Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

País, nación, patria, pueblo, ciudadanía; términos afines pero no sinónimos

| 42

Ha venido aplicándose, para bien, la práctica de conceptualizar antes de debatir, esto forma parte del método científico, que no es solo de y para los científicos; de lo contrario se produce confusión semántica, y el pensamiento y la comunicación tendrán alta probabilidad de fallar. La conceptualización del modelo económico y social cubano, que ya se discute en múltiples y diversos colectivos, es una buena práctica. Pretendemos esclarecer el significado textual y sobre todo contextual de los términos relacionados en el título de este artículo. Por varias razones es arriesgado abordar el tema a debate en toda su complejidad, con menos de 2 000 palabras. Pero si pretendemos motivar un debate culto y constructivo, vale el intento.

Comparto un marco conceptual elemental.

País: Territorio en que habitan personas, delimitada por una división política y administrativa. La ONU reconoce a países. Deben tener un Gobierno reconocido por sus habitantes legalmente registrados.

Nación: territorio en que habitan personas con origen, costumbres, cultura común. Un país puede tener varias nacionalidades; por ejemplo Bolivia se declara plurinacional.

Patria: Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos. Se puede tener más de una patria.

Voy a citar al Dr. Cs. Eusebio Leal Spengler, prominente intelectual cubano que no necesita presentación, y que como pocos combina ciencia y poesía.

Cito: “Cuando alguien me pregunta sobre Cuba siempre le digo las tres dimensiones: el país, la nación, la patria. El país es un territorio; me acuerdo que de niño le decían a los chinos, paisanos, porque venían de un país; también en España es muy frecuente escucharlo, son paisanos, gente vecina del país; el país es la montaña, es el entorno, es el pequeño pueblo, es una región.

La nación es un concepto, un concepto de leyes, una constitución, una aspiración.

La patria es la poesía, es un sueño, es la tradición, es la lucha, es la sangre derramada por las añoranzas, es todo lo que forma en el hombre una identidad”. Fin de la cita.

Pueblo.

Esta palabra proviene del término latino populus y permite hacer referencia a tres conceptos distintos: a los habitantes de una cierta región, a la entidad de población de menor tamaño que una ciudad y a la clase baja de una sociedad.

No obstante, la definición de pueblo es compleja, polémica y no exenta de ambigüedad.

Pueblo, en teoría política y derecho constitucional, es el sujeto de la soberanía nacional entendida como soberanía popular.

El pueblo está formado por todos los individuos que a los ojos de la ley están en igualdad de condiciones.

El pensamiento de José Martí es amplio en la conceptualización de pueblo. Partió de ella desde la definición de quienes lo dirigirán al asegurar “Quien en sí condensa un pueblo es digno de figurar entre los que van a su cabeza”.

Fidel en La Historia me Absolverá lo definió, desde el enclave de la lucha revolucionaria, de una manera descriptiva y concreta.

Ciudadano y ciudadanía.

Para los cubanos en una etapa no muy lejana, decirle a una persona ciudadano era casi una ofensa. Recordemos aquel pasaje de la película “El hombre de Maisinicú”, en que Alberto Delgado-encarnado magistralmente por Sergio Corrieri-, le respondió furioso al militar que le llamó ciudadano: “Que coño ciudadano; ¡compañero, tan compañero o más compañero que usted!”.

La noción de ser ciudadano contribuye al desarrollo de la identidad y al sentido de pertenencia a una comunidad. La persona debe ejercer su ciudadanía con responsabilidad, exigiendo respeto por sus derechos (civiles, políticos, económicos, …) y, a la vez, cumpliendo con sus obligaciones. De este modo se puede construir una sociedad democrática y más justa.

Existe una serie de puntos fundamentales que hace de una persona un buen ciudadano, que hace lo que más puede en pos del progreso de todos, y estos pueden servir a modo de autoevaluación para asegurarse a cada paso de estar respetando y haciendo respetar los derechos que otorga una ciudadanía. Entre estos:

  1. mantener una línea coherente de acción, tratando a los demás del mismo modo que esperamos que nos traten
  2. actuar dentro de los límites de la Ley
  3. promover el cuidado del medio ambiente
  4. proponer tantos cambios como consideremos necesarios para mejorar la calidad de vida, siempre con una actitud constructiva
  5. evitar la violencia siempre que sea posible, anteponiendo el diálogo como medio de resolución de conflictos
  6. respetar los derechos de los demás seres vivos
  7. ser partícipe de la vida en la ciudad, de su historia y de sus decisiones, disfrutando de sus buenas épocas y ayudando a reconstruirla durante sus crisis más duras

Cabe mencionar que ser ciudadano no implica ser oriundo de un lugar, sino que responde a dos factores fundamentales: la documentación y la identidad. Ante la Ley, una persona debe reunir una serie de requisitos para ser considerada ciudadana, entre los que se encuentra la descendencia directa o indirecta de otro ciudadano, con diferentes limitaciones en cada país. Pero existe asimismo un sentimiento en cada uno que representa su lazo con un territorio, y esto excede la situación legal.

La República de Cuba, que es el nombre oficial del Estado cubano, en su Constitución comienza expresando: “Nosotros, ciudadanos cubanos”. En su capítulo II dedicado a la ciudadanía en los artículos 28 y 29 se establecen los requisitos para adjudicar ciudadanía por nacimiento o por naturalización. En el artículo 32 se expresa que no se admite la doble ciudadanía.

Nuestro presidente Raúl Castro expresó en la clausura del VII Congreso del PCC, que dentro del conjunto de tareas principales a su cargo, dedicará el tiempo necesario al proceso de reforma de la Constitución de la República.

.

En mi modesta opinión las diferencias entre país, nación y patria quedan bastante claras. No así la conceptualización actualizada y contextual de los términos pueblo y ciudadanía. Los de Sociedad y Estado, no caben en este artículo por razón de espacio.

En la Constitución vigente, aparecen estos términos frecuentemente.

ARTÍCULO 3.-En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado.

ARTÍCULO 9.-El Estado:

a)    realiza la voluntad del pueblo trabajador y

—encauza los esfuerzos de la nación en la construcción del socialismo; —mantiene y defiende la integridad y la soberanía de la patria;

—asegura el avance educacional, científico, técnico y cultural del país

En este artículo aparece indistintamente pueblo, nación, patria y país.

ARTÍCULO 14.-En la República de Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción y en la supresión de la explotación del hombre por el hombre.

ARTÍCULO 15.-Son de propiedad estatal socialista de todo el pueblo

ARTÍCULO 69.-La Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado. Representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo.

Es necesario lograr una adecuada conceptualización, de manera que en cada documento rector, comenzando por la Constitución y siguiendo con los que están hoy a debate, se emplee el término más apropiado.

Comparto una reflexión del politólogo, sociólogo, investigador y profesor universitario Juan Valdés Paz, del que aprendí en mi vida estudiantil universitaria el valor de tener valor para debatir. Cito: “Nosotros tenemos una batalla terminológica. Hay una cantidad de términos que nacieron y crearon las revoluciones, las que fundaron el régimen burgués o las que crearon otras experiencias, que son las que acuñaron algunos como democracia, ciudadanía, igualdad, soberanía, fraternidad, etc.. Está toda esa terminología que crearon las revoluciones y que nos hemos dejado arrebatar, que el discurso liberal dominante del capitalismo ha cogido para sí. Entonces se da la paradoja de que quien habla de ciudadanos es Obama, no nosotros; y por el contrario, nos preocupa cuando alguien emplea el término, lo miramos raro, pensamos “y este qué se trae”. Decimos que lo que existe es el pueblo, pero resulta que el pueblo es el conjunto de los ciudadanos. El depositario de los derechos humanos es la persona, y esta vive en una polis, en una República, es un ciudadano. Vamos a usar las categorías como son. Es el ciudadano el que quiere y construye el socialismo, no es el socialismo el que inventa al ciudadano”. Fin de la cita.

Toma cada vez más protagonismo el término consenso, aunque no siempre se domine; en algunas de mis clases de técnicas de dirección pregunto, compruebo la confusión y explico. Consenso no es sinónimo de acordar por mayoría, precisamente intenta evitar lo que la votación casi siempre asegura: unos ganan y otros pierden. Es un acuerdo, con el que nadie está totalmente de acuerdo, pero contra el cual nadie quiere hacer valer su desacuerdo, porque está convencido que el acuerdo logrado, es el óptimo alcanzable, dentro del desacuerdo. Llegar al consenso, requiere altas dosis de diálogo, paciencia y tiempo, pero sobre todo, tener la entereza de aceptar que, dialogar, no significa solo escuchar a la otra parte, para luego imponer un criterio prefijado.

Voy a expresarlo de una manera algo conductista.

Para que haya consenso se deben producir las siguientes declaraciones:

  • Considero que las opiniones se expresan con honestidad y libertad, en un ambiente de franqueza y democracia
  • Estoy convencido de que los demás entienden mis puntos de vista, y yo entiendo los puntos de vista de los demás
  • Aunque la opción acordada no es la de mi preferencia, la respaldaré por considerar que es la mejor para los intereses del grupo.

Estamos pensando y repensando para diseñar y construir el futuro, sabemos que será el último ejercicio estratégico de la llamada dirección histórica, que prefiero llamar fundadora del socialismo. También la de Martí y la de Céspedes fueron direcciones históricas.

Sin una legítima democracia; sin un sistemático y constructivo debate; sin cultivar consecuente y creativamente la ciencia, y desarrollar y aplicar la tecnología y la innovación; sin el respeto a la dignidad humana; sin la participación efectiva del pueblo; sin pasar del decir al hacer; sin que los hechos confirmen la validez de la teoría, no habrá socialismo que nos encamine al comunismo.

Para concluir y motivar el debate culto y enriquecedor, comparto las siguientes ideas, que espero ustedes critiquen y enriquezcan.

  1. El concepto de Revolución de Fidel debe ser entendido y aplicado a plenitud
  2. Raúl Castro Ruz, y la Revolución, son merecedores de toda nuestra confianza participativa
  3. Cuando lo legal y lo moral no andan de amigos, las cosas no funcionan bien
  4. Hay problemas cuya solución puede aplazarse, otros demandan una solución, sin improvisaciones, pero con urgencia
  5. Ningún ciudadano debe sentirse excluido de opinar y participar
  6. La Constitución de la República, como Ley fundamental, debe transformarse en la más revolucionaria de estos tiempos
  7. La unanimidad aparente o falsa es el motor de la disfuncionalidad social y el caldo de cultivo de la involución política
  8. El Estado ha de conjugar con sabiduría y sistemática rectificación su rol regulador y de garante del bien y el orden de la Sociedad, con el de propiciador de la plena participación ciudadana
  9. El control es necesario, el gubernamental y el ciudadano; pero las regulaciones sin consenso generan el germen de su incumplimiento
  10. Estamos frente al mayor reto de toda la historia revolucionaria de la Patria, desde la lucha iniciada el 10 de octubre de 1868. Yo confío junto a Fidel, en que “el pueblo cubano vencerá”.

 

 

 

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pablo andres pitaluga dijo:

    Excelente trabajo
    Cuanto me gustaría que la prensa escrita se hiciera eco de este artículo!

    • Elio Antonio dijo:

      Hola Pablo:-)

      No es posible ni tan necesario; los medios digitales cobran cada vez, más audiencia en nuestro país.

      ¿A escuchado usted más personas citando a Granma que a Cubadebate?

      Saludos;-)
      desdeguantanamo.cubava.cu

      • Néstor del Prado Arza dijo:

        Estimado Elio Antonio, creo que la penetración de lo publicado en la prensa plana es mucho mayor que en la digital, al menos en Cuba. Lo que sí es cierto es que la prensa plana es mucho más limitada en espacio que la digital. Con esto no estoy ambicionando que alguno de mis artículos vayan a la prensa plana. No es mi decisión.

  • Reynaldo Feijoo dijo:

    Está muy bien que se aclaren esos términos antes del debate de los documentos del VII congreso. Por ejemplo la palabra ciudadano por compañero me suena dura. Será que me acostumbré a ser compañero de todos los que comparten mi amor por la Patria la que es para mi la Revolución. Por eso decimos Patria o Muerte. Sin la Revolución que la dignificó, Cuba sería un simple país y nuestro amor sería el ” amor ridículo a la yerba y la tierra que pisan nuestras plantas” Yo prefiero que la patria sea “el odio invencible a quien la oprime y el rencor eterno a quien la ataca” Los lacayos, pitiyankis y traidores, no los considero pueblo, si acaso ciudadanos. Pueblo para mi es el que lucha día a día por hacer la patria más próspera y bella, y me atengo al concepto de Fidel en la Historia me absolverá.

    • popi dijo:

      Ciudadano es la persona que por su naturaleza pública y por su condición natural o civil de vecino, establece relaciones sociales de tipo privado y público como titular de derechos y obligaciones personalísimas e inalienables reconocidos, al resto de los ciudadanos, bajo el principio formal de igualdad. Es una categoría del derecho universal

      • Or@z@L dijo:

        Ciudadano: Es el vínculo político-juríidico de una persona con un Estado.
        Se puede tener más de una ciudadanía según la legislación de cada país.

  • Arturo Menéndez dijo:

    Bueno, mucha tela por donde cortar. Una vez mas felicito al Profesor, pero al igual que muchos han comentado y ahora lo vuelven a hacer, no basta con que se de en Cubadebate. Por supuesto que veremos en los comentarios opiniones, criterios e ideas divergentes. Pero así debe ser el ejercicio genuino de la democracia, palabra que, lamentablemente, despierta en algunos resquemor, temor e incluso rechazo a emplearla. Sería muy bueno que el Profesor del Prado, aunque ya lo ha realizado de alguna forma, elaborara sobre ese término. Finalmente, muy de acuerdo con sus definiciones.

    • Clara dijo:

      Quisiera que el señor Prado que en su articulo es muy explicativo y le doy las gracias porque me aclaro mis dudas, segun el en la constitucion en el articulo 32 esta plasmado que no se puede tener doble ciudadania, el cubano que opte por otra pierde la ciudadania cubana, se entiende entonces que el cubano que haya optado por otra no tiene porque tener pasaporte cubano, creo que eso se entiende muy clarito, nada mas tiene que presentar el del paais del cuan es ciudadano al pais que viaje, yo tengo la constitucion pero pense que esa habbia caducado pero segun lei en el VII congreso del PCC entre las tareas se dedicara tiempo necesario para reformar la la Constitucion, aclarad las dudas le doy las gracias.

  • Reyes dijo:

    Este comentario es para nestor un saludo de su amigo santiaguero Enrique Marañón me alegró mucho leer el comentario. Estos temas son profundos y con un significado incluso para nuestra forma de actuar y comprender lo que pasa. Un saqludo continua

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Se trata de Marañon, quién fuese Rector de la UO?
      De ser así me alegra mucho, de ser otro también agradezco el comentario y el estímulo a continuar

  • Randol dijo:

    Muy buen articulo. Esclarecedor y puntual como exige este momento. Me satisface muchisimo esa suerte de decalogo que nos regala el autor al final. De aplicarse a fondo seria una muestra de madurez politica necesaria y posible.

  • Mi País dijo:

    Profesor, gracias por su interesante artículo; “relevante su análisis, cuánta falta nos hace convencernos de estos preceptos sagrados del ser humano, y que en nuestro país se apliquen con total objetividad”.

    Ojalá nuestra prensa televisiva, radial, plana, y otros medios de comunicación social, hagan un esfuerzo y comiencen a introducir en las informaciones y noticias, este término, para mi sagrado, que debemos ostentar todos los seres humanos, el de ciudadano.

    Pensamientos de Aristóteles sobre el concepto de Ciudadano, en su libro titulado Política, mantienen total actualidad, vigencia:

    CAPÍTULO I: DEL ESTADO Y DEL CIUDADANO.

    Condiciones necesarias para ser ciudadano: el domicilio no basta; el carácter distintivo del ciudadano es la participación en las funciones de juez y de magistrado; esta definición general varía según los gobiernos, y se aplica principalmente al ciudadano de la democracia; insuficiencia de las definiciones que ordinariamente se dan. De la identidad del Estado en sus relaciones con los ciudadanos; la identidad del suelo no constituye la identidad del Estado; el Estado varía con la constitución misma.

    La virtud del ciudadano no se confunde con la del hombre privado; el ciudadano está siempre en relación con el Estado. La virtud del individuo es absoluta, sin que las relaciones exteriores la limiten; estas dos virtudes no se confunden en la república perfecta; sólo se dan reunidas en el magistrado digno de mandar; cualidades muy diversas que exigen el mando y la obediencia, bien que el buen ciudadano debe saber igualmente obedecer que mandar; la virtud especialmente propia del mando es la prudencia.

    CAPÍTULO VII. Respecto a las leyes; franqueza en las cosas políticas; corta duración de las funciones; inspección activa ejercida por todos los ciudadanos; revisión frecuente del censo; precauciones que deben tomarse contra las notabilidades políticas; inspección de las costumbres de los ciudadanos; integridad de los funcionarios públicos; concesión de los empleos poco importantes al pueblo; amor de la mayoría de los ciudadanos a la constitución; moderación en el ejercicio del poder; esmero en lo relativo a la educación pública.

  • medardo m rivero p dijo:

    CONSIDERO EL ARTICULO ELABORADO POR USTED, DE MUY BUEN CONTENIDO Y QUE POR SUPUESTO, TIENE CONTENIDO EN EL CUAL SE PUEDE EMPRENDER UNA BUENA DISCUSIÓN.
    PIENSO QUE ESTAS DEFINICIONES AYUDARAN MUCHO A VALORAR A NUESTRO PUEBLO, EL CONTENIDO DE DIFERENTES TEXTOS QUE SE HAN ESTUDIADO Y QUE NECESITAN DE LA MAYOR CLARIDAD PARA FUNCIONAR MEJOR, PUES EN LA DEFINICIÓN SE ENCUENTRAN LOS LIMITES DE LAS DIFERENTES COSAS.
    LA DEFINICIÓN DE PUEBLO QUE DA FIDEL EN EL MONCADA, PARA LOS ASUNTOS POLÍTICOS DE HOY DÍA EN EL PAÍS, DEBE REFORMULARSE; SIN EMBARGO, LA DE REVOLUCIÓN AMPLIA CONSIDERABLEMENTE LA VISIÓN QUE SOBRE ESTA, TENEMOS LOS REVOLUCIONARIOS CUBANOS.
    EN EL IV CONGRESO DEL PARTIDO, SE HICIERON INTENTOS QUE TAMBIÉN DEBEN SER PUESTOS A DEBATE TALES COMO PATRIA, REVOLUCIÓN Y SOCIALISMO QUE AYUDARAN MUCHO.

  • ALEX 2 dijo:

    Hay algo que por mucho que lo pregunto nadie puede dar una respuesta que me esclarezca de verdad y es como una persona nacida en Cuba CIUDADANO CUBANO viva en el extranjero y no participa de nada en su CDR ni en las reuniones de rendición de cuentas del poder popular ni elija a los candidatos, no pierde la ciudadania cubana y otro que se hace ciudadano de otro país tampoco deja de ser ciudadano cubano puesto que tienen que entrar a nuestro territorio nacional con pasaporte cubano, y ninguno de los dos casos tienen obligaciones con la patria en la que nacieron, si alguien tiene la respuesta por favor que me la cuenten.

    • Or@z@L dijo:

      Alex 2:

      Recientemente la legislación cubana fue modificada en el sentido de su pregunta, especialmente:

      • ElDecreto-Ley No. 322 de 31 de julio de 2014, Ley General de la Vivienda.
      • El artículo 3 del Decreto-Ley No. 288 de 28 de octubre de 2011 (G. O. Ext. No. 35
      de 2 de noviembre de 2011, pág. 361), sobre el mismo sentido.
      • Ley de inmigración, Decreto-Ley 302 Modificativo de la Ley 1312, “Ley de Migración
      ” de 20 de septiembre de 1976, en relación con el Decreto No. 305, Modificativo del Decreto 26 “Reglamento Ley de Migración” de 19 de julio de 1978.

      Establecieron que los cubanos que salgan del país y regresen antes de los dos años pueden conservar sus bienes y posesiones, y así indefinidamente. Es decir que puedes salir del país temporalmente hasta dos años y no pierdes tus posesiones ni privilegios en Cuba, vuelves a salir y así sucesivamente, siempre que regreses antes de los dos años no tienes problemas.

      Incluso se puede residir permanentemente en el exterior ante determinados supuestos, y seguir con la ciudadanía cubana y con tus bienes en Cuba sin problema alguno.

      Las obligaciones con la Patria se llevan en el corazón, como casi todos los que militamos y lo hacemos sin carné, se puede estar en los Estados Unidos y ser más patriota que muchos que estando en el suelo patrio desde diferentes posiciones hacen más daño por extremistas, ignorantes o desinformados.

      Cuba no admite la doble ciudadanía, pero no es automática la pérdida de la ciudadanía cubana. El proceso de privación de la misma es muy complejo y lo promueve el Ministerio de Justicia, pero nunca o casi nunca se hace, al menos no he escuchado sobre ello.

  • VICTOR KOZASKI dijo:

    EL FAMOSO DICHO DE BENITO JUAREZ PRIMER NATIVO DE MEXICO , UNA PERSONA MUY SIMPLE DIJO ,,,, EL RESPECHO AL DERRECHO AJENO ES LA PAZ , TODOS LOS HUMANOS PODRIAN USO DE ESTAS SIMPLES PALABRAS DEFINE TODO ENTRE NACIONES Y SERES HUMANOS VIVIENDO JUNTOS SOLAMENTE RSPETANDOSE UNOS AL OTRO , QUE PALABRAS TAN SENSILLAS

  • jiquí dijo:

    Un artículo para estudio independiente. Gracias Profesor.

  • arides dijo:

    Buen Articulo , diría que brillante, hay mucha tela por donde cortar, sobre todo, cuando hace falta mucha izquierda por decir mucha ley de pueblo, como se dice escuchar al cubano de a pie , el que vive con salarios bajos y aun así confía en que ser revolucionarios es el único camino posible, necesitamos cambios, podría citar algunos, mas democracia participativa , ejemplo sin perder un tantito así, podríamos hacer elecciones desde las bases , votar el ciudadano por cada escaño de dirección o sea, por mi delegado, por mi delegado municipal , por mi delegado provincial, y al final de esa cantera y más poder elegir el pueblo quien quiere sea nuestro presidente, sin multipartidismo, simplemente sentir escogí mi presidente de acuerdo a intereses o su trabajo anterior, se podría hacer en mi cuba , algo que admire profundamente de “Chaves” tan querido por los cubanos, siempre me dije , si en cuba tuviésemos ese HALO PRESIDENTE , saben cuanta burocracia y cosas nefastas nos quitáramos, cuanto avanzáramos , porque el pueblo es sabio al decir lo que interfiere y molesta, no todos los proyectos que se realizan en mi país tienen que ser secretos, impulsar el desarrollo tecnológico con participación popular, creo que hace falta más espacios de discusión y desarrollo de ideas, en fin tanto hay que hacer, nuestra revolución tiene que confiar y fortalecerse en la juventud, saludos.

  • José Román dijo:

    Profesor, le adjunto una “oncena” idea:
    . Para debatir en Cuba, no se puede ser representante o asalariado abierto o encubierto de potencias extranjeras.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      José Román su propuesta para una supuesta oncena idea motriz tiene sustancia para el debate. Mi primer reacción fue de apoyo total, luego repensando creo que si le damos la oportunidad de entrar al debate, sería una buena manera de desenmascarar a quien por dinero u otras prebendas de potencias extranjeras se presta para difamar o simplemente expresarse. Yo recuerdo que cuando la batalla por el regreso de Elián, se publicó un sencillo video en el que Basulto decía que si fuera por él nos tirabas unas cuantas bombas, o el otro que le decía al agente revolucionario, que hiciera explotar la “bombita de C4″en Tropicana. Pensemos en este punto de vista.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Apenas con 9 comentarios me atrevo a escribir este mensaje. A mí me sucede lo que al compañero Reynaldo Feijoo; algunas palabras tienen tal significado conceptual y emocional que me duele mucho sustituirlo por otros. En los primeros años de la Revolución triunfante el primero de enero de 1959, se producía un agudo debate cuando se utilizaba la palabra compañero; bien recuerdo la respuesta de algunos: “compañeros son los bueyes”. Poco a poco se fue asimilando que decir a un semejante compañero era un voto de confianza para que todos-o la gran mayoría- nos sintiéramos parte de una obra común. En los últimos tiempos se produce un descenso en el uso del compañero y un ascenso en el del señor o señora o señorita. Cuando Fidel comenzó con sus reflexiones, utilizando el apelativo de “el compañero Fidel”.
    Este tema que tiene muchas aristas y que debe ser pensado y dicho con una profundidad que rebasa lo que debe ser un comentario y da para un artículo específico. En cuanto a la pregunta de Alex 2, la respuesta no es tan simple, pero debemos recordar que no hay preguntas sin respuestas, más bien se trata de preguntas no suficientemente bien expresadas. Al utilizar la palabra patria, se infiere que existe un compromiso, un sentimiento personal que motiva a cumplir con obligaciones o deberes autoimpuestos, es decir de manera totalmente voluntario. A la Patria se le sirve por convicción, no por decreto. Por tanto los cubanos que no viven en Cuba, con o sin otra ciudadanía, no deben limitarse a cumplir el deber con la Patria, que en todo caso la limitación venga de otra parte.

  • Pioneer dijo:

    Trataré de engraçar mis ides al respecto del tema en tres grandes cuestiones :

    1-Como se puede llevar acabo una filosofia que enmarca en su genesis que “no puede existir superestructura sin base” si para tener base tiene que existir por necesidad la propiedad por la naturaleza misma del humano de trabajar solo para satisfacer sus necesidades y resolber la gran contradiccion eficiencia , rentabilidad,sin un libre albedrio del valor unico indicador de las mencionadas categorias.

    2-Cual es la conceptualizacion de plusbalia o enriquecimiento del captalista cuando a sabiendas obviamos el valor del riesgo de la inversion que tiene su valor tacito y ocultamos detras de la categoria propiedad social a una propiedad con las consiguientes categorias capitalistas de ganacias , valores , rentabiliad, resultado y si no es asi de donde sale el dinero con que se mantienen todo el gasto publico del socialismo si no es de la diferencia de pago entre valor producido y valor pagado a cada trabajador , cual seria la diferencia entre esta diferencia entre este margen y la plusbalia.

    3-Como se consigue que una sociedad marche al limite de los vicios que la ennegrecen sin una divicion efectiva de poderes validados por la mayoria de los dirigidos y que se contrapongan en controles entre ellos.

    Se podrian preguntar otras muchas interrogantes pero creo que slbando estas tres es suficiente para comenzar a pensar en otras.

    • Ernesto dijo:

      Muy buen artículo. Felicito al profesor Néstor, ha asumido el reto de escribir sobre conceptos que debieran ser difundidos más a menudo, incluso actualizados algunos porque como él mismo esboza, en contextos diferentes han tenido interpretaciones distintas.
      @Pioneer: Por su nick y ortografía supongo no es cubano. Por el contenido de su comentario asumo que tampoco es marxista. Ya eso es para otro debate, no es el objetivo de este artículo (pienso yo), entrar en la discusión que ud. argumenta sobre otros conceptos como: plusvalía, base económica, superestructura, etc. De la misma forma que nosotros (los “dirigidos” según sus palabras) validamos por amplia mayoría (la última fecha en 2002) la forma de organización de nuestro estado.

      • Pioneer dijo:

        Ernesto no tiene razon en nada de lo que expresó , si busca en el fondo de todos los cuestionamientos y certezas del articulo esta lo que exprese es una lastima que no logre ver la relación
        Agradecido por su respuesta

      • Pioneer dijo:

        Bueno si tenia razon en que tengo mala ortografia y que estaba en un teclado de un idioma que no es español y el tiempo no daba para buscar letras en los simbolos.

  • observer dijo:

    Y si en Cuba solo se puede tener una sola ciudadanía, qué harán con todas las personas que han adquirido otra ciudadanía?

  • Lisbet dijo:

    FELICIDADES PROFESOR, USTED SIEMPRE NOS SORPRENDE

  • Mi País dijo:

    Profesor Néstor, gracias por su artículo, muy interesante y oportuno.

    Ayer escribí mis comentarios, pero no fueron publicados por Cubadebate, desconociendo la o las razones que tuvieron en cuenta para ello los editores, porque le puedo asegurar que ninguna de las palabras contenidas en el mismo era denigrante, ofensiva, difamatoria, tampoco estaban, creo, fuera de contexto, mucho menos atentaban contra la dignidad de una persona o grupo social.

    Creo ser buen ciudadano y patriota, y eso para mi es muy importante.

    Agradezco a Usted por escribir este artículo tan importante.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Hola Mi País, me gustaría que me hiceras llegar a mi dirección electrónica el texto de ese comentario que ho te han publicado. Mi dirección es nestor@gecyt.cu
      Bien sabes que tu amable insistencia tuvo mucho que ver en que me decidiera a escribir este artículo.
      Como sabes no soy periodista, pero sí un cosnciente y activo colaborador de Cubadebate.

    • jpuentes dijo:

      He podido observar y soy de la opinión que Cubadebate para mí es un paradigma de la participación y del buen periodismo. Por lo que al principio cuando eso tambien me sucedía pensaba que era censura a prior y ya estaba un poco desencantado con este medio, pero pude darme cuenta que estaba equivocado. Al parecer es cuestión de que el post no termina de llegar a los servidores de Cubadebate, por el ancho de banda que posees y la otra es que a veces los comentarios resultan largos que los servidores se demoran en procesarlos tanto el cliente como el server. Al final las dos cosas vienen siendo lo mismo. Lo interesante es que cuando pones el comentario se produce como una especie de comentario “temporal”, y hasta que no ves “dijo” es que ya estas en el server. Los compañeros de CubaDebate pueden explicar esto mejor. De hecho sería bueno. No creo que sea un asunto de censura, sino mas un fenomeno tipico del periodismo en internet o una desventaja del ya concepto que se está poniendo de moda: el periodismo digita. A este medio lo tengo como un medio serio y muy profesional

      • Néstor del Prado Arza dijo:

        Mi País y jpuentes, ya veo que el comentario fue publicado. Y aclaro que no hubo intervención de mi parte a no ser la publicación del comentario en que le pedía a Mi País que me lo hiciera llegar. Por tanto fue una decisión de los colegas de Cubadebate. Muy oportunos los comentarios de jpuentes, es cierto que se combinan aspectos tecnológicos con los humanos. Continuemos confiando y apoyando a Cubadebate.

  • EL MIO dijo:

    “En su capítulo II dedicado a la ciudadanía en los artículos 28 y 29 se establecen los requisitos para adjudicar ciudadanía por nacimiento o por naturalización. En el artículo 32 se expresa que no se admite la doble ciudadanía.”
    En mi opinion muy personal, este “no se admite” deberia ser sustituido por “no se reconoce”, o que el poseer otra ciudadania no otorga ningun privilegio ni exime de sus deberes al ciudadano cubano, porque de hecho, hay un monotn de cubanos que tienen ademas de la cubana, otra ciudadania, sobre todo, española y cuando salen de viaje muestran su pasaporte cubano junto con el español, sin necesidad de tener visa para España. Dije España, porque osn la mayoria, pero tambien los hay d eotros paises y eso no es un delito, no es penalizado por la Ley Cubana

  • meril dijo:

    Bueno, profesor si como usted cita que en la Constitución en el artículo 32 se expresa que no se admite la doble ciudadanía, entonces cómo se explica que en Cuba haya tantas personas don doble ciudadanía? Se puede o no se puede?

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Oportuno su artículo profesor, este es un momento importante en la historia de los cubanos, tenemos la suerte de ser convocados en el campo de las ideas a hacer un alto y reflexionar con profundidad sobre el modelo de sociedad que aspiramos para nuestros hijos y nietos, no se trata de algo semántico o de forma, es conceptual. En otras opiniones he dicho que para mí el socialismo es la ciencia del sentido común, y aclaro, la ciencia, este proceso de consulta nacional ratifica que el socialismo solo puede existir y desarrollarse haciendo una adecuada y sistemática lectura de las necesidades espirituales y materiales del pueblo en cada momento, no puede ser impuesto, es un sistema participativo. Hasta ahora hemos sido invencibles, pero el único factor que puede hacer fracasar el socialismo en el futuro está en lo subjetivo, máxime que vivimos una agresividad que crece cada vez más por la uniformidad impuesta por el fundamentalismo de la tecnología y la globalización.
    La religión ha logrado sobrevivir por siglos, superando obstáculos e incluso ha logrado fortalecerse en esta era de grandes descubrimientos y adelantos científicos porque ha sabido mantener en el campo de las ideas, a sus seguidores bien ENFOCADOS Y MOTIVADOS en su espiración suprema. La construcción de nuestro socialismo, en lo subjetivo, exige dos claves, mantener a la mayoría del pueblo correctamente ENFOCADO Y MOTIVADO, en su aspiración de alcanzar el modelo de sociedad que queremos para nosotros en la tierra.
    La televisión es el medio al que más tiempo dedican las personas en el mundo y es también el que mayor influencia ejerce sobre el estado de opinión, superior en ambos casos al internet. En Cuba es evidente esa influencia, considero que sería formidable que las personas públicas y que gozan de un gran prestigio en nuestro pueblo, accedan a ese medio en este proceso de aclaración y razonamiento para lograr con sus puntos de vistas y argumentos motivar y sumar a este trascendental proceso de consulta a los jóvenes y el pueblo en general, sería muy vigoroso ver a Silvio Rodríguez, Eusebio Leal, Adalberto Alvares, deportistas, escritores y muchos, hablando sobre el modelo de socialismo que quieren para sus nietos.

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también