Inicio » Opinión, Deportes  »

Olimpiadas

En este artículo: Eduardo Galeano, Grecia, Olimpiadas
11 agosto 2012 | 8

olimpiadasA los griegos les encantaba matarse entre sí, pero además de la guerra practicaban otros deportes.

Competían en la ciudad de Olimpia, y mientras las olimpíadas ocurrían, los griegos olvidaban sus guerras por un rato.

Todos desnudos: los corredores, los atletas que arrojaban la jabalina y el disco, los que saltaban, boxeaban, luchaban galopaban o competían cantando. Ninguno llevaba zapatillas de marca, ni camisetas de moda, ni nada que no fuera la propia piel brillosa de ungüentos.

Los campeones no recibían medallas. Ganaban una corona de laurel, unas cuantas tinajas de aceite de oliva, el derecho a comer gratis durante toda la vida y el respeto y la admiración de sus vecinos.

El primer campeón, un tal Korebus, se ganaba la vida trabajando de cocinero, y a eso siguió dedicándose. En la olimpíada inaugural, él corrió más que todos sus rivales y más que los temibles vientos del norte.

Las olimpíadas eran ceremonias de identidad compartida. Haciendo deporte, esos cuerpos decían, sin palabras: Nos odiamos, nos peleamos, pero todos somos griegos.

Y así fue durante mil años, hasta que el cristianismo triunfante prohibió estas paganas desnudeces que ofendían al Señor.

En las olimpíadas griegas nunca participaron las mujeres, los esclavos ni los extranjeros.

En la democracia griega, tampoco.

(Tomado de eduardogaleano.org)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • G. Bruno dijo:

    Muy interesante e ilustrativo el aporte del Sr. Galeano sobre las antiguas olimpiadas griegas.

    Me adhiero a la opinión de los expertos en la conducta humana cuando vinculan a ciertos deportes competitivos con un método o vía de liberar la primitiva agresividad física, reprimida parcialmente en un mundo moderno, donde el hombre dispone de toda una gama de instrumentos sofisticados para neutralizar o matar a distancia, deshumanizando al adversario o enemigo sin siquiera tocarlo con sus manos.

    La solidaridad ancestral entre individuos dedicados a la caza de animales salvajes o de guerreros contra bando opuesto se manifiesta claramente en la conducta emocional y hasta violenta de los airados espectadores modernos. No en pocas ocasiones se han visto los estadios deportivos cubiertos de sangre por las numerosas muertes debidas a riñas entre grupos rivales o incontrolables estampidas humanas. Desafortunadamente lo que reside en los genes es muy difícil de reprimir.

    Continuen pues disfrutando de las olimpiadas. Por mi parte solo lamento que la chicas no participen vistiendo solamente la piel conque vinieron al mundo, como respuesta al machismo selectivo conque las reprimieron los antiguos griegos, negandoles participacion.

  • sporty dijo:

    Recomiendo a todos los lectores de Cubadebate este artículo recién aparecido en “El Caimán Barbudo digital”, muy a tono con los tiempos que se viven en el deporte:
    http://www.caimanbarbudo.cu/articulos/2012/08/deporte-ritual-ascetico-ideal-identitario/

    Espero lo disfruten!!!

  • cioran dijo:

    Entonces??? Porque me he quedado…

  • Arístides Lima Castillo dijo:

    Maravilloso lo que escribe Galeano. Como siempre, su genialidad me deja una agradable sensación que permanece imborrable en mi subconsciente y me atrevo a compartirlo con mis amigos. No me canso de leer, en la medida de lo que me llega, el producto de su pluma. Gracias a Cubadebate por obsequiarnos nuevamente a Galeano. No pierdan la costumbre.

  • Rafael Aguilar dijo:

    Interesante lo que apunta Eduardo Galeano, el deporte como una forma mas de disipar la agresividad implicita en la naturaleza humana, siempre he creido que la condcion humana es tal siempre que manifestemos la empatia, la solidaridad, la bondad, el amor altruista por el projimo, desgraciadamente como decia Mario Moreno (Cantinflas) en su pelicula su excelencia: “en vez de obedecer el mandato de amaos los unos a los otros entendimos armaos lo unos contra los otros”, actitudes fomentadas por sistemas economicos como el capìtalismo y doctrinas politicas como el fascismo que prioriza el enriquecimiento del individuo por encima del beneficio de la sociedad, una forma de pensar que motiva a las naciones a oprimir y explotar a otros pueblos, para tal fin se utiliza enormas cantidades de dinero en fabricar mortiferas y aterradoras armas de destruccion masiva, uno de cada cuatro cientificos son destinados a tan aviesos propositos. Habiendo llegado a la edad madura, triste, consciente de la realidad, con la resignacion que da el desengaño, Ruben Dario en su poema los motivos del lobo nos hace conscientes que en el ser humano existe mala levadura.

  • Homo ferus dijo:

    “Las olimpíadas eran ceremonias de identidad compartida. Haciendo deporte, esos cuerpos decían, sin palabras: Nos odiamos, nos peleamos, pero TODOS SOMOS GRIEGOS”

    Señor Galeano: no, “no todos eran griegos”.
    Creo que se le ha olvidado de decir algo importante.

    Porque la primera claúsula para participar
    en las Olimpiadas era ésta:
    “Para participar hay que ser hombre griego libre,
    ni esclavo ni meteco”

    Y nos cuenta Anibal Ponce (en su “Educacion y Lucha de Clases”) que en la “democracia” giega, por cada ciudadano libre (de los que podian participar en las Olimpiadas) habia, por lo menos, dieciocho esclavos y mas de dos metecos (estranjeros y libertos) Y agrega:

    “Para mentener a raya semejante ejercito de esclavos era imposible prescindir de la ‘nobleza en armas’. Al Estado, servidor de ésta nobleza, le interesaba por eso, fundamentalmente, la preparacion física de sus ciudadanos”. (Ciudadanos libres, claro)

    Y de ahi que las Olimpidas cumplian al respecto su especifico fín
    …pero no porque TODOS SOMOS GRIEGOS,
    sino porque esa “nobleza en armas” (de griegos libres)
    tenia que estar fisicamente bien preparada
    para mantener a raya a los esclavos.

    Escribe Anibal Ponce:

    “Tengamos el valor de apartar los mitos…y de econocer al propietario de esclavos y al usurero calculador en esos pretendidos semidioses que discurrian siempre con palabras armoniosas bajo los pórticos de marmol blanco”

    Ese “espiritu olimpico” por el que Puma le pago a Bolt treinta y cinco millones e dolares por cuatro años –por citar un caso entre muchos– podria tener la mismma consistencia significativa que eso que dice Galeano de que “los griegos” –con sus Olimiadas– “olvidaban sus guerras por un rato”, cuando, en realidad, como decimos, era siplemente el adiestramiento fisico-militar
    que el Estado esclavista griego necesitaba para mantener
    bien engrasada a esa “nobleza en armas” que tenia que estar
    preparada en todo momento, con sus ‘coronas de laurel’,
    por si algun ‘Espartaco’ de turno,
    con espiritu ‘no-olímpico’,
    se pudiese alzar contra la ‘democracia’ ateniense.

  • Lázaro Blanco dijo:

    El Sr. Galeano, como otras veces, habla de lo que no conoce bien y repite mitos que nos han llegado a través de la historia, pero que nuevas investigaciones han derribado. Los participantes en las olimpiadas griegas fueron los primeros atletas profesionales de la historia. Sólo ganaban los que podían entrenarse y esos necesitaban que alguien los mantuviera, los alimentara. Así fue, así es y así será. La realidad es la realidad y ningún mito puede cambiarla.

  • Bruno dijo:

    Lazaro Blanco: He leido y reeleido el escrito del Sr Galeano y no veo por ningun lado contradiccion con el tuyo. Le llamas “atletas profesionales”. Galeano los llama atletas tambien. ”

    “Olvidaban matarse entre si por un rato”. Es bien sabido de las innumerables guerras entre los griegos de ciudades diferentes, gobernadas por diferentes reyes.

    Los mejores guerreros eran los que en mejores condiciones fisicas estaban. Y que mejor para ello que entrenarse en el lanzamiento de la jabalina, saltando, boxeando, luchando? No es eso un simulacro de lucha contra adversarios en la batalla?
    Los gladiadores romanos, ciertamente eran esclavos, pero tambien se entrenaban al igual que los griegos, y a los victoriosos se les premiaba con la libertad.

    Desafortunadamente la historia siempre arriba por canales diferentes, ademas de matizada sutil o garrafalmente por las preferencias particulares de quienes la interpretan.

    En fin, no hay que de asombrarse sobre la posible legitimidad dudosa que nos trae la historia contada, inicialmente, por la imaginacion prolifica greco-romana con sus Zeus, Minerva, Mercurio, Venus, Pluto, Baco, Vulcano, Saturno, Adonis, Narciso, Atenea, Atlas, , etc, etc, etc.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Galeano

Eduardo Galeano

Escritor y periodista uruguayo. Es el autor del libro “Las venas abiertas de América Latina”.

Vea también