Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

El monstruo amigo mío

| 9

Tomado de la página oficial de Eduardo Galeano

Yo al principio no lo quería, porque creía que él iba a comerme un pie. Los monstruos son agarradores de mujeres, que se llevan a una mujer en cada hombro, y si son monstruos viejitos, se cansan y tiran a una de las mujeres en la cuneta del camino. Pero este que yo digo, el amigo mío, es un monstruo especial. Nosotros nos entendemos bien, aunque el pobre no sabe hablar y por eso todos le tienen miedo. Este monstruo amigo mío es tan, pero tan grandote, que los gigantes le llegan nada más que hasta el tobillo. Y él nunca agarra mujeres ni nada.

Él vive en el África. En el cielo no vive, porque si estuviera en el cielo, como Dios, se caería. Es demasiado grande para poder vivir por ahí, por el cielo. Hay otros monstruos más chicos que él y entonces viven en el infinito, cerca de donde queda Plutón; o todavía más lejos, allá en el onfinito o en el piranfinito. Pero este monstruo amigo mío no tiene más remedio que vivir en el África.

Dos por tres me visita. A él nadie lo ve pero él puede verlos a todos. Además, se puede convertir en cualquier cosa que quiera. A veces es un cangurito que me salta en la barriga cuando me río o es el espejo que me devuelve la cara cuando me parece que la perdí o es una serpiente disfrazada de lombriz que me hace la guardia en la puerta para que nadie venga y me lleve.

Ahora, hoy, o mañana, el monstruo amigo mío va a aparecer caminando por el mar, convertido en un guerrero que más inmenso no puede ser, y echando fuego por la boca, de un solo soplido va a reventar la cárcel donde lo tienen preso a mi papá y me lo va a traer en la uña del dedo chiquito y me lo va a meter en mi cuarto por la ventana. Yo le voy a decir: «Hola» y él se va a volver al África despacito por el mar. Entonces mi papá va a salir a comprarme caramelos y chocolatines y una nena; y se va a conseguir un caballo de verdad y vamos a salir al galope por la tierra. Yo agarrado de la cola del caballo al galope, lejos. Y cuando mi papá sea chiquito, después, cuando mi papá sea chiquito, yo le voy a contar las historias del monstruo amigo mío que vino del África para que mi papá se duerma cuando llegue la noche.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • gabriel garcia dijo:

    compañero Eduardo, permitaseme llamarle compañero, quiero comentarle que me siento muy feliz de poder estar en la habana para poder contar con la posibilidad de poder verle cuando se presente en casa de las americas este lunes(mañana), y aunque se que esto`puede que no lo lea, le quiero compartir que soy un fiel lector de sus escritos por cubadeate y de sus libros q1ue cada que puedo y aumque no he conseguido muchos, cada que puedo lo leo y me siento feliz, y me siento cada dia mas convencido de querer tomar y darle al mundo con ayuda de estos hermanos mios comvbatientes del resto de la tierra, la gran aspirina del tamaño del sol que es el Socialismo, como dijera Roque Dalton: ¨El que supo callar¨.Saludos desde la Escuela Latinoamericana de Medicina en La Habana y sepa que nos gustaria mucho conocerle de manera mas personal.

  • Harold dijo:

    Leyendo al camarada del comentario 1 (Gabriel Garcia),me convenzo cada vez mas de la saturacion del castellano mexicano,»tan holgazan» y permeado de deformaciones de significado…Asi que CADA QUE PUEDO,,NO,,sin duda las peliculas mexicanas,o las de Hollywood,dobladas por voces aztecas,nos deben dar mucho CORAJE,y hasta quizas irnos de REVERSA,como todo PROFESIONISTA,que se respeta,eso solo hablando de anglicismos y contenido semantico EXTERNADO de manera muy peculiar y local….Por ello cada VEZ que puedo,trato de lanzar la alerta linguistica,en memoria de los que tuvieron el CORAJE,de no dar MARCHA ATRAS,ante LOS PROFESIONALES de la transculturacion.Admiro la obra toda de Galeano y espero que algun dia se promuncie sobre esta tematica que es un trabajo de zapa consciente que se hace en contra del castellano en latinoamerica.

    • Luis Fernando dijo:

      ¡Cuidado, policía de la lengua! Mi estimadísimo Harold (dos comentarios abajo), le agradecemos todos los latinoamericanos su fiel vigilancia lingüística en contra de ese castellano mexicano que tanto mal nos hace ya que todos los demás lo hablamos con notoria «pureza». ¡Qué haríamos sin usted!

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Excelente.Nos haría falta este monstruo y almas como las de ese niño(a) para enderezar este mundo nuestro.

  • George Rosales Curbelo dijo:

    Gracias por el placer de leerlo. No deje de escribir y no dejaremos de crecer.

  • aracelis dijo:

    Qué lindo EDUARDO, sencillamente qué lindo

  • Violeta dijo:

    Es precioso creo que merecemeos leer más de esto.
    Muchas gracias

  • dexter dijo:

    genial desde hace un tiempo no leia algo asi tan sencillo y profundo. GRACIAS por el regalo

  • JESUS R. -PERÚ- dijo:

    Un monstruo bien gigante… ¿quien o que será?

    Un monstruo bien gigante que vive en África… ¿en que parte de África será?

    Un monstruo gigante amigo que no habla y que se convierte en cualquier cosa para alegraros o cuidarnos.

    Un gigante que, rescatándolo con el fuego emanado de su boca, trae al papá preso para alegría del niño.

    Un papá convertido en chiquito, que finalmente escuchará las historias del monstruo gigante amigo que vive en el África, que no puede estar en el cielo y que es amigo, para que papá chiquito pueda dormir cuando llegue la noche.

    Bueno… solo pude casi repetir esta pequeña historia hecha para niños y adultos convertidos en chiquitos.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Galeano

Eduardo Galeano

Escritor y periodista uruguayo. Es el autor del libro «Las venas abiertas de América Latina».

Vea también