Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Ofensiva imperial

| 8

neoliberalismoCuando Washington determinó que el tema electoral, tal como lo habían manejado desde principios del siglo XX en nuestra región para controlar a su “patio trasero” América Latina, había dejado de ser útil y los pueblos se empoderaban del voto, después de haber derrotado al neoliberalismo rampante impuesto en los años 90, decidió volver a recuperar su espacio.

Esa recuperación de espacio significó por una parte, en el plano militar, la dispersión del Comando Sur, cuya sede se trasladó de la Zona del canal de Panamá a Fort Benning, al finalizar 1999, con siembras de bases y de tropas militares en toda América Latina. En lo político-económico invadieron silenciosamente la región con las Fundaciones creadas en los tiempos de Ronald Reagan como “la cara social” de la CIA, desgastada por las investigaciones sobre su accionar durante el golpe en Chile en 1973.

Estas y su red de arañas de Organizaciones No Gubernamentales debían cumplir un papel muy especial, cuando ya el poder hegemónico se había apoderado de la mayoría de los medios de comunicación en el mundo y manejaba el 95 por ciento de la información- mejor dicho la desinformación- que circulaba por los canales del mundo.

“El imperialismo que sucede a los imperios del pasado nace de la concentración de capital, el predominio de los monopolios, la primacía del capital financiero, la exportación de capitales y el reparto del mundo en mercados propios o esferas de influencia. Su labor avasalladora penetra todos los espacios, subordina recursos y clases dominantes domésticas, maneja los cañones cuando hace falta y crea un gigantesco aparato de organización de la mentira para ser entonces el campeón de la democracia, la libertad y los derechos humanos. Esto, sobre todo, cuando alcanza su clímax fundiéndose en un imperio único rodeado de subimperios obsecuentes. Su obsesión, el planeta. Su camino, la guerra. Su debilidad, los pueblos” escribe el analista venezolano Fredy Melo.

Esa penetración avasallante se multiplicó a medida que avanzaba el proceso de Integración de América Latina y el Caribe, que iniciara desde que llegó al gobierno en Venezuela a principios de 1999, el presidente Hugo Chávez Frías, que pronto lograría el apoyo de sus colegas Néstor Kirchner de Argentina y Luiz Inacio (Lula) Da Silva de Brasil constituyéndose en la trilogía de un proyecto de integración emancipatoria, que hizo estallar los espejos continentales.

Cuando analizamos estos tiempos que estamos viviendo en una ofensiva imperial que abarca todas las áreas, no podemos olvidar que los llamados “tres mosqueteros “de la integración, la trilogía antes nombrada, fueron los que encabezaron la rebelión contra el proyecto recolonizador del Area para el Libre Comercio de las Américas. Detrás de todo esto la imagen de Cuba, como el eterno faro de la dignidad.

El histórico no al Alca de noviembre de 2005 dicho por primera vez en la historia en presencia de un presidente de Estados Unidos George W. Bush marcó un hito, y fue uno de los grandes impulsos para avanzar en la integración emancipatoria que se habían trazado los tres presidentes, acompañados por Paraguay y Uruguay y muy prontamente por Bolivia, con la llegada de Evo morales al Poder, Manuel Zelaya en Honduras, Daniel Ortega en Nicaragua, Rafael Correa en Ecuador.

A esto se agrega la creación del ALBA entre Fidel Castro de Cuba y Hugo Chávez de Venezuela, un proyecto de verdadera unidad de los pueblos de América Latina y el Caribe.

No puede sorprendernos que después de los intentos de golpes fracasados contra varios gobiernos (Venezuela abril 2002) Cristina Fernández de Kirchner (Argentina, marzo 2008) Evo Morales (Bolivia septiembre 2008) Rafael Correa (Ecuador octubre 2010) finalmente lograron su objetivo en Honduras –país ocupado militarmente por Estados Unidos,- derrocando a Manuel Zelaya (junio 2009) ya Fernando Lugo (Paraguay 2012), lo que los decidió a venir frontalmente contra la región.

Por una parte sorprendió a fines de 2014 el anuncio de Barack Obama de su reapertura de relaciones diplomáticas con Cuba, bajo la presidencia de Raúl Castro, lo que no podrá concretarse sin el levantamiento del sitio medioeval que es el bloqueo y la entrega del territorio de Guantánamo a su legítimo dueño. Las últimas señales de aplicación de multas a las empresas que negocien con Cuba, da la pauta de lo que realmente falta para establecer una relación diplomática de respeto e igualdad como propone Cuba.

Como una contradicción lógica, el mismo presidente estadounidense lanzó también a fines de 2014 un esquema de intervención abierta contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, sucesor del fallecido comandante Hugo Chávez, por decisión de este y voluntad electoral del pueblo venezolano.

Si uno sigue la línea de acción estadunidense, se advertía al mismo tiempo que además de Venezuela, Argentina y Brasil, comenzaban a vivir una guerra sicológica y contrainsurgente de Baja Intensidad, con aplicación de la metodología de los “golpes suaves” creación del estadunidense Gene Sharp, para apropiarse de la Europa que quedaba a la deriva a partir del derrumbe de la Unión Soviética.

A grandes rasgos la invasión silenciosa de las Fundaciones de la CIA –que engulleron a las antiguas fundaciones socialdemócratas europeas- y sus centenares de ONGs cumplirían esa “labor avasalladora que penetra todos los espacios, subordina recursos y clases dominantes domésticas, maneja los cañones cuando hace falta y crea un gigantesco aparato de organización de la mentira para ser entonces el campeón de la democracia, la libertad y los derechos humanos” como señala Melo.

Y esas clases dominantes domésticas se convertirían en las llamadas “nuevas derechas latinoamericanas” constituidas por los nuevos ricos del neoliberalismo, mayoritariamente parásitos del “mercado”, y notoriamente mediocres. Y como tal obsecuentes y dependientes financiera e ideológicamente hasta el extremo de la obediencia debida de los mandatos del poder hegemónico.

Sobre Venezuela desataron el esquema de un golpe contínuo, que se mantuvo en altibajos desde el 2002 y que se incrementó con la muerte del líder carismático que era Chávez. Ya conociendo su enfermedad en 2012, cuando este los derrotó una vez más en las elecciones de ese año, enviaron millones de dólares, refuerzos diplomáticos a la embajada y crearon más de medio centenar de nuevas ONGs, sobre las ya existentes.

La Guerra de Baja Intensidad (GBI) hacia dentro, se aplica con todos los viejos y nuevos elementos de contrainsurgencia, en una aplicación similar a lo actuado en el golpe militar contra Allende en Chile en 1973, con una guerra sicológica de alta intensidad que abarcaba no sólo a los medios locales de la oposición política, sino a los medios de sus subordinados europeos, para sostener una brutal campaña contra ese país.

Después del intento golpista de “La salida” encabezado por Leopoldo López, ligado a la CIA y al paramilitarismo colombiano del ex presidente Alvaro Uribe, que dejó muertos, heridos y destrucción en Venezuela, se sucedieron las llamadas “guarimbas” destinadas al caos y a transformar a ese país en un “estado fallido” pasible de una “invasión humanitaria o prodemocrática”lo que existe sólo como argumento “publicitario” para ocupar y someter a un país soberano e insumiso.

En el 2015 el ataque fue permanente con asesinatos, desabastecimiento generalizado, intensa propaganda, que obligaron incluso a cerrar la frontera colombo- venezolana por donde se llevaban millones de toneladas de alimentos y otros productos como la gasolina.

El castigo del “mercado” llegaría con la baja del petróleo, gracias a lo que EE.UU y sus cómplices le están robando a otros pueblos invadidos, masacrados en un inmenso genocidio del que nadie habla, en Medio Oriente, el norte de Africa y parte de Asia.

Se había propuesto Washington enfrentar a los gobiernos de la ”trilogía” sometidos a un terrorismo mediático de un nivel aterrador, con temas como la corrupción, de lo cual el poder hegemónico es modelo en el mundo, beneficiario del terror, la guerra el narcotráfico y la trata de personas, la venta ilegal de armas.

Actuando con sus paraempresarios, sus paramedios, sus paraperiodistas, un mundo mercenario avanza con golpes de todo tipo, tratando de sembrar el caos y hasta arrojan muertos a las puertas de las casas gubernamentales. Cuentan con la impunidad de los medios y con el trabajo mercenario de una derecha como dijimos mediocre hasta la médula. Casi podríamos llamarla lumpen.

Hemos visto los ataques, las denuncias, las mentiras, la persecución política contra presidentes como Cristina Fernández de Kirchner, Dilma Rousseff, Nicolás Maduro, Evo Morales, Rafael Correa y otros y sus familias y funcionarios.

Estamos viendo el golpismo electoral en Argentina, como un nuevo modelo contrainsurgente. El gobierno ultraderechista de Mauricio Macri actúa de facto. Ignora al Congreso y gobierna por decretos, que violan leyes y constitución, con despidos masivos, persecución política en un plan claramente trazado para “desaparecer” de la escena a las figuras más importantes de la cultura, el periodismo, la ciencia, el trabajo.

Lograron al fin instalar un gobierno mediante millones de dólares repartidos en cada país, con miles de infiltrados a través de las fundaciones, desacreditando a los gobiernos, mediante el terrorismo mediático y la desculturización masiva de los entretenimientos ensayados en el Pentágono, como una droga que se aplica a nivel masivo, para adormecer y paralizar a los que esperan colonizar fácilmente.

Lograron un gran avance en Argentina, con el triunfo apenas sostenido de la alianza derechista Cambiemos que conformaron, destruyendo viejos partidos como la Unión Cívica Radical, fantasma de lo que alguna vez fue y otros. Y —hay que decirlo—, con un sector autoproclamado como “izquierda” no ya funcional a la derecha, sino directamente parte activa del proyecto recolonizador que avanza sobre nosotros.

En Argentina el gobierno de Mauricio Macri -en realidad no de él sino de las corporaciones manejadas por el poder hegemónico- nos muestra un presidente, que nunca ha dejado de ser el hijo de un empresario rico, que ni siquiera puede armar un discurso político propio y repite lo que lo que le enseña un publicista “pícaro”.

Esto lo puede hacer por el apoyo absoluto de los medios masivos de comunicación, que en este país encabeza el poderoso monopolio del Grupo Clarín, dueño y señor de todos los espacios públicos.

En Venezuela, la despiadada guerra de Baja Intensidad y fuerte contrainsurgencia, ha golpeado duramente a ese país, centro y eje de la integración lograda, se acumula el mayor registro de muerte y destrucción en estos últimos años, y también el mayor reparto de dólares llegados de USA. Esto ayudó al triunfo de la oposición en las elecciones legislativas. Al frente del bloque opositor en la Asamblea Nacional, colocaron a un estandarte de la brutalidad como es Henry Ramos Allup, quien anuncia a los cuatro vientos, que llegaron a ese lugar para derrocar al presidente Maduro con plazo y todo de “no más de seis meses”.

El plan es no sólo tomar el poder en nuestros páises, sino demoler, “aniquilar” todo lo que lo que quede vivo en la memoria de los pueblos, y “desaparecer” de la escena vía desempleo y persecución lo que pueda significar un foco de resistencia. De la misma manera destruir los enormes avances, logrados por los gobiernos de la integración, aún sin el poder que nunca tuvieron, en favor de los pueblos y la independencia.

El imperio necesitaba quebrar la unidad continental, que nos transformaba ante el mundo en el continente de la resistencia política-económica y moral, lograda por gobiernos golpeados día a día, mediante “alianzas opositoras” —que van de la extrema derecha hasta la extrema izquierda— manejadas por servicios de inteligencia extranjera. Pero no se conformará con esto, sino que intenta repetir por otra vía el “disciplinamiento” mortal de las dictaduras que sembró en los años 70-80.

No entienden que este respiro de un poco más de una década, con grandes avances sociales, culturales, económicos y con el sentido de la reparación histórica y humanitaria, de rescate de identidades perdidas, no será fácil presa de “aniquilamiento” como proponen.

En esta década ganada se desafió la pesada herencia de más de siete siglos de injusticia, colonialismos y neocolonialismos, que produjeron genocidios nunca reconocidos como tales en la región. Protegidos por la impunidad mediática del poder hegemónico avanzan como elefantes en una vitrina, seguros del blindaje que los ampara, dibujando una imagen caricaturesca y burda de los viejos sirvientes coloniales del imperio, cuya decadencia es también visible.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ramon dijo:

    Cuba tbm está en sus planes pero aqui el lobo se ha vestido de caperucita. No obstante ante la primera señal de injerencia en asuntos internos saben lo que les espera. Cuba está negociando pero nunca se negociaran los principios que costaron y ha costado mucha sangre y sacrificio. Atravesamos una situacion econômica difícil pero saldremos de ella y mas fortalecidos. La palabra derrota no existe en el vocabulario cubano.

  • Jose R Oro dijo:

    Creo en el socialismo. Considero que es la única vía para el futuro de la humanidad. El cómo debe ser la expresión estatal (o gubernamental, que no es lo mismo, pero me refiero a ambas) del Socialismo, han cambiado mucho desde los ya lejanos años del fin de la Unión Soviética y del campo socialista. Pero, como dijera un proverbio árabe “los hombres se parecen más a su época que a sus padres” y muchos escritores e intelectuales de izquierda de esa época (con muchas excepciones, entre ellas el fenomenal Pepe Mujica), no han podido cambiar su forma de pensamiento y expresión.
    El artículo titulado “Ofensiva imperial” tiene aproximadamente unas 2,000 palabras y está a mi juicio muy bien redactado. Pero la autora no presenta una sola cifra, un dato económico, una representación que, de forma manifiesta y mensurable muestre el desempeño de un gobierno en América Latina. De una forma simplista, cada vez que un gobierno de izquierda pierde en unas elecciones, eso se atribuye exclusivamente a las oligarquías nacionales, a los medios masivos de comunicación y a la acción desestabilizadora de los EE.UU. Todo lo cual existe, y en gran medida, por supuesto.
    El artículo no discute que los gobiernos de izquierda no han tenido igual ejecutoria, desde los muy eficientes y exitosos (Pepe Mujica, Evo Morales, etc.), otros menos eficaces y por fin algunos con poco lucimiento, por buenas que hayan sido sus intenciones.
    Por ejemplo, el crecimiento económico de Bolivia en 2014 fue del 5,8% (mientras que en Venezuela fue de -3% y en Argentina del -1,7%) y en el año 2015 Bolivia fue uno de los países de mayor tasa de crecimiento en el continente americano. No han faltado los alimentos. Por lo tanto, aunque los enemigos internos y externos del presidente Evo Morales conspiren profusamente por impedir su victoria en el referendo del 21 de febrero, Evo va a ganar, sin dudas. La izquierda ganó en Uruguay tras el magnífico gobierno de Pepe Mujica, el Presidente Correa esta firme en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua también. En todos esos países la izquierda ha hecho un excelente gobierno, y no es sorpresa que sus gobiernos son decididamente apoyados por sus pueblos. El prestigio y estabilidad de un presidente o gobierno dependen en grado sumo de sus resultados..
    Quiero citar la siguiente máxima, “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia”, estoy seguro que sabemos que la escribió.

    • cas dijo:

      No todo lo que brilla es ORO, Mr ORO el articulo de Stella es excelente, profundo y va a las mismas raices de los problemas entre USA y nuestra America, no es un articulo de un economista, es un articulo de un politico que piensa como vive, no sea ingenuo Mr ORO o no se haga el ingenuo, no es ser simplista los miles de muertos y desaparecidos durante los años del Plan Condor Mr ORO, guerra sucia, guerra economica, guerra biologica, desplazados, mercado para el consumo de drogas, venta de armas a los carteles del Narcotrafico, por favor Mr ORO, espero que su sapiencia economica nos de los datos que le pide a la Calloni, pero de politica, deje que otros que piensan como viven lo hagan por UD. saludos cas.

      • cualquiercosa dijo:

        CAS, no creo que Oro ni muchos otros desconozcamos esa parte de la historia a la que te refieres, esa triste realidad que vivio nuestra America Latina llena de asesinatos, desaparecidos, golpes de estado, intervenciones militares, entre otras cosas. No desconocemos tampoco la situacion actual, donde predominan los golpes de estado suaves a los que se refiere la periodista. Nada de eso nos resulta ajeno.

        Pero entiendo perfectamente a Oro y de hecho comparto su criterio. No todos los problemas que enfrentan varios gobiernos de izquierda de la region se pueden ver unica y exclusivamente desde ese prisma que ud y la periodista defienden, porque estariamos intentando tapar el sol con un dedo. Hace poco el propio embajador enezolano en Cuba diouna entrevista en la mesa redonda (publicada aqui en Cubadebate) donde exponia claramente ese tipo de problemas que es a los que se refiere Oro. El planteaba por exe plo, que Venezuela no supo aprovechar e su momento el alza de los prec ios del petroleo para diversificar su economia (basada en la exportacion del crudo) y por lo tanto mantenia una estructura economica similar a la de 1940. De hace un tiempo para aca los precios del petroleo caen en picada, y como consecuencia la economia venezolana y el nivel de vida de la poblacion se han visto seriamente afectados. Seria de ingenuos e irresponsables pensar que esto no tiene nada que ver con los resultados de las elecciones parlamentarias en Venezuela, como tambien lo seria en el caso de Brasil, pais que vive una crisis economica seria, un crecimiento acelerado de la inflacion y un decrecimiento del salario real de la poblacion.

        Ignacio Ramonet tambien explicaba este punto de vista y criticaba a aquellos que tido lo ven desde el prisma de la falta de agradecimiento (que mal agradecidos son los venezolanos, los brasilenos, los argentinos). Como Ramonet explicaba no se trata solo de cantidad (millones de personas que ahora acceden a educacion, salud, etc), sino ademas de calidad (incrementar cobtinuamente el nivel de vida de las personas).

        Por otra parte, nos guste o no, las personas viven en un entorno social, que en nuestra region esta marcado por un nivel muy alto personas creyentes, religiosas. Para la mayoria de esas personas la mejoria del nivel de vida durante los gobiernos de izquierda ocurrio en primer lugar gracias a Dios y luego a su esfuerzo personal, no gracias a las politicas sociales. Estas ultimas ocupan un lugar bien mas bajo en ese escalafon. Y nos guste o no, las personas necesitan mejorar su nivel de vida de forma continua.

        Por tanto, cuando la situacion economica empeora, cuandi el nivel de vida comienza a afectarse, las personas buscan alternativas. Y desde el punto vista politico, eso se refleja en los resultados electorales, nos guste o no.

        De ese tema han hablado unas cuantas personalidades Ramonet, Mujica, Ali Rodriguez, etc. Entonces, no es qye a Oro se le olvide a lo qye se refiere Stella, quuzas es a Stella y a ud. los que olvidan que estos aspectos tambien forman parte de nuestra realidad, que no todo es blanco y negro, y que estos fenomenos no se analizan desde un unico punto de vista.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy de acuerdo con cualquiercosa. Si ignoramos tales realidades le hacemos un flaco favor al Socialismo en América Latina. Leer con cuidado la magistral entrevista de Randy Alonso al gran Pepe Mujica, publicada por Cubadebate el 30 enero pasado, es algo recomendable para todos. Una infrecuente manifestación de sentido común y sensatez política la que siempre nos depara ese genial y humilde pensador uruguayo.

  • Andres dijo:

    Los ideologos del imperialismo trabajan 24 hrs 365 dias , tienen estrategias muy bien calculadas, nuestra resistencia no se puede basar solo en los lideres, porque los lideres desaparecen, tenemos el recurso mas importante, los pueblos, ahora les toca a nuestros ideologos desarrollar nuestra estrategia, recordemos a Marti, plan contra plan.

  • Enrique Álvarez dijo:

    Es cierto que el presidente Mauricio Macri ha dictado algunos decretos de necesidad y urgencia (de los decretos comunes no voy a comentar nada porque son una atribución legítima e indiscutible del presidente, en el marco de la Constitución Nacional). Los decretos de necesidad y urgencia figuran en la Constitución como una atribución del presidente. Es discutible solamente desde el punto de vista político si una medida conviene tomarla por DNU o por ley, pero LOS DNU NO SON DE NINGÚN MODO ANTICONSTITUCIONALES.
    Desde la recuperación de la democracia en la Argentina, de la mano de Raúl Alfonsín, el 90 % de los DNU han sido dictados por gobiernos peronistas (Menem, Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández), en muchos casos por causas que no eran ni necesarias ni urgentes.
    En otros países, como por ejemplo Venezuela, la Constitución le otorga al presidente un amplísimo poder, superior al que tiene el presidente argentino con los DNU, y no recuerdo haber leído ninguna crítica al respecto. ¡Así que, por favor, midamos a todos con la misma vara, no seamos hipócritas!

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    Error craso, pensar que el NEOLIBERALISMO, ya ha desaparecido. Hay que estudiar muy bien el mundo económico y dejar de pensar tanto el los famosos supuestos “MODELOS ECONÓMICOS”. Empezando porque la economía, no tiene MODELOS. Es lo mismo que pensar que el FASCISMO, fue derrotado en la II guerra imperialista mundial. Ahora es cuando el fascismo de toda estirpe esta propagado por todo el mundo. El gobierno cubano por ejemplo, esta restaurando para el pueblo CUBANO, el NEOLIBERALISMO ECONÓMICO RAMPANTE. ¿Quien lo creyera?

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Stella Calloni

Stella Calloni

Periodista argentina y corresponsal en su país del diario La Jornada. Es autora de “Los años del Cóndor”.

Vea también