Imprimir
Inicio » Opinión  »

Elecciones en Miami: 7% de participación

| 14
votacion2Por Edmundo García
El martes 5 de noviembre se realizaron en el condado Miami Dade unas elecciones en las que participó el 7% de los votantes, según precisó hoy jueves el Alcalde Tomás Regalado en una entrevista para CNÑ-Latino.
Más bien el martes fue el día señalado para acudir a las urnas, porque en realidad se está votando desde hace rato a través de los discutidos procedimientos de boletas ausentes y votos anticipados, para los que hubo 14 días.
Por el uso fraudulento de las boletas ausentes hay políticos de Miami encarcelados y otros en investigación. Y muchos más bajo cuestionamiento moral de la comunidad, porque ese tipo de fraude se basa en la manipulación de ancianos y personas con impedimentos físicos que no pueden trasladarse hasta los precintos electorales.
Una votación organizada de esta manera la decide la maquinaria. ¿Qué es la maquinaria? Pues un grupo de personas que desde unos meses antes de las elecciones se dedica a dejar mensajes en los teléfonos a favor del político que les paga; que ubica propaganda electoral en los correos de las familias o la entregan de puerta en puerta.
Hay empleados electorales que van a los comedores de personas de bajos recursos a recordarles que tienen alimentos gracias al político de turno que se intenta elegir.
En Miami se sabe que en las semanas previas a las elecciones la comida en esos lugares mejora, que se organizan excursiones y bailes con presencia de los candidatos. Y que cuando llega el momento preciso disponen de una flota de autos y guaguas para trasladar personas a los precintos electorales.
El día de elecciones en Estados Unidos, sobre todo de esas llamadas “especiales”, se aleja cada vez más de aquella democracia de la que hablaban los fundadores de este país, y describía José Martí en sus crónicas neoyorquinas.
Una de las cosas que no se han dicho es que además de esta elección del martes 5 de noviembre, en el año 2013 se han celebrado otras 17 elecciones “especiales” en Miami.
La votación anticipada, dominada por los grandes intereses y la maquinaria política, se ha convertido en determinante. Cuando a las 7 de la noche del martes se cerraron los precintos electorales y comenzó el conteo, a los pocos minutos la comisión electoral del gobierno de Miami Dade lanzó los primeros números parciales y solo en un caso, en el de la elección del alcalde de Homestead (y un poco en el de Miami Beach donde se reclama una segunda vuelta), hubo un cambio respecto a esa arrancada. Horas después los resultados finales coincidían con lo que parece haber resuelto el voto anticipado y ausente.
De lo que prácticamente no se ha hablado en la prensa es que el verdadero protagonista de las recientes elecciones en Miami fue el abstencionismo. Alrededor del 93 % del electorado miamense no participó. Y se inventaban justificaciones como que el día estaba lluvioso o que se había cambiado el horario y en Miami a las personas no les gusta salir de noche.
El alcalde reelecto de Hialeah Carlos Hernández habló en la mañana del miércoles en Radio Mambí, donde estaban sus protectores Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, de su “aplastante” victoria con un 81.21% de los votos. Lo que no dijo Hernández, alcalde de una ciudad de 231,941  habitantes según datos oficiales del 2012, es que ese 81.21% significa solo 14,823 votos, de un pequeño total de 18,253 votos emitidos.
Sin contar que Carlos Hernández no se refiere a la “democracia cualitativa”, a la calidad política de la elección; un proceso que en Hialeah estuvo lleno de comportamientos indebidos y ofensas entre los candidatos. Hasta el punto de que el propio Hernández ha anunciado que en lugar del clásico estrechón de manos entre competidores, va a demandar a su contendiente Julio J. Martínez por la cosas que le dijo durante la campaña.
Quisiera aclararles a los lectores que la “transparencia” estadística de estas elecciones se encuentra afectada por la dispersión de datos en un documento oficial de más de 300 páginas; indexadas en 999 precintos. No obstante, se aprecia en octubre de 2013 un cómputo de 1,279,203 electores registrados en el condado.
Además de los números hay otros indicadores de la baja participación electoral en Miami. La propia Ninoska Lucrecia Pérez Castellón, que defiende el golpe de estado de Batista, el de Pinochet y el de Roberto Micheletti, pero que cree que las elecciones miamenses son un modelo, tuvo que reconocer en la tarde del martes que cuando fue a votar le dijeron que además de ella ese día solo habían votado otras 6 personas.
Pero no crean que en Miami el abstencionismo se considere un problema. Todo lo contrario: aunque todo el mundo aparezca en los medios invitando a votar, para los políticos es una bendición la abstención porque la baja participación facilita los resultados. Por eso lo  primero que se hace es sacar las elecciones de alcaldes  y comisionados locales de los términos presidenciales y de los medios términos, donde acuden más personas. El cálculo es exacto: mientras menos voten con más facilidad se impone la maquinaria; no hay forma de contrarrestarla.
Los llamados servidores públicos, que de lo primero que deberían encargarse es de mejorar los mecanismos de participación democrática, lo que realmente buscan es perpetuar un sistema que mantiene esa participación al mínimo. Un sistema que por supuesto incluye el empleo de una prensa sumisa que también colabora a favor del grupo dominante, que es el que posee el dinero.
El dinero es tan determinante que el candidato Alex Domínguez, que perdió el martes en la disputa  por un puesto en la Comisión de Miami ante Frank Carollo, le confesó a la periodista Melissa Sánchez para un artículo en El Nuevo Herald que: “Es evidente que si uno no acepta dinero de los cabilderos se verá afectado en las elecciones”.
Porque de eso se trata todo, de la cantidad de recaudaciones que es capaz de hacer un político para poner en marcha la maquinaria. No importan mucho sus cualidades cívicas ni su competencia profesional, porque esa lucha a brazo partido por un puesto con un salario de 600 dólares sólo se explica por la cantidad de contratos y negocios que el poder político le permite acometer después.
Yo pregunto a los disidentes turistas que andan por Miami: ¿Es esta democracia la que quieren imponer en Cuba? ¿Es esta corruptela electoral lo que le van a proponer a los cubanos? O van a ser sinceros y contar lo que vieron: que la mayoría de los miamenses no vota, porque la mayoría de los miamenses no confía en la clase política, ni confía en el sistema que la impone.
(Tomado del blog Cuba, la Isla Infinita)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Muy bien Edmundo. No es que yo siempre esté criticando lo que dicen los demás; el problema es que se limitan mucho en lo que dicen. Sí; las elecciones en los EE.UU y en muchos otros países donde se juega con esa cosa que es llamada de democracia, siempre tiene un gran ausentismo a no ser que estén motivas por asuntos raciales ó ilusionistas como fueron las dos últimas elecciones presidencias norteamericanas. Pero vamos a hablar un poco más claro. ¿Desde cuando tú crees que la gente realmente tiene una consciencia política clara en el momento de votar en unas elecciones? Supongamos que en esas elecciones de Miami-Dade hubiera asistido el 100% de las personas con derecho al voto, ¿hubiera significado ello que la inteligencia del pueblo ganó? ¿Desde cuando el que un 99.99% de la gente con capacidad de votar acuda a depositar una boleta ello significa una mejor democracia? ¿Acaso en Corea del Norte existe una mejor democracia por cuanto allí el 100% de sus habitantes lloró desconsoladamente por la muerte del último “queridísimo líder” durante dos semanas? ¿Acaso los saudíes son muy devotos de Mahoma por que se les ve orar dos veces al día? Vamos, Edmundo, abunda un poco más la próxima vez que vayas a criticar sobre algo.

    • cubano-cubano dijo:

      Oiga Sobrino: Hasta donde yo conozco y he visto , como norma las elecciones si reflejan en alguna medida la confianza o no del pueblo , sea por el partido que sea , lo que no presupone que la gente como ud dice , tenga mayor o menor coeficiente de inteligencia , pero si mayor información , mayores o menores expectativas etc,

      En EEUU cuando votaron por Obama , negro y todo , lo hicieron por que le tuvieron más confianza a su programa , a la plataforma que presento por sobre los Republicanos , totalmente desacreditados , pero pasa que en Miami como ejemplo elite del desorden , si ya nadie confía en nadie , es un fraude detrás del otro , políticos presos a diarios por fraudes y robos , en épocas de elecciones o no ( y eso no lo decimos nosotros , ni Edmundo ) en Miami es tanto la degradación moral de sus políticos que la gente ya no va ni a votar , total , saben también , que saldrá el que más trampa haga , el que más haya robado para pagar el fraude,.

      Cuando los saudíes van a rezar , o cualquier otro pueblo , van por un credo , por confianza o apego a una religión ,igual que cuando terroristas se suicidan en ataques , lo hacen por una religión , no razonable , injusta , pero por sus creencias, pienso que nada viene de la nada , todo obedece a algo y desgraciadamente , esa es la democracia que gritan al mundo y la que quieren en imponer a cuba y al mundo , ESE ES EL SISTEMA ELECTORAL MAS JUSTO Y DEMOCRATICO SEGUN ELLOS JAJAJJAJJAJ

    • cavernícola dijo:

      La democracia es un invento de los póliticos; simplemente no existe; no se aplica en ningún lado. Las grandes masas son imposible de satisfacer; porque todos tienes ideas distintas de lo que quieren y lo que piensan. El “poder del pueblo” es la mejor máscara para evitar ver el horror de la humanidad desde los tiempos antiguos: Dominar y tener el control de todos. Solo que ahora todos pueden pensar que tienen el control de algo.

    • Alberto dijo:

      Raúl, “no es que siempre critiques lo que dicen los demás”, pero casi que eso parece. No hay nada que objetar al análisis realizado en el artículo. Un 7% de participación está en el extremo de la desconfianza en los sectores políticos que pugnan por el poder. Se unieron indudablemente el escepticismo de unos y la enajenación de otros. Una sociedad con esa condición tiene más que revisar que otras que ciertamente citas en contrapunteo. Una sociedad que no se interesa en participar es el caldo ideal para que afloren los intereses ocultos de pensamientos de ultraderecha sin que exista la voluntad y el genio que les haga frente. Los años dirán cuanto más se les quita a la libertad de la gente cuando más libertad creen gozar. Todo está en que para entonces no sea demasiado tarde. Me parece oportuno y certero el artículo de Edmundo.

  • IVÁN dijo:

    Lo interesante de todo esto, es que en países como Venezuela, lo que se hace, es sencillamente, pagar el voto; sencillito: “Aquí tienes un cheque por 15000 Bolívares fuertes”, para que arregles tu carrito y puedas brindar mejor servicio y votes por Capriles Radonski” Sin comentarios. Esos son los representantes de la democracia que quieren.

  • IVÁN dijo:

    Creo que el “sofista” lo quiere es que se diga algo, que él no quiso decir. En Miami Dade o en cualquier parte de los EU, va a votar el 7 o el 25 % de los electores, porque sí están conscientes y no creen en su sistema. Nosotros creemos en el nuestro y lo que vale no es el %, sino el apoyo y la conciencia de que nuestro sistema no será perfecto, pero sí es mucho mejor y lo que tenemos es que hacerlo mejor, con una participación mayor en la producción en la crítica, sí, pero en la crítica honesta, limpia, justa y si comparamos, lo nuestro con aquello, no son los % lo que hay que comparar, sino cuánta gente hay por debajo del nivel de pobreza en cada lugar y en EU, nivel de pobreza quiere decir: no gas para calefacción, no casa, no comida y dormis debajo de los puentes. En nuestro país, a pesar de que somos de los pobres, la riqueza es otra, es la de compartir lo que tenemos, poder estudiar, poder atendernos en un consultorio o en un Instituto de Investigaciones. Eso es y un poco más.

  • Carlos dijo:

    Miami y no se sabe hasta cuando está tomada por los continuadores del batistato y el clasico pucherato en la Cuba antes del 1959 y ahí impera la corrupción, entonces. El Sofista da una versión no acabada del fenomeno democracia y tal parece que le duele las verdades de Edmundo, pero son verdades y los cubanos debemos estar siempre alerta a esa inmunda demiocracia que nos quieren vender algunos miameros mal nacidos en Cuba o descendientes de mal nacidos. Considero que nuestra democracia necesita más dosis de ella misma, pero en comparación, no que va, no hay comparación con los pucheratos de ese miami desafortunadamente en manos de una mafia que no la deja respirar, La mafia de miami afecta el medio ambiente, lo contamina de odio y muchas heces más. Bravo Edmundo, sigue combatiendo desde esa trinchera tan peligrosa.

    • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

      En respuesta a tu comentario sobre lo que yo dije arriba, pues voy a abundar un poco más sobre lo que dije en mí critica al artículo de Edmundo, para así dejar saber cual es realmente mi opinión sobre la práctica de hacerse elecciones, así como lo que creo sobre las llamadas democracias. Aunque ya lo he dicho aquí antes varias veces, una vez más –y siempre que tenga otras oportunidades- dejaré saber que la práctica del voto debería limitarse a personas que fueran rigurosamente certificadas –y después de haber pasado un largo examen por escrito.- como aptas para tener poder de votación y así de producir cambios en la política u otras decisiones en los gobiernos. O sea, que solo las personas que pudieran demostrar que tendrían una opinión propia sólida y una consciencias política clara, serian las que tendrían derecho a votar, aun cuando estas no llegaran a formar más del 1% de la población en general. De la misma manera que la medicina, la ingeniería, la educación, la ciencia… no se someten a un voto, sino que las decisiones recaen en los que están capacitados para tomar decisiones en esas materias, así mismo debería ser con las decisiones políticas y o de interés nacional ó poblacional. Son demasiadas las personas que va a votar por votar; unas manipuladas por las demagogias para que hagan quedar bien a sus gobiernos; otras por simpatía con alguien de su misma nacionalidad, grupo étnico ó racial, como suelen ocurrir en los EE.UU, donde los latinos votan por el latino; los negros votan por los negros (aun hasta extremos de restituir mediante el voto al alcalde negro de una gran ciudad norteamericana que fue firmado fumando cocaína crack, restitución que se hizo –después de haber sido despedido- en protesta por creerse que el FBI solo espiaba lo que hacían los políticos negros elegidos al poder), las mujeres votan por las mujeres. O sea, que la competencia no es en lo más mínimo política y mucho menos relacionada a las capacidades reales de los candidatos; de esto es algo que todos sabemos. En cuanto a las llamadas democracias representativas ó de las llamadas democracias participativas, todo es la mima falsa: manipulaciones a las que son sometidas la gente ingenua y poco capacitadas políticamente.
      Por otra parte, las luchas políticas son el producto de un mundo atrasado. Nadie se imagina que en un mundo con seres pensantes que estuvieran viajando por el Universo, también hubiera luchas políticas con diferentes bandos que creyeran tener la razón. Yo no puedo imaginarme que seres provenientes de otro planeta que estuviera a miles de años luz de nosotros, llegaran hasta aquí para hablarnos de las intensas luchas por el poder en el mundo de donde provienen, así como de las grandes diferencias de creencias religiosas y filosóficas que los separan en grupos y naciones. Definitivamente, de un mundo así nosotros no podríamos esperar ninguna respuesta, pues estarían tan atrasados como nosotros en asuntos de relaciones humanas. Es por esto que digo que cuando se va a criticar sobre un tema como el de las elecciones en las “democracias capitalistas” pues se debería de abundar más para evitar el que nos formemos ideas de que quien critica está siendo muy parcial y limitado en sus apuntes.
      En el mundo presente lo más común es que la politiquería esté acaparada por oportunistas corruptos que lo que menos les interesa es el bienestar de la comunidad. Por lo que realmente se compite en las llamadas democracias representativas, es por chances oportunistas entre ellos para enriquecerse, sobre todo en las elecciones locales, en las que siempre buscan ganarse e apoyo de sindicatos u organizaciones de grupos de asalariados muy bien pagados que trabajan para los gobiernos, como lo son los bomberos, la policía y los maestros, a los que siempre complacen con más beneficios y aumentos salariales por tal de ganarse su voto, hasta que llevan al agotamiento y quiebra de los fondos públicos. Mucha es la “comprensión” de los políticos por estos asalariados muy bien pagados, organizados en sindicatos poderosos. Pero muy poca lo es por los que trabajan por el salario mínimo y sin ningún tipo de beneficios sociales.

  • gilberto dijo:

    esperen el paletaso, porque los oportunistas siempre lo dan

    • gilberto dijo:

      caballeroooooos acabaron conmigo, pa-que ponen mi segundo comentario si no era apropiado poner el primero, tampoco asi ,
      me quede como el pato Lucas, la cabeza hablando y walt Disney no le habia pintado el cuerpo…
      bueno, nada

  • armando dijo:

    Saludos:

    Mis felicitaciones a Edmundo por este articulo.

    Estos son los materiales que se necesita para que en Cubadebate “para ganar mas prestigio en la Internet” .

  • jocumo dijo:

    estoy de acuerdo con armando

  • marpacifico dijo:

    Escribo desde el punto de vista revolucionario,, espero se entienda y no me censuren,,, aqui en Cuba se habla mucho de Miami,, la mayoria que lo hace nunca ha estado ahi,, no critico el articulo de Edmundo, me imagino que ese articulo este basado en otro, que alguien publico en otro periodico,, vaya a ver de que tendencia, yo tuve la dicha o la desdicha de visitar esa urbe en el mes de Mayo, con la tension que se vive en ese lugar,, no se la deseo a nadie,, la renta del carro y la renta del apartamento, el pago de la luz,, el agua,, el telefono ,, etc,, etc,, nosotros nos quejamos, pero alli por solo poner nos ejemplos, sino pagas la renta pasado un dia,, tienes que pagar un porciento por encima de la mensualidad,, el segundo y tercero igual,, al cuarto ya tienes la la misma policia que te va a desalojar en la puerta del apartamento o casa donde has dejado de pagar la mensualidad,, con el carro pasa igual,, el 95% de los cubanos que viven alli, tiene los carros sacados a plazo,, cuando dejas de pagar un mes,, la misma policia te localiza y con una grua te llevan el carrro,, estes o no estes presente, nosotros tenemos millones de problemas,, objetivos y subjetivos,, estos ultimo los mas,, pero vivimos tranquilo a pesar de todos esos problemas, solamente, para terminar,, le digo a Edmundo, que alli las elecciones no le interezan a nadie,, que salga el que salga, lo que le interesa a los cubanos de nosotros,, los que se han ido por problemas economicos o entusiasmado por el sueño Americano, es vivir o sea subsustir y ahorrar unos pesitos para mandarselo a la familia de aca,,yo visite el famoso cafe Versallies,, en la centrica famosa calle 8 ,, alli solo se ven algunos vetustos cubanos haciendo pequeñas tertulias, no se de que hablan,, pues ni me acerque a ver que decian,, no me interesaba,, pero dejenme decirle mas, alli el maneger de ese cafe,, es un joven cubano y no habla de politica,, solo se dedica atender a todo cubano que va alli,, y atenderlo muy bien, dicho sea de paso,, al igual que otro establecimiento que visitaba frecuentemente que se llama el Palacio de los Jugos, trato exquisito para cualquier cubano que los visite, en fin para terminar ,, la mayoria de los jovenes (que son bastantes alli emigrados cubanos ) quieren que las relaciones entre nuestros dos paises se normalicen,, esta bueno de cuento por lo incledulos,, esta es la realidad vivida en carne propia,,,que nadie me vaya a sugerir, que porque no me quede,, simplemente el parche antes que el hueco,, porque soy revolucionario y como en Cuba no se vive en ningun lugar del mundo,, esa seria la respuesta..Gracias..

  • rosa dijo:

    gracia por publicar mi comentario como siempre respetando mi expresion

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también