Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Apedrear con techo de vidrio

| 12

Por José Gabriel Martínez Rodríguez

Durante muchos años la plataforma mediática anticubana ha acusado al gobierno cubano de no cumplir con los estándares mínimos para la eliminación de la trata de personas y de promover, a través de la industria turística y en complicidad con los trabajadores del sector y las fuerzas de la ley, un tráfico interno para la explotación sexual y el trabajo forzado de menores.

De igual forma, exigen que el país reconozca públicamente que presenta problemas con la trata para la explotación infantil, lo que permitiría desarrollar estrategias y programas eficaces para su enfrentamiento y prevención.

Al realizar estas acusaciones el gobierno estadounidense omite, presumiblemente de forma intencionada como casi siempre cuando de referirse a Cuba se trata, elementos de la realidad cubana que contrarrestan por sí mismos y con su mera exposición todas estas acusaciones.

Cuba no puede declarar que presenta problemas con la trata para la explotación infantil porque sencillamente no los tiene, y tampoco esa declaración facilitaría desarrollo alguno de estrategias y programas porque la Revolución ha creado desde su mismo inicio un Sistema Integral de prevención y atención a la niñez y la adolescencia para proteger todos sus derechos.

Muestra de ello lo constituye el Centro de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes (CPNNA) de la Dirección de Menores del Ministerio del Interior (Minint), a cuyas instalaciones accedieron hoy en la mañana medios de la prensa nacional y extranjera, como parte de la conferencia de prensa que la coronela y Dra. en Ciencias Jurídicas Idaís Borges Barrios, jefa de la Dirección de Menores, brindó para explicar las características del centro y del resto de los componentes que integran el sistema de atención a la niñez y la adolescencia.

Coronela y Dra. Idaís Borges Barrios, jefa de la Dirección de Menores del Minint. FOTO: José Gabriel Martínez.

Borges explicó que existen otros dos centros ubicados en las provincias Villa Clara y Santiago de Cuba y que los tres “permiten reducir la victimización secundaria o revictimización de las niñas y niños que resultan víctimas a través de la realización de una exploración única, consistente en una entrevista al menor que es grabada para ser presentada como prueba en la vista del juicio oral”.

Pero la institución no centra solo su trabajo en el enfrentamiento al delito una vez que este se haya producido, sino que además despliega una fuerte labor preventiva a través de servicios especializados (psicología, psiquiatría, defectología) y de asesoría a las víctimas y sus familias, y de la realización de investigaciones sociales sobre la victimización infantil y otros fenómenos relacionados.

Con la existencia del CPNNA se evitan además experiencias postraumáticas desagradables para el menor como la asistencia al juicio oral y el tener que encarar nuevamente al victimario.

La Tte. Cnel. y Msc. Niurka Fernández Ronda, jefa del Centro de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, explica el la utilidad de la ludoterapia en la sala de juegos, como paso previo a la exploración del menor víctima. FOTO: José Gabriel Martínez

Sala de exploración única del Centro de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes. FOTO: José Gabriel Martínez.

Pero estos centros no constituyen la única acción del país para brindar ese tratamiento diferenciado que niñas, niños y adolescentes demandan.

La propia Dirección de Menores del Minint, además de proteger a los infantes que resulten víctimas de delitos, tiene entre sus funciones la de prevenir y detectar hechos que la ley tipifica como delitos cometidos por menores y brindar a estas niñas y niños que los cometen la correspondiente evaluación y tratamiento educativo.

En este empeño el Minint trabaja de conjunto con otras entidades integrantes del Sistema Integral de Protección y Atención a la Niñez y la Adolescencia como los ministerios de Salud Pública, Justicia, Educación, Trabajo y Seguridad Social, Cultura, e instituciones como el Inder, la Fiscalía General de la República, y el Tribunal Supremo Popular.

Un hecho constatado durante el encuentro es el bajo índice en nuestro país de casos de violencia y abuso sexual contra menores y la inexistencia de venta y tráfico, lo cual constituye un resultado directo de la política de tolerancia cero del gobierno y el pueblo ante estos delitos, conscientes de que su ocurrencia, por mínima que sea, “constituye una forma de maltrato infantil y de violencia de género, susceptible de generar daños irreversibles desde el punto de vista físico, psíquico y social a la población infanto-juvenil”, según argumentó la coronela Borges.

Datos facilitados por ella en la conferencia, e incluidos en el Informe del enfrentamiento jurídico penal a la Trata de personas y otras formas de abuso sexual presentado el pasado 15 de octubre por la Ministra de Justicia María Esther Reus, cuentan que durante 2012 en Cuba se realizaron 2 117 denuncias asociadas a estos delitos, lo que representa solo un 0,09 % de los dos millones 260 mil 751 habitantes de menos de 16 años de edad.

Existe la mala costumbre de comparar realidades diferentes para demostrar la insignificancia o el valor de cualquier aspecto que analizamos, pero cuando hablamos de acusaciones contra nuestro país debemos recurrir a la comparación como método de análisis porque siempre se nos juzga y examina con un microscopio cuyo lente se configura para la tergiversación y las manipulaciones banales.

Es así que en Estados Unidos, según datos ofrecidos por el Departamento de Justicia, 100 mil niños al año caen en las redes del tráfico y la explotación sexual, mientras que las autoridades cubanas no identifican la existencia de ninguna red organizada en el país, contrario a las acusaciones que anualmente formula el Departamento de Estado. Nada, que cuando de juzgar a la Revolución se trata, no importan el peso de las estadísticas ni la veracidad de la información oficial, solo hay que lanzar piedras, aun cuando el techo del lanzador sea de vidrio.

 

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El Jabalí dijo:

    ee.uu y su comedera de eso mismo aparte…yo me enorgullezco de nuestras mujeres miembros del minint.

  • Revolucionario dijo:

    En Cuba no hay jineteras menores de edad, nunca un menor a sido explotado por sexo y mucho menos asesinado.

  • OrlanditoUCI dijo:

    Coronela? esta mal dicho.
    Por otra parte es bueno leer articulos como este.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Muy bueno este artículo. La realidad es que los EE.UU no tienen ninguna moral para demandarle a Cuba el que reconozca la explotación infantil. Y no tanto por qué supuestamente en dicho país 100 mil niños al año caen en las redes del tráfico y la explotación sexual -lo que me parece una exageración-, sino que más bien por qué existen otras formas más sutiles de explotación generalizada que no se toman en cuenta y que afectan al 100% de los niños estadounidenses, desde adicionarlos a los juegos videos en las computadoras –con lo que los explotan, usándolos como medios de venta- hasta adicionándolos a la comida basura con mediante comerciales manipuladores en los programas infantiles enfermizos que les proyectan en la televisión para que consuman productos decorados con figuras y colores seductores con los que les manipulan sus mentes frágiles.
    En cuanto a los asuntos de abusos sexuales, mucho más grave que los casos asaltos lascivos cometidos por adultos, es el hablarles a una edad tan temprana como la niñez, de asuntos de preferencias sexuales (o sea, de asimilar y entender a la homosexualidad como algo natural) aun antes de que tuvieran siquiera el menor desarrollo erótico ó el que ideas sobre sexualidad hubieran surgido en sus imaginaciones. Tratar de que los niños asimilen los comportamientos homosexuales mucho antes de que siquiera tuvieran ideas del final de unos genitales masculinos y femeninos y de unos senos para con la creación y alimentación de otros seres humanos, es un acto infinitamente más devastador emocionalmente para ellos que lo que pueda serlo la pornografía y la prostitución infantil, la que solo afecta un porcentaje muy mínimo, mientras que las otras manipulaciones emocionales y físicas afectan a la gran mayoría. Si en Cuba tan solo son denunciados ó conocidos el que un 0,09 % de los niños se ven afectados por adultos que los usan sexualmente, pues no es nada grave si consideramos que en los EE.UU el 99,99% de los niños se ven afectados por explotadores comerciales que los usan y manipulan emocionalmente, así como también por la hipocresía y los intereses políticos que buscan satisfacer las demandas histéricas de los grupos de homosexuales y lesbianas.

  • joaquin dijo:

    MAGNÍFICOS CENTROS DE ATENCIÓN PARA LA NIÑEZ Y LA JUVENTUD EN PROBLEMAS, ¿PODRÁ ESTADOS UNIDOS,MOSTRAR ALGO IGUAL?.

  • Carlos Miguel Valdés Sarmientos. dijo:

    Pudiera agregarse la rupulsa que nuestro pueblo siente por estos actos, desde niño recuerdo que los que cometian este tipo de delitos y se conocia debian ser protegidos por la policia de la indignación popular y según me han dicho cuando están en la cárcel son repudiados por los demás reclusos.

  • Mongo dijo:

    Estados Unidos nos quiere presentar ante el mundo como la sociedad mas imperfecta del mundo, pero eso solo sigue el objetivo de su política asesina en contra de esos mismos niños y adolescentes a los cuales pretende tomar de banderas para desprestigiar a cuba, el mundo entero sabe que nada de eso es verdad y por eso anualmente votan a favor de la eliminación del bloqueo que provoca muchas necesidades pero ni eso ha deformado la política del estado y el gobierno respecto a nuestros niños y adolescentes, ellos son para todos los cubanos nuestros mas importantes recursos, porque la gran mayoría se forma en entorno de valores positivos para vivir en sociedad, por eso tanto la mafia anticubana de miami como los traidores internos del país se empeñan en fabricar problemas en nuestra sociedad que no existen, por eso todos los cubanos debemos pronunciarnos en todas las tribunas porque se tomen medidas extremadamente drástica con aquellos que viven en nuestro país y que no se han merecido llamarlos cubanos, esos, el Fariña (El Coco)de seguro su apodo se lo pusieron para eso mismo, para meterle miedo a los niños pq es un tipo extremadamente FEO, la Bertha soler y compañía, debieran estar todos en la carcel o fusilados, a los traidores no se les permite vivir, nunca la historia ha recogido que un traidor viva impunemente a la traición, que nos pasa?, vamos a cambiar principios éticos por levantamiento de un bloqueo que todos sabemos que no lo va a levantar nadie, por caerle bien a ese imperio degradante, asqueroso y vil, no, debemos pedirle a nuestros dirigentes los históricos y los pinos nuevos, que se acabe la impunidad de estos desalmados, que venden a su pueblo tan sufrido por dólares, seria bueno que volvieran a las carceles pero esta vez debemos olvidar donde guardamos las llaves de estos vende patrias y asesinos de conciencia, Abajo la Gusanera, Viva Cuba Libre.

  • Olga Lidia Sandoval Hechavarría(Lidia San) dijo:

    Saludos, realmente no vivimos en una sociedad perfecta como dijera Pablito en su canción, pero si se habla de destinar recursos materiales y humanos para el cuidado de nuestros menores, no llegaremos a le perfección pero nos acercamos. Este es uno de los tantos motivos de vivir en esta Isla, puede que aún tengamos dificultades en muchas cosas quien no ¿cierto? Realmente debemos trabajar en la protección de los animales, en organizar el control y uso racional de los recursos en nuestras entidades estatales, en crear normativas que nos ayuden a desarrollar la economía con más objetividad y participación del Pueblo, darle real utilidad a las normas sobre la protección el medio ambiente, mejorar los viales y acueductos en las ciudades y pueblos, realizar inversiones para el mejoramiento de la infraestructura constructiva de viviendas sobre todo, incrementar la producción de alimentos con proyectos novedosos y rentables, así por arribita. Porque si estamos ganando una batalla tan seria como es alejar a nuestros menores de las calles, de la prostitución, las drogas y otros peligros, se deben crear las condiciones sociales aunque sean las mínimas, para que la situación no se revierta, en este sentido se deben crear además espacios de distracción atractivas y sanas para las familias y de fácil acceso para todos, como los extintos cines 3D que estaban comenzando a contribuir a esta tarea, salas de juegos, parques infantiles, piscinas, etc. Creo que además de ir creando los locales para tratar a los niños y jóvenes con problemas sociales etc., se deben tomar medidas más serías para evitar que lleguen a esos salones. Otra sugerencia porque no se hace un programa televisivo donde podamos ver el trabajo que se realiza en estas instituciones, sería muy bueno ver que hacen realmente nuestros niños en esos locales y como se sienten, porque se ve todo tan hermoso. Lindo día.

  • ppqba dijo:

    Estoy orgulloso de haber crecido en un país donde lo más importante son los niños. No hay nada que no se haga en Cuba para garantizar el futuro de la patria. Para garantizar que los niños sean vacunados y atendidos por el sistema de salud, para garantizar su seguridad, mejorar su entorno de vida. Estoy orgulloso de vivir en el país de las pañoletas donde todos los niños tienen acceso gratuito a la educación, donde se vigila por su correcta nutrición. Estoy orgulloso de mi país.

  • juan de los palotes dijo:

    Este centro demuestra lo que en materia de protección a las niñas y niños víctimas realiza nuestro país. Sin pecar de absolutista, no creo que experiencias similares abunden en el mundo. Creo que esto sirve para demostrar la realidad de Cuba en este terreno. Nuestros enemigos externos y complices internos deberian considerar esta realidad antes de acusar a nuestro país y apoyar calumniosas campañas anticubanas.

  • Joc dijo:

    Aquí el que se mete con los niños la paga…
    Un niño es cosa sagrada en esta revolución y en la sociedad

  • Roy Martinez Pupo dijo:

    orgulloso sin chovinismo de ser cubano y eso lo da entre otras cosas la seguridad de nuestros niños, hace un rato deje a mi hija de 6 años en la escuela, estaba lloviendo y los niños alegres y los padres seguros de que van a aprender y no a fajarse con armas blancas o fusiles como sucede en otros paises no voy a mencionar, todos conocemos de noticias en donde ya se maneja que es mejor que los niños vayan armados por si sucede algo se puedan defender, hasta donde llegara esa sociedad permitiendo eso, curando la violencia con condiciones y actitudes que convocan a mas violencia y por ultimo confiemos que todo lo que estamos convocados a hacer para mejorar es solo para asegurar una sociedad mas cerca de lo perfecto para esos pequeños locos bajitos y reparadores de sueños como guste llamarles.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también