Imprimir
Inicio » Opinión  »

Los Secretos de Blackwater

| 2

Por Eva Golinger

En grabaciones secretas obtenidas ésta semana por el investigador estadounidense Jeremy Scahill, el presidente de la conocida empresa de mercenarios, Blackwater, reveló planes para ejecutar guerras clandestinas en varios países del mundo.

En las grabaciones, Erik Prince, fundador y presidente de Blackwater, (ahora conocido como “Xe”), explicaba que Blackwater enviaría mercenarios armados, contratados por el gobierno de EEUU, para luchar contra “terroristas” en Nigeria, Yémen, Somalia y Arabia Saudita. Específicamente, el objectivo de esas misiones sería combatir la influencia de Irán en la región, confirmó Prince en sus declaraciones.

Según Scahill, Prince también reveló información sobre las operaciones clandestinas que Blackwater está actualmente conduciendo a través de cuatro bases de “operaciones de avanzada” controladas por la empresa contratista en Afganistán. “Nosotros construimos cuatro bases militares, las equipamos y las manejamos”, dijo Prince, explicando que están ubicadas en las zonas norte, sur, este y oeste de Afganistán. Una de las cuatro bases operadas por Blackwater, FOB Lonestar, está justamente a menos de 10 kilómetros de la frontera con Pakistán. “¿Quién más ha construido una base de operaciones de avanzada cerca a la ruta de infiltración del Talibán?” preguntó Prince, orgulloso de sus operaciones.

Permitir a una empresa privada operar “bases militares” en un país extranjera en el contexto de una guerra está en plena violación del Convenio de Ginebra y las leyes internacionales que regulan a los conflictos armados. No obstante, Washington no ha suspendido las operaciones. Hasta la fecha, las agencias de Washington han hecho contratos por encima de los dos mil millones de dólares con Blackwater, desde el 2002.

El presidente de Blackwater también mencionó su trabajo en Pakistán, lo cual desmiente la línea oficial de Washington sobre su supuesta ausencia en el país asiático. Prince admitió que Blackwater está realizando operaciones secretas dentro de Pakistán, financiadas por el Pentágono y la CIA, como parte de la “guerra contra el terrorismo”.

En cuanto a Irán, Prince reveló que Blackwater está activamente ejecutando un plan “maestro” para organizar una rebelión Shia en la región. “No van a poder lograr resolver el problema (de Irán) con unos soldados uniformados. Es demasiado sensible. El sector privado puede operar allá con huellas casi invisibles”, dijo Prince, agregando que el uso de contratistas privados para conducir esas operaciones contra Irán sería mucho más económico que una guerra tradicional.

Amércia Latina

Desde el 2004, Washington también ha mantenido un contrato con Blackwater y otras empresas contratistas para el uso de 500 mercenarios “latinos” (o que hablan español) que están permanentemente preparados para ejecutar acciones clandestinas en América Latina. De estos 500 mercenarios, un equipo está específicamente dedicado a Cuba y forma parte de los esfuerzos de Washington para promover un “cambio de régimen” y una “transición” en la isla caribeña.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Compay Alonso dijo:

    Querida Eva:

    Como un simple cubano que lee quisiera comentar que es realmente muy ilustrativo su artículo acerca de las relaciones entre BlackWater, como muestra de las empresas mercenarias, (lease contratistas) y la política exterior del imperio, ¿quien puede dudar que pertenecen y responden al mismo grupo de poder? al cual se subordinan a su vez una gran cantidad de políticos en virtud de las contribuciones hechas para las elecciones y otros gastos públicos y privados de los mismos.

    Se evidencia así mismo en tu trabajo una real tendencia actual de la política agresiva estadounidense a “mercenarizar” sus fuerzas armadas y el fomento de verdaderos ejercitos paralelos que tienen la ventaja de no hacer responder al gobierno por crimenes de guerra ni significarían en el futuro una gran oposición de la opinión pública norteamericana a las acciones militares en otros paises, al no resultar evidentes las bajas por muerte de ciudadanos norteamericanos en esos “oscuros lugares del mundo”, concepción indiscutiblemente racista y fascista. Por demas no es privativo de este imperio el uso desproporcionado y descontrolado de mercenarios, sino fue un elemento indicador del inicio de la decadencia de todos los imperios y grandes estados que con anterioridad dominaron, cada uno en su momento, la sociedad humana.

    En este sentido ya podemos ver la toma de decisiones y misiones (que en otro momento eran un área exclusiva de las fuerzas armadas de cualquier país en conflicto) por estas empresas que gastan el dinero del contribuyente norteamericano para llevar la muerte en nombre de la libertad (de explotar) hasta los paises y personas que no se alinean a la idea dominatoria y predatoria que trazan los grupos de poder norteamericanos.

    Contra Irán, la guerra encubierta forma parte del plan estratégico de dominio regional del mismo grupo que impulsó las guerras de Afganistán e Irak y que no ha perdido un apice de fuerza ni influencia sino que se ha vuelto mas peligroso, en cuanto menos evidente, en la actual administración.

    Por ultimo agradecemos los cubanos, y latinoamericanos en general, su denuncia por los equipos de mercenarios hispanoablantes (que no latinos ni hispanos dada su actitud) y le expresamos sin ninguna reserva que no nos quitan el sueño, que ya hemos combatido contra mercenarios y asalariados del imperio, de todas clases y con todo tipo de preparación y equipamiento y que cuba no es Irak y si los envían, y alguno de ellos padece de una enfermedad mental que le impida tener conciencia del peligro que corre, que venga.

    Suyo sinceramente.

    Compay Alonso

  • F.JUAN AGUILA dijo:

    SE HA ESCRITO BASTANTE SOBRE LAS HISTORIAS DE “MARCENARIOS”

    Hemos comentado sobre Blackwater en cuanto a las estafas al Gobierno de los Estados Unidos en estas Guerras, y hay otras como la Asociación Interamericana de Operaciones de Paz (que algunas “plazas o contratas” ha arrebatado a la primera)

    El despliegue de Fuerzas que ha sido realizado parece que no será nunca suficiente; pero los “Mercenarios” tampoco porque cada vez son más los países donde Al Qaeda ha llegado para quedarse.

    Ya no son solo IRAK, AFGANISTÁN, PAKISTÁN, YÉMEN, sino también SOMALIA, ARABIA SAUDITA, NIGERIA, MAURITANIA, MARRUECOS (Caso especial, he dicho muchas veces para un futuro Yemen, hace pocas semanas detuvieron algunos miembros, según sus prensa), MALI
    RUSIA y CHINA

    La frontera Indo-Pakistaní (Cachemira) es una zona tentadora, como lo puede ser Argelia, Filipinas, y así cada vez son más los países donde toma asiento.

    He escuchado que algunos periodistas o catedráticos dicen que Al Qaeda está, como se diría vulgarmente, “En horas bajas”

    En algunos países como Mali, hay negocio de “Narcotráfico” por medio y todo parece indicar que existen aunque algunas las autoridades lo nieguen.

    O sea que parece que los “Mercenarios” seguirán haciendo de la Guerra contra Al Qaeda un suculento negocio, excepto en Marruecos, Rusia y China, sobre todo estos dos últimos donde Estados Unidos no tiene nada que ir a buscar.

    Aunque Rusia tiene graves problemas con algunas regiones intentan arreglárselas individualmente, a pesar de que los atentados no son pocos y de una magnitud terrible.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eva Golinger

Eva Golinger

Escritora estadounidense radicada en Venezuela. Es autora de “El código Chávez”.

Vea también