Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba está en mejores condiciones para lidiar con EEUU

| 22
La misión diplomática de Cuba en Washington en dos tiempos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La misión diplomática de Cuba en Washington en dos tiempos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas ni elimina las contradicciones con Estados Unidos ni garantiza su solución. Se trata de contradicciones antagónicas de orden sistémico, que no solo se expresan a escala bilateral, sino en la arena internacional, donde prácticamente no existen puntos de coincidencia. En resumen, la relación con Estados Unidos continuará siendo más o menos conflictiva en dependencia de la coyuntura específica, pero conflictiva al fin.

Cuba nunca ha tenido una relación “normal” con Estados Unidos y dudo que llegue a tenerla en el futuro predecible. De hecho, no creo que Estados Unidos tenga relaciones normales con alguien, ni siquiera con sus aliados, porque ello pasa por su naturaleza imperialista.

Mi optimismo no radica entonces en la posibilidad de tener una relación ideal con Estados Unidos, sino que a partir del restablecimiento de relaciones, Cuba está en mejores condiciones para lidiar con la política norteamericana, aprovechar las oportunidades de cooperación en asuntos de mutuo interés y relacionarse con el resto del mundo en un entorno más favorable. Tampoco esto llega como un regalo, mucho depende de la propia capacidad cubana para crear las condiciones internas que fortalezcan el proceso revolucionario, especialmente la economía, pero no solo ella, así como conducir la política exterior y las inversiones extranjeras en los términos más ventajosos, lo que requiere de un alto grado de preparación e inteligencia por parte de las instituciones estatales y partidistas cubanas.

Si algo está claro, es que ha cambiado de manera significativa el escenario en que tiene que desenvolverse la política interna y exterior cubana y ello requiere no solo de cambios estructurales, sino de la mentalidad y los métodos para abordar la nueva realidad de cara al futuro.

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis dijo:

    Excelente síntesis.

  • Braulio Segovia Expósito dijo:

    Estoy de acuerdo con lo que Ud. plantea estimado Jesús, pero como dice es el momento preciso para provechar la situación y tratar por todos los medios de llevar a cabo las relaciones que nos convengan para desarrollar nuestra economía, tanto en la Industria como en la agricultura, así como lasa demás cuestiones que Ud. y los foristas conocen, requiere el momento de mucho talendo en el futuro para no cometer errores que nos puedan traer consecuencias catastróficas (Ud. entiende?). Entonces pues confío en la dir. de la Revolución para llevar adelante esta nueva conyuntura y lograr vienestar para nuestro pueblo todo, que en definitiva es para lo que lucharon Fidel y los demás revolucionarios en el Moncada, La Sierra y posteriori.

    Adelante

  • Papá Montero dijo:

    Ah ,bueno sin faltas expectativas es la hora del talento la inteligencia y la unidad del pueblo de demostrar cuales son nuestros verdaderos valores. El mundo nos mirará con otros ojos de ahora en adelante. Es un gran compromiso con el pueblo, con nosotros mismos.

  • Nestor dijo:

    Con tres décadas transcurridas que los gobiernos norteamericanos vienen asfixiando el proceso revolucionario cubano, tratando de derrocar a Fidel Castro, fueron igualmente negativas en América del Sur y el Caribe para su soberanía. Desde la Doctrina de la Seguridad Nacional, pasando por los documentos de Santa Fe, las guerras de baja intensidad, golpes de Estado, hasta llegar a la hegemonía ir-restricta del modelo neoliberal en nuestro continente, las políticas de saqueo de los recursos naturales de cada país, y la incesante desindustrialización y derogación de las conquistas sociales. En este doloroso periodo histórico los pueblos sobrellevaron la más despiadada ofensiva del poder imperial y oligárquico; HOY LE ESTA TOCANDO AL 1er. MUNDO, GRECIA ES SOLO EL PRINCIPIO Y CUANTO MAS EMPARCHEN LA COSA PEOR SERA LAS CONSECUENCIAS QUE TRAIGAN. Atención al mensaje que están dando en Grecia, ya no alcanza con la Democracia ellos pasan por encima de ella si los pueblos no se disponen verdaderamente enfrentar y terminar con el sometimiento, Los que pararon en la 2 Guerra esta intención, algunos son los que hoy la vienen llevando adelante, con mayores recursos y todo el poder; las reglas internacionales que ellos fijaran, con Organismos Internacionales ya no les están siendo funcionales, La democracia propiamente dicha les resulta incómoda. Los pueblos están solos y más que nunca requiere organizarse y no solo eso alcanzara..,

  • Jose R Oro dijo:

    Muy importante artículo de Jesús Arboleya Cervera. Estoy de acuerdo con la mayor parte de lo que el autor escribe, excepto en dos cosas, una que pretendo precisar y otra que intento refutar.
    La precisión seria acerca de “Cuba nunca ha tenido una relación”normal” con Estados Unidos y dudo que llegue a tenerla en el futuro predecible. De hecho, no creo que Estados Unidos tenga relaciones normales con alguien, ni siquiera con sus aliados…” Es que yo creo que el concepto de relaciones “normales” solo existe entre países que tienen un nivel comparativamente bajo de interacción, en los demás casos pueden ser incluso muy buenas o no buenas, pero “normales” no sé que es. Por ello he comentado que para Cuba el objetivo es “la sucesiva mejoría” de las relaciones con los EE.UU., y no “la normalización”. En otras palabras que la tendencia en las relaciones entre ambos países sea sostenidamente a mejorar y no a empeorar. Considero acertado que el autor dude de que Cuba alcance una relación “normal” con EE.UU., porque “normalidad” es un concepto ambiguo, indefinido, asintótico. En cambio los objetivos de Cuba no pueden ser mas claros y definidos: Fin de las trasmisiones radiales y televisivas contra Cuba. Abolición de la absurda Ley del Ajuste Cubano. Fin del cruel y anacrónico Embargo, en todas sus variantes, obviamente en fases (incluyendo finanzas, turismo, transporte marítimo y aéreo, extraterritorialidad, muchas más cosas). Devolución del territorio de la ilegal e inmoral Base Naval de Guantánamo a Cuba, su justo y único dueño. No injerencia en los asuntos internos de Cuba y en su sistema social.
    Cada paso en esa dirección es parte de una “sucesiva mejoría” de las relaciones de ambos países. La normalidad no debe ser un objetivo, porque como el autor dice correctamente no es una alternativa práctica. A pesar de lo cual, todo el mundo (con muy contadas excepciones) sin una “normalidad” tiene buenas relaciones comerciales, financieras, trasmisión de tecnologías, de turismo, transporte de todo tipo; con los EE.UU., que es lo que Cuba quiere.
    Quisiera refutar la frase del autor “Se trata de contradicciones antagónicas de orden sistémico, que no solo se expresan a escala bilateral, sino en la arena internacional, donde prácticamente no existen puntos de coincidencia” Mas allá de su carácter puramente nostálgico, esta frase es simplemente falsa, no expresa la verdad. Cuba y EE.UU. tienen una gran cantidad de puntos de coincidencia, que cada vez se concretan mas como acuerdo firmados por las partes, como son: La lucha común contra el tráfico de drogas, la previsión y enfrentamiento de desastres naturales, la anticipación y lucha contra brotes epidémicos que pudieran conducir a eventuales pandemias, el monitoreo y acción común de cambios climáticos, el desarrollo de nuevos y avanzados medicamentos y un millón de cosas más que son objetivos de los dos países y que cada vez se eleva no solo la “coincidencia” sino, mucho más importante la acción común.
    Creo sinceramente que hay personas (y no pocas) que se esmeran en mostrar cuanto separa a Cuba de los EE.UU. Yo me siento en las otras gradas, de aquellos que quieren mostrar el predominio de lo que nos une. Y eso es porque ante todo una mejoría sucesiva de las relaciones con los EE.UU. le es muy conveniente a Cuba, lo cual creo que solo un punado de lunáticos, donde quiera se encuentren, discute hoy.

    • Elio Antonio dijo:

      Hola José R.:-)

      Aprecio su comentario; pero creo que simplemente está diciendo lo mismo que el compañero Jesús Arboleya, solo que usted abunda con los temas que le resultaron de muy particular interés. Por un momento pensé que se iba a referir a la redundancia existente en: “…contradicciones antagónicas…”. Disculpe.

      Saludos;-)
      elioantonio.cubava.cu

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Elio Antonio, muchas gracias por su comentario. Es correcto me debi referir a ese tema, que es de importancia.

    • DLG dijo:

      J.R Oro, hace tiempo sigo sus comentarios que siempre son excelentes, cargados de objetividad y conocimientos, pero lo más importante, de DESENFADO, el que carezca de él, corre el grave riesgo de perder el juicio crítico ante estos acontecimientos “en pleno desarrollo”. Saludos!

    • Ramonlnh dijo:

      No se deje provocar entre usted y Jesús colocaron las cosas donde deben de estar sin tanta retórica y con claridad, estoy seguro que el 80% DE LA POBLACION DE Cuba está en las gradas suyas, gracias a ambos y salud para poder participar en el juego que se aproxima, VIVA LA RELACION ENTRE LOS DOS PUEBLOS…. Y PALANTE, los que tengan miedo que se escondan

    • Leandro dijo:

      ¿Acaso una sucesiva mejoría no tiende a la normalidad? Se ha hablado de un “proceso de normalización” Cuando se habla de proceso, se habla de “progreso”, “acción de ir adelante”, “de algo que transcurre en el tiempo”, “de fases sucesivas”, por tanto no veo la diferencia entre “sucesiva mejoría” y “proceso de normalización”. Personalmente no creo que normalidad es un concepto ambiguo; de todas formas cada cual puede tener su criterio; pero ya que de criterios se trata a Ud. utiliza la palabra Embargo, no sé si para encontrar aquí otro punto de coincidencia, pues es la que emplea el gobierno de los EE.UU. y no la de Bloqueo que es la que se emplea por la inmensa mayoría del pueblo cubano y la que se reconoce en la Resolución que año tras año se aprueba en la ONU exigiendo ponerle fin y que a mi juicio define con más exactitud el crimen que se comete contra nuestro país.
      Yo sí creo que las contradicciones entre Cuba y los EE.UU. son antagónicas pues son contradicciones entre dos sistemas políticos, económicos y sociales diametralmente opuestos, lo que no impide que vivamos civilizadamente, por tanto lo normal debe ser en este caso convivir civilizadamente con nuestras diferencias, sobre la base del respeto mutuo.
      Creo que el autor no niega puntos de coincidencia en las relaciones internacionales; pues dice que “prácticamente no existen puntos de coincidencia”. Prácticamente, entre sus acepciones se encuentran: “Más o menos”, “aproximadamente”, “casi”. Sustituya entonces “prácticamente” por “casi” y verá que hay espacio para las coincidencias que Ud. plantea y otras, dentro de las cuales no dejan de existir serias divergencias; por ejemplo, en cómo enfrentar las consecuencias derivadas del Cambio Climático o las pandemias y epidemias.
      Yo no creo que es hora de sentarse en las gradas de ninguna de las partes como espectadores. Creo que la lucha por esclarecer la verdad corresponde no solo a las autoridades, sino a cada cubano y a todos los que en este mundo luchan por un futuro mejor, por lo que hay que estar en el campo donde se libra el desafío, que en este caso es esencialmente de pensamiento, por lo que como se trata de matices, yo no creo que Ud. está en las gradas, como tampoco creo (y esto a mi juicio no es matiz, sino esencia”), que los asuntos que nos unen sean los que predominen.

      A mi juicio, los beneficios de la relación son incuestionables, como incuestionables son los obstáculos y los peligros. Creo que tan peligroso es ver solo los beneficios, como lo es ver solo los peligros. Creo que lo sensato es ver ambas caras del asunto. Como dijera José Martí: “Todo lo verdadero es santo, aunque no huela a clavellina”. “El que juzgue de todo, que lo conozca todo”. “… si es noble decir la verdad, lo noble es decirla toda. Ocultar la verdad, es delito: ocultar parte de ella, la que impele y anima, es delito: ocultar lo que no conviene al adversario, y decir lo que le conviene, es delito.”

  • Patria dijo:

    Esperemos que todo se resuelva por el bien común pues siempre los de abajo somos los mas suceptibles, ya sea los que vivien en E.U. o los de aquí, tenemos que sufrir las consecuencias para cualquier trámite, vamos a ver que nos depara el futuro.

  • Melesio Capote dijo:

    Hay cada analistas improvisados y subjetivos aquí que me preceden, incluso uno que reduce a tres décadas los más de 50 años que los gobiernos de USA han tratado de asfixiar a los cubanos…

  • Tito dijo:

    Una cosa si es verdad que estemos en las mejores condiciones para lidiar, no se pero que la cosa va mejorando si es verdad.

  • Octaviano Navarrete S. dijo:

    Creo que el Sr.Arboleya tiene razón en el enfoque del artículo. Es indudable que con relaciones diplomáticas efectivas o sea reales y mutuamente aceptadas (para no usar el término “normales” que ya sabemos a qué se refiere y que coincido con otros foristas) entre nuestros dos países se pueden abordar y discutir civilizadamente de todos los temas que tenemos pendientes, lo que no impide que tengamos discrepancias y desacuerdos. Solucionar esos temas que son complejos y de gran impacto político, económico y social llevará tiempo y para colmo aún no sabemos quién ganara las próximas elecciones en EU, que de ser un republicano la situación podría complicarse.
    Por lo pronto tenemos que aprovechar la nueva coyuntura política y convertirla en una fortaleza para nuestro país. Nuestra diplomacia se ha templado en el combate de 50 años y sin subestimar al contrario tenemos que ser capaces de llevar las próximas discusiones por buen camino. Dicho lo anterior espero que no se adopten posiciones extremas y se eche por tierra lo que al menos ya se ha logrado. La cordura, la flexibilidad, el pragmatismo, la tolerancia, la audacia deben primar en esas conversaciones sin abandonar los principios ya reiterados por nuestro Presidente.
    Nuestros futuros gobernantes, que emanaran del próximo Congreso del PCC y futuro proceso eleccionario del 2018 tendrán ante sí una tarea, creo yo mucho más difícil pero como dice el articulista en mejores condiciones para lidiar con los vecinos del norte.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Octaviano Navarrete S. Le expreso mi mayor respeto por su comentario, asi como general acuerdo. Como usted correctamente expresa hay”…que aprovechar la nueva coyuntura política y convertirla en una fortaleza para nuestro país.” Ese es el nucleo del asunto!

      • sachiel dijo:

        Cierto, pero quien no sienta por esto, no esperemos haga lo correcto. la tarea no es de pocos,es de todos,¿o vamos a seguir de simples espectadores viendo como unos se sacrifican y muchos siguen con la boca abierta esperando el resultado, y encima, criticando a más y mejor?

  • Nelson Guillen dijo:

    Este ” acercamiento ” entre dos sistemas totalmente disímiles es un fenomeno de lo mas extraño que se ha visto . Hay tantos caso que recordar , uno de los mas recientes ocurrio en Africa , para precisar Libia .
    Los Estados Unidos continuaron siendo hostiles al espiritu independiente de Libia.Inglaterra y los Estados Unidos emplearon este acercamiento parr preparar las condiciones de la invasion y el robo , del que las grandes medios de comunicacion no dicen ni una palabra .
    Los Estados Unidos emplearon ese tiempo para acercarse a funcionarios del gobierno Libio y atraerlos con cantos de sirena .
    El ministro de justicia Mustafa Abdul organizo esas reuniones para traicionar al pueblo Libio ( Seria interesante saber en donde se encuentra )
    Otra figura clave fue la de Manmoud Jibril jefe de la cartera económica quien organizo a funcionarios Libios para ir a estudiar a Estados Unidos .
    Y por ültimo el acercamiento en materia de seguridad que le proporciono a los organismos norteamericanos información detallada del las fuerzas Libias .
    En fin tambien tenemos el famoso Caballo de Troya , , y que termino de destruir las aspiraciones de los ciudadanos Libios . Ellos se infiltran de una o de otra manera , nosotros somos los que debemos tener el ojo avizor
    Dicen que el que se quema con leche hasta las cuajadas sopla , Todos debemos estar pendientes de las maniobras que se están haciendo especialmente las nuevas generaciones en quien tenemos puestas las esperanzas y a quienes les vamos a entregar las banderas .

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-)

    Más claro ni el agua.

    Saludos;-)
    elioantonio.cubava.cu

  • leo nardo dijo:

    abajo el imperialismo yankee

  • Objetiva dijo:

    Esimado Arboleya, muy bueno su artículo, pero…que Dios lo oiga.

    Gracias

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Jose R. Oro: No tengo que repetirle que aprendo muchísimo con sus comentarios. La amplitud del tema que trata este concentrado artículo del Dr. Arboleya es tal, que nos brinda la oportunidad de sentarnos en las gradas, sobre cualquiera de los “dogauts” a proclamarle apoyo a los dos equipos. Sin embargo, soy, al igual que Ud., de los que seguiremos al lado de los que enarbolan la Bandera de la Estrella solitaria. Esta etapa requiere desde ya de muchísima profesionalidad y desempeño para cada uno de los jugadores. Me atrevería a señalar que, dentro de las cosas que Ud. muestra como puntos indiscutibles de coincidencias de cooperación de los dos países, existen dos lecturas del mismo tema. Me explico con un solo ejemplo: Colaboración en la lucha contra brotes epidémicos. ¿Debemos olvidar el dengue hemorrágico, el tryp palmi y la fiebre porcina africana para estar a tono con las buenas intenciones de colaboración actuales? Sigo diciendo que el Dr. Arboleya forma parte del grupo de profesionales mejor informados en esta materia y lamento muchísimo que sus artículos no tengan más difusión. Muchas gracias.

  • REFLEXIVO dijo:

    Disculpe, repito el comentario realizado al artículo titulado: “La reapertura de las embajadas . . .”, porque aquí pega mejor. Me alivia su optimismo. Me parece que lo comenté antes, pero lo repetiría en ese caso, escuché un comentario de Oliver Zamora Oria en el NTV del mediodía, creo que el lunes, en que se refería a lo que está por venir en las relaciones CUBA-USA, en el sentido de que se trata de un proceso largo y difícil, sabemos eso, pero lo que quiero es referirme a que el comentario del periodista, al que considero prestigioso y bien preparado, me pareció, más bien que un comentario realista, un comentario pesimista, con algo del “cuento del gato”. Tenemos que ser realistas, pero nosotros mismos no podemos darle un viso de amargura, pesimismo, escepticismo a “lo que viene”, porque creo que debemos tener la mente optimista y esperar que los problemas se puedan resolver. En el comentario Oliver decía: El candidato a la presidencia, Marco Rubio expresó que se opondría, que echaría atrás el proceso o lo que se hubiera logrado . . . Bien, escuchando a Cristina Escobar, periodista ya prestigiosa también, escuchábamos: “Analizando las posibilidades de Marco Rubio de llegar a la presidencia, vemos que prácticamente no tiene ninguna, por lo que no debemos preocuparnos por lo que dijo”. Creo que son otras dificultades más inmediatas y a mediano plazo las que nos deben preocupar y es el proceso ya iniciado en el Congreso, que aunque está en sus comienzos, ya hay análisis, enfrentamientos, etc. Mente positiva, porque hasta ahora, lo que estamos viendo es progreso positivo. A propósito y me disculpa: “arrear” no es, es arriar.
    Gracias por su artículo. Buen día.

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jesús Arboleya Cervera

Jesús Arboleya Cervera

Investigador cubano, especialista en relaciones Cuba-EEUU. Doctor en Ciencias Históricas con una decena de libros publicados.

Vea también