Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Noam Chomsky: ¿Qué intenciones tiene Irán?

En este artículo: Estados Unidos, Guerra, Irán, Israel, Noam Chomsky
| 10

Noam ChomskyEl número de enero-febrero de la revista Foreign Affairs ofrece un artículo de Matthew Kroenig titulado Tiempo de atacar a Irán; por qué un ataque es la opción menos mala, junto con comentarios sobre otras formas de contener la amenaza iraní.

Los medios resonaron con advertencias sobre un posible ataque israelí contra Irán mientras Estados Unidos vacilaba, manteniendo abierta la opción de la agresión, con lo que sistemáticamente se viola la carta de Naciones Unidas, fundamento del derecho internacional.

Conforme aumentan las tensiones, los escalofriantes ecos de los preparativos para las guerras de Afganistán e Irak están en el aire. La febril retórica de la campaña de las elecciones primarias en Estados Unidos refuerza el resonar de los tambores de guerra.

Se le suelen atribuir a la comunidad internacional -nombre clave de los aliados de Estados Unidos- las preocupaciones por la inminente amenaza de Irán. Los pueblos del mundo, sin embargo, tienden a ver las cosas de otra manera.

Los países no alineados, movimiento de 120 naciones, han apoyado vigorosamente el derecho de Irán a enriquecer uranio, opinión que compartían la mayoría de los estadunidenses (encuestados por WorldPublicOpinion.org) antes de la inmensa ofensiva propagandística lanzada hace dos años.

China y Rusia se oponen a la política de Estados Unidos en Irán, como también India, que anunció que no acataría las sanciones estadunidenses y aumentaría el volumen de su comercio con Irán. Turquía ha seguido una línea similar.
Los europeos consideran a Israel como la mayor amenaza a la paz mundial. En el mundo árabe, Irán no es del agrado de nadie pero sólo una minoría muy pequeña lo considera una amenaza. Más bien, se calcula que Israel y Estados Unidos son las amenazas preminentes. La mayoría piensa que la región sería más segura si Irán tuviera armas nucleares. En Egipto, en vísperas de laprimavera árabe, 90 por ciento tenía esta opinión, de acuerdo con encuestas de la Institución Brookings y Zogby International.

Los comentaristas occidentales han hablado mucho de que los dictadores árabes supuestamente apoyan la posición estadunidense sobre Irán, mientras pasan por alto el hecho de que la gran mayoría de la población está en contra, postura tan reveladora que no necesita comentarios.

En Estados Unidos, algunos observadores también han expresado desde hace tiempo sus preocupaciones por el arsenal nuclear de Israel. El general Lee Butler, ex jefe del comando estratégico de Estados Unidos, declaró que las armas nucleares de Israel eran peligrosas en extremo.

En una publicación del ejército de Estados Unidos, el teniente coronel Warner Farr advirtió que «un objetivo de las armas nucleares israelíes, que no suele decirse pero que es obvio, es ‘utilizarlas’ en Estados Unidos», presuntamente para asegurar un apoyo continuo de Washington a las políticas israelíes.

Una preocupación primordial en estos momentos es que Israel trate de provocar alguna acción de Irán, que a su vez incitara un ataque de Estados Unidos.

Uno de los principales analistas estratégicos de Israel, Zeev Maoz, en Defensa de Tierra Santa, un análisis exhaustivo de la política de seguridad y exterior de Israel, llega a la conclusión de que el saldo de la política nuclear de Israel es decididamente negativo, dañino para la seguridad del Estado. Él más bien insta a Israel a buscar un tratado regional de proscripción de armas de destrucción masiva y crear una zona libre de ellas, como lo pedía ya en 1974 una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En tanto, las sanciones de Occidente contra irán ya están teniendo los efectos acostumbrados, causando escasez de alimentos básicos, no para el clero gobernante sino para la población. No es de extrañar que la valerosa oposición iraní también condene las sanciones.

Las sanciones contra Irán podrían tener el mismo efecto que sus predecesoras contra Iraq, que fueron condenadas por genocidas por los respetables diplomáticos de Naciones Unidas que las administraban y que finalmente renunciaron como una forma de protesta.

En Iraq, las sanciones devastaron a la población y reforzaron a Saddam Hussein, con lo que probablemente le evitaron la suerte corrida por la galería de otros tiranos apoyados por Estados Unidos y Gran Bretaña, dictadores que prosperaron prácticamente hasta el día en que varias revueltas internas los derrocaron.

Existe una discusión poco creíble sobre lo que constituye exactamente la amenaza iraní, aunque tenemos una respuesta autorizada, proporcionada por las fuerzas armadas y los servicios secretos de Estados Unidos. Sus presentaciones ante el Congreso han dejado en claro que Irán no representa ninguna amenaza militar.

Irán tiene una capacidad muy limitada de desplegar sus fuerzas y su doctrina estratégica es defensiva, destinada a disuadir una invasión el tiempo necesario para que la diplomacia haga sentir sus efectos. Si Irán está desarrollando armas nucleares (lo cual todavía no está determinado), eso sería parte de su estrategia de disuasión.

El concepto que tienen los analistas israelíes y estadunidenses serios es expresado claramente por Bruce Riedel, veterano con 30 años de antigüedad en la CIA, quien en enero declaró que si yo fuera un asesor de seguridad nacional iraní, querría tener armas nucleares como factor de disuasión.

Otra acusación que Occidente presenta contra Irán es que la república islámica está tratando de ampliar su influencia en los países vecinos, atacados y ocupados por Estados Unidos y Gran Bretaña, y que apoya la resistencia a la agresión israelí en Líbano y a la ocupación ilegal de territorios palestinos, que cuentan con el apoyo de Estados Unidos. Al igual que su estrategia de disuasión de posibles actos de violencia por parte de países occidentales, se dice que las acciones de Irán son amenazas intolerables para el orden global.

La opinión mundial concuerda con Maoz. Es abrumador el apoyo a la idea de establecer una zona libre de armas de destrucción masiva en el Medio Oriente. Esa zona abarcaría Irán, Israel y, de preferencia, a esas otras dos potencias nucleares que se han negado a ingresar en el tratado de no proliferación nuclear, Pakistán e India, países que, al igual que Israel, desarrollaron sus respectivos programas con ayuda estadunidense.

El apoyo a esta política en la conferencia de revisión del tratado de no proliferación nuclear, en mayo de 2010, fue tan fuerte que Washington se vio obligado a aceptarla formalmente, pero con condiciones: la zona no entraría en efecto antes de lograr un arreglo de paz entre Israel y sus vecinos árabes; el programa de armas nucleares de Israel estaría exento de las inspecciones internacionales; y ningún país (entiéndase Estados Unidos) podría ser obligado a proporcionar información sobre las instalaciones y las actividades nucleares israelíes, ni información relativa a transferencias anteriores de tecnología nuclear a Israel.
En la conferencia de 2010 se convocó a una sesión para mayo de 2012, para avanzar en el establecimiento de la zona libre de armas de destrucción masiva en Medio Oriente.

Sin embargo, con toda la alharaca en torno de Irán, hay muy poca atención a esa opción, que sería la forma más constructiva de manejar las amenazas nucleares en la región: para la comunidad internacional, la amenaza de que Irán alcance la capacidad nuclear; para la mayor parte del mundo, la amenaza planteada por el único Estado de la región que tiene armas nucleares y un largo historial de agresiones y la superpotencia que lo patrocina.

No se puede encontrar ninguna mención al hecho de que Estados Unidos y Gran Bretaña tienen una responsabilidad única de dedicar sus esfuerzos a esa meta. Al tratar de darle una tenue cobertura legal a su invasión de Irak, esos países invocaron la resolución 687 de Naciones Unidas (1991), diciendo que Irak la estaba violando por construir armas de destrucción masiva.

Podemos pasar por alto esa declaración, pero no el hecho de que la resolución explícitamente compromete a los países signatarios a establecer una zona libre de armas de destrucción masiva en el Medio Oriente.
El libro más reciente de Noam Chomsky es Making the Future: Occupations, Interventions, Empire and Resistance, recopilación de sus artículos para The New York Times Syndicate.

* Chomsky es profesor emérito de Lingüística y Filosofía en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Cambridge, Massachusetts.

(Tomado del diario La Jornada)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • juliano siqueira dijo:

    A POSIÇÃO EXPRESSA POR UMA PERSONALIDADE DA DIMENSÃO INTELECTUAL, ÉTICA E POLÍTICA COMO A DE NOAM CHOMSKY, NÃO SE RESUME A UMA SIMPLES OPINIÃO. É UMA SENTENÇA, UM LIBELO, ALGO MERECEDOR DO MAIS PROFUNDO RESPEITO E CONSIDERAÇÃO. CHOMSKY É UMA RESERVA MORAL DA HUMANIDADE, REFERÊNCIA INQUESTIONÁVEL NOS FÓRUNS DA CONSCIÊNCIA, ESTA SIM, SACROSSANTA, DE DEFESA DA PAZ MUNDIAL.

  • Clemente Martinez dijo:

    Mucho Bla,Bla,Bla. Con ese asunto de IRAN. Ya no se sabe que los terrorista universales reconocidos por sus hechos. USA,OTAN,CIA y FBI. Se quieren apoderar de todos los recursos que la tierra posee en cada País utilizando sus invasiones, que solo llevan muerte y destrucción a la humanidad. O sea los terrorista universales Seudo-Democratas; atravez de guerra convencionales y no convencionales quieren robar las riquezas a otros países de la tierra por la fuerzas de las armas o guerra.

  • Juan Félix dijo:

    Admiro a este señor que habla desde «la panza del monstruo»

  • H. LO dijo:

    EL ES UN ESTUDIOSO DE LO QUE SE NOS VIENE. AYUDA MUCHO ESTAR AL DIA CON EL.

  • Rakólnikov dijo:

    Más allá de Irán, resulta curioso ver cómo Al Qaeda ha perdido capacidad operativa, pero sin embargo, ha ganado mucha influencia en la mayor parte de los países musulmanes. Un documental de Al Arabiya sugiere que, tal vez, el nuevo líder de Al Zawahiri entregara a la CIA a Bin Laden. Desde su muerte, todo le ha salido bien a Al Qaeda, a pesar de coincidir frecuentemente en muchas cosas con USA. http://elblogderaskolnikov.blogspot.com/2012/03/la-obra-maestra-de-al-zawahiri.html

  • DR.F.JUAN ÁGUILA-RAMOS dijo:

    EN EL MUNDO.ES

    El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó que EEUU «apoya» a Israel y «no dudará en usar la fuerza», aunque matizó que se habla «demasiado de guerra», algo que sólo beneficia a Irán al subir los precios del petróleo.

    «En las últimas semanas, los debates (sobre una posible guerra contra Irán) han servido al régimen iraní para empujar al alza los precios del petróleo, de los que depende para financiar su programa nuclear», agregó el presidente.

    Obama habló en la conferencia anual del Comité de Acción Política Americano-Israelí (AIPAC), el principal grupo de presión judío en EEUU, en la que la cuestión Iraní copó las intervenciones.

    El presidente reconoció que el régimen de Mahmud Ahmadineyad está sometido a «más presión que nunca» por las sanciones tanto de EEUU como de sus aliados, y vio necesario analizar la efectividad de la última tanda, que entrarán en vigor en julio, antes de dar cualquier paso más.

    Obama quiso subrayar que Irán «todavía está a tiempo de elegir la vía diplomática para resolver la crisis nuclear». «Creo firmemente que todavía hay espacio para la diplomacia (…) EEUU e Israel afirmamos que Irán aún no tiene armas nucleares y estamos muy atentos en el seguimiento de su programa», aseguró.

    Sin embargo, añadió con total claridad que «todas las opciones están sobre la mesa» para impedir que Irán adquiera armas nucleares, incluyendo la «acción militar».

    El presidente quiso subrayar que sólo estaría dispuesto a usar la fuerza cuando las circunstancias lo exijan. «La mía no es una política de contención, sino de prevención de que Irán obtenga armas nucleares», comentó, y añadió: «Ha llegado el momento de hablar con suavidad pero con un garrote en la mano», en referencia a la doctrina del ‘Big Stick’ originada por una frase de Theodore Roosevelt.

    Obama habló ante 13.000 simpatizantes judíos, según la organización, un día antes de la reunión que mantendrá con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien también pronunciará un discurso en el AIPAC el lunes, informa Efe.

    Israel ‘vencerá’
    En la misma conferencia, un poco antes, el presidente de Israel, Simon Peres, afirmó que Irán no tendrá nunca un arma nuclear y que Estados Unidos e Israel comparten el objetivo de detener el programa nuclear de Teherán. Peres destacó que el presidente Obama es un «profundo» aliado de Israel.

    Asimismo, Peres afirmó que Israel «vencerá» si se ve obligada a enfrentarse a Irán, un régimen «diabólico, cruel y moralmente corrupto». «La paz es siempre la opción que potenciaremos, pero si nos vemos obligados a entrar en combate, créanme: venceremos», dijo. Recordó que su país ha luchado en seis guerras en las últimas seis décadas. «Las hemos ganado todas», dijo.

    Peres señaló que Obama ha promovido sanciones económicas y «ha dejado claro que Estados Unidos nunca permitirá que Irán se convierta (en una potencia) nuclear».

    En cuanto a las relaciones con Palestina, se mostró partidario de «una paz basada en una solución de dos estados», que aseguró es de interés «supremo» para Israel. El mandatario señaló que la paz entre Israel y Palestina, «que para nosotros es un sueño, sería una pesadilla para Irán».

  • elvis dijo:

    Se habla mucho de suposiciones sobre Irán, pero a la OTAN no le preocupa que Israel esté armado hasta los dientes y además realice amenazas públicamente. Al pueblo de Israel le toca el papel de exigirle a su gobierno por sus decisiones y recuperar la reputación que le refiere el santo libro.
    Ironías de un concepto mal fundamentado: Si bien no quieren que Irán desarrolle armas nucleares, no queda claro que puedan comprarlas, y así estar a la par de sus vecinos y de sus jueces, lo que pudiera considerarse como justo.
    No obstante, lo ideal es que el mundo pensara más en cómo mantener la paz y preservar el planeta que se nos está deteriorando aceleradamente.

  • CARSO dijo:

    Estoy de acuerdo con Clemente

    Es puro bla bla y bla de lo mismo. Pero como siempre solo veo un solo punto de vista y no hay un analisis neutral.

    creo que hay cosas interesantes que citar

    » Si Irán está desarrollando armas nucleares (lo cual todavía no está determinado), eso sería parte de su estrategia de disuasión.»

    » las sanciones de Occidente contra irán ya están teniendo los efectos acostumbrados, causando escasez de alimentos básicos, no para el clero gobernante sino para la población»

    No se como se puede apoyar a un gobierno que piensa de esa forma. Ese no es un gobierno del pueblo es un gobierno que se sirve del pueblo.

  • juliano siqueira dijo:

    O DR. JUAN É UM FORTE CANDIDATO A AUXILIAR DE SERVIÇOS GERAIS DO DEPARTAMENTO DE ESTADO NORTE-AMERICANO. É BEM POSSÍVEL QUE JÁ ESTEJA COM O CONTRA-CHEQUE PREENCHIDO. NO QUESITO «COMPROMISSO IDEOLÓGICO COM O IMPÉRIO», SUA AVALIAÇÃO CHEGA A 10 (COM ESTRELAS). MARX TINHA RAZÃO: «A PACIÊNCIA É UMA VIRTUDE REVOLUCIONÁRIA».

  • neuris cabrera pujols dijo:

    Haremos la guerra para conseguir la paz o buscaremos la paz para evitar la guerra? Estamos proponiendo una cruzada de paz internacional para evitar los conflictos belicos que atentan contra la paz de nuestros continentes.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también