarios de sociego se convierten en horarios deslizantes y muchas veces con apremios que existen solo en las necesidades propias de los pacientes y muchas veces subjetivas , sin ser esta convivencia en si necesaria para el atendimiento optimo de una población donde con 8 horas dedicadas con arrojo y dedicación a la tarea y algún que otro horario deslizante ud perfectamnete puede atender y acompañar medicamente a 3000 pacientes con las condiciones anteriores garantizadas , y claro esta que el medico tenga donde vivir pero preferiblemente fuera de la comunidad que atiende.

    • mary dijo:

      No estoy de acuerdo con lo que plantea el llamado PIONEER, se nota que no es especialista en la materia.El medico de familia debe tener habilidades en urgencia y emergencia medica, ademas en nuestros cuerpos de guardia de policlinicos de forma general se atienden muy pocas urgencias medicas.

  • Jose Carlos dijo:

    saludos, soy esposo de una Dra de la familia y el trabajo es agotador, sin mucho apoyo, las supervisiones llueven unas de tras de otras y no aportan nada, solo mirar y mandar y cambiar las cosas de un lado para el otro, cada cierto tiempo, incluso hay a quien le tocan todas las supervisiones por que trabaja bien.

    de los pacientes ni hablar, hay de todo, la gente se queja de hasta que la doctora tiene que ver un paciente o una embaraza en el hospital y va por sus propios medios.

    de las casas, es mejor ni hablar, dieron las casas que no estan viviendo y los que la viven no tienen, jajajjaajja aunque lleve 20 años como MF.

    sin embargo aparecen medicos de dos años y ya tienen casas.

    ojala lu publiquen, por que no siempre lo hacen.

    • Pioneer dijo:

      El cuento del El vote de 7 plazas y un remero…….

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos NESTOR!!!..Buen articulo..Felicidades a esos medicos…Nuestra generacion de constructors y voluntaries trabajamos para crear..LAS CASAS del medico de la familia..LINDO.. ..Solo que cometimos un gran error..Teniamos que haber inventado…LAS CAS DEL POLICIA DEL BARRIO..Nestor..cuando puedas escribid..En cuanto a crecido en estos 20-25 annos el raterismo, carterisamo…ladrones…alcoholism…violadores de leyes etc,etc cont El guajiro chambero les Saluda desde Rusia..Gracias al colectivo de cubadebate.cu..

  • REFLEXIVO dijo:

    Yo no hablé de traidores, sino de inconsecuentes, de profesionales que no cuentan con todo lo que hay que contar para tomar ciertas decisiones y olvidarse de por qué, como, qué ha tenido que pasar para que él sea profesional, concluyendo una carrera universitaria que le pagó ese pueblo y luego no le cumple a ese pueblo por lo que se hizo por él. Para la formación del profesional, hablé de: la familia, la escuela y la sociedad. Al fin y al cabo, la sociedad es todo y la sociedad no lo logró. je07 lo importante es que se hagan análisis y cada uno puede tener sus criterios.
    Así termino mi comentario: “La familia y la escuela y la sociedad son los que tienen que formar a ese futuro adulto, desde que nacen. No puede haber negligencia, abandono y pensar: Bueno, la Escuela, bueno,” Mi criterio lo emito, después de conocer bien el tema y a muchas de las personas que lo han hecho, que han tomado esa decisión, de la cual, muchas veces se arrepienten, pero donde ya no hay solución, porque lejos de rectificar, se enquistan, pensdando tal vez, que “a lo hecho pecho”.

  • Luis Pichardo dijo:

    Mi médico de familia es buena, abnegada, cariñosa, amable, tratable, sacrificada, agenciosa, colaborativa, conversadora y miren que cosa, ahora no me acuerdo de su nombre, es la médico de uno de los consultorios de Santa Catalina en Santa Clara. Por eso además estoy satisfecho de haber colaborado en la construcción de un CMF, ella siempre está para lo que necesite.

  • Cubana dijo:

    Al ministerio de Salud Pública , quitenle el nombre de 120 familias son 120 000 y lo q menos pueden hacer los MGi es atender a su población es q ni siquiera conocen a su población ,porque no tienen tiempo de estar en el terreno los tienen agobiados con papeles , y mas papeles he inventando los papeles , viven supervisandolos , Los MGI no los dejan trabajar como cuando nuestro comandante los creo , alguien tiene q revisar eso porque de esa idea bella q creo el comandante no queda nada , q lastima todo lo han virado al reves

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también