Imprimir
Inicio » Opinión  »

En Estados Unidos hay dos países

| 6

Por Manuel E. Yepe

A mediados del siglo XIX, el partido republicano, representante de los intereses del naciente capital industrial del norte, ganó la batalla militar contra el partido demócrata sureño, representante y defensor de la plantación esclavista y de la propia esclavitud.

Sin embargo, las instituciones sureñas -incluyendo su sistema religioso que justificaba la esclavitud y que definía al blanco como ser social superior – no desaparecieron. La derrota sufrida por el sur caló hondamente en la sociedad sureña que, desde entonces, vio al norte como extranjerizante, secularizante y foráneo: un enemigo al que había que combatir. La guerra civil, que para el norte terminó en 1865, solo comenzaba para el sur.

Lo anterior es una apreciación de Nelson P. Valdés, intelectual cubano radicado en Estados Unidos hace cuatro décadas en entrevista que le hice por correo electrónico.

Según este profesor, experto en asuntos históricos de EE.UU. quien hasta su reciente retiro, se desempeñó como profesor de la Universidad de Nuevo México, el asesinato de Abraham Lincoln por un sureño en 1865 significó el primer cuestionamiento del poder de los norteños. Y tal situación se ha mantenido hasta estos días.

El sur, desde entonces, se ha visto discriminado por el poder del norte. A medida que se fue extinguiendo la granja familiar o “family farm” (reemplazada por el negocio agrario o “agribusiness”), esos granjeros desplazados que se oponían al nuevo capitalismo -que pagando bajos sueldos a mejicanos hacía imposible que los granjeros prosperaran- se aliaron a los sureños.

En el sur se desarrolló un nacionalismo sureño contrario al norte. Si se piensa en Estados Unidos como una sola nación, esto puede no ser percibido. Pero es que en realidad son dos naciones con dinámicas diferentes, enfatiza el profesor Nelson P. Valdés.

Los del sur eran librecambistas o “free traders” porque la plantación en el sur dependía de la exportación de algodón a Europa. Los del norte, que se industrializaba, eran proteccionistas, influidos por una ideología de trabajo por cuenta propia orientada a depender de la labor de los  granjeros en el campo, con o sin esclavos.

En el sur, que geográficamente se extiende en la costa este hasta Virginia y llega a las puertas de Washington, dominaba la plantación.

La derrota militar del sur no fue la derrota de las instituciones del sur, ni tampoco de la ideología. El norte sería industrializado y con el tiempo (hoy) depende de las finanzas, los bancos y las hipotecas – ya que las industrias desaparecieron al ser exportadas al tercer mundo. El sur, por otro lado, continuó siendo agrícola hasta la década de 1920 cuando comenzó la extracción en grande del petróleo en Texas, Luisiana y Alabama. Por tanto, será en el sur que, poco a poco, se desarrolle el poderoso grupo de poder petrolero.

En el sur, donde los blancos eran mayoritariamente pobres pero se veían superiores a los esclavos, surgió en 1867 el Ku Klux Klan, cuya función era mantener de facto aquello que la ley prohibía. Se mantuvo la prohibición del voto a los negros y solo a raíz de una nueva intervención del norte con tropas federales un siglo más tarde, se legalizaron los derechos civiles de los negros.

La ideología nacionalista y conservadora se funde en el sur con la tradición de identifición con el pasado. ¡Después de todo, los “founding fathers” (padres fundadores) reconocieron la esclavitud y no la cuestionaron! La Constitución original permitía la esclavitud.

El aspecto religioso no debe ser ignorado. La ideología de la revancha está basada en la religión de los bautistas sureños (Southern Baptists o Calvinistas). Dios escoge a un grupo en particular y, para los sureños, ellos son el pueblo escogido – contra los norteños. Perdieron la guerra civil porque Dios los estaba probando. La expansión del país  antes y después de la guerra civil es protagonizada por sureños. Y lo mismo sucede en estados fronterizos con Canadá – donde se une una tradición luterana del norte de Europa con actitudes racistas. También muchos sureños se fueron para Alaska. El estado de Utah, está poblado por mormones, teología racista con bases sureñas provenientes de esa tradición derechista de Arizona.

Grupos étnicos y de negros han sido influenciados por esta ideología mediante el “prosperity gospel” o evangelio de la prosperidad y la seguridad en que enfatiza este movimiento desde el siglo XIX.

El presidente Barack Obama representa, según la óptica sureña, a los intereses del norte. Es norteño (de Chicago), negro y aliado del mundo de las finanzas – los tres elementos que unen a la derecha sureña contra el norte.

Considera el profesor Nelson P. Valdés que los puntos de vista de estos dos polos de la política de EEUU acerca de las relaciones con Cuba hay que verlos a partir del hecho de que, los sureños son conservadores  y por ello opuestos, hasta el odio, a las ideas políticas progresistas. Por su parte, a los demócratas del norte no les interesa gastar capital político en el tema Cuba. Esto hace que sea este un “non issue” o tema nulo en los marcos de esta situación nacional.

Además, “los gobernantes cubanos no han comprendido que existen dos países en Estados Unidos, con dos políticas exteriores”.

Cuando en Norteamérica se habla, sobre todo en períodos de elecciones, de estados azules y rojos se están refiriendo a dos naciones. Y, para el profesor Nelson P. Valdés, la que está creciendo es la sureña.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Complejo pero cierto.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Hay que aprender Historia, pero a mi mente vienen los seres humanos que han poblado a todo el planeta. Las conquitas que ha realizado EE.UU. y las guerras que ha llevado a todo el mundo y todos esos marines, artilleros, infantes, aviadores; todos han vestido el mismo uniforme y han actuado bajo la misma bandera.

    La historia del pensamiento americano del norte une tan disímiles pensamientos y teorías que va empacando en un solo fardo de todo cuanto en filosofía, economía y política ha creado a los EE.UU. como centro imperial del mundo.

    Así como no se encuentra una gran diferencia entre un democrata y un republicano, porque al fin son lobos de la misma camada y su alternancia en el poder no es sino cuestión de política para levantar al estdo multinacional que representa la mayor de las creaciones en economía y política en el mundo.

    Fue en EE.UU. donde se materializó la creacion sublime del la fusión de los monopolios y el Estado, de donde sacó V. Ilich Lenin muchas de las teorías que luego puso en sus obras que vinieron como a ser el completamiento de las teoría políticas descubiertas por Marx y Engels.

    En el Sur se concinó la intervención de EE.UU. en la Guerra Hispano-cubano-americana, que muchos llaman solamente ispano-americana,porque para los imperialistas Cuba no cantaba para nada y no la invitaron a la capitulación en París, calificada como la primera guerra imperialista del universo y donde comenzó el despliegue del imperio como sistema mundial.

    La unidad de los norteamericanos es algo ya , a mi modo de ver, indiscutible, son una nación, incluyendo a los normexicanos (norteamericanos que puebla con idioma y todo los estados de California, Nuevo México, Texa) con millones de adaptados y en estos estados del sur que se mientan como un posible estado que presiona al otro en todos los sentidos, tambien figuran afroamericanos por cantidades enormes. Una de los afroamericanos es Condolisa Rice, la ex secretaria de Estado de Bush.

    La nación americana sufre de convulsiones sociales hoy y se está cocinando dentro de ella una nación macho más ligrosa que las que se mientan y en dos direcciones, veamos cual es la que logra imponerse: la una es esa nación de los ricos que pueblan y son dueños de todo lo que brilla y vale en todos los estados y territorios de la Unión Americana, los ricos van desde blancos con certificado de semita hasta negros que se puede certificar sin cruce etnico, indisos y asíaticos y otra enorme gana que son conocidos como ricos y pudientes y patrones por en cima de todo; la otra la de los trabajadores, cuya gama se multiplica y va desde los creadores de las maravillas tecno-científicas hasta los que hacen braceros en los muelles o se alquilan en el ejército o la marina para invadir países con una paga superior y comprados como aquellos africanos que vinieron encadenados en los barcos negresos en el siglo XIX, con la diferencia que a estos les hacen creer que son patriotas.

    La nación Americana está por nacer y va a nacer precisamente de las diferencias, de la multiplicidad de razas, de intereses, de creencias y de desarrollo.

    Es innegable hoy que existen ricos y poderosos de todas las razas, como que existen trabajadores y luchadores también de todas las razas y que todas las razas comparten cultura y talento dentro de la unión y tambíén comparten diferencias.

    Las luchas de contrarios también opera en lo social y de las gamas herogeneas y la diversidad deberá salir un pueblo que tiene en su seno: negros, latinos, europeos, asíaticos, indoamericanos, indios, turcos, musulmanes, etc. Los hombres piensan, según los entendidos, de acuerdo a como viven.

    Yo que nunca he pisado el suelo de los EE.UU. y que ni siquiera sueño con pisarlo, pienso más bien que es un publo lleno de incertidumbres pero en el que se ha hospedado el capitalismo más desarrollado y ha dado lugar a que en ese pueblo existan tanto defectos como virtudes en cantidad demencial y que en la lucha de contrarios, por regla general vencen las virtudes y de ser así: Uno de los pueblos con mayor potencialidad para emerger como potencial humano realizado y con todas las de ganar, es el pueblo tanto del sur como del norte de los Estados Unidos y que, según ha tenido creencias que lo apartan tiene suficientes posibilidades humanas para iniciar un proceso regresivo que lo haga marchar más temprano que tarde a la anguardia.

    Hay que poner tanta desconfianza en el imperio, como tanta confianza en el pueblo.

    Un día escuche que Liconl había dicho que: Se puede engañar a a todo el pueblo una parte del tiempo, que se puede engañar a una parte del pueblo todo el tiempo, pero que no se puede engañar al pueblo todo el tiempo.

    El que no tenga confianza en los pueblos, que al fin y al cabo son quienes portan la inteligencia para las revoluciones, no podrá ver en ellos más que las manchas.

    Creo, sin habe estado, allí que hay tanta grandesa en un hombre nonrado y trabajador sureño como en uno del norte de los EE.UU. Si bien muchas doctrinas de interés imperial se han conjugdo en EE.UU., pero creo también que un día Primero de Mayo nació como día mundial de los trabajadores porque en ese territorio inmigrantes que ya eran norteamericanos ofrecieron sus vidas y lucharon hasta la muerte y que si se registra la Historia de los EE.UU. se va a obtener como resultado que van a encontrarse altruismo que salvan a la norteña nación y la levantan.

    Confianza en el pueblo del norte y del sur. Un corazón para los que desde cualquiera de los confines de la unión americana sea partidario del bien humano y comparta estas ideas.

    Invito, sin otras pretenciones, al columnista y a sus fuentes a revisar y no me opongo a sus conclusiones, pero tengo las mías.

  • Argimiro dijo:

    Olimpo, le felicito:tiene usted siempre un comentario, aunque laconico sea. Vale, curioso.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Gracias Argimiro, la informacion en estos tiempos es para la mente, como el CD4 (T helper) para el sistema inmunologico

  • Arturo Ramos dijo:

    Me identifico más con el comentario del forista Luis M. Domínguez Batista, que con el artículo.
    A veces lo que hace a un estado norteamericano rojo o azul, son unos pocos miles de votos de diferencia entre un porciento que a veces es inferior a la mitad de la población con derecho al voto. Se sabe además que muchos de los votantes por un candidato o por otro lo hacen sin la mas mínima convicción política, sino que son víctima del gancho publicitario mas efectivo (estos son millones)
    Me pregunto de qué color serán los millones que no votan.
    …El que no tenga confianza en los pueblos, que al fin y al cabo son quienes portan la inteligencia para las revoluciones, no podrá ver en ellos más que las manchas…
    El criterio del ex profesor universitario consultado por el autor de este artículo deja fuera varias variables.

  • mario dijo:

    la esclavitud existe desde el genesis mismo del hombre. se ocupo hasta en epocas recientes en muchos lugares del planeta.
    en la antiguedad cuando un pueblo era vencedor en una conflagracion esclavizaba al vencido.y esto era mas la regla que la excepcion.
    la humanidad ha en parte erradicado esta lacra de la humanidad por cruel.todavia existe en forma de la trata de blancas y la explotacion del hombre por el hombre del capitalismo desbocado.
    las jerarquias raciales no existen.pues a medida que el mundo a girado y se le han dado oprtunidades y educacion individuos tan disimiles fenotipicamente como un keniano o un japones estos han sobresalido.
    pero señor yepe,no olvide que casi el 70 % de la poblacion de ee uu es caucasica, y fueron estos quienes con su creatividad , agudeza, ingenio, industria y tezon construyeron un pais donde no existia nada.y no tienen que avergonzarse de ser blancos. mas bien lo contrario.las constantes protestas y lloriqueos de etnias minoritarias han sensibilizado tanto a eeuu y al mundo que hoy cualquier manifestacion de orgullo blanco es tachado de racista.
    tambien esta el tema de la segregacion.es un instinto natural del hombre recogerse, acentuando sus diferencias con extraños pues de esa forma sobreviviran sus tradiciones, cultura ,lengua ,etc.no es negativo que los blancos en norteamerica se segregen .alejando el peligro de desaparecer en un amalgama genetica irreconocible.
    la guerra fraticida de secesion fue superada y actualmente los caucasicos norteamericanos se reconocen como hermanos.porque no sis se estarian mirando en un espejo?

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel E. Yepe

Manuel E. Yepe

Periodista cubano, especializado en temas de política internacional.

Vea también