Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Malala

| 4

malalaCausa regocijo la noticia de que la joven paquistaní Malala Yousafzai donó los 50 mil dólares del Premio de los Niños del Mundo para la reconstrucción de una escuela destruida por la reciente bárbara agresión militar contra la población palestina de Gaza. Si bien el monto monetario del premio no significa casi nada ante las destrucciones y daños ocasionados a decenas o centenares de escuelas durante los 80 días de ataques israelíes, no puede dejarse de reconocer el gesto de esta adolescente, cuyo nombre en los últimos años ha estado en cintillos de muchos periódicos y emisoras de radio y sitios digitales, y su rostro en las pantallas de la televisión.

Anteriormente, en este mismo año, Malala recibió el Premio Nobel de la Paz, compartido con el activista indio Kailash Satyarthi, de 60 años de edad, también un luchador en favor de los niños y niñas en el mundo, en particular por sus denuncias y combates contra el trabajo esclavo a que son sometidos en muchos países. De tal manera, Malala, con solo 17 años de edad, se convirtió en la más joven receptora de ese galardón, en todas sus categorías, desde su creación en 1901. Un periodista escribió entonces que el Premio Nobel rejuveneció con ella.

Malala alcanzó ambos premios en un mismo año. Nelson Mandela, ese gigante de África, luchador contra el apartheid y la independencia de Sudáfrica, también fue acreedor de los dos, pero con doce años de diferencia. Otros premios la han acompañado como la Medalla de la Libertad, que concede una institución norteamericana, y el Premio Internacional por la Igualdad y la No Discriminación, que concede México, ambos entregados en el 2013. En total, desde el 2011 hasta el presente ha recibido 14 premios internacionales.

¿Quién es Malala? ¿Cómo ha sido posible que en tan corta vida haya acumulado méritos para ser tan premiada? Eso, incluso, ha provocado no pocas suspicacias y se han lanzado acusaciones de que se ha convertido en  servidora de determinados intereses del mundo capitalista, o de que puede haber sido manipulada. Otros criterios, sin embargo, no comparten tales versiones.

Malala llegó a la fama mundial en octubre de 2012 cuando logró sobrevivir a un intento de asesinato realizado por los talibanes en el valle de Swat, su lugar natal. La acusaron de socavar los principios del Islam. Le dispararon a la cabeza y la hirieron, pero logró sobrevivir y recuperarse en un hospital de Inglaterra. Como consecuencia de tal atentado, hubo que implantarle una placa de titanio en su cabeza y un dispositivo auditivo. Desde entonces, reside en ese país europeo, donde ha cursado los estudios de preuniversitario.

Muchas cosas se descubrieron sobre Malala a raíz de ese atentado. Que cuando tenía solo 11 años de edad comenzó a escribir un blog en una edición en la lengua urdu de la BBC, en el cual expresaba puntos de vista contrarios a las acciones y amenazas de los talibanes en Swat, en particular en lo referido a las prohibiciones de que las niñas asistieran a las escuelas. Malala denunció al mundo tal abusiva situación, y lo hizo bajo el seudónimo Gui Makal.

También se ha hablado de la influencia que debió ejercer su familia en la formación de su pensamiento social y humanista. Una publicación digital marxista (www.marxist.com) citó un artículo que vio la luz en uno de los principales periódicos en inglés de Pakistán, suscrito por Javed Naqui, un conocido periodista de la India, donde se expresa que el padre de Malala  es un sobresaliente poeta, maestro y activista social y que un tío suyo, Faiz Mahammad, ha abrazado la causa del socialismo y ha luchado por unir a la juventud y al pueblo trabajador de Swat. Se dice también que ella asistió a la Escuela Nacional de Juventud Marxista de Paquistán en julio de 2012, pocos meses antes del atentado de los talibanes. Hay una foto en que aparece Malala frente a un cartel de Lenin y Trostky, lo que debe indicar, según el periodista Naqui, que “estuvo próxima a algunos de los grupos más preparados ideológicamente de Swat”.

Las causas que defiende Malala son justas. En sus escritos y pronunciamientos públicos hay un pensamiento claro. Lucha porque no haya niña o niño sin escuelas, en fin por el derecho a que todos aprendan y se eduquen. Opina que “la educación es la mejor arma para luchar contra la pobreza, la ignorancia y el terrorismo”. Se ha expresado contra la inversión de sumas millonarias para la producción de armas. Si queremos sintetizar su pensamiento bastaría con decir: Lucha por los sueños de Justicia social y paz en el mundo.

Su gesto hacia los niños palestinos de Gaza es admirable, y al donar el monto del Premio de los Niños del Mundo dijo: “Todos debemos trabajar para asegurarnos que los niños y las niñas de Palestina, y todos los niños del mundo, reciban una enseñanza de calidad en un entorno seguro, porque sin enseñanza, nunca habrá paz”. Anteriormente, había dicho: “El lápiz es más poderoso que la espada”.

Antes, había estado en Nigeria para solidarizarse con las más de 200 estudiantes que fueron secuestradas por el grupo islamista terrorista Boko Haram.

No siente odio ni desea vengarse de los talibanes que la trataron de matar. En un discurso en la ONU dijo: “…ni siquiera siento odio hacia el talibán que me disparó. Incluso si hubiera una pistola en mi mano y estuviera delante de mi, no le dispararía… Dispararon sobre mi cuerpo, pero no podrán disparar contra mis sueños”.

Por todo ello tiene ya muchos admiradores en el mundo. Existe una Fundación Malala, cuyos objetivos y actividades se reflejan en un blog en la red de redes. En Sao Paulo, Brasil, se ha creado un boletín denominado Malala por un grupo de trabajos de investigación universitaria sobre el Oriente medio y el mundo musulmán.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • MEN dijo:

    Personas como estas nacen una vez cada 11 años.Bien por esta adolescente que antepone sus ansias de justicia mundial al pleno disfrute de su juventud.Suerte Malala, te deseo lo mejor del mundo

    • MEN dijo:

      una vez cada 100 años quise decir

  • grisel dijo:

    El donativo de Malala no será grande en número,pero en humanismo,solidaridad,amor,amistad….trasciende todos los límites.

  • Luis dijo:

    Admirable Malala y, por sus expresiones, muy inteligente.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Marrero

Juan Marrero

Periodista cubano, vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba

Vea también