Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Symonenko: “El Partido Comunista se puede prohibir, las ideas comunistas no”

En este artículo: Comunismo, Ucrania
| 17 |
Petro Symonenko, Secretario General del Partido Comunista de Ucrania.

Petro Symonenko, Secretario General del Partido Comunista de Ucrania.

La entrevista fue realizada el pasado 27 de febrero.

Petro, nos encontramos en un momento muy difícil, y lo que está sucediendo en el país será el tema principal de nuestra conversación. Me gustaría empezar con una pregunta crucial: ¿por qué el grupo parlamentario del Partido Comunista siguió en los últimos días trabajando en la Rada? Francamente, muchos están perplejos. A menudo he oído el argumento de golpe de Estado en el país, mientras que los parlamentarios comunistas han seguido votando como si nada hubiera pasado. Así que ¿por qué?

Gracias por esta pregunta. Te advierto que mi respuesta no será corta. Volvamos a finales de la semana pasada: el presidente huyó, el primer ministro desapareció, las autoridades locales y los organismos encargados de hacer cumplir la ley paralizados, el país se hunde rápidamente en el caos. Hay violencia contra los disidentes, en las afueras de Kiev situaciones poco claras de supuestos linchamientos de los empleados de la policía y las tropas de interior, además empiezan los saqueos no relacionados con la política.

Por lo tanto, los comunistas tomaron una decisión responsable y muy pensada cuando decidieron seguir trabajando en el Parlamento. Hacen todo lo posible para reducir el sufrimiento de la gente común. Sería muy sencillo para nosotros echar el cierre y salir de la Rada Suprema. Nos quedamos, y no hay duda de que los comunistas tenían razón, la tenemos.

Según la permanente del PCU el país no volverá a recobrar la normalidad hasta dentro de diez años. Las leyes se adoptan digamos que formalmente, nadie bloquea la actividad parlamentaria, la Rada “funciona”. Pero al mismo tiempo hay muchas dudas acerca de la legitimidad de todas las leyes y regulaciones que se están tomando. ¿Está de acuerdo?

La mayoría de las votaciones – es la política o la política, como nos gusta decir- son legales. Pero cuando corría la sangre, lo más importante que tenía que resolverse en ese momento era cómo evitar una mayor escalada de la violencia, para evitar nuevas víctimas. Por lo tanto, en esas circunstancias, fue correcto restaurar la Constitución de 2004, y los diputados [comunistas] asumieron la responsabilidad de lo que sucedía. Sin embargo, los proyectos de ley y resoluciones, con las cuales estábamos fundamentalmente en desacuerdo, no las votamos, y no votamos los nuevos nombramientos.

Petro, Ucrania está experimentando quizá el momento más dramático de su historia reciente. Me gustaría escuchar su evaluación de lo que está sucediendo. ¿Y cuáles son las posibilidades de que la situación se estabilice? En particular, ¿hemos pasado ya lo peor del caos?

Dramático es un eufemismo. ¿Qué período es más trágico? Durante los primeros años de independencia, las batallas políticas se intensificaron en una verdadera lucha y derramamiento de sangre, hubo gente que murió. Fue amenazada la integridad territorial de Ucrania, su propia existencia como un estado unificado, independiente y soberano. Y eso suponía una amenaza para el bienestar, la salud y la vida de millones de personas. No estoy hablando de la ruina económica y la ausencia de seguridad social.

Los acontecimientos actuales son complejos. Es un hecho que a las protestas asistieron cientos de miles de personas, lo que habla de un profundo descontento con el régimen de Yanukovich, que gobernó el país con ineptitud, engañó a la gente y no cumplió ninguna de sus promesas de campaña.

Todas las actividades del gobierno anterior tuvo por objeto el enriquecimiento de un pequeño grupo de individuos, la llamada “Familia”. Y una prueba de ello es que el hijo del presidente en un año se convierte en multimillonario. Y esto en un contexto de empobrecimiento total de la población. La corrupción, la arbitrariedad burocrática, la imposibilidad de encontrar justicia en los tribunales. Todos estos fenómenos negativos se tornan simplemente en catastróficos. El poder completamente en bancarrota, y en el momento decisivo, [el presidente] no tenía a nadie en quien apoyarse. Los oficiales de policía que durante varios meses defendieron el distrito gubernamental y obedecieron estrictamente las órdenes que recibían, fueron traicionados y abandonados. Todos – el presidente, los ministros, los diputados, “los regionales”.

Sin embargo, hay que decir que las protestas masivas no tenían naturaleza de conflicto de clase. De hecho, es una pelea entre dos grupos de la misma clase de explotadores, de la burguesía oligárquica. ¿Son los oligarcas de la oposición mejores oligarcas que los del partido de Yanukovich? ¿Explotan menos a los trabajadores, obtienen menos beneficios de la pauperización de las masas?

Simplemente la llamada “oposición”, clanes oligárquicos con socios extranjeros que persiguen sus propios objetivos geopolíticos, consiguieron canalizar la protesta, para finalmente dar – hay que llamar a las cosas por su nombre – un golpe de Estado. Pero, de hecho, la gente de ambos bandos no murieron por sus propios intereses, sino por los intereses de ciertos oligarcas.

¿Qué si ya hemos pasado por lo peor de la desestabilización y el caos? No. Esto es sólo el principio.

En los últimos días en Ucrania, hemos visto la destrucción de decenas de monumentos a Lenin. Cuando en diciembre del año pasado fue destruido uno de esos monumento en Kiev, causó incluso la condena de partidarios de la oposición. Ahora los llamados “antilenin” son moneda común. ¿Qué significa esta ola de vandalismo?

La destrucción masiva de monumentos de Vladimir Lenin, en primer lugar, caracteriza a la ideología de las fuerzas que estaban en parte en el Maidan y que ahora tomaron el poder en Ucrania. De los monumentos a Lenin estamos pasando a los libertadores anti-monumentos, que dicen que Ucrania fue purificada de la peste marrón, y por ejemplo en Brody [localidad al oeste de Ucrania] fue demolido un monumento al mariscal de campo Kutuzov [héroe de la guerra contra Napoleón]. […] El 23 de febrero un grupo de matones en Fastov llegó a la plaza del pueblo y comenzó a pisotear la Bandera de la Victoria [bandera la Unión Soviética conmemorando la victoria en la II GM].

Por desgracia, este tipo de actos de barbarie no están recibiendo la respuesta adecuada por los representantes del nuevo gobierno, ni por los representantes oficiales de la UE y los EE.UU, que han inspirado y apoyado el llamado Euromaydan en Ucrania. Los nazis demolieron estatuas de Lenin cuando ocupaban el territorio [de la Unión Soviética], y es lo que hacen sus seguidores ideológicos hoy en día.

Para nosotros es una demostración clara de cómo están dispuestos a imponer su ideología nazi para mantener el orden en todo el país.

Es bastante obvio que este tipo de acciones no tienen nada que ver con los valores europeos, ni la democracia, ni con las nociones elementales de la moral humana.

Nadie consultó a los habitantes de las comunidades locales sobre que monumentos tirar y cuáles no. […] Está claro que tratan de demostrar quién es el jefe. Y todo esto bajo la palabrería acerca de la necesidad de preservar la integridad del país. ¿Pero cómo estas acciones contribuyen a la preservación de la unidad, cuando, y perdón por la expresión, se escupe a la cara a millones de ciudadanos de Ucrania? Es una provocación de acto y de palabra.

Seguro que se ha dado cuenta de que lo que hasta hace poco era impensable en todo el país, como demuestran las protestas provocadas incluso entre los partidarios de Maidan [contra la destrucción del monumento a Lenin en Kiev], en poco tiempo se ha convertido en una rutina. Eso es lo que es peligroso! Da miedo.

Quiero hacer hincapié en que acabar con los monumentos de Lenin en Ucrania no tendrá éxito. Porque los monumentos a Lenin son también los astilleros y fábricas de aviones, las empresas metalúrgicas y de ingeniería, es todo lo que creó el estado soviético de Lenin y es su legado para los trabajadores, los campesinos e intelectuales que trabajan y gracias a ellos todavía existe Ucrania .

Pero a pesar de todo, lo que me inspira confianza y esperanza en las personas, es que no pierden el sentido del humor. Un ejemplo es que en la estación de metro “Teatro” en Kiev donde desmantelaron el mural que representa a Ilyich, alguien había escrito: “¿por qué entonces no eliminar el metro como `legado de la era totalitaria´?”

La destrucción de los monumentos a Lenin no creo que vaya a mejorar la vida de la gente, no se incrementarán los salarios y las pensiones, la corrupción persiste, la justicia social no puede ser reestablecida. Pero la hostilidad mutua entre las diferentes regiones, entre los ciudadanos, crecen, eso sí es seguro.

La destrucción masiva de monumentos no puede pasar sin más para aquellos que lo hacen, ni para el nuevo gobierno, ni para Ucrania en su conjunto. En cuanto a Lenin, es una figura mundial. Así que es un intento en vano borrar la memoria de Lenin, y aún más destruir sus ideas. Eso es simplemente imposible.

No se puede decir que el país este en silencio. La destrucción de los monumentos es una protesta, pero la gente esta absolutamente indefensa y espera lo peor; la compra de productos y el miedo de salir de la casa por la noche, es un hecho.

Es amargo pero tienes razón. Nuestros conciudadanos están empezando a acostumbrarse a cosas por las que una persona normal, al parecer, siempre debería sentir repugnancia y aversión. Ucrania se esta resignando al hecho de que cualquier persona (sin tener claro con qué poderes) puede detener fácilmente a alguien, para buscar o robar cualquier cosa. El país se ha acostumbrado al hecho de que puedan entrar en su apartamento para robarle o quemarlo. Si no se detiene la actual orgía, podemos deslizarnos por el abismo del miedo y el terror.

Usted sí ha sufrido asaltos

Sí, pero no era una vivienda, aunque es sintomático. Hoy ha sido la sede de los comunistas – mañana pueden ir a cualquier sitio y hacer lo mismo. ¡El Maidan proclamó a los cuatro aires consignas de democracia y en defensa de los valores europeos, sin embargo está reinando el caos, el saqueo y el bandolerismo!

Usted sabe que se atacó la sede del Comité Central del Partido Comunista. Los ataques tuvieron lugar el domingo y el lunes. Ahora el edificio está dañado, ordenadores y documentos destruidos. Y sólo gracias a los residentes del edificio, simpatizantes del PCU, a los que estamos muy agradecidos, no llegó a provocarse un gran incendio en todo el edificio.

En este punto, como dijo uno de mis camaradas de partido, la democracia ucraniana es una máscara con un garrote en la mano. Aunque los saqueadores y bandidos – que lo son independientemente de los partidos u organizaciones públicas a que pertenecen- participasen en el Maidan, realmente son anti-maidan. Y la actitud hacia ellos debe ser la adecuada.

En la rada no quedan en este momento diputados del Partido de las Regiones [de Yanukovich] sin embargo siguen todos los diputados comunistas. Usted permanece en el parlamento. ¿Tiene la intención de participar en el nuevo gobierno?

Nuestro partido ha anunciado que estamos en la oposición al poder. No teníamos ninguna intención de votar los nuevos nombramientos y no lo hicimos. Al mismo tiempo tengo que decir que si se presentaran los proyectos de ley para cumplir con nuestro programa, el PCU sin duda los apoyaría con sus votos.

Por ejemplo, se sometió a votación una ley sobre pasar a dominio público la residencia “Mezhyhiria” [residencia lujosa de Yanukovich] y los comunistas votaron por ello por unanimidad. Por lo tanto, nosotros los comunistas nos hemos ofrecido varias veces para devolver al pueblo todo lo que los oligarcas ucranianos robaron a la gente.

Petro, hablas con mucha confianza, pero usted sabe mejor que nadie que se está estudiando prohibir al PCU. En el Parlamento hay grupos parlamentarios que tienen preparada la enmienda. ¿Qué probabilidad hay de que este tipo de iniciativas se hagan realidad?

En las circunstancias actuales, no se puede descartar. La adopción de decisiones similares son anticonstitucionales, y hablar en ese caso de democracia, de pluralismo político, y del triunfo de los principios europeos, es ridículo. Esta prohibición no sería otra cosa que una medida de violencia política y una manera de tratar de establecer la unanimidad ideológica del país.

El Partido Comunista, como sabemos, ya ha sido prohibido con anterioridad. Luego tuvieron que admitir que actuaron fuera del marco legal. Yo clara e inequívocamente declaro que el Partido Comunista se puede prohibir. ¡Los ideales comunistas claro que no!

Además, no estamos solos. La noticia de que existen proyectos de ley para prohibir el Partido Comunista causó un alboroto en todos, hago hincapié, en todos los partidos de izquierda en Europa. Con rabia recibió la noticia China y Vietnam. Y sobre todo los Partidos Comunistas de las repúblicas fraternas de la antigua Unión Soviética que fueron los que respondieron primero.

Preparan proyectos de ley sobre transparencia …

La adopción de esa ley, que hemos presentado nosotros, porque creemos que es necesaria una amplia campaña anti-corrupción, me temo que en el parlamento contará sólo con el apoyo de un grupo parlamentario, el del Partido Comunista.

Algunos piensan que, aunque sea simbólico, mejorará la situación de los trabajadores, y se darán pasos hacia la restauración de la justicia social, ¿después del triunfo de esta “revolución” no lo esperas?

Por supuesto que no. Los líderes del Maidan especularon y continúan especulando sobre las consignas sociales por las que guiarse, y después de la victoria, la captura de las “guaridas” de sus opositores comenzaron a organizar viajes para que la gente viera el lujo , en mi opinión tremendamente de mal gusto, de estas moradas. Pero ¿por qué no invitan a la gente sus propias casas, de modo que puedan ver claramente que no son como aquellos?

Nadie propuso esa iniciativa, sobre todo porque nadie se ofreció a “hacer una visita” directamente a los oligarcas, y todo el mundo entiende por qué.

Después de todo, repito, no se trata de cambiar el sistema existente, se trata de saquear el país, y quedarnos en un cambio de sus “beneficiarios”. Es esta gente la que, lo siento pero es así, lanzaron el señuelo de contemplar las fincas de los últimos gobernantes para distraer la atención de las verdaderas causas de la crisis y la salida real de la misma.

Ten en cuenta que los partidos de los nuevos oligarcas, que ninguno de los líderes de la “revolución”, ofrecen una manera justa para salir del atolladero económico: la nacionalización de los bienes de los oligarcas, que los beneficios que dan sus empresas se traduzcan en sueldos decentes, pensiones y becas y para el desarrollo de unas infraestructuras que esta en completa decadencia.

Resolver los problemas que tiene que afrontar el nuevo gobierno a través de un préstamo del FMI, cuyos términos sólo obedecen al interés de una próxima reforma por parte del capital internacional, va a suponer para la gente común un importante endurecimiento de sus circunstancias: una subida de precios y tarifas, congelación de los beneficios sociales, de las pensiones y de los salarios. Y esto es resultado directo de la “revolución”, ya que es de esperar que la asistencia financiera de Rusia, dadas las circunstancias, se dará por terminada.

Y de nuevo, cuando se canceló la reforma médica antipopular, ¿por qué no se abolió la edad de jubilación que es una auténtica barbaridad? !Pues porque la entonces oposición se unió a los malditos “Regionales” [Partido de las Regiones de Yanukovich] para aprobar estas leyes!

No puedo pedir que el partido adivine el futuro próximo, pero ¿cuáles son los objetivos y las tácticas del Partido Comunista [de cara a la situación actual]?

Continuar con nuestra labor. No abandonaremos a nuestros ciudadanos de a pie, y todo el mundo lo sabe. Aquí hemos hablado de las persecuciones y ataques a las oficinas regionales del Comité Central del Partido. Vándalos que en su orgullo se hacen llamar “autodefensas”, pero que no dejan de ser sólo algunos “cientos”. ¿Pero esas personas vienen del Maidan realmente? Después de todo, allí no había consignas anticomunistas. No; son matones enviados por los que quieren someter a toda la vida política del país.

Contra el Partido de las Regiones les fue fácil porque se deshizo él mismo. Pero los comunistas, como usted ha dicho con razón, conservamos la unidad, y no nos vamos a doblegar. Fue por ello por lo que empezó una campaña [de persecución] salvaje. Tenga en cuenta que todo sucedió casi al mismo tiempo: un ataque contra el Comité Central, los Comités Regionales, las incursiones en nuestros hogares. Y luego se levantó la campaña en los medios de comunicación. Por ejemplo, que a mí me habían “visto” en un hotel de Moscú. Mi respuesta a aquellos que tratan de desacreditarme es tajante: Yo estaba aquí, en Ucrania, reunido con los militantes del partido, sobre el terreno.

Sin embargo, para mí, la calumnia no es nueva y no es una sorpresa. Hay que entender que durante la anterior campaña electoral, la oposición tergiversó sobre los temas sociales y se apropió de las consignas del Partido Comunista. Y puesto que los comunistas, genuinos defensores del pueblo, no vamos a dejar la política, es por lo que están en contra del partido y detrás de la persecución organizada. Como resultado, los sinvergüenzas y detrás de ellos los oligarcas son los que constituyen estas bandas que, con el pretexto del Maidan, organizan el terror.

Petr Nikolaevich, ¿qué le gustaría decir a sus compañeros y simpatizantes?

En primer lugar quiero dar las gracias a todos los que se mantuvieron fiel a sus ideales, que no han desfallecido y que no han entregado ni el partido ni a los votantes. Bajo estas circunstancias, la tarea más importante para preservar la estructura del partido es que los cuadros estén vigilantes para no sucumbir a las provocaciones. Es importante usar cada oportunidad que se nos brinde para explicar la esencia de lo que sucederá a los trabajadores, y cuales son las consecuencias peligrosas para los ciudadanos comunes: un fuerte deterioro de la situación económica, el aumento del desempleo y las deudas en los salarios y las pensiones, el aumento de precios y tarifas, y el crimen desenfrenado.

En cuanto a la dirección del partido, y al grupo parlamentario, vamos a hacer todo lo posible para garantizar, en estas condiciones difíciles, la protección de los intereses de los trabajadores, para mantener el partido, para defender a Ucrania y para evitar una guerra civil.

Nuestro periódico es leído por muchos partidarios de Maidan. Tal vez para ellos pueda encontrar algunas palabras

En primer lugar quiero pedir a los partidarios del Maidan que no olviden por qué salieron a las calles y bajo que consignas han protestado: Contra la arbitrariedad. Contra el caos. Contra la violencia. A favor de la democracia. A favor del imperio de la ley. Para el cumplimiento estricto y riguroso a la Constitución. Para obtener los derechos políticos plenos. Para obtener los derechos civiles arrebatados. Para disfrutar de los derechos humanos. Así que los esfuerzos comunes en los procesos del país deben dirigirse en esa línea, no permitiendo la nueva situación de caos y violencia a la que nos quieren llevar.

(Tomado de mundoObrero.es)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • diego dijo:

    interesante…
    cuando en los paises del socialismo real se prohíben todos los demás partidos y parece que eso esta bien.

    • Cubano dijo:

      100 porciento de acuerdo contigo. Los partidos no se pueden prohibir, de ninguna posición política. Como decia Marx, la lucha entre contrarios es el principio del cambio.

      • Fernando dijo:

        La lucha de contrarios es el motor del desarrollo, ok, pero cuando la contradicción llega al antagonismo éste debe resolverse en favor de una de las partes y eso es lo que sucede entre la burguesía y el proletariado en el desarrollo social. La burguesía tiene que desaparecer como clase, su etapa histórica expiró.

  • PEDRO dijo:

    Despues de esta entrevista a Simonenko le quemaron la casa los radicales. Lo mostraron por la television

  • Roberto dijo:

    ¿Que porcentaje de votos sacó el Partido Comunista de Ucrania?

    Respuesta: en las últimas elecciones de 2010, sacaron el 3.54% de los votos.

  • Maria del Carmen dijo:

    En los paises comunistas prohiben otros partidos pero ahora este senor se queja que le quieren prohibir su partido. Es decir al mundo los comunistas piden respeto, divergencia de ideas pero internamente nada de eso…

    • Fernando dijo:

      Primero lea, infórmese y luego opine, esa suele ser la dinámica.
      Los comunistas en la URSS y después en Europa Oriental no prohibieron más que los partidos Nazis y fascistas. Los partidos del gobierno bien prodrían haberse llamado “Enteros”, porque esan coaliciones antifascistas, eran unficaciones y no prohibiciones. Lo que el socialismo hace es superar la explotación del hombre por el hombre y eso parece que irrita a algunos. No se deje manipular.

      • Inmi dijo:

        ¿Qué partido existía en la URSS, excepto el comunista?

    • Fernando dijo:

      En muchos países republicanos los partidos monárquicos están prohibidos, pero nadie lo denuncia y es por puro desarrollo histórico. En España tenemos monarquía, pero no intentan imponerla a los republicanos francese y viceversa. El feudalismo se superó en Francia y no conciben un estado monárquico. Con el socialismo es lo mismo. Existe pluralidad dentro del sistema, pero no se concibe volver a la prehistoria burguesa.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Hay que oir todas las partes, pero hay que oír, en primer lugar, a los patriotas y a los verdaderos comunistas de Ucrania, que junto a las ideas de Lenin reformarán y tendrán una Ucrania unida y trabajadora.

  • tony22 dijo:

    Espero que hayan visto donde este vivia :puro oro por dondequiera.

  • JULIANO SIQUEIRA dijo:

    Fiz e espero…

  • CONSESO dijo:

    ¿Y en que país “comuista”, actual o anterior, se dejó de prohibir a TODOS los demás partidos?

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    FERNANDO, por favor, tus comentarios casi siempre son bastantes atinados, no te desacredites afirmando cosas que sólo conoces en teoría. En el llamado socialismo real sí se proscribe el multipartidismo y, por lo tanto, la existencia de otros partidos que no sean el comunista.

  • JULIANO SIQUEIRA dijo:

    Roberto, ou estás desinformado ou mentindo. Nas eleições ucranianas para a Rada (Parlamento), realizadas em 2012, O Partido Comunista alcançou 15,5%, elegendo 36 deputados e tornado-se a 3a força política do País, atrás do Partido das Regiões (35%) e do Pátria (21%), à frente dos neofascistas do Svoboda (12%).

  • @lin@ dijo:

    De acuerdo con el titular del articulo del Sr Symonenko; sobre todo cuando pierde credibilidad y muchos de sus miembros ni idea de lo que es el Comunismo y se hacen cómplice de la perdida de valores de nuestra sociedad.(para mi lamentablemente,aun utopía pura la sociedad comunista al menos por ahora)seria mas feliz si nos dijeran Partido Socialista de Cuba; la sociedad comunista muy distante e incierta, la socialista mas consecuente con los cambios necesarios y paulatinos, hablar de comunistas es como decir una mala palabra.

  • Barrios dijo:

    En Cuba se llegó a decir que Martí había fundado un solo partido. Yo nunca entendí que alguien fundara dos partidos a la vez. Sería interesante leer un ensayo de José Martí, sobre un tratado de Herbert Spencer: ´´La futura Esclavitud´´.
    La burguesía sabe muy bien de la ventaja de dejar diferentes partidos: eso la hace fuerte. Además, esa crítica constante hace que se están rectificando y perfeccionado constantemente. Tal vez las mayores conquistas de los obreros en los países capitalistas se la deben a los comunistas. Si no se hablara tanto ya el capitalismo hubiera desaparecido. Se quiere eliminar el neo liberalismo con la lengua y lo que se ha hecho ha sido fortalecerlo más. Deben dejarse diferentes partidos e ideas políticas, el que tenga la razón que sea el que gobierne, hasta que deje de tenerla. Martí no aprobaría un solo partido.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también