Imprimir
Inicio » Opinión  »

El 82 por ciento de la riqueza mundial está en manos de un 20 por ciento de la población

| 11

Según Naciones Unidas, un 20 por ciento de la población mundial, el equivalente a 1.320 millones de personas, concentra en sus manos el 82 por ciento de la riqueza en el mundo. Mientras, los más pobres, unos mil millones de personas, sobreviven con apenas el 1,4 por ciento de la riqueza mundial.

Los economistas neoliberales toman el PIB (Producto Interior Bruto) como indicador de la riqueza de una economía. Bajo su lógica, cuanto mayor sea el PIB, mayor es el crecimiento de un país.

Pero un país crece cuando su economía total se engrosa con más cifras. Lo que no significa que cumplió su cometido, o sea que imprimió más calidad de vida y de felicidad a su población. El crecimiento tiene que ver con la producción agropecuaria, industrial y la expansión de la red de servicios. Desarrollo implica escolaridad, salud, saneamiento, vivienda, cultura y preservación del medio ambiente.

Alegrarnos por el crecimiento del PIB no significa que el país vaya en la dirección correcta. Vea por ejemplo la China, cuyo PIB es el que más crece en el mundo. Ni por eso nos causa envidia la calidad de vida de su población. Si el despalamiento de la Amazonía —pelada ahora en un 17 por ciento de su área total— aumenta, más se introducirán allí el agronegocio y rebaños inmensos, lo que haría crecer el PIB, así como reducir el equilibrio ambiental y nuestra calidad de vida.

El problema número uno del mundo no es económico, es ético. Perdimos la visión del bien común, de pueblo, de nación, de civilización. El capitalismo nos ha infundido la noción perversa de que la acumulación de riqueza es un derecho y que el consumo de lo superfluo es una necesidad.

Compare estos datos: según la ONU, para facilitar la educación básica a todos los niños del mundo sería preciso invertir, hoy, 6.000 millones de dólares. Y solo en los EEUU gastan cada año en cosméticos 8.000 millones.

El agua y el alcantarillado básico de toda la población mundial quedarían garantizados con una inversión de 9.000 millones de dólares. El consumo de helados por año en Europa representa el desembolso de 11.000 millones de dólares.

Habría salud elemental y buena nutrición de los niños de los países en desarrollo si se invirtieran 13.000 millones de dólares. Pero en EEUU y Europa se gastan cada año en alimentos para perros y gatos 17.000 millones; 50.000 millones en tabaco en Europa; 105.000 millones en bebidas alcohólicas en Europa; 400.000 millones en estupefacientes en todo el mundo; y más de un millón de millones en armas y equipamientos bélicos en el mundo.

El mundo y la crisis que le afecta sí tienen solución. Siempre que los países fueran gobernados por políticos centrados en otros paradigmas que huyan del casino global de la acumulación privada y de la incontenible espiral del lucro. Paradigmas altruistas, centrados en la distribución de la riqueza, en la preservación ambiental y en el compartimiento de los bienes de la Tierra y de los frutos del trabajo humano.

Ponga mucha atención a los candidatos que este año merecerán su voto para alcaldes y concejales. Investigue su pasado para saber con quién se va a comprometer de hecho.

Ah, ¿que a usted no le gusta la política? No sea ingenuo: quien se aparta de la política será gobernado por aquellos a quienes sí les gusta. Precisamente lo que los políticos corruptos desean es que la omisión de usted asegure la perpetuación de ellos en el poder.

http://www.librered.net

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jiobo Zambrano dijo:

    El 80% es el que hace la riqueza, el 20% que no trabaja se apropia gratuitamente de la riqueza. Esto se llama robo descarado.

  • Alfredo Cuni dijo:

    Me gusta su visión de cotejo del desembolso de gastos en chucherías que da que pensar en la forma que tenemos de anteponer a lo absolutamente necesario lo meramente prescindible. En efecto, solemos cerrar los ojos a la sima de la pobreza que se abre ante nosotros porque no nos gusta, en lugar de abrir la posibilidad de cambiarlo. Este 83% de riqueza en manos de un 20% de la población mundial nos habla de un concepto de sociedad donde los bienes materiales de los pobres de espíritu preceden a los bienes culturales, sociales e intelectuales de la sociedad dinamica y vibrante de los países subdesarrollados.

    Mejores saludos desde España a los lectores de Cuba Debate.

  • franklin dijo:

    estoy realmente de acuerdo con el periodista que redacto este articulo de cierta manera uno se ve comprometido en la politica de no ser asi que pasaria si todas las personas del mundo fueran antipoliticos ,realmente fueran esclavos y seres automatas y los mas poderosos hicieran lo que le vinieran en gana ,el mundo todavia cuenta con suficiente recurso para brindarle a todos los seres humanos de este planeta un nivel de vida amplio mientras sea racional ,donde todos puedan vivir una vida comoda ,con una vivienda digna una alimentacion digna,el dia que ocurran estas cosas dejare de soñar ..gracias..

  • jose dijo:

    ..¿bueno, de que riqueza estan hablando? porque si es de riqueza moral, ideologica o espiritual, los cubanos son los millonarios del mundo!!!

  • Manolo dijo:

    EL VIVO VIVE DEL BOBO Y EL BOBO DE SU TRABAJO, ESA ES LA HISTORIA DE LA EGOISTA HUMANIDAD DE LA CUAL FORMAMOS PARTE, NO DUDO QUE AQUI SEA PARECIDO, SABE ALGUIEN LAS CIFRAS??

  • Juan Correa dijo:

    El indicador GINI se utiliza para medir a brecha entre ricos y pobres, DENTRO de cada país.

    Así en China, esta brecha ha ido aumentando peligrosamente, especialmente entre las regiones rurales y del Oeste, comparado con los grandes centros de desarrollo económico en la Costa Este (ver el artículo del Diario del Pueblo [China]: http://spanish.peopledaily.com.cn/31621/7919006.html).

    Indicadores a nivel mundial, los cuales muestran que la inequidad es particularmente grave en las zonas económicamente "no desarrolladas" del Planeta, pueden verse en los cuadros del Banco Mundial
    (aquí: http://data.worldbank.org/indicator/SI.POV.GINI/countries?display=map).

    La superestructura (ética, moral..) responde a la estructura (economía)... y ésta es la que necesita transformarse.

  • Mónica dijo:

    Y cuánto dinero hace falta papa parar el cambio climático y el efecto invernadero? Hay cosas que ni con dinero se compran, si no se logran a base de conciencia, valores éticos y responsabilidad con el momento histórica, pues no se logran. El mundo de hoy hay que revolucionarlo, arrancar desde las raíces la maquinaria capitalista que destruye hoy hasta con los recursos naturales y las condiciones medioambientales que necesitamos para sobrevivir en el planeta.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    El seguir insistiendo en la idea de una mejor distribución de la riqueza quizás sea una de las causas por lo que no hayamos podido llegar a un entendimiento con los poderes que gobiernan al mundo. El problema real no debemos de enfocarlo en una mejor distribución de los bienes de consumo, ya que en esto no parece que lleguen a ceder jamás los que están en una posición más cómoda que les haría muy difícil entender que ellos se tengan que quitar de lo que tienen para dárselo a otros. Una vez que alguien alcanza ciertos acomodamientos materiales y de vida placentera, siempre evitará cuestionar si lo que tiene y está viviendo es ético y moral ó no lo es; incluso, hasta se sentirá en la obligación de protegerle los intereses de los que forman parte de círculo de amistades y familia. Esto es algo que sucede hasta en la misma RPDC, en la que las principales figuras del gobierno gozan de unos privilegios capitalistas a los que son muy difícil renunciar, lo que me hace recordar a un santón hindú que instaba a sus seguidores a vivir en el espíritu y modestamente, mientras que él tenia los dedos llenos de sortijas de diamantes y nada menos que ochenta y siete roll royces para su uso personar. O sea, que si los “idealistas” nos fallan, ¿qué podemos de los no-idealistas? De ahí que debamos cambiar nuestras demandas y dejar de basarnos en números (gastos en comida de gatos y perros, cosméticos, armas, tabaco, bebidas alcohólicas, etc.) que según nuestra visión acabarían con los problemas humanos.
    Lo que nosotros debemos de conseguir es que se definan las obligaciones humanas de trabajo, estableciéndose un orden que nos señale nuestros deberes sociales en nuestra participación como sociedad. Esto es que se establezcan las cosas en las que estemos obligados a cooperar con nuestro esfuerzo, así como las que no estemos obligados a cooperar por no formar parte de nuestros intereses humanos. De manera que si nosotros entendemos que servirle a industrias como la del tabaco va en contra de los interese de la humanidad, pues hemos de tener derecho a oponernos a participar en ella.
    El primer objetivo natural del trabajo debe ser tratar de alcanzar nuestras metas en todo para satisfacer nuestras necesidades según los cambios en la sociedad. Pero antes será necesario definir esas labores que son nuestras necesidades reales para poder vivir en un mundo civilizado, considerando el resto como actividades innecesarias a las que no debemos estar obligados a cooperar con ellas.
    Una vez que la lista de actividades sociales necesarias relacionadas con el trabajo sean definidas y revisadas constantemente, aprobada por ley en la Constitución, ello podría ser nuestra mejor herramienta para cambiar la vida de todo el mundo, forzando a los gobiernos a introducir cambios seguidos por otros cambios con el fin de aplicar y hacer cumplir nuestro derecho humano a ser exclusivamente obligados a servir sólo en lo que se determinara que es necesario para vivir civilizadamente de acuerdo con nuestros principios de humanidad y ética.
    Todas las industrias consideradas destructivas por ser responsables de desperdiciar nuestra energía, recursos, espacio, naturaleza, etc. y que sólo sirven a los intereses particulares de ciertas personas, no deben considerarse como parte de nuestras obligaciones, sino como actividades voluntarias aun cuando se page un sueldo por desempeñarlas. Industrias como la del tabaco, el juego de azar, la moda, el automóvil, la joyería, el lujo, el beneficio basado en especulaciones, etc., no deben ser parte de nuestras obligaciones.
    Considerando que la mayoría de nuestras actividades en el mundo actual son destructivas, la mayoría de las industrias serian incluidas en el grupo de las que no estaríamos obligados a servir, incluso aun cuando no deberíamos de cerrarlas si los interesados pudieran encontrar su propio medio para mantener sus operaciones; lo que no debemos es estar obligado a mantenerlas funcionando debido a la prostitución y el chantaje que nos obliga a servir en ellas con el fin de obtener un salario para pagar nuestras necesidades, lo que claramente es un abuso contra el ser humano.
    ¿Qué pasará si la mayoría de la gente decide oponerse a cooperar con las industrias destructivas, como aquellas que destruyen nuestro entorno para encontrar diamantes, gastando energía y equipo para obtenerlos? El resultado será que probablemente el noventa por ciento (90%) de las industrias tendrán que cerrarse, y millones de obreros pasarían a la inactividad. ¿Entonces, cómo la gente vivirá sin un sueldo? Pues bien. ¿Que economía es más fuerte, la que se destruye a sí misma ó la que deja de destruirse? ¿Necesita Namibia de la extracción de diamantes para con su economía? Sí, por que el sistema que rige en el mundo la fuerza a destruir para adquirir divisas. ¿Necesita Cuba de la producción de tabaco para con su economía? Sí, por que el sistema de economía que rige en el mundo –cual en su mayoría es capitalista- la fuerza a tener que destruir para adquirir divisas. ¿Pero qué si mañana el mundo se uniera en un orden realmente justo, ¿tendríamos que moler las rocas de una montaña para extraer el oro que haya en ellas para así poder adquirir dinero con que pagar por nuestras importaciones? No; ya no tendríamos que hacerlo. Y todo ese desperdicio y destrucción pasarían la historia como recuerdos bochornosos de nuestros grandes adsurdos.
    ¿Qué es el dinero y que crea sus reglas? Si los países del mundo detuvieran la circulación de vehículos particulares y en su lugar crearan un sistema de transporte común (de una manera u otra, se dice que una mitad de la población de los EE.UU trabajan directamente o indirectamente para la industria de automóviles, bien en estaciones de gasolina, lavado de coches, mecánica, chapistería, seguro, garaje, etc.) deteniendo las destrucciones, ¿acaso no nos dice el sentido que vamos a ser más fuertes? ¿Si nos detenemos en nuestra cooperación con las industrias como la moda, que generan una gran destrucción en la creación de ropa y zapatos que pronto terminará en la basura después de tanto trabajo para crearlos en las fábricas, no nos hará ello más fuertes como país? Y un país más fuerte que ya haya alcanzado su meta de abastecer a todos con el mejor refrigerador, el mejor aire acondicionado, lavadora, etc., cerrando las fábricas para detener las producciones, es no es un país con mejor posibilidad de darnos los derechos básicos como alimentos, casa, medicina, educación, entretenimiento, sin obligarnos a la manipulación y chantaje que se deriva del salario? ¿Qué hará el país con el potencial que tenga para abastecer con alimentos, así como para generar electricidad, etc., teniendo a la mayoría de la gente inactiva? ¿Acaso permitirá que los alimentos que echan a perder en los anaqueles? ¿Dejará de producir energía, porque la mayoría no tengan dinero para pagar por ella? De nuevo, ¿qué es el dinero versus «economía»? ¿Necesitamos trabajar en una fábrica que produce juguetes sexuales o baños de oro con el fin de hacer nuestra «economía»? ¿Realmente necesitamos tener un mundo violento con millones de personas ocupadas en la «industria» de seguridad así como policías y guardianes en las cárceles, bancos, etc., así como hacer cerraduras y sistemas de seguridad, para mejorar la "economía “?¿Cual es el verdadero motor de las creaciones de progreso y desarrollo, el dinero o la gente? Supongamos que necesitamos una planta para producir energía, ¿necesitamos dinero o simplemente necesitamos personas con la capacidad de crearla, teniendo en cuenta que tenemos todos los elementos necesarios para montarla? Todas esas preguntas me llevan a una conclusión: el único significado del dinero es para con la manipulación de las personas, separando el derecho adquisitivo de las mismas. O sea, que los que más dinero tienen, tienen a su vez más poder y preferencias para adquirir los “escasos” por los que nos competimos, bien sean los mejores bistecs, langostas, hospedamientos en hoteles, viajes en aviones, vacaciones en los sitios más atractivos del mundo, etc.; unos privilegios que perderían si todo el mundo pudiera hacerlo, teniendo que ponerse en una larga “lista de espera” para ver si llegan a conseguir un turno antes de que mueran; es aquí donde realmente radica la dictadura del salario y la imposición del dinero, además de que también nos pueden usar a su antojo, obligándonos a servirles como sus esclavos, incluso cuando aparentemente nos pagan un buen sueldo.
    Si el salario es removido de nuestro estilo de vida, y ganamos el derecho a vivir bien, independiente de si tenemos dinero o no, será muy difícil a alguien poder utilizarnos, ya que no vamos a estar obligados a servirles para tener una vida con dignidad. Ya no tendríamos que cuidar de sus perros, o a ser sus sirvientes, ó sus cocineros en sus yates privados ó sus mansiones; tendrán que hacerlo por ellos mismos ó tendrían que crear una nueva estrategia para convencer a algunas personas a hacerlo por ellos, lo que será muy difícil. En otras palabras: no tenemos que tomar nada de ellos, excepto que no les daremos ningún derecho para que nos usen y manipulen basados en el chantaje del salario.
    Hay muchas más cosas que decir para comprender plenamente este principio, pero ello requeriría de muchísimas más paginas escritas.

  • katana dijo:

    con el gasto en armas de EEUU sobra para resolver el cambio climatico y de paso la pobresa.

  • lazaro dijo:

    En toda empresa productiva o no,,,,,,,el 20% trabaja y produce el 80% de las ganancias ,,,,,mientras que el 80% de sus trabajadores majasean el dia entero.

    Eso pasa en todos los paises,,,,,,Capitalistas o Socialistas

    Saludos.

  • Clemente Martinez dijo:

    El problema de riqueza y pobreza es ético y de conciencia, desgraciadamente se dice que el ser humano por naturaleza esta preñado de maldad por que con la misma boca que bendice maldice.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Carlos Alberto Libânio Christo. Conocido como Frei Betto. Fraile dominico. conocido internacionalmente como teólogo de la liberación. Autor de 60 libros de diversos géneros literarios -novela, ensayo, policíaco, memorias, infantiles y juveniles, y de tema religioso. En dos acasiones- en 1985 y en el 2005- fue premiado con el Jabuti, el premio literario más importante del país. En 1986 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores. Asesor de movimientos sociales, de las Comunidades Eclesiales de Base y el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra, participa activamente en la vida política del Brasil en los últimos 50 años. Es el autor del libro "Fidel y la Religión".

Vea también