Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Elio Menéndez me ayudó a salir de la olla

| 5

elio menendez-ok

Por Joel García

Contar historias y conversar es el hobby preferido de Elio Menéndez, un periodista que a sus 83 años es capaz de darle una lección de ética periodística al más novato con un cuento de diablos, diabluras y ollas calientes.

Este jueves lo hizo al recibir la Medalla Conmemorativa 50 años de la UPEC. Se sentó en la silla, recordó a sus maestros, a sus colegas de redacción, no de Universidad, y comenzó a narrar, a describir, a dialogar con la sabiduría y la sencillez que solo los grandes hombres pueden hacerlo. Y salió entonces el cuento que heredó como enseñanza de dos diablos que después de una jornada de trabajo intercambiaron sobre lo hecho ese día.

Uno se mostró cansado por la cantidad de personas que tuvo que volver a meter con su tridente en la olla caliente (el infierno) bajo su custodia porque querían salir y desde adentro todos ayudaban a hacerlo. El otro, por el contrario, se quejó de que apenas tuvo labor ese día porque le tocó vigilar una olla caliente de periodistas en la que cuando alguno quería salvarse o escapar, desde adentro otro lo hundía para que no se fuera.

Hasta ahí el cuento. La moraleja vino después. “Pero yo pude escaparme porque mucha gente me salvó, me ayudó, aunque siempre hubo, los menos, que intentaban hundirme. Y el periodismo no debe perder nunca eso, las ganas y el deseo de salvar al otro, de enseñar, de compartir, de aprender, sin que ningún diablo ni olla caliente nos vigile o nos queme”.

Confieso que no lo interrumpí en ese momento por educación. Debí hacerlo para decirles al resto de los colegas en ese mismo instante, sin que mediaran más minutos, que soy uno de los que también Elio ayudó a salir de la olla, cuando por vez primera me enfrenté a cubrir una Vuelta a Cuba y toda su sabiduría, experiencia, datos, anécdotas, amores, pasiones, documentos, reportajes, todos sus sueños sobre el ciclismo, el periodismo de más de 30 años, decidió compartirlo en tardes interminables desde un buró arrinconado en la gran sala de redacción de Juventud Rebelde.

Pero hubiera podido interrumpirlo para recordarle que salir de la olla fue también lo que hizo con su sello peculiar para inmortalizar y prestarnos a muchos de sus colegas sus crónicas y reportajes sobre los rostros humanos del “Búfalo Arencibia”, la Locomotora Vázquez” o el “gran Teo”, capaz de noquear a quien dañara la profesionalidad de uno de los periodistas más conocedores del boxeo cubano y mundial.

La tarde se sumó entonces a la complicidad total. Afuera llovía y el fresco de la brisa parecía darle más cadencia al verbo libre y fuerte de Elio. Siempre lo ha tenido, aunque nunca lo usó para defender que debió ir a unos Juegos Olímpicos, su obra inconclusa e incomprensible; para aplastar a un joven que después de beber sus conocimientos sufría de altanería; o para exigir tiempo a la literatura, pues miles de libros quedan aún en su memoria por escribir, y tal vez nunca se escriban y perdamos todos.

No son estas líneas dictadas por un compromiso. Sí lo son de agradecimiento, felicidad y reconocimiento a un periodista que supo combinar humor, historia, deporte, Revolución y cubanía desde ese andar por la vida reporteril sin misterios ni falsedades.

A quienes no quisieron que Elio saliera de la olla recibieron y reciben hoy la huella íntegra de un periodista, que lejos del rencor o el dolor, creció para contar historias, conversar y darnos una lección de ética con su ejemplo.

Gracias, profe.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • la gimnasta dijo:

    Excelente homenaje a un periodista total. lo leí muchas veces cuando lo hacia sobre boxeo, ciclismo y pelota. Me parece justo que alguien se acordara de él. Gracias cubadebate

  • vicente dijo:

    Honrar !honra!

  • guinero-bayamés dijo:

    TODAVIA RECUERDO AQUELLA SECCIÓN SUYA EN J.REBELDE QUE HABLABA DE LA VIDA DE LOS DEPORTISTA YA RETIRADOS QUE SE LLAMABA QUE HIZO QUE HACE Y DEBIA DE RETOMARSE TRABAJOS COMO ESE PARA SABER SOBRE LA VIDA DE NUESTROS DEPORTISTAS UNA VEZ RETIRADOS.MAESTRO DEL PERIODISMO DEPORTIVO EN CUBA, FELICIDADES MAESTRO POR ESTE RECONOCIMIENTO.

  • El pillo dijo:

    en prensa plana lo mejor de Cuba en mucho tiempo…..saludos…….

  • Fidel Paneque dijo:

    Tremendo este periodista. Por mucho tiempo amigo mio, asi como de Rosita Fornes. Que cada dia tengamos en los jovenes que van saliendo, periodistas tan dignos, e integrales como este profesor.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también