Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Cuba, los Beatles y el contexto histórico

| 121
Estatua de John Lennon en un parque de La Habana. Foto: Cubadebate

Estatua de John Lennon en un parque de La Habana. Foto: Cubadebate

“Injértese en nuestras Repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras Repúblicas.” José Martí, Nuestra América 

Tom Miller ha publicado recientemente en el Washington Post un artículo de opinión titulado “A medida que Fidel se desvanece de la escena.” [1] No es la intención de este comentario abordar los diferentes temas que el autor plantea. Sin embargo, en un momento dado el autor se refiere a un cubano no identificado que “solía escuchar a The Beatles en un reproductor de casetes entre los arbustos del Almendares.” ¿Estuvieron The Beatles prohibidos? ¿Era mojigatería? ¿Era una expresión de su contexto histórico y cultural? Sin embargo, los cubanos aprendieron las canciones de otros extranjeros como Daniel Vigglieti [Uruguay], Mercedes Sosa [Argentina], Violeta Parra [Chile] y muchos grupos latinoamericanos y africanos.

Para ser justos, el artículo de Tom Miller menciona a The Beatles sólo de pasada, pero las impresiones superficiales pueden ser de larga duración. Por otra parte, es cierto que las autoridades cubanas en algún momento impidieron la difusión de The Beatles. Una situación similar padeció el movimiento, muy cubano, de la “canción protesta” iniciado por Silvio Rodríguez, más o menos al mismo tiempo. [2]

Obviamente, no puedo escribir una historia paralela de The Beatles y Cuba. Pero por lo menos algunos aspectos deben ser tomados en consideración. La intención no es racionalizar ni justificar una política prohibitiva, sino tratar de poner las cosas en un cierto marco histórico con el fin de entender lo que ocurrió. Entonces se podría hablar de estos asuntos de una manera más rigurosa.

Mientras EE.UU. experimentó una “invasión británica” con la música de The Beatles, Cuba había experimentado una invasión militar real. Mientras las adolescentes estadounidenses experimentaron orgasmos metafóricos observando a Ringo, los adolescentes cubanos estaban participando en la campaña de alfabetización [1961] o preparándose para una posible invasión como consecuencia de la Crisis de Octubre [1962]. En agosto de 1963, mientras Swan Records lanzaba “She Loves You”, se preparaba la Operación Mangosta y AM/Lash organizaban el asesinato de Fidel Castro y una ola de sabotajes.

En 1963 la American Bandstand de Dick Clark hizo comentarios sarcásticos sobre el pelo largo de The Beatles, mientras los guerrilleros latinoamericanos, de pelo largo y sin afeitar, establecían campamentos en Colombia, Venezuela, Perú, Guatemala y México. Los cubanos, por supuesto, estaban involucrados. Fueron momentos de confrontación.

En la campaña presidencial de 1964 en Estados Unidos apareció el senador republicano Barry Goldwater que se comprometió a liberar la Isla a la fuerza. Mientras los adolescentes estadounidenses estaban cantando y bailando “I want to hold your hand”; la CIA trató de cortar la garganta de Fidel Castro.

De 1964 a 1966 los cubanos estaban aprendiendo sobre las luchas de liberación nacional en África, la revolución en Argelia, y la guerrilla de Turcios Lima en Guatemala o la de los campesinos peruanos en armas. Un millón de comunistas indonesios fueron masacrados en 1964 y provocó la indignación de los líderes políticos en La Habana y en la izquierda impaciente, mientras el régimen revolucionario cubano enfrentaba la creciente burocracia interna.

La escalada de la guerra en Vietnam (1965), la brecha entre la Unión Soviética y la República Popular de China (1963-1966) no dejó mucho espacio para la apreciación de la música que venía de Liverpool. Por otra parte, los adolescentes estadounidenses se estaban convirtiendo en un mercado masivo para “I Saw Her Standing There”, pero las personas en La Habana discutían cómo sacar al país del subdesarrollo. Entonces tenían también el problema de derrotar a 600 grupos guerrilleros armados por la Agencia Central de Inteligencia, que operaban en las montañas del Escambray. En Nueva York los DJs (disc jockeys) clamaban “Golden Hits”, pero en la República Dominicana los marines estadounidenses desembarcaban y golpeaban las ciudades con su abrumador poder de fuego. Y la fuerza aérea de Estados Unidos acababa de comenzar a bombardear Vietnam del Norte.

Los cubanos estaban desconcertados cuando la Reina de Inglaterra nombró a The Beatles “Miembros de la Orden del Imperio Británico” alrededor de junio de 1965; para entonces el Che había comenzado los esfuerzos para despertar revoluciones continentales en África y América Latina, que comenzaban a enfrentarse a una ola de golpes de estado militares.

En esos días, sin embargo, los estadounidenses no habrían podido dar una conferencia a los cubanos sobre cuestiones de apreciación musical. Cuando The Beatles finalmente comenzaron a abordar la necesidad de dar “una oportunidad a la paz” [del proyecto Plastic Ono Band] e incluso criticaron la política estadounidense en el sudeste de Asia, en Estados Unidos se desató una crítica contra ellos. Cuando Lennon hizo la observación – de pasada – de que eran más populares que Jesús, los fanáticos religiosos del sur norteamericano reaccionaron ferozmente. Las estaciones de radio clasificaron a The Beatles como anti-estadounidenses y sobrevino un boicot de su música. The Beatles tenían que elegir entre las ventas o las convicciones políticas. Terminaron disculpándose por sus puntos de vista sobre la política y la religión ante la derecha estadounidense. Los cubanos conocieron todo el desconcertante asunto.

Por supuesto, para 1966, The Beatles se habían opuesto al intervencionismo de Estados Unidos. The Beatles no eran un fenómeno con un impacto muy popular en Cuba, en esos días. Sin embargo, Silvio Rodríguez a finales de 1960 tenía un programa de televisión llamado ‘Mientras Tanto’ donde defendió la música y las canciones de The Beatles. Silvio fue criticado y perdió su espacio en la televisión. [3]

El trascendentalismo de The Beatles y su misticismo oriental (alrededor de 1968) alienó tanto a los radicales norteamericanos como a los revolucionarios cubanos. Sin embargo, los músicos cubanos quedaron impresionados por la libertad de composición del grupo británico. Pero en aquellos días los cubanos tenían preocupaciones más graves que imaginar un submarino amarillo cuando tenían uno real a 12 millas de distancia, y la única “Lucy en el cielo con diamantes” que conocían eran los U-2 y los Blackbirds, que entraban a su espacio aéreo para espiar los comandos aéreos cubanos y sus estructuras de defensa.

Concedamos que las contribuciones musicales de los Beatles, entonces, deberían haber sido juzgados por el público cubano, sin ninguna prueba de fuego adjunta en el ámbito político. Por otra parte, hubo una falta de sofisticación en la elaboración de la política cultural y una identificación cómoda de la cultura pop británica y norteamericana con el diversionismo ideológico. Las deficiencias políticas e ideológicas fueron exacerbadas por una mentalidad de fortaleza sitiada. Sin embargo, el nacionalismo cultural y político también da forma a la historia de los países. Las revueltas estudiantiles en 1968 en México y París no se identificaron con la música de esos tiempos, sino con la muerte del Che.

En juego, durante esos años, también estuvo el esfuerzo concertado para construir una ética revolucionaria de trabajo y sacrificio. Los líderes políticos, económicos y culturales cubanos asumieron que para superar el subdesarrollo era imprescindible fomentar una ideología que sería el equivalente revolucionario de la ética protestante. Trabajar duro, consumir poco, diferir la gratificación, invertir en el desarrollo futuro. En la primera etapa se consideró el consumo de masas una amenaza externa. The Beatles fueron percibidos como la vanguardia del consumismo egoísta y no como los músicos revolucionarios que eran. O como Ned Sublette ha señalado en un comentario para este mismo artículo, “mientras los angloamericanos estaban fingiendo que los cantantes eran los revolucionarios, los verdaderos revolucionarios se enfrentaban a los retos de la supervivencia básica.” [4]

A pesar de las restricciones impuestas, The Beatles tuvieron un gran impacto en la música cubana que vino después de esta etapa. (Juan Formell, Silvio Rodríguez y otros lo han reconocido). [5] En la actualidad, la influencia de The Beatles se encuentra en todas partes en Cuba. La Habana tiene un parque que recuerda a John Lennon, también existe La Caverna de The Beatles en la ciudad de Holguín, donde los más veteranos van recordar al grupo, a escuchar su música y cantar. Abel Prieto, ex Ministro de Cultura, ha escrito una novela “El vuelo del gato” donde la presencia de los Beatles, los Rolling Stones, Bob Dylan, Janis Joplin y Simon y Garfunkel aparecen en numerosas páginas. Prieto, además, ha hecho un dibujo de John Lennon.

Lo que estaba prohibido, mas tarde fue promovido. [6] Videos de los conciertos de The Beatles se muestran actualmente en la Televisión Cubana en horarios de máxima audiencia. En junio de 2006, un grupo musical cubano realizó “Hey Jude” en Londres con el sonido de la percusión a ritmo de conga. Hay un extraordinario álbum en el que artistas cubanos cantan canciones de The Beatles, pero con ritmos cubanos. [7]

El 8 de diciembre del 2000, Fidel Castro inauguró una estatua de bronce de John Lennon, una imagen del músico sentado en un banco en un parque de La Habana, mientras se escuchaba de fondo “All You Need Is Love”, de Lennon.

De hecho, The Beatles han sido completamente apropiados y cubanizados incluso por los niños. En agosto pasado en el teatro Karl Marx, la compañía infantil La Colmenita realizó una versión de La Bella Durmiente con música de los Beatles. El mismo grupo se presentará en el 10 ° Festival de Teatro Infantil en Moscú. El festival ha sido organizado por UNICEF. Participarán niños de los cinco continentes. Los cubanitos actuarán en español, inglés y ruso en una obra titulada: “La Cenicienta … según los Beatles. “[8]

*Trabajo publicado en Marzo 29, 2008 en CounterPunch

NELSON P. Valdés es un profesor retirado de sociología en la Universidad de Nuevo México. Este ensayo apareció originalmente en Cuba-L Analysis [2008].

Notas

[1] 17/02/08 – Washington Post – As Fidel Fades From the Scene [por Tom Miller]

[2] Los Beatles no eran los únicos que no estaban permitidos en Cuba. Se podrían incluir otros grupos, como The Rolling Stones o músicos cubanos que salieron de la Isla.

[3] La prohibición de los Beatles se ha atribuido a Papito Serguera que encabezó el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Sin embargo, había otras personas en posiciones de autoridad y poder que consideraban la música en idioma Inglés una forma de diversionismo ideológico. Ver: Ernesto Juan Castellanos, John Lennon en La Habana con un poco de ayuda de mis amigos. Ediciones Unión, 2005 [véase la sección Papito Serguera – “Los Beatles no estuvieron prohibidos en Cuba”]. Una parte del capítulo se puede encontrar en: http://puntocubano.wordpress.com/

[4] Correo electrónico de Ned Sublette a Nelson Valdés, 19 de Febrero, 2008 8:57

[5] Domingo Amuchastegui ha escrito una evaluación equilibrada de esos días. Ver: 26/08/07 – Cuba-L Analysis (Albuquerque) – Ni Quinquenio Gris Ni Decenio Negro

[6] 01/25/08 – Juventud Rebelde (Habana) – Los Van Van’s Juan Formell Still Has the Last Word; 03/12/05 – La Jiribilla – Conversando con Silvio Rodríguez [by Marta Valdés]

[7] See: “Here Comes … el Son: Songs of the Beatles with a Cuban Twist,” reviewed by Jacira Castro.

[8] 03/27/08 – Juventud Rebelde (Habana) – La Colmenita to Participate in World Festival of Children’s Theatre

Me gustaría agradecer los comentarios y sugerencias proporcionadas por Jacira Castro, Louis Head, Robert Sandels, John Kirk, Domingo Amuchastegui y Ned Sublette. Por supuesto, los errores son de mi autoría.

Se han publicado 121 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gato gris dijo:

    Me muero por sacarme una foto con el Lennon de la Habana.
    el otro dia escribí “Lennin” y era Lenin y no Lenon sino Lennon ¿ se entiede?

    • zika dijo:

      Recomendación:
      Léanse “Jhon Lennon en la Habana” de Ernesto Juan Castellanos.
      MUY BUENA obra con entrevistas muchas personas sobre el tema Beatles-Cuba…esclarece bastante ciertos puntos oscuros, en otros deja que el lector se forme su propio concepto….muy bueno.

      Es el mismo que referencian aqui en la Nota bibliográfica #3

      • zika dijo:

        Uf, escribí rápido, es John y no Jhon….sorry

    • Luis dijo:

      Con esa explicasión ampliaste mis dudas, ja ja ja ja ja ja

  • Toni111264 dijo:

    en mi época de estudiante escuchar a los beatles y otros grupos extranjeros ingleses ,americanos o de cualquier país que no fueran los del campo socialista era considerado diversionismo ideológico

    • Nofretete Hernandez dijo:

      En qué época estudiaste.
      Cualquier cosa podría ser diversionismo ideológico ya que había un pragmastismo político como bien se expresa en el texto. Pero como estudiante, si estudiaste después de 1968 que la vida medio se liberalizó eras un idealista más podías, si querías seguir las ordenes de los profesores y rectores, pero no por eso perdía tu puesto de estudio.
      En la primera década había que consolidar en Cuba el nuevo sistema y es entendible que se haya restringido, pues prohibición explícita no había.
      Y hay que saber qué significa prohibición. Nadie por oír grupos populares extranjeros o de EEUU fue encarcelado o perseguido.

      Implícito está en el artículo que aunque eran canciones protestas no representaban nuestros problemas. Y el arte debe representar los verdaderos problemas del país o región.
      Se evitó la alienación y fue bueno así.
      Nos concentramos en lo más importante para nosotros y cuando ya nuestros problemas se habían conscientizado nos abrimos a los millones de problemas del mundo, que no eran exactamente igual a los nuestros, aunque eran problemas.

      • denis dijo:

        socio en los 70 y 80 estaba prohibido, si te cogian ya tu sabes, igual que la religion.. conozco personas qe las botaron de la universidad en esa epoca (y en la de ahora) por religiosos.. no me digas que no

      • denis dijo:

        corrijo 60 y 70

    • roberto dijo:

      yo si escuchaba los Beatles y otros grupos ingles y estranjeros y era por Nocturno en Radio pogreso, Luego por TV en Guion5, Colorama Y la gran Ecena, siempre lo que senalo cono co problema ideologico era escuchar esta musica por onda corta que estaba plagado de pequenos cortos noticiosos venenosos.

      • Adonis D angeles. dijo:

        “Implícito está en el artículo que aunque eran canciones protestas no representaban nuestros problemas. Y el arte debe representar los verdaderos problemas del país o región”.

        No coincido con usted en esa definición del arte. El arte es un componente de la cultura y soy de pensar que debe reflejar dentro de su contexto las esencias sociales, la transmisión de ideas, y emociones inherentes a cualquier cultura humana; no precisamente debe representar los problemas verdaderos del país, sino una visión del mundo representada a través de los diversos recursos que lo componen.

        Tampoco coincido en que el problema estuvo en concientizar primero nuestros problemas para luego abrirnos a los problemas del mundo, porque por aquellos años cuba andaba solidaria e internacionalista por el mundo, tratando de librar en otros pueblos las batallas que los propios ciudadanos de esos países no sabían o no se aventaban a luchar.

        Fue una época triste, en que el fanatismo, y la ignorancia, contribuía directamente al enervamiento del cubano.

        Estoy consciente, aunque no haya nacido en esa época, que en cuba se libraban batallas difíciles, como así lo plantea el artículo; pero la política jamás debió convertirse en el arte siniestro de llevar a los hombres a donde no quieran ir. Y fue precisamente por traer a los más altos escaños de la cultura de nuestro país, hombres como Luis Pavón Tamayo, quien dirigía el Consejo Nacional de Cultura (hoy Ministerio de Cultura); Jorge Serguera quien presidiera el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT); y Armando Quesada quien cargaba con el área teatral, que vivimos años tan amargos como el llamado Quinquenio Gris, comprendido entre 1971 y 1976 pero que ya venía sucediendo desde finales de los años 60, donde muchos de nuestros escritores y artistas fueron víctimas de censuras y la represión.

        También estoy consciente que lo vivido en cuba no era nada nuevo para el mundo, en otros países se quemaban libros, se perseguían y aniquilaban escritores con tendencias ideológicas distintas, y cuba lo ha criticado a lo largo de la historia.

        Entonces se me hace que el autor de este artículo, trata de justificar los errores de esa época anteponiendo todos los escollos y las batallas que tuvimos que sortear y librar como nación, que para nada fueron fáciles ni inciertas; pero ello no justifica la desconfianza hacia una juventud naciente, y el pavor por corrientes culturales de otros países que tocaban a nuestras puertas.

        Si fuimos capaces de luchar sin descanso contra una tiranía que parecía eterna, si supimos batallar como gigantes, si nuestro ejército de liberación en su mayoría era compuesto por un puñado de jóvenes rebeldes, si fueron nuestros jóvenes quienes en las calles combatían la tiranía, entonces después de un triunfo tan merecido y tan luchado, merecíamos los que no echamos fuera las balas pero pusimos el corazón y la confianza, el respeto de aquellos que pusieron el pecho a las balas, no el desprecio, ni el reproche, ni la censura, ni la represión, porque quienes actuaron así, hoy asumen una gran responsabilidad ante Dios, ante sus conciencias, y ante la historia.

    • AbelBC dijo:

      AQUÍ NO SE HA DICHO TODA LA VERDAD Y SE HAN DICHO MUCHAS MENTIRAS.
      Aclaro ante todo que voy a cometer errores ortográficos en los nombres que escriba, y digo:
      • Es mentira que los Beatles estuvieran prohibidos en Cuba. Yo no tenía ni primos ni tíos marineros y escuché a los Beatles en la radio cubana
      • Es mentira que la música en inglés estuviera prohibida en Cuba. Yo escuchaba la doblio en onda corta y allí no escuché o se escuchó muy poco cosas que oi por la por la radio cubana como los Monquis, Mamas and the Papas, the Fours Season, los Platers etc etc.
      • Es mentira que no se escucharan grupos extranjeros en Cuba, porque todos los que mencioné son extranjeros, porque muchísimos europeos se escuchaban por la radio y SOBRE TODO, ESCUCHENLO BIEN, SOBRE TODO, se comenzó a escuchar por la radio cubana mucha música latinoamericana, que nunca se oyó en Cuba, aquí excepto algunas excepciones como Chabuca Granda o Mario Suárez o Carlos Gardel, por ejemplo, antes de 1959 nunca nadie los escuchó por ninguna parte, de modo que en la década del 60 se priorizó en las emisoras cubanas en cada programa un por ciento de música cubana, un por ciento de música latinoamericana y un por ciento (bien inferior) de música extranjera, priorizando la de idioma español.
      • Es mentira que la música norteamericana estuviera prohibida en Cuba. Yo fui a varadero en el año 70 al festival, estuve allí y vi cantar a un norteamericano de nombre Less Carlton que, según se comentó después (yo no sé si es verdad) hubo que expulsarlo de Cuba por estar haciendo labor de inteligencia para la CIA, anterior al 70 se escuchaba en la radio a Nat King Cole y Frank Sinatra.
      • Es mentira que aquí se persiguió a alguien porque escuchara música en Inglés, ud, escuchaba lo que le daba la gana lo que pasa es que en la radio cubana no se reproducía lo que se escuchaba por la Doblio QBS, por donde además se transmitían continuamente mensajes diversionistas a la población cubana.
      Aquí, no se ha dicho que a muchísimos cantantes se les obligaba a que hicieran declaraciones en contra de Cuba cuando para ser invitados a grandes festivales o grandes presentaciones, como sucedió con Feliciano, Los Ángeles negros, Julio Iglesias, Camilo Sexto y otros que estuvieron prohibidos en Cuba por esas razones y a otros las disqueras los masacraban si intentaban visitar Cuba, recuerden lo que pasó con Oscar de León.
      En fin, me parece muy bueno el artículo del periodista Nelson Valdés, y estoy convencido de que, aunque verdaderamente se cometieron ciertos errores en política cultural, la adoptada con la música no estuvo del todo desacertada y creo que fue más necesaria que injusta.
      Muchas cosas más pudiera decir, pero creo que sería innecesario cuando tanta gente hoy se llena la boca con la mentira de las prohibiciones que hubo o dejó de haber, cuando en realidad la mayoría se hace eco de lo que se dice y en realidad ni dominio tiene del tema porque en su juventud lo menos que hizo fue oir música, pero si alguien quiere polemizar estoy listo.
      Gracias

      • ponchador dijo:

        No para polemizar, sino para evaluar tus circunstancias, en que año naciste y en que lugar de Cuba, gracias

    • EL OVNI dijo:

      Toni disculpame por engancharme en tu comentario, pero es para salir en primera plana ya que hay muchos comentarios.
      Yo no recuerdo la prohibición de los Beatles porque nací en el 66 y tuve mis primeros recuerdos musicales comienzan en los 70, pero si tengo referencias de que sí estuvieron prohibidos y no solo ellos sino tambien José Feliciano, Roberto Carlos, Nelson Ned, más reciente Oscar D’León y muchos otros. Yo no me escondia entre los arbustos del Almendares para escucharlos pero recuerdo que eramos adictos a escuchar la música prohibida, la perseguiamos, la disfrutabamos precisamente por eso porque estaba prohibida, recuerdo que cuando nos juntabamos en un grupito poniamos una cassetera y escuchabamos la música bajita como para no ser descubiertos y yo me pregunto ?si no había prohiviciones prohibiciones por qué teniamos que escondernos? Ahora es fácil justificarlo todo con los “errores del pasado y que era el momento histórico que estavamos viviendo”
      Pienzo que este tema es bastante polémico y se podian hacer muchas Mesas redondas con el tema.

  • Manuel López Rodríguez dijo:

    Gracias al profesor Nelson Valdés por este precioso y significativo artículo, escrito desde Zapata y Cárdenas hacia Martí y Fidel.
    Realmente no entiendo a los que aquí escriben sobre prohibiciones de Los Beatles. Pues en mi niñez de segunda mital de los años 60, los hits de los estelares chicos de Liverpool, ocupaban cada semana los primerísimos espacios de los programas musicales de la radio cubana, que tenían una inmenza audición, programas tales como Nocturno.

    • luis dijo:

      en mi época nocturno era mayoritariamente de grupos españoles y cantantas de origen hispano o de otros paises como charles aznavour, etc. pero beatles nada de eso.

      • yolanda dijo:

        Luis, esa fue nuestra época!…Yo tenia 13 años cuando el festival de la canción popular en Varadero en el 70 que fue inolvidable! En aquella época habían algunos jovenes que tenian los llamados tocadiscos y algunos discos de Paul Anka, the Beatles, johnny Cash y algún otros en inglés que ponian en pequeñas fiestas o motivitos como soliamos decir y tambien en la mayoria de las fiestas de 15, que era de suma importancia para muchas familias!…pero como la mayoria de los cubanos no hablábamos ingles!..no podiamos entender el mensaje y el sentido de la letra, más cuando entra en Cuba los intrumentales de la orquesta de Paul Mauriat con la melodía de muchas de esas canciones la disfrutabamos incansablemente ! El idioma es fundamental, y en los países latinoamericano sucede lo mismo !… aunque hablemos otros idiomas, siempre nuestra lengua materna será el eje principal de nuestras emociones y nuestro entendimiento, no podemos culpar a nadie por que fuimos y seremos diferentes.

      • yolanda dijo:

        El idioma es tan importante !..que para muchos en el mundo que no hablan español y aman la musica y las canciones de nuestro querido Silvio Rodríguez, les pasa lo mismo que nos pasó a nosotros con las famosas canciones de los Beatles! Aunque intenten buscar una buena traducción, el internet no trasmite el sentimiento y la emoción.

    • Carlos Sierra dijo:

      De donde sacaste eso? Yo en los 60 nunca escuche una cancion de los Beatles en la radio que yo recuerde.

    • Rafael Rodriguez dijo:

      Estimado yo vivi esa epoca y el unico programa que si ponia esta musica eras uno llamado NOW y algo en radio marianao, nocturno puso a los Beatles ya para el 70 practicamente, las emkisoras nacionales nada de nada no me diga cosas que no son ciertas

    • nelo lores dijo:

      Nelson P Valdés, muy inteligente sus argumentos, y muy bien estudiados a tal punto que me confunden tanto que me parece que los Beatles eran los culpables de estos sucesos tan desagradables para aquella entonces generación de cubanos ,dejando una huella tan profunda en la historia de nuestro país,inclusive a sabiendas ahora después de haber leído su artículo que justifica la prohibición de los Beatles y muchas cosas más que sucedieron en aquel entonces y que eran necesaria prohibirla para el bien de nuestro porvenir según su artículo.

  • Bluejet dijo:

    Escucharlos cierto, era diversionismo ideológico, según los cánones de la época, pero esas “prohibiciones” o “limitaciones” en la difusión la sufrieron posteriormente autores del calibre de Carlos Varela y Pedro Luis Ferrer, pos solo citar algunos. Estudié en la antigua y ya extinta URSS, allí la situación al respecto era mucho peor, pienso que nuestra posición más que otra cosa era un seguimiento a ese tipo de medidas que aplicaba ese país en sus fronteras y que era seguido por determinado tipo de funcionarios de nuestro país, fundamentalmente en la época del denominado quinquenio gris, que fue algo mas que eso. el fuerte impacto de The Beatles en nuestra sociedad es en mi opinión formado por una parte su gran calidad artística y por otra una respuesta de nosotros los jóvenes de entonces a ese tipo de medidas. Respecto a la comparación de la invasión británica a USA y su comparación con la agresividad imperial de USA sobre nuestra patria, para justificar esas políticas por parte del autor son en mi modesta opinión inconsistentes, sin un sustento serio, gracias a Cubadebate

    • Pepe dijo:

      Yo al igual que uno de los que publicó un comentario estudió en la ex URSS, y coincido plénamente con él. Cuando yo partí hacia ese gran país en Agosto de 1985 aquí estábamos saturados de We are the World, tema interpretado por 46 prestigiosos cantantes norteamericanos, y quienes vivieron esa época recordarán que aquello fué un fenómeno mundial, y que perseguía, si la memoria no me falla, recaudar con sus ventas, dinero para la terrible sequía que asolaba al continente africano. Pués sépase que cuando llegué a ese país, los Cubanos que me recibieron que llevában 1 año sin ir a Cuba no habían escuchado ese tema, aunque sabían de su existencia a travez de las cartas que recibían. No se si era que yo me encontraba en la Siberia, pero por lo menos en ese lugar donde estudié no se conocía a Michael Jackson, a Bruce Lee que por ese entonces tenían fama mundial sus películas, y aquí en Cuba creo que se pasaron todas. Pienso que lo que nos libró en buena medida de mas censura fué el hecho de estar tan cerca de los Estados Unidos, lo cual hacía practicamente imposible que medidas de censura tan drásticas como las que sí se implementaron en la exURSS, se implementasen en el nuestro. Lo mejor de todo esto es que se ha sabido rectificar ese error, y como le escuché decir a un Trovador Cubano en Televisión, la sociedad cubana ha madurado muchísimo.

  • Ramiro dijo:

    Pues estoy de acuerdo con este artículo, cada cosa hay que valorarla según su momento histórico. Lo cual no quita, que se pueda ser crítico con los dirigentes que no supieron adelantarse a su tiempo, pero rectificar es de sabios.
    También hay que tener en cuenta que nuestros principales líderes revolucionarios eran muy jóvenes y sin experiencia administrativa y tenían que desarrollar un país y una revolución con pocos recursos y con el enemigo más poderoso del mundo a pocas horas de nuestras costas. Para sobrevivir se adoptó casi una defensa fundamentalista, asociando socialismo con nacionalismo y conmigo o contra mí y con estas acciones se cometieron muchas injusticias y pagaron justos por pecadores.
    Si en 1959 hubiésemos tenido la visita de un presidente como Obama con un discurso de amistad y entendimiento seguro que nuestra revolución hubiera sido más eficiente y menos traumática.
    Esperemos que en el momento histórico actual aprovechemos nuestra madures política, para hacer de esta isla una referencia mundial, donde no se tenga que censurar a nadie.

  • El gato Félix dijo:

    Profesor Nelson Valdés cuanto tuvimos que esperar desde la publicación de su articulo en 2008 hasta la fecha aquellos que hoy peinamos canas pero que en la época de los Beatles y un poco mas acá éramos los jóvenes a quienes se nos restringió, se nos prohibió, se nos criticó por diversionismo ideológico y en muchos casos se nos sancionó como estudiantes o militantes por cometer el gravísimo pecado de escuchar la música del ¨enemigo¨. Ahora resulta mas fácil explicar este tipo de cosas bajo el apelativo de errores pasados que nunca debieron cometerse y ojalá nunca vuelva a suceder que nadie bajo ninguna excusa o por muchos cargos de dirección o autoridad que tenga se derogue el derecho de decidir qué tipo de música deben o no escuchar la gente,por supuesto siempre que no afecten la moral, la ética o los principios de la sociedad, porque el tal Papito Serguera del ICRT y los otros que le ayudaron bajo el Visto Bueno de otros tantos cuyos nombres no se mencionan no solo limitaron los derechos de los ciudadanos sino que los violentaron desde su posición de poder, sin explicación convincente, sin amparo de ninguna ley prohibieron o no permitieron difundir no solo a los Beatles sino a otros muchos como José Feliciano, Roberto Carlos, Led Zeppelin, Rare Earth y muchos mas incluidos artistas cubanos que nunca se pronunciaron abiertamente en contra de la Revolución pero que cometieron el fatal error de abandonar el país. Este mismo ERROR se repitió también con las modas, los bailes y hasta con las convicciones religiosas de muchos que tuvieron que abjurar de su fé o esconder sus santos como decimos en buen cubano, para no ser mal vistos o señalados por un extremismo hipócrita que nada tenía de revolucionario ni de patriota pero sí mucho de oportunista y la vida se encargó de demostrarlo . Hoy hemos ganado mucho en experiencia y corren otros tiempos, ya se reconocen los errores, qué lastima que no podamos echar para atrás el tiempo y disfrutar nuestra juventud con la música que no nos dejaron oír entonces porque le aseguro que los volveríamos a escuchar a escondidas en la complicidad de una madrugada en un albergue de la escuela al campo o una ESBEC con el mismo deleite que oímos a Mercedes Sosa, Violeta Parra, Silvio, Pablo;Sarah o Víctor Jara , ese placer infinito que sentíamos tal vez inconcientemente por ser tan jóvenes al saber que nos burlábamos de la mojigatería de los inquisidores de entonces que nunca entendieron que esos mismos trasnochadores saldríamos contentos y dispuestos al día siguiente a poner nuestro granito de arena en la obra de la Revolución. En un parque de La Habana hay un Lennon sonriente como si tarareara aquello de…. YOU MAY SAY I´M A DREAMER BUT I´M NOT THE ONLY ONE…. que parece burlarse de los que quisieron silenciarlo .

    • Andrés dijo:

      Tiene usted mucha razón, el gato Félix. Mirar las cosas en contexto es importante, pero también es importante resarcir moralmente, en lo posible, a los afectados. Fue una generación que tuvo que lidiar con eso.

      Hubiera sido interesante ver la reacción de nuestros adversarios si hubieran sabido que nuestros jóvenes milicianos y milicianas escuchaban a los Beatles durante sus horas de recreo.

    • ROLANDO CABRERA dijo:

      ROLANDO CABRERA AGREGA A LO DEL GATO FÉLIX: HUBO CANTANTES QUE SE FUERON Y NO PONIAN SUS CANCIONES, ME RECUERDO DE FERNADO ALBUERNE, OLGA GUILLOT, RENÉ CABEL MEME SOLIS, LUIS GARCIA Y OTROS QUE NO RECUERDO, PERO ES CIERTO QUE EN AÑOS PASADOS SE DEJARON DE PONER SU MUSICA, HAY QUE TENER PRESENTE QUE POSTERIORMENTE, AL CAMBIAR ALGUNOS DIRIGENTES, SE EMPEZARON A PONER SUS DISCOS, NO OLVIDO QUE A SILVIO RODRIGUEZ LO BOTARON DEL ICRT, PIENSO QUE HUBO OPORTUNISTAS Y ENVIDIOSOS. GRACIAS CUBADEBATE POR OPINAR, SIN ÁNIMOS DE OFENDER O DISCUTIR.

    • Eduardo González S. dijo:

      Aun se observan rezagos de aquello. Cuando pasan en TV algún número musical cuyo autor es un cubano que emigró, en los créditos aparece el título de la obra pero en renglón del autor veremos “DR” por “derechos reservados”, no ponen el nombre de ese cubano. Es tonto. Se vio mucho también en la producción de discos de acetato. Yo creo que el artículo aporta mucho para entender una época y aumentar nuestro acervo pero lo que no veo complacido es cómo hay ahora tantos “profetas del pasado” entre los foristas.

  • Toussaint dijo:

    Realmente podemos dar todos los puntos de vistas y opiniones que querramos, pero la musica en Inglès se prohibiò, independientemente de lo que dijera el texto, como decìan en otro comentario anterior, si no era del campo socialista la agrupacion, era diversionismo ideologico, esto visto asì friamente, cuando Cuba es un pais enteramente musical, es algo que en este momento nos hace sonreir, pero en aquella etapa podìa traer graves consecuencias… de todos modos fuè un error prohibirlo, la gente los seguìa escuchando….

    • Estabilizador dijo:

      Gato Felix aplaudo su análisis, por objetivo y concreto, no hay que usar tanta palabrería para justificar lo injusticable. Lo errores son errores y no se los lleva el viento. ¿Y por qué una disculpa, los cubanos la merecen?

  • JorgeRR dijo:

    Muy buen artículo. Es necesario poner la historia en contexto.

  • Papo dijo:

    Todos los muchachos de esa época, que nos gustaba la llamada “música americana” Elvis Presley, Bill Haley and his Comets, Paul Anka y otros, antes de Los Beatles, simpatizábamos con todo lo que fuera “americano”. Cuba estaba “impregnada” hasta los pelos de todo lo que fuera norte americano (como toda la América Latina).

    ¿Cómo se puede enfrentar al que te roba la identidad, siendo fanático de todo lo que hace?

    Las lecturas de los que éramos niños en ese tiempo, los llamados “muñequitos” (Los Halcones, Tarzán, SuperMan, Aquaman…..).
    Por otro lado, se habían tragado la mitad de Méjico, se posesionaron del territorio de Guantánamo y toda Cuba caminaba acorde con lo que “Los Americanos” hacían…

    ¿Cómo se le ponía freno a eso?

    Si nosotros no éramos norte americanos y lo norte americano era lo SUPERIOR.

    Condenados a ser INFERIORES….. Algo parecido a lo que sucede ahora. No solo en Cuba sino en el Mundo entero. El que habla Inglés, ese si es un bravo. La Juventud que siempre adolece de la falta de conocimientos relacionados a la experiencia, se embriaga con los sonidos de ese idioma.
    Cuando eres adulto, logras establecer un balance. Pero ya es tarde: Ya has aceptado el traje de INFERIOR. Y solo te queda seguir en el juego. Y hacer sentir inferiores… those guys that do not speak well or fluently this language. So, making them to feel realy stupid people. Eso (por regla general) no lo hace el “americano”, lo hacemos nosotros: Los Inferiores…

  • Jorge Tavel dijo:

    Se escondia en el porque almendarez para oira lo Beatles en una cassetera? Tan lejano Como 1966 cuando nadir en Cuba sabia o que era una casetera LA radio Cubans difundia LA musical de los Beatles y Rolings entre otros, no todas pero algunas.

  • cubana 100 x 100 dijo:

    Muchos escuchamos los Beatles a puertas y ventanas cerradas y también alfabetizamos, nos movilizamos cuando la crisis de octubre, estudiamos, trabajamos, hicimos trabajo voluntario. ¡Por Dios, teníamos 15, 16, 17 años! ¿Qué querían? Me considero muy privilegiada por vivir en mi País y por haber sabido distinguir las consignas de lo que era correcto y había que hacer y lo que no tenía sentido y no había que seguir… También disfruté mucho a los grupos latinoamericanos, que en otros países apenas se conocían. Desde entonces y hasta hoy disfruto la amistad de miembros de la Nueva Trova y otros, aun desde que no eran “aceptables”. Y siempre me concedí la libertad de hacer “dentro de la Revolución TODO”, siguiendo mi definición de Revolución. No he dejado de tener problemas con más de un “cuadrado”, como es de suponer, pero a pesar de ellos he sido feliz y creo he puesto mi granito de arena, a mi manera. Muchos de esos que me crearon problemas (siempre diciendo que la problemática era yo) hoy están fuera. Yo testaruda que soy, sigo aquí. Son etapas que hay que vivir, sobrepasar y siempre, siempre, recordar como experiencias.

    • Andrés dijo:

      Así es la cosa cubana 100 por 100.

  • roque dijo:

    Hace poco lei un articulo de Pedro de la Hoz tratando este mismo tema. Pedro es uno de los periodistas preferido. Ambos articulos son buenos. En mi opinion este es aun mejor. Todos coincidimos en criticar las politicas culturales restrictivas que censuraron lo mismo que a The Beatles que a Silvio, pero pocos muy pocos analizan el contexto historico en que tuvieron lugar y casi ninguno aborda la arista de que en USA estuvieron aun mas censuraron que aqui. Censurados, vilipendiados, y vigilados por agencies federales. Aqui estabamos en Guerra real, con tiros y muertos reales, pero en USA esa guerra solo existia en la mente de senadores que dirigian poderosos comites. Guerra fria y no tan fria, ese es el real contexto del cual nadie puede sustraerse a la hora de analizar este fenomeno, que en definitiva segun silvio en su pagina tampoco durò tanto.

    • Pocholo dijo:

      Me hace pensar in Elia Kazan,cineasta estadounidense,que junto a Chaplin ,Lennon (pues si,este Lennon),fue’ “expedientado” como comunista y/o sujeto de investigación por la comisión anticomunista,del periodo de “caza de brujas”anticomunista de Hollywood y el Showbizz yanky.
      Asi que todo no es unilateral en materia de censuras,prohibiciones y paranoias.Los del lado norte,son .”endemicamente paranoides”.

  • Tony22 dijo:

    Exelente articulo pero se le olvido mencionar al bloque como la fuente de todos nuestros males

  • rommel blue dijo:

    SI estuvieron prohibidos , era diversionismo ideologico y te podia costar todo hasta la expulsion de una escuela asi de simple , es cierto que aparecieron otros artistas extranjeros de tendencia izquierda que practicamente nos obligaban a oir pues los ponian a toda hora y en todo momento , no solo los beatles hubo un momento donde feliciano , julio iglesias , jose agusto tambien erstuvieron prohibidos , y todavia a lennon se le reconoce aca su trayectoria pacifista por encima de su genio como musico

  • マジンガーZ dijo:

    Creo que aqui hay mucha tela por donde cortar

  • Alcide dijo:

    En 1983 fue llamado informalmente mi papá por el oficial que atendía a menores de la PNR, para informale que sus dos hijos mayores (mi ermano y yo ambos menores de edad) escuchaban música de los Beatles y otros grupos de rock, lo cual era un gran problema idiológico. Mi papá que en temas musicales carecía de preparación y de inglés no sabía decir ni yes, pues su fuerte era el trabajo (trabajaba más de 12 horas diarias), se sintió muy afectado, principalmente por su condición de revolucionario y conversó con nosotros y por mucha explicación que le dimos, no nos entendió. Sin embargo días después transmitieron un programa por la televisión cubana sobre los Beatles y entendió su e error y la equivocación de aquel oficial de la PNR. Logicamente lo llamó y le hizo saber su desconocimiento.
    Hoy se por mi padre que para enfrentar cualquier ataque ideológico hay que estar preparados, preparados en todo.

  • elpidio dijo:

    recuerden dentro de lo mal visto… el uso de los llamados pitusas, muy de moda en el mundo,,, otra forma de diversionismo ideologico

  • cas dijo:

    Excelente articulo, todo en contexto, en todo el mundo lo nuevo siempre tuvo encontronazos con lo establecido,con lo desconocido con la rutina no solo con la musica tambien con el problema de la homosexualidad, que ha tenido serios tropiezos en todas las sociedades y aun los tiene, saludos a Nelson P Valdes.

  • EL TITAN DE BRONCE dijo:

    ESO DE “UBICAR LAS COSAS SEGÚN EL MOMENTO HISTÓRICO” MUCHAS VECES ME SUENA A JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE…………..EN ESTOS MOMENTOS HAN DESAPARECIDO ALGUNAS “LEYES DE LIMÓN” QUE NO ESTÁN ESCRITAS EN NINGÚN LUGAR Y SE APLICABAN, OTRAS SE SIGUEN APLICANDO Y ESTOY SEGURO QUE CUANDO EL CARRO DE LA HISTÓRIA SE IMPONGA OTROS JUSTIFICARÁN SUS ERRORES CON “EL MOMENTO HISTÓRICO”.

    CREO QUE MUCHAS VECES ES MEJOR RECONOCER QUE LOS QUE DECIDIERON ESAS COSAS SE EQUIVOCARON EN ESE MOMENTO HISTÓRICO Y PUNTO.

  • shkval dijo:

    hola

    no solo en holguin y la habana existen lugares en memoria a the beatles, en ciudad bayamo existe un centro nocturno que lleva el mismo nombre de la agrupacion, y a la entrada estan las 4 estatuillas en la proporcion de la altura real de cada uno de ellos, todo en bronce, la calle se nombra juan clemente zenea.

    por otro lado en mi ninez-adolecencia 1975-1985 ya la radio si los colocaban, pero me cuentan las generaciones que me antecedieron que los discos con la musica de ellos tenian que oirlos a escondidas.

    eso mas o menos lo pude confirmar en el 2013 cuando cayo a mis manos el concierto de paul del 2003 en la plaza roja de moscu, donde un sin numero de artistas, sociologos, abogados y hasta el mismisimo misnistro de putin, vierten sus opiniones de las atroces prohibiciones al respecto en aquella epoca.

    ello tambien me confirmo los desacuerdos del che, de que estabamos copiando las cosas exactas de la extinta urss.

    el concierto de maCcartney del 2003 en russia la pasaron por la tv , pero le cortaron las partes de las entrevistas, se los recomiendo para saquen sus propias conclusiones, ya que en el video los rusos narraron las cosas como fueron.

    la cancion back in to the ussr fue los maximo.

    saludos cordiales

Se han publicado 121 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nelson P Valdés

Nelson P Valdés

Profesor Emérito de la Universidad de Nuevo México. Es el director del Cuba-L Project.

Vea también